Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 00:57 por Neilo65

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 00:53 por Neilo65

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Ayer a las 15:29 por Neilo65

» Joven español asesinado de una paliza.
Ayer a las 15:18 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Ayer a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Ayer a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Ayer a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Mar Mar 28 2017, 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Mar Mar 28 2017, 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Mar Mar 28 2017, 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Mar Mar 28 2017, 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Mar Mar 28 2017, 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Mar Mar 28 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Mar Mar 28 2017, 09:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Mar Mar 28 2017, 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Mar Mar 28 2017, 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Mar Mar 28 2017, 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Mar Mar 28 2017, 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Mar Mar 28 2017, 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun Mar 20 2017, 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun Mar 20 2017, 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun Mar 20 2017, 16:43 por Juanma_Breda

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Vengo a hablaros de España

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vengo a hablaros de España

Mensaje por centinela de occidente el Miér Feb 03 2016, 15:13

Vengo a hablaros de España. De esta España que, a pesar de los esfuerzos dialécticos de nuestra casta politica o gobierno oficial de turno, nada tiene de nueva. Diríase que la novedad de hoy es lo que anteayer resultaba enfermo, viejo y caduco. Lo que había quedado arrumbado en la trastienda de la Historia. Lo que servia como indicativo o referencia para establecer la comparación necesaria y saber si íbamos por el camino recto de un futuro mejor o habíamos caído en el ensimismamiento o en la abulia, en la pereza o en la fatiga, en el olvido o la traición. 

Muchos progresistas de ahora,algunos con un rancio olor totalitario o con su insufrible abolengo inquisidor e intransigente, se apresuran a buscar un falso entendimiento en una España que, en cierto modo, vive en ruina moral y física. En una España que ha arriado su legítimo y soberano orgullo y se ha convertido en un pueblo menesteroso que mendiga de Cancillería en Cancillería el entendimiento y el perdón ajenos; de una España que asiste al derrumbamiento de sus viejos timbres de gloría y en la que es fácil contemplar la comisión de todo despropósito o arbitrariedad.


Ahora que el tiempo es ya clarificador, aunque seguimos enturbiados,intoxicados por la toxica cortina de humo espesa e irrespirable que se incesantemente siguen alimentando los mismos desde hace 40 años.
El momento histórico en que nos ha tocado nacer, se caracteriza por su aire espeso, una atmósfera casi irrespirable para los pulmones de los Españoles sanos que aún se mantienen de pie, fieles a su origenes, leales al España a su Tierra, y a la voz invisible de sus muertos y antepasados sobres los que otros han escupido miserablemente.
Fieles a si mismos y a sus compatriotas , así erguidos vemos a nuestro alrededor como todo se derrumba, degenera y corrompe. La tradición, el amor a la Patria, los valores elevados, la familia y el matrimonio, todo ha sido subvertido. Por debajo, los hombres son alienados los unos contra los otros por arriba, son alejados de lo trascendente e incluso de sí mismos, pues son arrojados al desconocimiento, a los vicios y a la autodestrucción.
Asistimos en primera persona a la destrucción de España.
Ya no existen Españoles sino “ciudadanos”,ya no existe España sino “este pais” ,
Esta conjura moderna impregnada casi por completo por el espíritu marxista todo es categorizado bajo las columnas del debe y el haber. El los españoles ha sido ahogado en una montaña putrefacta de ideales individualistas, materialistas, hedonistas,progresistas, igualitarios y cosmopolitas, el veneno del desarraigo ha sido lanzado para debilitar a nuestra patria.
En este proceso deprabado, todo aquello que poseía un valor para nosotros, está siendo desmantelado, ya no más Patria, ya no más familias, ya no más respeto, ya no mas dignidad,ya no mas trabajo digno,ya no mas raza,ya no más fronteras patrias, ya no más tradiciones, ya no más Dios cristiano, ya no más Arte elevado, ya no más heroísmo, ya no más honor, ni fidelidad, ya no más idealismo. En esta España nauseabunda con olor a droga todo se compra y todo se vende. Se compran voluntades, se venden almas..
En estos tiempos de oscuridad, la hipocresía es la reina absoluta. Los mismos que hacen ejercicio solemne de la “memoria historica ” por las guerras pasada, Ignorar la historia. Se habla de crear la Paz y se planifica la guerra, se habla del progreso mientras todo va hacia la decadencia más profunda.
Los gobernantes “democraticos” traicionan a sus pueblo en pos del beneficio propio y de sus amos extranacionales o del Capital Internacional. Este fraude “democratico” no funciona y no funcionara porque el pueblo solo tiene el derecho de elegir dentro de un grupo de candidatos del régimen previamente seleccionados.
Represente sus intereses y no los del pueblo español.







Nosotros que hemos contemplado, no sé si con amargura o estupor, cómo los politicos a sueldo  derribarrón nuestro sistema y fue entregado dado vía libre en la Patria al comunismo hoy reconvertido pero representando a sus mismas figuras tan lóbregas y arcaicas. Los muertos son testigos de cargo para el veredicto final de esta insólita y, en cierto modo, irresponsable etapa política de la historia contemporánea. Nosotros habíamos superado los enfrentamientos, los rencores y las diferencias, pero todo ello sin olvidar la exigente presencia de quienes ofrecieron su vida a Dios en el altar de la Patria. Jamás exhumamos sus cenizas como índice de acusación, pero hoy tiene que estremecernos el que el borrón y cuenta nueva haya llegado en su ingenuidad o en su villanía a proclamar héroes a los asesinos y a cerrar con siete definitivas llaves los sepulcros de sus víctimas.



Nosotros estamos en el secreto de que el mundo, a vuelta de todos los pactos imaginables, de todas las negociaciones posibles, de todas las tolerancias evitables o inevitables, no podrá quitarse de encima la amenaza del comunismo salvo mediante el proceso de superación o de asimilación, como queráis, que nos marcó José Antonio. Tampoco se engañaba Francisco Franco en este orden de cosas.
 He aquí uno de sus dictámenes sobre una materia tan decisiva para la historia inmediata del mundo: "Frente a este viejo complejo político del Occidente, ¿qué es lo que el adversario le enfrenta realmente? No hemos de caer en eltópico de que es malo y nefasto todo lo que el comunismo representa. Algo tendrá cuando atrae, arrastra ycautiva. No se trata de una entelequia, sino de una viva realidad con un inmenso poder de captación. No son, desde luego, ni su materialismo histórico, ni su ateismo desenfrenado, ni la negación de la libertad y los derechos humanos, ni su imperialismo, crueldad y mentiras lo que atraen y cautivan. Son su resolución, su acción subversiva de cambiar un orden que no gusta; la bandera eminentemente social que engañosamente enarbola; son las pasiones que alienta y explota, la eficacia con que se presenta; el deslumbramiento de su fortaleza y de sus realizaciones. Todo lo otro, la negación de las libertades, la esclavitud, los campos de concentración, queda sepultado bajo la máscara, de las propagandas".



Pero ya veis que los políticos de ahora como los de la transición parecen ignorar estas cosas. Quizás pensando en ellos,afirmó el Caudillo, catorce años antes de morir, que "el comunismo en sus propósitos no descansa, pero el comunismo tampoco está solo; tiene, como solemos decir, sus "compañeros de viaje": los que le han
abierto camino y se lo siguen facilitando al convertirse en cajas de resonancia de las consignas comunistas; los que, inconscientes, apasionados por sus políticas ateas, acaban haciendo la política que el comunismo necesita. Este es el peligro de esta hora y en el que tenemos que estar apercibidos para defendernos". 
 yo vengo, de alguna manera, a poneros en pie de lucha; a decirosque si de nuevo el neocomunismo ha tomado cotas y posiciones en la entrañable tierra de España, seremos nosotros los primeros en formar en la vanguardia para evitar que otra vez corra la Patria el riesgo, acaso ya definitivo, de dejar de ser España para convertirse en un nuevo satélite al servicio del imperialismo neocomunista.

Estamos aquí para dar testimonio,de que el honor no se ha perdido en turbias almonedas donde unos políticos han querido malvender el patrimonio de todos: pasado, presente y futuro. No se puede malvender nuestro patrimonio, afirmamos que no vamos a permitir la ruptura de nuestra unidad, convertida hoy en entidades enfrentadas por un Estado débil. El consenso destructor,su cobardía demostrada, y sus crímenes a diario

No somos enemigos de la democracia. Pero queremos la que ofrezca un proyecto de vida política, social y económica fecunda para el futuro de España, no este modelo que no ha impuesto otro derecho que el de enfrentarnos los unos con los otros y la actuación impune de toda clase de huested destructoras y enemigas de España apoyadas en los poderes facticos encubiertos.
No nos dejemos engañar los españoles por ese camino que empieza por el mal menor,pero al final siempre conduce al mal mayor que es el que termina en la sustitución de la democracia por la anarquia en los tribunales populares y en la legalización terrorista… Para impedir esto estamos otra vez aquí.

No dejaremos que se nos arrebate un patrimonio espiritual de libertad por quienes, en nombre de no se sabe que clase de democracia,Mediante un vulgar lavado de imagen y unas operaciones de politica estética, Nos provocaron una guerra que les vencimos en nuestra tierra pero fuera de España, tuvieron secuestrados a la mitad de los pueblos de Europa y del mundo. Esos que quieren poner alambradas y convertir a España en un gigantesco campo de concentración del Neocomunismo.
Ya sabemos, que clase de libertades son las que nos esperan si hacemos caso a los voceadores de esta doctrina: las existentes en venezuela, Iran,china,corea del norte o Cuba.
Los que ofrecen el consenso el dialogo las frases vacias,, sólo son los torpes compañeros de viaje quienes aspiran a llevarnos a la más terribles anarquias liberales.

Sólo la familia política nacional evitará esta políticas de "consenso" y cobardía, entreguismos irresponsables, para así recobrar la justicia. Esta es una empresa nacional y por eso no es tiempo de recrearnos en evocaciones y nostalgias. España será lo que queramos quesea y la queremos una, grande y libre.

Pero no nos engañemos.Los peores fuerón, han sido y son,el llamado “centro”que  significa el cero absoluto,y esa derechona liberal que siempre ha traicionado a España en los momentos difíciles, quienes han abandonado nuevamente a los españoles.


La ambición política les ha cegado, el ansia inconfesable de poder les ha puesto, ofertantes, ante el Movimiento Internacional Neomunista. Pues bien, ya se han hecho acreedores a dos pagos: el infinito desprecio de los españoles y, al final, el implacable desprecio de los propios Neocomunistas.

Con el propósito de la unidad seremos fuertes para volver a reconstruir la España que ha sido destruida en 40 años de pactos y de enjuagues, de consensos y cobardías, de entreguismos y audacias irresponsables.

No os dejéis abatir ni por el desánimo ni por la melancolía. Ni tenemos tiempo de desanimarnos, ni tenemos tiempo de recrearnos en la dulzura de la evocación, del recuerdo, de la añoranza, o de la nostalgia. España será lo que nosotros queramos que sea. Y nosotros, que la amamos con sentido de perfección, la queremos una, grande y libre.
España está en medio de la calle, vilipendiada por tirios y troyanos, ultrajada por turbas dirigidas y por pasividades irritantes, desesperanzada y triste. Vamos a correr en su auxilio, en su defensa, en su ayuda.

¡Basta de quejas y de lamentaciones! ¡ Basta de amarguras y desesperanzas! España nos exige ponernos de pie y ponernos en marcha. Nos sobran los tibios, los cobardes, los pusilánimes. Es la hora de los patriotas. Es la hora de los españoles que no se arredraron jamás. Es la hora de rescatar para la historia futura a una España que yace malherida y triste. No lo dudéis: España recobraré su pulso, su ánimo, su arrogancia y su sentido universal.
¡Españoles! Nos llama algo que no admite demoras ni deserciones: la unidad.. Todos sabéis que España está seriamente amenazada por los enemigos de siempre, que la debilidad y la cobardía de unos pocos y la indiferencia de muchos ha bastado para que se fracture la integridad física de la Patria.

Porque amamos a España con pasión, creemos estamos obligados a cumplir con el deber, aunque sea ingrato, de dar la voz de alerta, con la misma fuerza moral que damos las pruebas en multitud de ocasiones.
Creemos que aún es tiempo de rectificar los errores, ya que estamos seguros que lo que quiere el pueblo español, no es volver al 1936.

No es justo ni mucho menos logico,proclamar nuevamente;que la traición, la deslealtad, la miseria, la insidia, la cobardía,el paro,la corrupción,la doble moral y esa visión equivocada y tan destructora de la socieda española que representa el PP,constituyan nuevamente hoy la unica "salvacion" de los españoles.
No es su ideologia si es que la tienen, hayan colaborado en parte,sino que son la causa mayor del origen de todos nuestros males,pasados,presentes y futuros.

Nuevamente hay que levantar el velo de muchas cámaras nupciales,digámoslo así, donde matrimonian la ambición, el lucro, o la traición,el maniobrerismo y la mentira.
 Son de tal categoría que al principio le invade a uno la cólera y luego el espanto. Si los españoles  supieran en manos de quien estamos llevarían las suyas a la cabeza.
En España se van a jugar unas cartas que no son las nuestras. 
En España se está jugando una partida que los españoles no entienden porque no conocen. Una partida que atufa, pestilente. Ramalazos de esa batalla de tahúres.
Pero, como prometen los payasos de la Tele, aún hay mucho más. Aún Podemos horrorizarnos con cosas inconcebibles.

La Soberanía Nacional paso del Estado a los partidos políticos y no al pueblo, como proclamaron, tan terca como innecesariamente, la campaña oficial. No estará en las manos del pueblo porque sus representantes han sido sustituidos por unos intermediarios, que, como ocurre en unos grandes almacenes son quienes se benefician a costa del productor y del consumidor.
Los que no pertenecemos a ningún partido político, no tendrémos  representación alguna.




La clase política dominante da la impresión de no haber comprendido que España,está sobre el volcán y que las frivolidades y los desplantes sólo divierten en muy es pecíficas circunstancias. Pero cuando suena el timbre de la alarma estratégica, el juego político se hace exigentemente serio.
Pero uno de los más grandes motivos de pasmo que podrían darse en España, sería una inteligente reacción politica por parte del gobierno del "señor" Rajoy, pero resulta que la democracia española es un tremendo engaño, inmerecedora de mayores consideraciones.
La "democracia" española es sólo un castillo de naipes; no hay democracia, sino dictadura encubierta,Es algo ya conocido para el español medio.Pero sí conviene insistir,ante la evidencia, en el estilo dictatorial de la actual clase política.

 El presidente del Gobierno español,el "señor"Rajoy  amenaza tontamente desde la descomposición y la ruina derivada de la incapacidad para gobernar: «Nosotros o el caos». Me temo que el señor Rajoy,No save con quien esta jugando,los que tienen enfrente, quieren el caos,buscan el caos y viven del caos. 
 Habremos de anticiparnos á advertir que el caos es el acompañante inseparable dé tales ideologías, componendas y gentes. Los que todavía creemos en España los que poseernos un concepto profundo de (a libertad, los que aspirarnos a la autenticidad democrática, los que queremos evitar el hundimiento y rehacer nuestro bienestar destruido, hemos de pactar con energía un compromiso en esta hora envilecida: «Nosotros contra el caos.»



Cuando Franco nos alertaba constantemente sobre los peligros incansables de la conjura la masonería y el comunismo internacional, muchos con un gesto de sarcasmo pensaban que el Caudillo chocheaba, viendo visiones y brujas por todas partes. Ahora, ese gesto se les deberia  haber evolucionado a mueca grotesca o tic nervioso, porque la realidad que se vive y palpa es mucho mas real que las premoniciones del Generalísimo.

Quizás sea un defecto nacional facilidad para el olvido. Pero si los enemigos eternos de España y de Franco, después de cuarenta años no han olvidado todavía y sigue germinando en sus almas el odio y La venganza, ¡qué no se les ocurra pensar que nuestra capacidad de olvido es menor que la suya!. 
Y para los que sólo ven extremismos de un lado y predican hipócritamente una deshonroso olvido , les dejamos que comparen, si quieren y que elijan entre la España de 1936, o la España de 1975.





Nuestro tema se llama España. Nos ocuparemos de él aquí,Vamos a proclamarlo aquí: la Patria es indivisible. Su unidad es sagrada. Su nacionalidad, única.
No pretenden la exaltación de cuanto es peculiar en las regiones; pretenden utilizar a esta región Contra España porque lo que estorba, lo que molesta, lo que cuenta con la enemiga histórica de muchos pueblos y de muchas gentes, de más allá del Pirineo, es la unidad, la fortaleza, la hermandad y la grandeza de España.
 

Voy a deciros, abiertamente, que la política actual no nos gusta. No nos gusta porque ha equivocado el camino de la convivencia y de la pluralidad para dar paso al imperio de quienes, con un autoritarismo y una beligerancia inadmisibles, no hacen sino pronosticar y practicar la ruptura y el revanchismo con un Régimen que gozaba  de tanta o mas legitimidad que cualquier otro del mundo. En esto, como en tantas otras cosas, hay que ser fríos y serenos; hay que ir al análisis y no a la pasión. En España hubo una contienda civil, una contienda que, por sus excepcionales características, fue elevada por el Magisterio de la Iglesia a Cruzada de Liberación.
 Digamos firmemente que la llamada guerra civil fue una lucha ideológica, una confrontación doctrinal. No venció un bando. No venció media España sobre otra media
España. No vencieron unos hombres sobre otros hombres: venció un concepto de la vida y de la historia.

En razón de esta realidad incuestionable nunca nos opusimos nosotros a la natural evolución de la sociedad en cuanto a su estructura administrativa, económica, social y política se refiere. Todos los sistemas son susceptibles de mejora, y el nuestro, que nunca fue estático ni inmovilista, necesitaba muy profundos retoques para inaugurar el nuevo tiempo.

No se hizo así. Se ha hecho todo lo contrario. Se ha dado carta de naturaleza, patente de libre circulación y aire de novedad y victoria  a la ideología, a la filosofía que fue derrotada. Se han invertido los términos. Como veis, no se trataba de cambiar unos hombres por otros: los hombres son sustituibles; las ideologías, no. Las ideologías son superables y perfectibles, pero no pueden ser arrinconadas, ocultadas ni encarceladas. Basta que os fijéis en la dialéctica de estos años o meses, en la dialéctica del cambio, para que veáis que no se han elevado palabras o exaltaciones en defensa de la justicia, sino en defensa de la libertad. Pero, ¿de qué libertad? ¿De la libertad, por ejemplo, de los obreros dejándoles sin derecho a trabajaren o en el mejor de los casos indefensos frente a la explotación , para llevar a sus casas el jornal que sus familias necesitan? ¿De la libertad de los empresarios, forzándoles a dejar en paro a cientos de obreros por no poder acceder a unas peticiones hechas con el fin exclusivo de llevar a la empresa, y con ella a España, a la ruina y al desastre? ¿De la libertad de la familia como unidad de convivencia insustituible? ¿De la libertad del hombre a secas?...
 No les importa los trabajadores. No les importan los empresarios. No les importa la familia. No les importa el individuo. Lo que les importaba era hacer que
aquella filosofía política, vencida y derrotada, fuese restablecida en España. Esto no se ha hecho así con el afán de reparar agravios o liberar cautivos. Esta cobarde, insólita rendición sin condiciones ni enemigos se ha resuelto para que supervivieran en la nueva etapa aquellas criaturas del franquismo que en nada
creyeron, que nada arriesgaron y que quieren aparecer en la transición como los fieles custodios del sistema liberal abolido por el Régimen del 18 de Julio.


La última gran victoria de España fue precisamente el haber derrotado al comunismo internacional en suelo español y ser, de esta suerte, el único pueblo del planeta
que supo liberarse con arrojo, sangre, dolor y luto de la tiranía soviética. Eso hizo posible el más largo y fecundo tiempo de paz de nuestra historia. Entregar sin resistencia ni honor esa victoria es el único acontecimiento memorable que pudierón anotarse los políticos del "cambio".¿Que seguiran entregando?


¿Qué clase de democracia vamos a esperar si se llama al pacto y a la negociación y se facilita el terreno de juego a quienes son los más antiguos y conjurados enemigos de la libertad del hombre, de los pueblos y de la propia democracia? No es necesario ser cabalista ni hay que recurrir a horóscopos para pronosticar que sin una fuerza nacional coherente, en los proximos parlamentos,el Gobierno de la nación quedará limitado a una rigurosa provisionalidad, a una provisionalidad absoluta y desequilibrada por la natural complejidad de los problemas actuales. De ese parlamento , de ese período de "elaboración"legislativa, no sólo saldrá una nueva Constitución: también puede salir un nuevo Régimen y una nueva forma de Estado. Esto es, podemos ir a una nueva República, a una República, acaso, de signo federalista, que debilitará hasta la extenuación la España heredada . No es que nos acostásemos monárquicos y nos levantásemos republicanos, porque en esta ocasión parece elaborarsea brazo, a pulso, ese nuevo giro político e ideológico para España. Quisimos una nueva Monarquía fiel a los principios jurados pero,Estamos en trance de ir a una vieja República.



No nos revolvemos contra eso porque suponga el aniquilamiento total del Régimen instaurado el 18 de julio de 1936. Ni porque equivalga a un vacío político tras un largo período constituyente o porque se niegue toda legítima comparecencia de los sectores, instituciones y personas vinculadas al Régimen anterior. Nos oponemos a esa maniobra porque con ella perderá nuevamente España, y con España otra vezla justicia social, y con la justicia social nuevamente los trabajadores y los empresarios y la libertad individual y colectiva de los españoles y de las entidades naturales y porque como hoy jamás sabremos quién manda, aunque tendremos la conciencia de que se nos manda y se nos dirige a larga distancia, bajo el imperativo de la Internacional Neomarxista o de la Internacional Capitalista, bajo la potestad de una u otra entidad extranjera. Y a eso sí nos volvemos a negar, y yo creo que con alguna razón y algún derecho.


Todo lo que pueda tener de doloroso este espectáculo lo tiene también de increíble, de absurdo. La inmensa mayoría de nuestros compatriotas no saben a qué carta quedarse ni qué postura adoptar. Muchos suponen que el suicidio colectivo se evitará porque la cordura se impondrá sobre el disparate. Esa vaga esperanza no me permite sentirme optimista. Durante muchas décadas el enemigo fue tomando posiciones, elaborando planes, trazando caminos. Llegado el día se encontró, no sé si con sorpresa por su parte, con que todo aquello resultaba inútil e innecesario: se le abrieron las puertas de par en par, se le invitó cordialmente, se le estimuló incluso.



"¡reconstruyerón nuestra imagen ante el mundo!" Todo lo  dispusierón, a cambio de un hipotético mostrador en la europa de mercaderes  liquidaron  un Régimen, pusierón en riesgo un Estado y en serio peligro la entidad nacional. 
Vendimos por un plato de lentejas la primogenitura de España,porque cuando se nos entregue el plato acaso logren que ya no exista España para ir a recogerlo. Pero frente a ese criterio, yo os digo que sólo con un bloque nacional, en apretada unidad, dejando personalismos y dedicado a levantar a España, conseguiremos que la grandeza y la libertad de la Patria sean una auténtica realidad; y sólo así destruiremos los errores en que cayó la debilidad, la ambición y los resentimientos y revanchismos. Así sentimos ya la alegría y el orgullo de ser españoles.



No soy apocalíptico. Ni siquiera soy pesimista. Creo en España. Creo en esa España a la que amamos conmovedoramente, a la que hemos entregado cuanto nos pidió, a la que hemos rendido el culto de nuestras vidas. Pero creo también en el pueblo español. El único camino posible para hallar la fórmula que saque a la Patria de esta encrucijada es el de evitar que entre las fuerzas nacionales, que son todas aquellas ajenas a las internacionales y distantes de los separatismos, se produzcan fisuras o malos entendidos. Si está en juego España, ¿qué prurito personal o de grupo o de partido puede anteponerse a ese sagrado interés? Sólo España cuenta; lo demás no importa.

El dolor y la tragedia de nuestro pueblo nos unió y supimos vencer. No se trata de proponer pactos o negociaciones, sino de considerar el riesgo que corre España como nación indisoluble, irrevocable y soberana. Y de evitarlo. Evitarlo a costa de lo que sea. Eso es lo que debe unirnos en este momento de nuestra historia. Levantemos con actitud generosa y firme, la bandera de la solidaridad nacional frente a las banderas de su disgregación. Mantengamos bien erguida la de nuestra pasión por la justicia social, por la definitiva redención de los hombres del trabajo frente a quienes los convocan para utilizarlos precisamente contra la Patria. Todos unidos en un esfuerzo supremo, heroico si queréis, y nos encontramos otra vez con los buenos españoles, con los patriotas que aún quedan y millones y esperan la voz que les
convoque para evitar la catástrofe de la Patria.



No hay generaciones, del mismo modo a como España es un patrimonio que no nos pertenece porque es propiedad inenajenable de quienes fueron, somos o serán españoles. No hay generaciones. Sólo hay hombres y mujeres que creen o no creen en la realidad de España; que conocen o ignoran el cerco de sus enemigos, tan contumaces como antiguos; que se sienten o no inclinados a escuchar la voz angustiada de la Historia que, con su viejo acento, tan conocido, nos vuelve a llamar. Aquí estamos. Cuando la Patria peligra, los españoles responden. Bien lo sabéis; no hay edades, con niños, con adolescentes, con jóvenes,con maduros, con viejos y con ancianos se salvó una y otra vez la Patria de las amenazas de siempre. Esta es una ocasión más en la que se pondrá a prueba el temple y el corazón de todos y cada uno de nosotros
no desoigáis la sagrada voz de España.



Pese a todo, en el interior todabia España es hoy una realidad firme y fecunda. Francisco Franco nos legó muchas cosas; quizás la más importante fuera una sociedad nueva, distinta; una sociedad que había nacido y crecido, en gran parte, bajo el signo de la paz y la reconstrucción nacional. Pero hemos vivido otros 40 años de una transición traición  histórica en la que, forzosamente, tenían que avivarse y florecer antiguas ambiciones y rencores. Pero ya hemos oído todo cuanto teníamos que oír. Ya hemos contemplado todo cuanto teníamos que contemplar. Yo creo que asistimos de nuevo a los albores de la verdad frente al pesimismo y la amargura de la dialéctica de la mentira.



Consciente, serena, fuerte, España reanudará el camino sin que vayan a influir en su futuro las viejas querencias o las viejas seducciones. El camino de la historia no se interrumpe jamás. Ni se desanda. Si hemos vivido un tiempo de perplejidades, debemos entrar  ahora en un tiempo de firmezas y responsabilidades. España no se puede precipitar en un abismo de errores, porque debe aprender mucho en su pasado. España debe conservar  lo que con su propio esfuerzo obtuvo bajo la serena vigilancia y moderación de un hombre singular. España debe de seguir  constituyendo en el mundo una nación con voz y voto, sin que tengan que impartirle autorizaciones especiales otras naciones más o menos poderosas.Debe acabar la oscura  noche, Esa noche que primero fue desolada y luego insólita. Un nuevo día llega para todos. A su luz volveremos a ver la realidad de las cosas, sin pesimismo ni debilidades; con la vieja alegría y el viejo orgullo de ser españoles; con la generosa compostura de saber que no cuentan los esfuerzos si los esfuerzos y los sacrificios se traducen en un beneficio común; con el entusiasmo de conservar, en orden a la justicia, lo que consignó el pueblo y de ir agrandando su patrimonio común en la versión inapelable de que la Patria no es el patrimonio de unos pocos, sino el hogar fraterno donde caben todos y donde todos tienen igualdad de derechos y de oportunidades.

Nosotros no poseemos la verdad, pero habitamos en ella. No tenemos dudas, sino convicciones; no somos fanáticos, sino convencidos.No se tiene que defender la Constitución, lo que hay que defender es a España. Nosotros no olvidamos la victoria pues no fue una guerra interior, sino el primer capítulo de una guerra universal,la perpetua lucha entre el bien y el mal.Ni Franco ni José Antonio han muerto. Mientras los marxistas afirmen  que después de Marx hay marxismo, nosotros diremos que después de Franco hay franquismo.

Os hablo desde la conciencia de saber que ha llegado el instante de terminar con la pesadilla de la sorpresa. Tengo razones suficientes para deciros que ni España, ni sus regiones, ni sus gentes, van a dar pasos hacia atrás o saltos en el vacío. Y tengo, por último, razones suficientes para recabar de vosotros otra vez la ilusión y la entrega, la firmeza y la templanza, la alegría y el sentido de la responsabilidad.
Quienes supusieron que al calor de una traición que no transición, inevitable y lógica, iba a arrinconarse una obra gigantesca, se equivocaron cuando lo supusieron y se van a equivocar cuando contemplen, con asombro, cuál es el ritmo, la música y la letra que entiende nuestro pueblo.

El futuro será nuestro. Será de España. Será de todos y cuantos quieran seguir por el camino que emprendimos hace  años hacia nuevos horizontes de paz y bienestar para los españoles; de unidad, de libertad y de grandeza para España. Ni un solo gesto de pesimismo. Ni un solo gesto de amargura. En España, el sol de la historia no caminará más hacia el ocaso.

¡Arriba España!
avatar
centinela de occidente
2-Marinero
2-Marinero

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 30
Puntos patrióticos : 1087
Reputación : 141
Fecha de inscripción : 24/03/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hablaros de España

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Feb 03 2016, 15:21

aplauso2 BRAVO!! Bandera¿eres tu el autor de ese artículo??

avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19284
Puntos patrióticos : 365522
Reputación : 19052
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hablaros de España

Mensaje por centinela de occidente el Miér Feb 03 2016, 15:25

Si ,censurado ayer en el blog de pio moa ,por segun el propaganda de partido politico,el silencio por respuesta.

Esta inspirado en frases de Girón Y otros valientes y enlazado con hemeroteca del los años de la "traición"del defenestrado diario el Alcazar.
avatar
centinela de occidente
2-Marinero
2-Marinero

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 30
Puntos patrióticos : 1087
Reputación : 141
Fecha de inscripción : 24/03/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.