Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Coros del ejercito ruso interpretando una Jota aragonesa
Ayer a las 23:42 por Lucía

» Colau desprecia el español y convoca a los barceloneses en catalán, árabe y tagalo
Ayer a las 23:18 por Juanma_Breda

» La ministra de Integración noruega: "Aquí comemos cerdo, bebemos alcohol y mostramos nuestro rostro".
Ayer a las 22:51 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Ayer a las 21:18 por HIMNOSHISTORICOS

» Clases de progres
Ayer a las 20:58 por HIMNOSHISTORICOS

» Karmele Marchante pide que quemen CaixaBank y Banco Sabadell por su boicot a la independencia de Cataluña.
Ayer a las 18:28 por Neilo65

» El líder de la derecha alternativa, condenado por preguntar sobre los marroquíes.
Ayer a las 18:05 por Juanma_Breda

» Burkas, mezquitas y propaganda homosexual: prohibidas en un pueblo de Hungría.
Ayer a las 18:01 por Juanma_Breda

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Ayer a las 14:38 por caspatroeivissa

» El 6-D para los independentistas: trabajar, quemar una Constitución y criticar la Carta Magna en el exterior
Ayer a las 14:31 por caspatroeivissa

» Atleti: lo del estadio, vale… ¿pero lo del nuevo escudo?
Ayer a las 13:32 por HIMNOSHISTORICOS

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Ayer a las 13:23 por HIMNOSHISTORICOS

» Kichi enseña a las paradas de Cádiz a estimularse el clítoris para buscar empleo
Ayer a las 10:40 por Valle

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 135 SOBRE LO CACAREADO EN EL PARLAMENTO RECIENTEMENTE
Ayer a las 10:29 por Antonio García Fuentes

» Identidad Mitológica vasca
Vie Dic 09 2016, 20:21 por ilustrado

» Anti-Colonialismo moderno por Bartolomé de las Casas
Vie Dic 09 2016, 20:16 por ilustrado

» Quieren legalizar la pedofilia y la pederastia.
Vie Dic 09 2016, 19:28 por ruedex

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 09 2016, 12:29 por La Revolución por Hacer

» Vídeos de Humor
Vie Dic 09 2016, 10:22 por HIMNOSHISTORICOS

» LA FLOR DE PASCUA Y SU HISTORIA
Vie Dic 09 2016, 09:37 por Antonio García Fuentes

» Franco conoció al detalle la conspiración monárquica de 1948
Vie Dic 09 2016, 07:01 por BRUC

» Sobre las tarjetas BLACK y la Agencia Tributaria
Jue Dic 08 2016, 20:26 por Valle

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Jue Dic 08 2016, 18:30 por Valle

» Ideología de género contra el sentido común
Jue Dic 08 2016, 18:18 por Clemente

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Jue Dic 08 2016, 18:07 por Juanma_Breda

» El milagro de Empel.
Jue Dic 08 2016, 12:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Iker Jiménez denuncia la última moda en censuras: prohibir los belenes navideños
Jue Dic 08 2016, 12:33 por HIMNOSHISTORICOS

» SE CONFIRMA LA RELACIÓN PODEMOS-SOROS!! (Conspiración??)
Jue Dic 08 2016, 12:25 por HIMNOSHISTORICOS

» Miniserie "El padre de Cain"
Jue Dic 08 2016, 11:49 por HIMNOSHISTORICOS

» Nuevo batacazo en taquilla de "La Reina de España"
Jue Dic 08 2016, 02:16 por Neilo65

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Jue Dic 08 2016, 01:10 por ruedex

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Jue Dic 08 2016, 00:17 por ruedex

» Adoctrinamiento Catalán y consecuencias.
Miér Dic 07 2016, 21:11 por El Zorro

» Un vídeo parodia a las feministas radicales y el autor sufre una ola de injurias y amenazas
Miér Dic 07 2016, 18:38 por Neilo65

» Los globalistas pierden en Italia y ganan en Austria con trampas.
Miér Dic 07 2016, 12:12 por Juanma_Breda

» POBREZA Y RIQUEZA: ¿CÓMO DEFINIR AMBAS?
Miér Dic 07 2016, 09:32 por Antonio García Fuentes

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Miér Dic 07 2016, 05:16 por Lucía

» bienvenida
Mar Dic 06 2016, 22:02 por avocado33

» 6 de diciembre: NADA QUE CELEBRAR
Mar Dic 06 2016, 20:10 por Valle

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Mar Dic 06 2016, 19:07 por PoM

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Mar Dic 06 2016, 17:41 por HIMNOSHISTORICOS

» Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente
Mar Dic 06 2016, 16:40 por HIMNOSHISTORICOS

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Mar Dic 06 2016, 16:16 por Mastieno

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Dic 06 2016, 14:43 por HIMNOSHISTORICOS

» 1785 motivos para presumir de ser español
Mar Dic 06 2016, 12:50 por Invitado

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Mar Dic 06 2016, 12:32 por JoséUEI

» Me presento
Mar Dic 06 2016, 10:58 por JoséUEI

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Mar Dic 06 2016, 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Mar Dic 06 2016, 01:09 por Neilo65

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Lun Dic 05 2016, 21:48 por niunpasoatras.org

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Psicología del independentista

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Jue Jun 05 2014, 23:37

Neurociencia del nacionalismo y el independentismo catalán (y los demás)




Ayer escuchaba decir a un tertuliano en un debate en TV que no entendía el nacionalismo, no se hacía a la idea de cómo una persona podía abrazar tan recesiva ideología. Esa misma duda la llevo oyendo desde que tenía menos de catorce años. Mi posición para entender la cuestión nacionalista es un tanto privilegiada, en parte porque soy vasco de nacimiento y habitante de San Sebastián hasta los 19 años, edad en la que, como consecuencia de la presión para aprender vascuence que se cernía ya sobre los estudios universitarios y a la que me negué a plegarme, decidí irme a estudiar al odiado Madrid hace ya treinta años.

Atrás quedaron los tiempos terminales del franquismo en los que asistía enfervorecido a los mítines de la izquierda y la izquierda nacionalista, recibía dinero de agitadores políticos para liarla lo más parda posible, montábamos barricadas llameantes y apedreábamos a los grises, chapa de ikurriña en la solapa. En aquella época de mi vida compartí durante muchos años colegio, pupitre, meriendas, juegos y amistad con algunos de los terroristas más sanguinarios. Por lo tanto no necesito que nadie me cuente nada, porque lo sé de primera mano; lo he vivido, aunque afortunadamente me salvé del delirio que sin embargo arrastró a familiares cercanos, tan maketos como yo. Y entiendo qué pasa por la cabeza de un nacionalista; entiendo qué ocurre en sus cerebros, el porqué, cómo y para qué.

Como diría Baltasar Gracián, vivimos básicamente de información y esa información, que los políticos nacionalistas se cuidan exquisitamente de utilizar para manipular "mentesblandas" para sus propósitos, se inocula cuidadosamente desde prácticamente el nacimiento. El cerebro busca lo placentero y lo placentero tiñe de positivo la realidad percibida, en ese momento y a continuación, como cuando estamos enamorados lo que apaga o atenúa literalmente las áreas cerebrales de la crítica social, y más en los indefensos niños que quedan inermes ante la agresión, porque la realidad no se percibe como una amenaza para la supervivencia sino todo lo contrario, a través de cristales de color rosa. El espectáculo que vive, como el cine español, exclusivamente de las subvenciones, porque no gusta a nadie, es una estrategia de reforzamiento de la pertenencia al grupo. Existen seguramente miles de estudios neurocientíficos que demuestran sin lugar a dudas que la información previa sesga el procesamiento cognitivo sin que uno pueda evitarlo en la mayoría de las ocasiones, tanto hacia lo positivo como en este caso, como a lo negativo en el siguiente.

Más tarde, cuando uno ya empieza a madurar, las fiestas populares, con sus grupos musicales afines, se encargan de manipular la hirviente testosterona de los adolescentes, que compiten para ver quién salta más alto y con el puño más prieto con los estribillos: "un bote, dos botes, español el que no bote", "Gora Euskadi Sozialista", "Independiente eta Batúa", organizados por mentes tan perversas como inteligentes, en una suerte de rito iniciático tribal con una estética común, que tiene como objetivo suscitar émulos del héroe de turno, para captar la atención de las sobrehormonizadas hembras con fines procreativos, mediante la exhibición de una anatomía sobresaliente y consecuentemente una capacidad y determinación de defender a muerte a su prole. El que no salta y grita no se come un rosco, o se lo come con la más fea, por lo tanto no mejora la especie si es que logra reproducirse. Música + soflamas políticas + posibilidad de copular = adhesión a las consignas y grupos. Porque los músicos son los guays y el cerebro sigue a lo placentero, se anula la capacidad de crítica social.

Ya tenemos dos porqués y cómos para entender el método de forja de la mente extraviada de un nacionalista, de qué forma consiguen generar una férrea pertenencia al grupo: se utiliza la música asociada a las más básicas pulsiones humanas para generar el apego hacia el propio y el odio hacia el otro. Por supuesto, los diecisiete canales autonómicos públicos de radio y televisión soplan sus vientos en la misma dirección: odiar España y al español por encima de todo. Pero aún faltan algunos ingredientes fundamentales.



La clave del éxito de la estrategia nacionalista: la adaptación

Con todo lo anterior formando parte de la lista de ingredientes de la catastrófica receta, el elemento clave demoledor que utiliza el nacionalismo para sus propósitos es la insaciable capacidad de adaptación del cerebro humano. La característica fundamental y diferencial del cerebro humano con respecto al resto del reino animal y de los mamíferos superiores en particular es que posee una formidable capacidad de adaptarse a todo lo que vive durante un tiempo prolongado, y a partir de entonces lo logrado ya no le satisface, se acostumbra a todo, lo que le impulsa a buscar nuevos objetivos.

Las personas normales, y cuanto más por debajo más pero no necesariamente, están hastiadas de sus vidas, de la insoportable monotonía de sus existencias. Pero como no pueden progresar porque no todo el mundo puede ser guapo, rico y exitoso se ven imposibilitadas de seguir alimentando esa insaciable gula del cerebro por conquistar nuevas metas, y como consecuencia de la frustración de sus irreales expectativas se les corroen las entrañas. El hastío, la misma insoportable pero evolutiva cotidianeidad que termina por destrozar matrimonios y familias y que todos en mayor o menor medida padecemos. En regiones no nacionalistas de España este rencor antiespañol se canaliza contra los ricos, los empresarios, los excelentes, al más puro estilo Sánchez Gordillo. Como si los que vivimos más o menos satisfechos a pesar de todos los pesares tuviéramos la culpa de que el sistema nervioso humano sea afortunadamente tan tendente a la insatisfacción. Los ricos también lloran.

Si a esta intrínseca insatisfacción humana añadimos otra curiosa característica del cerebro humano íntimamente relacionada con lo anterior, obtenemos el explosivo cóctel cuya onda expansiva lobotomiza funcionalmente el encéfalo de millones de españoles. Esa tendencia de la mente a irse por los cerros de Úbeda la mayor parte del tiempo y que da lugar a una maravillosa creatividad en algunos, aquellos que tienen algún objetivo científico, artístico o empresarial… y al descarrío absoluto en otros. Este ingrediente clave consiste en que la mente divaga casi todo el tiempo libre, y cuando se pierde. Esto incrementa la insatisfacción que proporciona la monotonía vital en un círculo vicioso infinito, sin que uno no sepa por qué se siente así de mal. Ya se encargarán los nacionalistas y nacionalsocialistas de explicarte la causa real de tus males.

¿Y qué acompaña como guarnición necesaria la bazofia nacionalista? El maridaje perfecto es la envidia, otra característica normal de los cerebros insatisfechos, de los frustrados, mediante la cual una persona se siente mal, inferior, cuando se compara con otros y pierde en la comparación. Su autoestima se duele porque deben creer que en Madrit atamos los perros con longaniza a costa del sudor de su frente; o que los que vivimos satisfechos porque aceptamos la realidad llegamos de maravilla a fin de mes, no nos han embargado una casa ni nos han puesto nunca los cuernos y tenemos un Cayenne turbo en el garaje de nuestro chalé en La Finca.




Esta es la sintetización en cuatro ideas un problema tan simple pero que nadie parece entender.

El juego del terrorismo cognitivo que nutre la política nacionalista es así de simple: Tú estás insatisfecho no porque esa insatisfacción sea una característica adaptativa humana, sino porque España, los españoles, los ricos, los empresarios o cualquiera que destaque en el resto de España, están conspirando para jorobarte la vida.

La perversidad llega al paroxismo cuando esos mismos rasputines de la política se encargan de destrozar a conciencia la economía y con ella el bienestar de sus gobernados hasta llevarlos al límite de la supervivencia. Además, la buscada reducción del nivel educativo general impide acceder a la formación y la experiencia que posibilitan acceder a la riqueza. El rollo del idioma es secundario, sólo es el pretexto perfecto para destruir el futuro de la gente y así condenarles a la pobreza a cambio de recibir el soma que se reparte de forma recurrente: "nosaltres somos los mejores". Así la envidia, el rencor hacia el otro, a quien delirantemente culpan de todos sus males, llega al extremo del suicidio colectivo o la confrontación armada: la búsqueda de la independencia.

El problema para los atrapados por la estrategia y para los mismos neuroterroristas es que los problemas los lleva uno en su propia mochila, y un cambio dé régimen, de nacionalidad, de bandera o de liga de fútbol, no elimina el malestar existencial de nadie permanentemente. Así Cataluña volvió a España voluntariamente después de su aventura francesa, donde se dejaron el Rosellón y algún territorio más, aunque ahora el primo de zumosol no la UE. Ya no tendrán a España para echarle las culpas, ¿adivinan a qué grupo humano? Pues probablemente a usted y a sus hijos si no llevan apellidos catalanes o vascos y tienen la desgracia de no poner tierra de por medio a tiempo. Porque ustedes seguirían siendo los culpables de su insatisfacción. Ésa maldición que paradójica y afortunadamente no se agota nunca.



http://santiagofbarrero.wordpress.com/2012/09/21/neurociencia-del-nacionalismo-y-el-independentismo-cataln-y-los-dems/

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 07 2014, 16:40

Los 11 principios de Goebbels aplicados por los independentistas




Principio de simplificación y del enemigo único.
Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

Principio del método de contagio.
Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

Principio de la transposición.
Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

Principio de la exageración y desfiguración.
Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

Principio de la vulgarización.
Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

Principio de orquestación.
La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad".

Principio de renovación.
Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

Principio de la verosimilitud.
Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias.

Principio de la silenciación.
Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

Principio de la transfusión.
Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

Principio de la unanimidad.
Llegar a convencer a mucha gente de que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.




Última edición por ilustrado el Sáb Jun 07 2014, 17:01, editado 1 vez

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 07 2014, 16:48

Demagogos y grandilocuentes


La demagogia es:
"una estrategia utilizada para conseguir el poder político, consistente en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda"





El discurso demagógico se identifica fácilmente si se observa con espíritu crítico. Sus grandes características son:

•El uso extensivo de falacias, una excesiva simplicidad, el uso de lógica errónea, es decir, de paralogismos.

•La paramoralidad que destilan sus argumentos.

•Omisiones intencionales de información necesaria para hacer un juicio correcto de una situación o unos hechos. Otras veces, se presenta información sesgada, excluyendo posibles problemas, objeciones, dificultades. Es decir, desinformación.

•Redefinición y perversión del lenguaje, como ya comentamos en la entrada dedicada a la patosemántica.

•Despiste, cortinas de humo y táctica de "humo y espejos". Desviar la discusión desde un punto delicado para el demagogo hacia algún tema que domine o donde presente alguna ventaja.

•Datos y estadísticas fuera de contexto, uso tendencioso (con mala fe e intenciones ocultas) de estadísticas, fenómeno también conocido como demagogia numérica. Uso de datos numéricos para apoyar una hipótesis o afirmación, pero que estando fuera de contexto no reflejan la realidad.

•Demonización, asociar una idea o grupo de personas con valores negativos, hasta que esa idea o grupo de personas sean vistos negativamente. Convertirlos en chivos expiatorios y organizar una caza de brujas contra ellos.

•Presentar un falso dilema, una falsa dicotomía con la intención de conducir a la gente a una única "solución" o "conclusión" posible, ya preparada de antemano. Supone una definición simplista de la realidad y de esa forma se consigue evitar la toma en consideración de las demás posibilidades. Son paradigmáticos:
◦El argumento "o estás conmigo o estás contra mí".
◦El falso dilema entre seguridad y libertad.

•La manipulación de los significados. Un discurso de apariencia neutra puede no serlo, porque las palabras, además de un sentido denotativo, tienen un sentido connotativo implícito, aportado por el contexto y conocimientos compartidos de los interlocutores.

Palabras como "libertad", "igualdad", "justicia", "verdad" ... (y sus variantes eufemísticas, a veces muy rebuscadas) inflaman los discursos de los demagogos y dejan a su público satisfecho ... pero lleno de aire y poca cosa más.

Los anglosajones llaman "hot words" o "hot terms" (literalmente "palabras calientes") a ciertas palabras cargadas de connotaciones emocionales, muy subjetivas (es decir, dependientes de la percepción del sujeto) y que, por tanto, no significan lo mismo para todos. Por tanto, se prestan muy bien al doble discurso y a la malinterpretación.

El manual de estilo del político serio recomienda no usar estos vocablos, o hacerlo de forma extremadamente prudente, por ejemplo, acompañándolos de otras palabras que maticen su significado: "libertad de cátedra", "igualdad ante la ley", "justicia civil", "verdad oficial" ...etc.
La grandilocuencia es el discurso elocuente, abundante y altisonante (y muchas veces hueco) del demagogo. Podríamos decir que es el arte de las:
"Montañas que paren ratones" (eso sí, con unas contracciones muy exageradas)

El discurso grandilocuente del demagogo suele menospreciar y saltarse por encima detalles importantes. En teoría, todos somos buenos y buscamos lo mejor. Es en la práctica, en los engorrosos detalles, que aparecen los problemas.

Por eso, el antídoto contra el demagogo es la "táctica del interrogatorio": hacerle descender a la tierra, al terreno que pisan los demás seres humanos, y preguntarle por situaciones reales, plantearle casos concretos y mostrarle cómo, en ellos, su conducta no acompaña a sus magníficas intenciones.



http://teoriamal.blogspot.com.es/2014/02/demagogos-y-grandilocuentes.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Jun 09 2014, 01:28





ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Franco1939 el Mar Jun 17 2014, 16:27

Para entender la historia de los independentismos debemos adentrarnos en la historia, cabe resaltar que España no siempre ha sido una grande y unida. Anteriormente se encontraba dividida(hasta la llegada de los mussulmanes que crearan AL-Andalus, aunque esta tambien acabara dividida en reinos taifes , el ultimo en caer el reino Nazarita de Granada) esas divisiones eran Castilla , Portugal , Navarra ( siempre muy ligada a los franceses y que incluye parte del territorio  Vasco) y Aragon. Cada uno de estos gobiernos tuvo sus propias leyes y sus propios dialectos ( vasco, portugues, castellano y catalán), Con la unificación de España con el reinado de los reyes catolicos a excepción del reino de Portugal que permanece al margen hasta que Felipe II uno de los mejores reyes de nuestra historia lo conquistará y una pequeña parte de Al-Andalus que permanecera hasta el 1492 con su anexión es una casualidad que justamente justamente con el descubrimiento de america ya que se trataba de una Anexión pacifica por que cabe recordar que Boabdil ( perdonen si no lo he escrito correctamente) entrego la ciudad de forma pacifica , ya que hasta el momento el reino de Granada se mantenia ya que pagaba grandes cantidades de dinero a Castilla. Bueno con la llegada de Carlos I estaba ya toda España anexionada a excepción de Portugal y decidió que cada territorio como habian dicho sus padres mantuvieran sus leyes , sus costumbres y sus dialectos.

Todo permaneció correctamente hasta el reinado de Felipe IV quizás este fuese hasta más inutil que nuestro actual rey , sería digno de comprobar la verdad, los condados catalanes prepararon revueltas para independizarse pero al ver que individualemtne no se separarian en la vida , pidieron ayuda a Francia y consiguieron su independecia. Sabeis lo gracioso de aqui , que los catalanes dijeron a no esto de ser Franceses es aun peor que ser españoles y decidieron marcharse a España dando lugar a la guerra de los treinta años, que acabo desembocando en el tratado de los Pirineos que daba a Francia los Condados francos y Rosello, a cambio del regreso de los condados catalanes. En mi opinión hubiese dejado a los catalanes independientes en Francia y me quedo con esos territorios.

Despues de eso llego la guerra de succesión en el año 1700-1712 ( Finalizada con el tratado de Utrech, que nos hizo perder más territorios en favor de Inglaterra , como eran menorca ( más adelante devuelta por los ingleses) y Gibraltar. Hemos de tener en cuenta que esto se dio por que los ingleses habian apoyado al otro succesor a Carlos de Austria y quien más apoyo a este posible succesor , correcto nuestros compañeros los aragoneses ; logicamente Felipe V una vez finalizada la guerra les dio un castiga que se conocio como los decretos de nueva planta una leyes muy duras que practicamente destruyeron el Catalan.

A dia de hoy, se quieren remontar a este hecho , acompañado del pensamiento de que Cataluña ingresa mucho más al Estado central que por ejemplo Extremadura o la Rioja, para no hablar de Andalucia. Por lo tanto el ver que esas comunidades mantinen unas ayudas desproporcionadas mientras ellos deben seguir aplicando unos recortes infinitos, les ha llevado a querer independizarse.
Todo esto juntado con el oportunismo de Arthur Mas de poder justificar sus recortes y poder dar apoyo a su candidatura a pesar de su mala gestión reduciondo la perdida de votos que tenian previto en el partido CIU.

Por lo tanto la independencia de Cataluña es una suma de historia + la imposibilidad de un pacto fiscal + oportunismo de politicos para justificar sus recortes = CIU , CUP Y ERC.

Franco1939
1-Guardia Civil
1-Guardia Civil

Advertencias : Ban Multicuenta
Mensajes : 13
Puntos patrióticos : 1204
Reputación : 233
Fecha de inscripción : 17/06/2014
Localización : Alcorcon, Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por hacer pensar el Jue Jun 19 2014, 19:48

Ya en tiempos de los romanos existía HIspania, como provincia y en tiempos de los visigodos fue una nación con capital en Toledo.
Las otras comunidades no obtienen unas ayudas desproporcionadas, la que se lleva más ayudas desproporcionadas es Cataluña.
Cataluña no ingresa nada, los que ingresan son los ciudadanos según sus ganancias y patrimonio.
Es lógico que el estado distribuya el dinero en ayudas a los que más lo necesitan, pero entre unas cosas y otras el que más se lleva siempre es Cataluña, que tiene el déficit mayor que ninguna otra.

hacer pensar
16-Cabo 1º
16-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 679
Puntos patrióticos : 5549
Reputación : 2234
Fecha de inscripción : 05/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por hacer pensar el Jue Jun 19 2014, 19:53

Hay que desarmar todos los argumentos de estos embustero nacionalistas por que el pueblo español en la actualidad no está muy preparado, no tiene sentido crítico y se puede creer estas mentiras de los nacionalistas y es del primero que le coma el coco.

hacer pensar
16-Cabo 1º
16-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 679
Puntos patrióticos : 5549
Reputación : 2234
Fecha de inscripción : 05/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 10:56

@Franco1939 escribió:Para entender la historia de los independentismos debemos adentrarnos en la historia, ...

Si, pero no. Para entender cómo funciona la psicología del independentistas o del nacionalista periférico no es necesaria la Historia, sino solo las características y aspectos que dan forma a sus contenidos, anteriormente definicos más arriba. Porque al final todos esos aspecto son válidos para todos los nacionalismos de forma independiente al proceso histórico.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 11:07

Una par de errores garrafales, no entiendo que en una charla sobre el pensamiento, la psicología, se introduzca una resumencillo de la historia de España cuando este debería estar en otro foro más adecuado llamado Historia.

@Franco1939 escribió:... y una pequeña parte de Al-Andalus que permanecera hasta el 1492 con su anexión es una casualidad que justamente justamente con el descubrimiento de america ya que se trataba de una Anexión pacifica por que cabe recordar que Boabdil ( perdonen si no lo he escrito correctamente) entrego la ciudad de forma pacifica , ya que hasta el momento el reino de Granada se mantenia ya que pagaba grandes cantidades de dinero a Castilla. Bueno con la llegada de Carlos I estaba ya toda España anexionada a excepción de Portugal y decidió que cada territorio como habian dicho sus padres mantuvieran sus leyes , sus costumbres y sus dialectos.

1- Anexión pacífica??? Hubo una guerra, la Guerra de Granada es llamada principalmente, que duró varios años, con asedios a ciudades como Málaga, o incluso combates navales entre la Armada castellana y la sarracena para que no llegasen refuerzos de África.

2- decidió que cada territorio como habian dicho sus padres mantuvieran sus leyes , sus costumbres y sus dialectos??? Carlos V??? Igualmente, ignoras las causas de la Guerra de los Comuneros y las Germanías. Pue eso fue lo que no hizo el Emperador, respetar las Leyes de Castilla, Ley Permanente de 1519 o Ley de las Comunidades, derogándolas para freir a impuestos a las ciudades castellanas que pagarían el título de Emperador y el coste de las Guerras contra Francia durante todo su reinado. Por eso Carlos V y Francisco Franco no tienen estatuas en Castilla.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 12:40

El victimismo




Santiago González, EL MUNDO, 28/9/12

Hay en los nacionalismos una tendencia al victimismo que resulta ser connatural, vienen así de serie. Por eso es inane todo afán de combatirla mediante la exhibición de buenos sentimientos para tratar de inducir una respuesta favorable. El error básico consiste en que, siendo el victimismo un subjetivo afán de impostar el papel de víctima toda cesión, concesión, reconocimiento de derechos reales o imaginarios, gestos o posturitas que haga Madrit para aplacarlo resultarán estériles.

Un ejemplo: la gran desfachatez de las balanzas, que sustenta su aspiración de pacto fiscal. «Espanya ens roba» dice en lenguaje mitinero gente con estudios. Este es un asunto que había quedado ya claro hace 36 años en un interesante debate que se planteó en la revista Sistemas, cuando un economista vasco, Juan Cruz Unzurrunzaga, escribió que, por cada peseta que pagaba el País Vasco en impuestos, sólo retornaban 70 céntimos.

Lo refutaron inapelablemente Julio Segura, J. Muñoz y J.L. García Delgado, explicando algo que probablemente conoce Mas y con toda seguridad sabe Mas-Colell: la necesidad de distinguir entre quien recoge los impuestos y quien los soporta.

Un suponer: Cataluña vende al resto por valor de más de 50.000 millones de euros al año. Los dirigentes catalanes contabilizan el IVA correspondiente (más de 5.000 millones, menos de 10.000) como pago de Cataluña a la Hacienda española, cuando quien paga el impuesto son los consumidores españoles de las manufacturas y los servicios catalanes. La Cataluña independiente dejará de percibir ese dinero, porque las exportaciones están exentas de IVA. Ésta es la más barata demagogia al servicio del agit-prop, lo que alguna vez he definido como prevaricación intelectual: decir chorradas a sabiendas.

Otro ejemplo: aquel Gobierno Aznar, al que con tanto entusiasmo aprobó los presupuestos el PNV durante cuatro años, tuvo un gesto en febrero de 2002, al establecer como definitivo el Concierto Económico, sin necesidad de negociarlo cada 20 años, como sucedía hasta entonces. Naturalmente, ni las gracias. Veinte días después, Ibarretxe continuaba sus puestas en escena victimistas. Siete meses después anunció el plan que lleva su nombre. Aznar entendió lo que venía y un año más tarde introdujo una modificación legal para castigar penalmente a los lehendakaris que convocaran legalmente referendos. Fue una reforma inadecuada por la forma, colgada de la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2004, pero su derogación en 2005 ha dejado a la democracia española legalmente inerme frente a la arrancada de Mas.

http://paralalibertad.org/el-victimismo/

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 15:40

Tomorrow belongs to you


PEDRO J. RAMÍREZ 22/09/2013


Sí, es cierto, Anna, 12 años, que «cae un sol de estío sobre la pradera y los ciervos corren libres por el bosque, pero se reúnen para dar la bienvenida a la tormenta».
Sí, es cierto, Sergi, 14 años, que «la rama del tilo es frondosa y verde y el Rin –o el Llobregat o el Segre– lleva su oro al mar, pero en algún lugar la gloria espera invisible».
Sí, es cierto, Estel, 13 años, que «la flor abraza a la abeja pero pronto dice en un susurro: levántate, levántate».



Por eso os habéis puesto en pie, habéis unido vuestras manos a las de vuestros mayores y habéis respondido todos juntos a la llamada: «Patria, patria, muéstranos la señal que nuestros hijos esperan ver».

Desde que, embutidos en vuestras camisetas amarillas, os convertisteis en eslabones de la cadena humana del 11 de septiembre sabéis que «el mañana» os «pertenece» y que nada podrá interponerse ante la determinación de cumplir vuestro destino colectivo como pueblo. Es un sentimiento tan noble y henchido de idealismo como el que experimentaban aquellos muchachos de las camisas marrones en la escena del merendero de Cabaret. Si el plano se fuera cerrando, la cámara mostraría las banderas esteladas tiznadas en vuestras párvulas mejillas con el mismo candor con que en la película se detiene en el ancestral símbolo hindú grabado sobre fondo rojo en los brazaletes de aquellos sanos muchachos alemanes.

No estoy identificando a los niños catalanes movilizados durante la Diada, y utilizados luego por TV3, como prueba de la profecía autocumplida de la inmersión lingüística y la educación en el odio a España, con los miembros de las Juventudes Hitlerianas, la mayoría de los cuales, por cierto, nunca rompió un plato. Vivimos en otro mundo, en otro momento histórico. Pero sí quiero argumentar que sus padres están legándoles un problema existencial similar al que tenían los jóvenes en la Alemania de los años 30.

Soy consciente de que me adentro en arenas movedizas pues es muy difícil ver una esvástica sin escuchar enseguida esa música de Wagner que invita a invadir Austria ni pensar que siempre que se empieza por ahí, se termina gaseando judíos. Pero el hecho de que la hermosa canción, introducida en Cabaret como remedo del himno patriótico Die Wacht am Rhein–La Guardia del Rin–, haya sido percibida muchas veces como una apología encubierta del nazismo, permite separar el principio del fin de aquella historia.

De igual manera que hay tormentas que se deshacen en la atmósfera antes de llegar a descargar un solo rayo, no todo lo que comienza mal tiene que desembocar en tragedia. Precisamente es la ambigüedad del problema del nacionalismo –siempre se ve sólo la paja en el ojo ajeno– lo que permite que Tomorrow belongs to me, escrita por dos homosexuales judíos como John Kander y Fred Ebb, haya sido interpretada por grupos supremacistas como Screwdriver, desligándola por completo del contexto histórico de la película. Y es obvio que por repudiable que parezca creer en la superioridad de una raza o de una comunidad lingüística sobre las demás, esto queda muy lejos de ser responsable de crímenes contra la humanidad.

El corazón del debate que nos ocupa ha sido perfectamente identificado por el portavoz de la Generalitat al anunciar que el CAC, o policía de lo audiovisual en Cataluña, va a investigar los contenidos en los que se «compara» la ideología nacionalista con la de los regímenes totalitarios. El error de Homs es dar por hecho que se trata de «mentiras y difamaciones… del todo intolerables», sugiriendo que habrá que afrontar el problema mediante la denuncia y no mediante la evaluación de si tienen razón. Sería desde luego un honor figurar en un catálogo que incluiría a algunos de los grandes intelectuales del último siglo, desde Lord Acton a Vargas Llosa, pasando por Hannan Arendt, Raymond Aron o Isaiah Berlin.

Precisamente éste último, el pensador que más ha profundizado sobre el sentido de la libertad, detectó los cuatro ingredientes que conectan esa «inflamación patológica de la conciencia nacional herida» que para él es el nacionalismo con los totalitarismos; y lo convierten en un «remedio» sumamente «peligroso». Es muy conveniente repasarlos y preguntarse tanto si son de aplicación a lo que está ocurriendo en Cataluña como si reflejan también las ideas dominantes en el resto de España.

Berlin definió el primer elemento de esa patología como «la convicción de que los hombres pertenecen a un determinado grupo humano cuya forma de vida difiere de la de los otros; y que los caracteres de los individuos que lo componen están moldeados por el grupo y no pueden ser entendidos al margen del mismo». Es lo que Vargas Llosa resumió como «la tribu», incluido el estereotipo de que hay tribus trabajadoras y eficientes y tribus holgazanas y manirrotas.

El segundo ingrediente es «la pauta de que la vida de una sociedad es similar a la de un organismo vivo y todo lo que necesita cumplir para desarrollarse adecuadamente son objetivos comunes de carácter supremo que prevalecen en caso de conflicto con otros valores, porque sólo de esa manera podrá evitarse la ruina o decadencia de la nación». ¿Qué otra cosa se deduce de una mentalidad en la que en Cataluña sólo se es alguien en tanto que se es un buen catalán porque, según Pujol y Junqueras, si no fuera así «desapareceríamos»? Para ellos perder la cohesión identitaria equivaldría a ser engullidos por una grieta abierta en la tierra o a desvanecerse en el éter. De ahí deduce Berlin que para esta gente «la unidad esencial en la que la naturaleza humana se realiza plenamente no es el individuo sino la nación».

En tercer lugar «esta perspectiva implica que la razón más apremiante para mantener una determinada creencia, aplicar una determinada política, servir a un determinado fin, vivir una determinada vida es la de que esas creencias, políticas, fines y vidas son las nuestras». Es decir que no hay valores universales, ni derechos humanos inalienables, ni elementos de objetividad al aprender la Historia, ni factores prácticos en la inmersión lingüística o la rotulación de los comercios. «Esas reglas deben ser seguidas porque son las de mi grupo, al margen del cual sólo soy una hoja, una ramita desgajada del único árbol que puede darme la vida». Un botifler, un traidor, un Boadella cualquiera, vamos.

El cuarto y definitivo ingrediente es el de que «el nacionalismo en su estado más avanzado ha llegado a una situación tal que si la satisfacción de las necesidades del organismo resulta incompatible con los objetivos de los otros grupos… no queda más remedio que obligarles a doblegarse». Sabemos que esto es precisamente lo que los separatistas alegan respecto al imaginario yugo español. Pero basta ver cuál es la realidad institucional de la Cataluña autonómica, fruto de un pacto constitucional avalado abrumadoramente por todos los españoles, catalanes incluidos; basta ver dónde está la amenaza de romper de forma unilateral el statu quo; y basta ver quién está pecando de debilidad y tibieza al renunciar a aplicar las normas previstas para atajar la deslealtad de los gobernantes de una comunidad autónoma.



Las últimas declaraciones de Mas alegando que, en contra de lo que dicen los tratados, una Cataluña independiente seguiría en la UE porque sus dirigentes «ya se ocuparán de no hacerse daño», indican que en su mesiánica huida hacia adelante no sólo piensa «doblegar» a España sino también a Francia, Alemania, Italia o el Reino Unido. Y la línea de repliegue para espíritus menos audaces, según la cual «en todo caso Cataluña estará dentro del euro», demuestra que si el nacionalismo catalán reúne los cuatro ingredientes del «remedio peligroso» de Isaiah Berlin, sus actuales dirigentes practican ya sin escrúpulos los 11 principios de la propaganda de Goebbels.

Qué manera de mentir a la gente. Una cosa es que pueda haber euros dentro de Cataluña y otra muy distinta que Cataluña pueda estar dentro del euro. La diferencia reside, nada menos, en que sus entidades financieras tendrían vedado el acceso a la liquidez del BCE. O sea que esa Cataluña estaría tan dentro del euro como el Ecuador de Correa está hoy dentro del dólar.

Según Berlin la levadura que activa los cuatro ingredientes tan destructores como autodestructivos del nacionalismo es siempre «un grupo de personas en pos de un foco de lealtad» y en definitiva de «una base de poder». La indiscreción del presidente de la Diputación de Barcelona sobre lo que el Rey le dijo el año pasado ha servido para desvelar hasta qué punto el jefe del Estado tiene calados a los líderes de CiU y Esquerra y a los medios de comunicación que ellos pagan para «sacar a la gente a la calle con engaños».

Cualquiera puede ver que los resortes que emplean para hacerlo son una fiel trasposición de las consignas del ideólogo del Reich: «adoptar una idea única (Cataluña es una nación) y un único símbolo (la senyera)»; «individualizar al adversario en un único enemigo (España)»; «cargar sobre él los propios errores o defectos (España nos roba)»; «convertir cualquier anécdota en amenaza grave» (los vuelos rasantes de aviones militares, la irrupción violenta de ultras en Blanquerna); «repetir una mentira lo suficiente hasta que acabe convirtiéndose en verdad» (Cataluña perdió su independencia en 1714); «llegar a convencer a mucha gente que piensa ‘como todo el mundo’, creando una falsa sensación de unanimidad» (el mosaico del Nou Camp, la cadena humana). Nada de esto pasa de forma significativa en el resto de España.

Si durante más de tres décadas el nacionalismo ha inoculado este virus, estimulando su propagación desde las instituciones públicas, los colegios, la radio, la televisión y los periódicos, no es de extrañar que la infección alcance ya a una parte importante de la sociedad catalana. La pregunta que ahora hay que dirigirles por igual a los próceres catalanes que han mirado para otro lado y por supuesto al presidente del Gobierno de España que sólo practica el lenguaje del silencio, es la misma que Michael York le hace al aristócrata alemán que le acompaña al merendero: «¿Sigues creyendo que les pararéis los pies?».

Sea cual sea la respuesta, lo que no tiene ya vuelta de hoja es que gran parte de los individuos que componen esas generaciones de catalanes, programadas para servir al nacionalismo, no serán capaces de sustraerse al lavado de cerebro y al determinismo uniformador al que han sido sometidos. Crecerán, vivirán y morirán jibarizados por y para la reivindicación de que la nación catalana se convierta en un Estado independiente de España, al coste que sea. Y eso en la era de la globalización, de la dilución de la soberanía, del mundo sin fronteras, oscila entre lo grotesco y lo terrible.

Sí, es cierto que los ciervos, los bosques y las flores están ahí a vuestro alcance y que sois los guardianes de los ríos que acarrean el agua del futuro. Tomorrow belongs to you, Anna, Sergi, Estel. Pero vais a convertiros de niños en adultos sin ser conscientes de los dos problemas que lleváis en la mochila. El primero es que lo único peor que la derrota de vuestra causa sería su victoria. El segundo, la putada que os han hecho vuestros padres.

http://e-pesimo.blogspot.com.es/2013/09/carta-del-director-pedro-j-ramirez_22.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 16:19

Secesionismo académico de salón

En política las personas no suelen comportarse como “agentes racionales” sino como “agentes devotos”. La independencia no es una ecuación.




Desde hace un tiempo, académicos e investigadores catalanes de relevancia, aprovechan su condición de “científicos políticos” y coquetean presentando la cuestión del independentismo como un tema empírico, estrictamente “científico” que se puede resolver en un plano positivo y libre de ideologías. Diversos intentos se han ido sucediendo. Y algunos tienen que ver con la teoría de juegos, que goza de cierta aura de fascinación para el gran público. 1

Hace unos meses (11-6-2013), se divulgó la noticia de que un politólogo, Joan Barceló-Soler, había publicado un trabajo en una universidad norteamericana utilizando métodos matemáticos para hacer predicciones sobre el secesionismo catalán. No ha sido el primero. Uno de los que más atención ha recibido ha sido un breve ensayo de Clara Ponsatí (23-11-2012) publicado en la La Vanguardia y titulado Beneficios, costes y teoría de juegos.

Clara Ponsatí es la profesora de la Georgetown University a quien, según denunció el consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas Colell, no se le renovó su cátedra por motivos políticos. El secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Federico Morán Morán, negó cualquier discriminación. En su artículo, Ponsatí planteaba escenarios estratégicos en torno al proceso secesionista en Cataluña en función de distintas asunciones. Su conclusión era que los catalanes no parecen estar preocupados por la hipotética viabilidad de un Estado propio sino tan solo por la posibilidad de que la independencia dejara a Cataluña fuera de Europa. Según sus palabras, la inquietud sería “por las represalias que pudieran desencadenarse”.

La autora partía de premisas económicas claras: “La independencia eliminaría el déficit fiscal catalán” y eso sería una ventaja obvia para Cataluña y un coste para España. Ser excluida de la Unión Europea sería, asimismo, oneroso para Cataluña, pero también, y en grado no menor, para los intereses económicos de España. Ante ese panorama, la doctora Ponsatí planteaba horizontes “razonables” analizando las situaciones con la lógica de la teoría de juegos. Para ello avanzaba un escenario hipotético donde actuarían dos jugadores representativos, el “votante medio catalán” y el “votante medio español”, ambos con motivaciones y opciones racionales. El primero debería elegir entre independencia y unión y el segundo entre la aceptación de la independencia o su veto. Los cuatro resultados posibles serían: independencia con veto, independencia con aceptación, unión con veto y unión con aceptación. Cada jugador decidiría según su interés y eso daría lugar a previsiones plausibles. Ponsatí explicaba que la actuación racional de los jugadores arrojaría como resultado estabilizaciones llamadas “equilibrios de Nash” y deducía que, en esas condiciones, habría dos equilibrios posibles. Uno es la unión con veto y el otro la independencia con aceptación.

Aceptando que el coste de salir de Europa sea superior al de los beneficios que ofrece la independencia, el razonamiento de Ponsatí es el siguiente:

1) Si la estrategia elegida por España fuera veto, la respuesta catalana bien ponderada debería ser unión puesto que los costes de la independencia serían mayores que sus beneficios. Y si el votante medio catalán vota unión, la estrategia veto no resulta costosa –puesto que no es necesario ejecutarla– y es por tanto una buena decisión.

2) Si la estrategia elegida por España fuera aceptación, el votante catalán debería elegir independencia, pues ello le reportaría la eliminación del déficit fiscal, sin incurrir en coste añadido por la exclusión europea. Ante la opción independencia, la estrategia racional menos gravosa para el interés del votante medio español sería la aceptación.

Llegados a este punto el análisis proporcionaría cierta justificación a la estrategia del veto hispánico, lo cual fundamentaría la “política de amenazas” en cascada del Gobierno español. Pero, en su opinión, el mismo razonamiento conduciría a que si la estrategia del votante catalán fuera la independencia, la actuación económica racional al servicio de los intereses españoles sólo podría ser la aceptación.

Ahora bien, como aceptar o vetar son decisiones hispanas cuya ejecución es posterior a la decisión del “votante catalán”, el juego supone opciones decisorias sucesivas y el análisis debería tenerlo en cuenta. Quien juega primero, o sea, el ciudadano catalán con derecho a voto, debe predecir cuál será la reacción del jugador que juega el último, que es el español. Y para eso ha de efectuar el elemental y obligado ejer- cicio de ponerse en su lugar. Y aquí la profesora Ponsatí aventura un pronóstico contundente. En la disyuntiva hispana de vetar o aceptar, lo mejor sería aceptar puesto que, según ella, eso le “ahorraría costes” onerosos al ciudadano español. Así, basándose en que España se decantará necesaria y racionalmente por esa elección, el votante catalán ha de optar, de todas, todas, por la independencia. Como en el contexto actual, según asegura, las amenazas de veto “no son creíbles” puesto que son “miopes”, “no ejecutables” y tan solo denotan ausencia de cintura e inteligencia, el resultado es solo uno: independencia con aceptación. Y no se priva, para concluir, de advertir a la ciudadanía catalana de que dar credibilidad a las amenazas españolas es “irresponsable”.

Pero, ¿es esto un planteamiento científico? Y nos preguntamos:

¿Seguro que hay que partir necesariamente de premisas como que “la independencia eliminaría el déficit fiscal catalán” y que sería una ventaja obvia para Cataluña y un coste para España?

No solo no tenemos motivos para pensar que la independencia favorecería los intereses económicos de los catalanes, sino que la misma premisa es una “petición de principio” ya que ni siquiera existe un acuerdo respecto a la cuantía del déficit y si se ha dado todos los años. Sin embargo, la autoridad y convicción con la que se esgrime ese argumento desde el aparato del Gobierno catalán es tan persistente que ya se asemeja a un “dogma de fe”.

¿Seguro que hay que asumir solo costes y beneficios económicos en ese tipo de juego ? ¿No son tan o más importantes los afectivo-sentimentales?

Para otro científico político, Scott Atran, el análisis de los conflictos étnicos, políticos y religiosos en los términos clásicos del “agente racional” es erróneo, ya que este tipo de conflictos, que incluye la formación de nuevas naciones, tienen que ser analizados desde la perspectiva del “agente devoto”. Aunque estos análisis se aplican especialmente en casos de conflicto sustentado en justificaciones religiosas y mesiánicas supuestamente milenarias, la noción de que la nacionalidad se apoya en “valores sagrados” 2 no sujetos a transacciones materiales, tiene una validez más general. Las opiniones más difíciles de cambiar, en este sentido, serían justamente las que implican fuertes compromisos colectivos. El coste de una idea culturalmente “desviada” puede ser muy alto en la medida en que su aceptación, aunque más “racional”, arriesga la lealtad del individuo con su grupo de afinidad. Así, la formación de nuevas naciones no sería reducible a movimientos previsibles de “agentes racionales” dentro de un juego puramente económico.

¿Seguro que el “votante medio hispano” y el “votante medio catalán” son jugadores verdaderamente representativos y que las condiciones del laboratorio son estables?

No hay que olvidar que al electorado catalán se le ha ofrecido la independencia como un “producto milagro” en tiempos de crisis, y tras un bombardeo de información muy sesgada sobre el supuesto “expolio fiscal”. Si las condiciones económicas mejorasen o si el ciudadano catalán tuviera acceso a una información más plural que le hiciera más consciente del coste de decir no a España, las actitudes de muchos jugadores se verían afectadas. El incremento de la demanda secesio- nista a la que el politólogo Barceló-Soler se refiere acríticamente 3, no es resultado de una evolución natural, impulsada por los logros y la voluntad competitiva de un grupo humano con rasgos étnico-culturales muy sólidos, sino la consecuencia de muchos años de infatigable adoctrinamiento y de la inversión de muchos millones de euros. La pregunta ya no sería por qué hay un 30-40% de ciudadanos que se declaran independentistas sino por qué no lo son la mayoría.

¿Seguro que es lo mismo jugar en tirada única, que en tiradas repetidas? ¿Seguro que es lo mismo jugar de manera hipotética, que tomar decisiones en circunstancias reales y en medio de grandes tensiones?

En definitiva, ¿a qué juegan los politólogos secesionistas cuando proponen esos modelos “científicos”?



Razón y devoción

Las dificultades con las que topa la ciencia política para alcanzar resultados científicamente “puros”, libres de ideología, pueden entenderse mejor desde los enfoques empíricos de la ciencia cognitiva que están desarrollándose en los últimos años. Daniel Kahneman 4 , en particular, ha popularizado la idea de que aquello que entendemos por “racionalidad” es solo una capa superficial del pensamiento huma- no construida sobre niveles más profundos de la cognición humana evolucionada, y que por tanto que nuestra capacidad para razonar objetivamente está limitada por defecto por una larga lista de sesgos cognitivos automáticos.

Más específicamente, una aproximación conocida como “cognición y cultura” 5 está estudiando las relaciones entre nuestra cognición, la ciencia y las ideologías. Estos científicos cognitivos hablan de un “razonamiento ideológicamente motivado”. Se trataría de un tipo de razonamiento motivado “en el cual alguna disposición ideológica (como “conservadurismo” o “liberalismo”, por ejemplo) propor- ciona el objetivo motivador o el interés extrínseco a la formación de ideas adecuadas. En relación a un modelo bayesiano, los indi- viduos buscarán información y le darán crédito condicional en la medida en que coincida con sus disposiciones ideológicas. Caerán en un “sesgo de confirmación” a favor de sus compromisos ideológicos. Se dividirán en varias proposiciones factuales, dado que sus disposiciones ideológicas y sus ideologías son heterogéneas. Y se resistirán a actualizar sus creencias pese a la disponibilidad de información adecuada que debería resultar en la convergencia de sus creencias respectivas.

Estas limitaciones del razonamiento humano explican que, cuando se trata de cuestiones moral o ideológicamente sensibles, los hechos no importen tanto como los compromisos ideológicos previos. Cambiar de punto de vista en estos temas es un ejercicio extremadamente difícil para la mayoría de las personas, incluso cuando se presentan hechos que cuestionan las creencias de base. Hay incluso evidencias experimentales de que la presentación de estos hechos refuerza las creencias iniciales, en lugar de aminorarlas 6. El escritor científico Chris Mooney ha propuesto hablar del “efecto del idiota inteligente”: “El hecho de que las personas políticamente sofisticadas e informadas a menudo están más sesgadas y resultan más difíciles de persuadir que los ignorantes”

La teoría de juegos estudia la estrategia de las interacciones humanas. Breve pero técnicamente, es el estudio de las “decisiones estratégicas”. Dado que existe una enorme variedad de interacciones, los humanos participamos corrientemente en todo tipo de “juegos” a menudo sin darnos cuenta ni tener un conocimiento consciente de las reglas. Algunos juegos son cotidianos y tienen consecuencias triviales, como los que juegan entre sí los conductores de automóviles durante el atasco de todos los días hacia su lugar de trabajo, pero otros son bastante excepcionales y pueden tener consecuencias potencialmente catastróficas, como el “juego” nuclear entre los líderes de Estado Kruschev y Kennedy durante la llamada “crisis de los misiles” en octubre de 1962. De hecho, en cierto modo la teoría de juegos es una criatura de la guerra fría, aunque los orígenes matemáticos se remontan a John Von Neumann. Fue justamente en los años de la tensión nuclear cuando el matemático John Nash divisó su famoso “equilibrio”, una especie de solución de compromiso al que llegarían los jugadores cuando no existen incentivos para actuar mejor de otro modo.

Los teóricos de los juegos hacen un gran esfuerzo al intentar establecer posibles escenarios de las interacciones humanas complejas y sus modelos matemáticos se han aplicado con bastante éxito a campos del saber tan diversos como la economía, la biología o la filosofía, pero no se trata de una panacea universal, y tiene un limitado alcance predictivo. Como explica a los profanos Ken Binmore 7, la teoría de juegos no salvará al mundo “porque sólo funciona cuando la gente juega de forma racional”. Y resulta que la gente no se comporta siempre, quizás ni siquiera muy a menudo, según los cánones de la racionalidad clásica. En particular, el supuesto tradicional de que los individuos se preocupan principalmente por su propio interés, y que harán todo lo racionalmente posible por conseguir estos objetivos está siendo puesto seriamente en cuestión por los economistas conduc- tuales que sugieren una mirada nueva a los “juegos” económicos y políticos que juega la gente. Nuevos supuestos emocionales, biológicos y comportamentales obviados o minusvalorados en el marco de la teoría clásica de juegos deben entrar en liza si queremos entender las decisiones estratégicas de los individuos y los colectivos en un marco científico más válido y aplicable.

Los científicos no están libres de estas limitaciones cognitivas naturales que constriñen el análisis racional, y más habida cuenta de que algunos de esos académicos y profesores no son naturalistas neutrales sino que están devotamente comprometidos, en un plano más cultural, con los mismos fenómenos políticos que pretenden analizar. Desgraciadamente, la deficitaria formación de muchos políticos unido al hecho de contar con un público receptivo a la confirmación de sus doctrinas favoritas es campo abonado para que se recojan positivamente trabajos de este tipo. Estamos, sin lugar a dudas, ante “ciencia nacionalista”, con todo lo que ello significa.


Teresa Giménez Barbat y Eduardo Robredo Zugasti
Publicado en Claves de razón práctica.


Notas:

1Situaciones propias de la teoría de juegos han sido explotadas, por ejemplo, en algunos programas de televisión.ién tuvo importante repercusión la película Una vida maravillosa, basada en la novela homónima sobre la vida de John Forbes Nash.

2Atran, S.: Devoted actor versus rational actor. Models for understanding world conflict. Edge.

3Esa extraordinaria frase: “La creciente percepción de la falta de reconocimiento de las particularidades de Cataluña”.

4Kahneman,D.(2011).Thinking, fast and slow. Farrar, Straus and Giraux

5The cultural cognition proyect (Yale Law School)

6Lord, Charles G.; Ross, Lee; Lepper, Mark R. (1979): ‘Biased assimilation and attitude polarization: The effects of prior theories on subsequentl y considered evidence’, Journal of Personality and Social Psychology (American Psychological Association) 37 (11): Taber, Charles S.; Lodge, Milton (July 2006), ‘Motivated Skepticism in the Evaluation of Political Beliefs’, American Journal of Political Science (Midwest Political Science Association)

7Binmore, K. (2007): Game theory. A very short introduction. Oxford University Press.

http://www.terceracultura.net/tc/?p=6586

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 16:25

Pérez Reverte: "Si hubiera más educación habría menos independentismo"

El escritor dice que si fuera catalán no sería soberanista "porque tengo biblioteca"




El escritor Arturo Pérez Reverte ha señalado que "si en Catalunya y en el resto de España hubiera más educación, habría menos independentismo".

El autor ha indicado, en una entrevista en El Periódico, que "el independentismo también es un problema de educación. A un pueblo poco educado, acrítico y sin lucidez intelectual se le manipula fácilmente".

" Y el pueblo español, y aquí incluyo al catalán, está tan poco educado que es muy manipulable, ya sea por CiU, por ERC, por el PSOE o por el PP", ha insistido.

Cuando se le ha preguntado si sería "independentista" en el caso de haber "nacido en Manresa", ha contestado que "no, lo tengo clarísimo". "Porque tengo biblioteca, he leído mucho, tengo memoria, he viajado por el mundo, he visto de cerca otros independentismos y conozco el resultado de la acción de los políticos mediocres", ha remachado.

Según el articulista, "con toda esta experiencia tengo claro que no sería independentista, lo que no me impide respetar lo que sea".

"Como español me molestaría que esta parte de mi país se separara, porque sería un desastre para Catalunya y España", ha valorado.

El académico de la lengua española ha señalado que "no le hablo desde ningún nacionalismo español, porque no me siento especialmente orgulloso de mi país, pero tengo claro que la independencia sería un error histórico enorme para todos".



http://cultura.e-noticies.es/perez-reverte-si-hubiera-mas-educacion-habria-menos-independentismo-81269.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Franco1939 el Vie Jun 20 2014, 18:23

Antes de nada dar a entender que no soy independentista, ya que soy Madrileño de sangre y poco sentido tendría la verdad sea dicha, pero conozco otros profesores de Cataluña , por que en la congregación de colegios SAFA donde trabajo tambien tienen un colegio en Barcelona y conozco algunos profesores de ahi.
Primeramente si nos ponemos a seguir retrocediendo como has hecho tu hasta los romanos encontramos que antes de la llegada de los romanos, el territorio estaba dividido de forma que los Iberos ocupaban la gran mayoria del territorio de la peninsula concretamente todo el oeste , mientras que a los Celtas les quedo la parte del litoral mediterraneo, para que nos entendamos Valencia, Cataluña , parte de aragon y quizás un trozo de Murcia.

Segundamente lo a la guerra que tu te refieres es anterior, el reino nazarita de granada se entrego pacificamente en 1492, despues de ser oprimidos por altos impuestos que les cobraba Castilla por permitirles seguir ocupando el sud de la peninsula.
A lo que tu te refieres es mucho anterior lo conocido como la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212 que lelgaron refuerzos de Africa estos eran los almohadas y los almoravits.

Segundo Cataluña es la que más recibe pero aun asi tiene perdidas y te lo puedo garantizar ya que la gran mayoria de los ingresos de España vienen de lo conocido como los 4 pilares: Madrid, Baleares , Pais Vasco y Cataluña. Esto es así las cosas como son.

Para terminar aclarar que yo estoy totalmente en contra del separatismo no me malentiendan simplemente queria intentar explicar un poco los motivos de que se quieran separar, encuentro que lo más razonable sería un pacto fiscal como el que tiene el país Vasco.

Franco1939
1-Guardia Civil
1-Guardia Civil

Advertencias : Ban Multicuenta
Mensajes : 13
Puntos patrióticos : 1204
Reputación : 233
Fecha de inscripción : 17/06/2014
Localización : Alcorcon, Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 20 2014, 20:49

@Franco1939 escribió:antes de la llegada de los romanos, el territorio estaba dividido de forma que los Iberos ocupaban la gran mayoria del territorio de la peninsula concretamente todo el oeste , mientras que a los Celtas les quedo la parte del litoral mediterraneo, para que nos entendamos Valencia, Cataluña , parte de aragon y quizás un trozo de Murcia.

Justo al revés, enhorabuena troll.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Vie Jun 20 2014, 21:07

@ilustrado escribió:
@Franco1939 escribió:antes de la llegada de los romanos, el territorio estaba dividido de forma que los Iberos ocupaban la gran mayoria del territorio de la peninsula concretamente todo el oeste , mientras que a los Celtas les quedo la parte del litoral mediterraneo, para que nos entendamos Valencia, Cataluña , parte de aragon y quizás un trozo de Murcia.

Justo al revés, enhorabuena troll.

 Shocked Shocked Shocked Creo que franco ha de explicar este disparate.
Y yo que le he regalado los 100 puntos (la verdad es que no he leido su respuesta)  Embarassed 

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18915
Puntos patrióticos : 363138
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Miér Jul 09 2014, 02:35

El espejismo del diálogo, por Eduardo Goligorsky



Diálogo

La palabra impone respeto. Para el observador liberal, comprometido con la sociedad abierta y civilizada, no hay fórmula mejor que el diálogo para avanzar por la senda de la convivencia y el progreso. Pero cuidado. Esta idealización del diálogo puede convertirse en una peligrosa debilidad cuando un conglomerado autoritario y sectario lo sustituye por un espejismo sutilmente diseñado para embaucar ingenuos y atraparlos en su cepo retrógrado.

Mitomanía identitaria

Los secesionistas catalanes no se recatan a la hora de desempolvar una apariencia de diálogo, después de haber agotado las reservas de fondos y desplantes que empleaban para hostigar a sus conciudadanos poco apegados a la mitomanía identitaria. Ahora toca diálogo, dictamina, muy oronda, María Dolores García, subdirectora del somatén mediático (LV, 26/3). Como de costumbre, el que puso en escena el espejismo fue el secesionista simpático. Lo hizo en el Foro de la Nueva Economía, en Madrid. Leemos (LV, 22/3):

Los puentes entre Madrid y Barcelona están muy maltrechos, pero aún queda alguna pasarela transitable. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, intentó ayer apuntalarla y ensancharla en una conferencia en la que la palabra más reiterada fue diálogo.

Otro simpático, que además ostenta el mérito de ser uno de los padres de la Constitución que hoy repudian sus correligionarios, Miquel Roca Junyent, se apresuró a escribir (LV, 26/3):

Ahora se puede hablar de dialogar, de pactar, de llegar a acuerdos, incluso de gobernar en coalición. Hace unos meses –muy pocos– era absolutamente imposible. No sólo no se defendía sino que, incluso, se condenaba. Lo que estaba de moda era la tozuda voluntad de ignorar a los demás; cada uno ensimismado en su propio y exclusivo proyecto. (...) Ahora, no. Ahora se constata que la soledad no es buena. Que incluso para discrepar vale la pena dialogar. (...) Si hay un resquicio, hay que aprovecharlo. Más unidad, Catalunya hacia dentro, para ser más fuertes. Más diálogo, Catalunya hacia fuera, porque esta ha sido siempre nuestra fuerza. ¿Ahora sí?

La súbita pasión por el diálogo, que hasta ahora estaba condicionado a que el Gobierno de España aceptara todas las exigencias de sus interlocutores secesionistas, incluyendo el trazado de líneas rojas que cercenaban la vigencia de la Constitución en una anacrónica demarcación territorial, no es producto de un encomiable acceso de racionalidad. Hay una explicación más prosaica: según la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, en el 2010 la Generalitat tenía gastos con cargos a ejercicios futuros por valor de 79.500 millones de euros, con plazos que alcanzaban hasta el 2108.

Y los apremios actuales se acumulan. El 27/3, la prensa informaba de que la Generalitat debe 1.390 millones de euros por atención sanitaria, social y farmacéutica prestada en los dos últimos años. A lo que se añaden los costes financieros que les suponen a las entidades impagadas (38 millones de intereses) y 106 millones más de propina por la subida del IVA en los productos sanitarios. El expolio no viene de Madrid. Viene de dentro. La que viene de Madrid es la ayuda del Fondo de Liquidez Autonómico para que no quiebren las farmacias, los hospitales, los servicios sociales y las empresas proveedoras de medicamentos y productos sanitarios. Mientras dentro continúa el despilfarro en las pseudoembajadas y en las subvenciones a las redes sociales proselitistas y a los medios de comunicación complacientes cuyo objetivo consiste en crear un clima de crispación y polarización ceñido al modelo chavista-kirchnerista.



Ambiente envenenado

Es significativo comprobar que los secesionistas no sólo no están predispuestos para entablar el diálogo, sino que su sola mención basta para despertar en ellos los peores instintos cainitas. Lo explica en el mismo artículo María Dolores García:

Justo cuando se aflojan las tensiones entre Madrid y Barcelona, las relaciones entre los partidos catalanes están bajo mínimos Ya no hay oasis catalán... El ambiente está envenenado. Los vínculos entre Convergència y sus socios de Unió son más débiles que nunca. Tanto, que en ambos lados consideran que su continuidad sólo está asegurada hasta la consulta soberanista. (...) La crispación, antes tan definitoria del juego político y mediático madrileño, se ha apoderado de la política catalana. (...) CiU no puede atarse en exclusiva a ERC, porque si la tierra prometida se retrasara no cuenta con más aliados, no puede pagar las nóminas y se arriesga a que Catalunya quede marginada de una posible mejora en el sistema de financiación.

El ambiente envenenado aquí descripto saca de quicio a la panfletista –¡y ahora miembro del Consell Assessor per a la Transició Nacional de Cataluña!– Pilar Rahola, quien no abomina de los chanchullos sino de la transparencia y clama, sin renunciar a la adulación (LV, 28/3):

Como entiendo que tanto Artur Mas, como Duran Lleida, como Oriol Junqueras, son políticos de mucha categoría (sic) y mucha responsabilidad (sic), a ellos apelo para que esto pare de alguna forma. O se resuelve entre bambalinas, o se controlan las lenguas más sueltas, o si hay que romper algo, se rompe. Pero no den la sensación de estar jugando a hacer política.

Caciques ensoberbecidos

Ahora acabamos de enterarnos de que mientras Duran Lleida embrollaba con el espejismo del diálogo en el Foro de la Nueva Economía, Mariano Rajoy y Artur Mas conversaban en La Moncloa, entre bambalinas, como aconseja Rahola, sobre los problemas que Cataluña plantea a España, tanto desde el punto de vista económico como desde el político. En lo que concierne al segundo punto, quedó patente, una vez más, que el diálogo es un espejismo (LV, 28/3):

"En cuanto al proceso soberanista, las posiciones siguen tan enfrentadas como siempre. La Moncloa describió el problema como "de enorme complejidad y con posiciones muy distantes."

La reunión Rajoy-Mas se celebró el 21/3. El 24/3 apareció en La Vanguardia una entrevista del comisario político Jordi Barbeta al consejero de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó i Aubarell, que ya debía de conocer a fondo lo conversado en aquella reunión. Las respuestas de Gordó reflejaron hasta qué extremo el diálogo con los secesionistas no pasa de ser un espejismo que estos fomentan para ganar tiempo y explotar la distensión ficticia en beneficio de sus objetivos políticos. Cuando Barbeta le planteó:

Diálogo es la palabra de moda. Algunos han querido interpretar estas proclamas a favor del diálogo con Madrid como una marcha atrás del compromiso soberanista y de la consulta;

Gordó le contestó categóricamente:

Todo lo contrario. No hay marcha atrás. El diálogo con el Gobierno de España hará posible la consulta en el pueblo de Catalunya sobre su futuro en las mejores condiciones.


Lo que proponen los secesionistas no es el diálogo sino suplir la voluntad de los ciudadanos y usurpar la representación de una mayoría del censo que nunca han conquistado en las urnas. Lo que ellos reivindican como diálogo no es tal, sino un espejismo en el que la sociedad deberá acatar sus dogmas, mitificar el pasado, sacralizar un simulacro de identidad, aceptar la educación regimentada y asistir a la asfixia de las libertades entre las líneas rojas que trazan caciques ensoberbecidos. Un espejismo que se desarrollará fuera de España y, lógicamente, fuera de la Unión Europea.


ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jul 19 2014, 02:05

Intelectuales contra el nacionalismo y separatismo


El nacionalismo es siempre fuente de crispación, de confrontación y de violencia, y eso no excluye al nacionalismo que juega a la democracia al mismo tiempo que a la exclusión. Es, sigue siendo, el gran desafío. – Mario Vargas Llosa

Creo que, en última instancia, el nacionalismo está reñido con la democracia. Aunque hay que diferenciar el nacionalismo de pistoleros terroristas del nacionalismo burgués. Pero si usted escarba en las raíces ideológicas del nacionalismo, éstas son un rechazo de las formas democráticas, un rechazo a la coexistencia en la diversidad, que es la esencia de la democracia. Por eso yo combato el nacionalismo en todas sus manifestaciones. – Mario Vargas Llosa

Amo demasiado a mi país para ser nacionalista. – Albert Camus


El nacionalismo divide a la humanidad en unidades mutuamente intolerantes. En consecuencia, el hombre piensa primero como norteamericano, ruso, chino, egipcio o peruano, y en segundo lugar, si acaso, como ser humano. – Ivo D. Duchacek

El nacionalismo es como un pedo, sólo le gusta al que se lo tira. – Josep Pla

El nacionalismo es particularismo devastador, egoísmo disolvente y factor de debilitamiento democrático, toda vez que defiende la existencia de unos derechos colectivos, proclives a todos los populismos, que casi siempre son incompatibles con los principales derechos individuales. – Antonio Papell

El nacionalismo es algo intrínsecamente malo por dos motivos. Primero por creer que unas personas son, por su pertenencia a un grupo, mejores que otras. Segundo, porque cuando el problema es el otro, la solución implícita de este problema siempre será el otro. – Ryszard Kapuściński

El nacionalismo es la extraña creencia de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí. – George Bernard Shaw

El nacionalismo es nuestra forma de incesto, es nuestra idolatría, es nuestra locura. El patriotismo es su culto. – Erich Fromm

El nacionalismo es siempre una tontería, y el nacionalismo étnico, una tontería asesina. - Bernard-Henri Lévy

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad. – Albert Einstein

El nacionalismo se parece al alcohol barato. Primero te emborracha, después te ciega, y después te mata. – Daniel Fried

La nación es un sistema de egoísmo organizado… La idea de nación es uno de los medios soporíferos más eficaces que ha inventado el hombre. Bajo la influencia de sus efluvios, puede un pueblo ejecutar un programa sistemático del egoísmo más craso, sin percatarse en lo más mínimo de su depravación moral; aún peor, se irrita peligrosamente cuando se le llama la atención sobre ello. – Rabindranath Tagore

Las naciones que ávidamente cultivan la ceguera moral como culto del patriotismo acabarán su existencia en una muerte repentina y violenta. – Rabindranath Tagore

El nacionalismo es una ideología antidemocrática, no existe el nacionalismo democrático”. – Arcadi Espada

El nacionalismo está basado en una idea simple: yo llegué antes que tú y, por tanto, tengo más derechos que tú. – Arcadi Espada



ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Ago 02 2014, 18:02

Diferencias entre Independentistas y Unionistas



Nacionalismo ..........versus.......... Liberalismo
Miedo .............................. Libertad
Leyenda .............................. Historia
Antiguo régimen .............................. Ilustración
Foralidad .............................. Constitucionalismo
Fe .............................. Razón
Violencia .............................. Paz
Exclusión .............................. Integración
Levantar muros .............................. Derribar muros
Dibujar fronteras .............................. Borrar fronteras
Totalitarismo .............................. Pluralismo
Ser lo que fuimos .............................. Ser lo que queramos
Idénticos .............................. Diferentes
Homogéneos .............................. Plurales
"El Pueblo" .............................. Los Individuos
Pasado .............................. Futuro
Euskalherria/Paisos Catalans .............................. Europa
"Mí" tierra .............................. La Tierra
Símbolos .............................. Realidades
Rural .............................. Cosmopolita
Juntas .............................. Parlamento
Dirigentes .............................. Representantes
Militantes .............................. Ciudadanos
Maketos/Charnegos .............................. Inmigrantes
Raza .............................. Humanidad
Victimistas .............................. Víctimas





Última edición por ilustrado el Lun Sep 01 2014, 13:10, editado 1 vez

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Ago 02 2014, 18:37

Aspecto psicológico del origen del nacionalismo vasco


La crisis del 98 con las guerras de Cuba y Filipinas contra los EEUU hizo revelar claramente el atraso en el que el España estaba sumido respecto al resto de naciones occidentales y mucho más a la industria armamentística y naval vasca.

Lejos de asumir su parte alícuota de responsabilidad en el fracaso nacional, el sentimiento de inferioridad de la sociedad ante el hecho de la debacle militar se vio reflejado en un rasgo de debilidad psicológica social evidente.

"La culpa no es nuestra"

En ese ambiente nació el nacionalismo vasco, que utilizó pretextos, escusas, complejos y prejuicios para acceder al subconsciente de los individuos. Su propaganda fue sibilina y efectiva.

"La culpa es del de fuera"

En los ambientes industrializados, el éxito de dicho mensaje fue muy escaso, sin duda por la influencia de los movimientos sociales entre los obreros. Pero en los tradicionalistas ambientes rurales estancos a las influencias sociales externas el mensaje caló muy hondo. Allí es donde el sentimiento de inferioridad social se puso más de manifiesto.

"Los vascos somos superiores"

Un mensaje absolutamente etnicista, que fue entrando en el subconsciente de todo nacionalista. Y una de las razones por las que el nacionalismo vasco es interclasista, como lo pudo ser el racismo sudista confederado.

"España es nuestra rémora, separémonos"

La historia del siglo XX, hasta la transición, no hace más que ahondar en dicho mensaje racista del nacionalismo frente al resto de España.







ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Sep 01 2014, 13:11

La historia como arma política


Por Luciano Pereña



Los partidos nacionalistas recurren con frecuencia a la historia para reivindicar y justificar privilegios políticos y económicos de sus propias autonomías. Al amparo de la libertad de expresión, con frecuencia interpretan la Historia nacional a medida de sus intereses y ambiciones políticas, con grave riesgo de la unidad y solidaridad nacional; y, dentro del juego democrático, han elevado la Historia a la categoría de estrategia política, de consecuencias imprevisibles para la convivencia pacífica.


La enseñanza de la Historia ha terminado en arma de confrontación y de lucha. Algunos políticos tienden a reavivar viejas leyendas y mitos históricos con el fin de mantener políticamente a la juventud en estado permanente de guerra contra sus rivales y enemigos tradicionales.

Nacionalistas, radicales y fundamentalistas manipulan, de distinta manera, la verdad histórica en interés y para exaltación de su propia patria o autonomía política. Al servicio de la emoción patriótica, no pocas veces esos nacionalistas se inventan su verdad política sobre una interpretación distorsionada de la Historia nacional, que provoca insolidaridad y puede degenerar en violencia. La manipulación histórica es hoy el mayor obstáculo para la pacificación y convivencia pacífica. La escuela es el medio natural de manipulación cultural, y su instrumento más importante es hoy la enseñanza de la Historia patria que sirve, las más de las veces, de cobertura ideológica al fundamentalismo nacionalista.

Mitos y leyendas. Estos políticos encuentran siempre historiadores fanáticos y maestros infiltrados, que escriben y enseñan su propia versión de la Historia nacional, parcializada y falseada con la deformación de ciertos hechos históricos y con la manipulación de determinados textos jurídicos. Así las escuelas se convierten en centros de intoxicación y en fábrica de violentos.

Por ignorancia o por mala fe se nos da una versión de la Historia nacional, cargada de tópicos y fantasías, con la torcida intención política de fabricar una imagen falsa de España y del hecho diferencial, que realmente existe dentro de la nación española. No pocos políticos parecen manejar con absoluto cinismo los datos históricos, a no ser que se trate de pura ignorancia.

Muchos historiadores españoles vienen denunciando algunas de las falsificaciones y mentiras sobre la Historia de España en el siglo XX. Nos presentan diversas historias nacionalistas de otras tantas nacionalidades, integradas en esa nación única que llamamos España, como distintas historias políticas marcadas por la distorsión de la realidad, deformadas con frecuencia por su forma de narracción y criterios de interpretación, e incluso falseadas a veces por su contenido de verdades parciales y sesgadas.


Los historiadores oficiales, como funcionarios del poder, son los primeros responsables de seleccionar lo que se debe narrar, y de enterrar lo que se debe olvidar; crean mitos que falsean la realidad y configuran la conciencia colectiva a través de la memoria histórica, siempre interesada y mantenida desde el poder, de acuerdo con los intereses políticos del momento. La tradición popular transmitida, y la consecuente conciencia nacional no siempre responden a la verdad histórica. Puede producirse entonces una memoria contaminada de mentiras y calumnias, y no sólo por silenciamientos y vacíos históricos. La enseñanza nacionalista de la Historia es hoy la mayor amenaza de la paz.

Decálogo moral. Atemorizado por los horrores y efectos devastadores de la primera guerra mundial, y especialmente motivado por el peligro y amenaza del nacionalismo de la Alemania nazi, el Comité Internacional de Ciencias Históricas de la Sociedad de Naciones, a través de su Comisión, publicó en 1932 el Decálogo del historiador:

- Bajo ningún pretexto de civismo o de intención moralizadora, la verdad histórica podrá ser violada o deformada en las lecciones del maestro. Se respetará la verdad hasta la intransigencia.

- Se reducirá la Historia de las guerras a sus justos límites. El maestro se limitará más específicamente a mencionar las guerras que realmente han influido en la evolución histórica de los pueblos.

- El niño deberá aprender, ante todo, la Historia de su propio país. La nación, la patria son hechos que determinan nuestra actividad desde el punto de vista económico y aun intelectual, tanto como desde el punto de vista político.

- Se concederá lugar preponderante a lo que se viene llamando Historia de la Civilización, al cuadro de la vida política y social, económica, intelectual y moral de la Humanidad.

- La enseñanza de la Historia no debe llevar a la exaltación injusta nacional y al odio y al desprecio de las naciones vecinas. Es deber del maestro desarrollar, al mismo tiempo que el espíritu de conciencia nacional, el espíritu de reconciliación de los pueblos.

- La Historia universal mostrará que no puede explicarse científicamente la vida de ninguna nación, si no se tiene en cuenta la de los otros países.

- La Historia nacional ha de enseñarse, desde el principio, sobre el fondo de la Historia universal y dentro de un cuadro mundial.
 
- Es una regla absoluta el respeto a la verdad histórica, el estudio imparcial y sereno de las patrias respectivas, sin odio y sin pasión, en sus aportaciones mutuas a una civilización común.

- Es importante mantener los manuales escolares al corriente de la ciencia histórica, renovándolos en sus contenidos y técnicas de aplicación, de acuerdo con la investigación realizada por hombres de competencia científica reconocida.

- Por lo que al método se refiere, habiendo adquirido el conocimiento de los hechos, el alumno relacionará, con la ayuda de comparaciones con los hechos vecinos, su carácter propio y podrá tratar de comprender el encadenamiento en las relaciones de causa y efecto.


http://www.galeon.com/razonespanola/re99-per.htm

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Juanma_Breda el Lun Sep 01 2014, 17:20

Y me pregunto yo, que en muchas partes eso se viola sobre el Decálogo de la Historia.

Si por ejemplo un profesor catalán hable de la guerra de 1,714 como una invasión militar a Cataluña perdiendo sus derecho y nacionalidad, por poner un ejemplo, ¿no está cometiendo un delito?

Yo pondría eso en España, delito de despido y perdida del titulo de profesor por manipular la historia o de crear odio (si solo se habla de lo malo que todo país tiene sus cosas malas y en España encima exageradas como la Leyenda Negra o la Memoria Histórica), y de ingreso en prisión y multa de 6 meses a 4 años según la gravedad del delito y a un equis cantidad de euros.

Pero yo creo que por el mero hecho de hablar solo de una parte de la historia como es de una comunidad autónoma y de lo poco que habla de la nación si es que lo habla sea de algo despectivo, pues tiene que ser delito.

Yo la verdad lo veo así, ya que muchos de los problemas es eso, el borreguismo de los profesores, aun recuerdo al profesor que llevaba una camiseta de Ho Chi Min el dictador de Vietnam que murió en su mandato al menos 4 millones de vietnamitas y este reprochando a Franco que muy a los sumo los que murieron en su mandato rondaban los 100 mil y que a diferencia de Ho Chi Min, este dejó un país prospero mientras el vietnamita con su régimen comunista tiene a su país en la pobreza, ahora no sé como estará, pero dudo que esté demasiado bien.

Me quejaba y siempre me saltaba con franco aunque los temas nada tenia que ver con ello.

eso profesores tienen que estar como mínimo en la puta calle, siento por muchos de ellos que eran muy buena gente y que quitando eso, eran buenos matemáticos o de otras materias, pero lo cortés no quita lo valiente.

Juanma_Breda
44-Subteniente
44-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4180
Puntos patrióticos : 30405
Reputación : 12890
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Miér Sep 10 2014, 01:13

Manipulación histórica aplicada a la psicología del independentista catalán


Discurso de Jesús Laínz, 11 de septiembre de 2008, en Barcelona




El principal problema de la España de hoy, que condiciona la vida política de todos los días, es la Inquisición nacionalista, sobre todo la vasca y la catalana, pero no sólo de ellas, pues han logrado contagiar a casi todas las demás provincias españolas. He dicho nacionalistas, pero me gusta más decir separatistas, pues al decir nacionalismos parece que se les está concediendo que hay algo nacional detrás de sus planteamientos, lo cual es concederles demasiado.

El ideario nacionalista gira en torno a dos ejes centrales: el momento fundacional y el agravio. Sin esos dos ejes, los nacionalismos no podrían existir.

El primer eje es el momento fundacional, es decir el momento del pasado en el que los nacionalistas hacen arrancar su nación. Pueden ser varios, intercambiables según convenga. En Cataluña suele ser Wifredo el Velloso, al que han hecho padre de la nación catalana desde un momento histórico en el que ni el propio concepto podía concebirse. También suele echarse mano del conde Borrell y, cómo no, de Jaime I. Porque fíjense en un hecho curioso: los nacionalistas, que siempre estan llorando por lo que les hizo y hace sufrir el imperialismo español, siempre escogen como momento arquetipo de la nación a recuperar el de más extensión territorial. Aquí es Jaime I, del que arranca la locura ésa de los Països Catalans que incluyen Valencia y Baleares; y en el caso vasco, qué casualidad, Sancho el Mayor, momento de mayor expansión del reino de Navarra.

Lo importante de este momento fundacional es que los separatistas están convencidos, y no hay quien les baje de su dogma, que probando la existencia de un reino, un condado, un ducado o un señorío en algún lejano siglo de la Edad Media, cuanto más lejos mejor, se obtiene el justo título para la secesión en el futuro. Que cuenten eso los separatistas en cualquier otro país de Europa, tan divididos en ducados, reinos y señoríos medievales como España, y verán las carcajadas que les dedican.

Pero de los ejes ideológicos de los separatistas que antes mencioné, es el segundo el que hoy nos importa: el del agravio. Porque sin un gran agravio nacional, sin un gran atentado colectivo contra la nación no hay nacionalismo que valga. Aquí también se da la intercambiabilidad: los agravios pueden ser varios, y se pueden utilizar, como comodines de la baraja, según convenga en cada momento. Ahí están, por ejemplo, el compromiso de Caspe, el Conde Duque de Olivares o Franco.

Pero sobre todo está Felipe V y el famoso 11 de septiembre de 1714. Sin este mito nacional, perdón, sin el falso mito falsamente nacional del 11 de septiembre el nacionalismo catalán no tendría razón de existir. Fíjense si tiene valor simbólico este mito que Carod Rovira ha anunciado que el gran referéndum nacional catalán habrá de celebrarse dentro de seis años, el 11 de septiembre de 2014, tercer centenario del fin de la independencia de Cataluña. Según este mito, Cataluña habría sido independiente hasta ese momento, en el que España habría conquistado Cataluña por la fuerza de las armas. Y los bandos contendientes en 1714 serían los catalanes contra los españoles. Pero cualquiera que haya abierto alguna vez un libro de historia no contaminado por la esquizofrenia nacionalista sabe que en 1714 no se enfrentaron catalanes contra españoles, sino españoles de todas las regiones, partidarios de un candidato al trono de España contra otros españoles, de todas las regiones, partidarios de otro candidato al trono de España.



Por muchos intentos que haga la Santa Inquisición de lo nacionalistamente correcto, la mentira nacionalista se cae por todas partes:

-No es cierto que los catalanes fuesen austracistas y los castellanos borbónicos, pues catalanes y castellanos los hubo por igual en ambos bandos.
-Muchos de los más importantes gobernantes castellanos fueron austracistas, mientras que en Cataluña hubo comarcas enteras que se destacaron por su borbonismo. El archiduque Carlos hasta fue recibido triunfalmente en Madrid como rey de España.

-El famoso 11 de septiembre de 1714 combatieron igual número de catalanes a un lado y al otro de las trincheras, pues aunque la Inquisición lo oculte, el ejército de Felipe V estaba lleno de voluntarios catalanes.

-No sólo todos los catalanes no fueron austracistas, sino que los que lo fueron no tuvieron nada de separatistas. Si los nacionalistas de hoy pudiesen viajar en el tiempo en la máquina de H. G. Wells y les dijesen a los catalanes de 1714 que estaban muy contentos de saludar a sus antecesores en la lucha contra España, les encerrarían en un manicomio. Los catalanes austracistas presumían de ser los más españoles de todos. La opción por el candidato habsburgo estuvo motivada fundamentalmente por el apego de los catalanes hacia la Castilla habsbúrguica y por su rechazo a la Francia borbónica, a la que veía como enemiga de España.

-Los catalanes que lucharon y murieron el 11 de septiembre lo hicieron en defensa de España, del rey de España y de la libertad de España, y consideraban que los españoles que apoyaban a Felipe V estaban engañados, como textualmente escribió Rafael Casanova. Esta defensa de la España tradicional frente a las influencias extranjeras fue recordada por el más insigne pensador del conservadurismo español, Marcelino Menéndez Pelayo, quien consideró la victoria de Felipe V una desgracia para España:

"No es ciertamente agradable ocupación para quien quiera que tenga sangre española en las venas, penetrar en el oscuro y tenebroso laberinto de las intrigas que se agitaron en torno al lecho de muerte de Carlos II, y ver a nuestra nación, sin armas, sin tesoros ni grandeza, codiciada y vilipendiada a un tiempo mismo por los extraños; repartida de antemano y como país de conquista en tratados de alianza, y luego sometida a vergonzosa tutela, satélite humilde de Francia, y perder sus mejores posesiones de Europa por el Tratado de Utrecht, en que inicuamente se la sacrificó a los intereses de sus aliados, y perder hasta los últimos restos de sus sagradas libertades provinciales y municipales, sepultadas bajo los escombros humeantes de la heroica Barcelona (...) ¡Cuánto padecieron con la nueva dinastía el carácter y la dignidad nacionales! ¡Cuánto la lengua! ¡Cuánto la genuina cultura española, la tradición del saber de nuestros padres! ¡Cuánto su vieja libertad cristiana, ahogada por la centralización administrativa! (...)".

Seguro que nuestros ilustradísimos separatistas están muy contentos de saber que opinan lo mismo que Menéndez Pelayo.

Pero las interpretaciones sobran, ya sean de Menéndez Pelayo o de cualquier otro. Hay un método infalible para conocer y comprender los hechos históricos, y es contemplarlos en su desnudez, acudir directamente a las fuentes. Las fuentes tienen una gran virtud: dejar en evidencia a los falsarios.

Y qué mejores fuentes que las palabras de los dos principales protagonistas del 11 de septiembre que hoy celebramos: Antonio de Villarroel, el jefe militar a cargo de la defensa de Barcelona, y Rafael Casanova, el conseller en cap. El primero arengó a los combatientes con estas palabras:
“Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios”.

En cuanto al segundo, ése al que hoy los separatistas y asimilados van a ponerle flores como caudillo independentista contra España, escribió lo siguiente el 11 de septiembre de 1714 a las 3 de la tarde para convocar a los barceloneses a defender las murallas de Barcelona por última vez:

“Se hace también saber que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus empleos explican, declaran y protestan a los presentes, y dan testimonio a los venideros, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, protestando de los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida patria, y del exterminio de todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados, y todos en esclavitud del dominio francés; pero se confía, con todo, que como verdaderos hijos de la patria y amantes de la libertad acudirán todos a los lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre y vida por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”.

Este es el caudillo independentista al que hoy homenajean los separatistas e imitadores.




Y las mismas descomunales mentiras se vierten sobre cualquier momento histórico, cercano o lejano. Es fácil rebatirlas, pero la técnica de los nacionalistas es ir saltando de mito en mito según se los van anulando. Y cuando ya no les queda ninguno, se agarran al argumento sentimental: “Es que yo me siento catalán y, por lo tanto, no soy español”.

Pero el problema de este argumento probatorio es que no prueba nada. Yo también podría darme aquí golpes de pecho explicando que me siento Brad Pitt y no por ello voy a ser Brad Pitt, para disgusto de mis admiradoras. Y ya podrá la mitad más uno de los catalanes proclamar a los cuatro vientos que se sienten íntima y profundamente marcianos, que no por ello las mágicas potencias de las urnas les van a convertir en marcianos.

Además, la pregunta esencial que deben responder nuestros sentimentales separatistas es la siguiente: muy bien, usted se siente catalán y, por lo tanto, no español. Pero, sin toda esa riada de mitos que acabamos aquí de desvelar y que usted, uno a uno, me ha ido concediendo que son mentira, sin todos esos argumentos que han construido en usted una identidad falsa y que le han empujado a usted a odiar a España, ¿diría usted lo mismo? ¿Sostendría usted que es catalán y no español? La respuesta, evidentemente, es NO.

Si las causas de su sentimiento nacional son falsas, ¿cómo es posible seguir manteniendo las consecuencias? No es posible admitir la falsedad de las causas y sostener la legitimidad de las consecuencias.

Nadie sabe qué deparará el futuro a Cataluña y si la esquizofrenia separatista finalmente conseguirá sus delirios. Pero una cosa es segura: si la defensa de la identidad catalana, si la construcción de la nación catalana, pasa por la falsificación sistemática de dicha identidad, por el ocultamiento, por la manipulación educativa, por la censura de las opiniones discordantes, por la imposición lingüística, por la incitación al odio, por la mentira continua, esa Cataluña del futuro no será otra cosa que un inmenso, odioso y vergonzoso fraude.


http://www.ciudadanos-cs.org/jsp/publico/salaprensa/detalle_comunicado.do?comunicado_id=761

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Alentian el Miér Sep 10 2014, 11:15

si la construcción de la nación catalana, pasa por la falsificación sistemática de dicha identidad, por el ocultamiento, por la manipulación educativa, por la censura de las opiniones discordantes, por la imposición lingüística, por la incitación al odio, por la mentira continua, esa Cataluña del futuro no será otra cosa que un inmenso, odioso y vergonzoso fraude.
Aquí tenemos ejemplos de ello;

Reus obvia la bandera de España en un folleto sobre el bicentenario de Prim
http://www.abc.es/espana/20140810/abci-reus-obvia-bandera-espana-201408100443.html

La manipulación de 1714 indigna a historiadores y partidos catalanes
http://www.abc.es/espana/20140423/abci-reacciones-blanquerna-201404222206.html

Continúa el adoctrinamiento nacionalista a través de los libros de texto de los escolares en Cataluña
http://www.vozbcn.com/2011/09/09/84937/libros-texto-escuelas-adoctrinamiento/

Alentian
17-Cabo 1º
17-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 720
Puntos patrióticos : 5717
Reputación : 2189
Fecha de inscripción : 04/04/2014
Localización : Reino de Valencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Lucía el Miér Sep 10 2014, 15:11

Este hilo es muy bueno cheers

Lucía
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *2*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2350
Puntos patrióticos : 16976
Reputación : 3534
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : Reino de Valencia

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.