Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» PP y Podemos sodomizan a Madrid con el apoyo de Ciudadanos y PSOE
Ayer a las 21:56 por enesimo

» Los españoles trabajan una media de 178 días para pagar impuestos en 2017
Ayer a las 16:19 por José Francisco

» El alcalde de Valencia se burla de las Fallas: 'Son grotescas'
Ayer a las 14:48 por Lucía

»  Alemania: Los delitos sexuales cometidos por migrantes se duplican en un año
Ayer a las 14:43 por Neilo65

» Presentación
Ayer a las 11:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Irak: Petróleo, guerra, secuelas (Haciendo historia hace años)
Ayer a las 09:32 por Antonio García Fuentes

» Habla el padre del líder de la revuelta del Rif: «Mi hijo está en la cárcel por pedir escuelas y un hospital»
Mar Jun 27 2017, 23:23 por Iuris Tantum

» El Padre Jesús Calvo: “Los supuestos refugiados son invasores que sólo nos van a traer piojos e inseguridades públicas”
Mar Jun 27 2017, 19:20 por Torquemada2014

» El Gobierno catalán declara desierto el concurso de compra de urnas
Mar Jun 27 2017, 18:22 por BRUC

» La hora hispánica.
Mar Jun 27 2017, 15:32 por Neilo65

» Una concejala de Podemos, condenada por pagar a un empleado 413 euros por 12 horas diarias
Mar Jun 27 2017, 15:14 por Neilo65

» Orgullo homosexual o gay
Mar Jun 27 2017, 09:52 por Antonio García Fuentes

» Películas
Mar Jun 27 2017, 08:42 por José Francisco

» “La Posición Intermedia”: Esta es parte de la heroica historia que quieren borrar
Mar Jun 27 2017, 01:41 por HispanoCortés501

» Un ministro alemán advierte que 100 millones de africanos podrían trasladarse a Europa “como refugiados económicos y climáticos”
Mar Jun 27 2017, 01:36 por HispanoCortés501

» Carmena elimina el himno de España de la fiesta de la Policía Municipal
Mar Jun 27 2017, 01:31 por HispanoCortés501

» El Día del Complejo Gay
Lun Jun 26 2017, 16:00 por Lucía

» Movimiento MGTOW
Lun Jun 26 2017, 13:01 por BRUC

» La multitud a 40º en la calle repudiando los políticos
Lun Jun 26 2017, 09:00 por Antonio García Fuentes

» Viaje por el norte de España
Dom Jun 25 2017, 15:20 por deuteros

» JpSí y la CUP no pueden aprobar solos la ley del voto electrónico, según los letrados
Dom Jun 25 2017, 15:06 por Neilo65

» Feministas llaman a quemar la Iglesia y se mofan de los hijos eliminados por el aborto
Dom Jun 25 2017, 14:44 por Neilo65

»  Europa estará muerta en 20 años
Dom Jun 25 2017, 03:40 por HispanoCortés501

» Quién ganaría en una hipotética guerra entre España y el Reino Unido
Dom Jun 25 2017, 03:33 por HispanoCortés501

» Mi música, tu música, nuestra música
Sáb Jun 24 2017, 19:52 por Iuris Tantum

» POLÍTICOS CALLADOS ANTE UN ATENTADO A UNA CAPILLA Y UNA AGRESIÓN A UNA MONJA
Sáb Jun 24 2017, 19:51 por Iuris Tantum

»  ¿Están tomando Europa los yihadistas?
Sáb Jun 24 2017, 10:25 por Valle

» 152 ATAQUES CONTRA CRISTIANOS EN ESPAÑA EN 2016, 147 DE ELLOS CONTRA CATÓLICO
Sáb Jun 24 2017, 10:19 por Valle

» Lérida se rebela: no cederá espacios para el referéndum e invita a jugar a la Roja
Sáb Jun 24 2017, 10:16 por Valle

» Pensamientos y reflexiones 159
Sáb Jun 24 2017, 08:50 por Antonio García Fuentes

» No son antitaurinos,
Vie Jun 23 2017, 21:41 por José Francisco

» Un capitán de Fragata defiende a los Harriers ante los planes de compra del F-35
Vie Jun 23 2017, 20:04 por Juanma_Breda

» Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo
Vie Jun 23 2017, 14:54 por Neilo65

» Liberalismo antifisiocrático de Valentín de Foronda
Vie Jun 23 2017, 14:45 por Neilo65

» erepublik juego online
Vie Jun 23 2017, 12:22 por ilustrado

» Historia del Camino de Santiago
Vie Jun 23 2017, 12:04 por ilustrado

» Presos, condenas y trabajos a realizar
Vie Jun 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» El sistema monetario o la gran sanguijuela
Jue Jun 22 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» Europa: la ultraizquierda cometió 27 veces más atentados que la ultraderecha en 2016
Miér Jun 21 2017, 22:41 por José Francisco

» Europa toma los primeros pasos para legalizar las violaciones cometidas por musulmanes
Miér Jun 21 2017, 22:17 por Neilo65

» Cuando algo invisible te respira en la cara justo antes de dormir
Miér Jun 21 2017, 16:21 por José Francisco

» Cómo protegerse de las entidades del bajo astral.
Miér Jun 21 2017, 14:49 por José Francisco

» Llantos y lamentos pero nadie fue ni va a la cárcel
Miér Jun 21 2017, 09:47 por Antonio García Fuentes

» El último tesoro nazi
Miér Jun 21 2017, 07:15 por BRUC

» Por qué si tienes más de 40 años lo llevas muy crudo en el mercado laboral
Mar Jun 20 2017, 21:42 por Juanma_Breda

» Trabajamos gratis para las multinacionales.¿somos conscientes de ello?
Mar Jun 20 2017, 19:50 por Invitado

» May califica el atentado de Finsbury Park como islamofobia
Mar Jun 20 2017, 14:31 por Neilo65

» La UE y Reino Unido empiezan a negociar el Brexit en Bruselas
Mar Jun 20 2017, 14:24 por Neilo65

» ¿Por qué dicen que abortar es una cuestión moral y no lo dicen sobre matar a adultos?
Mar Jun 20 2017, 14:24 por José Francisco

» Así reaccionan los moros al atropello de uno de los suyos, intento de linchamiento.
Mar Jun 20 2017, 14:17 por Neilo65

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Psicología del independentista

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Neilo65 el Lun Jun 08 2015, 17:37

Los separatas no cambian de ideas, lo que han cambiado es de partido, mientras que en los pueblos de la Cataluña profunda el separatismo es menor, pero apoyan a los de ERC mas por representación que por ideales.
Luego donde ha triunfado los Jodemistas, estos votos se los han "robado" a CiU, a ERC y al PSC, esperando que esos nuevos mesias hagan la revolución por ellos.
avatar
Neilo65
39-Brigada
39-Brigada

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 3068
Puntos patrióticos : 68885
Fecha de inscripción : 12/12/2014
Edad : 51
Localización : Cadiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por Imperiipropagator el Lun Jun 29 2015, 18:05

A éste gente que no atiende a razones les suelen llamar ¨ cabezas huecas ¨ .

Tienen el síndrome del dr. Liendre, : ¨ Que de tot saben.., ..y de ná entienden ¨

Te manipulan la Historia, y se quedan tan a gusto.

Muchos cuando llegan a la edad adulta, y descubren la verdad de la Historia, tienen que hacer un gran esfuerzo intelectual para saber sus errores, otros no lo consiguen y se radicalizan ; algunos se convierten terroristas o bien nace el odio dentro.

avatar
Imperiipropagator
12-Cabo
12-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 488
Puntos patrióticos : 9928
Fecha de inscripción : 27/06/2015
Localización : Sevilla

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Jul 06 2015, 01:43

EL USO DE LA EDUCACIÓN PARA FINES PERVERSOS

Hasta en Suecia reconocen que la educación en Cataluña “se usa para fines perversos”
La pedagoga Inger Enkvist conoce bien Cataluña. Y no se calla.



Enkvist es de las que lleva años criticando a la “secta pedagógica” y sus experimentos con nuestros hijos. Sus libros son un reto a la politización de la educación por los ideólogos. Miren las perlas que nos dejó el pasado octubre en Barcelona:
– Cataluña es ejemplo de que la educación se puede utilizar para fines perversos, para el adoctrinamiento” nacionalista.
– Hay que “recuperar el valor de la verdad” frente a la “manipulación” educativa y su “corrupción intelectual o moral”.
– El nacionalismo trata de “contaminar los procesos mentales, es decir, condicionar el pensamiento, lo que “pone en peligro el correcto funcionamiento de la democracia”.

Ustedes eligen: a Jordi Pujol manifestándose con Muriel Casals y su SomescolaNacionalista por la prohibición de la enseñanza en castellano, y prometiendo que con laindependència Cataluña será Suecia; o a la sueca Inger Enkvist reflexionando tranquilamente sobre la manipulación educativa, y vaticinando que con el nacionalismo Cataluña será cada vez menos democrática. Nuestra elección es evidente.

Pur seny escandinau.

http://dolcacatalunya.com/2015/02/01/hasta-en-suecia-reconocen-que-la-educacion-en-cataluna-se-usa-para-fines-perversos/
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Jul 06 2015, 01:58

El nacionalismo conduce a la servidumbre



El nacionalismo es una ideología del siglo XIX que diviniza lanació, a la que todo miembro del cuerpo social debe prestar adoración. Ningún ámbito humano debe quedar desvinculado del nuevo idolillo. Lanació se convierte en el ente que otorga la vida política al hombre, y al que el hombre debe la lealtad primera. Por eso el nacionalismo -como cualquier ideología- reduce el ámbito vital del ser humano y le roba su vida espiritual. Es una falsa religión política.

Algunos creen que el hombre es una mera acumulación de células destinadas a disolverse en el polvo; quienes así piensan tienen dificultades para explicar el arte, el amor o el temblor por la belleza que parece distinguir al ser racional. Otros piensan que hay en el hombre algo que lo religa con lo eterno. En cualquier caso, las atrocidades del siglo XX parecen demostrar que cuando el hombre desprecia su impulso trascendente, es fácil que su vida política degenere en tiranía. Así lo explicaba el granTocqueville:

Dudo que el hombre pueda nunca soportar a la vez una completa independencia religiosa y una entera libertad política; y me siento obligado a pensar que, si no tiene fe, es preciso que sirva, y que si es libre, es preciso que crea. (…) No hay ninguna acción humana, por muy rara que sea, que no nazca de una idea muy general que los hombres han concebido de Dios, de sus relaciones con el género humano, de la naturaleza de su alma y de sus deberes hacia sus semejantes. No podemos evitar que estas ideas sean la fuente común de la que proviene todo lo demás” (A. de Tocqueville: Sobre las religiones).

El anarquista Proudhon lo decía de otra manera: toda cuestión política esconde una cuestión teológica. Y así es: el nacionalismo actúa en Cataluña como un sucedáneo religioso milenarista, una degeneración del cristianismo. Dios es lanació, la llengua és l’evangeli, Espanya es el demonio, los medios del Règim hacen de profetas, la Parusía es la DUI, el paraíso es Catadisney (donde tendremosgelatdepostres cada dia[/url], besos a porrillo y “els teus somnis es faran realitat”) y los santos son Mas y los prohombres nacionalistas.

Por eso es significativo que cuanto más se seculariza Cataluña, más “libertad política” prometen sus políticos de cabecera. Si Tocqueville y el siglo XX no se equivocan, lo que sucede en realidad es muy diferente: la promesa nacionalista de llibertat es un sucedáneo de la fe y conduce a la servidumbre.


http://dolcacatalunya.com/2015/07/01/tocqueville-nos-explica-por-que-el-nacionalismo-conduce-a-la-servidumbre/
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Miér Sep 09 2015, 19:41

Psicopatología del nacionalismo





Artur Mas continúa, no ceja en su proceso hacia la independencia acompañado de esa oligarquía de políticos, empresarios e "intelectuales" que vislumbran un horizonte con más poder, favores, mercados cautivos, prebendas e impunidad. Myores ventajas a costa de los crédulos. Más difícil resulta comprender los motivos que llevan a muchos ciudadanos corrientes a sucumbir ante esos cantos de sirena, a comulgar con ruedas de molino, a emprender la marcha, obnubilados por la melodía del nuevo flautista de Hamelín, a caminar por una senda peligrosa para la convivencia, la libertad y el pluralismo político. ¿Cómo puede explicarse este fenómeno?

La potenciación de la identidad y la autoconfianza, en un mundo de dudas e inseguridades interiores, es el mecanismo psicológico que alimenta el nacionalismo

En The Psychology of Nationalism, Joshua Searle-White señala que la potenciación de la identidad y la autoconfianza, en un mundo de dudas e inseguridades interiores, es el mecanismo psicológico que alimenta el nacionalismo. Identificarse con una nación, inventada o imaginada, permite al individuo ganar autoestima, atribuirse las cualidades, nunca defectos, que el discurso nacionalista asigna a esa idealizada colectividad. Para ello es necesario crear un enemigo contra el que definirse, alguien a quien traspasar todos los males, vicios, defectos y, por supuesto, la culpa.

No intenten discutir, aportar datos objetivos. Como conjunto de ideas fanáticas, cerradas en sí mismas, el nacionalismo se muestra refractario a argumentos razonados. Sus conceptos no van dirigidos al intelecto, a la parte racional de los individuos, sino a las vísceras, a los impulsos más básicos, a esa parte primitiva, impulsiva e irracional que todos llevamos dentro. Pertenece al grupo de doctrinas que recurren a retorcidas técnicas de propaganda, tergiversan la educación, la historia, manipulan las emociones de la masa fomentando odio, desprecio, transferencia de culpa hacia otros.


Una creencia mesiánica

Como nueva religión laica, como creencia mesiánica, el nacionalismo hace creer a la gente que goza de cualidades excelsas, superiores, tan sólo por pertenecer al grupo. El paraíso se encuentra a la vuelta de la esquina, solo a falta de liberarse del yugo de los opresores. Profesar la nueva fe constituye un atajo, una vía muy cómoda, exenta de esfuerzo, para sentirse justo, cabal, repleto de razón. Para considerarse víctima, adquiriendo enorme superioridad moral y derecho a un trato de favor. No es necesario esforzarse, emprender el largo y costoso camino de la auténtica superación personal. Basta con convertirse, identificarse, ser, comulgar con la tribu, con sus jefes, para recibir instantáneamente los dones del Espíritu Santo.

El nacionalismo presenta una visión torticera de las relaciones entre grupos, distorsiona las intenciones de los otros y promueve una elevada visión del ‘nosotros’

Lauren Langman, en The Social Psychology of Nationalism sostiene que "el nacionalismo presenta una visión torticera de las relaciones entre grupos, distorsiona las intenciones de los otros y promueve una elevada visión del ‘nosotros’ frente a un deshumanizado, psicopatológicamente peligroso ‘ellos’, con el fin último de lograr una adhesión total a sus líderes. Los dirigentes nacionalistas, a través del control de los medios, tratan de manipular al público presentando a los ‘otros’ como un peligro inminente para ‘el pueblo’, su bienestar, honor y dignidad. Cuando el nacionalismo cae en el ‘pensamiento de grupo’, se vuelve impermeable a la razón."
Muchos pensarán que, con tan burdos argumentos, el nacionalismo sólo podría manipular a patanes, necios e ignorantes. Pero no es así.

También atrapa a muchas personas inteligentes y cultas porque no se trata de una mentira cualquiera sino de una fábula que contiene todo el delicado material con que se tejen las fantasías, los sueños, el miedo, la angustia, las dudas sobre la propia identidad. Ese cuento de hadas que todo niño desea escuchar. Un enfoque maniqueo, de buenos y malos, que arrincona la responsabilidad individual, diluyéndola en la dinámica de grupos.


Los auténticos héroes

El nacionalismo no se limita a alentar una identidad colectiva, a crear en el individuo una afinidad hacia sus cercanos, una identificación con la comunidad en la que vive. Si todo quedase ahí, sería hasta loable. El peligro surge cuando la identidad que promueve es excluyente, cuando no sirve para cohesionar la sociedad sino para dividirla en mitades irreconciliables. Es nocivo, extremadamente dañino, cuando difunde una distorsionada imagen del "otro", inventa viejos agravios, fomenta la enemistad, el enfrentamiento. Cuando inocula en las gentes maldad, odio, menosprecio del vecino, conduciendo a la discriminación, a la xenofobia, a una quiebra de la convivencia. Una conducta que sería perseguida como grave delito en cualquier país menos acomplejado y pusilánime que el nuestro.

El pacto entre oligarquías corruptas otorgó a los nacionalistas manga ancha para actuar a voluntad en sus territorios... siempre que guardaran las formas, la apariencia de legalidad

Pero el Régimen de la Transición creó el caldo de cultivo perfecto para la difusión de estas creencias. El pacto entre oligarquías corruptas otorgó a los nacionalistas manga ancha para actuar a voluntad en sus territorios... siempre que guardaran las formas, la apariencia de legalidad. Mientras, la ideología nacionalista quedaría blindada contra la crítica por un terrible tabú, el único, de los muchos establecidos, que todavía permanece en pie. Y se beneficiaría de la extendida impunidad de los poderosos, la de quienes pertenecen a un importante grupo de presión. Con su llamada a la independencia, Artur Mas no ha vulnerado exactamente el fondo, pues en la práctica puede hacer lo que le viene en gana, con independencia de lo que señalen las leyes.

Pero sí las formas, la apariencia, ese decorado de cartón piedra en que se basó el Régimen. Nuestros miopes y acomplejados gobernantes se apestarán a negociar para que las aguas regresen al acostumbrado cauce, para que la independencia se produzca de tapadillo, por la vía de los hechos, de facto pero no de iure.  

Mas y sus adláteres no pretenden sólo el poder: también la gloria. Pasar a la historia como héroes, titanes de un nuevo mito fundacional. Pero su comportamiento muestra poco heroísmo o valentía; más bien egoísmo, abuso, mezquindad y, sobre todo, falta de escrúpulos.

Los verdaderos héroes, aquellos que merecen admiración, respeto y reconocimiento de todos los españoles son esos catalanes no nacionalistas que, abandonados a su suerte por los sucesivos gobiernos de España, han osado levantar la voz, resistido la manipulación, la interesada presión de oligarcas y caciques, preservando las ideas que inspiraron la Ilustración, hoy denostadas y pisoteadas. Han levantado la antorcha de la razón allí donde su ausencia produce auténticos monstruos.


http://vozpopuli.com/blogs/6324-juan-m-blanco-psicopatologia-del-nacionalismo
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Hablar de que Cataluña fue una nación tiene cierto grado de perversión.

Mensaje por Juanma_Breda el Miér Sep 09 2015, 21:17

El historiador Jordi Canal publica «Historia Mínima de Cataluña» (Turner, 2015), donde intenta contar, de una vez por todas, lo que fue y no lo que, como tantas veces se ha pretendido, debió ser y no fue. Una historia de Cataluña sin prejuicios y sin mitos.




Agustí Calvet, Gaziel, uno de los más grandes periodistas del siglo XX, reclamó repetidas veces la necesidad urgente de elaborar una obra histórica «más real, más directa, más profunda de Cataluña» y, en definitiva, menos mitificada. Hoy, cuando las corrientes nacionalistas más han inundado de leyendas y reproches la historia de esta región de España, el investigador Jordi Canal –profesor en la reputada École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de París– recoge la inspiración de Gaziel y se propone en «Historia Mínima de Cataluña» (Turner, 2015) intentar contar, de una vez por todas, lo que fue y no lo que, como tantas veces se ha pretendido, debió ser y no fue.
–¿Qué es lo que fue Cataluña? ¿Cuál es la definición aséptica de su recorrido por la historia?
–Se reconoce este territorio como Cataluña en torno a los siglos X y XI. A partir de ahí, Cataluña comienza un recorrido histórico que le llevará hasta nuestros días bajo ese nombre, que curiosamente lo encontramos por primera vez referido de forma escrita en fuentes exteriores. Eso es algo muy común, que sean los extranjeros quienes necesiten definir y nombrar a nuevas entidades. Los siglos medievales dan paso a una Cataluña que se integra en lo que conocemos como la Corona de Aragón, y más tarde ésta se une con la de Castilla. En ese momento, Cataluña quedaría integrada claramente en lo que llamaríamos Monarquía católica, y que luego sería España. Cataluña forma parte plenamente de España hasta nuestros días.

«Hay un abuso permanente usando conceptos contemporáneos aplicados al pasado»

–¿Se puede hablar en algún momento de nación catalana?

–Cataluña nunca ha sido una nación, dado que las naciones son algo muy contemporáneo. Esa es una de las grandes confusiones de la historia de Cataluña: hablar de nación con tanta facilidad. Hay un abuso permanente a la hora de usar conceptos contemporáneos aplicados al pasado. Cuando en las épocas medieval y moderna encontramos el término nación, éste no significa lo que hoy entendemos. Por ejemplo, cuando el cronista Ramón Muntaner se refiere en la Edad Media a nación catalana, debe entenderse como un grupo de personas que hablan la misma lengua. En Cataluña realmente solo podemos hablar de una nación en construcción, o en curso, cuando aparecen los grupos nacionalistas en la última década del siglo XIX. A partir de los años ochenta del siglo XX, se han acometido procesos de renacionalización a los que hoy se aferran las reclamaciones secesionistas.
–Es muy crítico en su libro con el uso de conceptos modernos cómo corona cataloaragonesa o reyes catalanes en textos históricos.
–Son términos que no existían en la época, aunque la historiografía catalana los haya usado muchas veces. El problema es que no hay una simple intención definitoria detrás de su uso, sino que buscan con esos términos la voluntad de reivindicar la posición de Cataluña desde un punto de vista actual. Decir que fue un reino propio o un estado tiene cierto grado de perversión, porque dicho desde hoy es poder afirmar que Cataluña fue un estado que España destruyó. Asimismo, en la Edad Media se usaba Corona de Aragón; por lo tanto, hablar del reino de Cataluña o de reyes catalanes está fuera de lugar.
–¿Qué posición ocupaba Cataluña en la Corona de Aragón y por qué el reino de Aragón siguió una trayectoria tan distinta?
–Cataluña fue dentro de la Corona de Aragón uno de los pilares durante la expansión por el Mediterráneo a causa de su fuerte posición económica, pero luego ya en el siglo XV y en el XVI su aportación fue mucho más débil. Las relaciones entre las distintas entidades fueron cambiando con el paso de los siglos y algunas de las apuestas perdedoras de esa Cataluña dentro de la corona tienen que ver con su pérdida de peso histórico.
–Hoy en día se repite mucho la reivindicación nacionalistas de recuperar los Países Catalanes, ¿existió desde un punto de vista político una estructura parecida?
–Es una invención y un reflejo de una característica muy interiorizada del nacionalismo: su voluntad imperial. No hay ningún argumentario histórico que pueda sostener la idea de los Países Catalanes más allá del tema de la lengua. Si nos vamos al pasado medieval habría un momento de expansión de la Corona de Aragón sobre otros territorios peninsulares e incluso por el Mediterráneo, pero esa incursión no es un fenómeno exclusivamente catalán sino también aragonés. En algunos territorios hubo más presencia aragonesa, por ejemplo en algunas partes de Valencia, mientras que la presencia catalana fue preeminente en el caso de Mallorca. No obstante, todos los territorios que los nacionalistas reivindican como Países Catalanes, que terminan convirtiéndose en distintas regiones de España, no mantienen ningún vínculo político con Cataluña en tiempos contemporáneos.
–El punto clave señalado por los nacionalistas en la supuesta lista de agravios españoles comienza a partir de los Reyes Católicos. ¿Hay razones para culpar a Fernando «El Católico» de perjudicar a Cataluña?
–El tema de los agravios históricos es siempre muy complicado, porque estamos atribuyendo a personas del pasado cuestiones que nos preocupan y que están pensadas en clave de hoy. Nuestra visión del mundo es completamente distinta a la suya. La historiografía catalana ha abusado mucho de echarles la culpa a los reyes, a los condes y a personajes medievales por cosas que juzgan desde la actualidad. Por ejemplo, muchos autores se han preguntado: ¿Por qué algunos reyes de Aragón repartieron sus territorios en vez de tratar de construir unos Países Catalanes fuertes? Eso es algo que jamás se les pasó por la cabeza a esos reyes, que entendían las monarquías como organismos muy patrimoniales. Y el caso de los Reyes Católicos es un buen ejemplo de ello. Cuando se estableció la unión dinástica, Cataluña estaba en un momento de gran debilidad dentro de la Corona de Aragón y eso tuvo consecuencias a la hora de la toma de ciertas decisiones. Sin ir más lejos, Cataluña no está en disposición de implicarse totalmente en la empresa americana hasta mucho después que otras regiones, pero no es un problema de exclusión como han sostenido los nacionalistas.

TURNER PUBLICACIONES
El historiador Jordi Canal

–El nacionalismo ha levantado sus mitos en torno a la Guerra de Sucesión y, sin embargo, pocas veces lo ha hecho sobre la rebelión catalana de 1640, que terminó con Cataluña finalmente separada de España. ¿Tan mala fue esta experiencia cómo para que hoy sea desechada incluso como mito?
–Es cierto, el nacionalismo ha decidido elaborar su relato sobre otros momentos. Esa es una discusión que en el origen del nacionalismo se dio mucho. ¿Qué debían reivindicar? Algunos dicen 1640, otros 1714 y otros como Prat de la Riba defienden que mejor la época medieval. Finalmente, el mito que se impuso es el del asedio de Barcelona y el supuesto fin de la nación y el estado catalán en 1714. La rebelión de 1640 se descartó porque el conflicto es básicamente social y conduce a los dirigentes catalanes a ponerse en manos de los franceses. Las consecuencias y la experiencia son terribles: incluso se pierde un territorio, lo que los nacionalistas llaman la Cataluña Norte. Es un acontecimiento que a los nacionalistas no les conviene en su argumentario.
–El mito elegido es el asedio de 1714, ¿A qué llama el nacionalismo las libertades perdidas con la rendición de Barcelona? ¿Cómo se traduciría en la actualidad esos fueros?
–Toda una escuela catalana de historiadores interpreta esas libertades y constituciones como un proyecto de democracia. Incluso dicen que en 1714 se enfrentó la democracia catalana al absolutismo castellano. Sin embargo, leer en clave democrática o pre-autonomista esas libertades es un contrasentido histórico. Esa sociedad catalana no era democrática, simplemente tenía unas determinadas leyes particulares que el grupo dirigente estaba muy interesado en mantener. Pero ocurrió igual en el resto de territorios de la Monarquía católica, donde muchas regiones conservaban sus propias instituciones y sus fueros.
–Felipe V ha sido convertido por el nacionalismo en el gran villano del relato. ¿A qué se debe que finalmente la mayor parte de Cataluña apostara por el Archiduque Carlos?
–Cuando Felipe V llega a Cataluña es muy bien recibido. Lo que ocurre es que el elemento eclesiástico y la burguesía mercantil se muestran muy desconfiados frente a la llegada del nieto del rey de Francia, dado que el odio hacia los franceses está muy enraizado. Hay un miedo histórico a la permanente invasión francesa y a los asedios a Barcelona, lo que en la época se llamaba el sentimiento antigapacho. Felipe V trató de ganarse a esa burguesía con una serie de concesiones a su llegada, pero éstos estimaron que la opción del Archiduque Carlos les ofrecería más beneficios y apuestan fuertemente por ella. Lo que es evidente, a diferencia de lo que dicen los nacionalistas, es que Felipe V también tuvo muchos seguidores y que se produjo una grave división en la sociedad catalana.
–En el siglo XIX se inició un proyecto de nación-estado español, pero finalmente, usted lo destaca, se produce en Cataluña y otras regiones un descontento. ¿A qué se debe este desencanto con el proyecto común?
–Los proyectos europeos de estados-nación comienzan en el siglo XIX a través de procesos de nacionalización, ya sea en España, Italia o Francia. No en vano, en el caso español hay algunos elementos que no terminaron de funcionar, como puede ser la red ferroviaria, la escuela –un gran factor de cohesión– o el ejército –que vivía unos años muy complicados por la pérdida de los territorios americanos en las primeras décadas del siglo–. La guerra de Cuba y otros problemas a finales de siglo terminaron manifestando el descontento de algunos sectores dirigentes, como ocurre en los casos catalán y vasco, frente a ese estado nación español. En Cataluña, los industriales textiles, que perdieron mucho volumen de negocio con la caída de las últimas colonias, y ciudadanos procedentes, sobre todo, de profesiones liberales hicieron una apuesta hacia otros proyectos de nación. Ese es el origen del nacionalismo.
–En el siglo XX, estos grupos nacionalistas no son abiertamente independentistas, incluso cuando se declara el estado nacional en 1934 se hace dentro de la Segunda República. ¿Desde cuándo se han impuesto las teorías secesionistas?
–En la Segunda República, Esquerra Republicana de Cataluña, que fue un partido protagonista en ese periodo, no es independentista, aunque haya sectores como el de Francesc Macià que en los orígenes defienda planteamientos radicales. Pero al frente del gobierno, Francesc Macià es el primero que modera sus posiciones y que solo usa la idea del independentismo para presionar al gobierno central, como ocurre en 1934. Así y todo, el 6 de octubre de 1934 no es una revuelta independentista, sino una forma de usar la independencia para obtener de forma muy populista nuevas ventajas en un momento en el que la derecha se ha instalado en el gobierno de España. El independentismo no era mayoritario entonces, ni lo sería en la época de la Transición, ni siquiera a finales del franquismo. El auge del independentismo es un fenómeno exclusivo de la última década, aunque en el fondo todo nacionalismo aspira a hacer coincidir algún día su nación con la formación de un estado.

«La solución del 78 fue una buena idea, pero hace años que debió ser revisada»

–Y sin embargo, la deriva actual si es claramente secesionistas. ¿Cómo valora este giro?

–Hay que enmarcarlo en un contexto muy delicado de crisis múltiple. Tenemos una crisis económica, una social y también una político-institucional. A ese marco general hay que añadirle el proceso de nacionalización que ha tenido lugar en Cataluña con exitosos resultados desde 1980. Toda la política lingüística ha sido un éxito; y cuando digo lingüística no hablo solo de la introducción de la lengua, sino de la vinculación de toda una visión del mundo transmitida a través de las escuelas y de los medios de comunicación afines. El resultado es una sociedad que en sus capas más jóvenes está completamente renacionalizada. Pujol cuenta en sus memorias que ese era uno de sus objetivos, pero el resultado ha ido mucho más allá de lo que él imaginó en 1980. En 2006, ese caldo de cultivo se sumó al interés de la clase política en hacer un nuevo estatuto –que en realidad no era una demanda de la sociedad catalana– desencadenando una sucesión de impugnaciones y discusiones que han llevado a la radicalización actual. Hoy, con los vínculos tan desgastados, todo es posible.
–El sistema autonómico pareció durante un tiempo una solución, pero sobre todo ha servido para financiar este proceso de renacionalización. ¿Fue una mala idea la solución del 78?
–La solución del 78 fue una buena idea durante mucho tiempo, pero hace años que debió ser revisada. Es una solución que se gestó en un momento complicado, donde no se pensaron las consecuencias de dar ciertas competencias a las comunidades –la educación, por ejemplo–, o si era una buena idea multiplicar estructuras administraciones –hinchando los cuerpos de funcionarios–. Hoy, es necesario hacer una reforma de la Constitución y volver a discutir las cuestiones económicas y de competencias.
–Usted termina el libro pidiendo un esfuerzo de imaginación y pedagogía política para solucionar la situación actual, ¿en qué se traduce?
–En la actualidad, estamos viviendo una situación de ruptura de puentes entre Cataluña y España, que se han dinamitado voluntariamente en los últimos diez años. Después de tanto atentado a la democracia y a las leyes es muy difícil que mañana, después del 27-S, ocurra lo que ocurra, podamos volver a la situación anterior. No hay vuelta atrás en el proceso actual y no podremos volver a vivir juntos de la misma manera. Por eso solo hay dos posibles soluciones: que entremos por la vía del planteamiento de la independencia, con lo que eso supondría a nivel de conflicto; o por una vía razonable para volver a reconstruir los puentes. Para eso hay que inventar el futuro y encontrar una nueva manera de vivir juntos y superar los enfrentamientos y los malentendidos. Va a ser una tarea muy complicada.
–El libro termina en agosto de 2015 ¿Qué pasará en el siguiente episodio del libro?
–Es complicado hacer de adivino, pero parece claro que el conflicto y la tensión no terminarán después del 27-S, aunque los nacionalistas obtengan un resultado negativo. En el peor escenario, si los grupos pro-independencia tuvieran mayoría e hicieran una declaración unilateral se daría un escenario muy conflictivo, porque habría una reacción legal del Estado y la Unión Europea se vería obligada a posicionarse. En cualquier caso, el mayor daño está en el conflicto interno de una sociedad cada vez más fracturada.
–Oriol Junqueras es historiador, ¿cuál puede ser su opinión sobre una obra que trata de desmitificar muchos episodios que el defiende?
–No lo sé (ríe)… en todo caso si lo lee va a aprender unas cuantas cosas. Junqueras es una persona que tiene todo por demostrar como político y es un buen ejemplo de la situación general de mediocridad de la clase política actual.

http://www.abc.es/espana/20150908/abci-jordi-canal-historia-minima-201509041638.html
avatar
Juanma_Breda
46-Suboficial Mayor
46-Suboficial Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4491
Puntos patrióticos : 43295
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Sep 28 2015, 22:17

@Juanma_Breda escribió:El historiador Jordi Canal publica «Historia Mínima de Cataluña» (Turner, 2015), donde intenta contar, de una vez por todas, lo que fue y no lo que, como tantas veces se ha pretendido, debió ser y no fue. Una historia de Cataluña sin prejuicios y sin mitos.

Amigo Juanma Breda.
Esta entrevista no trata de pensamiento, ni del adoctrinamiento del independentista, ni de la psicología del nacionalista. Trata de Historia, la verdadera y auténtica Historia de Cataluña. Luego sería muy apropiado que lo expusieras en la serie que ya tengo abierta en el Foro de Historia a propósito para estos artículos, con la intención de mantener un orden y coherencia temáticas. Muchas gracias

http://www.niunpasoatras.org/t2653p20-verdadera-y-autentica-historia-de-cataluna#44185
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Lun Sep 28 2015, 22:19

Enkvist: "Cataluña es un ejemplo de que la educación se puede utilizar para fines perversos: el adoctrinamiento nacionalista"



Enkvist, durante su discurso de aceptación del XX Premio a la Tolerancia


Durante la recepción del XX Premio a la Tolerancia, la hispanista, ensayista y pedagoga sueca hace un llamamiento a "recuperar el valor de la verdad" frente a la "manipulación" del nacionalismo. Enkvist carga contra el nacionalismo por tratar de "condicionar el pensamiento" y "poner en peligro el correcto funcionamiento de la democracia".

La hispanista, ensayista y pedagoga sueca Inger Enkvist ha denunciado este viernes que "Cataluña es un ejemplo de que la educación se puede utilizar para fines perversos, para el adoctrinamiento" nacionalista.

Así se ha posicionado durante la recepción del XX Premio a la Tolerancia, que entrega la Asociación por la Tolerancia, y que se ha celebrado en un céntrico hotel de Barcelona.

Llamamiento a "recuperar el valor de la verdad"

Enkvist ha hecho un llamamiento a profesores, periodistas y políticos para "recuperar el valor de la verdad" como fórmula para combatir la "manipulación" que viene realizando el nacionalismo en Cataluña en ámbitos como las humanidades, la lengua, la literatura y la historia.

La pedagoga ha señalado que este tipo de "mentiras", que también de dan en otros países, supone un tipo de "corrupción intelectual o moral". Y ha tomado unas palabras del escritor George Orwel para criticar al nacionalismo por tratar de "contaminar los procesos mentales, es decir, condicionar el pensamiento", lo que "pone en peligro el correcto funcionamiento de la democracia".

Crítica con la inmersión obligatoria en catalán

En la ceremonia de entrega del premio -en la que se ha recordado el alegato de Enkvist en el Parlamento autonómico de Cataluña durante la elaboración de la Ley de Educación de Cataluña (LEC)-, también han intervenido la profesora de lengua y literatura españolas Carmen Leal; la catedrática de inglés Mercè Vilarrubias; el escritor y filólogo Xavier Pericay; y el presidente de la Asociación por la Tolerancia, Eduardo López-Dóriga.

Para otorgar el premio a Enkvist, el jurado ha destacado su vocación por la pedagogía desde el convencimiento de que los aspectos fundamentales de la personalidad se forjan en los primeros años de existencia. Así como su firme defensa de la enseñanza de las lenguas como vehículo para el pleno desarrollo del intelecto, mostrándose contraria a la exclusión del castellano como lengua vehicular del sistema educativo público en Cataluña.


http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2014/10/enkvist-cataluna-es-un-ejemplo-de-que-la-educacion-se-puede-utilizar-para-fines-perversos-el-adoc-11765.php#.Vd8Kq6qIfu8.facebook
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Vie Oct 02 2015, 20:01

Frases sobre el Nacionalismo


Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder controle al poder (Montesquieu)

El último grado de perversidad es hacer servir las leyes para la injusticia (Voltaire)

El orgullo más barato es el orgullo nacional, que delata en quien lo siente la ausencia de cualidades individuales (J.W. Goethe)

Atribuir al Islam los méritos de Averroes es como atribuir a la Inquisición los méritos de Galileo (Ernest Renan)

De la humanidad a la bestialidad por el camino de la nacionalidad (Franz Grillparzer)

El único titular de soberanía es el pueblo en su conjunto. Una parte del pueblo no puede pretender apropiarse de algo que nos pertenece a todos y darle el nombre fantástico de Autodeterminación (Abraham Lincoln)

La nacionalidad no aspira ni a la libertad ni a la prosperidad, sino que, si le es necesario, no duda en sacrificar ambas a las necesidades imperativas de la construcción nacional (Lord Acton)

El nacionalismo constituye el 90% de lo que queda de religión en nuestro tiempo (Arnold Toynbee)

Los catalanes han cogido de la Europa moderna el revés de la democracia, lo más reaccionario: el nacionalismo (Corpus Bargas)

La libertad no hace felices a los hombres; los hace, sencillamente, hombres (Manuel Azaña)

El Estado es superación de toda sociedad natural, es mestizo y plurilingüe (José Ortega y Gasset)

Toda la historia del progreso humano es la lucha de la ciencia contra la superstición (Gregorio Marañón)

En Munich Gran Bretaña y Francia tenían que elegir entre la guerra y el deshonor. Eligieron el deshonor. Tendrán la guerra (Winston Churchill)

No se mata más que en nombre de un dios o de sus sucedáneos: los excesos suscitados por la diosa Razón, por la idea de nación, de clase o de raza son parientes de los de la inquisición o la Reforma (Cioran)

Si la paz no puede ser mantenida con honor, ya no es paz (Bertrand Russell)

El nacionalisme es com un pet, només li agrada a qui se´l tira (Josep Pla)

El nacionalismo es una metáfora del incesto (Erich Fromm)

Los vegetales tienen raíces; los hombres y las mujeres tienen pies (George Steiner)

La ideología del siglo XXI debe ser el humanismo global, pero tiene dos peligrosos enemigos: el nacionalismo y el fundamentalismo religioso (Ryszard Kapuscinski)

Al final, la elección es entre la tribu o la ilustración (Eric Hobsbawm)

El desafío mayor que tiene la cultura de la libertad, de la democracia en nuestro tiempo, viene de los nacionalismos (Mario Vargas Llosa)

El nacionalismo es la cultura de los incultos (Mario Vargas Llosa)

El nacionalismo es siempre una tontería, y el nacionalismo étnico, una tontería asesina (Bernard-Henri Lévy)

No todo el que se sabe perteneciente a una nación padece nacionalismo, lo mismo que no todos los que tienen apéndice padecen apendicitis (Julián Marías)

Lo mismo que el racismo es una forma de cretinismo moral, el nacionalismo es una forma de cretinismo político (Fernando Savater)

El multiculturalismo es la gangrena de la sociedad democrática (Mikel Azurmendi)

El nacionalismo es como el alcohol barato; primero te emborracha, luego te ciega y por último te mata (Dan Fried)

El nacionalismo es la guardería de los que tienen miedo a crecer (Anónimo)

El nacionalismo es un atavismo que tiene su origen en el instinto de territorialidad de los mamíferos (Anónimo)

avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Jue Abr 07 2016, 00:54

¿Sabe ud cuál es el arma secreta del nacionalismo?

És una tècnica psicològica que ja feien servir nazis i bolsheviks.



Elisabeth Noelle-Neumann nos explicó hace casi 40 años (1977) por qué el control de TV3, laimmersiólingüística y las cubanas en las rotondas son irrenunciables para el nacionalismo. Es un mecanismo psicológico y se llama “La Espiral del Silencio”. Los batasunos lo aplicaron desde el primer momento:

Si no ves reflejadas tus creencias o actitudes en ningún lugar, asumirás que estás en minoría y permanecerás callado. Cuanto más se difunde la versión dominante por los medios, más guardarán silencio las voces individuales contrarias a ella. Tu silencio y el de otros creará una espiral negativa, un círculo vicioso que se autoreforzará. De hecho, puede que tu creencia no sea realmente minoritaria, pero como todos los que piensan como tú permanecerán callados, es razonable que creas que estás en minoría. Y si una mayoría se considera minoría, tenderá a declinar en el futuro.

A casa nostra durant 35 años los jerarcas nacionalistas han malgastado nuestros dineros en dominar el ambiente para crear una “espiral de silencio” que presente a su ideología transochada como mayoritaria.

Para su desconcierto, el catalans lliures de nacionalisme som majoria. Ahora se han propuesto “eixamplar la base social” nacionalista. Más TV3, más immersió, más batasunización del ambiente. Todo para que la mayoría crea que es minoría, calle y se sume poco a poco a lo que se percibe como dominante. Sí, también los políticos de Madrid y el resto de españoles.

http://dolcacatalunya.com/2016/04/05/sabe-ud-cual-es-el-arma-secreta-del-nacionalismo/
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por El Zorro el Sáb Abr 23 2016, 17:09

En una página catalanista de Facebook;


Traduzco;


“- Libérate del castellano. Prohíbetelo.
– Libérate de los bares, restaurantes y tiendas que sirven en castellano. No vayas.
– Libérate de la novia castellana. Déjala.
– Libérate de los suegros castellanos que cuidan a tus hijos. Contrata una canguro.
– Libérate de la sudamericana que cuida tus padres y no habla catalán. Que lo aprenda.
– Libera a tus hijos de amigos y entornos castellanos“.

avatar
El Zorro
26-Sargento
26-Sargento

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1336
Puntos patrióticos : 21737
Fecha de inscripción : 21/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 11 2016, 19:16

La pedagogía del odio


"No suspiréis por nuestra libertad sin pasar por el odio. ¡Mientras no les odiemos nunca podremos vencerlos! Es necesario, pues, propulsar el odio contra España o dejar de existir."
Joan Salvat-Papasseit (escritor)

"Nuestro odio contra la vil España es gigantesco, loco, grande y sublime. Hasta odiamos el nombre, el grito y la memoria, sus tradiciones y su sucia historia."
Ventura Gassol (consejero de Cultura de la Generalitat con Macià y Companys)


El industrial ampurdanés Francisco Jaume, por ejemplo, denunció en 1907 que “se provoca constantemente a los castellanos, y si alguno de éstos, cansado de soportar, responde enojado alguna frase contra Barcelona o Cataluña, se copia esta frase y se dice: ¡Ved, catalanes, cómo somos odiados por los castellanos! Insistiendo uno y otro día han conseguido acreditar ante muchos que somos odiados por los castellanos y disimular que son ellos los que odian”.

Víctor Balaguer, figura central de la Renaixença, renegó del catalanismo político en su discurso de los Juegos Florales del año 1900 y deploró sus “voces de odio y venganza”.

Y nada menos que Valentí Almirall escribió poco antes de morir que “nada tengo en común con el catalanismo al uso, que pretende sintetizar sus deseos y aspiraciones en un canto de odio y fanatismo” y que “sigan los separatistas por odio y malquerencia los procedimientos que crean que mejor les llevan a su objetivo, pero no finjan, ni mientan, ni pretendan engañarnos. Jamás he entonado ni entonaré Els segadors, ni usaré el insulto ni el desprecio para los hijos de ninguna de las regiones de España.”

Rovira i Virgili explicó que el objetivo primordial debía ser la infancia. El periódico ¡Nosaltres sols! explicó en 1931 la estrategia a seguir con los niños: “La única solución sería la de instruirlos, algo casi imposible si pasan de la treintena: árbol que creció torcido, difícilmente se endereza. Pero si de las generaciones de ahora no podemos esperar gran cosa, ¿cabe pensar lo mismo de las que llegan y las que vienen? Los niños y los jóvenes son dúctiles como la cera, y adoptan la forma que se les quiera dar”.

Sesenta años después, en 1990, se destapó el documento interno de CiU que diseñaba una sociedad totalitaria al servicio del nacionalismo:
“incidir en la formación de los periodistas para garantizar una preparación con conciencia nacional catalana; introducir gente nacionalista en todos los puestos clave de los medios de comunicación; conseguir que los medios de comunicación pública dependientes de la Generalidad sean transmisores eficaces del modelo nacional catalán; crear una agencia de noticias catalana de espíritu nacionalista; impulsar el sentimiento nacional catalán de profesores, padres y estudiantes; reorganizar el cuerpo de inspectores de forma y modo que vigilen el correcto cumplimiento de la normativa sobre la catalanización de la enseñanza; vigilar de cerca la elección de este personal; incidir en las asociaciones de padres, aportando gente y dirigentes que tengan criterios nacionalistas; y velar por la composición de los tribunales de oposición”

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4650




en Cataluña ya existen dos generaciones educadas en el odio a todo lo español, «para las que cualquier cosa que se haga desde el resto de España siempre es interpretada paranoicamente, pensando que es algo que va contra ellos. El diálogo con ellos es muy difícil y sólo existe la aplicación de la Constitución. Contra un paranoico, contra alguien que se inventa un enemigo que no existe, poco se puede hacer».
Albert Boadella

http://www.abc.es/local-castilla-leon/20140227/abci-albert-boadella-generaciones-cataluna-201402272032.html
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 11 2016, 19:39

Los “nacionalistas españoles” no existen: son un invento de los verdaderos nacionalistas.



gran artículo escrito por Pedro M.Larrauri, de Vigo. Es realmente bueno y nos muestra el absurdo al que llegan los nacionalismos en nuestro país, que en su afán de lograr una independencia sin fundamentos llegan a la manipulación y a usar etiquetas erróneas como “nacionalistas españoles” o “fachas “, para aquellas personas que  simplemente se sienten orgullosos de pertenecer a España. Esperamos que os guste y sea de vuestro interés.

La palabra “nacionalismo” nos hace pensar en un pueblo, en un colectivo de personas, que afirma su naturaleza de nación: y que aspira a constituirse en un Estado independiente. El filósofo y sociólogo Ernest Gellner, experto en la materia, afirmó: “El nacionalismo inventa naciones donde no las hay”.

Una colectividad llega a declararse nacionalista partiendo de vínculos de raza, religión, pasado histórico común, territorio compartido, variedad idiomática hablada, identidad cultural, percepción (real o imaginaria) de ser discriminados por un gobierno estatal centralista…

Esos sentimientos se consolidan como una ideología y acaban construyendo un movimiento (político o militar) que crece y eclosiona en una lucha por la independencia, que puede ser más o menos pacífica o violenta.

Ser nacionalista y luchar por la independencia es algo absolutamente respetable. Lo que no es respetable, en cambio, es que los nacionalistas empleen (para tratar de lograr sus objetivos) la mentira, la manipulación, la opresión, la ilegalidad o, directamente, la violencia.

Para un nacionalista, como para un creyente de cualquier religión, la existencia de su nación es indiscutible, y cualquiera que lo niegue o se oponga al proceso independentista es “un infiel”. De manera similar a como actúan los líderes religiosos, los líderes nacionalistas manipulan los sentimientos de quienes consideran co-nacionales, a través de la educación y del control de la información y la cultura, promoviendo un peculiar fanatismo nacionalista, impregnado de victimismo y de afán de revancha contra el Estado en el que están integrados, Estado al que considera opresor, y del que destacan continuamente todo lo que les diferencia de ellos. Y acaban imponiendo en su ámbito territorial de influencia un pensamiento único, obligatorio y excluyente: “el que no es nacionalista es nuestro enemigo”.

Y si además tienen un idioma diferente (lo que no es imprescindible para crear un sentimiento nacionalista) hacen todo lo posible para imponerlo como lengua única, discriminando y poniendo trabas a los que hablan la lengua oficial del Estado (el español o castellano).

Puedo dar fe de lo que pasa en Galicia, donde vivo desde hace 33 años, y donde curiosamente miles de ciudadanos llevamos años sufriendo esa opresión lingüística, tanto con gobiernos del PP como del PSOE, que ceden vergonzosamente ante las exigencias nacionalistas, aunque todos ellos cínicamente nieguen que haya imposición y falta de libertad. Los nacionalistas gallegos identifican ser nacionalista y hablar gallego con ser buen gallego, con merecer el “título” de “gallego de pura sangre”: y quien no comparte esa “fe” es considerado un hereje, un enemigo de Galicia… y es invitado “amablemente” por ellos a abandonar “su” tierra.

Como en las religiones y otras sectas, el hecho híper valorado de pertenecer a una nación con una cultura peculiar, económica y políticamente fuerte (o al menos diferenciada), da a las personas que se suman a ese movimiento una agradable sensación de pertenencia, de superioridad, y deja de importarles su propia contribución a la tarea común. Es algo similar a lo que les pasa a los hooligans, a los hinchas radicales de un equipo de fútbol… (Por supuesto que hay excepciones y nacionalistas moderados, y tengo buenos amigos que lo son: pero he comprobado que es muy distinto cuando se habla uno a uno con ellos, que cuando se juntan y entran en estado de “fervor” político).

Resulta razonable que los nacionalistas de esas comunidades autónomas citadas, que han demostrado que para ellos el fin justifica los medios (ya que alteran la historia y la realidad, y mienten llegando a considerarse una nación que ha sido invadida y está sometida a una dictadura, de la que sería justo liberarse con las armas, como siempre han defendido los proetarras), manipulen la realidad y utilicen reiteradamente el término nacionalista español para aplicarlo despectivamente a quienes nos oponemos no a sus sentimientos, sino a sus presiones e ilegalidades; y sobre todo a su pretensión de lograr la independencia sí o sí, sin tener en cuenta que todos los españoles estamos unidos por unos vínculos legales y por unas leyes que decidimos entre todos, que nos garantiza los mismos derechos y libertades, y que nos conceden a todos los conciudadanos del Estado el poder soberano sobre todo nuestro territorio.

Muchos nacionalistas no quieren entender que, en la medida en que su nacionalismo deja de ser un sentimiento y les lleva a cometer abusos y a reivindicar su secesión e independencia de España, la mayoría de los españoles nos declaramos totalmente en contra de esa pretensión, y por lo tanto antinacionalistas.

Pero no es correcto que nos llamen nacionalistas españoles, pues los españoles ya constituimos un Estado, y no pretendemos cambiar nuestras fronteras: ni lo permitiremos, salvo que algún día sea decidido por todos los españoles. Y además, queremos a España, Nación y Estado, en donde hemos nacido, y respetamos la ley suprema que en democracia nos hemos dado los españoles: la Constitución (lo que no quita que muchos queramos reformarla). Por ello amamos como propio todo lo que nos une y nos pertenece, también lo que catalanes y vascos consideran equivocadamente exclusivamente suyo: su cultura, lengua, triunfos, paisajes y creaciones…, que son patrimonio de todos los españoles. Igual que el éxito en cualquier ámbito de la vida de un tarraconense es tan catalán como el de un gerundense, el éxito de un barcelonés es tan español como el de un sevillano.

Los nacionalistas pretenden imponer sus sentimientos y creencias para separar la parte de España en la que viven del resto de España. Sólo cuando lo logren cejarán en su empeño. Eso queda muy bien reflejado en la frase que dijo el nacionalista valenciano-catalán Joan Fuster: “Tenemos unas terribles ganas de dejar de ser nacionalistas, pero no nos dejan”.

Pueden seguir manipulando (mintiendo) y llamarnos a los que nos oponemos a sus pretensiones “nacionalistas españoles”: pero es un sin sentido, y ellos saben que no lo somos. Tenemos muy claro que la soberanía nacional reside en el pueblo, en todos y cada uno de los ciudadanos españoles, y no en el sentimiento de pocos o muchos. Cada uno es libre de sentirse español, andaluz, catalán, vizcaíno, vigués, vallecano o ciudadano de un mundo sin fronteras…: pero ese sentimiento diferencial compartido con otros no le da a nadie el derecho a reunir a los que sienten lo mismo que él y a exigir al resto de los españoles que ese colectivo se constituya como un Estado independiente, apropiándose además del territorio del Estado que actualmente ocupan…

Por todo ello, y en relación con los nacionalismos catalán, vasco, etc., la mayoría de españoles nos declaramos antinacionalistas. El término “nacionalista español” podría aplicarse a todo aquel que ama a España, pero supondría un uso impropio de la palabra nacionalista. Por cercanía, conozco a muchos portugueses que aman Portugal, que se pueden calificar de patriotas: pero a nadie se les ocurre llamarles “nacionalistas portugueses”.

Nacionalista español es una falacia, un constructo falaz y defensivo que demuestra la falta de argumentos de los nacionalistas que tenemos en España, y a los que se puede aplicar el refrán: cree el ladrón que todos son de su condición.


http://espanolesdeapie.es/esp/los-nacionalistas-espanoles-no-existen-son-un-invento-de-los-verdaderos-nacionalistas
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 11 2016, 20:13

El poder del mito

Siguiendo a Spengler, soy consciente de la "organicidad" de las civilizaciones y, por ende, de las naciones que de algún modo las conforman.

Cataluña y Vascongadas han forjado durante más de cien años sus "mitos fundacionales" basados en la lengua y el folclore, que no cultura, sin que por parte del resto de España se haya intentado hacerles frente salvo tibiamente.

Por otro lado, somos conscientes del poder del "mito" que, a pesar de su origen nebuloso o irreal, ejerce sobre las emociones de los hombres. Habrá un porcentaje de catalanes que sepan, por ejemplo, la falsedad de la secular opresión castellana sobre Cataluña; sin embargo, eso no es lo importante. Lo realmente sustancial es la "emoción" que provoca tal falacia. Emoción que se transforma con el trascurrir del tiempo en ese sentimiento de pertenencia a una comunidad diferenciada y única. Ningún libro, por clarificador que sea, "abrirá los ojos" de aquellos que están cegados por el falso brillo del independentismo.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicología del independentista

Mensaje por ilustrado el Miér Abr 12 2017, 12:03

La pasión secesionista: el independentismo desde la psicobiología y la neurología

“Los secesionistas no están locos ni alienados, están enamorados”




Adolf Tobeña (Graus, Huesca, 1950) es catedrático de Psiquiatría de la Facultad de Medicina y del Instituto de Neurociencias de la UAB. Autor prolífico en el campo de las emociones, acaba de publicar La pasión secesionista (ED Libros), un trabajo que intenta explicar desde la psicobiología y la neurología la consolidación del independentismo en un movimiento de masas.

Pregunta. El preludio de La pasión secesionista dice: “El libro está dedicado a bucear en diversos vectores de la psicobiología del gregarismo, el etnocentrismo y la xenofobia, como resortes primordiales de los nacionalismos de base identitaria, pese a que se presenten con una impecable y engañosa modernidad”.

Respuesta. El origen del libro es acercarse al súbito ascenso del secesionismo catalán con herramientas de la psicología social, primero, y después con la neurobiología. Pese a que ha habido un verdadero ejército de intentos de análisis, desde la sociología, la economía, de los analistas políticos e historiadores, estos no tienen explicado el fenómeno. Tampoco se explican por qué, tras cinco años, no estalla la burbuja.

P. ¿Sería útil estudiar desde la neurología y la psicología movimientos de masas como el independentismo en Cataluña o el 15M? En el libro explica experimentos desarrollados en Israel que parecen trasladables a nuestro momento.

R. Los israelíes han generado una tradición de estudios fronterizos de vanguardia, para estudiar fenómenos de psicología social sobre litigios grupales. Estudios sobre prejuicios, xenofobia, aprensión, la influencia de los símbolos, la tendencia del ciudadano a ayudar, a ser generoso o no según si el otro pertenece a los tuyos o no. Los académicos han aprovechado la fricción para realizar estudios de primer nivel. En España no se ha aprovechado.

P. Otro estudio impactante que cita es cómo modificamos nuestra memoria por la presión del grupo.

R. Un individuo ve una película, al cabo de una semana la recuerda perfectamente, pero el grupo del experimento le dice que no es así, ¡y él cambia! El 48% se apunta al recuerdo de los demás. Es una técnica tradicional en el combate político.

P. El libro apunta que uno de los factores de éxito del independentismo es que los medios de comunicación partidarios de la ruptura con España están muy bien realizados. Si TV3, medio que usted destaca en especial, decidiera emitir de forma constante informaciones a favor de la unión con España, ¿la ciudadanía que la mira, cambiaría de opinión?

R. Por supuesto, y rápido, en cuatro o seis meses. Lo saben todos los publicistas. Si se quiere acentuar el elemento apetitivo de un producto, desde un objeto a la república perfecta, solo hay que insistir con una ingente promoción de la virtud con la que se vivirá en la república perfecta habitada por individuos perfectos. Los medios periodísticos más cercanos al carro secesionista han aprovechado una creatividad, una capacidad para generar productos atractivos, entretenidos, con diseño espléndido, coreografías magníficas.

P. Usted refuta el argumento de aquellos que califican de “locura” la irrupción de un independentismo masivo.

R. No hay ningún brote psicótico ni anomalía. Son fenómenos interesantísimos de la conducta normal y adaptativa de los grupos. Explico las ventajas. Cuando hay litigios, estos resortes se ponen al servicio de las posibilidades de victoria y de sometimiento de los otros. La intelectualidad española etiqueta el movimiento independentista catalán de delirio, de locura, intoxicación, pero no tiene nada que ver con esto, tiene que ver con la competición intergrupal.

P. El libro también destaca el cambio de paradigma que habrían experimentado pensadores como Josep Fontana.

R. Que un historiador que se ha pasado 40 o 50 años apuntado a tesis marxistas economicistas, de repente se apunte a versiones casi románticas de la cuestión, es un cambio monumental. Es paradigmático que toda una tradición historiográfica catalana, que se había apuntado al economicismo, ahora, sin avisar, se apunte a tradiciones épico-románticas, es espectacular. Por cierto, hágame la pregunta del subtítulo.

P. “¿El ímpetu secesionista nació a partir de un enamoramiento colectivo?”.

R. Es una conjetura más. El enamoramiento es una herramienta potentísima. Toda esta intelectualidad que intenta entenderlo desde el punto de vista de la obnubilación, la alienación, la intoxicación e incluso la locura, ¡no! Los secesionistas no están locos ni alienados, están enamorados; están profundamente enamorados de forma biológica.

P. ¿Enamorados de qué o de quién?

R. De la república perfecta habitada por individuos perfectos.

P. ¿Enamorados de un ideal platónico?

R. Ni platónico ni romántico. Es una cuestión biológica profunda. El enamoramiento individual en el 99,9% de los casos no es loco; ya querrían los literatos que lo fuera, pero no lo es. Algunos enamoramientos llegan a ser locos, pero entonces es carne de los psiquiatras. En el 99,9% de los casos, el enamoramiento está al servicio de seducir y conquistar a un aliado firme por si hay prole y se cuida entre dos. Está montado por la biología en las especies que son como nosotros y en los pájaros, especies que son nombradas poligínicas imperfectas, para conseguir un aliado firme para tener cuidado parental de la prole. Y en el caso de los litigios intergrupales, para conseguir la victoria sobre los vecinos. Esto lo saben los líderes proféticos desde siempre.

------------------------------------------------

LA GENERACIÓN LAPORTA-GUARDIOLA-PUIGDEMONT

Adolf Tobeña reflexiona en La pasión secesionista sobre el cambio de las élites en Cataluña, de los nombres que dominaron durante la Transición a nuevos referentes que han crecido en democracia. Tobeña la define como “la generación Laporta-Guardiola-Puigdemont”, un sector en lo más alto de la pirámide social, con una edad que oscila entre los 45 y los 55 años, y que está liderando el proceso de independencia: “Ha crecido un cuerpo funcionarial nuevo, que está en puestos altos, que han protagonizado el proceso junto a empresarios nuevos y a una parte de las familias tradicionales, entorno a una administración regional potentísima”.

El catedrático de la UAB lamenta, incluso encuentra extraño, que este “fenómeno” no se aproveche para ser estudiado académicamente: “Todos los departamentos de sociología de nuestras universidades deberían estar estudiándolo, pero no hay estudios sobre las nuevas élites. Tengo la sensación que se desaprovecha un campo de trabajo monumental para estudiar cosas vaporosas”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/03/06/catalunya/1488819553_132376.html
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 69817
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.