Decapitaciones en plena calle, exhibición de los cadáveres ante el público, adoctrinamiento en las escuelas y pobreza. Esta es la situación con la que tienen que convivir los ciudadanos de Arabia Saudí, según denuncia ITV. La televisión británica ha emitido un reportaje, grabado con cámara oculta, en el que documenta varios episodios de extrema violencia amparados por las autoridades del país.

De hecho, en 2015 se contabilizaron 157 ejecuciones, y aunque el régimen asegura que solo son ajusticiados los criminales más peligrosos, las imágenes emitidas por ITV muestran a una mujer, arrodillada, que negaba a gritos haber matado a su hijastra. Acto seguido fue decapitada. Otra de las escenas de Saudi Arabia Uncovered está protagonizada por cinco personas que cuelgan del cuello amarrados a un par de grúas. Según el documental se les acusaba de robo y, tras ser decapitados, se les colgó en lo alto como advertencia.

La cadena británica ha conseguido parte del material gracias a la ayuda de un activista que permaneció durante seis meses en Arabia Saudí. También un equipo de ITV se desplazó al país, que para sortear las trabas creó una empresa y acudió como si se tratase de un viaje de negocios. El documental enseña además las condiciones de pobreza que afectan a la cuarta parte de los ciudadanos, unas imágenes que distan mucho de los rascacielos y el lujo que este país suele exhibir.

Tampoco se respetan los derechos humanos dentro de las escuelas. Según ITV, en las aulas se cultiva el odio hacia otras religiones e incluso a otras ramas del islam. En el documental se entrevista a un joven de 14 años al que se le pregunta por la doctrina que aprende en el colegio: "Todos los cristianos deben ser castigados hasta la muerte, hasta que no quede ninguno. Deberían ser decapitados. Eso es lo que nos enseñan", asegura el chaval, que repite la consigna cuando se refiere a los chiíes, una rama del islam que es minoritaria en un país que dominan los suníes: "Deberían ser condenados a muerte", sentencia.




La violencia demostrada ha servido a ITV  para cuestionar la buena relación que mantiene Reino Unido con esta petromonarquía, algo que defienden algunos de los entrevistados. Por ejemplo el coronel Richard Kemp, que fue responsable del equipo de terrorismo del Gobierno británico: "No aprobamos lo que hace Arabia Saudí, no nos gusta lo que hace, pero son un 'mal' necesario para combatir otros regímenes y por supuesto, tienen mucho petróleo", asegura.



http://www.infolibre.es/noticias/mundo/2016/03/30/un_documental_exhibe_las_ejecuciones_arabia_saudi_como_educa_odio_otras_religiones_47060_1022.html