Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Al menos 22 muertos y más de 50 heridos en un atentado suicida en un concierto de Ariana Grande en Mánchester
Hoy a las 01:41 por Juanma_Breda

» Una hora con la historia. Pio Moa.
Hoy a las 01:31 por Juanma_Breda

» El ISIS llama a la 'guerra total contra Occidente' durante Ramadán
Ayer a las 22:43 por Valle

» El Gobierno se vuelca en la sociedad catalana ante el bloqueo institucional
Ayer a las 22:41 por Valle

» Karlos Arguiñano "He tenido amigos en ETA y amigos a los que ha matado ETA"
Ayer a las 22:32 por Valle

» Piden formar una nueva CC.AA. española con Barcelona y Tarragona.
Ayer a las 21:00 por Juanma_Breda

» Conductor (GITANO) de 18 años asesina de un puñetazo a un anciano en Torrejón(Madrid)
Ayer a las 20:58 por Juanma_Breda

» Rajoy reitera a Puigdemont que su oferta es imposible por ser una amenaza grave a la convivencia
Ayer a las 13:43 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 157 Basuras dentro y fuera del planeta
Ayer a las 11:03 por Antonio García Fuentes

» Historia sobre el himno de España
Ayer a las 07:55 por Canvel07

» Así es 'Er Prinzipito', la traducción andaluza de la clásica novela que indigna a las redes
Vie Mayo 26 2017, 23:50 por Valle

» Trasladarán los restos de Franco y Jose Antonio.
Vie Mayo 26 2017, 12:58 por Invitado

» Barcelona amanece con banderas de España pegadas en el mobiliario urbano y algunos edificios
Vie Mayo 26 2017, 12:30 por Invitado

» Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas” Aquí en España, el domingo pasado, se dirimió el enfrentamiento de las tres “fracciones o facciones” de lo que aquí se autodenominan “socialistas” o
Vie Mayo 26 2017, 10:28 por Antonio García Fuentes

» AQUEL TELÉFONO DE CANUTOS
Vie Mayo 26 2017, 10:25 por Antonio García Fuentes

» Mi música, tu música, nuestra música
Jue Mayo 25 2017, 23:53 por JoséUEI

» Multa de entre 10.000 y 25.000 euros a Echenique por defraudar a la Seguridad Social
Jue Mayo 25 2017, 13:38 por Neilo65

» Las fotos menos conocidas de Francisco Franco.
Jue Mayo 25 2017, 06:48 por BRUC

» Ridículo de España en Eurovisión.
Miér Mayo 24 2017, 13:51 por Invitado

» El “dios dinero” y sus adoradores y practicantes
Miér Mayo 24 2017, 08:36 por Antonio García Fuentes

» La etarra «La Tigresa» saldrá de la cárcel el 13 de junio
Miér Mayo 24 2017, 07:33 por Lucía

» HOLA A TODOS LOS QUE SENTIMOS A LA PATRIA
Mar Mayo 23 2017, 22:47 por Valle

» Los robots nos dejaran sin trabajo a casitodos
Mar Mayo 23 2017, 21:55 por Iuris Tantum

» Guerra de Siria
Mar Mayo 23 2017, 21:47 por Juanma_Breda

» Franco su sepultura y “los miedos” cuarenta años después
Mar Mayo 23 2017, 15:45 por Neilo65

» Muere Nicky Hayden
Mar Mayo 23 2017, 14:13 por Neilo65

» Preparada la independencia de Cataluña.
Lun Mayo 22 2017, 15:48 por BRUC

» Cazas F18 españoles interceptan un cazabombardero ruso Sukhoi SU-24 en el Báltico
Dom Mayo 21 2017, 18:04 por Iuris Tantum

» Rajoy reta a Puigdemont en el Congreso
Dom Mayo 21 2017, 18:01 por Iuris Tantum

»  Europa estará muerta en 20 años
Dom Mayo 21 2017, 16:20 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 156 Desprecio al político y a su política
Sáb Mayo 20 2017, 10:12 por Antonio García Fuentes

» Existen indicios de corrupción respecto de Cristina Cifuentes, Presidente de la CCAA de Madrid.
Vie Mayo 19 2017, 22:33 por Valle

» Así se adoctrina a los niños en los libros de texto de Cataluña
Vie Mayo 19 2017, 22:29 por Valle

» La cápsula de cianuro
Vie Mayo 19 2017, 17:15 por Antonio García Fuentes

» Las personas a las que les cuesta madrugar son más inteligentes y creativas
Vie Mayo 19 2017, 15:35 por Iuris Tantum

» Pablo Iglesias se presenta como candidato a presidente en la moción de censura contra Rajoy
Vie Mayo 19 2017, 12:17 por Neilo65

» Trump desveló a Rusia secretos sobre Daesh facilitados por espías israelíes
Vie Mayo 19 2017, 11:57 por Neilo65

» Carta de un cura de a pie a los obispos de Cataluña
Jue Mayo 18 2017, 19:05 por BRUC

» Fracaso podemita en los tribunales de Aragón
Jue Mayo 18 2017, 14:20 por Iuris Tantum

» Un propietario expulsa a unos okupas de su vivienda y lo multan
Miér Mayo 17 2017, 20:33 por Neilo65

» ¿DÓNDE ESTÁ EL PROGRESO Y EN QUÉ CONSISTE?
Miér Mayo 17 2017, 10:33 por Antonio García Fuentes

» EL HÉROE ESPAÑOL DEL LUSITANIA
Mar Mayo 16 2017, 23:24 por JoséUEI

» Maduro arremete contra Felipe Gonzalez y Rajoy
Mar Mayo 16 2017, 23:16 por JoséUEI

» Me presento como uno mas
Mar Mayo 16 2017, 18:44 por niunpasoatras.org

» Suicidios en la policía, guardia civil y “otros”
Mar Mayo 16 2017, 09:48 por Antonio García Fuentes

» Gladio B: Juncker, presidente de la comisión europea, al frente
Lun Mayo 15 2017, 14:03 por Juan Garcia

» Vascos y derechos de “conquista” que se perpetúan
Lun Mayo 15 2017, 11:49 por Antonio García Fuentes

» El mito de Guernica
Dom Mayo 14 2017, 19:08 por Lucía

» Política y periodismo de ‘je, je’ y testosterona.
Dom Mayo 14 2017, 17:56 por Neilo65

» OCTUBRE DE 1934 - ¿Homenajes a la barbarie socialista?
Sáb Mayo 13 2017, 16:14 por Valle

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

«Antes del asesinato de Calvo Sotelo había muy pocos militares dispuestos a rebelarse»

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

«Antes del asesinato de Calvo Sotelo había muy pocos militares dispuestos a rebelarse»

Mensaje por BRUC el Mar Abr 05 2016, 06:48



No es otro libro de la Guerra Civil, advierten los editores. No puede serlo. Stanley G. Payne ha explorado el conflicto, sus consecuencias y sus orígenes en una veintena de libros sobre la Historia de España y Europa contemporánea. Sus juicios sobre la Guerra Civil nunca resultan indiferentes. El célebre hispanista aborda en «El camino al 18 de julio» (Espasa) los meses finales de una república que se descompuso legalmente más rápido que ningún otro estado en tiempos de paz. Como si se tratara de un juego por desenmascarar al asesino y el lugar del crimen, la Historia se pregunta: ¿Quién asesinó a la Segunda República?
–Usted ha recordado que los años veinte en España fueron prósperos y los treinta se esperaban prometedores. ¿Qué pasó aquí?
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads
–Debían serlo. El presidente de la República, Alcalá-Zamora, dijo a comienzos de 1934 que en España estaban superando la recesión y que, con los avances de la Segunda República, podrían ser pronto uno de los países más agradables para vivir. Luego sucedió otra cosa. El surgimiento del proceso revolucionario y la réplica contrarrevolucionaria malograron esas previsiones. El comienzo de la República fue prometedor y trajo estabilidad, pero más tarde se vivió un proceso revolucionario que dio lugar a numerosos conflictos.
–¿Cuáles eran los problemas sistémicos de esta república?
-Era una democracia que en la práctica era poco democrática. Había alguna resistencia conservadora, pero el problema no era ese. Las tres insurrecciones anarquistas, la gran insurrección socialista, en 1934, y las constantes manipulaciones, en los años 1934 y 1935, del Presidente de la República no permitieron que funcionara normalmente un gobierno parlamentario. Él quería mantener a raya y fragmentar a ciertos grupos políticos. Fue un obstáculo para la democracia y dio lugar a una situación perversa a partir del 34.
–¿Por qué fracasó la convivencia democrática en la Segunda República?
–Fracasó por la resistencia del presidente a permitir la continuación del gobierno parlamentario a finales del año 1935. Había un gobierno mayoritario y estable que fue vetado por el presidente, dando lugar al surgimiento del Frente Popular y a la política tan extraña de la etapa de Azaña, con muchos abusos y actos arbitrarios. Era un gobierno débil que dejó hacer a los aliados revolucionarios toda clase de abusos y actos ilegales. La situación degeneró hasta terminar en el 18 de julio.
–Usted señala como una de las anomalías en España el que los grupos socialistas se radicalizaron en esos años en vez de aproximarse a la socialdemocracia.
–En el resto de los países occidentales el socialismo tendió al reformismo. El PSOE empezó como reformista, pero cambió al darse cuenta de que la derecha era más fuerte de lo que habían calculado inicialmente. Se radicalizaron algunos sectores.
–¿Hasta qué punto estaban radicalizados estos grupos políticos?
–La insurrección revolucionaria de 1934 fue, según muchos autores, la primera batalla de la Guerra Civil. Eso habla de hasta dónde estaban radicalizados. Aunque no creo que sea cierto. En realidad el año 35 fue bastante tranquilo, pero sí fue evidente que los sucesos de Asturias provocaron la gran polarización de la sociedad. Fue una especie de golpe de Estado que fracasó estrepitosamente. Cambiaron de táctica a partir de entonces, no así de estrategia. Las Juventudes Socialistas y la UGT se mantuvieron en los planes revolucionarios.
–Se muestra muy crítico con el papel jugado por Alcalá Zamora
–Fue un gran liberal, un gran jurista que buscaba centrar la república pero no sabía cómo hacerlo. Estaba obsesionado con dominar el centro y mantener a la derecha a raya. Eso en democracia no se puede hacer. Si la derecha acepta las leyes, como hizo la CEDA, hay que tratarla con justicia. La CEDA contaba con los apoyos parlamentarios necesarios para gobernar dos años más, pero la intromisión del presidente truncó esa posibilidad. Alcalá Zamora amaba la República y, sin embargo, fue un instrumento de destrucción para ella.
–A partir de la primavera de 1936 comienzan una serie de medidas ilegales de expropiación, de confiscación de colegios privados, etc. ¿Es este el punto de no retorno?
«El gran partido de la derecha no tenía una sección paramilitar. Era un partido civilista y católico»
–No, todavía hubo posibilidad de dar marcha atrás. La última fecha en la que esto fue posible tuvo lugar el día 13 de julio, tras el magnicidio de Calvo Sotelo. Ese fue el límite. El gobierno debía cambiar y reformarse, pero no quiso hacerlo porque la verdad es que era consciente de lo que hacía. Gente como Santiago Carrillo o Indalecio Prieto reconocen en distintos textos que el Gobierno de Azaña buscaba una rebelión en el Ejército, que sería débil, confusa y fácilmente aplastable. El acabar con esta rebelión dejaría al gobierno en una posición mucha más fuerte, tanto con la derecha como con la extrema izquierda. No en vano, la situación les estalló en la cara.
–¿El magnicidio fue el catalizador social que provocó la insurrección?
–El magnicidio movilizó a mucha gente. Antes de eso había muy pocos militares dispuesto a rebelarse. Ni siquiera Emilio Mola tenía grandes ganas de hacerlo. Todavía 24 horas después del asesinato intentó entrar en contacto con Azaña a través del presidente de la Comisión de Guerra de las cortes. Hizo un último intento el día 13 de julio. Tras eso empezó la insurrección militar que no pudo ser golpe de Estado. Azaña se dio cuenta entonces de que había cometido un gran error; y la noche del 18 de julio intentó una política de conciliación. Lo hizo cuatro o cinco días más tarde de que aquello se pudiera parar.
–¿Cuál era el ideario político de Calvo Sotelo?
–Creía que los problemas de España solo se podían solucionar a través de un estado más autoritario. No era fascista, pero buscaba un sistema corporativo sin elecciones directas. Era monárquico, aunque sabía que era muy difícil restaurar la monarquía. Era así un general sin tropas que miraba hacia el Ejército, si bien no entraba en los planes de la posible rebelión militar. Por eso precisamente estaba en su casa cuando fue asesinado, porque la situación era confusa y nadie sabía lo que iba a pasar.
–¿Hubo también una radicalización de la derecha como reacción al Frente Popular?
–La reacción de los grupos de derecha a las decisiones arbitrarias fue de consternación total. Cuando un gobierno es tan sectario, se pierde el diálogo y se suceden las confrontaciones en las Cortes. La cuestión clave es que el gran partido de derecha no tenía una sección paramilitar. Era un partido civilista y católico. Por su parte, el resto de partidos de derecha eran muy pequeños. Los carlistas y los falangistas eran muy pocos, aunque ellos sí tenían grupos paramilitares. Los monárquicos eran pocos y fracasaron en sus intentos de armarse en el extranjero. Sí debía de haber una respuesta vigorosa de la derecha debía ser por parte del Ejército, donde la inmensa mayoría de los oficiales no quería rebelarse aunque no estuvieran nada contentos con la situación. Mola calculaba a finales de junio en solo el 15% de los militares se unirían a una posible rebelión.
De ahí la importancia del magnicidio. No por el hecho en sí, sino por el modus operandi. El que participara la policía del Estado con milicianos revolucionarios traumatizó a gran parte de la sociedad española. Sintieron que no había ningún tipo de seguridad.
–¿Si el gobierno hubiera perseguido a los asesinos de Calvo Sotelo se hubiera podido evitar el conflicto?
–El Gobierno no persiguió a los asesinos porque pensaba que sería fácil aplastar la rebelión militar. Como mucho duraría tres o cuatro días. Azaña calculaba que al apagar con éxito la débil rebelión podría no tener que dejar paso a los revolucionarios. Era un cálculo muy complicado con el riesgo de quedarse entre dos fuegos. No buscaba ningún proceso revolucionario, al contrario. Pero eso es precisamente lo que ocurrió. Tuvo que entregar el poder a los revolucionarios para que lucharan contra los militares.
–Francisco Franco fue uno de esos militares que cambió de postura con la muerte de Calvo Sotelo.
Franco decidió unirse en cuanto supo del magnicidio, cuando solo un día antes había enviado mensajes diciendo que no podía comprometerse
–Antes del asesinato de Calvo Sotelo, Franco había evitado comprometerse porque creía que un levantamiento militar sería contraproducente y el Ejército no podrían actuar con una sola voz. Solo un día antes había enviado mensajes diciendo que era indeseable esta medida. No obstante, al conocer el magnicidio decidió unirse. Franco identificó en el asesinato el desastre nacional que había señalado como única línea que le podía llevar a participar en la insurrección.
–¿Encuentra alguna similitud entre el proceso de descomposición de la Segunda República y el deterioro de la democracia en España en la actualidad?
–No muchas. Hay que preguntarse si lo que pasa en España es una crisis del sistema o más bien de la estructura de los partidos, que no es lo mismo. Yo creo que la inmensa mayoría de españoles no quieren otro sistema, que está funcionando a pesar de la incertidumbre política, lo que quieren es reformar el actual. Quieren un sistema más honrado y menos corrupto. No estamos en una crisis del sistema todavía.
avatar
BRUC
63-Capitán
63-Capitán

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8537
Puntos patrióticos : 149915
Reputación : 24508
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: «Antes del asesinato de Calvo Sotelo había muy pocos militares dispuestos a rebelarse»

Mensaje por wad ras el Mar Abr 05 2016, 08:48

Hay que reconocer que hasta el más pacífico, moderado o incauto tuvo que despertar con el crímen horrendo contra Calvo Sotelo. Si el líder de la oposición no estaba a salvo de los pistoleros de Frente Popular, que hacían y deshacían a su antojo con total impunidad, nadie lo iba a estar ya.
avatar
wad ras
20-Cabo 1º
20-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 863
Puntos patrióticos : 49502
Reputación : 4914
Fecha de inscripción : 07/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.