El ex ministro de finanzas actualmente protegido por la DEA Rafael Isea, admitió que la institución que en su día presidió el Banco Alba, admitió que durante su presidencia en 2013 llevó a cabo actividades como el blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.