Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» erepublik juego online
Ayer a las 23:07 por Hijos_del_Cid

» Viaje por el norte de España
Ayer a las 17:02 por deuteros

» No son antitaurinos,
Ayer a las 11:22 por deuteros

» El sistema monetario o la gran sanguijuela
Ayer a las 09:40 por Antonio García Fuentes

» Europa: la ultraizquierda cometió 27 veces más atentados que la ultraderecha en 2016
Miér Jun 21 2017, 22:41 por José Francisco

»  ¿Están tomando Europa los yihadistas?
Miér Jun 21 2017, 22:35 por Iuris Tantum

» Europa toma los primeros pasos para legalizar las violaciones cometidas por musulmanes
Miér Jun 21 2017, 22:17 por Neilo65

» Un capitán de Fragata defiende a los Harriers ante los planes de compra del F-35
Miér Jun 21 2017, 22:10 por Neilo65

» Lérida se rebela: no cederá espacios para el referéndum e invita a jugar a la Roja
Miér Jun 21 2017, 21:59 por Neilo65

» Cuando algo invisible te respira en la cara justo antes de dormir
Miér Jun 21 2017, 16:21 por José Francisco

» Cómo protegerse de las entidades del bajo astral.
Miér Jun 21 2017, 14:49 por José Francisco

» Llantos y lamentos pero nadie fue ni va a la cárcel
Miér Jun 21 2017, 09:47 por Antonio García Fuentes

» El último tesoro nazi
Miér Jun 21 2017, 07:15 por BRUC

» Por qué si tienes más de 40 años lo llevas muy crudo en el mercado laboral
Mar Jun 20 2017, 21:42 por Juanma_Breda

» Trabajamos gratis para las multinacionales.¿somos conscientes de ello?
Mar Jun 20 2017, 19:50 por Invitado

» May califica el atentado de Finsbury Park como islamofobia
Mar Jun 20 2017, 14:31 por Neilo65

» La UE y Reino Unido empiezan a negociar el Brexit en Bruselas
Mar Jun 20 2017, 14:24 por Neilo65

» ¿Por qué dicen que abortar es una cuestión moral y no lo dicen sobre matar a adultos?
Mar Jun 20 2017, 14:24 por José Francisco

» Presentación
Mar Jun 20 2017, 14:20 por Neilo65

» Así reaccionan los moros al atropello de uno de los suyos, intento de linchamiento.
Mar Jun 20 2017, 14:17 por Neilo65

» 100 eminentes científicos cristianos (porque no, creer en Dios no te convierte en inculto)
Mar Jun 20 2017, 14:11 por Neilo65

» Sal de la Fila
Mar Jun 20 2017, 13:14 por Neilo65

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Jun 20 2017, 12:06 por José Francisco

» ¿Gamberros? ¡No! Delincuentes condenables
Mar Jun 20 2017, 11:41 por Antonio García Fuentes

» Juicio de Dios
Mar Jun 20 2017, 11:32 por José Francisco

» Asesinatos Legales y subvencionados
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Valle

» «Fuera españolista, primer aviso»: amenazan a un vecino por colgar la bandera de España en el balcón
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Invitado

» Coches kamikazes en Melilla
Lun Jun 19 2017, 21:49 por José Francisco

» Primera condena por odio ideológico en Cataluña
Lun Jun 19 2017, 20:54 por Invitado

» El Gobierno valenciano financiará los DIU y «normalizará» los abortos en centros públicos
Lun Jun 19 2017, 20:25 por Invitado

» Murió Adam West, primer Batman de la televisión
Lun Jun 19 2017, 16:53 por BRUC

» Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia”
Lun Jun 19 2017, 08:25 por Antonio García Fuentes

» Rusia dice que podría haber matado al líder de Daesh en un ataque aéreo
Dom Jun 18 2017, 15:10 por Neilo65

» Valencia Basquet - Campeon de liga
Sáb Jun 17 2017, 13:33 por José Francisco

» El Lenguajeno Sexista
Vie Jun 16 2017, 17:07 por BRUC

» Moción de censura del súbdito español
Vie Jun 16 2017, 17:06 por BRUC

» El primer ministro de Hungría acusa a "algunos países de la UE" de querer instaurar una "Eurabia"
Vie Jun 16 2017, 14:27 por Neilo65

» La cínica acusación de algunos paises árabes a Qatar de que apoya al terrorismo.
Vie Jun 16 2017, 09:25 por Torquemada2014

» De nuevo por aqui
Vie Jun 16 2017, 08:14 por José Francisco

» Comprar Pasaportes,licencia de Conducir,DNI,TOEFL,IELTS
Jue Jun 15 2017, 16:57 por niunpasoatras.org

» Bañez propone una ayuda de 430 euros mensuales a jóvenes con un contrato de formación
Jue Jun 15 2017, 16:51 por BRUC

» «No» rotundo del Congreso a la candidatura de Iglesias como presidente del Gobierno
Jue Jun 15 2017, 14:33 por Neilo65

» Puigdemont anuncia una “bolsa” de voluntarios para el referéndum
Jue Jun 15 2017, 14:29 por Neilo65

» El secretario general de las juventudes del PSOE de Elche, en la cárcel por abusar de una niña de dos años
Jue Jun 15 2017, 13:17 por El Zorro

» “La Posición Intermedia”: Esta es parte de la heroica historia que quieren borrar
Jue Jun 15 2017, 12:43 por José Francisco

» Nos la metieron “doblada” según el Constitucional pero… ¿Y Ronaldo?
Jue Jun 15 2017, 09:44 por Antonio García Fuentes

» Marcados como ovinos o bovinos: la plaga sigue
Jue Jun 15 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» Una edil de Compromís-Podemos: “¿Pero quedan Iglesias todavía, no las han quemado todas?”
Miér Jun 14 2017, 19:52 por Valle

» Un rosario en desagravio por el rezo musulmán ante la Virgen
Miér Jun 14 2017, 07:01 por BRUC

» Hola
Miér Jun 14 2017, 06:42 por JoséUEI

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

¿Qué queda de la Sanidad franquista?

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué queda de la Sanidad franquista?

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Jue Mayo 05 2016, 21:57



Hospitales más que emblemáticos, el espíritu de normas legislativas que se han desarrollado hasta la actualidad y personajes clave para entender la sanidad de hoy en día. Estas son algunas de las otras ‘herencias’ que la dictadura de Francisco Franco dejó. Gobiernos y sanitarios de todos los colores y de todos los rincones del país han ‘bebido’ de este espacio de Historia del que ‘Revista Médica’ rescata algunas de las claves históricas con un pie en el presente.
Javier Barbado

De la sanidad franquista queda más de lo que parece. En leyes, por ejemplo, la General de Sanidad de 1986 aprobada con el exministro socialista Julián García Vargas hereda la esencia de la asistencia médica y benéfica en España de los tiempos del autoproclamado ‘Generalísimo’. En infraestructuras, no pocos de los grandes hospitales públicos de gestión directa que hoy sobresalen en los principales ranking fueron construidos durante la dictadura. Y la influencia, por último, de los personajes de la historia política y profesional de aquel periodo en el campo de la sanidad hace que todavía resuenen sus nombres en el imaginario colectivo del sector, sin olvidar a los médicos que impulsaron el sistema formativo MIR, una de las joyas de la corona del sistema sanitario.



Vista aérea del Hospital de Cruces, de Bilbao, al poco de inaugurarse / Fuente: Banco de imágenes de la RANM.

Cuando ‘Revista Médica’ se dirige a cualquier figura de renombre que vivió en primera persona la sanidad franquista (por lo general, hoy septuagenarios que destacaron en sus profesiones durante la democracia), la respuesta sobre qué ley que dio pie al sistema sanitario público no deja lugar a dudas: el Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE), convertido por el Ministerio de Trabajo en norma el 14 de diciembre de 1942.

Así, al preguntarle por este asunto al secretario de Política Sectorial del Partido Socialista en 1979, Ciriaco de Vicente, señala a esa normativa como una de las semillas de la sanidad casi universal y gratuita que hoy conocemos en España. Y otro tanto defienden personajes de la talla del catedrático de Medicina Francisco J. Rubia Vila, el cirujano Pedro García Barreno o el economista Juan Velarde Fuentes como coordinadores del ‘Libro Blanco sobre el Sistema Sanitario Español’, de 2011.

Seguros que dieron origen al SNS En esta obra se advierte de que la ley en cuestión ofrecía a sus asegurados asistencia sanitaria por enfermedad incluida la maternidad, pero no hacía lo propio con las patologías profesionales y derivadas de los accidentes de trabajo, que estaban recogidas en otra norma creada en 1900.

Y es que al SOE lo precedieron varios seguros que todavía benefician a algunos españoles, como es el caso del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), que recibió tal nombre en 1947 pero que fue aprobado en 1939 a partir de las recomendaciones del Fuero del Trabajo, una de las principales referencias legislativas del régimen de Franco. Su relación con la sanidad es inequívoca, pues de ese conglomerado de seguros nació más tarde la Seguridad Social, y, poco después, el Sistema Nacional de Salud (SNS).  



Publicación en el BOE de la Ley del Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE), rubricada por Franco, el 27 de diciembre de 1942.

Para otra estudiosa de la sanidad que merodeó al franquismo, Ana Guillén, el ministro de Trabajo Girón de Velasco fue un personaje clave para comprenderla, ya que, desde los primeros años de la posguerra hasta 1957, gozó de la confianza del dictador “en todo lo referido a la política social”, y lo cierto es que luchó contra el embargo económico que sufría España por entonces y puso en marcha “distintos seguros sociales y una política laboral dirigida a asegurar el empleo fijo”.
Sanitarios ‘franquistas’ del callejero madrileño, en el punto de mira
“Trasformar los nombres que no se ajustan a la ley estatal de memoria histórica”. Esta es la intención del equipo de Gobierno de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid, tal y como lo ha dicho la portavoz, Rita Maestre. De momento, Carmena “no ha elaborado un plan para cambiar nombres de calles”, según asegura la polémica web municipal ‘Versión Original’, pero lo cierto es que el propio programa de Ahora Madrid, la formación que regenta el consistorio capitalino, así lo recoge: “Garantizar la aplicación de la Ley 52/2007 de Memoria Histórica, en especial en lo referente a la simbología y al callejero”.

El asunto toca directamente a numerosas calles que tienen nombres de sanitarios otrora ilustres y que ahora están en el punto de mira. De hecho, algunos historiadores ponen en la picota nomenclaturas concretas, con el fin de que se eliminen del callejero. Antonio Ortiz Mateos es autor de uno de estos listados, en el que detalla escuetas biografías de personajes que él denomina franquistas.



Placa homenaje a Mariano Gómez Ulla, ubicada en la casa madrileña donde vivió. 

Señalados directamente por este historiador están Agustín Calvo (médico municipal desde 1920 y al que en 1960 le fue concedida la Medalla del Trabajo), el que fuera alcalde de Madrid Sergio Álvarez Rodríguez de Villaamil (fue discípulo de Ramón y Cajal, médico del manicomio de Carabanchel y jefe facultativo de Casa de Socorro, entre otros) o Agustín Calvo Pérez (también sanitario municipal y miembro de las comisiones de Beneficencia y sanidad).

Otros médicos con calle en Madrid relacionados con el callejero franquista, según Ortiz Mateos, son los militares Justo Carmena Ruiz, Fernando Primo de Rivera y Sáenz de Heredia (hijo del dictador Miguel Primo de Rivera) y Mariano Gómez Ulla (jefe de la Sanidad Militar en 1941 tras reorganizar los servicios médicos de la División Azul y presidente de la Organización Médica Colegial de España), quien además de una calle apellida el Hospital Central de la Defensa, ubicado en el barrio de Carabanchel.

Dan nombre a vías también los médicos tachados de franquistas por el mismo autor Nicolás Mediavilla Real y Antonio Vallejo-Nágera (abuelo de la chef televisiva Samantha Vallejo-Nágera), Enrique Velasco, José Die y Más y Manuel Pombo Angulo, también periodista. / JESÚS VICIOSO HOYO
El régimen ‘bebió’ de finales del siglo XIX Pero Girón de Velasco también contribuyó a crear, para muchos, una amalgama de seguros que tenían que ser unificados para dar a luz una sanidad equitativa. Y en ésas anduvo el hoy presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, cuando contribuyó a que saliera adelante la Ley de Bases de la Seguridad Social en 1963, y, más tarde, el primer ministro de Sanidad y Seguridad Social del país, Enrique Sánchez de León, cuando protagonizó el nacimiento del Instituto Nacional de la Salud (Insalud), del que hoy queda el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), en 1978.

Por todo ello, cuando el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero conmemoró, en 2008, los cien años de seguros sociales del país, inauguró una exposición en la antigua sede del Instituto Nacional de Previsión (INP) en Madrid, hoy desaparecido, que dio pie a que más de uno reconociera que, con Franco, se configuró al menos una parte de lo que se ha llamado Estado del Bienestar.



Franco, en la inauguración del Sanatorio Antituberculosos de Guadarrama (Madrid).

Pero no todo comenzó con Franco. Los estudiosos coinciden en señalar las últimas décadas del siglo XIX como los orígenes de la sanidad socializada tal como se entiende ahora en España.

Algunos, como Esther Martínez Quinteiro, en un libro editado por el Ministerio de Trabajo a propósito de esa efeméride celebrada por Zapatero, hablan de los primeros decenios del siglo XX, cuando ocupaban el poder el rey Alfonso XIII y el dictador Miguel Primo de Rivera, como el momento en que los políticos deciden articular un Plan Nacional de Seguridad Social. Y no falta quien recuerda los intentos en la misma dirección de los gobiernos de la Segunda República. En efecto, las palabras Seguridad Social han sido un mantra en boca de los sanitarios de la España democrática. Aunque se conoce así a la caja común de dinero para fines comunitarios, tras morir Franco se desligó de la asistencia sanitaria, que, a partir de la ley socialista de 1986, pasa a llamarse SNS, término que engloba a los gobiernos de las comunidades autónomas, que se hacen con las competencias en la materia poco a poco hasta completar el traspaso del Estado a las diecisiete en 2002.
El origen de los hospitales Son muchos los hospitales de referencia, todavía reinantes en la sanidad de su provincia o comunidad autónoma, que nacieron con Franco como jefe del Estado e incluso antes. De los construidos en el siglo XX merece la pena citar al Clínic de Barcelona, uno de los más emblemáticos de España, que se inauguró el 1 de enero de 1907, según rememora quien fue su gerente entre 1983 y 2003, Joan Grau i Sociats, en su libro ‘El negocio sanitario’ (2009).



La mujer del 'Generalísimo', Carmen Polo, en la inauguración del Hospital de San Juan de Dios de León. 

Las anécdotas que narra aquí el directivo, ya jubilado, dan una idea de la jerarquía y algo de grandilocuencia con que funcionaban los hospitales españoles. Él mismo los compara con los reinos de taifas porque “cada catedrático era el señor de su dominio y disponía casi de los cuerpos y las almas de sus ayudantes”, y, en esa lucha encarnizada por el dominio territorial, se enmarca el episodio vivido en el Clínic por un catedrático de Valladolid que ganó la plaza de su asignatura en el hospital barcelonés y visitó el que sería su despacho un mes antes de tomar posesión de la plaza. Cuando volvió tras ese tiempo para ocupar su lugar de trabajo, se encontró con que otro afamado médico rival había ordenado erigir un tabique en la mitad de sus nuevas dependencias haciendo uso del llamado “derecho de conquista”, tal como lo designa con sorna el propio Grau i Sociats.

Pero los delirios de grandeza en España no eran patrimonio exclusivo de algunos médicos con la máxima titulación clínica y académica. También afectaba a no pocos políticos, como se escenificó en Madrid en la década en la que murió el dictador.

En esos años setenta estaba en mente de los arquitectos levantar el que, para los gerifaltes de la dictadura, sería el mejor hospital monográfico de todo el país. Un centro puntero de especialidades médico-quirúrgicas que, por su futura dimensión y cualidades, comenzó a ser conocido en la comunidad sanitaria como el Piramidón, nombre con el que aún años después siguen refiriéndose a él los propios médicos, enfermeros, auxiliares y celadores: el Ramón y Cajal.



Imagen de la Ciudad Sanitaria Primero de Octubre, hoy Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

Paralela a la corriente política discurrió la de la elite médica que se unió a aquel gran proyecto, la pirámide de la Medicina española, la cúspide de las más importantes especialidades y el núcleo de la práctica médica avanzada, todo ello respondido, en la medida en que era entonces posible, por no pocas protestas en forma de huelgas por parte de los sanitarios rebeldes a los postulados franquistas.

En la otra cara de la moneda se situaron los integrantes de ese círculo privilegiado de profesionales, que defendieron a capa y espada el hospital soñado. Entre quienes mostraron tal entusiasmo figuraron cirujanos de la talla de Víctor Sada Tejero (especializado en intervenciones maxilofaciales), Adolfo Núñez Puertas (cirujano general) y Sixto Obrador Alcalde (neurocirujano), y, ante todo, el famoso Marqués de Villaverde, el cardiólogo Cristóbal Martínez-Bordiú, alias ‘el yernísimo’ al estar casado con la hija del caudillo, María del Carmen Franco y Polo.
La Paz, emblema de la sanidad franquista


Edificios del Hospital La Paz (Madrid), en sus primeros años.

En sus aledaños, 13 años antes se estrenó la Ciudad Sanitaria La Paz, tal vez el emblema de la sanidad franquista recién reconocido como mejor hospital del país por el Monitor de Reputación Sanitaria. Además, acaba de conmemorar en 2014 su cincuenta aniversario, pues se inauguró cuando se cumplieron ‘25 años de paz’ tras concluir la Guerra Civil en 1939.

Aquí trabajó un tiempo el marqués de Villaverde antes de hacerlo en el Piramidón, y no hizo buenas migas con todo el mundo. Sin embargo, lo utilizó, eso sí, como escaparate de un supuesto prestigio que en realidad no tenía, al menos en el colectivo médico. Desde luego no faltan testimonios que aseguran que aparecía en la planta a las once de la mañana, si es que lo hacía, luciendo la vestimenta de Caballero de la Orden de Malta y con poco interés en el ejercicio de la profesión.

Su faceta más popular como yerno de Franco le hizo protagonizar la atención que recibió el dictador en sus últimos años, y, tal como cuenta el vicepresidente de la Asociación Española de Médicos Escritores y Artistas (Asemeya), José Luis Palma Gámiz, en su ensayo ‘El paciente de El Pardo’, él y otros tres cardiólogos del equipo liderado por Martínez Bordiú (en concreto Vital Aza, Señor Uría e Isidoro Mínguez) atendieron al jefe del Estado, por turnos, en su residencia oficial para controlar sus estado de salud en un momento en el que todavía presidía, electrocardiógrafo en pecho, las sesiones del Consejo de Ministros.
“Donde viven los residentes” Según la versión de antiguos profesionales de la Medicina que vivieron aquel ambiente en Madrid, la soberbia caracterizaba a algunos de estos médicos allegados del ‘Generalísimo’, entre los que se encuentran, además de Martínez-Bordiú, el propio Obrador Alcalde.



El dictador, en la apertura de la Escuela de Estomatología, en 1945.

Él fue quien, asomándose a la ventana del centro vecino al futuro Piramidón, contempló los terrenos en obra y espetó a sus jóvenes residentes: “Detrás de ese poblado, donde vivís, se levantará el mejor hospital de todos”, refiriéndose con desprecio al madrileño barrio de Begoña.

Con el tiempo, el Ramón y Cajal se consagró como uno de los hospitales generales más cualificados de España, pero no se correspondió con aquel proyecto que habían anhelado los poderosos, desconcertados por la muerte del generalísimo el 20 de noviembre de 1975. El centro abrió por fin sus puertas en octubre de 1977 en un acto al que acudió el ministro Sánchez de León.

De la etapa más floreciente de la dictadura (la que siguió al año 1953, cuando Estados Unidos comenzó a apoyarla), son el Hospital de Cruces de Bilbao, que en 1955 se erigió como Residencia Sanitaria Enrique Sotomayor, y el Vall d’Hebron de Barcelona, en ese mismo año llamado Residencia Sanitaria Francisco Franco. O, en el tardofranquismo (1972), el que se construyó en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que cubrió la demanda resultante del crecimiento de la población inmigrante que acudió a trabajar en Cataluña en los años sesenta.

Tampoco se puede pasar por alto el 12 de Octubre de Madrid, que hace honor con su nombre al Día de la Hispanidad, y que, en realidad, fue conocido como Ciudad Sanitaria Primero de Octubre cuando se inauguró, el día 2 de ese mes, en 1973, en homenaje a la fecha en que Franco fue proclamado jefe del Estado español nada más comenzar la guerra en 1936.
El mejor sistema formativo de Europa El hito que persevera en el SNS y que pone a España entre los países europeos con mejor capacitación técnica se condensa en las siglas MIR, de médico interno residente, el sistema formativo cuyos orígenes no se han documentado lo suficiente aunque hay unanimidad en situarlos entre los años 60 y 70.



Una enfermera, en los primeros años de La Paz.

Tutores de docencia con quienes ha conversado ‘Revista Médica’ han profundizado en esa búsqueda del rigor histórico y han concluido, con la premisa de no revelar aquí su nombre, que no fue José María Segovia de Arana el fundador del MIR, pero sí su principal impulsor en el Puerta de Hierro de Madrid, en 1964, junto con los doctores Rojo y Figuera Aymerich, un matiz que documenta Fernando Pérez-Peña en su ‘Memoria histórica del Hospital Clínico de San Carlos’, publicada en 2014.

De acuerdo con el docente consultado, la inclusión definitiva de este sistema de formación en España aparece en una Orden del 1 de diciembre de 1977, pero el proceso, con formas, eso sí, particularizadas para cada hospital, se hizo de forma institucional, al menos en algunos centros importantes, desde abril de 1967, como aseguró el difunto profesor Julio Ortiz Vázquez.  
El germen del MIR ¿Quién lo ideó entonces? “Un grupo de médicos formados en Estados Unidos que regresaron a España en 1963 y crearon, en el Hospital General de Asturias, la Comisión de Residentes y Enseñanza, poniendo en marcha, por primera vez en el país y con medio siglo de retraso respecto al resto de los países occidentales, unos programas de internado rotatorio y de residentes”, según uno de los tutores.



Consulta del primer Consultorio de Niños de Pecho de Madrid, en 1954.

Poco después, otros hospitales incorporaron ese mismo sistema, entre ellos el referido Puerta de Hierro. Acto seguido, una orden gubernamental del 17 de noviembre de 1966 aconsejó extenderlo, poco a poco, dentro de la red de hospitales de la Seguridad Social “ante los excelentes resultados obtenidos”.

La primera prueba MIR nacional, por último, se celebró en 1978, pero existen médicos residentes por esa vía didáctica, que incluye varios años de residencia, desde los años sesenta, como lo demuestra el Censo de Especialidades del Programa de Residentes 1966-1987 publicado por el extinto Insalud en 1988.

El MIR se ha consolidado con el tiempo y, con él, otras muchas iniciativas sanitarias ausentes en la España del siglo XX. Y es que mucho han cambiado las cosas en los últimos 40 años, cifra redonda que replica el tiempo que duró la dictadura y que se corresponde con una democracia reciente donde la sanidad ha progresado hasta llegar al último de los rincones del país, incluidas las aldeas y pueblos en los que, hasta bien entrados los años 80, persistía la figura del médico solitario sustituido más tarde por los modernos hospitales y centros de salud. Pero no es menos cierto que los mimbres de la cesta sanitaria se tejieron, en buena parte, con los tejidos fabricados y remodelados en tiempos del ‘Generalísimo’.
La Policía Sanitaria Mortuoria de Franco, aún vigente
Hay quienes piensan que las leyes sanitarias de la época de Franco están más que superadas y, por lo tanto, sin vigencia alguna. Pero luego hay sorpresas. Los tres casos de españoles con ébola motivaron una reciente actualización de Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, que data de 1974. Es decir, es un texto del BOE de la dictadura que, a día de hoy, todavía regula aspectos sanitarios.

Con la inclusión del ébola en el grupo de mayor seguridad, Salud Pública pone esta enfermedad a nivel del cólera, la viruela o el carbunco, y exige que los restos mortales tengan un tratamiento similar a los contaminados por productos radioactivos. Además, a los cadáveres con ébola “no se concederá autorización sanitaria de entrada o salida del territorio nacional”, ni tampoco se aprobará el tránsito por el mismo o la exhumación de los cadáveres.

El cambio legislativo tuvo lugar el pasado mes de diciembre, por lo que el traslado de los cadáveres de los dos misioneros españoles que fallecieron por ébola en 2014, Miguel Pajares y Manuel García Viejo, no tenían cobertura legal porque durante el franquismo el ébola todavía no se conocía. De hecho, se identificó un año después de la muerte del dictador. Sin embargo, el añadido se ha hecho sobre un articulado preconstitucional que, con parches, sigue vivo. / J. V. H.

http://www.rmedica.es/edicion/246/que-queda-de-la-sanidad-franquista
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19328
Puntos patrióticos : 378022
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué queda de la Sanidad franquista?

Mensaje por BRUC el Vie Mayo 06 2016, 06:39

El hito que persevera en el SNS y que pone a España entre los países europeos con mejor capacitación técnica se condensa en las siglas MIR, de médico interno residente y cuyo embrión se gestó en la etapa franquista.
avatar
BRUC
63-Capitán
63-Capitán

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8593
Puntos patrióticos : 163697
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué queda de la Sanidad franquista?

Mensaje por Aurelioj_2003 el Vie Mayo 06 2016, 22:21

Franco no era un santo... era un hombre. Simple y sencillamente eso. Con sus aciertos y sus errores como todos nosotros.

Y uno de sus más grandes aciertos fue precisamente el sistema sanitario que tenemos. Un sistema sanitario que, después de todos los desastres administrativos de la mal llamada democracia, sigue siendo uno de los mejores del mundo. ¿Por qué vienen entonces los de otros países a atenderse en España?
avatar
Aurelioj_2003
55-Alférez
55-Alférez

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 6425
Puntos patrióticos : 91034
Fecha de inscripción : 25/06/2014
Edad : 53
Localización : Expatriado... ¿Hasta cuándo, Dios mío?

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.