El acto promovido por la Asociación Solidaridad Gitana pretende eliminar los prejuicios