Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Historia del Camino de Santiago
Hoy a las 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Hoy a las 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Hoy a las 19:26 por ilustrado

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 18:36 por Juanma_Breda

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 16:10 por La Revolución por Hacer

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Hoy a las 16:04 por La Revolución por Hacer

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Hoy a las 14:50 por Juanma_Breda

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Hoy a las 14:03 por Juanma_Breda

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Hoy a las 13:11 por Clemente

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Hoy a las 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Hoy a las 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Hoy a las 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Hoy a las 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Hoy a las 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Hoy a las 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Hoy a las 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Hoy a las 01:50 por Torquemada2014

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Ayer a las 23:00 por deuteros

» Novedades de Gibraltar
Ayer a las 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Ayer a las 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Ayer a las 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Ayer a las 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Ayer a las 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Ayer a las 16:53 por La Revolución por Hacer

» En un mundo inseguro y que ya da asco
Ayer a las 10:18 por Antonio García Fuentes

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Ayer a las 02:04 por HispanoCortés501

» DONALD TRUMP es una persona de maravilla y PUTIN cree en él.
Ayer a las 01:59 por HispanoCortés501

» Las 10 noticias más censuradas del año 2015 y 2016
Ayer a las 01:56 por HispanoCortés501

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Ayer a las 01:47 por HispanoCortés501

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Ayer a las 01:45 por HispanoCortés501

» La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad
Ayer a las 01:41 por HispanoCortés501

» Digno de ver: una hispanocubana sacando de quicio a los castristas en un debate televisivo
Ayer a las 01:27 por HispanoCortés501

» El fusilamiento de Muñoz Seca contado por su nieto, Alfonso Ussía
Miér Nov 30 2016, 20:40 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Miér Nov 30 2016, 18:29 por La Revolución por Hacer

» Los indefensos ante la violencia de género
Miér Nov 30 2016, 10:55 por Antonio García Fuentes

» Nacionalismo proteccionista versus Nacionalismo liberal
Miér Nov 30 2016, 01:49 por ilustrado

» Genocidios del Imperio británico
Miér Nov 30 2016, 01:21 por ilustrado

» Más de 200 altos cargos del Gobierno de Puigdemont cobran más que Rajoy.
Miér Nov 30 2016, 00:30 por niunpasoatras.org

» En China aprueban pena de muerte para políticos corruptos
Mar Nov 29 2016, 22:55 por El Zorro

» JUAN GARCÍA CARRÉS
Mar Nov 29 2016, 22:00 por HIMNOSHISTORICOS

» Tres representantes de la CUP viajarán a Cuba para asistir a los actos de homenaje a un tirano
Mar Nov 29 2016, 21:40 por Juanma_Breda

» La embotelladora de Coca Cola se alía con el separatismo y las redes piden el boicot
Mar Nov 29 2016, 18:19 por Netón

» La otra cara del antifascismo.
Mar Nov 29 2016, 16:12 por Ruta AP7

» La Policía pide ayuda para localizar a 10 peligrosos fugitivos
Mar Nov 29 2016, 11:31 por BRUC

» Sobre la muerte del “dios” Castro
Mar Nov 29 2016, 11:18 por Antonio García Fuentes

» El Gobierno navarro apoyará hoy a los agresores de Alsasua
Mar Nov 29 2016, 00:51 por El Zorro

» El ejército sirio conquista un tercio del sector rebelde de Alepo.
Mar Nov 29 2016, 00:36 por ruedex

» ¿Por qué hay tan pocas mujeres en los partidos contrarios a la inmigración?
Lun Nov 28 2016, 23:30 por La Revolución por Hacer

» Humor gráfico y chistes
Lun Nov 28 2016, 23:17 por Juanma_Breda

» Podemos sí guardó un minuto de silencio por el etarra Periko Solabarria
Lun Nov 28 2016, 22:45 por Torquemada2014

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

La Falange y el Fascismo

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Falange y el Fascismo

Mensaje por RICHI el Miér Mayo 18 2016, 20:35



Apreciados amigos y camaradas;
 
Hoy coloco una recopilación sobre el Fascismo y la Falange y como es bastante amplia la dividiré en dos partes.
 
Creo que pocos comentarios una vez leído podre hacer yo, pero sí recuerdo que estaré a disposición de todos para aclarar cualquier cosa que surja y ahora recordare que sí la Falange nació en la época más fuerte del Fascismo y recogió de esa ideología “algunas coincidencias en puntos esenciales de valor universal” Pero su evolución “ contagiada de ese calor, no va a imitar a Italia: va buscarse a sí misma; va a buscar en las entrañas propias lo que Italia buscó en las suyas; y va a encender en todos los españoles la fe resuelta en que pueden salvarse juntos y salvar a España.”
Saludos
“Richi”
                                                                       <<>>
 
 
                   FASCISMO Y FALANGE ESPAÑOLA DE LAS J.O.N.S.
 
Comentario inicial
 
Una vez algunos camaradas y amigos, siempre bien intencionados, intentan relacionar el nacional sindicalismo con el fascismo, craso error, pues aunque existan algunas similitudes, jamás la Falange Española de las J.O.N.S. se declaro fascista y esta nota que pongo es el principio y final de todo la recopilación.
 
Abril de 1936, escrito al periódico “Informaciones” que la censura prohibió
 
JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA
 
Nuestro movimiento “... jamás se ha llamado fascismo en el olvidado párrafo del menor importante documento oficial ni en la más humilde hoja de propaganda.”
 
                                                       >><<>><<
 
                                         Los escritos Históricos
 
       JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA VISITA A BENITO MUSSOLINI
 
                                                  Falange y Fascismo
 
 
 
 
“ABC” 26 de agosto de 1933,  página 27
 
Primo de Rivera dice que el fascismo no es la reconquista del Poder por las clases acomodadas.”
 
San Sebastián “Las Noticias” pública una extensa interviú con don José Primo de Rivera; este dice que el fascismo no es ni puede ser la reconquista del Poder por la clase acomodada, pues eso se acabó. “En el fascismo-añade-no hay privilegios más que en razón del servicio que se preste a la Patria”
 
                                                        >><<>><<
 
“La Gaceta de Tenerife” 3 de septiembre de 1933 página 1 y 10
 
                   “José Antonio Primo de Rivera sueña con un Estado
                            fuerte que subordine todos los intereses
                                            al interés de la Patria.”
 
Con estos mismos títulos encontramos en el diario “La Noticia”, de San Sebastián, del 25 de agosto la siguiente interesantísima información, que publicamos íntegramente:
 
“Un verano laborioso: José Antonio Primo de Rivera. El primogénito del dictador, tercer marqués de Estella, aprovecha el verano para devorar lecturas que la agitada vida madrileña hizo demorar. Su habitación en el Hotel Continental, más parece un gabinete de estudio que refugio accidental de un hombre joven en playa de moda.
Los más enconados enemigos de la obra del padre han guardado respeto a la digna actitud del hijo. José Antonio Primo de Rivera, en gracia y desgracia la estrella política del autor de sus días, ha sido el mismo. La elegante continencia que le impidió bullir al amparo de aquélla, es de la misma solera que en ésta le eleva con arrogante presencia para defender lo que no quiso aprovechar, contra los que aprovecharon lo que no quieren defender.
 
Sencillez, simpatía, juventud, inteligencia… Hay apellidos que obligan, que agobian, que aplastan. Este hombre joven sabe llevar con dignidad el suyo. Es algo más que el hijo de Miguel: es José Antonio personalidad propia, cabal, entera.
Cuando hay en el mundo tantas celebridades que no son más que reflejo de gloria ajena, hombres-estela;  cuando se tropieza con tanto señorito que cumple en la vida la única misión de gastar fama y dinero que otros ganaron, resultan consoladoras estas excepciones. Mas consoladoras por menos frecuentes.
 
Hemos buscado a José Antonio Primo de Rivera por el hombre, no por el nombre. Y hemos hablado con él del mañana, no del ayer; de lo que él puede ver, no de lo que vieron sus antecesores.
 
                                                                     ****
-He leído en Torrelavega ha calificado al liberalismo de desvarió…
 
-He dicho que nuestra generación abrió los ojos en un mundo convaleciente de dos desvaríos: el liberalismo y el socialismo. Liberalismo, económicamente, es libertad para morirse de hambre. Los trabajadores tienen libertad para contratarse o no, por lo que les ofrezcan, hasta que los mandatos del estomago, o los imperativos de la vida, les obliguen a rendirse. La ley de la oferta y la demanda no fuerza a nadie a trabajar sino quiere; pero el que no posea recursos económicos habrá de trabajar  y trabajar por lo que quieran pagarle, si no quiere morirse de hambre. Morirse, eso sí, rodeado de dignidad liberal.
 
-Pero en eso mismo se  basa precisamente, la critica marxista de la economía burguesa.
 
-Cierto; pero la crítica,  formulada en interés de una clase y orientada por ese mismo interés conduce a deformaciones lamentables.
 
El obrero victima de la injusticia se organiza para la defensa y el ataque; para la conquista del Poder, de acuerdo con el dogma marxista. Herido, no reacciona por hacer justicia, sino para ejercer venganza; para acabar con una tiranía e implantar otra; para imponer el dominio de una clase y hacer sufrir a la burguesía la  misma injusticia que antes padeció el proletariado.
 
El socialismo es la actitud de lucha rencorosa entre las clases, reacción de la masa obrera contra las consecuencias del liberalismo económico. Envuelve un sentido de disgregación: clase contra clase y hace perder la idea de la Patria como unidad transcendente, superior a los destinos individuales o de grupo.
 
-Sin embargo un diputado socialista francés ha dicho en el Parlamento de su país que nada es más práctico y nacionalista que el socialismo, aunque esto parezca paradoja, atendiendo a un sentido internacionalista.  Porque es lo cierto que las riquezas las quiere el socialismo para la nación, mientras que las demás teorías económicas mantienen la propiedad privada.
 
-Eso no pasa de ser un juego de palabras. El socialismo no recaba toda la propiedad para la nación, sino para el Estado, que quiere luego hacer coincidir con la nación como pieza geográfica, no como unidad histórica.
 
 -So parte usted de la misma crítica del liberalismo económico y rechaza al dogma marxista. ¿Es para usted el fascismo el remedio?
 
-El remedio lo veo en un Estado autoritario, no al servicio de una clase, ni al de un partido triunfante en la libre competencia de los partidos. En un Estado fuerte, al servicio de la idea histórica de la Patria. En subordinar los intereses individuales al interés nacional; en sujetar las clases, impidiendo que atropellen y amparándolas para que no sean atropelladas. La proletaria es, precisamente, la que más fuere tutela necesita; las otras son fuertes y pueden defenderse por sí mismas. En el magnífico ensayo italiano es en el que más se ha hecho por la dignificación del obrero.
-¿No teme usted que el rabioso individualismo español se rebelara haciendo fracasar todas las previsiones?
 
-Temer, no. Italia en la que se desarrollo el anarquismo más que en nuestra patria, tenía también un sentido individualista y lo va perdiendo. Pero, si lo temo, no dejo tampoco de tenerlo en cuenta. Falta nuestro pueblo educación como colectividad. Todo hasta el estudio de la historia lo hemos hecho al revés. Lo hemos hecho a la salida de un periodo romántico, que influía en aquélla románticamente, exaltando las individualidades anárquicas y obscureciendo las creadoras; cantando al franco tirador y olvidando lamentablemente al constructor.
 
-Por educación, por sentimiento, por escarmiento si quiere usted se mi figura que los trabajadores se alzaran contra esas concepciones, ten enérgicamente como los capitalistas se alcen para apoyarlas.
 
-Aunque así fuera, para defender un ideal no hace falta sentirse bien acompañado. Mejor compañía que las ideas puras no se han de encontrar. Atacaran los de abajo mientras desconozcan, y hasta ese momento defenderán no pocos de arriba…Recójalo exactamente, que esto sí me interesa dejarlo bien sentado: No es, no puede ser el fascismo la reconquista del Poder por las clases acomodadas. Eso se acabo. En sentido fascista, no hay privilegio más que en razón del servicio que se preste a la Patria.
 
                                                                     ****
                       Amigo o enemigo estoy seguro que respetas esas opiniones”
 
                                                                >><<>><<
 
A raíz de la entrevista celebrada en el Palacio de Venecia de Roma (Italia), entre José Antonio Primo de Rivera y el Duce, Benito Amilcare Andrea Mussolini, celebrada el 19 de octubre de 1933 (1), el periódico madrileño “La Voz” en su número correspondiente al 24 de octubre de 1933, página 8, escribe el siguiente artículo:
 
                                          En torno al fascismo español
 
                 Curiosa información entornó a una interesante entrevista
 
¿El “Duce” es pesimista con respecto a las posibilidades del fascio en nuestro país?
 
Es un hacho cierto que en España se intenta organizar el fascismo. ¿Se conseguirá? Creemos que no. Nos hace pensar eso el conocimiento que tenemos del carácter de los españoles. Aquí no cuajan esas organizaciones de tipo militar como en Italia o en Alemania. Las camisas negras rojas o azules desfilando no producirían ni respeto ni admiración, sino todo lo contrario, la mofa, la risa de la gran masa del público.
 
Pero que, a pesar de todo, se intenta organizar el fascio, parece indudable. En relación con el propósito llegan a nosotros noticias de un viaje hecho a Roma por don Juan (sic) Antonio Primo de Rivera, el hijo del dictador, y de una entrevista que se asegura ha tenido con Mussolini, el creador del fascio. No tenemos informes de lo tratado en esa entrevista que podemos estimar como indubitables; pero son suficientemente interesantes para que a título de información a nuestros lectores, y dispuestos desde luego a rectificar lo que no se ajuste a la realidad, lo recojamos.
 
El Sr. Primo de Rivera regresó ayer de su viaje a Roma.
 
Mussolini dispone de una oficina de prensa admirablemente montada, y no falta allí ni el periódico más insignificante del mundo. Se recorta y extracta el pensamiento de todos los diarios y escritores. Nada escapa a la investigación de los funcionarios del negociado de Prensa ni al conocimiento diario del “duce”. Así se explica que Mussolini este enterado hasta con el detalle más nimio de cómo piensan las principales figuras de todos los partidos políticos del mundo en tero y de las características más salientes de los pueblos.
 
Es probable que el señor Primo de Rivera quisiera conocer las características más interesantes para la creación en un país del fascio, y que de ello hablara en la entrevista.
 
“Son necesarios para el triunfo del fascismo aspectos importantes-contestó quizás Mussolini-y España carece de los principales. No veo en España un hombre con categoría de caudillo, capaz de encauzar y dirigir hacia el triunfo un movimiento fascista, pues si lo hay, es quizás en el campo contrario, en la organización socialista. Veo en Largo Caballero a un hombre integro, tenaz, conductor de masas, y en quien sus adeptos depositarían una fe y una confianza ciegas.
 
En las derechas españolas, a pesar de la calificación fascista con que ha sido orientada alguna fracción de las derechas, no hay nada del credo del fascio. Es imprescindible el caudillo, y las derechas no lo tienen. Son manifestaciones nacionalistas sin fondo alguno. Gil Roble no es ni será nunca el jefe de un movimiento de ésta índole. Sería el primero que, de formarse el fascio, tendría que combatir, porque Gil Robles se irá del brazo de los republicanos de derechas, que ni son fascistas ni sentirán jamás el fascismo; por ejemplo con el Sr. Lerroux y su partido. Ya se están acercando. Regirán los destinos políticos de España en una especie de democracia que no conduce a nada, sin buscarse nunca inquietudes ni grandes preocupaciones, que produce la legislación transformadora de un país. Gobernar todo lo más tranquilamente posible”   
 
Acerca de otros hombres destacados en España, parece que Mussolini expuso su pensamiento. De Azaña dijo que es un político demasiado doctrinario, que carece de ideas fijas, y con muchos tópicos olvidados. Considera el “duce” a don Miguel Unamuno como el valor principal de la intelectualidad española. Es la figura del pensamiento hispano.
 
Se vuelve a hablar en la entrevista de la posibilidad de la creación del fascismo en España y
Mussolini dice:
 
“Únicamente en dos regiones existe, y veo un ambiente propicio para la implantación del fascio: Cataluña y Vasconía. Tampoco existe hoy en ellas un caudillo; pero en estas provincias, por su espíritu separatista y luchador, podían germinar las ideas con éxito. El fascismo es un movimiento internacional, que puede comenzar en regiones dentro de una misma nacionalidad. En las derechas españolas no puede entrar el fascismo porque están organizadas dentro del marco estrecho de los intereses nacionales del país, son sentir ni preocuparse de la vida de Europa. Las derechas son un grupito de escasa importancia, y únicamente con preocupaciones partidistas que no afectan a la verdadera idea.”
 
Estos, parece que fueron los aspectos principales examinados en la entrevista del Sr. Primo de Rivera con Mussolini, que tuvo un origen privado, amparado con la amistad que tuvo con Mussolini el general Primo de Rivera. 
 
                                                                 ===
 
Ante esta información, José Antonio, envía al director de “La Voz”, la siguiente carta que el diario pública el día 25 en su página 4:
 
                            “Una carta del señor Primo de Rivera
 
“Recibimos la siguiente:
 
Señor director de La Voz.
 
Muy distinguido señor mío.
 
Leí anoche en las columnas de La Voz una información sobre mi entrevista en Roma con su excelencia Mussolini, y no quisiera dejar de rogarle hiciera saber hoy a los lectores, acogiendo esta carta en las mismas columnas, lo inexacto de la información.
 
En efecto. El jefe del Gobierno italiano me hizo el honor de recibirme en el Palacio de Venecia y conversó conmigo durante algunos minutos; pero esa conversación tuvo un puro carácter particular, en extremo afectuoso por su parte y gratísimo para mí. Ni el “duce” considero oportuno plantear temas políticos ni iba a ser yo quien cometiera la indiscreción de plantearlos.
 
Puedo asegurarles, para restablecer la verdad informativa, que ni una sola de las palabras ni uno solo de los conceptos aparecidos en la información de anoche salió de los labios de Mussolini. Y conste que solo él y yo asistimos a la entrevista.
 
Le da las gracias por adelantado y se reitera suyo afectísimo seguro servidor, q.e.s.m.
 
José Antonio Primo de Rivera
 
Madrid, 25 de octubre de 1933”  
 
                                                        ===
 
 
El Fascismo
 
Prologo al libro “El Fascismo” de Benito Mussolini, por José Antonio Primo de Rivera
 
“El hombre es el sistema, y ésta es una de las profundas verdades humanas que han vuelto a poner en valor el fascismo. Todo el siglo XIX se gastó en idear maquinas de buen gobierno. Tanto vale como proponerse dar por la máquina de pensar o amar. Ninguna cosa auténtica, eterna y difícil, como es el gobernar, se ha podido hacer a máquina; siempre ha tenido que recurrirse a última hora a aquello que, desde el origen del mundo, es el único aparato capaz de dirigir hombres: el hombre. Es decir, el jefe. El héroe.
 
Los enemigos del fascismo perciben esa verdad por el revés y hacen de ella argumento de ataque. “Sí –reconocen-; Italia ha ganado con el fascismo; pero, ¿Y cuando muera Mussolini?” Creen dar con ello un golpe decisivo al sistema. Como si hubiera sistema alguno que tuviese garantía para la eternidad. Y sin embargo, es lo más probable que, cuando Mussolini muera, sobrevenga para Italia un momento de inquietud; pero un momento sólo; el sistema producirá –con alumbramiento más o menos laborioso- otro jefe. Y este jefe volverá a encarnar el sistema para muchos años. Más él –Duce, conductor- seguirá la fe de su pueblo en comunicación de hombre a hombre, en esa forma de comunicación elemental, humana y eterna que han dejado su rastro por todos los caminos de la Historia.
 
Yo he visto de cerca de cerca de Mussolini, una tarde de octubre de 1933, en el Palacio de Venecia, en Roma. Aquella entrevista me hizo entrever mejor el fascismo de Italia que la lectura de muchos libros.
 
Eran las seis y media de la tarde. No había en el Palacio de Venecia el menor asomo de ajetreo. A la puerta dos milicianos y un portero pacífico. Se dijera que al penetrar en el Palacio donde trabaja Mussolini es más fácil que tener acceso a cualquier Gobierno Civil. Apenas enseñe al portero el ofició donde se me citaba, me hizo llegar –por anchas escaleras silenciosas- a la antesala de Mussolini. Tres o cuatro minutos después se abrió la puerta. Mussolini trabaja en un salón inmenso, de mármol. Sin muebles apenas. Allá, en una esquina, al otro extremo de la puerta de entrada, estaba tras de su mesa de trabajo. Se le veía de lejos, solo en la inmensidad del salón. Con saludo romano y una sonrisa abierta me invitó a que me acercara. Avancé no se cuanto rato. Y, sentados los dos, el Duce empezó su coloquio conmigo.
 
Yo le había visto en audiencia rutinaria, años antes, cuando fui recibido con varios alumnos de la Universidad de Madrid, Aparte, como todos los habitantes del mundo, le conocía por los retratos: casi siempre en actitud militar, de saludo o arenga. Pero el Duce del Palacio de Venecia era otro distinto: con plata en el pelo; con aire sutil de cansancio; con cierto pulcro descuido en su ropa civil. No era el jefe de las arengas, sino el de la maravillosa serenidad. Hablaba lentamente, articulando todas las sílabas. Tuvo que dar una orden por teléfono, y la dio en el tono más tranquilo, sin poner en la voz el menor asomo autoritario. A veces, cuando alguna de mis palabras le sorprendía, echaba la cabeza atrás, abría los ojos desmesuradamente y, por un instante, mostraba, rodeadas de blanco, sus pupilas oscuras. Otras veces sonreía con calma. Era notable su actitud para escuchar.
 
Hablamos cosa de media hora. Luego me acompañó hasta la puerta a través del inmenso salón. No es de gran estatura; ya no tiene, si alguna vez la tuvo, la erguida apostura de un jefe de milicias; antes bien, su espalda  empieza a encorvarse ligeramente. Al llegar los dos a la puerta, me dijo con una calma paternal, sin sombra de énfasis:
 
-Le deseo las mejores cosas, para usted y para España.
 
Luego se volvió hacia su mesa, despacio a reanudar la tarea en silencio. Eran las siete de la tarde. Roma, acabadas las faenas del día, se derramaba por las calles bajo la tibia noche. El Coso era todo movimiento y charla, como la calle de Alcalá hacia esas horas. La gente entraba en los cafés y en los cinematógrafos. Se dijera que sólo el Duce permanecía, laborioso, junto a su lámpara, en el rincón de una inmensa sala vacía, velando por su pueblo, por Italia, a la que escuchaba palpitar desde allí como una hija pequeña.
 
¿Qué aparato de gobernar, qué sistemas de pesos y balanzas, concejos y asambleas pueden remplazar esa imagen del Héroe hecho Padre, que vigila junto a una lucecita perenne el afán y el descanso de su pueblo?
 
José Antonio Primo de Rivera”       
     
      
 
Epilogo al libro “El Fascismo” de Benito Mussolini, por Julio Ruiz de Alda
 
 
Julio Ruiz de Alda, el más olvidado de nuestros Triunviros, uno de los héroes del Plus Ultra, un As de nuestra Aviación, condecorado por Benito Mussolini con las insignias de Comendador de la Orden de San Mauricio y San Lázaro, en el Congreso Internacional de aviadores transoceánicos, el 23 de mayo de 1932,  junto con otros dos inolvidables  aviadores españoles, Ignacio Jiménez Martín y Francisco Iglesias Brague; tiene el privilegio de efectuar él epilogó,  en octubre de 1933, de la edición en español del libro “El Fascismo” de Benito Mussolini:
 
                                               EPILOGÓ
 
“Existe la leyenda, de que el fascismo es sólo un régimen de opresión y tiranía, cuyo fin es conservar privilegios a las clases acomodadas, y de que el medio que emplea para conseguir este fin es la violencia.
 
Nada más lejos de la realidad, como habrán observado los que lean este libro, donde las doctrinas son expuestas, por el fundador de ellas, en este estilo peculiar suyo, de gran definidor, claro, concreto y conciso, después de haberlas llevado a la práctica, y que al cabo de diez años han hecho de Italia una Nación fuerte. Optimista y alegre, segura de sí misma, identificada con su Estado, en vez de la cosa caótica y pesimista que fue hace sólo doce años.
 
El fascismo en sus primeros tiempos, es sobre todo, fe en la Nación, fe en nosotros mismos, y esta fe integral, completa y absoluta es la que sublima a los hombres sus cualidades de sacrificio y heroísmo. Por esta fe se lucha, se trabaja y, lo que es más sagrado y más importante, se muere. En pocas palabras, los hombres y las colectividades se superan, y esta ansia de superación, esta voluntad de ser y crear, pensando no sólo en uno mismo, sino en la comunidad, en España, es lo que nos es indispensable llevar a nuestro pueblo.
 
El siglo XIX nos ha dejado su concepto materialista de la vida, degenerando ya en concepto egoísta e individualista, al cual el fascismo opone una concepción antipositivista, pero positiva.
 
El socialismo y el sindicalismo revolucionario han tenido razones para nacer y vivir, y el fascismo reconoce estas razones, las hace suyas y las incorpora a su estado, por medio de las Corporaciones, y sólo de esta manera, reconociendo su razón e imponiéndola, se tendrá la solución a la lucha de clases que divide y mata a una Nación.
 
En vez del Estado sin fe en sí mismo, ineficaz e inútil, como el actual, opone el Estado vivo, que da al pueblo, consciente de su unidad moral, una voluntad, un ideal superior, y sólo este Estado podrá incorporar de una manera volitiva a los destinos comunes a Cataluña y Vascongadas que, por ser las regiones más ricas y mimadas de España, se han fabricado un ideal particularista al no encontrar en el Estado Español más que un ente amorfo y desmoralizado que no cumplía con otro fin que el de ir viviendo, y esto, como dice Mussolini es morir.
 
El fascismo no cree en formulas salvadoras “in aeternum”, pues sabe como lo demuestra la Historia, que la vida es un continuo ser y devenir; es realista y se conforma con resolver los problemas que se le presentan; y en los que cree, y educa para ello al pueblo, es que lo esencial es la manera de ser, el sentido de vivir, y tiene un sentido grave, austero y religioso, y deprecia la vida cómoda.
 
El fascismo es demasiado serio y profundo; se pondrá no estar conforme con él, pero hay que reconocerle su afán humano de superación y su espíritu generoso.”  
 
                                                       ====
     
Al leer este epilogó, es quizás para quien no conozca la doctrina falangista, una manera más, de tildarnos cómo fascistas y como mis palabras y explicaciones son escasas, me permito recoger unos párrafos de un  falangista excepcional José Luis de Arrese, de su libro  “El Estado totalitario en el pensamiento de José Antonio” editado por  “Ediciones de la vicesecretaria de Educación Popular”  año 1945.
 
El libro interesante para él quiera conocernos mejor con prologo de Raimundo Fernández Cuesta, no me es posible el trascribirlo todo, y trata principalmente del Estado Totalitario, por ello me limito a señalar el Capitulo II, páginas 29 a 34:
 
           “La doctrina falangista no tiene nada que ver con el fascismo”                                   
 
“Por eso no es extraño que cuando en España surgió la rebeldía contra un estado de cosas caduco y deshuesado, el mundo saludara al movimiento que abanderó esa rebeldía, a Falange Española, como un movimiento fascista; como cuando Hitler ganó las elecciones todo el mundo vio en ello un triunfo del fascismo, aunque el movimiento nazi alemán fuera un movimiento claramente romántico y el italiano un ensayo del más puro clasicismo.
 
Pero nosotros tenemos de fascistas lo que un investigador de biología médica tiene de inventor de material de guerra, porque nuestro fascismo se reduce a coincidir con él en la necesidad de encontrar una fórmula que nos libre del peligro de caer en el comunismo, considerando inadecuado para conseguirlo el régimen liberal parlamentario. Sin embargo, la gente no lo quiso ver así. Y fue necesario que José Antonio repitiera mil veces la diferencia para que no nos llegara a confundir incluso nuestros propios seguidores.
 
Lo más notable de Falange, lo que será anotado por la Historia como producto del esfuerzo de una cabeza portentosa, es el hecho de que en su mismo nacimiento tomara la Falange perfil y carácter propios frente al hecho general del fascismo. José Antonio logró separar todo lo que en el fascismo había de temporal y de contingente para poner al servicio de un pensamiento cristiano todo el acervo de posibilidades creadoras que el fascismo había descubierto.
 
Y al decir que José Antonio lo logró, quiere decirse que logró formularlo y expresarlo conceptualmente, porque lo que es lograrlo, es de temer que no lo logro. En parte por el influjo y la popularidad que en el exterior había adquirido el experimento italiano, y en parte por la idiosincrasia de quienes prefieren siempre agarrarse a un tópico como quien se agarra a un tranvía (con el riesgo, en un caso o en otro, de salir despedido cuando el tranvía o el mundo den un viraje), lo  cierto es que aun hay bastantes sospechosamente obstinados en no ver en nuestro movimiento otra cosa que un movimiento fascista. Quizá sea el hecho más dramático en la historia de la Falange el esfuerzo tenaz y constante de José Antonio por liberarla de interpretaciones gruesas y falsas entre la desatención y la inepcia de aquellos a quienes se dirigía.
 
“Pero porque resulta que nosotros –decía en el Parlamento el 3 de julio de 1934- hemos venido a salir al mundo en ocasión en que en el mundo prevalece el fascismo -y esto le aseguro al señor Prieto, que más nos perjudica que nos favorece-; porque resulta que el fascismo tiene una serie de accidentes externos intercambiables, que no queremos para nada asumir; la gente, poco propicia a hacer distinciones delicadas, nos echa encima todos los atributos del fascismo, sin ver que nosotros sólo hemos asumido del fascismo aquellas esencias de valor permanente que también habéis asumido vosotros, los que llaman los hombres del bienio; porque lo que caracteriza al período de vuestro Gobierno es que, en vez de tomar la actitud liberal bobalicona de que al Estado le da todo lo mismo, de que el Estado puede estar con los brazos cruzados en todos los momentos a ver cuál es el que trepa mejor a la cucaña y se lleva el premio contra el estado mismo; vosotros tenéis un sentido del Estado 
 que imponéis enérgicamente. Ese sentido del Estado, ese sentido de creer que el Estado tiene algo que hacer y algo que creer, es lo que tiene de permanente el fascismo, y eso puede muy bien desligarse de todos los alifafes, de todos los accidentes y de todas las galanuras del fascismo, en el cual hay unos que me gustan y otros que no me gustan.” [1]
 
“Se nos critica y se nos acusa –escribía José Antonio en La Nación de 23 de julio de 1934- de emplear doctrinas y procedimientos de otros países, tachándonos de imitadores y se nos tilda de fascistas. A los que tal dicen hemos de contestar que si por fascista se entiende aquellos hombres que tienen una fe y una creencia en sí mismos y una fe y una creencia su Patria, como algo superior a la suma de individuos, como una entidad con vida propia independiente, y con una empresa universal que cumplir, efectivamente, lo somos. Pero rechazamos tal calificativo sí creen que para ser fascista basta la parte externa, los desfiles, los uniformes, los actos espectaculares más o menos decorativos” [2]
 
“... nuestro régimen –decía en el discurso del cine Madrid el día 19 de mayo de1935,que tendrá de común con todos los regímenes revolucionarios el venir así del descontento de la protesta del amor amargo por la Patria, será un régimen nacional de todos” [3]
En esta última parte debía pensar José Antonio cuando se negó a asistir al Congreso Internacional fascista celebrado en Montreux, y por cierto es tan categórica en este sentido la nota que envió a la Prensa el 19 de diciembre de 1934, que no resistimos la tentación de transcribirla. Decía así:
 
La noticia de que José Antonio Primo de Rivera, jefe de Falange Española de las J.O.N.S., se disponía a acudir a cierto Congreso internacional fascista que está celebrándose en Montreux es totalmente falsa. El jefe de la Falange fue requerido para asistir; pero rehusó terminantemente la invitación por entender que el genuino carácter nacional del Movimiento que acaudilla repugna incluso la apariencia de una dirección internacional.
 
Por otra parte, la Falange Española de las J.O.N.S. no es un movimiento fascista; tiene con el fascismo algunas coincidencias en puntos esenciales de valor universal; pero va perfilándose cada día con caracteres peculiares y está segura de encontrar precisamente por ese camino sus posibilidades más fecundas.” [4]
 
Notas:
 
 [1] Discurso en el Parlamento 3 de julio de 1934
 
 [2] Discurso en Callosa del Segura 22 de julio de 1934
 
 [3] Discurso en el Cine Madrid el día 19 de mayo de 1935
 
 [4] Nota publicada en la prensa española el 19 de diciembre de 1934
                                                          
                                                      ====
 
Continuara

RICHI
Patriota Importante
Patriota Importante

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 184
Puntos patrióticos : 1007
Reputación : 192
Fecha de inscripción : 07/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.