Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» POLÍTICOS CALLADOS ANTE UN ATENTADO A UNA CAPILLA Y UNA AGRESIÓN A UNA MONJA
Hoy a las 10:56 por José Francisco

» PP y Podemos sodomizan a Madrid con el apoyo de Ciudadanos y PSOE
Hoy a las 10:48 por José Francisco

» Viaje por el norte de España
Hoy a las 10:35 por Valle

»  ¿Están tomando Europa los yihadistas?
Hoy a las 10:25 por Valle

» 152 ATAQUES CONTRA CRISTIANOS EN ESPAÑA EN 2016, 147 DE ELLOS CONTRA CATÓLICO
Hoy a las 10:19 por Valle

» Lérida se rebela: no cederá espacios para el referéndum e invita a jugar a la Roja
Hoy a las 10:16 por Valle

» Pensamientos y reflexiones 159 Socialistas, comunistas, “peperos y otras yerbas”: Aquí en España, el domingo (21-05-2017), se dirimió el enfrentamiento de las tres “fracciones o facciones” de lo qu
Hoy a las 08:50 por Antonio García Fuentes

» Mi música, tu música, nuestra música
Ayer a las 23:32 por José Francisco

» No son antitaurinos,
Ayer a las 21:41 por José Francisco

» Un capitán de Fragata defiende a los Harriers ante los planes de compra del F-35
Ayer a las 20:04 por Juanma_Breda

» Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo
Ayer a las 14:54 por Neilo65

» Liberalismo antifisiocrático de Valentín de Foronda
Ayer a las 14:45 por Neilo65

» erepublik juego online
Ayer a las 12:22 por ilustrado

» Historia del Camino de Santiago
Ayer a las 12:04 por ilustrado

» Presos, condenas y trabajos a realizar
Ayer a las 09:21 por Antonio García Fuentes

» El sistema monetario o la gran sanguijuela
Jue Jun 22 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» Europa: la ultraizquierda cometió 27 veces más atentados que la ultraderecha en 2016
Miér Jun 21 2017, 22:41 por José Francisco

» Europa toma los primeros pasos para legalizar las violaciones cometidas por musulmanes
Miér Jun 21 2017, 22:17 por Neilo65

» Cuando algo invisible te respira en la cara justo antes de dormir
Miér Jun 21 2017, 16:21 por José Francisco

» Cómo protegerse de las entidades del bajo astral.
Miér Jun 21 2017, 14:49 por José Francisco

» Llantos y lamentos pero nadie fue ni va a la cárcel
Miér Jun 21 2017, 09:47 por Antonio García Fuentes

» El último tesoro nazi
Miér Jun 21 2017, 07:15 por BRUC

» Por qué si tienes más de 40 años lo llevas muy crudo en el mercado laboral
Mar Jun 20 2017, 21:42 por Juanma_Breda

» Trabajamos gratis para las multinacionales.¿somos conscientes de ello?
Mar Jun 20 2017, 19:50 por Invitado

» May califica el atentado de Finsbury Park como islamofobia
Mar Jun 20 2017, 14:31 por Neilo65

» La UE y Reino Unido empiezan a negociar el Brexit en Bruselas
Mar Jun 20 2017, 14:24 por Neilo65

» ¿Por qué dicen que abortar es una cuestión moral y no lo dicen sobre matar a adultos?
Mar Jun 20 2017, 14:24 por José Francisco

» Presentación
Mar Jun 20 2017, 14:20 por Neilo65

» Así reaccionan los moros al atropello de uno de los suyos, intento de linchamiento.
Mar Jun 20 2017, 14:17 por Neilo65

» 100 eminentes científicos cristianos (porque no, creer en Dios no te convierte en inculto)
Mar Jun 20 2017, 14:11 por Neilo65

» Sal de la Fila
Mar Jun 20 2017, 13:14 por Neilo65

» ¿Gamberros? ¡No! Delincuentes condenables
Mar Jun 20 2017, 11:41 por Antonio García Fuentes

» Juicio de Dios
Mar Jun 20 2017, 11:32 por José Francisco

» Asesinatos Legales y subvencionados
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Valle

» «Fuera españolista, primer aviso»: amenazan a un vecino por colgar la bandera de España en el balcón
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Invitado

» Coches kamikazes en Melilla
Lun Jun 19 2017, 21:49 por José Francisco

» Primera condena por odio ideológico en Cataluña
Lun Jun 19 2017, 20:54 por Invitado

» El Gobierno valenciano financiará los DIU y «normalizará» los abortos en centros públicos
Lun Jun 19 2017, 20:25 por Invitado

» Murió Adam West, primer Batman de la televisión
Lun Jun 19 2017, 16:53 por BRUC

» Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia”
Lun Jun 19 2017, 08:25 por Antonio García Fuentes

» Rusia dice que podría haber matado al líder de Daesh en un ataque aéreo
Dom Jun 18 2017, 15:10 por Neilo65

» Valencia Basquet - Campeon de liga
Sáb Jun 17 2017, 13:33 por José Francisco

» El Lenguajeno Sexista
Vie Jun 16 2017, 17:07 por BRUC

» Moción de censura del súbdito español
Vie Jun 16 2017, 17:06 por BRUC

» El primer ministro de Hungría acusa a "algunos países de la UE" de querer instaurar una "Eurabia"
Vie Jun 16 2017, 14:27 por Neilo65

» La cínica acusación de algunos paises árabes a Qatar de que apoya al terrorismo.
Vie Jun 16 2017, 09:25 por Torquemada2014

» De nuevo por aqui
Vie Jun 16 2017, 08:14 por José Francisco

» Comprar Pasaportes,licencia de Conducir,DNI,TOEFL,IELTS
Jue Jun 15 2017, 16:57 por niunpasoatras.org

» Bañez propone una ayuda de 430 euros mensuales a jóvenes con un contrato de formación
Jue Jun 15 2017, 16:51 por BRUC

» «No» rotundo del Congreso a la candidatura de Iglesias como presidente del Gobierno
Jue Jun 15 2017, 14:33 por Neilo65

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Batalla del Somme: El día que Europa conoció el infierno de la guerra

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Batalla del Somme: El día que Europa conoció el infierno de la guerra

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Jul 04 2016, 00:48

En los 80 kilómetros del frente del Somme, al norte de Francia, combatieron hace 100 años tres millones de hombres: 350.000 resultaron muertos, 750.000 heridos y la guerra continuó otros dos años



Soldados franceses llevan el cuerpo de otro fallecido en los campos donde los tres millones de hombres se jugaron la vida durante tres años
«Uno de julio, día fatídico, cuyo fruto fueron las heridas y la muerte y para los que sobrevivieron, el execrable recuerdo del horror. Un valor imperecedero inspiró a todos los combatientes, pero ¿dónde estaba la victoria?», escribió hace cien años el oficial historiador del 6º batallón británico del Royal Warwicks, que esa mañana había atacado con sus 836 hombres. 520 nunca regresaron; el resto, 316, estaba heridos. Los planes de la Entente (Gran Bretaña, Francia, Rusia e Italia) para 1916, trazados a comienzos de diciembre de 1915, era lanzar tres ataques simultáneos contra la Triple Alianza (Alemania, Austria y Turquía). Los rusos debían atacar en el este, los italianos, en los Alpes y los franceses y británicos a lo largo de unos 80 kilómetros en el frente del río Somme, que riega el departamento del Somme, en el norte de Francia, antes de desembocar en el Canal de la Mancha.

A contrapié

La enorme operación planificada por el alto mando franco-británico contaba con poder lanzar a la lucha a unas 65 divisiones (más de un millón de hombres), respaldadas por más de dos mil cañones. La nueva doctrina para superar la guerra de trincheras, en la que ambos bandos estaban enterrados desde el otoño de 1914, la había formulado el general Ferdinand Foch, jefe de los ejércitos aliados: «La artillería conquista el terreno; la infantería lo ocupa». El problema fue que mientras Foch y Douglas Haig, jefe de las fuerzas expedicionarias británicas, acumulaban medios para ese ataque, los alemanes les cogieron a contrapié ,desencadenaron la ofensiva de Verdún con el ánimo de desangrar al Ejército francés a base de bombardeos artilleros. Y los planes del Ejército alemán estuvieron a punto de terminar con la infantería de Francia: Verdún no fue ocupado, pero en su defensa, a relevos, combatió el 70 por ciento de su ejército, padeciendo hasta 371.000 bajas (161.000 muertos).
Al llegar el verano, la situación de Francia era tan desesperada que Arístides Briand, su jefe de Gobierno, fue a visitar personalmente al general Haig para que desencadenara de inmediato el ataque en el Somme evitando el colapso de los defensores de Verdún. Haig le explicó que era imposible avanzar el ataque, pero se comprometió a iniciar el bombardeo de su artillería las noche del 24 de junio y sostenerlo durante una semana, lo que advertiría a los alemanes de la inminencia del ataque y provocaría la retirada de tropas de Verdún para reforzar sus posiciones en el Somme.

Ocurrió casi al pie de la letra. Cuando el 24 de junio, los alemanes sintieron temblar la tierra bajo la tempestad desencadenada por 1500 cañones que dispararon aquel primer día 1.732.873 granadas sobre un frente de apenas 20 kilómetros, atenuaron su presión sobre Verdún y enviaron fuerzas al Somme. El bombardeo prosiguió hasta el 29 de junio, fecha prevista para el ataque, pero ante el temporal de lluvias que empantanaron la zona y comprobación de que los efectos de la artillería habían sido inferiores a lo calculado, Haig prolongó el cañoneo dos días más y pospuso hasta el primero de julio el ataque de la infantería.
A las 6:30 horas del primero de julio de 1916, la artillería franco británica anunció el comienzo de la batalla bombardeando con 250.000 proyectiles en una hora las posiciones alemanas. El martilleo de más de cuatro mil proyectiles por minuto sobresaltó a los niños de un colegio próximo a Londres, a más de 200 kilómetros de distancia, que advirtieron la vibración de los cristales de las ventanas. Entre las medidas dispuestas para destrozar el dispositivo alemán se tenía mucha confianza en diez galerías excavadas hasta alcanzar el subsuelo de las trincheras alemanas; en cada una de ellas se habían acumulado 20 toneladas de explosivos. A las 7:28 horas se hicieron estallar: la tierra tembló como bajo los efectos de un sismo, lanzando centenares de metros cúbicos de tierra y piedra a gran altura y abriendo cráteres de 20 metros de profundidad y 70 de diámetro, alguno de los cuales aún existe.
Luego, la infantería: 27 divisiones británicas y 14 francesas–más de medio millón de hombres– salieron de sus trincheras y avanzaron casi en formación hacia las líneas alemanas, cuyos defensores apenas si sumaban 200.000. Y, ¡sorpresa atroz!, la mayoría de las posiciones estaban aún bien defendidas: los alemanes habían soportado a cubierto la lluvia de metralla y, cuando cesó, montaron sus ametralladoras Maxim MG-08 y barrieron con millones de balas el avance enemigo. Un ametrallador escribió a su casa que le daba cargo de conciencia disparar sobre aquellos soldados que avanzaban a cuerpo descubierto contra sus máquinas. Un batallón de voluntarios de Terranova, unos 800 hombres, salió hacia las posiciones alemanas y sólo pudieron avanzar unos metros, 688 cayeron muertos o heridos en menos de un cuarto de hora.
Aquel primero de junio es el día más nefasto que recuerdan las armas británicas. Sus tropas no identificaron los huecos abiertos en las líneas germanas y no alcanzaron los objetivos previstos; el precio fue aterrador: 19 240 muertos, 35. 493, heridos, 2.152 desaparecidos y 585 prisioneros, en total, 57. 470 hombres, más del 10 por ciento de las fuerzas empleadas. Al sur del frente atacado les fue mejor a los franceses que tomaron el terreno asignado para aquel primer día al precio de más de cinco mil bajas. Los alemanes parece que sufrieron unas 8.000 bajas.
Habían previsto los franco-británicos que en dos o tres días estarían desbaratadas las líneas alemanas, que habrían abierto un boquete de 40 kilómetros por el cual lanzarían el torrente de su caballería. No hubo tal y ocurrió como en los 18 meses anteriores: millones de hombres enterrados, rodeados de restos humanos putrefactos y ratas que les atacaban durante el sueño, permanentemente mojados, cubiertos de barro, helados la mayoría del tiempo, mal alimentados, cubiertos de piojos... Cuando la batalla se dio por finalizada, después de un brutal forcejeo postrero, habían transcurrido 141 días, que dejaron un saldo final aterrador, el más sangriento de toda la guerra: ambos bandos sumaron 1.058.906 bajas (310.486 muertos), siendo más los heridos aliados y más los muertos alemanes.

Declive alemán

Aquella batalla, pensada por el mando franco-británico como una ofensiva que decidiría el conflicto, aparentemente quedó en una pequeña rectificación de líneas en favor de los atacantes. Un análisis posterior, sin embargo, sitúa en la batalla del Somme el comienzo del declive alemán pese a las ofensivas que aún pudo organizar en 1917/18. El historiador británico Gary Sheffield, reconocido especialista en la Gran Guerra, escribía hace unos años que «la batalla del Somme no fue una victoria en sí misma, pero sin ella la Entente no habría emergido victoriosa en 1918». Mucho tiempo antes, uno de los máximos responsables militares alemanes, el príncipe Ruperto de Baviera, comentaría años después: «Lo que quedaba de la vieja infantería alemana de primera clase entrenada durante la paz se consumió en el campo de batalla del Somme». Al Imperio alemán cada día le sería más difícil reponer sus pérdidas, por ello echó el órdago de la ofensiva general submarina de febrero de 1917 y lo perdió.

Sobrevivieron al infierno

Entre los tres millones de hombres que combatieron en el Somme hubo alguno bien conocido. Hitler llegó en otoño y permaneció poco tiempo pues fue herido y enviado a retaguardia. Se dijo que esa lesión le ocasionó la pérdida de un testículo, circunstancia que no supera el nivel del rumor, ya que no la recoge ninguno de sus biógrafos relevantes. Hitler, que también sería gaseado al final de la contienda, superó ambas adversidades y durante los siguientes 25 años desplegaría una actividad febril. En el Somme combatió, también JR Tolkien, autor de «El Señor de los anillos». Seguramente el recuerdo atroz de aquella brutalidad le inspiraría alguno de los siniestros momentos del tenebroso reino de Mordor. Otro que sufrió aquella agonía fue el teniente Ernst Jünger, escritor que tiene un lugar relevante en la literatura del siglo XX. En el Somme, con 23 años, se ganó la preciada condecoración de «Pour le mérite».
La huella histórica de las trincheras y su realidad en la guerra, abajo

Y llegaron los primeros tanques

El tanque lo inventaron los ingleses para superar el fuego de las ametralladoras alemanas y debe su nombre al secreto de los fabricantes, que pedían chapa para «tanques» de agua o combustible. Aparecieron por vez primera el 15 de septiembre en uno de los choques del Somme, la batalla de Flers-Courcelette. Se esperaba de ellos que protegieran a la infantería y superaran el barro, las alambradas y las trincheras. Aunque inmediatamente denotaron fragilidad mecánica (sólo pudieron utilizarse 21 de los 49), causaron pavor, pero su lentitud (3,2 km/h) permitió que los alemanes aprendieran a combatirles y advirtieran otros defectos: voluminosos y fáciles de cazar por la artillería, torpes en los enjambres de embudos y trincheras e inadecuadamente armados. En la batalla del Somme, los británicos, los únicos que tenían blindados, perdieron un centenar. Pero no fue un fracaso: su capacidad de anular el fuego de las ametralladoras y el pánico que provocaban sus ataques en masa resultaron tan prometedores que pronto equiparon a todos los ejércitos contendientes.

Leer más:  Batalla del Somme: El día que Europa conoció el infierno de la guerra  http://www.larazon.es/cultura/el-dia-que-europa-conocio-el-infierno-de-la-guerra-GE13065074?sky=Sky-Julio-2016#Ttt1HB6rcNoovDW2



avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19328
Puntos patrióticos : 378032
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.