Guardias civiles detienen en Melilla a un sospechoso de utilizar las redes sociales para reclutar a personas dispuestas a unirse a grupos terroristas como EIIL.