Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Desplante de Marruecos a Puigdemont, quien cancela su viaje oficial con el presidente de Flandes
Hoy a las 12:25 por Neilo65

» Merkel advierte a los británicos de que no se hagan “ilusiones” con el Brexit
Hoy a las 12:12 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 153 NOTICIARIOS: Siempre malas noticias:
Hoy a las 09:44 por Antonio García Fuentes

» El mito de Guernica
Ayer a las 23:03 por Juanma_Breda

» Podemos plantea una moción de censura contra Rajoy
Ayer a las 20:08 por Invitado

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Ayer a las 19:56 por Valle

» 2 de Junio de 1985. El último intento de golpe de Estado. ¿Realidad o intoxicación?
Ayer a las 18:28 por Torquemada2014

» Descubren los restos de un buque nazi hundido por Stalin que podría esconder un gran tesoro oculto
Ayer a las 17:29 por BRUC

» Una manada de jabalíes mata a tres miembros de Estado Islámico en Irak
Ayer a las 14:20 por Neilo65

» ¿Cuántos españoles hay en España?
Ayer a las 11:47 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Ayer a las 10:57 por deuteros

» Expedición científica al Nuevo Mundo por Francisco Hernández
Ayer a las 02:33 por HispanoCortés501

» Venezuela: ¿cómo se echó a perder este paraíso?
Ayer a las 02:28 por HispanoCortés501

» Rusia pide a Gran Bretaña que devuelva Gibraltar.
Ayer a las 02:24 por HispanoCortés501

» «The Sun» lanza una campaña sobre Gibraltar: «Nuestra Roca no se toca»
Ayer a las 02:22 por HispanoCortés501

» Holanda frena al enemigo equivocado y aúpa a los islamistas al vencer Rutte
Ayer a las 02:21 por HispanoCortés501

» Navarra baraja la opción de dejar sin competencias a la Policía Nacional y la Guardia Civil
Ayer a las 02:16 por HispanoCortés501

» El periódico sensacionalista «The Sun» llama «follaburros» a los españoles.
Ayer a las 02:09 por HispanoCortés501

» El Gobierno frena la compra de 500 granadas "de guerra" por parte de la Generalitat
Ayer a las 02:05 por HispanoCortés501

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Ayer a las 02:03 por HispanoCortés501

» La UE da a España poder de veto sobre Gibraltar tras el 'brexit'
Ayer a las 02:00 por HispanoCortés501

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Ayer a las 01:57 por HispanoCortés501

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Ayer a las 01:54 por HispanoCortés501

» Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.
Ayer a las 01:52 por HispanoCortés501

» Susana Díaz: “No va a haber referéndum y Puigdemont lo sabe”
Jue Abr 27 2017, 20:28 por Valle

» UN PATRIOTA MAS EN LUCHA
Jue Abr 27 2017, 18:47 por HUEVON

» La enfermedad infantil del Podemismo
Jue Abr 27 2017, 13:57 por Neilo65

» LA CARGA DE LOS TRES REYES EN LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA
Jue Abr 27 2017, 11:48 por ilustrado

» Moda españolas en las Monarquías europeas
Jue Abr 27 2017, 11:12 por ilustrado

» Feria de armas… “El mayor negocio del mundo”
Jue Abr 27 2017, 10:31 por Antonio García Fuentes

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 02:20 por APKSPAIN

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 01:58 por APKSPAIN

» La imperdonable voracidad política
Miér Abr 26 2017, 12:37 por Antonio García Fuentes

» Saludos al foro. ¡ VIVA ESPAÑA !
Miér Abr 26 2017, 06:44 por BRUC

» Dimite Esperanza Aguirre
Mar Abr 25 2017, 23:44 por Neilo65

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Mar Abr 25 2017, 21:31 por Iuris Tantum

» El Tribunal de Justicia de la UE declara ilegal el impuesto español de sucesiones ¡COMPÁRTELO!
Mar Abr 25 2017, 16:57 por Invitado

» De vergüenza: 11 de los 14 ministros de Aznar están imputados, cobraron sobresueldos o duermen en prisión
Mar Abr 25 2017, 13:35 por Invitado

» Prisión para tres de los ocho detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla
Mar Abr 25 2017, 12:34 por Invitado

» HA MUERTO D. JOSÉ UTRERA-MOLINA EX-MINISTRO
Lun Abr 24 2017, 18:59 por JoséUEI

» El terrorismo de la OTAN: atentado de Belgrado y absolución de Milosevic
Lun Abr 24 2017, 15:49 por Juan Garcia

» Cómo reconocer un ataque de falsa bandera, sus consecuencias y las mentiras sobre otros países
Lun Abr 24 2017, 15:46 por Juan Garcia

» El Carnicero de Mondragón
Lun Abr 24 2017, 13:00 por JoséUEI

» Las revueltas contra Maduro llegan a España
Lun Abr 24 2017, 11:35 por BRUC

» Compromís reivindica la «república valenciana»
Dom Abr 23 2017, 21:44 por Invitado

» Éxtasis místico de Santa Teresa de Jesús
Dom Abr 23 2017, 21:25 por Invitado

» Cervantes y el Quijote un año más
Dom Abr 23 2017, 20:00 por Antonio García Fuentes

» Donald Trump se vende a Israel y ataca Siria.
Sáb Abr 22 2017, 15:43 por JoséUEI

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 152. La revolución rusa y el comunismo:
Sáb Abr 22 2017, 09:43 por Antonio García Fuentes

» PRESENTACIÓN
Vie Abr 21 2017, 23:44 por HUEVON

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Badajoz, una mentira repetida mil veces

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Badajoz, una mentira repetida mil veces

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Ago 22 2016, 09:30

La falsedad, impulsada por historiadores que la han asumido por razones ideológicas, ha alcanzado nuestros días, convirtiéndose en uno de los mitos de la guerra civil más consolidados.




Bajo el mando del teniente coronel Yagüe, la columna de legionarios y regulares formada en Sevilla a comienzos de agosto de 1936, alcanzó los muros de Badajoz el 14 de ese mes. Cubierta de polvo y sudor, la vanguardia legionaria embutida en sus verdosos uniformes descoloridos por el ardiente sol del estío andaluz, llegaba cercana al agotamiento:
-Legionarios –les arengó Yagüe antes del asalto-; los rojos dicen que somos hijos de curas. ¡Vamos a decir Misa en Badajoz! 




Irrumpieron por la puerta de la Trinidad, del cuartel de la Bomba y de Correos. Fuertemente atrincherado, el enemigo les infligió enormes bajas, pero consiguieron pasar, desparramándose luego por la ciudad, que tomaron en duros combates prolongados hasta la noche. Lo que vino a continuación fue la terrible liturgia de aquél verano; se fusiló sobre el terreno a aquellos milicianos que mostraran señales del retroceso de un arma de fuego en su hombro. Los dos bandos obraban de igual modo y ninguno esperaba piedad del otro.
Hasta ese momento, los frentepopulistas iban perdiendo la batalla de la propaganda a causa de las atrocidades que acaecían en su zona, que estaban recibiendo cumplida cobertura por parte de los medios internacionales, particularmente las referidas a las cometidas contra la Iglesia.
Aunque lo sucedido en Badajoz era lo mismo que estaba ocurriendo en cada una de las dos trincheras de la España de 1936, la izquierda puso en marcha una máquina propagandística
Por esa razón, aunque lo sucedido en Badajoz era lo mismo que estaba ocurriendo en cada una de las dos trincheras de la España de 1936, la izquierda puso en marcha una máquina propagandística cuyas ruedas no han dejado de girar hasta el día de hoy.

En Madrid

Mediado agosto, mientras la legión tomaba Badajoz, en el Madrid del Frente Popular los crímenes se sucedían a diario: cada mañana aparecía una miríada de cadáveres arrojados a las cunetas, abandonados en las praderas, a menudo torturados y no pocas veces horriblemente mutilados. Con el trascurrir del verano, la matanza no solo no menguaba, sino que parecía haber cobrado vida propia.  
Soldados del bando republicano en Valencia durante la Guerra Civil
Uno de esos crímenes fue el de los prisioneros encerrados en la cárcel Modelo de Madrid, matanza que pronto trascendió y que fue también testimoniada por la prensa extranjera. La fotografía de los milicianos fusilando el Sagrado Corazón el 26 de julio había dañado sobremanera la credibilidad de la república, y las imágenes de los saqueos de las iglesias por los milicianos habían hecho el resto; pronto trascendió la enormidad de la efusión de sangre en la zona revolucionaria, hasta el punto de que Winston Churchill le negó la mano al embajador republicano en Londres, Paulino de Azcárate, mientras musitaba: “blood, blood, blood”.
Escocidos por el aprovechamiento que para los sublevados se seguía de la revelación de los espeluznantes crímenes perpetrados por las organizaciones revolucionarias, estas pusieron en marcha su formidable aparato propagandístico a fin de ocultar –o excusar- lo que ocurría en ciudades como Madrid.
No es casual que fuese por esas mismas cuando el diario republicano La Voz fijase su atención en la entrada de Yagüe en Badajoz
No es casual que fuese por esas mismas cuando el diario republicano La Voz fijase su atención en la entrada de Yagüe en Badajoz. A fin de espolear a los suyos y justificar lo que estaba sucediendo, la publicación tejió una historia con ribetes bochornosos: “Cuando Yagüe se apoderó de Badajoz (…) hizo concentrar en la Plaza de Toros a todos los prisioneros y a quienes, sin haber empuñado las armas, pasaban por gente de izquierda. Y organizó una fiesta. Y convidó a esa fiesta a los cavernícolas de la ciudad, cuyas vidas habían sido respetadas por el pueblo y la autoridad legítima.
Ocuparon los tendidos caballeros respetables, piadosas damas, lindas señoritas, jovencitos de San Luis y San Estanislao de Kostka, afiliados a Falange y Renovación, venerables eclesiásticos, virtuosos frailes y monjas de albas tocas y miradas humildes. Y ante tan brillante concurrencia fueron montadas algunas ametralladoras…”.
El relato continuaba con pretendidos detalles que cuesta imaginar alguien pudiera considerar creíbles: las jovencitas de clase alta de la ciudad aplaudían enfervorizadas cuando se clavaban las banderillas a los prisioneros, quienes debían embestir a los capotes que se les ofrecían… Todo el muestrario habitual del imaginario izquierdista tenía asiento en aquella narración de cartón-piedra.
Este tipo de fantasías estaban relativamente extendidas por aquellos días, y La Voz hacía más que reproducirlas o inventarlas por creerlas beneficiosas para su causa
Este tipo de fantasías estaban relativamente extendidas por aquellos días, y La Voz no hacía más que reproducirlas –o inventarlas- por creerlas beneficiosas para su causa. El periodista portugués Leopoldo Nunes describió por entonces una escena semejante, protagonizada por el bando izquierdista:
“Un día trajeron del frente dos regulares marroquíes (…) Y en el propio patio grande del Ministerio de la Guerra, a cuyos balcones se asomaron el ministro y otros altos funcionarios, se cometió un crimen que no tiene equivalente en la historia. ¡Se organizó una corrida de toros! ¡Y los dos desgraciados e indefensos moros fueron picados con bayoneta, banderilleados y muertos a estocada!”
Guerra Civil española

La verdad como víctima

A partir de esta burda propaganda, levantó la izquierda su relato. Básicamente, este consiste en que, tras la toma de Badajoz, Yagüe ordenó una indiscriminada ejecución de prisioneros –entre 2.000 y 4.000, según las versiones- a fin de asegurar la  retaguardia.
La izquierda se encargó, después, de amplificar las versiones que dieron tres propagandistas -Jay Allen, John T. Whitaker y Herbert Southworth- que son, sencillamente, invenciones y manipulaciones elaboradas por quienes estaban abiertamente comprometidos con la causa del Frente Popular, como su trayectoria previa demuestra y su posterior no desmentiría.
Frente a sus invenciones, tenemos el testimonio fehaciente de los periodistas que entraron en Badajoz con Yagüe, que no presenciaron fusilamientos del tipo del que aquellos refieren. La nómina de estos periodistas es larga: Jean De Gandt, Marcel Dany, Jean D´Esme, Harold Cardozo, Edmond Taylor, John Elliot, Arnaldo Notari, José Augusto, Adolfo de Rosa, Mario Pires, Félix Correia, Mario Reis, José Barao…ninguno de ellos da cuenta de algo tan brutal como habría sido la eliminación violenta de miles de personas.
Por otro lado, un autor como Hugh Thomas -lejos de toda sospecha de connivencia franquista- asegura que, pese a la propaganda de Allen, Whitaker o Southworth, la cifra final de fusilados se encuentra más cerca de los 200 que de los 2.000 que difundió mendazmente Allen.
Teniendo en cuenta que algo más de la mitad cayeron en acción de guerra, se podría establecer un número en torno al par de cientos de fusilados
De hecho, la estimación actual está en unos 500 muertos por todos los conceptos entre el 13 y el 18 de agosto de 1936; teniendo en cuenta que algo más de la mitad cayeron en acción de guerra, se podría establecer un número en torno al par de cientos de fusilados. Más o menos lo que calcularon los periodistas efectivamente presentes en la toma de la ciudad. Pero Thomas hace más: cuestiona la fiabilidad del testimonio de Allen cuando éste narra cómo la sangre corría por los desagües de la calle de san Juan…ya que  dicha calle carecía de desagües.
Como apunta Thomas, Allen inventa situaciones y personajes que la realidad más tarde desmentiría. Incluso algunas de sus crónicas están redactadas en un lugar distinto a aquel en el que aseguraba estar en la fecha indicada. Es el caso del artículo de Jay Allen, publicado el 30 de agosto de 1936 en el Chicago Tribune, en el que, fabulando sin freno, el autor comete errores en los que un testigo jamás hubiera incurrido, como achacar crímenes a unos moros que –según admite Sánchez Ruano, declaradamente partidario de los frentepopulistas- hacía días que se encontraban en el frente…
Pero el cuestionamiento de las versiones propagandísticas adquirió su mayoría de edad gracias a la obra publicada en 2010 por Francisco Pilo, Moisés Domínguez y Fernando de la Iglesia, significativamente titulada: “La matanza de Badajoz ante los muros de la propaganda”, en la que los autores, a través de un minucioso estudio documental, demuelen la absurda mistificación perpetrada durante décadas.
Soldados del bando nacional durante la Guerra Civil española
Estos tres autores muestran la falsedad esencial del relato ideologizado. Así, uno de los pilares sobre los que los que se ha construido el mito de Badajoz es la pretendida “confesión” que Yagüe habría hecho al periodista norteamericano Whitaker, y en la que habría reconocido la eliminación de unos 4.000 prisioneros justificándolo ya que “no los iba a dejar a retaguardia para que hicieran de Badajoz una ciudad de nuevo roja”. Tal pretensión es ridícula, entre otras cosas, porque Whitaker no reveló dicha entrevista hasta 1942.
Whitaker cubría la información en nombre del New York Herald Tribune, y no es creíble que unas declaraciones tan sensacionales no fueran publicadas en 1936, y sólo las hiciera públicas al “recordarlas” seis años más tarde. Aún más: en la entrevista que Yagüe sí concedió en esas fechas para la United Press y que vio la luz en The Pittsburg Press el 18 de agosto de 1936, el teniente coronel “se negó a estimar cuántos presos habían sido ejecutados desde que la ciudad quedó bajo control fascista”. Lo cual encaja con la mínima prudencia exigible a un jefe militar en situaciones como esta. Pero Whitaker pretende que a él si le hizo la confidencia, aunque la olvidó, para recordarla seis años más tarde.
La falsedad, impulsada por historiadores que la han asumido por razones ideológicas, ha alcanzado nuestros días, convirtiéndose en uno de los mitos de la guerra civil más consolidados.
La cruenta toma de Badajoz produjo, sin duda, un número de bajas estimable. Los cadáveres, esparcidos por toda la ciudad, hubieron de ser reunidos y apilados antes de proceder a su cremación, lo que no tiene nada de particular. Pero los propagandistas, multiplicando por diez y hasta por veinte las cifras de víctimas, han aprovechado la incineración para considerarlo un antecedente de Auschwitz, nada menos.
Bombardeo de Guernica, durante la Guerra Civil Española
¿Cómo es posible que algo así, aunque crecientemente cuestionado, haya terminado por ser creído?
Lo cierto es que, junto al de Guernica, el de la matanza de Badajoz es uno de los grandes mitos de la guerra civil
Lo cierto es que, junto al de Guernica, el de la matanza de Badajoz es uno de los grandes mitos de la guerra civil. Arma de la más burda propaganda de guerra frentepopulista, ochenta años después no falta quien continúe, empecinadamente, difundiendo la leyenda. Algunas asociaciones de la memoria aseguran que fueron fusiladas hasta 9.000 personas en Badajoz, lo cual, si bien ridículo, no es excesivo al compararlo con los 30.000 que aseguró en su día Ramón J. Sender.
La clave la dio hace ya muchos años quien fuera una de los principales propagandistas de la causa soviética en Europa, Víctor Gollancz, que resumió cómo proceder para extender las tesis más descabelladas a través de “una exposición aparentemente imparcial escrita por alguien de izquierdas (…) se puede representar de tal modo que, mientras exista una atmósfera de imparcialidad que nadie pueda atacar, los lectores llegarán inevitablemente a la conclusión correcta.”
No es mala definición para el tema que nos ocupa.

http://www.actuall.com/criterio/democracia/badajoz-una-mentira-repetida-mil-veces/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19291
Puntos patrióticos : 365614
Reputación : 19072
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.