Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» La enfermedad infantil del Podemismo
Hoy a las 13:57 por Neilo65

» Podemos plantea una moción de censura contra Rajoy
Hoy a las 13:45 por Neilo65

» Navarra baraja la opción de dejar sin competencias a la Policía Nacional y la Guardia Civil
Hoy a las 13:08 por Juanma_Breda

» LA CARGA DE LOS TRES REYES EN LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA
Hoy a las 11:48 por ilustrado

» Moda españolas en las Monarquías europeas
Hoy a las 11:12 por ilustrado

» Expedición científica al Nuevo Mundo por Francisco Hernández
Hoy a las 10:45 por ilustrado

» Feria de armas… “El mayor negocio del mundo”
Hoy a las 10:31 por Antonio García Fuentes

» Susana Díaz: “No va a haber referéndum y Puigdemont lo sabe”
Hoy a las 06:13 por BRUC

» Me presento
Hoy a las 02:20 por APKSPAIN

» UN PATRIOTA MAS EN LUCHA
Hoy a las 02:12 por APKSPAIN

» Me presento
Hoy a las 01:58 por APKSPAIN

» La imperdonable voracidad política
Ayer a las 12:37 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Ayer a las 12:35 por deuteros

» Saludos al foro. ¡ VIVA ESPAÑA !
Ayer a las 06:44 por BRUC

» Dimite Esperanza Aguirre
Mar Abr 25 2017, 23:44 por Neilo65

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Mar Abr 25 2017, 21:31 por Iuris Tantum

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Mar Abr 25 2017, 21:19 por Iuris Tantum

» El Tribunal de Justicia de la UE declara ilegal el impuesto español de sucesiones ¡COMPÁRTELO!
Mar Abr 25 2017, 16:57 por Invitado

» De vergüenza: 11 de los 14 ministros de Aznar están imputados, cobraron sobresueldos o duermen en prisión
Mar Abr 25 2017, 13:35 por Invitado

» Prisión para tres de los ocho detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla
Mar Abr 25 2017, 12:34 por Invitado

» Venezuela: ¿cómo se echó a perder este paraíso?
Lun Abr 24 2017, 19:22 por Torquemada2014

» HA MUERTO D. JOSÉ UTRERA-MOLINA EX-MINISTRO
Lun Abr 24 2017, 18:59 por JoséUEI

» El terrorismo de la OTAN: atentado de Belgrado y absolución de Milosevic
Lun Abr 24 2017, 15:49 por Juan Garcia

» Cómo reconocer un ataque de falsa bandera, sus consecuencias y las mentiras sobre otros países
Lun Abr 24 2017, 15:46 por Juan Garcia

» El Carnicero de Mondragón
Lun Abr 24 2017, 13:00 por JoséUEI

» Las revueltas contra Maduro llegan a España
Lun Abr 24 2017, 11:35 por BRUC

» Compromís reivindica la «república valenciana»
Dom Abr 23 2017, 21:44 por Invitado

» Éxtasis místico de Santa Teresa de Jesús
Dom Abr 23 2017, 21:25 por Invitado

» Cervantes y el Quijote un año más
Dom Abr 23 2017, 20:00 por Antonio García Fuentes

» Donald Trump se vende a Israel y ataca Siria.
Sáb Abr 22 2017, 15:43 por JoséUEI

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 152. La revolución rusa y el comunismo:
Sáb Abr 22 2017, 09:43 por Antonio García Fuentes

» PRESENTACIÓN
Vie Abr 21 2017, 23:44 por HUEVON

» Presentacion
Vie Abr 21 2017, 22:19 por Mastieno

» Muere la exministra socialista Carme Chacón a los 46 años en su casa de Madrid
Vie Abr 21 2017, 20:39 por ilustrado

» Mi presentacion
Vie Abr 21 2017, 20:32 por ilustrado

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Vie Abr 21 2017, 20:25 por ilustrado

» Biografías de Patriotas Vascongados
Vie Abr 21 2017, 19:39 por ilustrado

» Europa, la diosa fenicia que da nombre a nuestro continente
Vie Abr 21 2017, 19:10 por ilustrado

» Blas de Lezo: textos, videos, libros, homenajes, etc.
Vie Abr 21 2017, 18:19 por ilustrado

» Identidad Mitológica vasca
Vie Abr 21 2017, 18:01 por ilustrado

» ¡Huy, que vienen los españoles!
Vie Abr 21 2017, 13:49 por ilustrado

» Robo de dinero público o bienes públicos
Vie Abr 21 2017, 12:04 por Antonio García Fuentes

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Jue Abr 20 2017, 17:03 por Lucía

» Apoyo total a Al Assad y a Rusia en su lucha contra el Estado Islámico y Al Qaeda y condena al ataque de USA a Siria.
Jue Abr 20 2017, 16:36 por HUEVON

» Tertulia en Es Radio Castellón con intervención de Manuel Canduela
Jue Abr 20 2017, 14:44 por Neilo65

» Unos "Si" gigantes se instalan en diferentes municipios catalanes
Jue Abr 20 2017, 14:07 por El Zorro

» Más que palabras- Audios de DNradio
Jue Abr 20 2017, 11:59 por HUEVON

» La guerra del hombre y “las otras”
Jue Abr 20 2017, 10:05 por Antonio García Fuentes

» NOTICIARIOS: Siempre malas noticias
Miér Abr 19 2017, 09:24 por Antonio García Fuentes

» Quién ganaría en una hipotética guerra entre España y el Reino Unido
Miér Abr 19 2017, 00:00 por CALZADA

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Cuando Buenos Aires era español y los británicos quisieron invadirlo

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando Buenos Aires era español y los británicos quisieron invadirlo

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Sáb Oct 01 2016, 10:00

Mientras en Europa las ideas relacionadas con la Revolución Francesa se difundían, España continuaba anquilosada en sus añejas políticas tradicionales



Invasiones inglesas a Buenos Aires', pintado por Madrid Martínez en 1807.

"Lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra". 
Simone de Beauvoir
En las calles, en las plazas, desde los balcones, en las cercanías del puerto; todo el perímetro porteño era una enorme barricada. El mar era la retirada natural y era impensable la rendición; se había derramado mucha sangre para estropearla con una bandera blanca.
El vecindario en armas arrojaba a los británicos ollas de agua y aceite hirviendo, mobiliario, tejas, tiestos y algunos residuos orgánicos innombrables. Mientras, los asaltos de la vanguardia escocesa se recrudecían en el adoquinado y el pavimento era un mosaico decorado con restos humanos. A duras penas, las milicias locales y el ejército español las pasaban canutas en un duelo infernal. El sonido templado de las gaitas se había convertido en una marcha fúnebre y los uniformados caídos se amontonaban de manera caprichosa. Algunos, con los ojos abiertos, miraban al más allá, sin acabar de comprender lo sucedido ni el sentido de este tránsito.
Más de 2.000 asaltantes habían pasado a mejor vida, pero a cambio la ciudadanía de esta urbe creciente se había dejado casi el doble de caídos
La guarnición profesional de Buenos Aires no alcanzaba los 1.500 hombres entre soldados y oficiales, los invasores británicos sumaban casi diez mil, una desproporción abrumadora. El asalto duraba ya una semana y, a pesar de una defensa perfecta, compacta, muy mentalizada, motivada y bien planificada, el coste en vidas humanas se hacía escandaloso. Más de 2.000 asaltantes habían pasado a mejor vida en las sucesivas arremetidas, pero a cambio la ciudadanía de esta urbe creciente, que rondaba en aquel entonces cerca de 50.000 habitantes, se había dejado casi el doble de caídos. Ambas partes estaban exhaustas.
La ambición de los británicos estaba fundamentada en las promesas, abiertas o soterradas, de su proverbial cajón de sastre, que pivotaba en torno a una posición de libre mercado y puerto franco incluido hecha a los caciques y comerciantes locales más destacados: una labor de zapa e infiltración sabiamente orquestada.
El caso es que, mientras en Europa las ideas relacionadas con la Revolución Francesa y las de los alzados de la costa Este norteamericana cabalgaban sobre la ola de las políticas liberales puestas en práctica por el Reino Unido, España continuaba anquilosada en sus añejas políticas tradicionales basadas en la explotación de la tierra ,tanto en el agro como en su vertiente mineral. La carencia de fábricas de elaboración intermedia y manufactureras impedía absorber la mercadería procedente de las colonias o virreinatos y reelaborarla convenientemente, perjudicando su proyección en los cada vez más dinámicos mercados mundiales. Por ende, se creaba un anquilosamiento y una exposición de riesgo para muchos productos sin un destino planificado.
Fuerte de Buenos Aires y ribera norte en 1816, por Emeric Essex Vidal.
El becerro de oro de los metales preciosos con los que la metrópoli financiaba sus guerras había sido una herramienta válida hasta bien entrado el siglo XVIII. Pero la sangría de los muchos frentes abiertos y una pésima visión estratégica sin actualizar habían adelantado el periodo de caducidad del Imperio Español, ya fuera por la inacción de los validos o por la incompetencia y dejadez de funciones de los reyes al mando, con honrosas salvedades como Carlos III. Mientras tanto, Inglaterra iba con la directa por el sendero de la industrialización y la demanda de productos primarios era febril. España los tenía en las colonias y los británicos lo sabían.
Por eso en Buenos Aires se estaba librando una gran batalla.

El atardecer de una era

Solo faltaba un pequeño empujón y este vino dictado por las políticas que Napoleón había implementado contra el Reino Unido con un extenuante bloqueo económico. En noviembre de 1806, Bonaparte promulgó el Decreto de Berlín, prohibiendo a todos los países conquistados, incluyendo a sus propios aliados, cualquier forma de comercio con Gran Bretaña.
A la luz de los acontecimientos y con la vista puesta en los hechos consumados, los británicos solo tenían una salida y se pusieron manos a la obra.
En Buenos Aires se estaba dirimiendo un nuevo orden en el que España se desangraba en una dulce decadencia
La financiación de movimientos de independencia locales auspiciados por reivindicativos criollos que crecían como setas, el espionaje puro y duro, la imperiosa necesidad de dar salida a los productos manufacturados, el fomento del contrabando y un eficaz control de los mares obraron el milagro, transformando una nación aislada y cubierta por sempiternas brumas en una primera potencia mundial.
Por todo ello, en Buenos Aires se estaba dirimiendo un nuevo orden en el que España se desangraba en una dulce decadencia, ajena a una realidad que la desbordaba. Se hallaba deteriorada, además, por una guerra de Independencia que había dejado sus arcas con una tupida cortina de telarañas. Era un fin de ciclo.
En aquel tiempo los gobernadores británicos de las colonias tenían la facultad de decidir acciones militares de importancia capital sin necesidad de consultar a Londres. Además, las leyes británicas manejaban unos porcentajes de los botines de guerra que se solían entregar a los participantes de alto rango, como era el caso de la aristocracia militar isleña. El modelo económico de Gran Bretaña no ha cambiado sustancialmente en los últimos quinientos años.
Santiago de Liniers.
A pesar de las connivencias de algunos significados locales -como el angloporteño William White- una gran mayoría de los bonaerenses rehuyó los cantos de sirena de los británicos (reducción de aranceles, barra libre para comerciar sin impuestos, etc.) y se enfrentó a los desembarcados con una furia inusitada. Al igual que en el primer intento de invasión de Buenos Aires, la segunda apuesta de los anglos había sido un completo fracaso gracias a la decidida intervención de las milicias locales y de dos hombresLiniers y Alzaga, que merecen un capítulo aparte.
Cuando Santiago Liniers ejecutó su brillante contraofensiva para desalojar a las tropas inglesas instaladas en los arrabales de Buenos Aires, los combates arreciaban y la escabechina era monumental. El empeño y la determinación obsesiva del generalato inglés al mando en 1806 y 1807, ante una resistencia desesperada, estaban abocadas al fracaso, mas la lucha por mantener su reputación impoluta no reparaba en el número de bajas de soldados británicos que debían alimentar su ego.
Popham, Beresford y Whitelocke diseñaron planes poco sólidos ante una población firmemente decidida, y así les fue.
Según 'The Times', en la relación de los hechos ocurrido en aquel entonces la vergüenza nacional inglesa estaba en estado crítico
El colofón del primer intento de invasión inglesa del Virreinato de La Plata fue un desastre inenarrable para los británicos a pesar del jugoso botín capturado, pero el segundo fue peor.
Según 'The Times', en la relación de los hechos ocurrido en aquel entonces la vergüenza nacional inglesa estaba en estado crítico. Con la habitual grandilocuencia 'british' y una formalidad solemne para anunciar la debacle a la nación, un 11 de septiembre de 1807 apuntaban, en la cabecera del famoso y centenario diario, un fúnebre artículo llamado "Evacuación de Sudamérica". La conmoción nacional subsiguiente solo había sido comparable a la derrota de Vernon a manos de Blas de Lezo.
Las Invasiones Inglesas fueron las precursoras de la Revolución de Mayo, en la que se iniciaría el proceso hacia la independencia que se extendió por todo el Virreinato del Río de la Plata a partir de 1810. El impacto mundial de la conquista del "Nuevo Mundo" declinaba, y el sol nos empezaba a dar la espalda.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-10-01/ataque-buenos-aires-espana-inglaterra_1268624/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19291
Puntos patrióticos : 365612
Reputación : 19072
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando Buenos Aires era español y los británicos quisieron invadirlo

Mensaje por Neilo65 el Sáb Oct 01 2016, 15:59

Muy bien definido el articulo, con las palabras justas para explicar la decadencia de España, una decadencia política y económica, pero no aguerrida.
Por la otra parte, la inglesa, también queda reflejada el inicio de su progreso y sus ansias imperialistas, pero también la inoperancía militar, muy lejana de lo que hasta entonces era considerada una guerra abierta.
Estos siempre han sabido manipular a los autóctonos , ganándolos con regalos y promesas, para una vez metido, nada de lo prometido. Nunca por ellos mismos hicieron algo militarmente hablando, con la excepción que confirma la regla, la de Trafalgar y Waterloo, casi todo lo demás siempre tenían a un siervo que se sacrificara por su señor, lease Portugal, holanda y hasta franceses.
avatar
Neilo65
38-Brigada
38-Brigada

Trofeos y Medallas : *13*
[table class="medallero"="border: 1px solid blue; width: 100%;"]
[tr style="background-color: Navy ; color: white;"]
[td style="text-align: center; padding: 3px;"]-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas![/td]
[/tr][td]
[/td][/table]
España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2893
Puntos patrióticos : 53531
Reputación : 16792
Fecha de inscripción : 12/12/2014
Edad : 51
Localización : Cadiz

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando Buenos Aires era español y los británicos quisieron invadirlo

Mensaje por HispanoCortés501 el Mar Oct 04 2016, 02:07

España ha tenido momentos buenos y malos pero pocos países pueden presumir de tener una historia tan gloriosa como la que tiene España. 
Si hubiésemos tenido mejores reyes y gobernantes otro gallo cantaría.
avatar
HispanoCortés501
19-Cabo 1º
19-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *1*
[table class="medallero"="border: 1px solid blue; width: 100%;"]
[tr style="background-color: Navy ; color: white;"]
[td style="text-align: center; padding: 3px;"]-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas![/td][/tr][td][/td][/table]
España
Advertencias : 100%
Mensajes : 827
Puntos patrióticos : 27355
Reputación : 3269
Fecha de inscripción : 09/05/2014
Edad : 26
Localización : Bilbao, Vascongadas, España

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.