Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Hoy a las 23:05 por deuteros

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 21:46 por Valle

» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Hoy a las 18:20 por Valle

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Hoy a las 17:48 por Torquemada2014

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Hoy a las 14:36 por Huroncete

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 13:44 por Juanma_Breda

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Hoy a las 13:43 por Juanma_Breda

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Hoy a las 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Ayer a las 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Ayer a las 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Ayer a las 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Ayer a las 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Ayer a las 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Ayer a las 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Ayer a las 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Ayer a las 09:41 por Antonio García Fuentes

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Vie Dic 02 2016, 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Vie Dic 02 2016, 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Vie Dic 02 2016, 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Vie Dic 02 2016, 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Vie Dic 02 2016, 16:04 por La Revolución por Hacer

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Vie Dic 02 2016, 14:03 por Juanma_Breda

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 02 2016, 13:11 por Clemente

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Vie Dic 02 2016, 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Vie Dic 02 2016, 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Vie Dic 02 2016, 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Vie Dic 02 2016, 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Vie Dic 02 2016, 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Dic 02 2016, 01:50 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Jue Dic 01 2016, 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Jue Dic 01 2016, 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Jue Dic 01 2016, 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Jue Dic 01 2016, 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Jue Dic 01 2016, 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Jue Dic 01 2016, 16:53 por La Revolución por Hacer

» En un mundo inseguro y que ya da asco
Jue Dic 01 2016, 10:18 por Antonio García Fuentes

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Jue Dic 01 2016, 02:04 por HispanoCortés501

» DONALD TRUMP es una persona de maravilla y PUTIN cree en él.
Jue Dic 01 2016, 01:59 por HispanoCortés501

» Las 10 noticias más censuradas del año 2015 y 2016
Jue Dic 01 2016, 01:56 por HispanoCortés501

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Jue Dic 01 2016, 01:47 por HispanoCortés501

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Jue Dic 01 2016, 01:45 por HispanoCortés501

» La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad
Jue Dic 01 2016, 01:41 por HispanoCortés501

» Digno de ver: una hispanocubana sacando de quicio a los castristas en un debate televisivo
Jue Dic 01 2016, 01:27 por HispanoCortés501

» El fusilamiento de Muñoz Seca contado por su nieto, Alfonso Ussía
Miér Nov 30 2016, 20:40 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Miér Nov 30 2016, 18:29 por La Revolución por Hacer

» Los indefensos ante la violencia de género
Miér Nov 30 2016, 10:55 por Antonio García Fuentes

» Nacionalismo proteccionista versus Nacionalismo liberal
Miér Nov 30 2016, 01:49 por ilustrado

» Genocidios del Imperio británico
Miér Nov 30 2016, 01:21 por ilustrado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Sus Satánicas Majestades en Madrid: The Rolling Stones

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sus Satánicas Majestades en Madrid: The Rolling Stones

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 27 2014, 13:47

Los Rolling en Madrid: historia en cuatro actos


La primera vez fue una noche de lluvia y todos se volvieron locos. Las crónicas de la época -estamos hablando de 1982, año transicional donde los haya-, señalan que «Jagger hizo el amor con los 60.000 fans que llenábamos el recinto», así, en primera persona. «Desde que salió nos magnetizó, conquistó, deslumbró, enardeció, perturbó y pervirtió». Aquel chaparrón que cayó sobre el Vicente Calderón un 7 de julio de 1982 fue la primera toma de contacto entre los Rolling Stones y la afición madrileña. Una relación que se ha mantenido a lo largo de tres décadas y que se podría definir, por qué no, como una historia de amor en cuatro actos.

En aquel 1982, hay que recordarlo, España acogió el Mundial de fútbol y el concierto del grupo de Mick Jagger se enmarcó en las celebraciones culturales paralelas a los partidos. La indisposición del estadio del Espanyol por este motivo hizo que, dos días después de aquel primer concierto, el Calderón acogiese una segunda cita. Así pues, los Rolling Stones de la época (Mick, Keith Richards, Ronnie Wood, Charlie Watts y Bill Wyman) se dejaron ver durante unos cuantos días por la capital, en Zalacaín o rodeados de muchachas.

Aquello dejó huella. A partir de ese momento se consolidó la carpetovetónica denominación del grupo como los Rolling, una divertida anomalía frente a la más oficial y anglosajona de the Stones. También se apuntaló la residencia de Mick y Keith en el Calderón en sus visitas madrileñas.



La siguiente consistió también en dos fechas, 16 y 17 de junio de 1990, dentro de la gira Urban Jungle, continuación de la de presentación del disco Steel Wheels. Aquella fue la última vez que se pudo ver a Bill Wyman tocando con el grupo. La cosa empezó con Start me up y terminó con (I can't get no) Satisfaction, en un set largo que acabaría configurando el recorrido habitual de grandes éxitos que es hoy un concierto de los Rolling: Tumbling Dice, Honky Tonk Women, Paint it black, Sympathy for the Devil, Street fighting man, Gimme shelter, It's only rock' n roll (but I like it), Brown sugar, Jumpin' Jack Flash...



Después, hubo que esperar 13 años, en los que el grupo se dedicó a otras plazas de la geografía española, hasta que en la gira Licks (en referencia al recopilatorio que lanzaron por su 40º aniversario, Forty Licks) recaló de nuevo en terrenos calderonianos. Esta vez fue sólo una noche, la del 27 de junio de 2003, y con un repertorio algo más reducido. Sin embargo, muchos la recuerdan como una de las giras más divertidas que han pasado por España. Entonces ya se empezaba a jugar con aquello de que podía ser la última oportunidad de ver a Mick y a Keith haciendo su teatrillo sobre el escenario. Entonces también la puesta en escena empezó a crecer en una espiral especulativa de luces, fuegos artificiales y juguetes tecnológicos. Pero también es verdad que a partir de ahí el grupo aprendió a reírse de sí mismo. Aquello era un descarado «todo por lo pasta», sí, pero el disfrute parecía garantizado.



La última visita, hasta hoy, a la capital, fue el 28 de junio de 2007. Venían con un disco de estudio (no muy calentito, pues lo habían publicado en 2005), que sigue siendo el último que han publicado: el más que aceptable A Bigger Bang. Pero tampoco se detuvieron en exceso en él, salvo Rough justice y algún otro tema más. El aliciente de la despedida, del final, del ahora-sí-que-sí última oportunidad para ver la cara de palo de Charlie Watts tocando la batería con la misma pasión con la que el obrero esmerilla unos bornes metálicos se hizo todavía más grande desde el famoso incidente del cocotero. Un año antes, en abril de 2006, durante unas vacaciones en Fidji, Keith Richards se cayó de uno de estos árboles tropicales tras haber trepado a él y tuvo que ser operado de un coágulo en el cerebro. Aparte de las bromitas con el incidente, la gente estuvo pendiente de los movimientos del guitarrista, sobre todo en el momento en que, tras un par de erráticos pasos, por poco cae al suelo. Poco más que destacar en aquella actuación en la que, curiosamente, el grupo no consiguió vender todo el papel.



Y aquí estamos ahora, a pocas horas de comenzar otro concierto de los blancos que más y mejor han sabido apropiarse de la tradición musical negra y crear un repertorio tan incuestionable como trillado. Por primera vez, la ceremonia no tendrá lugar en el Calderón, sino en el Santiago Bernabéu, el 25 de junio de 2014, ante las 54.000 personas que agotaron las entradas en unas horas. El espectáculo comenzará a las 21.50 y no se prolongará más allá de la medianoche, después de las protestas de los vecinos del Bernabéu por el concierto de Bruce Springsteen de hace dos años.

Aunque es fácil saber lo que va a sonar, ya hay una canción segura en el setlist: su versión del Like a Rolling Stone de Bob Dylan, votada mayoritariamente por los fans de entre una lista de seis. En la gira tampoco falla el You can't always get what you want, que interpretan junto a un coro de voces blancas. Se habla de la Escolanía de El Escorial, aunque Mick suele preferir formaciones femeninas, como la que apareció en Viena en lugar de sus famosos Niños Cantores.

También habrá que estar atentos a un posible avistamiento estelar, pues a ninguno de los miembros de la banda, sobre todo a Mick, le gusta quedarse encerrado en el hotel todo el tiempo. Si no, la única posibilidad de verles de cerca será en alguno de los ultrablindados meet & greet que concederán a los patrocinadores. La Agencia Española de Metereología avisa que hay un 5% de posibilidades de tormenta durante el concierto. De que Jagger haga el amor con los fans todavía no dice nada.



http://www.elmundo.es/madrid/2014/06/24/53a9f06a22601d3a1f8b4570.html


Última edición por ilustrado el Sáb Jun 28 2014, 03:08, editado 2 veces

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sus Satánicas Majestades en Madrid: The Rolling Stones

Mensaje por BRUC el Vie Jun 27 2014, 16:46

Míticos Rolling.

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8188
Puntos patrióticos : 147675
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: Sus Satánicas Majestades en Madrid: The Rolling Stones

Mensaje por ilustrado el Vie Jun 27 2014, 19:46

25 de Junio de 2014, 14 on Fire


A veces sublime, a veces patético. Un concierto de los Rolling Stones es como la vida misma. Una experiencia acotada en el tiempo, que algunos disfrutan, otros sobrellevan en familia (hasta tres generaciones esta noche se han congregado en el estadio Santiago Bernabéu) y otros critican, sobre todo aquellos que quisieron conseguir entradas y no pudieron. Por fin, llegó el 25 de junio, la fecha del concierto del grupo de Mick Jagger y Keith Richards que EL MUNDO anunció en exclusiva, y la formación más longeva de la historia del rock salió con Jumpin Jack Flash, ataviada con sus ridículas chaquetas y sus imposibles movimientos sobre el escenario (del todo inapropiados para unos señores con los 70 ya cumplidos) para satisfacer el deseo de mitología, de circo y (también, claro) de música de los 54.000 asistentes que llenaron hasta la bandera el campo del Real Madrid.

Amar y odiar a los Rolling Stones viene a ser lo mismo. Depende, claro, si uno está a uno u otro lado de las puertas de un concierto como el de este miércoles. Pero también de la percepción que se tenga del espectáculo, del sentido del ridículo y del papel que juegan en la actualidad las estrellas del pasado. Así, las redes sociales (el baremo definitivo de todo lo que sucede hoy) se afanaban en criticar con condescendencia el "todo por la pasta" de la visita a España de esta última gira de los Rolling (aquí no son los Stones, por supuesto), en la que, por primera vez, cambian el Vicente Calderón por el Bernabéu para su parada madrileña.

"Es genial estar aquí otra vez, tocando en este fantástico y hermoso estadio", dijo, Mick, antes de atacar una discreta You got me rockin y una sintomática It's only rock'n roll (but I like it), como justificación al ya conocido derroche de carreras de Mick, de comportamiento inapropiado de Keith (fumando sobre el escenario, pero más ducho a la guitarra que en otras visitas), de risillas tóxicas de Ronnie Wood y de la cara de mármol de Séneca del imperturbable Charlie Watts.



Luego, un estupendo encadenamiento de Tumbling Dice, Angie y Like a Rolling Stone, la canción escogida por el público de Madrid de entre una oferta de seis, que Mick levantó a golpe de esa armónica que a veces hace palidecer la versión original del mismísimo Bob Dylan.

'Doom and Gloom', el último tema original del grupo, incluído en su recopilatorio 'GRRR!', dio paso a 'Out of control', con Keith aguantandole la mirada a Mick en el duelo de armónica y guitarra, disimulando que se detestan, que su relación es únicamente laboral y que de ese profundo odio han surgido algunos de los más brillantes ejemplos de la música popular del siglo XX. Y a partir de ahí, ya se pueden imaginar: 'Honky Tonk Women', con Keith tocando sin necesidad de mástil, Mick tocándose su enjutísima anatomía sobre su camisa semitransparente y el piano, evidententemente trotón y 'honky tonk'.

Luego, el también clásico momento para el lucimiento de Keith Richards, con la acústica You got the silver y la más rockera Can't be seen, mejor la primera que la segunda, antes de la irrupción de Mick Taylor con Midnight Rambler, que dejó para la memoria un momento que es Historia de la música, con tres guitarristas prodigiosos de las diferentes etapas del grupo rescatando ese sucio blues rock que hizo de bisagra entre la música negra y la blanca, entre EEUU y el Reino Unido.

Un viaje a los orígenes de la banda que, gracias a la interpretación de Mick, consiguió aunar la lobreguez del garito de Alabama con la celebración colectiva de gran estadio, con un mar de palmas al aire. Después de ese momento espectacular, casi daba igual el horterismo de Miss you y sus aulliditos, muy bailados entre el público, sobre todo a partir de la entrada del discotequero bajo a la Chic de Darryl Jones. Un éxtasis continuado con un Gimme Shelter también apoteósico, gobernado por la voz negra de Lisa Fischer hasta el borde mismo de la locura.

Dos rutinarias versiones de Start me up y Sympathy for the devil (ésta última con Jagger cubierto por una capa de esponjosísimo peluche), dieron paso a Brown Sugar, con el veterano cantante corriéndose un ancho del Bernabéu (hay que hacerlo para saber lo que es). Y, tras, el final en falso, los bises, con nuevos y horripilantes cambios de vestuario (atención a las camisas de Keith y Mick, y a la gorrita de éste último), pero también con You can't always get what you want, acompañada del coro de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM) y del mejor momento guitarrero de Ronnie Wood. Y para terminar (I can't get no) Satisfaction para bendecir la medianoche y subrayar que, a pesar de la farsa, de la apoteosis monetaria y de la edad, esto es sólo rock'n roll y, demonios, es bastante difícil que no acabe gustando.

Muy atrás quedaron los recuerdos del telonero. A las 20:30 salieron Leiva y sus posturitas a ejercer de aperitivo, una decisión muy criticada tanto por los asistentes al concierto como en las redes sociales. Primero, por la propia naturaleza del cantante, a pesar de ser uno de los más evidentes ejemplos de la escuela 'stoniana' española. Pero, sobre todo, por unas declaraciones realizadas hace dos años en las que se burlaba de las giras del grupo al que ayer teloneó y pedía su disolución inmediata. Luego ya se desdijo y hasta aseguró que el propio Mick Jagger había tenido la última palabra en su designación. Y ayer, tras empezar con 'Animales' (de su antiguo grupo Pereza, a cuya otra mitad, Rubén Pozo, dedicó uno de los temas), afirmó: "Soy un fan más. Y éste es uno de los momentos más importantes de mi vida junto a la banda más importante del planeta, sus majestades, los Rolling Stones". Tras la excusa, una sucesión de 'riffs' calcados a los de Keith Richards y también alguna apropiación de Los Rodríguez, tanto en el repertorio propio como en la versión de 'Hace calor', que contó con la colaboración de uno de sus antiguos componentes, Ariel Rot y de Carlos Tarque de M-Clan, dos ilustres 'stonianos' de la Piel de Toro.



¿Más conciertos?

La celebración no podía superar, a priori, la medianoche, después de las protestas de los vecinos del Santiago Bernabéu tras el larguísimo concierto de Bruce Springsteen en el mismo recinto hace ahora dos años. Entonces, la cosa rondó las cuatro horas, hasta la 01.00 de la madrugada y muchos perdieron el último metro para volver a casa. No tan ágiles, Jagger y Richards se conforman con superar las dos horas en un repertorio notablemente recortado respecto a las maratonianas sesiones de sus primeras visitas a Madrid.

Igual que no valía la pena perder el tiempo por el final, tampoco fue necesario extenderse en exceso en los prolegómenos. Primero, por la mencionada actuación de Leiva. Y luego, porque la disposición del recinto en anillos o sectores (más caros cuanto más próximos al escenario) limitaba el ritual de hacer cola durante días y correr a la primera fila en el momento de la apertura de puertas. Los pocos que estuvieron haciendo noche a las puertas del estadio sí que pudieron, en compensación, descubrir que a las 14.00 horas de ayer mismo se ponía a la venta un pequeño lote de entradas de grada debido a "ajustes de producción", según confirmó la organización. Un alegrón de última hora para los que no pudieron conseguir alguna de las 54.000 entradas que se pusieron a la venta el pasado 2 de abril con precios comprendidos entre los 85 y los 210 euros, y que se agotaron en unas horas, pese al colapso del sistema de venta debido a la alta demanda.

Quienes se quedaron con las ganas de conseguir una y no lo ocultan, quienes también querían verlos y lo disfrazan de desprecio o indiferencia no lo tienen todo perdido. De hecho, uno de los rumores que más fuerza cobran en los cenáculos de la industria de la música en directo es la posibilidad de que amplíen esta gira, limitada en un principio a 14 fechas en Europa y otras 14 más en Asia y Oceanía, siete de las cuales fueron suspendidas debido al suicidio de L'Wren Scott y reubicadas este otoño, con la adición de dos nuevas. Pues bien, se habla de que en febrero de 2015 pueda aparecer un nuevo tramo en Sudamérica, descartada en un primer momento del pack de 14 ciudades por cada masa continental.

Por otra parte, eso supondría agotar aún más a estos señores de 70 años que, si se toman los cinco años de descanso que necesitaron entre la anterior gira y ésta, se plantarían en los tres cuartos de siglo de existencia sobre el escenario. Una cifra, por otra parte, bastante habitual para seguir dando bolos si eres un bluesman negro del Mississippi Delta. Que es, en el fondo, lo que siempre han querido ser estos chicos blancos de Londres: tan cerca del pantano y la ciénaga como del cielo.


http://www.elmundo.es/cultura/2014/06/26/53ab5043e2704e971c8b456e.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sus Satánicas Majestades en Madrid: The Rolling Stones

Mensaje por ilustrado el Sáb Jun 28 2014, 03:55


MÚSICA Rolling Stones

Jagger, el príncipe de las tinieblas

El aura satánica que rodea al cantante de los Rolling Stones emerge de nuevo tras el reciente suicidio de su novia, la diseñadora L'Wren Scott.


Acusado de corromper a una generación, Jagger no ha dudado en explotar su identificación con El Maligno.


Su 'Satánica Majestad' actúa con los Rolling Stones en el estadio Santiago Bernabéu el próximo 25 de junio, un concierto cuyas entradas salen este miércoles a la venta.



DARÍO PRIETO Madrid
Actualizado: 02/04/2014 02:29 horas
13


Hay una secuencia de la película 'One plus one' en la que Jean-Luc Godard captura un momento trascendental en la historia de la música. Hasta entonces, la cámara del director de la Nueva Ola sigue los aburridos ensayos de los Rolling Stones con una versión de 'Sympathy for the devil' en tono folk y pastoral. De repente, tras una serie de interludios sobre la supremacía negra y una simbolista entrevista con la Democracia, la canción vuelve al estudio de grabación, pero ahora en su versión definitiva, con ese ritmo tribal y negroide, como de misa vudú, y con Mick Jagger, artífice de la composición, golpeando una conga poseído por el ritmo. A partir de entonces nada volvió a ser igual, lo mismo que después de que Robert Johnson vendiese su alma al diablo en un cruce de caminos para convertirse en el mejor 'bluesman' de todos o que tras el ritual oficiado con alcohol y pollo frito por Screamin' Jay Hawkins en la grabación de 'I put a spell on you'.





'Sympathy for the devil' no sólo es una de las mejores apropiaciones de esta gran tradición sonora negra por parte de músicos blancos, sino que también supone un hito dentro de la asociación del satanismo con la música, en general, y con los Rolling Stones, en particular. También marca el principio de la identificación de Jagger con un Lucifer posmoderno. Un paralelismo que comenzó en aquel 1968 y que ahora, casi 50 años después, ha vuelto a recuperarse con motivo del suicidio de L'Wren Scott, novia del cantante, hace dos semanas. A pesar de la muerte de la diseñadora, que compartió con Mick los últimos 13 años, el grupo sólo ha suspendido el tramo de su gira correspondiente a Australia y Nueva Zelanda. Las 14 fechas europeas para finales de la primavera siguen en pie, incluido el concierto en el Santiago Bernabéu el próximo 25 de junio, cuyas entradas salen a la venta este miércoles a las 10.00 horas y cuya fecha fue adelantada en exclusiva por este periódico.

Analizado con perspectiva, Rolling Stones no es un grupo especialmente satánico. Al menos nunca tuvo las inclinaciones por lo oculto de Led Zeppelin, ni las adhesiones abiertamente satánicas de Black Sabbath y Marilyn Manson. Pero sólo ellos ostentan el título de "Sus Satánicas Majestades" desde la publicación, en 1967, de 'Their satanic majesties request'. Jagger siempre se ha mostrado distante respecto a esta identificación demoníaca, a pesar de que no dudase en explotarla. Así se puede ver en 'The Rolling Stones Rock and Roll Circus', una grabación en directo destinada en un primer momento a la BBC, pero que permaneció oculta hasta 1996. Al final de la interpretación de 'Sympathy for the devil', mientras John Lennon se convulsiona entre el público, Jagger se arrodilla y se quita el jersey, dejando ver su torso desnudo, sobre el que hay dibujado, a modo de tatuaje, un retrato de la Bestia.

Pero, ¿qué idea tenía en la cabeza Jagger cuando decidió dedicarle una canción al Diablo? La composición debe mucho a la novela 'El maestro y margarita', terminada por el escritor ruso Mijail Bulgakov poco antes de su muerte, en 1940. La obra, una dura sátira sobre el régimen comunista de la URSS (que aplastó artísticamente a Bulgakov), introduce como personaje a una encarnación del Demonio, Voland, que viaja con una cohorte de esbirros que se dedican a sembrar el caos en la rigidez del 'paraíso' socialista. Un relato que discurre alternado con pasajes sobre el encuentro entre Poncio Pilatos y Jesucristo. Al contrario que en representaciones anteriores del Maligno, el libro muestra una encarnación demoníaca que resulta atractiva al lector. Como explica el escritor cubano Julio Travieso Serrano, "parece que desde las páginas de su obra, Bulgakov nos dijera que ese mal, complemento del bien, no es necesariamente dañino o, cuando lo es, actúa como un justo castigo. Cierto que Satanás-Voland y sus acompañantes matan a dos personas, incendian y destruyen, pero también reparan injusticias y saben perdonar". El propio Bulgakov quiso dejar constancia de la necesidad de "sombras" tomando una cita del 'Fausto' de Goethe para abrir el libro:

- ¿Quién eres, finalmente?

- Una porción de ese elemento que, andando siempre en busca del mal, sólo sabe hacer el bien.

Debido a la dureza de su crítica contra el régimen, el libro no vio la luz hasta 1967. Se supone que una de las primeras ediciones llegó a manos de Marianne Faithfull, entonces novia de Jagger, que se lo pasó al cantante. Esta mezcla entre luz y sombra, bien y mal, queda patente en la letra. El protagonista es un ser bien educado, un 'gentleman' que va contando su historia, cómo hizo que Pilatos se lavase las manos con Jesucristo, cómo mató al zar y a Anastasia y cómo participó en la II Guerra Mundial. Es decir, la idea del Diablo como encarnación del mal en el mundo. La idea de que el Diablo vive, de alguna forma, en todos y cada uno de nosotros. Pero 'Sympathy for the devil' también introduce otra aproximación a Mefisto,la de metáfora de la subversión: "Todo policía es un criminal / y todos los pecadores son santos". Durante las mismas sesiones de grabación que 'Sympathy for the devil', lo que luego acabaría transformándose en el álbum 'Beggars Banquet', los Rolling Stones crearon otro tema icónico, 'Street fighting man'. Tras asistir a una manifestación contra la Guerra de Vietnam, Jagger decidió honrar a todos esos manifestantes que salieron a la calle en el convulso 1968 para intentar derribar los cimientos del sistema. La canción fue censurada por varias emisoras de radio por incitar a la violencia y a las revueltas.

Y aquí es donde estaría la verdadera dimensión demoníaca de los Rolling Stones y de Jagger. En torno a 1968 el 'establishment' empezó a adjudicar al grupo la responsabilidad de la corrupción moral de la juventud de Occidente. Nadie como ellos encarnó la tríada 'sexo, drogas y rock'n roll'. Y nadie como ellos lo difundió. En un texto publicado en la revista 'Creem' en 1973, Patti Smith contó el impacto que supuso la primera vez que vio por televisión al grupo de Richards y Jagger: "Papá estaba echando espumarrajos como un perro. Nunca le había visto tan enojado, pero perdí contacto con él rápido. Ese grupo era implacable como un asesinato. Estaba atrapada en un campo de puntos calientes: el guitarrista tenía espinillas, el rubio arrodillado tenía círculos alrededor de los ojos, uno tenía el pelo grasiento, el otro no importaba demasiado y el cantante enseñaba su anatomía. Sentí como si pudiese ver a través de sus pantalones con rayos x. Ahí había carne dura. Ahí había una perra lúbrica. Cinco chicos blancos y sexys como una espada. Sus nervios conectados y su tercera pierna creciendo. En seis minutos, cinco imágenes lujuriosas hicieron que mojase por primera vez mi ropa interior".

De Brian Jones a Marianne Faithfull

Sin embargo, hay otra vertiente diabólica que se suele asociar con Mick y que el propio cantante ha intentado esquivar. Julian Cope, influyente músico en los 80 reconvertido en musicólogo y estudioso de las culturas europeas prerromanas, adjudica a Jagger el papel de Loki, la deidad del engaño en la mitología nórdica. Es decir, un ser sinuoso y escurridizo capaz de adaptarse a las circunstancias para obtener beneficio. Una idea que ha calado entre gran parte del público, que tiende a ver a Keith Richards como el simpático chalado que se sube a un cocotero en pleno 'ciego' y a Jagger como el cerebro calculador de la estrategia comercial del grupo.

De hecho, Jagger suele ser una figura sospechosa al hablar del tercer vértice de los Rolling Stones originales: Brian Jones. Fundador del grupo y motor musical del mismo durante sus primeros años, Jones protagonizó también los más sonados escándalos toxicómanos en los 60. Progresivamente, Richards y Jagger fueron tomando las riendas del grupo hasta dejar al rubio guitarrista en un segundo plano. De hecho, en 'One plus one' se ve cómo Jones queda relegado a una guitarra acústica que ni siquiera llega a sonar en el álbum. A mediados de 1969, tras la grabación de 'Let it bleed', los otro cuatro miembros de la banda le expulsaron y le obligaron a firmar una declaración de renuncia. Menos de un mes después, su cuerpo apareció flotando sobre la piscina de su mansión. Según las versiones oficiales, su muerte se debió a un ahogamiento accidental o a un 'pasote' de drogas suicida. Pero hay también quien habla de un posible asesinato o quien señala a Jagger como responsable último de la espiral autodestructiva que acabó con Brian.

Jagger tampoco sale bien parado cuando se saca a relucir su relación con Marianne Faithfull, con la que mantuvo una relación entre 1966 y 1970. Descendiente de Leopold von Sacher-Masoch, el autor de 'La venus de las pieles', Faithfull fue la 'groupie' número uno de Jagger. Juntos compartieron inmersiones tóxicas, incluida la sobredosis que ella sufrió en 1969 y que le mantuvo varios días en coma. Según comenta ella, se habría tratado de un intento de suicidio tras perder el hijo que ella y Jagger estaban esperando, un dolor acrecentado por la muerte de Jones. Aunque Faithfull agradeció enormemente a Jagger el apoyo durante su convalecencia -la cual dio origen a la canción 'Wild horses'-, siempre fue consciente de la naturaleza de su novio. De hecho, uno de los episodios más conocidos en la mitología 'stoniana' es el intercambio no consentido de parejas entre Richards y Jagger. Después de que éste se acostase con la chica del primero, Anita Pallenberg, los dos engañados decidieron tomarse venganza. Fue sólo una noche, como recuerda Richards en su autobiografía 'Life', publicada en 2010. Cuando todavía estaba con Faithfull en la propia cama de Jagger, el guitarrista oyó el motor del coche de su compañero aproximándose, por lo que tuvo que abandonar precipitadamente la mansión por la ventana, olvidándose los calcetines. "Marianne y yo todavía bromeamos con ello. Me manda mensajes que dicen: 'Todavía no he podido encontrar tus calcetines'", cuenta en sus memorias. Tras dejarlo con Jagger, Faithfull se abandonó a la heroína, llegando a dormir en las calles del Soho, sin que, al parecer, recibiese apoyo por parte de su ex, con el que tanto había explorado los paraísos artificiales.

Los negocios son negocios

Pero los paralelismos entre Mick Jagger y Belcebú no acaban aquí. Se habla de pacto con el Diablo y de Dorian Gray para explicar la vitalidad de Jagger sobre el escenario y la longevidad del grupo, el único capaz de haberse mantenido durante medio siglo en la disciplina del rock al más alto nivel. Y también se vuelve a Fausto para entender el proceso de reciclaje del cantante: cómo ha pasado de ser el azote del sistema a formar parte de ese 'establishment' que tanto le temió. Poseedor del título de Sir -y también de una fortuna que se estima en unos 250 millones de euros, a los que hay que sumar otros 6,5 que le dejó en herencia Scott-, Jagger es visto como el responsable de la última monetización de la marca Rolling Stones.

En 'Life', Richards califica a Jagger de "insoportable" y dice que lleva 20 años sin pisar su camerino, a pesar de lo cual le quiere "como a un hermano". Sin embargo, para el cantante la relación entre ambos "no tiene nada que ver con la hermandad; trabajamos juntos, eso es todo", como afirmó durante una entrevista con 'Rolling Stone'. En esa misma revista, Jagger quiso distanciarse también de esa otra imagen demoníaca de él, próxima al gran capital: "A la gente le gusta decir:'Keith es tan apasionado y Mick tan frío'. Pero Keith puede ser tan poco apasionado como cualquiera. Fuera de lo que es la música, tengo que ser analítico y ver los puntos de vista del otro. Si estoy hablando de negocios con alguien, intento entender su punto de vista. Has de apartarte y analizarlo, sin necesidad de hacerlo desde un punto de vista emocional. Pero eso no significa que no me apasione la parte musical del negocio". A estas alturas, no hace falta que se presente; él es un hombre rico y con buen gusto.

http://www.elmundo.es/cultura/2014/04/02/533b3ed1268e3e7a2a8b457f.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.