Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Winston Churchill, un maníaco genocida
Hoy a las 15:14 por Neilo65

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Hoy a las 14:56 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Hoy a las 14:43 por Neilo65

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Hoy a las 14:34 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Hoy a las 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA” Con demasiada frecuencia y desde que yo recuerde, el individuo suele ponerse a sí mismo sus propios obstáculos, sus propias barreras, sus propios inconvenientes, cuando d
Hoy a las 09:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Hoy a las 09:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Hoy a las 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Hoy a las 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Hoy a las 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Hoy a las 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Hoy a las 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Ayer a las 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Ayer a las 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Ayer a las 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Ayer a las 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Ayer a las 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Ayer a las 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre Jaén ya existía como ciudad a la llegada de los cartagineses y romanos, Tito Livio la llama AURINGI y ORIGEN; Polibio, ELINGA, y en el Concilio de ILLIBER
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun Mar 20 2017, 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun Mar 20 2017, 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun Mar 20 2017, 16:43 por Juanma_Breda

» Hay que estudiar nuevas formas de gobernar
Lun Mar 20 2017, 15:59 por Neilo65

» Leguina: «Es mentira que España sea una nación de naciones»
Lun Mar 20 2017, 14:39 por Neilo65

» Mi presentacion
Lun Mar 20 2017, 11:36 por niunpasoatras.org

» Unidos Podemos pide suprimir la Misa de La 2
Dom Mar 19 2017, 22:20 por Torquemada2014

» Más técnicas para un nacionalista europeo (y II)
Dom Mar 19 2017, 21:26 por Juan Garcia

» Maestras con hiyab y otros disparates.
Dom Mar 19 2017, 21:11 por Invitado

» Tapian un piso a unos okupas mientras estaban de vacaciones en Marruecos
Dom Mar 19 2017, 20:07 por Invitado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

¿Y si hubiese muerto Franco en el atentado del cabo Jose Rico?. Este era el plan.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y si hubiese muerto Franco en el atentado del cabo Jose Rico?. Este era el plan.

Mensaje por BRUC el Vie Jun 27 2014, 17:53



-El plan es el siguiente: cuando Franco reviste la guardia, le dispararé a quemarropa.

El cabo José Rico hablaba sin titubeos, pero la sorpresa y el miedo se dibujaron en el rostro de sus compañeros, a los que había convocado en un cuartucho de la compañía (en el Batallón de Cazadores del Serrallo 8 de Ceuta) para planear la forma de oponerse al levantamiento militar.

-El teniente coronel ha anunciado que [Franco] vendrá mañana a Ceuta para hacerse cargo del Ejército de Africa y que revistará nuestro batallón -continuó su exposición-. Voy a pedir que me pongan de guardia en la puerta. Los soldados que entren de servicio conmigo me ayudarán a reducir al oficial y al suboficial. Vosotros tendréis que forzar los armeros de la compañía y cubrirnos desde la galería del primer piso. Si es necesario no dudéis en abrir fuego, porque es probable que gente como el capitán Mateo o el sargento Maules se resistan a entregar su arma e intenten hacernos frente.

-Y después, ¿qué hacemos?, se atrevió a preguntar el cabo Pedro Veintemillas para romper el silencio.

-Hay que correr la voz de que el golpe ha fracasado y animar a otros cuarteles a pelear contra los rebeldes.

-¿Y qué pasa con la Legión? Porque ésos no se van a poner de nuestro lado -intervino Pablo Frutos.

-Lo más probable es que para entonces una parte de ellos haya embarcado rumbo a Málaga o a Cádiz. Con los que queden no habrá más remedio que luchar. ¿De acuerdo? -preguntó José tras escrutar la cara de sus interlocutores. Todos asintieron.

El toque de oración y la bajada de bandera dieron por concluida aquella jornada en la que una veintena de soldados, comandados por José Rico, planearon matar al golpista Franco. Era el 18 de julio de 1936. Si todo salía bien, a la mañana siguiente serían héroes. Con ese pensamiento debió de acostarse aquella noche José Rico Martín, el hombre que estuvo a punto de cambiar decisivamente el curso de la Historia de España. ¿Qué habría sido si hubiera logrado apretar el gatillo como tenía previsto? José Rico es el Claus von Stauffenberg español. Pero a diferencia del coronel alemán que intentó matar a Hitler y cuya vida ha sido llevada al cine bajo el título de Walkiria -con Tom Cruise de protagonista-, la de José Rico ha pasado prácticamente desapercibida. ¿Quién era este periodista en ciernes, hijo de un modesto comerciante, que se alistó voluntario en el Ejército para irse a Africa y cargó sobre sus hombros la misión de parar el levantamiento militar? El periodista Carlos Fonseca ha documentado su historia y la ha novelado en Tiempo de Memoria, en la que se basa este reportaje y que se publica la próxima semana.

«SAQUE LAS TROPAS»

El golpe se había iniciado la tarde del 17 de julio de 1936 en Melilla, y se había extendido como la pólvora por el protectorado español en Marruecos. El teniente coronel Julián Martínez Simancas, jefe del Batallón de Cazadores del Serrallo número 8 de Ceuta, recibió a las 11 en punto de la noche la llamada del teniente coronel Juan Yagüe que llevaba esperando toda la tarde: «Saque las tropas a la calle y proceda a tomar la ciudad».

Mandó formar en el patio de armas y dio cuenta a sus hombres del movimiento patriótico que acababa de ponerse en marcha.«¡Soldados! La patria nos llama a cumplir la misión de salvarla del dominio comunista al que la ha abocado sin remedio este Gobierno», tronó su voz. «No es momento de vacilaciones, sino de ofrecer el tributo de nuestras vidas ante el altar del todopoderoso si así lo exigen las circunstancias».

José Rico y sus compañeros bajaron en formación hasta el mercado central de abastos de Ceuta, frente al puente de la Almina, y allí se unieron a las tropas del tercio, que ya habían dejado retenes en los barrios de la Almadraba y el Morro. En aquella ronda por las calles de Ceuta, la madrugada del 18 de julio, José Rico Martín y Pedro Veintemillas observaron cómo las patrullas de falangistas detenían a civiles y asaltaban sedes de partidos políticos republicanos. Vieron también cómo en las paredes de la ciudad se fijaron bandos, firmados por Franco, en los que se anunciaba al pueblo el estado de guerra, la disolución de todos los partidos y la prohibición de reuniones.

De regreso al cuartel, se reunieron con los también cabos veteranos Anselmo Carrasco y Pablo Frutos y estudiaron, sin éxito, cómo frustrar el golpe de sus jefes. Fue en un segundo encuentro, ese mismo día, donde José Rico explicó su plan. Cuando Franco entrara en el patio central del acuartelamiento para revistar las tropas, él mismo le dispararía. Los otros implicados, casi una veintena de soldados, apuntarían al resto de militares para inmovilizarlos desde la primera planta del cuartel.

José Rico tenía 21 años y hacía un año que se había alistado voluntario en el Ejército. El y Manuel, su compañero de aventura, eran amigos y vecinos de Monleras, un pequeño pueblo salmantino a 20 kilómetros de Ledesma, del que habían partido en julio de 1935 para hacer carrera en el Ejército de Africa. Ambos eran los primogénitos de dos familias pródigas en descendencia que, primero con sorpresa y luego con resignación no exenta de orgullo, habían asumido que abrazaran la carrera de las armas. Conocían los oficios del campo y no renegaban de su dureza, pero creían que más allá de los campos amarillentos había un mundo por descubrir.

José vivía con su familia en el número 4 de la calle Santo. A Antonio, su padre, todos le conocían como el Villarino porque era de ese pueblo próximo, que los días claros se oteaba en el horizonte. Las habladurías corrían de boca en boca y hasta Monleras llegó la noticia de que Aurora, antes que su esposa, había sido su cuñada, la mujer de un hermano muerto en un extraño episodio de navajas cabriteras. Huyendo de las maledicencias se fueron a Monleras, donde ella disponía de fincas heredadas, en las que cultivaban trigo, cebada y centeno, que apenas les reportaban ocho o 10 fanegas si el año era bueno.

FAMILIA IZQUIERDISTA

Cuando se casaron, Aurora ya tenía a José, que Antonio aceptó como si fuera hijo suyo. Después llegaron seis vástagos más.En su casa se había alojado nada más y nada menos que don Casto Prieto Carrasco, alcalde de Salamanca, catedrático de Anatomía y diputado a Cortes por Izquierda Republicana, y los vecinos empezaron a comentar que aquella pareja era, además de rara, izquierdista. Una distinción que con el tiempo se demostraría extremadamente peligrosa. En aquel entorno, el joven José Rico despuntó como periodista. Don José María, el maestro del pueblo, le había enseñado todo cuanto sabía y le había recomendado para que colaborara en El Adelanto de Salamanca, al que periódicamente remitía sus crónicas sobre los acontecimientos de la comarca.Creyó descubrir su vocación, y hasta se atrevió a mandar un artículo sobre la gozosa proclamación de la II República que le valió la felicitación del director. Una vez en el batallón aprovechó para hacer el curso de cabo, que obtuvo a los tres meses de su incorporación con una nota media de 8,10. Su formación y su buena caligrafía le abrieron pronto las puertas de las oficinas del cuartel, donde se labró un expediente impoluto.

Hasta que el 18 de julio de 1936, sólo unas horas después de planear el asesinato de Franco, el capitán Civantos entró violentamente en la compañía pistola en mano, custodiado por una comitiva de hombres armados. Los soldados saltaron de sus camas en calzoncillos y de manera apresurada comenzaron a vestirse sobresaltados.

-¡Cabos Rico y Veintemillas!

-¡Presente, mi comandante!, respondió José dando un paso al frente y colocándose en posición de firme.

El comandante caminó hacia él y le apuntó con la pistola.

-Si no te descerrajo un tiro ahora mismo, hijo de puta, no es por falta de ganas -le golpeó con la culata del arma en la cara y dirigió la mirada hacia Veintemillas, que formaba en mitad del pasillo-. Llévenselos al cuerpo de guardia.

-Esos dos traidores conspiraban contra el Ejército. Sabemos que habían convencido a algunos de vosotros. Conocemos vuestros nombres porque hay soldados con arrestos y el suficiente amor a su patria para defenderla de estos hijos del comunismo, profesionales del odio. Tenéis una única oportunidad de enmendar vuestro error dando un paso al frente. Quien lo haga atendrá mi indulgencia.A los cobardes los fusilo esta misma noche.

Horas después, casi una veintena de soldados eran conducidos en una camioneta destartalada a la fortaleza militar del Monte Hacho. Para entonces, Franco acababa de llegar a Tetuán, capital del protectorado. La mañana siguiente tenía previsto visitar Ceuta.

CONSEJO DE GUERRA

Tras pasar casi un año en prisión, el 17 de marzo de 1937, José Rico fue sometido a un Consejo de guerra que decretó su fusilamiento, ejecutado un mes después. El hombre que llevó su defensa, Diego Navarro, escribió a su padre: «Deberes de mi cargo me obligan a cumplir esta misión, tan penosa, de dar a usted cuenta del fallecimiento de su querido hijo José en las circunstancias que usted ya conoce. (...) También quiero decirle que conservó su serenidad y sangre fría en todo momento y que murió como un hombre, produciendo esta serenidad la admiración de cuantos presenciaron tan tristísimo acto. Hoy 18 se ha dado cristiana sepultura a su cadáver en el cementerio de la ciudad».

También José Rico tuvo palabras para sus padres poco antes de morir: «Me fusilan al amanecer. El capitán Navarro me ha preguntado si quiero algo. "Vivir", le he dicho, y no ha sabido qué responderme.Le he pedido que vea de localizar a Manuel y le entregue mis pertenencias para que se las haga llegar a mi familia. Dice que no me preocupe, que hará todo lo que esté en su mano para ayudarme, y cuando se ha despedido me ha rogado de nuevo que no pierda la esperanza porque el Caudillo, como llaman al Franquito, puede indultarme en el último momento. No lo creo. ¿Cómo se prepara uno para morir? ¿Cómo se despide de la vida y de sus seres queridos? Tengo miedo y no sé cómo reaccionaré cuando esté ante el pelotón de ejecución. Me gustaría mantener la dignidad, pero ¿cómo? Padres, no se culpen de nada, porque de nada tienen la culpa, como tampoco me culpo yo de mis acciones. Sufro por usted, madre, porque sé que mi muerte le va a partir el corazón, pero tiene que ser fuerte.Se lo pido con todas mis fuerzas. Tiene a mis seis hermanos, que la necesitan más que nunca. Yo cuidaré de todos desde el otro mundo. Adiós a todos. Les quiere, José».

Artículo basado en la novela «Tiempo de memoria», de Carlos Fonseca, editorial Temas de Hoy
avatar
BRUC
62-Teniente de Navio
62-Teniente de Navio

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8458
Puntos patrióticos : 149256
Reputación : 24338
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si hubiese muerto Franco en el atentado del cabo Jose Rico?. Este era el plan.

Mensaje por TRAJANO.v el Sáb Jun 28 2014, 12:26

José Rico tuvo la suerte de que le dejaran despedirse de su familia aunque solo fuese por carta. A otros de mi comarca ni eso, aunque sus familiares ya sabian el destino que les esparaba, desde el mismo momento en que los milicianos del Frente Popular los arrojaban a los camiones como borregos al matadero. Y de éstos, nadie ha escrito nada, sino todo lo contrario. Las placas que habia con sus nombres en las puertas de las Iglesias para recordarlos, eran retiradas y después destrozadas, cuándo se hacia con el Ayuntamiento un alcalde socialista o comunista.
avatar
TRAJANO.v
39-Brigada
39-Brigada

Trofeos y Medallas : *1*
-Patriota fallecido en julio de 2016-

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 3144
Puntos patrióticos : 23662
Reputación : 13275
Fecha de inscripción : 04/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.