Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» PORRA FINAL CHAMPIONS LEAGUE 2017 Juventus vs R. Madrid
Hoy a las 16:23 por BRUC

» Podemos dispara sus beneficios un 300% con 18 millones al año en subvenciones
Hoy a las 16:16 por BRUC

» El fracaso de la Contraarmada en 1589 es similar al provocado por Blas de Lezo en Cartagena de Indias
Hoy a las 15:31 por Neilo65

» Karlos Arguiñano "He tenido amigos en ETA y amigos a los que ha matado ETA"
Hoy a las 14:36 por Iuris Tantum

» Pedro, Pablo, sus ambiciones, España y los españoles
Hoy a las 09:31 por Antonio García Fuentes

» Al menos 22 muertos y más de 50 heridos en un atentado suicida en un concierto de Ariana Grande en Mánchester
Ayer a las 20:12 por Valle

» Una hora con la historia. Pio Moa.
Ayer a las 01:31 por Juanma_Breda

» El ISIS llama a la 'guerra total contra Occidente' durante Ramadán
Sáb Mayo 27 2017, 22:43 por Valle

» El Gobierno se vuelca en la sociedad catalana ante el bloqueo institucional
Sáb Mayo 27 2017, 22:41 por Valle

» Piden formar una nueva CC.AA. española con Barcelona y Tarragona.
Sáb Mayo 27 2017, 21:00 por Juanma_Breda

» Conductor (GITANO) de 18 años asesina de un puñetazo a un anciano en Torrejón(Madrid)
Sáb Mayo 27 2017, 20:58 por Juanma_Breda

» Rajoy reitera a Puigdemont que su oferta es imposible por ser una amenaza grave a la convivencia
Sáb Mayo 27 2017, 13:43 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 157 Basuras dentro y fuera del planeta
Sáb Mayo 27 2017, 11:03 por Antonio García Fuentes

» Historia sobre el himno de España
Sáb Mayo 27 2017, 07:55 por Canvel07

» Así es 'Er Prinzipito', la traducción andaluza de la clásica novela que indigna a las redes
Vie Mayo 26 2017, 23:50 por Valle

» Trasladarán los restos de Franco y Jose Antonio.
Vie Mayo 26 2017, 12:58 por Invitado

» Barcelona amanece con banderas de España pegadas en el mobiliario urbano y algunos edificios
Vie Mayo 26 2017, 12:30 por Invitado

» Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas” Aquí en España, el domingo pasado, se dirimió el enfrentamiento de las tres “fracciones o facciones” de lo que aquí se autodenominan “socialistas” o
Vie Mayo 26 2017, 10:28 por Antonio García Fuentes

» AQUEL TELÉFONO DE CANUTOS
Vie Mayo 26 2017, 10:25 por Antonio García Fuentes

» Mi música, tu música, nuestra música
Jue Mayo 25 2017, 23:53 por JoséUEI

» Multa de entre 10.000 y 25.000 euros a Echenique por defraudar a la Seguridad Social
Jue Mayo 25 2017, 13:38 por Neilo65

» Las fotos menos conocidas de Francisco Franco.
Jue Mayo 25 2017, 06:48 por BRUC

» Ridículo de España en Eurovisión.
Miér Mayo 24 2017, 13:51 por Invitado

» El “dios dinero” y sus adoradores y practicantes
Miér Mayo 24 2017, 08:36 por Antonio García Fuentes

» La etarra «La Tigresa» saldrá de la cárcel el 13 de junio
Miér Mayo 24 2017, 07:33 por Lucía

» HOLA A TODOS LOS QUE SENTIMOS A LA PATRIA
Mar Mayo 23 2017, 22:47 por Valle

» Los robots nos dejaran sin trabajo a casitodos
Mar Mayo 23 2017, 21:55 por Iuris Tantum

» Guerra de Siria
Mar Mayo 23 2017, 21:47 por Juanma_Breda

» Franco su sepultura y “los miedos” cuarenta años después
Mar Mayo 23 2017, 15:45 por Neilo65

» Muere Nicky Hayden
Mar Mayo 23 2017, 14:13 por Neilo65

» Preparada la independencia de Cataluña.
Lun Mayo 22 2017, 15:48 por BRUC

» Cazas F18 españoles interceptan un cazabombardero ruso Sukhoi SU-24 en el Báltico
Dom Mayo 21 2017, 18:04 por Iuris Tantum

» Rajoy reta a Puigdemont en el Congreso
Dom Mayo 21 2017, 18:01 por Iuris Tantum

»  Europa estará muerta en 20 años
Dom Mayo 21 2017, 16:20 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 156 Desprecio al político y a su política
Sáb Mayo 20 2017, 10:12 por Antonio García Fuentes

» Existen indicios de corrupción respecto de Cristina Cifuentes, Presidente de la CCAA de Madrid.
Vie Mayo 19 2017, 22:33 por Valle

» Así se adoctrina a los niños en los libros de texto de Cataluña
Vie Mayo 19 2017, 22:29 por Valle

» La cápsula de cianuro
Vie Mayo 19 2017, 17:15 por Antonio García Fuentes

» Las personas a las que les cuesta madrugar son más inteligentes y creativas
Vie Mayo 19 2017, 15:35 por Iuris Tantum

» Pablo Iglesias se presenta como candidato a presidente en la moción de censura contra Rajoy
Vie Mayo 19 2017, 12:17 por Neilo65

» Trump desveló a Rusia secretos sobre Daesh facilitados por espías israelíes
Vie Mayo 19 2017, 11:57 por Neilo65

» Carta de un cura de a pie a los obispos de Cataluña
Jue Mayo 18 2017, 19:05 por BRUC

» Fracaso podemita en los tribunales de Aragón
Jue Mayo 18 2017, 14:20 por Iuris Tantum

» Un propietario expulsa a unos okupas de su vivienda y lo multan
Miér Mayo 17 2017, 20:33 por Neilo65

» ¿DÓNDE ESTÁ EL PROGRESO Y EN QUÉ CONSISTE?
Miér Mayo 17 2017, 10:33 por Antonio García Fuentes

» EL HÉROE ESPAÑOL DEL LUSITANIA
Mar Mayo 16 2017, 23:24 por JoséUEI

» Maduro arremete contra Felipe Gonzalez y Rajoy
Mar Mayo 16 2017, 23:16 por JoséUEI

» Me presento como uno mas
Mar Mayo 16 2017, 18:44 por niunpasoatras.org

» Suicidios en la policía, guardia civil y “otros”
Mar Mayo 16 2017, 09:48 por Antonio García Fuentes

» Gladio B: Juncker, presidente de la comisión europea, al frente
Lun Mayo 15 2017, 14:03 por Juan Garcia

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada-V Entrega

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada-V Entrega

Mensaje por RICHI el Sáb Mar 18 2017, 06:56

         

Luis Rufilanchas Salcedo

                                            Tema XL
 
     Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada
Quinta entrega
 
Depósito legal: 03938/1658/2013 de 23/10/2013. - Reservado todos los derechos
 
                                                         <<>>
 
Continuación: Con el final del debate.
 
 
 …se concede la palabra al señor don Luis Rufilanchas Salcedo, socialista que defiende la validez de las Elecciones:
 
“... Lo que se ha pretendido aquí por los señores Diputados de la derecha es simplemente hacer una labor política, carente de toda base probatoria. No el Sr. Giménez Fernández ni el Sr. Suárez de Tangil han entrado a examinar el detalle del expediente electoral, y yo  puedo fácilmente demostrar ante los Sres. Diputados que el escrito del señor Goicoechea impugnando la validez de las elecciones está redactado tan deprisa, que se vuelven contra él mismo los argumentos que aporta. Así por ejemplo, se dice que en Almendro existió coacción contra las derechas, que ha hecho imposible que pudieran lograr estas los sufragios que tenían derecho. Basta comprobar la votación obtenida por las fuerzas que iban en la candidatura derechista en el mes de febrero y la lograda en el mes de mayo y han obtenido mayor número de sufragios que lograron en Febrero. Y así tienen actualmente algunos candidatos más de 60 votos de beneficio, cuando en número de electores que votaron en febrero fue de 507 y los que han emitido su sufragio en el mes de Mayo han sido solamente 489. Y por lo que respecta a Alarcón, ocurre exactamente lo mismo,...”
 
Sigue exponiendo lo mismo en los pueblos de Barchín, Carrascosa del campo, Vara del Rey, Leganiel y Piqueras del Castillo y a continuación expone:
 
“En las elecciones del mes de Febrero, el Frente Popular logró 34.000 votos, y el Sr. Álvarez Mendizábal, que solicitaba los votos de los electores de Cuenca con independencia del Frente Popular, obtuvo entonces 31.000 sufragios; si ahora en el mes de Mayo se forma una candidatura conjunta del Frente Popular y del Sr. Álvarez Mendizábal, es lógico suponer que han de sumarse, que han de agregarse los 34.000 votos obtenidos en Febrero por el Frente Popular a los 31.000 que entonces obtuvo el Sr. Álvarez Mendizábal, y de esta forma es como se obtiene la votación lograda en el mes de Mayo por la candidatura triunfante, que es de 65.000 votos, o sea justamente la suma de lo que tuvieron el Frente Popular y el señor Álvarez Mendizábal en las elecciones del mes de febrero.” 
 
La defensa del señor Rufilanchas aparte de lo comentado, se basa igualmente en que “... elementos capitalistas españoles han abandonado sus localidades, se han ido de España incluso y se han abstenido políticamente de la intervención en la vida legal...”  páginas 1047-1048
 
Y continúa exponiendo “una serie de hechos de violencia que no fueron realizados por las izquierdas. Se repartió entre los presuntos electores un manifiesto de los candidatos de derechas, en que se cubría de injurias  a las Cortes y se comenzaba diciendo lo siguiente: “Alcanzado en buena lid el derecho de representar en Cortes a Cuenca, el acuerdo, a todas luces arbitrario y conculcador de la ley, de una Cámara desenfrenada y sectaria, invalidó las actas de los elegidos, dejando a la provincia sin Diputados”. Se repartieron, juntamente con estas hojas que firman los cuatro candidatos de la coalición derechista, otras que no voy a comentar, sino simplemente leer en parte, para que sea la Cámara y el país lo que ese comentario lleven a cabo. Y en estas hojas, que se tiran al mismo tiempo que el manifiesto dirigido a los electores por los candidatos de derechas, se dice, entre otras cosas, lo que sigue: “No hay más derecho que la fuerza. Un empacho de juridicidad ha entenebrecido las inteligencias y ha preposterado las esencias de que dimana. El derecho objeto de  razón natural, era considerado por selectas e idóneas Corporaciones. Más la razón ya no inspira el derecho, sino que, como función democrática, depende del el número, y el número es expresión de fuerza. Es necesario, pues, ser más poderoso que el enemigo para vencerlo, y esto solo se consigue disponiendo de un ejército valeroso que, templado en la lucha, sepa morir y sepa matar. Ejercito de mercenarios, se dirá. Si ¿Pero es que acaso los de hoy son otra cosa? ¿No se les priva de pensar y de discurrir sobre lo que afecta a la Patria? ¿No obedecen a quien manda, o sea al que los paga? En los tiempos antiguos los generales pagaban a sus tropas con el botín recogido en las ciudades conquistadas. La Historia se repite. En la actualidad los dirigentes políticos prometen a sus partidarios, para pago de su soldada, los despojos de sus adversarios. España está en subasta. Es un conjunto de presas a repartir” Y sigue diciendo: “España ha de ser vindicada. Y lo será; caiga quien caiga y sea como sea. Son millares los voluntarios para acometer las empresas más difíciles. Son hombres: sin mayúsculas pero con testículos”. (El Sr. Suárez de Tangil: Pero, ¿está firmado por D. Antonio Goicoechea? – Un Sr. Diputado: No se a atrevido.) En esas hojas repartidas por la coalición de derechas... (El Sr. Suárez de Tangil: Pero, están firmadas por D. Antonio Goicoechea?) Las repartieron los partidarios, representantes o defensores de ese Estado totalitario, que van unidos en la candidatura con el Sr. Goicoechea y con los Sres. Casanova y Gonsálvez, y que tenían a su jefe político, el Sr. Primo de Rivera, como un presunto candidato a Diputado a Cortes.
 
Pero dice más, aunque al Sr. Suárez de Tangil no le agrade escucharlo. Dicen lo que sigue: Y la revolución de los patriotas”  -los patriotas son ellos, según dicen- “no solamente legalizara sus “divinas locuras”;  sabrá premiarlas. Toda explosión de fuerza ha de ser deificada. Por esto en adelante ha de decirse: la santa dinamita, la santa pistola, la santa rebeldía”. (El Sr. Suárez de Tangil: Razón tenía yo cuando decía que eso no lo había firmado el señor Goicoechea. – Grandes rumores) Y como muestra de la mezquindad política de estas gentes, razonan de este modo sobre su significación: “¿Qué importa quiénes somos y que historia es la nuestra? Son demasiado preciosos estos instantes para que los empleemos en acicalar la coraza de nuestra dignidad personal. Seremos los mejores o los peores. Lo mismo da. Pues se cuentan los buenos en tanto hay malos; pero en cuanto desaparecen los buenos, sin discusión, los malos son los mejores. Para nuestra satisfacción bástanos saber que, así como las causas viles envilecen a los nobles, las causas nobles ennoblecen a los viles. Somos la canalla, si es que con este nombre se nos quiere designar; pues ¡viva la canalla!, que hace ofrenda de todo cuanto es”. ¡Y todavía SS. hablan de violencias! (El Sr. Suárez de Tangil: ¿Qué garantías de autenticidad tiene ese documento?) Se ha repartido firmado por los defensores del estado totalitario fascista que propugnan SS. SS. (Rumores de aprobación y de protesta)
 
Y aún hay más actos de violencia. ¿Qué me dicen los Sres. Diputados  de la derecha de aquel atentado contra el señor Álvarez Mendizábal? (1) (Voces en la derecha: Nos parece muy mal) Pues las palabras del Sr. Suárez de Tangil son una invitación indirecta a cometer... (Protestas y contra protestas.-El Sr. Presidente reclama insistentemente orden.) ¿Qué dicen los Sres. Suárez de Tangil y Giménez Fernández de las amenazas de que hemos sido objeto los miembros de la Comisión de actas, amenazas que han llegado en su bajeza al extremo de que a casa de uno de nosotros se llamara  por teléfono, se reclamara la presencia en el aparato de la esposa del vocal de la Comisión y se le dijese que su hijo pequeño no llegaría a su cumpleaños en fecha próxima? (Fuertes rumores) ¿Qué dicen de los anónimos que han sido dirigidos al presidente de la Comisión...? (Un Sr. Diputado pronuncia palabras que los rumores no permiten oír.- El Sr. Giménez Fernández: Su señoría dice que yo he hecho eso. Yo no puedo tolerar que en mi presencia se diga semejante cosa. – Continúan las protestas y rumores.- El Sr. Suárez de Tangil pronuncia frases que no se oyen.)
 
El Sr. Presidente: Ya hablara S.S., señor Suárez Tangil. Luego se queja S.S. de las interrupciones.
 
El Sr. Rufilanchas: ¿Que dicen SS. SS. de esos anónimos que llevan como pie “Falange Española” y han sido dirigidos a los vocales de la Comisión de actas? Se olvidan S.S. De que están defendiendo precisamente la validez de la elección del jefe de ese partido Falange Española. (El Sr. Suárez Tangil: Pido la palabra para rectificar.)
 
Hablaba el Sr. Giménez Fernández de fascismo. Yo, desde mi posición política, debo afirmar que para nosotros el fascismo es el último baluarte del capitalismo; es el asesinato organizado al servicio de la reacción (Rumores.), y que una derechas como las que figuran en el partido de Acción Popular, matan a los trabajadores arteramente, les quitan el trabajo, envilecen sus jornales, les persiguen implacablemente... (Aplausos y protestas. Se cruzan increpaciones entre las minorías extremas de izquierdas y derecha.- El señor Presidente utiliza el altavoz y los timbres amplificadores para dominar el estado agitado de la Cámara.”
 
El Sr. Presidente: Continúe el Sr. Rufilanchas.
 
El Sr. Rufilanchas: La irritación que mis palabras producen en esos bancos me hace pensar que no estoy muy descaminado en mis juicios (Nuevas protestas), porque si lo estuviera, si fuera cierto que vosotros defendéis el interés cristiano de todas las clases, no habríais de indignaros como lo hacéis cuando se pone al desnudo ante el país y ante el Parlamento cuál es la torcida conducta política que estáis siguiendo, y vosotros, las derechas españolas que perseguís al trabajador arteramente... (Varios Sres. Diputados que se hallan en pies junto a los escaños de las derechas protestan fuertemente.-Un Sr. Diputado: Eso es un cuento de S.S.)           
 
El Sr. Presidente (Dirigiéndose a un señor Diputado de los que no ocupan los escaños.):  Señor Diputado, ruego a S.S. que se siente en el escaño. O se siente S.S. o me veré precisado a llamar a S.S. al orden. Todos los Sres. Diputados deben pasar a ocupar sus escaños.
 
El Sr. Rufilanchas: Y vosotros, es hora ya de que se os diga claramente, utilizáis como vanguardia al fascismo para que defienda, mediante el atentado personal y el terrorismo, vuestra causa (Denegaciones y fuertes protestas.) Y si no fuera así; si vosotros repudiaseis los crímenes de Falange Española, no veríamos representantes de la Ceda unidos en candidatura electoral con los elementos de Falange. (Aplausos.) Y se ha dado el caso curioso en la Comisión de actas de que el Sr. Serrano Suñer, representante de la Ceda, ha sido el más ardiente defensor de la validez del acta del Sr. Primo de Rivera (Grandes rumores.- El Sr. Pabón (D. Jesús): Como lo fue el Sr. Pardal en las Cortes pasadas.- El Sr. Serrano Suñer: Me permite S.S.? Me interesa hablar en este momento, si la caballerosidad y la amabilidad de S. S. me lo consiente)  Desde luego; diga lo que quiera S.S. (El Sr. Serrano Suñer: Esa afirmación, en el momento que su S.S. lo hace ahora y aquí, es una afirmación desconsiderada y de doble sentido para mí, que tengo que rechazar. Su señoría, Sr. Rufilanchas, para quien, como todos los compañeros de la Comisión pertenecientes al Frente Popular, he tenido toda clase de respetos, ha debido aclarar esta afirmación; no ha debido hacerla escuetamente en cuanto a mí se refiere) No he terminado todavía (El Sr. Serrano Suñer: Porque eso que dice ahora S.S. que yo he hecho no es ni más ni menos que lo hice con vuestro correligionario Sr. Pardal. Los señores Jiménez de Asúa y el Sr. Prat, si estuvieran aquí presentes, podrían ser testigos de que yo defendí con pasión una posición de objetividad, después de un estudio minucioso del expediente en las Cortes del 33, cuando nosotros teníamos mayoría,  en defensa del Sr. Pradal al discutirse las actas de Almería, y cómo yo vote también con los Diputados socialistas cuando se trato de invalidar las actas de Huelva. Eso es lo que S.S. ha debido manifestar a continuación de esa afirmación, que, hecha en este momento y sin esas aclaraciones, es grave y no es correcta.- Aplausos.) No hay segunda intención en mis palabras; no hay más que una sola intención: la de interpretar políticamente la conducta del Sr. Serrano Suñer, como representante de la Ceda en la Comisión de actas. Yo no tengo nada que decir aquí  sobre el Sr. Serrano Suñer personalmente; pero ha de obtener consecuencias políticas, y las obtendrá también el Parlamento, de la circunstancia de que sea el Sr. Serrano Suñer, miembro de la Ceda, quien defienda con mayor tesón al señor Primo de Rivera, y de que sean los Diputados derechistas de la Cámara, que dicen que no tienen nada que ver con el fascismo, que repudian el asesinato, que ellos no se mezclan en esos atentados terroristas que todo el país sabe perpetrados por Falange Española, los que no tengan inconveniente alguno en defender precisamente a quien ante todo el país aparece como inspirador, como motor primero de todos esos atentados criminales, (El Sr. Serrano Suñer: Pero hay que reconocer que tiene votos) No lo ha demostrado S.S. ni nadie, y cuando se discuta el voto particular en solicitud de que se altere el orden de proclamación y validez de las elecciones, será el momento de que podamos oponer los datos que aporten SS. SS. los que la Comisión tiene.               
    
En resumen como no quiero fatigar más la atención de la Cámara, he de decir que no hay elemento alguno de prueba, siguiendo el criterio objetivo que nosotros hemos utilizado en la discusión de las actas, suficientes para que se anulen las elecciones en Cuenca. Hay que hacer una declaración y es la de que no hemos tenido en cuenta para nada si el Sr. Primo de Rivera es válidamente candidato o no.


Nos hemos limitado tan solo a computar los votos que obtuvo, sin que deje de ser proclamado en el dictamen de la Comisión  por circunstancia alguna ajena a esto. No nos hemos fijado –lo saben los representantes de las minorías en la Comisión- en el detalle de sí era primera o segunda vuelta, y a pesar de que el Parlamento, en la sesión dedicada a este menester, no votó la proposición del Sr. Fuentes Pila, que fue retirada por este, nosotros declaramos que el Sr. Primo de Rivera no debe ser Diputado porque no reúne en número suficiente de sufragios y porque tienen más que él, según demostrare más tarde, los señores Casanovas y Gonsálvez. Todos los argumentos políticos que S.S. quiera hacer, imputando ahora a las izquierdas y lo que ha sido patrimonio de la reacción, no tiene fundamento. Las elecciones amañadas y la coacción electoral las habéis venido practicando vosotros siempre, y queréis ahora hacer bandera política de unas elecciones cuando el Parlamento y el país pueden juzgar que no aportáis elemento alguno y que se trata tan solo de afirmaciones gratuitas, carentes de toda base (Aplausos)
 
El Presidente concede la palabra al señor Suárez de Tangil, que solicita explicaciones al Sr. Rufilanchas por: “... insinuar que yo podía ser uno de los autores de la llamada telefónica a que ha aludido.” Después de una breve discusión el Sr. Rufilanchas dice: “Yo no he dicho que S.S. haya dirigido el anónimo. Lo que sí afirmo, ahora, es que los elementos que han dirigido esos anónimos defendían intereses muy afines a los que representa su señoría...”     
 
El señor Giménez Fernández solicita votación nominal.
 
Se efectúa está y el voto particular número 18 “quedo desechado” por 149 votos contra 66. páginas 1049-1052       
 
Continua la sesión y se debate el “Apéndice 1. º al número 36, voto particular Sres. Serrano Suñer, Villalonga y Giménez Fernández    
 
El Presidente concede la palabra a la Comisión:
 
“El Sr. Galarza: La comisión no lo acepta”
 
Se concede la palabra al señor Serrano Suñer para defender el voto particular.
 
“El Sr. Serrano Suñer: Señores diputados quisiera yo producir la defensa de este voto particular en términos de la mayor brevedad...”   
 
El señor Serrano, por la alusión anterior del señor Rufilanchas, expone que durante la anterior legislatura y siendo igualmente miembro de la Comisión de Actas, y teniendo mayoría el grupo de derechas, defendió las actas de los candidatos de izquierdas en las circunscripciones de Huelva y Almería, cuando se había pedido su anulación, por considerar no justificada esa anulación; Así mismo reconoce “... que en esta posición soy un fracasado y lo reconozco porque no encuentro correspondencia a esa actitud ni asistencia ninguna por parte de SS. SS., que fueron entonces los beneficiarios.”    
 
Expuesto lo anterior se  ciñe concretamente a la tesis de su voto particular.
 
“... Apelasteis primero a aquel expediente absurdo que el Sr. Ventosa en una intervención llena de lógica, como suele ser todas las suyas en esta Cámara, califico de intento monstruoso; quisisteis evitar que el Sr. Primo de Rivera fuese candidato... (El Sr. Rufilanchas: ¿Me permite su señoría una interrupción? Sabe su S.S. como miembro de la  Comisión de actas, que esta Comisión no ha tenido para nada en cuenta si era capaz o no el Sr. Primo de Rivera.) Estoy aludiendo al Gobierno, a la política del Gobierno, en definitiva  a la política  de la mayoría parlamentaria en que se apoya el Gobierno; pero no a la Comisión.   
 
Para evitarlo, digo, se acudió a ese expediente absurdo y grotesco de que estas elecciones del 3 de Mayo eran una segunda vuelta de las del 16 de febrero, contra los propios términos, inequívocos del acuerdo del Parlamento de anular las elecciones de Cuenca porque los candidatos no alcanzaron el 40 por 100 y, por amaños y coacciones, y contra el acuerdo, además, de convocar segunda vuelta, que el Gobierno convocó, en efecto fijando en el Art. 2. º de su decreto las fechas para la primera y para la segunda vuelta de esta nueva elección.
 
Con esto ya lograsteis un efecto, el de privarle de intervención en las mesas, y pretendisteis otro, que se frustro, el de movilizar el cuerpo electoral de derechas, que encontraba en el Sr. Primo de Rivera el mayor interés. Pero no quiero entrar en detalles de todos los hechos que motivarían ahora por parte vuestra, en una actitud de consecuencia, la anulación  de las actas de Cuenca, puesto que vosotros las anulasteis por indicios de coacciones y de amaños, y hay en este expediente electoral pruebas de coacciones, de amaños, de detenciones gubernativas, sustracción de actas en blanco, obligando a las Mesas a firmar pistola en mano, etc., todo esto que resulta del expediente, como aquellos otros hechos que se refería no se cual de mis compañeros, de apaleamientos y saqueos a gentes y colectividades de derechas en Cuenca, sin respetar siquiera en algunos casos, la obra inmensa de cultura que realizan en el mundo los Padres Paules... (El Sr. Rufilanchas: ¿Dónde ha pasado eso?) En Cuenca, en la capital donde apalearon a los Padres Paules, que realizan esa labor de cultura que enaltece el nombre de España en el mundo, y celebro que esté presente el Sr. Ministro de estado, Sr. Barcia, que de esto debe saber alguna cosa por lo que se refiere a su actuación en Filipinas...” páginas  1053-1054               
 
“Quiero que conste en el Diario de Sesiones, para que los Sres. Diputados puedan comprobarlo y para que pueda comprobarlo todo el país, que de ese expediente electoral, que es fruto de todos esos atropellos, de todas esas habilidades, para preparar bien el ambiente a favor de determinada candidatura y en contra de determinado candidato, a pesar de toda esa bastardía electoral, resulta que el Sr. Primo de Rivera tiene votos para salir por los lugares de las minorías; y lo voy a demostrar con cifras del mismo expediente.
 
La Junta provincial del Censo tomó aquel extraño acuerdo de la segunda vuelta, y un señor a quien llaman gobernador civil de Cuenca, fundado en ese extraño acuerdo, publico una circular en el “Boletín Oficial” de la provincia en la que decía que al Sr. Primo de Rivera no se le podían computar votos en las mesas electorales. Esta atrevida afirmación hacía el tal gobernador civil de la provincia y, naturalmente, las gentes sencillas, de derecha e izquierdas, del Frente Popular y de nuestras masas, que presidían las mesas electorales, creyeron que aquello era artículo de fe y en una porción de Secciones no se computaron al Sr. Primo de Rivera los votos que no obstante salían de las urnas. Estas secciones son las siguientes: Buendía, Sección primera, 201 votos; Buendía, Sección segunda, 205 votos (El Sr, Rufilanchas: Doscientos uno, tengo yo)  Doscientos cinco constan en el expediente que es lo que importa, no lo que tenga S.S. Cañete, Sección segunda, 246;...”
 
Continúa el señor Serrano Suñer, con un total de 18 secciones y 2.426 votos. Después de este detalle el señor Rufilanchas dice:
 
“(Y la Comisión no tiene inconveniente en admitirlo) Bien: sobre esto he de llamar la atención de los señores Diputados, y singularmente de aquellos distinguidos compañeros que integran la Comisión de actas, puesto que tienen un conocimiento más completo del asunto, porque resulta que junto a estas secciones donde consta que el Sr. Primo de Rivera obtiene votos y cuantos votos obtiene, pero no se le computan, hay otras en las cuales según se deduce del expediente, obtiene votos el Sr. Primo de Rivera, si bien no se precisa la cifra, existe todo ese grupo de secciones que voy a referirme (no voy a hacer jugar las cifras, sin embargo, a los efectos aritméticos de mi conclusión, sino a los efectos morales ) se produce la siguiente circunstancia: tienen un número de votos aproximados, como suele ocurrir en las candidaturas que se cierran y se sirven por los compañeros de candidatura con alguna lealtad, los candidatos Sres. Casanova, Gonsálvez y Goicoechea, y hay uno que no tiene ni un solo voto, incluso en secciones muy derechistas, que es el Sr. Primo de Rivera. (El Sr. Rufilanchas: En otras secciones no las tiene el Sr. Casanova.) Inexacto. Ya llegaremos ese punto; no porque me molesten las interrupciones, sino para que sea más claro y ordenado el razonamiento, le ruego no me interrumpa. (El Sr. Rufilanchas: No lo hago para molestar a su S.S.) Estas Secciones son las cuatro de Barajas de Melo,...”
 
En total otras 18 Secciones, pertenecientes a 14 pueblos. Sigue con su exposición y después de varias consideraciones sobre lo apuntado dice:
 
Con ser esto tan fuerte desde un punto de vista moral y desde un punto de vista lógico, vosotros en cualquier expediente electoral a favor vuestro habéis utilizado argumentos mucho más endebles, voy a prescindir de esto porque quiero apoyar la defensa del voto particular en la conclusión exclusiva de esa posición aritmética  para que sea total y absolutamente indiscutible. 
 
Quiero hacer notar únicamente que en alguna de estas secciones, como en Ribatejada, se da la circunstancia curiosa de que obtienen los tres de la derecha 55 votos cada uno y “Varios 55” y hay una nota del presidente de  la mesa que dice: “Varios, 55; no se computan por la circular del Sr. Gobernador de la provincia” “Varios”  era, indudablemente, el Sr. Primo de Rivera. Pues bien: sumando los votos de estas secciones que la comisión acepta, según manifestaciones que acaba de hacer el Sr. Rufilanchas, y que en la Comisión hicieran todos los compañeros, tenemos 2.426 votos, y como la Junta provincial del Censo aplicaba al Sr. Primo de Rivera 44.857, la suma de aquella partida de votos que se adjudican  y esta otra que se le adjudicaron, pero que resulta claramente del expediente  y que vosotros aceptáis, dan un total de 47.238 votos. (El Sr. Rufilanchas: Eso, no.) Para no manejar demasiado volumen de cifras y datos... (Un Sr. Diputado: Una pizarra.- Protestas) eso sería lo mejor. Sin quererlo, ha estado muy oportuno S.S. para no manejar demasiados datos voy a prescindir por el momento de sumar votos de otras secciones como la de Arcos de la Sierra y la de Torrubia, que llegaron a la Junta central del Censo y a la Comisión, aunque no se tuvieron en cuenta por la Provincial; pero que  la Comisión los tomó en consideración porque la elección se había celebrado en tiempo y en forma válidos. En estas secciones obtienen votos todos los candidatos de derechas; pero obtiene más, como ocurre siempre en todas las secciones antes de toda manipulación, el señor Primo de Rivera, y esto le daría en estas secciones una posición ventajosa  de 29 votos con  respecto a los otros compañeros; pero prescindiendo de sumandos para llegar con menos cifras, al resultado aritmético del voto particular. Esto es lo que se refiere al Sr. Primo de Rivera.
 
Vamos ahora a examinar los votos que obtiene el Sr. Casanova...”     
 
La explicación del señor Serrano Suñer, empieza por demostrar, que se dan 481 votos más al señor Casanova, pertenecientes a las “... secciones de Almendros, en las que las actas están en blanco”, otro caso igual, “... acta en blanco de Huerte de Obispalia, con 32 votos...”   sigue:
 
   “... tengo que manifestar ante la Cámara que el primer día en que nos reunimos en la Comisión de actas a estudiar el expediente, mis compañeros –no se alarmen SS. SS., que voy a relatar con toda exactitud la conversación-, cuando discutíamos los puestos de mayoría, estaban seguros –y tenían razón para estarlo- de que con arreglo a este expediente electoral manipulado, por muchas argumentaciones que hiciéramos, con las pruebas documentales que obran en el expediente, de un modo aritmético, como yo llego a esa conclusión, no se podía llegar a la anulación total. (El Sr. Rufilanchas: Que conste eso.) Que conste que esta posición les permitía a ellos ser los que son siempre, personas inteligentes, cuando no son víctimas de ninguna clase de pasión, no de ofuscaciones; y como los hechos son así, todos estos compañeros en la Comisión no tenían que forzar su razonamiento, ni nublar su claro juicio, y aceptaban estas afirmaciones que nosotros hacíamos (El Sr. Galarza hace signos de extrañeza.)- el Sr. Galarza no haga gestos, porque no estaba entonces en la Comisión-, y nos decían “Aceptados y anulados”. Claro está que yo he de decir todo lo que ocurrió allí: “y anulados”; de manera que para mí hay un acuerdo de la Comisión, por unanimidad, de anulación de estas secciones. (El Sr. Rufilanchas: Su Señoría es más hábil que yo.) He de decir al Sr. Rufilanchas –se lo he anunciado a S.S.- que en la reunión siguiente el Sr. Rufilanchas y algunos compañeros más dijeron “No, no hicimos esa anulación; sí se habló de esto, pero era porque nos referíamos sólo a las mayorías” ahora había que proyectarlo a las minorías y ya no interesaba.
 
No quiero agraviar a mis compañeros; ellos son sin duda gentes de conciencia, evidentemente, y nos dan esta explicación. (Un Sr. Diputado hace signos negativos.) ¿Qué no? Se pronunciaron estas palabras de acuerdo de nulidad de estas secciones; ¡ah! Pero unos decían: “Esto fue una concesión irónica que se os hacía”; y otros “Era una concesión que se os hacía de un modo hipotético, a los efectos meramente polémicos” Yo, naturalmente, no puedo entrar en la intención ni en la conciencia, que respeto, de mis compañeros, y así será; su intención será esta que nos manifiestan, pero la mía y la de otros compañeros de la Comisión era completamente contraria, y el hecho objetivo el que acabo de referir que se acordó la anulación.”
 
Continua la deducción de votos del señor Casanova, aportando datos de cuatro secciones en el que el número de votantes excedía de electores y de dos más en los “... que consta que tuvo votos el Sr. Primo de Rivera sin que se diga cuantos.Y sigue largamente dando toda clase de datos y explicaciones sobre las actas, secciones y votos, y proponiendo:
 
“... una cosa en la que nadie puede tener inconveniente, retírese el dictamen, medítese sobre esta argumentación y estos cálculos, conózcanlos los Sres. Diputados, y después atengámonos todos, como ahora yo a la aritmética (El Sr. Rufilanchas: Ya lo hemos hecho.) El resultado aritmético es este que he dicho; ¿No queréis hacer eso? Pues bien, es que no tenéis inquietud de justicia ni os importa la verdad; nosotros tendremos que someternos a un resultado en definitiva de fuerza, habréis hecho una denegación de derecho y quien después examine con frialdad. Como yo, con detenimiento como yo –que, en esto solo, permitidme que presuma de haberlo examinado con mayor detenimiento que nadie-; quien con este detenimiento examine el expediente podrá siempre decir, si tomáis el acuerdo sin este examen de cifras a que me refiero, que las Cortes de 1936 en este caso cometieron una iniquidad; podrá ser un acuerdo, se podrá llegar a un resultado político; pero el acuerdo que toméis así, no tendrá el valor de un acto justo, sino simplemente de acto de fuerza. (Aplausos)”
 
A continuación “El Diario de Sesiones” expone detalladamente todos los datos que a explicado el señor Serrano Suñer en su larga disertación, dando un resultado final de 530 votos de diferencia a favor de Primo de Rivera, sobre el señor Casanova. Páginas 1055-1059
 
Se concede la palabra al señor Rufilanchas:
 
“... quiero sentar como antecedente que el Sr. Serrano Suñer ha barajado caprichosamente una serie de datos, y cuando no era suficiente computar  las secciones que no habían sido estimadas hacia una valoración personal que no se desprende de ninguna manera de las actuaciones que figuran en el expediente, para atribuir al Sr. Primo de Rivera una serie de votos que desde luego no tiene; y cuando esto no le bastaba y todavía faltaban algunos votos para que montase sobre el Sr. Casanovas, el Sr. Primo de Rivera en la votación, entonces caprichosamente también anulaba unas cuantas secciones. No he de hacer sino leer ante la Cámara, para que quede reproducido en el Diario de Sesiones, el resumen de aquellos datos que han servido a la comisión para mantener su dictamen.
 
El estado comparativo es el siguiente: el señor Casanovas obtiene votos escrutados 48.334; existen siete u ocho secciones, que no fueron escrutadas por la Junta provincial del Censo, estas secciones son: la segunda de Moya, la de Arcos de la Sierra, la primera de Torrubia del Campo, la segunda del mismo lugar, la de Zafra de Záncara y las dos de Casimarro, hay que añadir 1.542 que son producto del escrutinio en estas secciones, y así obtiene el Sr. Casanovas 49.876 votos.
 
El Sr. Primo de Rivera según acta de escrutinio, tiene 44.875 votos, si añadimos a esta cifra en las siete secciones de las ocho que no se escrutaron y que se han añadido también al Sr. Casanovas, hay que aumentar al señor Primo de Rivera 1.316 votos; y sí le agregamos además los que no se computaron en aquellas secciones que fueron escrutadas por la Junta provincial del censo, hay que aumentarle también 2.431 votos, llegando en su generosidad la Comisión a que en secciones como la tercera del distrito tercero de Tarancón, se aumentan al Sr. Primo de Rivera íntegramente todos los votantes; han votado 212 y le añadimos 212 votos. De esta forma, sí sumamos al Sr. Primo de Rivera 44.875 votos que tiene, según el acta de escrutinio, más 1.316 que le corresponden por siete de las ocho secciones que no se escrutaron mas 2.431 votos que no le fueron computados en la Junta provincial del censo, tiene 48.622, y como el Sr. Casanovas ha logrado 49.876, le faltan al Sr. Primo de Rivera 1.254 votos.
 
Lo que no sea esto podrá ser manejar caprichosamente los datos, anular aquí una sección porque conviene al Sr. Primo de Rivera, computarle cifras que no figuran en el expediente y afirmar gratuitamente como lo ha hecho el Sr. Serrano Suñer y lo hizo ya el Sr. Giménez Fernández, que hay secciones que el número de votantes excede a la capacidad de votación, señalándose por ejemplo, por el Sr. Giménez Fernández, como una de estas, la del pueblo de Vindel, siendo así que en este pueblo el número de votantes es 56 y el Sr. Álvarez Mendizábal. De quien supone el Sr. Giménez Fernández que logró mayor votación que la capacidad que en el censo de votantes existía, no ha tenido más que 51 votos, resultando inexacto, por tanto, que haya rebasado, la capacidad de votación.
 
Todas estas consideraciones son las que han determinado a la comisión a emitir el dictamen que ha presentado, luego de un detenido estudio y de haber accedido a la pretensión del Sr. Serrano Suñer, porque no votamos la resolución definitiva en la Comisión cuando estaba señalada en el orden del día para que nos reuniéramos el Sr. Valiente y yo como ponentes a fin de estudiar los datos aritméticos que en el expediente figuran y hacer estas comprobaciones. Como la comprobación que la Comisión hace le lleva a la conclusión de que no es licito declarar nulidad de secciones, porque no hay prueba documental –a mi me agrada sobremanera de que el Sr. Serrano Suñer haya dicho, y así costa en el extracto de la sesión, que no hay prueba documental suficiente para invalidar las elecciones-, como no ha habido esa prueba documental para hacerlo, esa anulación es, a todas luces, improcedente y, por consiguiente, ha de proclamarse Diputado electo por la provincia de Cuenca y admitirse como tal al Sr. Casanovas, juntamente con el Sr. Gonsálvez, respecto del cual no tienen duda alguna SS. SS.. Nada más.”
 
Se concede la palabra al señor Serrano Suñer:   
 
Brevísimamente para rectificar en estos términos.
 
Los números tienen la ventaja de que con ellos, en definitiva, sobre el papel y con tiempo, no pueden hacerse escamoteos. En una exposición verbal eso podría ser relativamente fácil; yo a la demostración escrita me remito y mantengo la proposición que antes hiciera para que tengan adecuada comprobación unas y otras manifestaciones.
 
No es traer caprichosamente a discusión, señor Rufilanchas, anulación de secciones lo que yo he hecho; es la ley la que  impone la anulación cuando nos encontramos con secciones, como la de Cañaveras, donde hay 171 votantes y el candidato D. Luis García Cubertoret, por ejemplo tiene él sólo 173 votos. Esto es una cosa física y aritméticamente imposible; y cuando eso es así la ley electoral da la sanción adecuada de nulidad. Y cuando además, ocurre lo mismo en las secciones de Leganiel, 1. ª, Pedroñeras y Villarta, esto unido a aquellas de Tarancón, 1ª del lº  y 3.ª del 3.º, que el Sr. Rufilanchas dice que acepta, más las de Almendros y Huerta de la Obispalía, que son nulas, porque yo entiendo que la comisión lo acordó así, pero sí no, está en blanco el acta en el expediente de la Junta central y no puede tomarse para el cómputo aquello que resulta del simple estadillo que figura unido al acta general de la Junta provincial del Censo, yo digo que todos estos datos, que suman 1.440 votos, deducidos de los 48.334 del Sr. Casanova, dan un resultado de 46.894 votos que deben computarse a dicho candidato.
 
En cuanto a sumas, las únicas secciones, las llegadas con posterioridad, que acepta como validas la Comisión, son las que yo me he referido, de Arcos de la Sierra y las dos de Torrubia, y en éstas lleva una ventaja de 29 votos el Sr. Primo de Rivera sobre el Sr. Casanova.
 
Por todas estas razones y por todas estas cifras, que ahí quedan para el curioso o intranquilo en cuanto al voto que emita pueda compulsarlas, nosotros mantenemos el voto particular en el sentido de que se proclame al Sr. Primo de Rivera.”     
 
Se concede la palabra al señor Rufilanchas  
 
“Dos palabras simplemente –para poner de relieve ante la Cámara la contradicción entre la tesis mantenida por el Sr. Suárez de Tangil y la que acaba de sostener el Sr. Serrano Suñer, Según el Sr. Suárez de Tangil, le sobran al Sr. Primo de Rivera varios miles de votos. El Sr. Serrano Suñer... (El Sr. Serrano Suñer: ¿Me permite S.S. una interrupción?) Sí, señor, con mucho gusto (El Señor Serrano Suñer: El Sr. Suárez de Tangil se refería a la totalidad de la elección y a los puestos de la mayoría y decía que, anulando cien secciones que él entendía que debían anularse –yo reconozco que solo por indicios- anulando esas cien secciones, en las trescientas restantes salía en segundo lugar el Sr. Primo de Rivera, porque en el primero resultaba elegido el Sr. Malo. Yo no sustento ahora esta doctrina, sino que me contraigo a los puestos de las minorías y argumento únicamente sobre las secciones y las cifras exactas a que me he referido. No hay, pues, contradicción) Después de la interrupción del Sr. Serrano Suñer, en realidad muy poco debo añadir. Insisto en lo mismo: él se refería a la totalidad de las elecciones, aunque ha aludido únicamente a los puestos de minoría y el Sr. Suárez de Tangil hablaba de que el Sr. Primo de Rivera  obtenía varios miles más que el Sr. Casanovas. (El Sr. Serrano Suñer: En la realidad) Esto se compagina mal con lo que acaba de decir su S.S. Por cansancio no va tener razón el Sr. Serrano Suñer, y como considera que la Cámara está suficientemente convencida no voy a seguir fatigándola.”    
 
Se pide votación nominal y se pasa a votación el voto particular de Apéndice 1.º al número 36,  con el siguiente resultado: 124  contra 49.
 
Sigue la sesión y se debate el “Apéndice 2. º  al número 36, voto particular del Sr. Valiente” 
 
“Señores Diputados, el alcance de mi voto particular, que procurare defender con la máxima rapidez, porque me hago cargo de que las circunstancias en que hablo son totalmente adversas a mi intervención, se limita concretamente a esto: hay indicios de nulidad suficientes acaso,  no para anular las elecciones celebradas en todas las secciones de la provincia de Cuenca, pero sí, a mi modo de ver, para anular las que se han celebrado en un grupo de secciones que se eleva al número de ciento.”
 
Sigue su exposición y dice:
 
“... si logro llevar al convencimiento de la Comisión y de la Cámara que las irregularidades se concentran en un grupo muy grande de secciones, si pido la nulidad en esas secciones nada más y no quiero de momento que se convalide el resultado electoral producido en el resto de las secciones, sino que se convoque a nueva elección en ese grupo de secciones sobre las cuales hay indicios suficientes de nulidad, todos habréis de reconocer que mí proposición es perfectamente parlamentaria, porque el Parlamento es, en último término, transacción, fórmula de convivencia, y yo sería excesivo en mi aspiración si quisiera deducir una nulidad total. Pretendo la nulidad de aquellas secciones afectadas de las irregularidades que brevísimamente voy a exponer.
 
En un grupo de secciones que alcanza 346 el resultado es el siguiente: En primer lugar el Sr. López Malo, del Frente Popular; en segundo lugar, el Sr. Primo de Rivera, después el Sr. Goicoechea, y luego los señores Lasso y Casanova. Estos datos con el expediente a la vista no pueden ser impugnados, ni lo han sido todavía en el transcurso de este debate.
 
Pues bien; si pasamos al resto de las secciones que forma un bloque de 101, resultará que la diferencia entre el Sr. Primo de Rivera y el Sr. López Malo, que en el primer grupo es de 1.000 votos y las cifras son 47.000, en el segundo grupo la diferencia es de 20.000 votos, porque el Sr. López Malo tenía 20.000 votos y el Sr. Primo de Rivera apenas tenía alguno, y en muchísimos secciones el Sr. Primo de Rivera, que en 346 logro 47.000 votos, en cincuenta y tantas, en sesenta, setenta o más de ochenta secciones de este grupo de 101, no tenía ningún voto. Y juntamente con el Sr. Primo de Rivera los demás componentes de candidatura.
 
Segundo indicio. En el primer grupo de secciones, que como digo se eleva a 346,la diferencia entre los candidatos de la candidatura de derechas no llega nunca a 1.000votos, y en el segundo grupo se produce un derrumbamiento enorme, hasta el punto de que en la inmensa mayoría de las secciones el Sr. Primo de Rivera no tiene votos; los tiene escasísimos D. Antonio Goicoechea y en algunas se elevan de una manera desmesurada a favor de los restantes candidatos del Bloque popular.”
 
Sigue desarrollando su discurso
 
“Cuando hablábamos de esto en el seno de la Comisión, el Sr. Bugeda replicaba que, sin duda, se trataba de censos pequeñísimos, los cuales es fácil suponer que en el momento de pasión política, se vuelquen enteramente a favor de determinada tendencia, porque ya comprendía el Sr. Bugeda que si los censos fueran elevados, nuestro argumento tendría todo el valor indiciario que tenía el Sr. Gomariz hablando de las actas de Granada. (2)
 
En la Almarcha, sección primera, hay 332 electores; han votado 314: izquierda 314, derechas, cero. En la segunda, hay 344 electores; han votado 330: de izquierda 330, de derechas, cero. En Fuentes, sección primera, hay 394 electores; han votado 356: de izquierdas 356, de derechas, cero. En la sección segunda hay 405 electores; han votado 369: de izquierdas, 369, de derechas, cero. Y así 36 secciones, de las 101 a que se refiere el voto particular que estoy defendiendo.”
 
Continua explicando que hay secciones que las izquierdas obtienen 200, 300 o 400 votos y las derechas 2, 3, 4, ó 5 votos, secciones, más de media docena en que hay exceso de votos, cinco actas sustraídas del correo y:
 
 “Hay una cuantas actas notariales de presencia que no voy a leer; pero no resisto la tentación de hacerlo de alguna de mucho interés,  por constituir una prueba indiciaria moral de lo que han sido las elecciones en este grupo de secciones. Diligencias sumariales se están siguiendo en los partidos judiciales de Belmonte, San Clemente, Huete y Motilla.”
 
A continuación explica las actas de presencia de los pueblos de Quintanar del Rey, Fuentes de Pedro Naharro y Horcajo de Santiago, en las dos primera de detenciones de gente de derechas, impidiéndoles ejercer su derecho de voto y en la tercera, se evita por la fuerza a que un vecino vote. Después de esta exposición de los hechos continua:
 
“Es innegable, Sres. Diputados, que ha habido un ambiente de violencia extrema en la provincia de Cuenca, concentrado en estos pueblos, ambiente de violencia que se ha demostrado esta tarde en la sesión, porque pocas ha habido tan apasionadas, porque ha sido tal la pasión política puesta por los oradores que alguno de ellos –perdóneme el Sr. Rufilanchas la alusión- quizá en este momento este dolorido de que la pasión le haya llevado a extremos que, acaso, no sean del todo propios de una discusión serena entre caballeros, por fuertemente agitados que estén. Yo sé –estoy convencido de ello- que el Sr. Rufilanchas no ha querido, no ha estado en su intención, ofender tan gravemente como ha resultado sus palabras.
 
El ambiente en que se han celebrado las elecciones de Cuenca es un ambiente que, junto con estos datos, abona su nulidad, al menos en estos pueblos. El Sr. Prieto lo tuvo que decir en la misma capital de la provincia: Así no puede continuar España, porque un país puede resistir una revolución, pero no puede resistir esta situación anárquica de todos los meses, de todas las semanas y de todos los días” (3) Eso lo ha dicho señores Diputados, el Sr. Prieto en la misma capital de la provincia y constantemente lo repite la Prensa de izquierdas. Es evidente, es de sentido común, que esa intranquilidad de todos los días había de concentrarse en la provincia de Cuenca, en la que luchaba el jefe de las fuerzas políticas que atraen las mayores y más vehementes discusiones a la hora actual en España; esto no se puede negar, esto es de buen sentido; y es también evidente que por tal conjunción de circunstancias puede afirmarse, y se deduce claramente del expediente, que con razón o sin ella,  con conciencia de la gente o sin ella, por los motivos que fuere –porque esta es la característica de una elección apasionada como suele ser siempre las del sufragio universal en periodo constituyente como el que vivimos en España-,  las elecciones de Cuenca las ha ganado D. José Antonio Primo de Rivera. Acaso por lo mucho que se hable del fascismo por unos y por otros, y de sí hay fascistas en la plaza de toros de Ecija y porque el fascismo quita el sueño al Gobierno hasta el punto de hacerle beligerante, por primera vez en la historia liberal y en la historia democrática de un pueblo, lo cierto es que hoy el fascismo atrae toda la atención de España, todas las reacciones todas las pasiones. Lo cierto es que el hermano del señor Primo de Rivera, que está en la cárcel, fue  a hacer las elecciones en su nombre, hablo con el gobernador civil de la provincia y porque se oyó un tiro frente al hotel en que se albergaba, aunque después de practicado un registro, no se encontró nada, fue detenido y, sin procedimiento ninguno, sin causa jurídica alguna, traído a la cárcel de Madrid, y en este momento en que estamos hablando de su hermano, D. Miguel Primo de Rivera continúa preso, sin causa jurídica ninguna, en la cárcel de Madrid.”
 
Continua:
 
“Yo os ruego que pongáis en ello un poco de serenidad. El Sr. Prieto desde estos bancos anuncio muchas veces la revolución y vosotros os habéis alzado con la paternidad de la misma: el año 17 y el 30 y el 34. Uno de vuestros procedimientos es la revolución cuando conviene a la defensa de vuestros ideales. Frente a eso, dejando a un lado los lances anecdóticos más o menos sangrientos que puedan producirse, y que no pueden achacarse, mientras los directivos no afronten la responsabilidad de los mismos, frente a eso no encontráis fuerzas revolucionarias. Pero no extreméis la nota, porque todo tiene su final, porque tantas veces va el cántaro a la fuente que al fin se rompe.” 
 
Se concede la palabra al señor Rufilanchas:
 
“Dos palabras por corrección simplemente, ya que el Sr. Valiente no ha aportado nuevos elementos.
 
La Comisión no tiene nada que añadir a lo que ha expuesto antes, y espera que la Cámara desechara el voto particular” 
 
El “Diario de Sesiones” adjunta los datos de las secciones que menciona el señor valiente en su discurso; total 27 con un solo voto de derechas y 6.778 de izquierdas, y menciona además  13 pueblos con menos de cinco votos en cada uno, haciendo mención una vez más a “Con menos de “cinco votos”, que es lo que el Sr. Gomariz, en nombre de la Comisión, calificó para Granada de “resultado técnico” aparecen las derechas en los pueblos de...”  
 
Se procede a la votación nominal con el resultado de 113 votos, no y 28 sí.                                       
 
4 de junio de 1936
 
A primeros de este mes y con motivo de la actuación del Gobernador Civil de Cuenca, un ministro solicito al presidente de la Cortes don Diego Martínez Barrio y jefe del partido Unión Republicana, su dimisión, dando lugar a que saliera en su defensa el diario “Claridad”:
 
“Conviene subrayar aquí que el gobernador de Cuenca ha actuado durante todo durante todo el tiempo de su mando, con una energía merced a la cual ha sido posible que los atentados y maniobras preparados por los fascistas no culminasen en hechos luctuosos el día de la celebración de las elecciones en la citada provincia”  
 
5 de junio de 1936
 
Fragmento de una carta que José Antonio escribe al señor Manuel Giménez Fernández, para agradecerle “la defensa elocuente, briosa... e inútil” que hizo de su acta.
 
“Una vez más el régimen parlamentario, en el que usted cree y yo no, ha consumado un atropello. ¿Lo ve usted? El parlamentarismo es la tiranía de la mitad más uno, sin norma superior que se acate ni cabeza individual visible que responda. Yo no entiendo por qué ha de ser preferible a la dictadura de un hombre la de doscientos cincuenta bestias, con toga legislativa. Con el aditamento de que no es una dictadura que se ejerza al servicio del bien público o del destino patrio, sino al servicio de la blasfemia y de la ordinariez.
 
Perdone usted esta modesta escapada especulativa, disculpable en un preso un poco maniático...”  (4)
 
Notas
 
(1)                El día 9 de mayo, frente al domicilio del señor Álvarez Mendizábal, son detenidos cinco individuos en el interior de un coche, encontrando la policía cinco pistolas con cargadores de 16 balas. Esto dio lugar a su procesamiento
 
            “En el proceso que se sigue por tentativa de atentado contra el ex ministro de Agricultura, don José María Álvarez Mendizábal, elegido diputado por Cuenca, el fiscal ha presentado sus conclusiones provisionales.
 
           El escrito del fiscal, dice así:
 
           Los procesados José Bedriñana, de veintidós años de edad; Antonio Jiménez Galvis, de veintitrés; Eduardo Fieravanti Benigni, de veinte, y Antonio Estefanlay, de dieciocho, pertenecientes a una misma organización política, movidos por las violentas pasiones que suscito la reciente lucha electoral en Cuenca, concibieron el propósito, como venganza, y en represalia por los agravios de que creían víctimas a sus correligionarios, de dar muerte al candidato triunfante don José Álvarez Mendizábal, para lo que se concertaron y decidieron ejecutarlo. A este efecto, provistos de cuatro armas de fuego y numerosas municiones, esperaron el día 8 de mayo de 1936 en la calle de Ayala, dentro de un coche, parado en las proximidades del domicilio de dicho señor, a conveniente distancia y favorable posición, para realizar su propósito en el momento en que este saliera, pero, descubiertos por la policía, fueron detenidos antes de practicar acto alguno de ejecución del hecho que se proponían realizar.
 
           Los hechos anteriores son consecutivos de conspiración para cometer un delito de los previstos en el artículo 1 de la ley de 11 de octubre de 1934, modificada por la de 20 de junio de 1935. El delito de conspiración está penado en él artículo cuarto de la misma ley.
 
           Son responsables sin circunstancias modificativas, todos los procesados.
 
           Procede imponer a José Badriñana y a Antonio Jiménez Galvis la pena de seis años de prisión menor. A Eduardo Fieravanti Benigni y a Manuel Palao la de cinco años de prisión. Y Alfonso Stefanay, la de cuatro años de prisión menor.”      
 
                                                                    <<>> 
 
Nota
 
(1)   El día 9 de mayo, frente al domicilio del señor Álvarez Mendizábal, son detenidos cinco individuos en el interior de un coche, encontrando la policía cinco pistolas con cargadores de 16 balas. Esto dio lugar a su procesamiento
 
 “En el proceso que se sigue por tentativa de atentado contra el ex ministro de Agricultura, don José María Álvarez Mendizábal, elegido diputado por Cuenca, el fiscal ha presentado sus conclusiones provisionales.
 
El escrito del fiscal, dice así:
 
Los procesados José Bedriñana, de veintidós años de edad; Antonio Jiménez Galvis, de veintitrés; Eduardo Fieravanti Benigni, de veinte, y Antonio Estefanlay, de dieciocho, pertenecientes a una misma organización política, movidos por las violentas pasiones que suscito la reciente lucha electoral en Cuenca, concibieron el propósito, como venganza, y en represalia por los agravios de que creían víctimas a sus correligionarios, de dar muerte al candidato triunfante don José Álvarez Mendizábal, para lo que se concertaron y decidieron ejecutarlo. A este efecto, provistos de cuatro armas de fuego y numerosas municiones, esperaron el día 8 de mayo de 1936 en la calle de Ayala, dentro de un coche, parado en las proximidades del domicilio de dicho señor, a conveniente distancia y favorable posición, para realizar su propósito en el momento en que este saliera, pero, descubiertos por la policía, fueron detenidos antes de practicar acto alguno de ejecución del hecho que se proponían realizar.
 
Los hechos anteriores son consecutivos de conspiración para cometer un delito de los previstos en el artículo 1 de la ley de 11 de octubre de 1934, modificada por la de 20 de junio de 1935. El delito de conspiración está penado en él artículo cuarto de la misma ley.
 
 Son responsables sin circunstancias modificativas, todos los procesados.
 
Procede imponer a José Badriñana y a Antonio Jiménez Galvis la pena de seis años de prisión menor. A Eduardo Fieravanti Benigni y a Manuel Palao la de cinco años de prisión. Y Alfonso Stefanay, la de cuatro años de prisión menor.”      
 
(2)               Durante el debate sale varias veces la alusión al señor Gomariz, defensor de la anulación de las actas de Granada en las primeras elecciones de febrero de 1936; aplicando la misma argumentación para solicitar las diferentes propuestas expuestas en los apéndices.
 
(3)               Discurso de Indalecio Prieto en Cuenca el 1 de mayo de 1936
 
(4)               Número 25 Tomo IV página 170 /1/, número 30 página 572 y número 0 página 117 
 
                                                                    <<>>   
 
Continuara 


 Comentario final elecciones Cuenca Y “Elecciones en Granada"
avatar
RICHI
Patriota Importante
Patriota Importante

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 235
Puntos patrióticos : 1344
Reputación : 204
Fecha de inscripción : 07/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.