Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Nuevo batacazo en taquilla de "La Reina de España"
Hoy a las 23:04 por Juanma_Breda

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Hoy a las 21:23 por Valle

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 21:15 por deuteros

» Adoctrinamiento Catalán y consecuencias.
Hoy a las 21:11 por El Zorro

» Un vídeo parodia a las feministas radicales y el autor sufre una ola de injurias y amenazas
Hoy a las 18:38 por Neilo65

» Vídeos de Humor
Hoy a las 14:21 por HIMNOSHISTORICOS

» El 6-D para los independentistas: trabajar, quemar una Constitución y criticar la Carta Magna en el exterior
Hoy a las 13:56 por El Zorro

» Los globalistas pierden en Italia y ganan en Austria con trampas.
Hoy a las 12:12 por Juanma_Breda

» POBREZA Y RIQUEZA: ¿CÓMO DEFINIR AMBAS?
Hoy a las 09:32 por Antonio García Fuentes

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Hoy a las 05:16 por Lucía

» bienvenida
Ayer a las 22:02 por avocado33

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Ayer a las 20:41 por ruedex

» 6 de diciembre: NADA QUE CELEBRAR
Ayer a las 20:10 por Valle

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Ayer a las 19:16 por PoM

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Ayer a las 19:07 por PoM

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Ayer a las 17:41 por HIMNOSHISTORICOS

» Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente
Ayer a las 16:40 por HIMNOSHISTORICOS

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Ayer a las 16:16 por Mastieno

» Mi música, tu música, nuestra música
Ayer a las 14:43 por HIMNOSHISTORICOS

» 1785 motivos para presumir de ser español
Ayer a las 12:50 por Invitado

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Ayer a las 12:32 por JoséUEI

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Ayer a las 12:14 por JoséUEI

» Me presento
Ayer a las 10:58 por JoséUEI

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Ayer a las 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Ayer a las 01:09 por Neilo65

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Lun Dic 05 2016, 21:48 por niunpasoatras.org

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Lun Dic 05 2016, 20:34 por Juanma_Breda

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Lun Dic 05 2016, 12:11 por HIMNOSHISTORICOS

» Por qué los soldados rezan, por qué la Inmaculada es patrona de España y de la Infantería
Lun Dic 05 2016, 11:51 por HIMNOSHISTORICOS

» La verdad… “Ni en el potro del tormento”
Lun Dic 05 2016, 10:29 por Antonio García Fuentes

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Lun Dic 05 2016, 00:40 por ruedex

» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Dom Dic 04 2016, 18:20 por Valle

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Dom Dic 04 2016, 14:36 por Huroncete

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Dom Dic 04 2016, 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Sáb Dic 03 2016, 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Sáb Dic 03 2016, 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Sáb Dic 03 2016, 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Sáb Dic 03 2016, 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Sáb Dic 03 2016, 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Sáb Dic 03 2016, 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Sáb Dic 03 2016, 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Sáb Dic 03 2016, 09:41 por Antonio García Fuentes

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Vie Dic 02 2016, 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Vie Dic 02 2016, 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Vie Dic 02 2016, 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Vie Dic 02 2016, 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Vie Dic 02 2016, 16:04 por La Revolución por Hacer

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Vie Dic 02 2016, 14:03 por Juanma_Breda

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Vie Dic 02 2016, 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Vie Dic 02 2016, 11:05 por BRUC

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

El mito del asesinato de Federico García Lorca.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El mito del asesinato de Federico García Lorca.

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Abr 09 2014, 12:09

Federico García Lorca


El asesinato de García Lorca fue una total monstruosidad (como todos los asesinatos) y no tiene posible justificación (como ningún asesinato). Pero, desde un principio, se presentó como un crimen del Estado franquista, lo cual ya no es cierto. Primeramente, porque cuando se produjo, todavía no existía Estado ni siquiera Gobierno en la zona nacional. Históricamente ya no es ni discutible que aquella vileza fue obra de un pequeño grupo de incontrolados, tolerada por la incompetencia del gobernador civil de Granada, en circunstancias de total aislamiento con los mandos franquistas. No trato con esto -quede claro- de disminuir ni, menos aún, de justificar el vituperable asesinato. Pienso, únicamente, en los inacabables alegatos que hemos leído últimamente (por ejemplo) para dejar a Santiago Carrillo al margen del holocausto masivo de millares de españoles en Paracuellos del Jarama. Y eso que las circunstancias fueron muy distintas. Carrillo ejercía la máxima autoridad en materia de Orden Público en el Madrid sitiado, que se regía por una Junta de Defensa, en contacto inmediato con el Gobierno, trasladado a Valencia. Tampoco fue un fusilamiento aislado, sino multitudinario. Y, sin embargo, los mismos que responsabilizan de él a grupos incontrolados, cargan la culpa del crimen de Víznar al régimen de Franco. (Que entonces no existía.)

Pero hay algo más grave en este luctuoso hecho: la capitalización por el marxismo de la figura de García Larca. Cuando quienes le conocieron y gozaron de su amistad y de su frecuente relación, saben de sobra que Federico era ajeno a la política; que incluso había hecho constar más de una vez su irritación por ser usado con fines publicitarios (así, cuando Izquierda Republicana le organizó un homenaje); que, sintiéndose plenamente identificado con el pueblo que, en Andalucía, sufría toda clase de abandonos, jamás hizo de ello bandera en favor de ningún partido. Pertenecía a la clase media y sus hábitos eran burgueses (en el mejor sentido del concepto). Y de su total independencia ideológica da fe su relación con José Antonio Primo de Rivera, a quien incluso hizo un donativo en metálico para las necesidades de la Falange. (Me remito al testimonio personal de Liliana Ferlosio, viuda de Rafael Sánchez Mazas.)

Esta relación del gran poeta granadino con el fundador de la Falange, ya contada entre otros, por Felipe Ximénez de Sandoval, en su Biografía apasionada, y por Gabriel Celaya (Poesía y verdad-Papeles para un proceso, Editorial Planeta, Barcelona, 1979), la confirma Ian Gibson en su tan controvertido libro En busca de José Antonio (Editorial Planeta, Barcelona, 1980, pp. 215-221).

Nada de todo esto se ha contado, como tampoco se ha hecho el estudio, concienzudo y serio, que la obra poética de Lorca se merece. Embarcados en su utilización con fines meramente propagandísticos, quienes se llaman sus devotos admiradores, sus fieles y desconsolados seguidores, no han sentido la necesidad de ofrecer a las generaciones posteriores el análisis a fondo de la admirable labor de Federico, poeta, creador de un populismo lírico bellísimo y singular. Millones de páginas se han escrito sobre él, en todos los idiomas; pero está por hacer el recuento y la glosa exhaustiva de sus méritos literarios. Curiosamente, la única cátedra humanística «García Lorca» que funciona en el mundo, fue creada en la Universidad de San Marcos, de Lima, siendo ministro franquista de Educación, Julio Rodríguez, y por éste. Lo que acredita que su figura se ha capitalizado por motivos muy concretos, ajenos a su valía como escritor. (Pienso que, felizmente, vive todavía la persona que mejor podría empeñarse en esta obra, tan necesaria: Luis Rosales. Que, por otra parte, es quizá el único que conoce de verdad las interioridades del asesinato de Federico, aunque nunca ha querido, voluntariamente aferrado a un silencio respetuoso, revelarlas. ¿No será llegado el momento de ayudar al conocimiento de la realidad del personaje y de su trágica muerte?)

Luis Rosales declaraba al diario Ideal de Granada, según extracto difundido por la agencia Europa Press en 25-X-79: "Si él (Federico) hubiera sido una persona militante en un partido político, los que le mataron tendrían una razón. Lo mataron por una calumnia y ahí están los documentos. [...] El Partido Comunista de España, desde hace cuarenta años, está sacando "tajada" de Federico García Lorca.»

http://www.generalisimofranco.com/mitosC.htm

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18899
Puntos patrióticos : 363062
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Federico García Lorca y los falangistas

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Abr 09 2014, 12:16

Federico García Lorca y los falangistas


FALSIFICACIONES Y CALUMNIAS

Por Francisco Ortiz Lozano

En mayo de 1997 escribí una carta al Director de la "Casa Museo Federico García Lorca, en réplica a unos folletos en cuyos dibujos aparecía el yugo y las flechas sobre la camisa de los asesinos del inmortal poeta. En ella le decía: "... Si para toda persona de buenos sentimientos, si para toda persona amante de la paz, la justicia y la verdad, si para toda persona que ama la poesía (y cuánto más lo que representa Lorca), entre las que quiero contarme, es un motivo de rabia y desazón el vil y absurdo asesinato de Federico, imagínese qué no será para la Falange auténtica, manipulada, tergiversada, prostituida, deformada; que, encima, tiene que sufrir la desdicha de verse injustamente señalada con dedo acusador de tan horrendo crimen... Los hermanos Rosales, y entre ellos el poeta Luís, representaban a la auténtica y escasísima Falange granadina de antes de la guerra... el único y frustrado salvavidas al que inútilmente intentó asirse Federico...

Manuel Hedilla, legítimo representante de la Falange, desde Salamanca, el 24 de diciembre de 1936, envió la siguiente circular a todos los núcleos falangistas de España: ... Donde haya habido detenciones es necesario que os convirtáis vosotros en una garantía de los injustamente perseguidos. La doctrina de Falange es de amor y no de odio; de unión y no de desunión. Que nadie castigue o humille a quienes [hayan actuado] por hambre o desesperación... [1]

A Federico García Lorca lo mataron los que dieron el golpe contra la República en Granada. Luego, fuera de España, y también dentro, se identificó equivocadamente el régimen franquista con la Falange. Entre otras cosas porque sus símbolos, como la camisa azul y el yugo y las flechas, lo inundaran todo. Ahí está el origen de la confusión y el origen de la calumnia extendida como una mancha de petróleo: "A Lorca lo mataron los falangistas. La Falange, efectivamente, se puso del lado del Alzamiento, pero para ser barrida de la forma más completa con el Decreto del 19 de abril de 1937.

Con el tiempo y con la fuerza de las pruebas se demostró que la Falange no solamente no había sido la autora del crimen, sino todo lo contrario: la única que intentó todo lo humanamente posible por evitarlo y devolver la libertad al poeta [2] .

Sin embargo, durante el franquismo, la izquierda marxista, especialmente el Partido Comunista, al mismo tiempo que se apoderaba de la figura de Federico, continuó insistiendo en la falsa acusación. "El asesinato de García Lorca fue una total monstruosidad (como todos los asesinatos) y no tiene posible justificación (como ningún asesinato)... Cuando se produjo, todavía no existía estado ni siquiera gobierno en la zona nacional... Aquella vileza fue obra de un pequeño grupo de incontrolados, tolerada por la incompetencia del gobernador civil de Granada, en circunstancias de total aislamiento... La capitalización por el marxismo de la figura de García Lorca... cuando quienes le conocieron y gozaron de su amistad saben de sobra que Federico era ajeno a la política; que incluso había hecho constar más de una vez su irritación por ser usado con fines publicitarios (como cuando Izquierda Republicana le organizó un homenaje)... y sintiéndose plenamente identificado con el pueblo que, en Andalucía, sufría toda clase de abandonos, jamás hizo de ello bandera en favor de ningún partido... [3]

El poeta Luís Rosales, joven falangista granadino en 1936, además de amigo y discípulo de Federico, declaraba harto de tantas mentiras: "Lo mataron por una calumnia y ahí están los documentos... El Partido Comunista de España, desde hace cuarenta años, está sacando tajada de Federico García Lorca [4] . Desde la Transición, numerosas películas y telefilmes se han producido, a veces con más tópicos que rigurosidad histórica (salvo excepciones). Por ejemplo, en 1996, Andy García estrenó "Sangre de un poeta, en la que el actor José Coronado interpretaba al personaje Néstor González (falsa parodia de Luís Rosales). Demostrando ser un zoquete, declaró: "Hacer de uno de estos personajes tan repulsivos siempre resulta muy lucido; es un reto [5] .

Peor ridículo hizo el socialista madrileño Joaquín Leguina, por ignorante, cuando en 1998 se refirió, hablando de oídas, a "los matones de Falange como responsables del asesinato del poeta. Este malhumorado Leguina es el mismo rencoroso que llamó "mentirosos, traidores y tramposos a sus compañeros de partido seguidores de Borrell. El mismo mal perdedor al que despachó Alfonso Guerra con estas palabras: "Algunas personas que se pasan la vida argumentando que todo hay que renovarlo, aceptan muy mal que los renueven a ellos.

Paralelamente, Manuel Fernández-Montesinos García-Lorca, sobrino de Federico y secretario de la Fundación que lleva su nombre, declaraba que "Hay quien parece empeñado en empequeñecer la figura de Federico García Lorca. Y se refería a falsos tópicos de percibirlo desde la visión folclórica, gay y de izquierdas. Incluso en 2003, en un programa televisivo de Canal 2 Andalucía, protestaba por el empeño politizado en servirse de la búsqueda de su tumba con fines propagandísticos. Algo parecido decía el decano de los críticos literarios italianos, Carlo Bo, quien protestaba por tanta manipulación y confiaba en que a partir del Centenario de García Lorca entrara en declive "su falso mito como intelectual de izquierdas [6] .

Recientemente me ha producido indignación lo manifestado por Ian Gibson. Resulta intolerable -porque él es buen conocedor de la figura de José Antonio, de su buena relación con Federico y de la verdad sobre la muerte de éste- que, en su afán por criticar al Partido Popular, no haya dudado en soltar unas palabras llenas de bilis, consciente además de su falsedad, al referirse a un busto del año 1962 con la inscripción "Granada a José Antonio: "¿Cómo se explica que este monumento a José Antonio Primo de Rivera, uno de los mayores responsables de la contienda, se encuentre todavía delante de la Diputación...? ¿No representa su continuada presencia un insulto diario a las familias de los sacrificados...? [7]

LA VERDAD DE LA POESÍA DE FEDERICO GARCÁA LORCA

Para el Profesor Luís de Llera, de la Universidad de Génova, "el genio poético estaba encarnado en Federico, y la poesía era casi un producto natural de su ser. Todo lo que tocaba adquiría ritmo, musicalidad, embrujo... Gongorismo, vanguardismo y populismo se abrazaban en Lorca en una poética original y única... En Lorca se funden la poesía culta y la popular, la tradición y la modernidad, el localismo y la poesía universal... Su nombre ha servido de bandera a grupos y partidos muy alejados de los ideales humanos y políticos del gran poeta... No podemos confundir simpatías genéricas sobre la justicia social con la militancia concreta en el Frente Popular. Lorca participaba de ese fondo liberal común a la cultura española elitista de la época. Tenía tan poco en común con el Frente Popular como con los sublevados... Lorca participa de la libertad expresiva de la cultura secularizada y al mismo tiempo de la religiosidad tradicional, sobre todo en sus formas litúrgicas y populares [8] .

García Lorca es creyente. "En el Poema del Cante Jondo se da plenamente la exaltación de los temas de la liturgia y la devoción católicas, pero es "todo lo contrario de un deísta. Lo que ama de Dios es su milagrosa capacidad de hacerse tangible, lástico, concreto... [9] Esa religiosidad es básica en su poesía. Pero un motivo de sospecha para la izquierda atea, a pesar de que Federico prefiriera el campo de la justicia social, de su rechazo del fascismo, su crítica a la intolerancia anticuada y su colaboración con las campañas culturales de los republicanos de izquierda, cuyo vértice fue el teatro ambulante "La Barraca.

Giménez Caballero (quien luego fue falangista "a ratos), fundador de "La Gaceta Literaria y asiduo de Alberti y Lorca desde antes de la República, está considerado como principal figura del "vanguardismo, corriente también cultivada por dichos poetas. Ha dejado escrito: "Nuestra vuelta al orden lírico entre nosotros fue el descubrimiento de Góngora, que encerraba la clave revolucionaria de la metáfora... Y en ese sentido... tú fuiste, Federico, su suprema expresión, uniendo la poesía más popular y tradicional con la metáfora más inaudita... De ahí que aparecieras como el poeta ideal para José Antonio y para el falangismo de Luís Rosales... [10] Y estas palabras nos dan paso a una historia de ideales muy cercanos.

FEDERICO, EL POETA PREFERIDO DE JOSÉ ANTONIO.

Recién acabada la guerra (ya muertos Federico y José Antonio) nadie dentro del Estado franquista osaba hurgar en la herida del asesinato de García Lorca, de cuyo motivo el régimen franquista era lógicamente acusado. Pero todos los falangistas que trataron a José Antonio manifestaban públicamente que "Lorca había sido el poeta preferido de José Antonio y que éste lo consideraba el mejor cantor de la imaginada España nacionalsindicalista [11] . Luego, en los años 40 y 50, los casi únicos falangistas auténticos del régimen, los jóvenes del Frente de Juventudes, pasaban de boca en boca un secreto a voces: "Todos sabíamos la devoción de José Antonio por Lorca [12] . No en vano, los rudimentarios boletines del F.J. insistirían en la publicación de poemas de Federico, así como la revista "Consigna de la Sección Femenina de Falange, desde 1941. Precisamente Pilar Primo de Rivera, la hermana de José Antonio, dice en sus memorias que los poetas preferidos de su hermano eran los dos Machado, Alberti, Juan Ramón, Rubén Darío y Federico García Lorca [13] .

Y su primer biógrafo, además de amigo, Ximénez de Sandoval, habla de José Antonio como aspirante a escribir poesía, influenciado por sus poetas preferidos, en este orden: Alberti, Federico García Lorca, Pedro Salinas y Garcilaso de la Vega, con tres modelos líricos respectivos de los tres primeros poetas: "Marinero en tierra, "Canciones y "Víspera del gozo. Y añade que José Antonio, como poeta andaluz, prefería a Lorca antes que a Pemán (decir lo cual, en 1941, era "casi una blasfemia), y que seguía con interés el teatro lorquiano [14] .

La verdad es que Federico y José Antonio coincidían en no pocos conceptos ideológicos. Y si no, compárese la crítica joseantoniana del nacionalismo ("Pica nº 1) con esta declaración del propio García Lorca: "Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al español que sólo es español por serlo y nada más. Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta, por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos [15] .

LA BUENA RELACIÓN ENTRE AMBOS

El 27 de febrero de 1935 se reestrenó en el Coliseum madrileño "Bodas de Sangre, obra teatral de García Lorca. Los amigos José Antonio y Felipe Ximénez estaban entre el público. Y al final fueron al camarín de la actriz Lola Membrives con ánimo de conocer personalmente a Federico y saludarlo. Pero éste no apareció. Sin embargo, muy pocos días después el poeta y el fundador de Falange se conocieron, porque en los últimos días de febrero o en marzo ocurrió la siguiente anécdota. Federico y el poeta vasco Gabriel Celaya, comunista, se citaron, para después de cenar, en el cabaret "Casablanca. Cuando Celaya llegó lo vio acompañado de José Antonio, y Federico se lo presentó así: "Oye, ven aquí. Te voy  a presentar a José Antonio. Vas a ver que es un tío muy simpático. Y se saludaron. Después los tres pasaron juntos "una noche de whiskys [16] .

En abril de 1935 sería cuando las tertulias de "La Ballena Alegre lograba reunir a intelectuales falangistas e izquierdistas. Por un lado, José Antonio, Dionisio Ridruejo, Alfaro, Rubio, y, por otro, Celaya y algunos de los estudiantes de la Residencia. "Nos conocíamos todos y nos insultábamos, pero como un juego, sin hostilidad, como cosa de amigos, de intelectuales, de estudiantes: ¡Fascistas!, ¡Rojos! Y luego, juntos tomando una cerveza. Parece inverosímil, pero era así [17] .

El 21 de febrero de 1936 el falangista Felipe Ximénez de Sandoval estrenaba su obra "Hierro y orgullo en el teatro Lara. En el auditorio estaban José Antonio y Federico. Al terminar, José Antonio subió al escenario y Felipe mandó a un amigo a buscar a García Lorca, deseando el encuentro de ambos. El poeta mandó recado de que subiría. Pero, fuese por el clima político de las elecciones o por culpa de quien fuese, al final se tuvo que marchar José Antonio porque Federico no apareció [18] .

Al año siguiente Gabriel Celaya se iba a enterar de algo sorprendente. Según recoge en su diario, el 8 de marzo de 1936 fue a ver a Federico García Lorca al hotel Biarritz, de San Sebastián, donde se alojaba. (El día antes éste había pronunciado una conferencia sobre el "Romancero Gitano). Y en esta ocasión Celaya encontró a Federico acompañado del arquitecto José María Aizpurua, fundador de Falange en Guipúzcoa, "joven culto, amante de la poesía y el arte. Celaya, dado lo caldeado del clima político, estuvo tirante, negándose a saludar a Aizpurua cuando Lorca se lo presentó. Tras marcharse el falangista, Federico le recriminó a Celaya por haber provocado una situación tensa, y le dijo: "Aizpurua es un buen chico, que admira mis poemas. Es como José Antonio. Otro buen chico. ¿Sabes que todos los viernes ceno con él? Solemos salir juntos en un taxi con las cortinillas bajadas, porque ni a él le conviene que le vean conmigo ni a mí me conviene que me vean con él [19] . Yo pienso que sería más bien Federico quien no querría que sus amistades socialistas y comunistas le recriminaran su amistad con José Antonio. Porque, para José Antonio, esa amistad no suponía problema alguno, ya que todos los intelectuales falangistas admiraban a Federico y conocían los deseos del propio José Antonio de que Lorca se acercara a la Falange.

Finalmente hay un testimonio sin pruebas de que existían unas cartas entre Federico y José Antonio. Una de las del poeta comenzaba así: "Mi gran amigo:. A principios de 1936, es decir en las fechas de las que hablamos, Falange le ofreció formalmente a Federico un puesto importante en la organización. Pero éste demoró su respuesta, como también hizo ante los demás partidos [20] .

Seis días después del encuentro entre Lorca, Celaya y Aizpurúa, José Antonio era detenido en Madrid. Fue acusado de varias faltas, por culpa de las cuales, y a pesar de ser absuelto de todas ellas, ya nunca volvería a salir de la cárcel, sino muerto.

AIRES DE GUERRA PARA UN CORAZÓN DE PAZ

Entre marzo y julio de 1936 se sucedieron huelgas, disturbios y atentados de un signo y otro. Y José Antonio, en la cárcel; primero en Madrid y luego en Alicante. Federico debía estar sufriendo al ver a España que se partía en dos mitades irreconciliables, cuando su afán era encontrar una síntesis unificadora y pacífica. Como se sabe, él siempre quiso estar al lado de los pobres, aunque su familia era la más rica de Fuente Vaqueros. En Madrid no vivía en la Residencia de Estudiantes, sino en un piso propio, en la calle Alcalá. Y sus sensibilidades artísticas le llevaban a volcarse más en relaciones con militantes o simpatizantes republicanos de izquierda. Sin embargo, además de los testimonios de que no tenía prejuicios con Falange, hay otros de que las izquierdas lo criticaron agriamente, y de que nunca quiso apuntarse a nada. "Nunca fue miembro de ningún partido político... [aunque] su cuñado, el socialista Manuel Fernández Montesinos, fue designado alcalde de Granada y Lorca estaba muy relacionado con toda la izquierda literaria [21] . "El poeta, por regla general, rehuía tomar parte en actos políticos, aunque estuvieran teñidos de referencias al arte..., incluso negándose a participar en un homenaje a escritores del Frente Popular francés [22] . A juicio de Villegas Astudillo, políticamente, García Lorca jamás estuvo adscrito a partido político alguno, pero siempre mostró una preocupación por los más desposeídos: campesinos y gitanos; los negros de Nueva York. Sus ideas serían socialistas y liberales. Siempre aparecía su nombre y firma para protestar contra los gobiernos dictatoriales del mundo. Compartía la posición de los intelectuales de España, o la protesta, que suscribe con otros escritores para denunciar a Estados Unidos por el maltrato con los independentistas puertorriqueños. "De ahí no pasaba. Y esto le permitía mantener vinculaciones y amigos, además de con republicanos, con algunos sectores de la Falange [23] .

En 1934 el boletín falangista "Fe hace un llamamiento exaltado al estudiante español y al grupo La Barraca de Lorca, por su "misión pedagógica. Y aunque hay un enfoque rechazable al final, no cabe duda que reconoce el mérito de la misma. De esa forma, Eduardo Ródenas, joven universitario falangista, disponía de una cierta formación musical, "reforzada por pertenecer a La Barraca, aquel estupendo teatro ambulante que dirigió Lorca [24] .

Pero el principal nexo de unión entre Federico García Lorca y la Falange lo constituía un joven poeta, casi discípulo suyo, que en el futuro alcanzaría sitio de honor en la Literatura española: el falangista Luís Rosales, amigos ambos en la común patria chica, Granada. Luís se matriculó en Filosofía y Letras y en Derecho en la Universidad de Granada. Aquí empezará a mostrar su vocación poética y entablará amistad con García Lorca, Joaquín Amigo y Álvarez Cienfuegos, al colaborar con todos ellos en la revista de poesía "El Gallo. En 1930, a sus 20 años, Luís Rosales llega a Madrid para continuar sus estudios de Filosofía y Letras. Dos años después publica sus primeros versos en la revista "Los cuatro vientos y en 1935 aparece su primer libro de poemas, "Abril, inspirado en la relación amorosa que mantuvo con una compañera de facultad. Todos estos años en el Madrid republicano estrecharon la amistad de Federico y Luís.

Los hermanos mayores, Miguel y Pepe Rosales, mientras tanto, se afiliaron a Falange en Granada. Y Luís empezó a ver con simpatía esta  organización. Por el mismo tiempo, universitarios falangistas madrileños, como Ródenas, Dionisio Porres y Rafael García Serrano admiraban a Federico, iban a oírle recitar su "Romancero Gitano o lo recibían en la universidad, cuando trajo a Pablo Neruda. Por allí andaba Luís Rosales, "ya famoso en la Facultad desde la publicación de su hermoso Abril [25] .

Debió ser en los violentos mayo o junio del 36 cuando Federico entregó un donativo para las vacías arcas de Falange, según testimonio de Liliana Ferlosio, esposa del escritor Rafael Sánchez Mazas (falangista de la primera hora) y madre del también poeta Rafael Sánchez Ferlosio. Y no sabemos a qué fecha se refiere Luís Rosales cuando testifica que Federico estaba ultimando un romance a los caídos de Falange, hoy desaparecido.

NUEVOS TESTIMONIOS

José María García de Tuñón Aza trae nuevos datos y opiniones sobre la relación entre Federico y José Antonio [26] . Felipe Ximénez de Sandoval recibió el encargo por parte de José Antonio de ponerle en contacto con él. Pero Federico "sintió temor por esta amistad. Ximénez declaró en 1967: "La última vez que hablé con él fue el 30 de junio de 1936. García Lorca se dirigía al teatro Español para asistir a un acto de homenaje al novelista ruso Máximo Gorki. Insistí otra vez.

Francisco García Lorca, hermano del poeta, en 1990, sabía de la "admiración que José Antonio sentía por Federico... "con quien trató de ponerse varias veces en contacto, a través de amigos comunes, sin que Federico accediese ("Federico y su mundo).

Y por último García de Tuñón trae el testimonio de un escritor, el falangista Agustín de Foxá, amigo de Lorca, publicado en el semanario "El Español en 1954. Foxá narra, sin ponerle fecha, su encuentro con Federico en el tren Bilbao-Madrid. Lorca regresaba de Bilbao, donde había pronunciado la conferencia "El ángel, la musa y el duende. Y Foxá cogió ese mismo tren en Burgos. El granadino le habla de lo exitosa de la conferencia, pasando ambos a una entretenida conversación. Y de repente, Federico saltó diciendo: "Tienes que presentarme a José Antonio. Quiero conocerlo.

Para mí sigue siendo determinante el contundente testimonio de Gabriel Celaya: José Antonio y Federico acabaron conociéndose y compartiendo tertulia. La explicación de la discreción de ambos en este tema, sobre todo, por parte de Federico, estaba clara: no quería líos ni críticas de parte de sus amigos izquierdistas.

GARCÍA LORCA DECIDE MARCHARSE A GRANADA

El día 12 de julio de 1936 Federico cenó en casa del poeta chileno Pablo Neruda, donde manifestó: "Me voy a Granada, porque allá trabajo. Hay visos de tormenta y me voy a mi casa, donde no me alcancen los rayos. Por su parte uno de los comensales le aconsejó: "Quédate aquí. En ningún lugar estarás más seguro que en Madrid. [27] Pero no hizo caso, sobre todo cuando al día siguiente, el 13, corrió la noticia de que había sido asesinado el diputado derechista José Calvo Sotelo. Por la tarde ya corrían rumores de que los autores del crimen eran guardias de asalto socialistas que actuaron por su cuenta. En el tren de la medianoche salió Federico para Granada. Así lo informa el diario "El Defensor de esta ciudad del día 15: "Don Federico García Lorca se encuentra desde ayer en Granada.

Pero no sólo Federico se despidió de sus amigos socialistas, sino también de su amigo falangista Edgar Neville: "Me voy, porque aquí me están implicando en la política, de la que no entiendo nada ni quiero saber nada. Yo soy amigo de todos y lo único que deseo es que todo el mundo trabaje y coma. Me voy a mi pueblo para apartarme de la lucha de banderías y de las salvajadas [28] . Son las palabras lógicas de quien ve atropellos por parte y parte.

Ahora cabe pensar si algunos marxistas de Madrid empezarían a mirar mal a Federico, que huía de compromisos con el Frente Popular, y de quien conocían sus amistades falangistas. Tampoco les harían mucha gracia los constantes temas católicos de su poesía. Esto parece deducirse de lo publicado por el periódico frentepopulista "El Heraldo de Madrid, del 18 de julio, es decir, cuando la prensa acababa de hacerse eco del levantamiento militar. Publicaron los izquierdistas una cruel caricatura de Federico vestido de Primera Comunión y un texto despectivo con la liturgia del Corpus bajo el título "García Lorca, Niño Mono, orgullo de Mamá ; palabras que parecen insinuar, de forma peyorativa, la orientación sexual del poeta [29] .

Al respecto de estos días, el prestigioso escritor Ramón Pérez de Ayala, republicano desengañado, llegó a acusar al poeta comunista Rafael Alberti de provocar la detención de su propio amigo Federico, pues estuvo recitando por una emisora de radio que se oía en Granada, versos injuriosos contra los militares alzados, atribuyéndolos falsamente a Lorca. Además, Isabel García Lorca telefoneó a Alberti pidiéndole que no se refiriera más a su hermano, pues podía peligrar su vida [30] . Pero Alberti insistió por radio en que una quinta columna, desde dentro de Granada, les informaba de la situación de los alzados [31] .

EL ALZAMIENTO EN GRANADA

En Granada, ciudad en la que triunfaron las derechas en las elecciones de febrero de 1936, el ambiente estaba bastante caldeado, pues el día 10 de marzo, milicianos de izquierdas arrasaron el local de Falange, incendiaron el diario "Ideal y quemaron tres iglesias [32] .

La sublevación comenzó el día 20 de julio y no concluyó hasta el 23. Las fuerzas militares granadinas, al mando de oficiales jóvenes y acompañadas de grupos civiles, incluidos falangistas, se enfrentaron a los republicanos, que carecían de armas. De inmediato los militares leales fueron sometidos por los alzados.

La represión al mes siguiente sería muy sangrienta. La acumulación de odio y miedo, la sensación de acorralamiento, por estar Granada completamente cercada de fuerzas del Frente Popular, y las noticias llegadas de Málaga sobre las matanzas que se estaban llevando a cabo contra los alzados, dieron impulso a la vorágine de terror y durísima represión por los elementos más sanguinarios. Efectivamente, desde Málaga llegarían noticias a los sublevados granadinos de las sacas efectuadas por milicianos del Frente Popular desde el día 11 de agosto, con el consiguiente asesinato de 19 militares y guardias civiles, y esto solamente hasta el día 16. Entre ellos, y a pesar de haberse rendido sin ocasionar ni una sola víctima, negándose a disparar sus cañones contra el Gobierno Civil para evitar muertes, el día 11 el capitán Huelin y el 12 el teniente Segalerva, fueron arrancados de la prisión, linchados y asesinados, cuando se hallaban a la espera de juicio. Esta represión izquierdista en Málaga fue mucho antes que la de los del Movimiento, aunque solamente esta última sea la que se recuerde en los libros y en la tele. En Málaga hubo 2.761 muertos en la represión izquierdista, a priori, y 3.864 muertos en la represión derechista, a posteriori. Entre los primeros, por ejemplo, el jefe provincial de Falange en Málaga, Domingo Lozano Molina, sin que hubiera participado ni en guerra, ni en lucha ni en represión alguna. Fue detenido en su casa y fusilado por los milicianos del Frente Popular, en agosto. [33] Quizás por todas estas cosas, en Granada, viejos testigos dirían: "Eran ellos o nosotros [34] .

Aislados de otros lugares en donde triunfó el Alzamiento, el cual ni siquiera tenía aún un jefe decidido a nivel nacional, asumió el poder en Granada, como gobernador civil, el comandante José Valdés Guzmán, recién ingresado en Falange, aunque no solamente no era falangista, sino que se jactaba en público de rechazar los principios del falangismo, imponiéndose e imponiendo a otros en los puestos de mando de dicha organización. Formó un grupo represivo a su alrededor, variopinto, no falangista ni en el fondo ni en el nombre, compuesto por el jefe de la Policía, Julio Romero Funes; Pablo Rodríguez, "un matón y asesino cruel y vengativo, más conocido por el apodo Italobalbo ; Ramón Ruiz Alonso, de la derechista CEDA, por la que fue diputado; "el Chato de la Plaza Nueva; "el Panadero; la "Escuadra Negra, constituida por un grupo heterogéneo de individuos, la mayoría jóvenes y procedentes de familias de elevados ingresos económicos de la ciudad... [35] ; y, por último, los "camisas nuevas de Falange (es decir los recién ingresados sin ideales, que querían arrimarse al calor de los vencedores).

La Falange anterior al 23 de julio, es decir anterior a los tejemanejes ultraderechistas de Valdés y anterior a las inscripciones masivas de gente de todo pelaje, era minoritaria: sólo unas decenas de afiliados. Pero también era la única fuerza con ideales, e idealista, entre los alzados de Granada. E inmediatamente, Valdés quiso dominarla. (En el caso granadino se ve con claridad lo que fue el triste sino de este partido a partir de la guerra.) Para ello Valdés impuso como jefe de milicias falangistas a alguien ajeno a la Falange: Manuel Rojas Feijespán, capitán de la republicana Guardia de Asalto. Rojas, en enero de 1933, había sido el responsable de la matanza de los anarquistas de Casas Viejas, los cuales iniciaron una revolución en su pueblo, matando a dos guardias de asalto en los enfrentamientos. Rojas siempre mantuvo que la orden de no hacer prisioneros vino directamente de Azaña, pero fue condenado a 21 años de prisión. [36]  Es fácil comprender la mala fama de Falange si se considera que los auténticos falangistas, como los hermanos Rosales, salieron de Granada para luchar en el frente, cara a cara, mientras que en la ciudad y pueblos cercanos, en la retaguardia, a quienes se veía era a los falsos falangistas: un aluvión de dos mil afiliaciones nuevas realizadas en un alistamiento de apenas dos semanas y ante unos mandos que tampoco eran falangistas. Lo único que tenían de la Falange era la camisa azul, y con ella obedecían las órdenes de Rojas: detener a los sospechosos que se les señalaban. Además, la falsa Falange granadina actuaba aislada y todos los líderes nacionales falangistas ya estaban asesinados o detenidos: José Antonio, Ledesma, Onésimo, Ruiz de Alda, Raimundo...

En este ambiente, el falso falangista Valdés necesitaba motivos para domeñar las inquietudes sociales y humanitarias de los auténticos falangistas: los hermanos Rosales y, sobre todo, Patricio González de Canales. Éste tenía nombramiento directo de José Antonio y había acordado un pacto de no agresión con los anarquistas. Pero lo que enfureció a Valdés es que Patricio se negó a que los falangistas participaran en detenciones y ejecuciones. Cuando Valdés dio órdenes al respecto, Patricio las prohibió "terminantemente. Se produjo un enfrentamiento durísimo entre los dos, y luego entre Patricio y Ruiz Alonso, a resultas de la dura represión de éste. Además la antipatía de Ruiz Alonso venía de lejos; cuando intentó ingresar en Falange tiempo atrás, José Antonio se lo negó, apodándole "el sindicalista domesticado de la CEDA. Y precisamente habían sido los hermanos Rosales los que le transmitieron la negativa de José Antonio, por lo que las relaciones entre Ruiz Alonso y los Rosales eran de pura enemistad.

Fue tal la dureza del enfrentamiento de González de Canales contra Valdés y Ruiz Alonso, que éstos tomaron la decisión de reconvertir a Falange en una fuerza reaccionaria de choque. Para ello, el primer paso era deshacerse de González de Canales. Valdés, de acuerdo con Queipo de Llano, requirió una avioneta, que desde Sevilla llegó a Granada para llevarse al "díscolo prácticamente detenido. No se le permitiría volver a Granada. Ahora sólo quedaba el paso definitivo: un golpe contra los hermanos Rosales [37] . Patricio González, al año siguiente pasaría a la clandestinidad, como uno de los fundadores de la Falange Auténtica, fiel al condenado Hedilla.

LA FALANGE DEFENDIÓ A FEDERICO GARCÁA LORCA

La detención de Federico García Lorca "se debe a Ruiz Alonso, más por agredir a la familia Rosales que al poeta mismo. La decisión para fusilarlo la tomó José Valdés Guzmán... Esto afirma el prestigioso historiador inglés Hugh Thomas [38] .

Desde el día 14 de julio, "Federico García Lorca se había mantenido tranquilo en la Huerta de San Vicente, acompañado de sus padres, de su hermana Concha, un par de sobrinos y Angelina, una niñera... hasta que el 20 de julio su cuñado Manuel Fernández-Montesinos, Alcalde de la ciudad, fue detenido en las propias dependencias del Ayuntamiento y enviado a la cárcel. Los testimonios de esos días fueron recogidos en una entrevista realizada por Gibson a Angelina, en el año 1966, cuando tenía 80 años de edad, pero conservaba una mente lúcida envidiable. Recuerda la anciana, que cuando sobrevenían los bombardeos de los republicanos, Federico bajaba precipitadamente del piso superior de la casa y con su hermana Con-cha y ella se escondían bajo el piano familiar. [39]

El primer registro tuvo lugar el 5 de agosto. Lo protagonizó el capitán Manuel Rojas, dirigiendo un grupo de pseudofalangistas. Pero no buscaban a Federico, sino a un hermano de Gabriel, el casero. (Por eso, según Luís Rosales, Lorca le diría que Rojas no tenía nada contra él.) "No obstante allanaron toda la casa, azotaron a Gabriel. Maltrataron a la madre y al señorito Federico le dijeron allí dentro maricón; le dijeron de todo. Y lo tiraron también por la escalera y le pegaron. Yo estaba dentro, y le dijeron de todo. Al padre, no le hicieron nada. Fue al hijo. Así recuerda Angelina este episodio, testimonio que coincide con el sobrino, el hijo de Concha, Manuel, quien en ese entonces sólo tenía cuatro años de edad. Tal acontecimiento, que estremeció a los habitantes de la Huerta, protagonizados por individuos tan siniestros, de baja calaña como Enrique García Puertas, más conocido con el apodo de "El Marronero, quienes actuaban por su cuenta y contaban con autorización para matar, significó que Angelina se fuera con los tres sobrinos menores de Federico a residir a la huerta de San Enrique, propiedad de unos amigos... [40]

Es entonces cuando a Federico se le ocurre acudir a sus amigos falangistas para pedirles protección. Se dirige a Luís Rosales, entonces profesor universitario de Literatura a sus 26 años, pero que se disponía a partir hacia el frente como voluntario falangista. Luís, en cuanto recibe la llamada, acude presto a la Huerta de San Vicente y ambos planifican el traslado a su casa, que estaba situada en el centro de la ciudad. Los hermanos de Luís, Miguel y Pepe, y sus padres acogen con los brazos abiertos la petición de Federico. Lo esconden en un piso de la casa, separada escasamente unos trescientos metros del Gobierno Civil, que ocupa el comandante Valdés. Durante diez días, las noches que regresaba Luís del frente, subía a dialogar con su amigo. Y en cada bombardeo de los aviones republicanos, se refugiaban en la planta baja [41] .

Ian Gibson, ante los documentos originales descubiertos en 1979, que confirmaban toda la versión que durante más de cuarenta años venía asegurando Luís Rosales, declara: "Fascinante es la revelación de que el día 15 ya se habían iniciado los trámites para prenderlo, sin informar de ello a Rosales, presentándose en la Huerta de San Vicente una escuadra al mando de Díez Esteve, miembro de la pandilla que rodeaba a Valdés en el Gobierno Civil. Ahora es más evidente que nunca que la denuncia contra el poeta no emanó de la Falange granadina, sino de las gentes, cedistas en su mayoría, que asesoraban al gobernador civil [42] .

El día 16 de agosto se enteran de que en los muros del cementerio de Granada han fusilado a Manuel, el ex alcalde.

No cabe duda. Tras la "visita de la patrulla de Manuel Rojas, del día 5, y una vez informados Valdés y Ruiz Alonso de la presencia de Federico García Lorca, debió encendérseles una luz siniestra en la cabeza. Su fama de poeta amigo de comunistas, ¡y de falangistas!, y la emisión por la radio republicana de supuestos poemas suyos contra los sublevados, junto con el temor de que la guarnición de Granada, rodeada de territorio leal a la República, acabara fusilada como la de Málaga (a pesar de que se entregara con bandera blanca), les haría concebir la orden de detención. Aquí fue el chasco: el poeta no estaba en su casa de campo. Tardaron once días en saber el lugar de su escondite. Pero, cuando se enteraron, su alegría debió ser inmensa. ¡Se trataba de la casa de los Rosales! Ahora sí, a los auténticos falangistas les darían "su merecido.

DETENCIÓN DE FEDERICO

El mismo día 16 se producirá la detención. "Se enteraron del lugar donde se encontraba, por presión que le hicieron los esbirros de Valdés a los familiares que permanecían en la Huerta de San Vicente. Se les amedrentó, indicándoles que si no informaban del sitio en el cual se hallaba oculto, se llevarían detenido al padre. Concha, la hermana, no pudo soportar tal amenaza y les indicó el lugar donde se refugiaba Federico. [43]

Al enterarse de que a García Lorca lo protegían los Rosales en su casa, Valdés acudió a Ramón Ruiz Alonso. Valdés y Ruiz, entusiasmados por poder matar a dos pájaros de un mismo tiro, redactaron "de común acuerdo la orden de detención con estas acusaciones: "... rojo destacado, espía de Rusia, amigo de Fernando de los Ríos, miembro de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética y escritor que había criticado la España tradicional. Valdés se decía falangista, sin saber, por ejemplo, que la opinión del boletín de Falange, "Fe, nunca fue mala sobre el ministro socialista de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos.

Claramente, el gobernador civil José Valdés Guzmán, el que ordenaría la detención y el asesinato de Federico García Lorca, era uno de esos "fantasmones sobre los que profetizó el propio José Antonio:

"Casi todos los que cuentan con la Falange para tal género de empresas, la consideran no como un cuerpo total de doctrina... sino como un elemento auxiliar de choque, como una especie de fuerza de asalto, de milicia juvenil, destinada a desfilar el día de mañana ante los fantasmones encaramados en el poder. Más adelante José Antonio advierte del peligro de que se quiera convertir a Falange en una "comparsa para "reinstaurar una mediocridad burguesa conservadora, orlada, para mayor escarnio, con el acompañamiento coreográfico de nuestras camisas azules... No seremos ni vanguardia ni fuerza de choque ni inestimable auxiliar de ningún movimiento confusamente reaccionario.

El periodista norteamericano Jay Allen, poco tiempo después, el 3 de octubre de 1936, obtendría permiso de las autoridades republicanas para romper el aislamiento en que se hallaba José Antonio en la cárcel de Alicante. Y le dio a conocer que jóvenes de camisa azul realizaban tareas de represión en territorio rebelde. El líder falangista no quiso creerlo, negándolo dos veces. Pero ante la insistencia del periodista, contestó: "Yo espero y pienso que lo que usted dice no sea verdad. Pero no olvide usted que ellos no tienen líder después de mi encarcelamiento, y no olvide usted que también otras muchas personas eran empujadas a la violencia...

En Granada quienes llevaban camisas azules ni eran falangistas ni estaban dirigidos por José Antonio, sino por un personaje advenedizo como Valdés.

El portador de la orden de detención de Federico García Lorca fue el propio Ruiz Alonso, de las milicias de la CEDA, quien ni siquiera era neofalangista ni siquiera advenedizo del falso falangismo, para así "humillar a Falange y realzar a las milicias de la CEDA. [44] Llegó a casa de los Rosales con dos escuadras de esbirros armados, a los que dejó fuera. Los tres hermanos Rosales y el padre estaban ausentes. El cedista aseguró a la madre que todo era algo de rutina. Fue "tan melosa la actitud de Ruiz Alonso, que hasta el propio Federico se convenció de que nada le iba a ocurrir. [45] Sin embargo, la madre de los Rosales consigue entretener a Alonso hasta mandar recado para llamar a su hijo Miguel, que estaba en la sede (los otros, Pepe y Luís, se hallaban en el frente). Miguel llegó y según su testimonio preguntó a Ruiz que qué pasaba.

- Tengo orden de detener a Federico García Lorca.

- ¿Por qué?

- Porque ha hecho más daño con su pluma que otros con las armas. [46]

Miguel discutió fuertemente e intentó evitarlo por todos medios, pero no pudo hacer más. De esta manera, se lo llevaron al Gobierno Civil. Valdés no estaba allí. A Federico lo registraron y quedó detenido.

Por la noche regresaron del frente Pepe y Luís. E, indignados, acuden inmediatamente al Gobierno Civil para rescatar a su amigo. Pepe se enfrenta en una discusión muy violenta con Ruiz Alonso. Luego recrimina de manera igualmente violenta a Valdés, sin importarle que se halla ante la máxima autoridad del Alzamiento en Granada. Y consigue que le permitan ver al prisionero. Pepe Rosales le promete a un asustadísimo Federico que lo va a sacar de allí. Federico había hablado con su amigo Luís confesándole medio en serio y medio en broma: "He rezado y he prometido no fumar hasta la medianoche para que ganen los militares.

Al día siguiente, el 17, Pepe Rosales consiguió del gobernador militar, coronel Antonio Gómez Espinosa, una orden escrita de libertad para Federico García Lorca. Y se presenta ante Valdés con ella. Pero Valdés le contestó siniestramente: "Lo siento. García Lorca ya no está aquí. Se lo han llevado a Víznar de madrugada. Y ahora ya veremos qué hacemos con tu hermanito. Se refería a Luís, acusado de haber escondido al poeta. "Luís Rosales perdía un amigo y quedaba en un gran peligro por haber sido amigo fiel. Trataron de expulsarlo de Falange, y corrieron amenazas muy serias de poder ser fusilado él mismo. [47] Qué contradicción que un falso falangista expulse de Falange a un auténtico falangista.

Además, Valdés había mentido, porque Federico seguía allí. [48] Se sabe porque Angelina, la niñera, por disposición de la familia, le llevó al poeta la comida (que consistía en un termo de café y un cesto con una tortilla y tabaco) los días 17 y 18 de agosto. [49]

Durante muchos años Luís Rosales ha venido afirmando que, una vez detenido Federico, mandó a las distintas autoridades granadinas un documento en el cual justificaba la inocencia de Federico y por tanto la razón para intentar salvarlo en su casa. Por su parte, Valdés siempre negaría en el futuro que tuviera algo que ver con la muerte de García Lorca. Rosales siempre ha insistido en que, de localizarse los documentos, se vería claramente la verdad y que su actuación había sido limpia. Todo ello como réplica a la leyenda negra que se urdió a su figura. Pero el documento no aparecía. Desde 1983, "gracias a las investigaciones del periodista granadino Eduardo Molina Fajardo... podemos leer la declaración de Rosales. ¡Era verdad cuanto vino diciendo durante 47 años y era cierto que quien ordenó el asesinato fue Valdés! "No es difícil imaginar el impacto que haría sobre Valdés la lectura de este documento, puesto que quien ordenó la detención del poeta había sido él mismo. Tampoco cuesta trabajo imaginar que, en aquel momento, Valdés se sentiría dispuesto a ordenar el fusilamiento de Luís Rosales, ese falangista molesto que se atrevía impertinentemente a poner en tela de juicio las decisiones de la superioridad. [50]

Poco después, a principios de octubre de 1936, varios diarios republicanos de Madrid recogerían las declaraciones del presidente de la izquierdista FUE de Granada, que acababa de escapar de dicha ciudad. Según éste, Luís Rosales había estado en gravísimo peligro por haber acogido en su casa a García Lorca: "Estuvo a punto de ser fusilado, pero intervino un hermano suyo, falangista significado... La noticia era exacta. No cabe la menor duda de que, en aquellos dramáticos momentos, la vida de Luís Rosales peligraba. [51]

"Luís Rosales cargó para siempre con la pena de no haber podido salvar a su amigo. Incluso se llegó a acusarlo de instigar su asesinato... Por eso ahora los versos de Luís Rosales nos suenan tristes: Hay amores que duran algo menos que un beso,/ y besos que han durado algo más que una vida. [52]

EL ASESINATO DE FEDERICO

Cuando Angelina fue al tercer día a llevarle de comer a Federico, o sea el 19, le indicaron con respuestas evasivas y contradictorias que ya no se encontraba allí.  Por testigos circunstanciales se ha comprobado que el poeta fue trasladado la madrugada del 19 a la Colonia, una ex residencia de descanso para niños en época veraniega, convertida, en esa fecha, en lugar de reclusión. Refieren los testigos, que alrededor de las 2 de la madrugada el cura de Víznar, que asistía a los condenados con la confesión, se retiró porque le comunicaron que esa noche no habría ningún otro fusilamiento.

Sin embargo, alrededor de las 4 de la madrugada, "la luna se llevó definitivamente a Federico junto a dos banderilleros y un maestro. [53] Seguramente fue asesinado por la espalda, junto a unos olivos del llamado barranco de Víznar. [54]

Tiempo después, según Gibson, un tal Manuel Luna, uno de los criminales, escribió una carta a un tal Melchor Fernández con estas repugnantes palabras: "En Granada me he distinguido bastante. Fui de los que asistieron, en una mañana de agosto, al fusilamiento, en el cementerio, ante las fosas abiertas, de setenta rojos, todos ellos bandidos, asesinos, criminales, violadores, incendiarios... y gocé mucho, muchísimo, porque se lo merecían. Entre ellos estaban el Presidente de la Diputación roja, Virgilio Castilla; el ex gobernador rojo de Alicante, Vicente Almagro; el alcalde rojo de Granada, Montesinos... Hicimos una buena limpia... Algunos días después cogimos al canalla de García Lorca -el peor de todos- y lo fusilamos en la Vega, junto a una acequia. ¡Qué cara ponía! Alzaba los brazos al cielo. Pedía clemencia. ¡Cómo nos reíamos viendo sus gestos y sus muecas! [55]

El acta de defunción dice: "Don Federico García Lorca... falleció en el mes de agosto de 1936, a consecuencia de heridas producidas por hechos de guerra, siendo encontrado el cadáver el día 20 del mismo mes en la carretera de Víznar a Alfacar... La fórmula "heridas por hechos de guerra es la misma que se ordenó utilizar por las autoridades del Alzamiento en todos los registros civiles de España para los fusilados. Se trata de una generalización falsa, pues en el caso de Federico, éste no estaba luchando en hechos de guerra. En cuanto a los registros civiles de territorio leal, los miles de asesinados por elementos del bando republicano ni siquiera constan en los libros de defunciones.

La Junta de Andalucía ha editado la obra premiada "Conocer a Federico García Lorca, donde se dice que "Lorca no murió ni por accidente, ni por enemistades personales, ni por casualidad, como quisieron hacer ver escritores del régimen franquista..., sino "por su lucha contra el fascismo, sus pronunciamientos contra las injusticias sociales, sus críticas severas y brillantes contra la intransigencia de una España tradicional, sus simpatías por el Frente Popular y su colaboración con las campañas culturales que organizó la República... aunque no estuviera afiliado a ningún partido político... fue una víctima... de la implacable máquina de terror y exterminio puesta en marcha con la intención de suprimir a todos los enemigos del Movimiento. [56] Yo añadiría que, igualmente , también era una "máquina de terror y extermino la impuesta en el otro bando por las chekas frentepopulistas contra "todos los enemigos de la revolución y con las vistas puestas en implantar un estado soviético. Tal era el terrible trance a que se vio sometida España entre ambos fuegos.

http://www.falange-autentica.es/categorias/cultura/538-federico-garcia-lorca-y-los-falangistas

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18899
Puntos patrióticos : 363062
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El mito del asesinato de Federico García Lorca.

Mensaje por Juanma_Breda el Miér Abr 09 2014, 15:38

Al menos eso me hace ver a Lorca como una victima más de la guerra pero no del franquismo tanto como lo intentan tildar.

Juanma_Breda
44-Subteniente
44-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4172
Puntos patrióticos : 30369
Reputación : 12890
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Un informe policial revela que Lorca fue fusilado por socialista, masón y homosexual

Mensaje por BRUC el Jue Abr 23 2015, 17:50



Un informe de 1965 de la Jefatura Superior de Policía de Granada revela que Federico García Lorca fue asesinado junto a otra persona y define al poeta como "socialista y masón", a la vez que le atribuye "prácticas de homosexualismo". En este documento, que muestra por primera vez la versión oficial del régimen franquista sobre la muerte del poeta, se dice que García Lorca fue fusilado en Víznar (Granada) "después de haber confesado", informa Efe.

Esta documentación, publicada por la Ser y eldiario.es, recoge que el poeta de Fuente Vaqueros fue enterrado en un barranco a unos dos kilómetros del lugar conocido como Fuente Grande.

En el informe se relata que Lorca era "un masón perteneciente a la logia Alhambra en la que adoptó el nombre simbólico de Homero" y que "estaba conceptuado como socialista por la tendencia de sus manifestaciones y por lo vinculado que estaba a Fernando de los Ríos, como también por sus estrechas relaciones con otros jerifaltes de igual signo político".

Se indica además que "estaba tildado de prácticas de homosexualismo, aberración que llegó a ser voxpópuli, pero lo cierto es que no hay antecedentes de ningún caso concreto".

El documento explica que Lorca fue detenido en la vivienda de sus amigos, los hermanos Rosales, donde se había refugiado, y que el lugar fue rodeado "con gran aparato por Milicias y Guardias de Asalto".

"Fue sacado del Gobierno Civil por fuerzas dependientes del mismo y conducido en un coche al término de Víznar (Granada) y en las inmediaciones del lugar conocido como Fuente Grande, en unión de otro detenido cuyas circunstancias personales se desconocen, fue pasado por las armas después de haber confesado", añade el informe.

También precisa que fue "enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra, en un barranco situado a unos dos kilómetros a la derecha de dicha Fuente Grande, en un lugar que se hace muy difícil de localizar".

Expertos en la vida y obra de García Lorca consultados por Efe han destacado la trascendencia que tiene la publicación de este informe, que documenta la versión oficial del régimen franquista sobre el asesinato, aunque han advertido de las muchas limitaciones e inconcreciones que presenta.

El hispanista Ian Gibson ha destacado la importancia de que se conozca este documento, si bien ha puntualizado que en buena parte ya había sido recogido por el periodista falangista Eduardo Molina Fajardo en "Los últimos días de García Lorca", publicado en los años ochenta.

"Esa obra ya resume el contenido de los documentos oficiales conocidos ahora", ha señalado Gibson, que ha subrayado la relevancia de que, por primera vez, se tenga constancia fehaciente de un informe oficial procedente de Granada.

No obstante, el hispanista se ha referido a los "errores garrafales" que contiene la documentación, algo que pondría de manifiesto que fue redactada con información oral, al equivocarse por ejemplo al nombrar a la madre de García Lorca o al gobernador civil.

El investigador Miguel Caballero, autor del libro "Las trece últimas horas en la vida de García Lorca", cree que el informe aportaría intencionadamente "confusión" a la muerte del poeta en un intento para "ocultar" a los autores reales de su asesinato por parte de los agentes de Granada.

El historiador y presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada, Rafael Gil Bracero, ha señalado "errores de bulto" en el relato policial y ha restado credibilidad a un documento oficial "sin firma ni autoría" pero sí "con intencionalidad", ha dicho.

El periodista e investigador Fernando Guijarro ve también en el informe la intención de ocultar lo ocurrido por el error que supuso que la orden del mando franquista de "no tocar" a García Lorca llegara tarde a Granada y, en su opinión, refuerza su teoría de que el cuerpo fue desenterrado días después, motivo por el que no se precisaría el lugar exacto de su enterramiento.

Estas apreciaciones sobre los documentos oficiales conocidos hoy se suman al interés vigente que despierta el paradero de los restos del poeta en los terrenos de Alfacar donde, hasta hace unos meses, ha trabajado un equipo de especialistas con el respaldo de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.

Precisamente, el arqueólogo Javier Navarro Chueca, que ha dirigido a ese equipo de investigación, ha anunciado hoy a Efe el encuentro que el próximo 6 de mayo mantendrá en Sevilla con responsables de la administración autonómica para trasladarles su intención de culminar el trabajo iniciado, con o sin apoyo económico institucional, para llevar a cabo una excavación arqueológica.

http://www.larazon.es/cultura/un-informe-policial-revela-que-lorca-fue-fusilado-por-socialista-mason-y-homosexual-KN9528950

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8191
Puntos patrióticos : 147693
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.