Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Hoy a las 01:42 por HIMNOSHISTORICOS

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 00:49 por HIMNOSHISTORICOS

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Ayer a las 23:01 por Ruta AP7

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Ayer a las 22:11 por Valle

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Ayer a las 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Ayer a las 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Ayer a las 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Ayer a las 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Ayer a las 16:04 por La Revolución por Hacer

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Ayer a las 14:50 por Juanma_Breda

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Ayer a las 14:03 por Juanma_Breda

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Ayer a las 13:11 por Clemente

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Ayer a las 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Ayer a las 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Ayer a las 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Ayer a las 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Ayer a las 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Ayer a las 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Ayer a las 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Ayer a las 01:50 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Jue Dic 01 2016, 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Jue Dic 01 2016, 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Jue Dic 01 2016, 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Jue Dic 01 2016, 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Jue Dic 01 2016, 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Jue Dic 01 2016, 16:53 por La Revolución por Hacer

» En un mundo inseguro y que ya da asco
Jue Dic 01 2016, 10:18 por Antonio García Fuentes

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Jue Dic 01 2016, 02:04 por HispanoCortés501

» DONALD TRUMP es una persona de maravilla y PUTIN cree en él.
Jue Dic 01 2016, 01:59 por HispanoCortés501

» Las 10 noticias más censuradas del año 2015 y 2016
Jue Dic 01 2016, 01:56 por HispanoCortés501

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Jue Dic 01 2016, 01:47 por HispanoCortés501

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Jue Dic 01 2016, 01:45 por HispanoCortés501

» La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad
Jue Dic 01 2016, 01:41 por HispanoCortés501

» Digno de ver: una hispanocubana sacando de quicio a los castristas en un debate televisivo
Jue Dic 01 2016, 01:27 por HispanoCortés501

» El fusilamiento de Muñoz Seca contado por su nieto, Alfonso Ussía
Miér Nov 30 2016, 20:40 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Miér Nov 30 2016, 18:29 por La Revolución por Hacer

» Los indefensos ante la violencia de género
Miér Nov 30 2016, 10:55 por Antonio García Fuentes

» Nacionalismo proteccionista versus Nacionalismo liberal
Miér Nov 30 2016, 01:49 por ilustrado

» Genocidios del Imperio británico
Miér Nov 30 2016, 01:21 por ilustrado

» Más de 200 altos cargos del Gobierno de Puigdemont cobran más que Rajoy.
Miér Nov 30 2016, 00:30 por niunpasoatras.org

» En China aprueban pena de muerte para políticos corruptos
Mar Nov 29 2016, 22:55 por El Zorro

» JUAN GARCÍA CARRÉS
Mar Nov 29 2016, 22:00 por HIMNOSHISTORICOS

» Tres representantes de la CUP viajarán a Cuba para asistir a los actos de homenaje a un tirano
Mar Nov 29 2016, 21:40 por Juanma_Breda

» La embotelladora de Coca Cola se alía con el separatismo y las redes piden el boicot
Mar Nov 29 2016, 18:19 por Netón

» La otra cara del antifascismo.
Mar Nov 29 2016, 16:12 por Ruta AP7

» La Policía pide ayuda para localizar a 10 peligrosos fugitivos
Mar Nov 29 2016, 11:31 por BRUC

» Sobre la muerte del “dios” Castro
Mar Nov 29 2016, 11:18 por Antonio García Fuentes

» El Gobierno navarro apoyará hoy a los agresores de Alsasua
Mar Nov 29 2016, 00:51 por El Zorro

» El ejército sirio conquista un tercio del sector rebelde de Alepo.
Mar Nov 29 2016, 00:36 por ruedex

» ¿Por qué hay tan pocas mujeres en los partidos contrarios a la inmigración?
Lun Nov 28 2016, 23:30 por La Revolución por Hacer

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

BATALLA DE PENSACOLA. 1781-Bernardo Gálvez

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

BATALLA DE PENSACOLA. 1781-Bernardo Gálvez

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Sáb Jul 05 2014, 12:11





         El 8 de mayo de 1781, en la ciudad estadounidense de Pensacola, Florida se produjo una de las batallas más decisivas de la Guerra de Independencia de las 13 Colonias norteamericanas frente a los ingleses al abrir un nuevo frente de combate al sur. Los vencedores no fueron las tropas del General Washington sino los infantes españoles a las órdenes de Bernardo Gálvez.

         España aprovechándose de la oportunidad que le concedía la Guerra de Independencia trató de recuperar el territorio de la Florida. En el tratado de Paris de 1763 que puso fin a la Guerra de los Siete años, España cedió la península de Florida al Reino unido a cambio de la Habana y Manila.

         Bernardo de Gálvez fue nombrado en 1776 Gobernador Interino de la Luisiana Occidental. Este territorio fue cedido por Francia en 1763 como compensación de los territorios perdidos por apoyar a los franceses en la reciente guerra contra los franceses...


         Desde un principio los rebeldes fueron apoyados por los ambas monarquías borbónicas. Siendo el propio Bernardo el que negociaría con Thomas Jefferson el bloqueo del puerto de Nueva Orleans y el acceso al Misisipi para las naves británicas.

         Gracias a las buenas comunicaciones con  Madrid el aviso de las hostilidades llegó rápidamente a los ejércitos coloniales españoles antes que a las tropas  inglesas del general John Campbell. En un ataque sorpresa por tierra las tropas de Gálvez tomaron Mobile y el fuerte Charlotte obligando a los casacas rojas a refugiarse en la ciudad de Pensacola. Gracias a estas acciones Gálvez fue ascendido a Mariscal de Campo.


         Debido a su situación en una estrecha lengua de tierra, rodeada por bancos de arena y marismas, su conquista resultaba muy compleja. Pensacola tenía tres fortalezas en línea que estaban sucesivamente a mayor cota que las anteriores, Fuerte George, El Sombrero y más elevada de ellas el Fuerte de la Medialuna.

 Gálvez defendía que la mejor forma de tomarla era por mar mientras que el Capitán de fragata Miguel de Goicochea proponía que fuese por tierra. El Consejo de la Habana, dirigido por el gobernador Diego Navarro y el comandante General Navia apoyaron la estreategia de Galvez y le entregaron el mando de 3900 hombres.

         Zarpó de la Habana en su buque insignia "San Ramón", de 64 cañones, con tres fragatas, un paquebote y varios pequeños transportes más, con una fuerza de sólo 1.315 soldados, el 28 de febrero de 1781. Esperando reunirse más tarde con las tropas salidas de Mobile, unos 500 hombres que se unieron a los 1.400 llegados de Nueva Orleans

El viernes 9 de marzo de 1781 los españoles desembarcaron en la Isla de Santa Rosa, situada fuera de la bahía,  usando esta como base para el ataque. Pero la flota era muy modesta para comenzar el ataque por lo que decidió bloquear la salida de la bahía en espera del resto del ejército.
         Los navíos españoles no se internaban dentro de la bahía ya que al carecer de cartas de navegación José Calvo de Irázabal, jefe de las fuerzas navales, no se atrevía a poner en peligro a las flota. Gálvez tras varias discusiones con su subordinado el 9 de marzo, decidió entrar en la bahía a bordo del Galveztown seguido por el Valenzuela, naves que estaban bajo su mando directo. Gritando:

“Yo solo“
         Viendo la valentía de Gálvez el resto de la flota les siguió salvo la fragata San Ramón capitaneada por Irázabal que puso rumbo a la Habana. Con la flota fondeada en la bahía, Bernardo esperó la llegada de refuerzos.      

El 19 de abril acudieron los refuerzos de la Habana, 1600 hombres más. Gálvez decidió que 1350 marineros realizasen funciones de apoyo en las operaciones terrestres. También se le unieron cuatro fragatas francesas que aportaron 725 infantes. 
En total el ejército español disponía de unos 7500 hombres y 19 navíos de línea frente a los 3600 británicos guarnecidos en el Fuerte George. Entre las unidades atacantes destacan batallón fijo de Luisiana, los regimientos del Rey, la Corona y el Príncipe, el Real Cuerpo de Artillería, los regimientos: España, Navarro, Guadalajara, Mallorca, Navarra, Soria, Aragón, voluntarios de Cataluña y Toledo, el batallón fijo de La Habana, y los tres regimientos de la brigada irlandesa de España. Las unidades sitiadas son: 16º Rgto. inglés (el 60º inglés, el 3 er. Rgto. alemán de Waldeck, los Rgtos. de Realistas de Maryland y Pensilvania, los West Florida Royal Forresters, , los Dragones de Maryland, y unos 950 indios grigs, negros, civiles armados más los marinos de los buques HMS "Mentor" y "Port Royal".


Créditos: GEHM
Es la hora de comenzar el ataque. El 1 de mayo se instala una batería de seis cañones de veinticuatro libras en lo alto de una colina donde disparan a las posiciones británicas, los que hicieron  una carga por sorpresa logrando destruir la batería española. Se empiezan entonces a instalar morteros que causan graves daños con la metralla. 6 de mayo de 1781 los españoles efectúan 560 disparos con morteros y 200 de metralla El 8 de mayo. Tras destruir las defensas externas, se  disparar al interior de Fort George. Un afortunado disparo de mortero de los españoles produjo la explosión del almacén de pólvora de los ingleses. Provocando la muerte de de golpe a  más de 100 soldados. Aprovechando el desconcierto, el capitán Cajigal inició el cañoneo sobre la fortaleza donde ondeaba todavía orgullosa la Union Jack. Gálvez ordena el asalto a sangre y fuego a la fortaleza inglesa, desencadenándose un durísimo combate cuerpo a cuerpo donde destacaron las unidades de granaderos. Finalmente las tropas inglesas se ven sobrepasadas y John Campbell se ve obligado a levantar bandera blanca y rinde la plaza  el día 10 a las 5 de la tarde  a la Corona Española.
Los ingleses sufrieron 150 muertos,  400 heridos y   2.200 prisioneros. Las tropas españolas contaron con  tan sólo, 80 muertos y 200 heridos

Bandera capturada por Gálvez
"El 10 (10-V-1781) a las 3 de la tarde se formaron a 500 varas del fuerte Jorge 6 compañias. de granaderos y las de cazadores de la Brigada francesa, a cuya distancia salió el General con su tropa y después de haber entregado las banderas del Regimiento Waldeck, y una de artillería, con las ceremonias acostumbradas rindieron sus armas".
 [size=19]Gracias a esta conquista España recuperó el control de la Florida (Tratado de Versalles 3 de septiembre 1783) además de abrir un nuevo frente en la guerra. Que obligo a los británicos a desviar tropas al sur además de tener que vigilar las rutas de trasporte frente a los ataque corsarios españoles que partían de este territorio.





[/size]
ORDEN DE BATALLA

PLANA MAYOR DEL EJERCITO:

 Comandante general: Mariscal de Campo Bernardo de Gálvez

 Segundo Comandate: Mariscal de Campo Juan Manuel de Cagigal

 Mayor General: Coronel Jose de Ezpeleta

 Cuartel Maestre General: Teniente Coronel Francisco de la Nava

 Comandante de la Artilleria: Teniente Coronel Vicente Risel

 Comandante de Ingenieros: Teniente Coronel José de Urraca.

BRIGADAS:
 PRIMERA BRIGADA:
 Comandante: Brigadier Jerónimo Giron
 Cuerpos:1592 hombres en total
 Rey: 419 hombres
 Principe: 257
 Navarra: 672
 Habana: 244

 SEGUNDA BRIGADA:

 Comandante: Coronel Manuel Pineda

 Cuerpos: 1386 hombres en total

 Soria: 495
 Hibernia: 467
 Flandes: 424

 TERCERA BRIGADA:

 Comandante: Coronel Francisco Longoria
 Cuerpos: 1343 hombres
 Guadalajara: 328
 España: 428
 Aragon: 287
 Luisiana: 149
 Dragones: 97

 CUARTA BRIGADA:

 Comandante: Capitán de Navío Felipe López de Carrizosa
 Cuerpos: 1323 hombres.
 Marineros: 624
Infantes de Marina: 699

 TOTAL BRIGADAS: 5.644 Hombres.

TROPAS AFECTAS AL CUARTEL GENERAL:

 1 DIVISION.CAMPO VOLANTE:
 Cuerpos: 741 hombres
 Comandante: Coronel Pablo Figuerola
 2 de Cataluña, 228 hombres
 Fusileros de montaña, 78
 Milicias de pardos de La Habana, 262
 Milicias de Nueva Orleans, 173

 2 DIVISION.FRANCESA.

 Comandante, Capitán de navío Marine royale: Mr. de Boiderut
 Cuerpos: 509 hombres
 dotaciones de marineria e infanteria de marina de los buques franceses, 509.

 3 DIVISION. ARTILLERIA.

 Comandante. Teniente Coronel Vicente Risel
 Cuerpos: 471 hombres
 Artilleros españoles, 209
 Artilleros franceses, 74
 Artilleros marina española, 80
 Artilleros marina francesa, 108

 Escolta del cuartel general:
 Carabineros de Nueva orleans: 13
 Zapadores (gastadores de fortificaciones): 120

TOTAL GENERAL DEL EJERCITO: 7.485 hombres. 

ARMADA

 La escuadra, al mando de José Calvo, para la escolta de los transportes de tropas de ocupación de Pensacola es la siguiente:

 - Navío San Ramón 64 (cañones) insignia de José Calvo
 - Fragata Santa Clara 34 capitán de fragata Miguel Alderete
 - Fragata Santa Cecilia 28 capitán de fragata Miguel de Goicoechea
 - Chambequín Caimán José Serrato
 - Paquebote San Gil José María Chacón  

 REFUERZOS: una escuadra de 11 navíos y 4 fragatas al mando de Cagigal, más 4 navíos y 4 fragatas al mando del francés Chevalier de Monteil. La escuadra, al mando de José Solano y Bote, llega a la isla de Santa Rosa, el 21 de abril:

 - Navío San Luis 80 insignia de José Solano
 - " San Francisco de Asís 74
 - " San Juan Nepomuceno 74
 - " Guerrero 74
 - " San Miguel 74 
 - " Arrogante 74 
 - " San Gabriel 74 
 - " San Agustín 74
 - " Velasco 74
 - " San Nicolás 80
 - " Astuto 58
 - " Palmier 74 francés
 - " Intrepide 74 francés
 - " Triton 64 francés
 - " Destín 74 francés


“BATALLA DE PENSACOLA. 1781” Francisco García Campa – Bellumartis Blog de Historia Militar

http://bellumartis.blogspot.com.es/2013/05/batalla-de-pensacola-1781.html


Última edición por HIMNOSHISTORICOS el Dom Jul 27 2014, 10:27, editado 1 vez

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18875
Puntos patrióticos : 362895
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Gálvez: el marino español que se aventuró «solo» contra las defensas inglesas de Florida

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Jul 27 2014, 10:26

Gálvez: el marino español que se aventuró «solo» contra las defensas inglesas de Florida


En una batalla clave para la independencia de EE.UU., el malagueño entró con 4 navíos en una bahía repleta de navíos británicos: «El que tenga honor y valor que me siga», dijo

US ARMY CENTER FOR MILITARY HISTORY
Tropas españolas cargan contra los ingleses en el fuerte del «Rey Jorge»

El país que estos días dirime entre Obama o Romney vivió en Pensacola una batalla decisiva para su independencia. Y, fíjense por donde, aquella lid de 1781 fue librada y ganada por la Infantería de Marina de la siempre olvidadiza España. Una vez más las casacas rojas de la Pérfida Albión se cruzaban en el rumbo de nuestra Historia. Esa vez, al inglés le tocó perder.
El de Pensacola, en tierras de la Florida occidental, fue un desembarco audaz y osado dada la dificultad de acceder a su bahía. Una empresa temeraria que, exitosa finalmente, alumbraría para siempre el arrojo (cojones, que se dice ahora) de uno de los personajes más influyentes y desconocidos de la Historia común de España y de EE.UU: Bernardo de Gálvez Gallardo Madrid, vizconde de Galvestón y conde de Gálvez. Tras aquel fuego de Pensacola su escudo de armas siempre luciría el lema de «Yo Solo», porque así fue cómo entró en el bastión inglés de la Florida: «El que tenga honor y valor que me siga».
«Para entender el desembarco de Pensacola, antes debemos remontarnos a la Guerra de los Siete Años (1756-1763), ganada por el Reino Unido a una coalición de naciones entre las que se encontraba Francia y España», relata José María Moreno Martín, jefe de la sección de Cartografía del Museo Naval, que este mes exhibe como «pieza destacada» un mapa en ocho viñetas sobre la batalla de Pensacola.
Tras esa guerra, la España de Carlos III y la Francia de Luis XV, y después Luis XVI, aguardaban avizor una primera oportunidad para devolver el golpe a Inglaterra. Y esa vino con la sublevación de las Trece Colonias (1775) que para sufragar las guerras de la metrópli veían cómo sus cargas impositivas aumentaban sin cesar. La gota que colmó el vaso fue el nuevo impuesto del té, que originó un motín en Boston.
España ayudó con dinero a los rebeldes norteamericanos desde el inicio
España desde el primer momento ayudó económicamente a los rebeldes norteamericanos llegando a pertrechar a 30.000 rebeldes con sus uniformes, fusiles y 216 cañones, pero... ¿debía intervenir militarmente como hizo posteriormente la Francia de Luis XVI tras la insistencia de Benjamin Franklin? He ahí el dilema del Rey Carlos III. «España se encontraba en una posición más delicada. Por un lado nos encontramos con las tesis del Conde de Floridablanca, que abogaba por mantenerse neutral so pena de desencadenar un efecto dominó de independencias en las colonias españolas americanas. Por otro lado, el Conde de Aranda, embajador de España en París, veía en el apoyo a las Trece Colonias una oportunidad idónea para recuperar Gibraltar», explica Moreno Martín.
Definitivamente se impusieron las tesis del Conde de Aranda y en 1779 España declaró la guerra a Gran Bretaña. Ya nada sería igual en la Guerra de Independencia de las Trece Colonias: Inglaterra se vería obligada a dividir esfuerzos en el Canal de la Mancha (contra Francia), el Mediterráneo (contra España) y el Golfo de México, donde Inglaterra había arrebatado años antes a España algunas plazas marítimas como era el caso de Pensacola, también conocida como San Carlos de Panzacola. Conclusión: las fuerzas de la guerra por la Independencia de las Trece Colonias se niveló. Por un lado, Reino Unido (120 navíos y 100 fragatas) y, por el otro, Francia (60 navíos y 60 fragatas) y España (60 navíos y 30 fragatas).
Es aquí donde saldrá a relucir el ingenio del entonces gobernador de la Luisiana, el malagueño Bernardo de Gálvez (Macharaviaya, 1746 - Tacubaya, en Ciudad de México,1786) quien comenzó a forjar su leyenda militar como capitán en tierras de Nueva España, llevando a cabo una campaña contra los indios Apaches. Con 24 añitos y heridas a doquier, el futuro «Yo Solo», ameritaba ya el galón de comandante de armas de Nueva Vizcaya y Sonora (aproximadamente el actual estado de Nuevo México). El héroe militar español en tierras del ahora EE.UU. forjaba su leyenda, aunque antes regresaría a España para participar en la fallida expedición de Argel (1775), foco central de la piratería en el Mediterráneo.
En su vuelta a América en 1776 Bernardo de Gálvez es destinado a la plaza de Luisiana. Y es por eso que cuando España decide librar batalla a Inglaterra en el Golfo de México todas las venturas se dirigen hacia él. Fijó como objetivo recuperar Pensacola; antes caerían las posesiones británicas de Manchac y Baton Rouge -en la desembocadura del río Mississipi- o Mobila (1779). El círculo se estrechaba así en torno a la capital de la Florida. Sin embargo, su disposición geográfica y su estrecho con escasa profundidad impedía acometer la empresa.
«Se trataba de una operación bastante complicada, por no decir inverosímil», destaca el jefe de cartógrafos. Un 28 de febrero de 1781 partía desde La Habana la expedición española con 36 buques de guerra con José Calvo Irazábal como de jefe de la escuadra. En sus tripas los ansiosos infantes de Marina aguardaban el desembarco. Por tierras otras tropas españolas y después francesas esperaban el desembarco para envolver la plaza de Pensacola.
En este momento nos dirigimos de nuevo al Museo Naval de Madrid. En el mapa de 8 viñetas que se exhibirá durante dos meses más como «la pieza detallada» (encargado a raíz del informe de la toma de Pensacola «con la clara intención de narrar la historia de una batalla») observamos en su parte central a los navíos españoles frente al escenario de la batalla. La ciudad de Pensacola en su bahía y la isla de Santa Rosa en la bocana de acceso, formando un estrecho con la posición fortificada de Barrancas Coloradas, desde donde provenía el principal riesgo de la empresa.

ARCHIVO DEL MUSEO NAVAL-MAPA PENSACOLA
La toma de la isla de Santa Rosa
El trabajo se auguraba duro, ya que, para llegar hasta su objetivo, la escuadra tenía que pasar a través de un estrecho flanqueado por dos baterías de cañones. Una sentencia de muerte sin duda. Por ello, Bernardo de Gálvez se decidió a tomar el fuerte de la isla de Santa Rosa para así evitar ser aniquilados por un fuego cruzado.
Con valentía, las tropas del malagueño desembarcan en el terreno dispuestas a derramar sangre inglesa pero, para su sorpresa, la fortaleza estaba desmantelada. «Consiguieron tomar la isla sin ninguna baja y sin ningún disparo», sentencia Moreno Martín. La moral aumentó pues, para entrar hacia la bahía de Pensacola, ya sólo tenían que pasar a través de la batería de las Barrancas Coloradas.
«Yo solo»
«Una vez conseguido esto, lo que pretendía Bernardo de Gálvez es pasar con toda la escuadra, eso sí, lo más cerca posible de la isla (ya española) para evitar el fuego de las Barrancas Coloradas», afirma el jefe de la sección de Cartografía. La empresa comenzaba a tomar forma, pero, al aventurarse por el estrecho, el fondo del casco del navío en el que viajaban el malagueño y Calvo (el San Genaro), tocó en el suelo: tenía demasiado calado para pasar. Por ello, fue necesario salir a aguas más profundas para no quedar encallados.
En ese momento comenzaron las discrepancias pues, mientras Gálvez quería entrar en la bahía y tomar Pensacola, José Calvo (al mando de la escuadra), se negaba en rotundo a atravesar el estrecho. Y es que argumentaban, no sin razón, que no se conocía bien el terreno y que una peligrosa tormenta tropical se aproximaba hacia el lugar. Además, la batería situada en el fuerte de las Barrancas Coloradas seguía activa y, en el caso de que un navío quedara encallado, toda la escuadra podría sufrir su fuego y ser seriamente dañada.
Gálvez entró en la bahía al grito de «El que tenga honor y valor que me siga»
Para Gálvez, en cambio, no había opción. El marino subió a bordo de un bergantín llamado «Gálveztown» (un barco con menor calado que el «San Genaro») y se dispuso a llevar a cabo una de las mayores heroicidades de la Historia española: entrar sólo en la bahía pasando a través del fuego enemigo. Sus últimas palabras quedarían grabadas en la historia: «Una bala de a treinta y dos recogida en el campamento, que conduzco y presento, es de las que reparte el Fuerte de la entrada. El que tenga honor y valor que me siga. Yo voy por delante con el Galvez-town para quitarle el miedo».
No había vuelta atrás, Gálvez enarboló la bandera de Comandante y entró en el puerto junto dos pequeñas cañoneras y un buque de transporte. En contra de lo que se puede pensar, no sufrió serios daños por parte de las baterías enemigas y, además, atrajo el fuego sobre sus barcos. «De aquí es donde viene la leyenda que se puede leer en su escudo de armas: ‘Yo Solo’, porque pasó sin que le siguiera en principio ningún comandante», explica Moreno. «Después pasó toda la escuadra, ya que había buques que hacían frente al fuego de las Barrancas Coloradas y podían atravesar la zona con seguridad» determina el experto.
La marcha de Calvo y la llegada de refuerzos
Tras la entrada en la bahía de Gálvez, el resto de buques se decidieron a seguirle. ¿Todos? No. Hubo uno que se retiró, y es, según fuentes históricas, el navío en el que se encontraba José Calvo. Al parecer, el oficial decidió volver a La Habana tras ver el éxito del malagueño. Definitivamente, su misión había acabado, como más tarde le haría saber Gálvez mediante una misiva.
Antes de llegar a su destino, sin embargo, se detuvo en Matanzas (Cuba) donde preparó minuciosamente su defensa ante las posibles acusaciones que sufriera al llegar a territorio español. ¿Se apoderó la vergüenza de él?, probablemente, pero nunca se supo a ciencia cierta. Lo que es cierto es que, al partir, dejó a la flota española sin su navío, un gran activo en la contienda.
Una nueva escuadra llegó para reforzar a los españoles
Tras el ataque inicial, y como estaba planeado, una fuerza terrestre española tomó posiciones para ayudar a asediar Pensacola. Pero esos no serían los únicos refuerzos que recibiría Gálvez. «Ese mes llegó una nueva escuadra de navíos, en un principio se pensaban que era enemiga y que venía a ayudar a los sitiados en Pensacola, pero descubrieron que eran españoles comandados por José Solano y Bote que acudían a socorrer a Gálvez», destaca Moreno. Con esta flota eran ya casi 8.000 los hombres preparados para iniciar el asedio en contra de los 3.000 ingleses.
Además, a los asaltantes también se les unieron cuatro fragatas francesas con casi 800 soldados. Y es que, Francia quería aportar también en esta batalla su pequeño granito de arena (o de pólvora), para favorecer la expulsión de Florida de los ingleses y, por lo tanto, luchar a favor de la independencia de los colonos.
La caída de Pensacola
Tras la entrada en la bahía, todo dependía ahora de las fuerzas terrestres, comandadas por José de Ezpeleta. Este, tenía órdenes de tomar los tres fuertes que defendían Pensacola: el de la «Media Luna», el del «Sombrero» y el del «Rey Jorge». «El siguiente episodio se produjo cuando las fuerzas españolas consiguieron tomar la fortaleza de la Media Luna, donde murieron 52 británicos», explica el jefe de Cartografía.
«A partir de ahí consiguieron pasar a la del Sombrero, luego a la del Rey Jorge y asaltar por detrás la ciudad», finaliza Moreno. La misión tocó a su fin, pues en menos de diez días Pensacola se rindió a los españoles. Las Barrancas Coloradas fueron las siguientes en abandonar la defensa, y es que, tras la caída de la ciudad, poco tenían que hacer ante el arrojo de Gálvez.
Una tormenta imperfecta
Una vez finalizada la contienda un nuevo enemigo se asomó entre las nubes: un huracán que causó grandes problemas a los españoles entre el 5 y el 6 de mayo de 1781, como bien puede apreciarse en una de las últimas viñetas del mapa. «Se puede ver como el autor dibuja una mar rizada y los barcos inclinados con sensación de movimiento», sentencia el experto. Sin embargo, no hubo que lamentar grandes daños, ya que los buques se retiraron de la costa y acudieron a proteger la entrada de la bahía frente a posibles refuerzos ingleses.


Bernardo de Gálvez
A pesar de las pocas bajas que sufrieron los dos bandos durante esta contienda (74 españolas por 145 inglesas), sin duda la de Pensacola fue una de las batallas que favoreció la independencia de los EE.UU. Y es que, gracias a la toma de la ciudad, se abrió otro frente para los ingleses, que se vieron obligados a destinar soldados a las inmediaciones de la zona descuidando en cierta manera la lucha contra los colonos.
La hazaña le valdría a José Solano y Bote el título de «Marqués del Socorro» por la ayuda prestada. A su vez, Gálvez recibiría gracias a la toma de Pensacola el nombramiento de mariscal de campo, además de un título que no le abandonaría jamás… «Yo solo».
En la España descafeinada de hoy, apenas nadie recuerda aquellos avatares acaecidos en la Florida a fines del siglo XVIII. Si preguntáramos en un instituto, Universidad o redacción de periódico (sí, también) qué es Pensacola nos sorprenderíamos con la respuesta. Eso será en España, porque en EE.UU. aún tienen claro que sin el arrojo de Bernardo de Gálvez quizás todo habría sido diferente.
PD- No se pierdan las conferencias sobre el Mapa de la Batalla de Pensacola los próximos 25 de noviembre y 30 de diciembre en el Museo Naval de la Armada, en Madrid.
4 preguntas al Comandante General de la Infantería de Marina, Pablo Bermudo y de Espinosa (General de División)
E.V./M.P.VMADRID
1. ¿Qué importancia tiene la Batalla de Pensacola para la Armada de hoy y la Infantería de Marina en particular?
Lo más destacable es, sin duda alguna, la trascendencia de haber participado de una manera directa y decisiva en el proceso de independencia de los Estados Unidos de América. Este vínculo histórico continúa presente hoy en día y se pone de manifiesto en las excelentes relaciones existentes entre la Fuerzas Armadas de ambos países, y en particular de la Infantería de Marina y el Cuerpo de Marines estadounidense.
2.¿Por qué cree que es tan desconocida en España esta batalla, por otra parte vital para la independencia nada menos que de EE.UU.?
A diferencia de lo que ocurre en EE.UU y en otros países de nuestro entorno, la atención prestada hacia la historia militar en España constituye todavía una asignatura pendiente en todos los ámbitos del sistema educativo. Nuestro pasado está repleto de hechos gloriosos de los que debemos sentirnos orgullosos, ya no solo como militares, sino como españoles y que deben ser rescatados del «baúl de los recuerdos» dado que constituyen un excelente ejemplo de valores tan importantes y necesarios hoy en día como son el honor, el valor, la disciplina y la lealtad.
3. ¿Cómo eran aquellos infantes de Marina del último tercio de siglo XVIII?
Me atrevo a decir que el lema actual del Cuerpo de Infantería de Marina define perfectamente cómo eran aquellos infantes de finales del Siglo de las Luces, unos «valientes por tierra y por mar».
4.¿Cómo definiría la personalidad y visión militar de Bernardo de Gálvez?
El carácter expedicionario que ha caracterizado a la Armada y, en particular a la Infantería de Marina prácticamente desde su creación en 1537 (recordemos que es la más antigua del mundo) ha marcado la personalidad de todos sus miembros desde siempre. Bernardo de Gálvez fue un militar destacó por su extraordinario valor y honor, virtudes humanas que han movido muchas veces la rueda de nuestra historia.

http://www.abc.es/20121102/espana/abci-batalla-pensacola-201210311743.html

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18875
Puntos patrióticos : 362895
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.