Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» 23-F: Quintana Lacaci y su promesa a Franco
Hoy a las 17:52 por BRUC

» La extrema izquierda amenaza el Campus de Vox: ‘¡No pasarán!’
Hoy a las 17:48 por BRUC

» Bripac recupera la bandera de su primera operacion de guerra
Hoy a las 16:41 por BRUC

» Maniatan y dan una paliza a un cura de una parroquia de Coslada para robarle
Hoy a las 16:36 por Neilo65

» El “bizcochazo real”
Hoy a las 16:34 por Neilo65

» Las Femen boicotean a Le Pen por defender a la mujer en el islam
Hoy a las 15:50 por Neilo65

» Carmena quiere poner a los madrileños a tejer la bandera del Orgullo Gay
Hoy a las 15:26 por Neilo65

» El coletas hace apologia del terrorismo al estilo Etarra
Hoy a las 13:24 por Invitado

» El tiempo pasa todo sigue igual o peor…
Hoy a las 09:40 por Antonio García Fuentes

» Urdangarin, libre sin fianza por su "arraigo y conducta"
Ayer a las 22:10 por Neilo65

» El repartidor que zanjó con una torta la broma del 'caranchoa' alega miedo
Ayer a las 22:00 por Neilo65

» Rajoy lo ha dicho en el Senado: “No hay que magnificar”
Ayer a las 09:35 por Antonio García Fuentes

» Declaración conjunta del Presidente Juncker, el Presidente Rajoy y el Primer Ministro Costa sobre el acuerdo amistoso a propósito del asunto de Almaraz
Ayer a las 08:45 por deuteros

» 7 cosas que tendría que hacer Rajoy si es verdad que no cree en muros ni fronteras
Miér Feb 22 2017, 22:30 por Torquemada2014

» LA FRASE - MITAD MONJE MITAD SOLDADO
Miér Feb 22 2017, 19:30 por RICHI

» Aquí la voz de Europa
Miér Feb 22 2017, 18:54 por Juanma_Breda

» Una más por aquí!!
Miér Feb 22 2017, 18:49 por niunpasoatras.org

» Alfonso: «Guardiola debió renunciar a la selección, y Piqué está en la misma tesitura»
Miér Feb 22 2017, 15:19 por Mastieno

» El FN, 'más fuerte que nunca' según la prensa francesa
Miér Feb 22 2017, 15:15 por Mastieno

» Ceuta pide ayuda al Ejército para hacer frente a la oleada de inmigrantes
Miér Feb 22 2017, 15:11 por Mastieno

» Paises mas temidos por otras naciones
Miér Feb 22 2017, 14:53 por Neilo65

» La Memoria Histórica de Cartagena también ataca a Millán Astray
Miér Feb 22 2017, 14:35 por Neilo65

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 8 LA FILOSOFÍA... ¡A LA HOGUERA!
Miér Feb 22 2017, 10:17 por Antonio García Fuentes

» EL GRAN ERROR DE ESTA DEMOCRACIA
Mar Feb 21 2017, 23:25 por RICHI

» El Congreso gastará 230.000 euros en cambiar sus cocinas y electrodomésticos
Mar Feb 21 2017, 20:53 por Clemente

» Una familia italiana acoge a un refugiado y viola dejando embaraza a la hija de 12 años
Mar Feb 21 2017, 16:17 por Neilo65

» Hallado Zelandia, un enorme continente sumergido en el Pacífico
Mar Feb 21 2017, 15:22 por BRUC

» El cerebro' de los atentados del 11-M es puesto en libertad tras sólo 12 años de cárcel
Mar Feb 21 2017, 15:04 por Juanma_Breda

» Alberto Garzón defiende que el opositor venezolano Leopoldo López esté en la cárcel "por golpista"
Mar Feb 21 2017, 15:02 por BRUC

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Mar Feb 21 2017, 14:59 por Juanma_Breda

» Decenas de refugiados queman coches y atacan a la policía en Estocolmo.
Mar Feb 21 2017, 14:54 por Juanma_Breda

» Los Mossos detendrían a Forcadell y Puigdemont si lo ordena un juez
Mar Feb 21 2017, 13:25 por Agustín1968

» Blas Piñar la España de hoy
Mar Feb 21 2017, 08:19 por APKSPAIN

» BOBOS DE LA TRIBU
Mar Feb 21 2017, 00:38 por La Revolución por Hacer

» La lucha ideológica en las Universidades
Lun Feb 20 2017, 19:19 por La Revolución por Hacer

» Resumen de los partidos anti-inmigración de Europa (I): Front National (Francia), Afd (Alemania), FPÖ (Austria), Reino Unido, Holanda, Bélgica y Suiza
Lun Feb 20 2017, 19:00 por Juan Garcia

» La Legión Española
Lun Feb 20 2017, 14:21 por HIMNOSHISTORICOS

» Mi música, tu música, nuestra música
Lun Feb 20 2017, 14:14 por HIMNOSHISTORICOS

» EL ROBO DE ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES RESUMIDO EN CORTO ESPACIO
Lun Feb 20 2017, 10:36 por Antonio García Fuentes

» Donald Trump: “El islam supone un gran problema para planeta”
Dom Feb 19 2017, 18:14 por Mastieno

»  La II Republica española
Dom Feb 19 2017, 18:10 por Valle

» RAMBLA LIBRE .COM / CIEN MIL PAYASOS Y SETENTA MIL TONTOS ÚTILES
Dom Feb 19 2017, 17:11 por PODER JUDIO

» Más de 500 inmigrantes entran en Ceuta por la frontera del Tarajal
Dom Feb 19 2017, 15:13 por Juanma_Breda

» PEDRO VARELA CONFERENCIA 17 09 2016
Dom Feb 19 2017, 14:01 por HIMNOSHISTORICOS

» LA HORDA EN BALAGUER Bibliografía
Dom Feb 19 2017, 10:30 por RICHI

» Guerra de Siria
Dom Feb 19 2017, 09:12 por Juanma_Breda

» Mascotas Legionarias
Dom Feb 19 2017, 02:37 por Canvel07

» Por qué se ordenaron así las letras y otras curiosidades del teclado QWERTY
Dom Feb 19 2017, 01:38 por Canvel07

» Absuelta la Infanta Cristina; Urdangarin, condenado a 6 años
Sáb Feb 18 2017, 22:10 por Valle

» Una conferencia islámica elimina el rostro de las mujeres en su publicidad
Sáb Feb 18 2017, 21:54 por Lucía

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Carlos III, el rey Ilustrado

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carlos III, el rey Ilustrado

Mensaje por ilustrado el Sáb Jul 12 2014, 16:49

Carlos III: el modelo de monarca de Felipe VI


El recién coronado rey de España, Felipe VI, ha elegido como modelo de monarca a Carlos III. Una excelente noticia, Carlos III es el momento más alto de España desde la victoria de Carlos V en Mühlberg. Empecemos: el siglo XVIII arranca con dos grandes cambios estratégicos. Llegan a España los Borbones y a Inglaterra los Hannover, estos últimos con un pacto constitucional que amplía las facultades del Parlamento, el Act of Settlement, (1701), a la que seguirá en breve el Acta de Unión entre Escocia e Inglaterra (1707).

España ha coronado ya la cima de su madurez y desciende. Ha perdido con la Paz de Utrecht, Italia, Flandes e incluso Menorca y Gibraltar. Inglaterra, por el contrario, se apresta al asalto de la hegemonía global y dejar los asuntos nacionales en manos de la nación y unirse con Escocia van a ser los primeros de sus aciertos. Cual sea su mejor enemigo lo tienen claro: el único mercado global al que no tienen acceso, el Imperio español. En palabras del Almirante Howe, "España es, precisamente, el poder contra el que Inglaterra puede siempre luchar con la mayor esperanza de ventaja y honor. Las colonias de las que extrae sus recursos están tan lejos de la metrópoli y tan distantes entre sí que España, más que ninguna otra potencia, se ve obligada a contemporizar hasta que sea capaz de infundir actividad a todos los miembros de su inmenso y descoyuntado Imperio".

España también es potencia revisionista, como Inglaterra, pero carece de Parlamento y por ello su estrategia no es comercial, sino dinástica. Verdad es que los objetivos de Gibraltar y Menorca los hubiera asumido cualquier Parlamento electo. Volver a Italia para poner en sus tronos a los hijos del Rey, no. Así que España rechaza el Gibraltar que le ofrece Inglaterra y prefiere enfrentarse a toda Europa para recuperar Italia (lo que no consigue). Como era de esperar la guerra termina mal y el Rey destierra a Alberoni en 1719. Fin de la primera parte.




El gran juego de la neutralidad

1733, I Pacto de Familia con Francia. Sigue España en su intento de volver a Italia y finalmente se consiguen el Reino de las Dos Sicilias y el Ducado de Parma. Con estas victorias mitigadas, una Armada construida por José Patiño y algunas reformas ilustradas internas, llega al trono Fernando VI y, con él, el Marqués de la Ensenada, uno de los más lúcidos ministros que haya tenido España. Su visión estratégica es un Gran Juego de neutralidad entre Francia e Inglaterra con el Imperio español como prenda. En sus propias palabras: “Por antipatía y por interés serán siempre enemigos los franceses e ingleses, porque unos y otros aspiran al comercio universal y el de España y su América es el que más les importa".

En 1743 firma el II Pacto de Familia con Francia. Tras diversas incidencias bélicas que no alteran el panorama estratégico llega Carlos III al trono de España en 1760, desde el de Nápoles en el que había dejado fama de ilustrado y buen administrador. Pompeya, Capodimonte y Caserta lo ratifican todavía hoy.

Carlos III sigue siendo revisionista y además proactivo. No sólo quiere recuperar lo perdido, sino infligir a Inglaterra todo el daño estratégico que pueda. En 1761 firma el III Pacto de Familia y acompaña a Francia en su empeño antinglés de la Guerra de los Siete Años, con resultados desastrosos. Pierde la Menorca que había brevemente recuperado y sobre todo Florida. Para compensar esa pérdida Francia entrega a España Nueva Orleans, gracias a lo que esa ciudad conserva un legado muy especial hasta el día de hoy. La población cajún, quebequeses católicos perseguidos por la Inglaterra protestante y acogidos por su Católica Majestad, y un urbanismo colonial español único en los EEUU.

La oportunidad de revancha se presenta con la rebelión de los colonos americanos en 1775. De inmediato, Pierre Beaumarchais, autor de Las bodas de Fígaro, crea la empresa hispano-francesa Rodríguez Hortalez Co. que desvía a las Trece Colonias dos millones de libras, según lo recuerda la web de la CIA. En 1779 España rechaza otra vez (y ahora correctamente) la oferta de recuperar Gibraltar que le hace Stanhope y declara la guerra a Inglaterra.




¿Mejor Florida que Gibraltar?

¿Era más importante Florida que Gibraltar? Desde luego. España dependía del oro de las Indias y Florida era el flanco de los convoyes que lo traían a la Península. Por otra parte España tenía en el Mediterráneo bases suficientes y no era todavía un Estado nación sino un Imperio. El territorio "nacional" carecía de la valencia que iba a tener tras la Revolución Francesa.

Después del primer acierto estratégico de Gibraltar, en negativo, España se embarca en otros dos aciertos, estos en positivo. Primero la alianza con todos los enemigos de Inglaterra, Holanda incluida, y el hostigamiento del contrario en todos los frentes. El resultado lo resume así el Primer Lord del Almirantazgo, Richard Howe, en una comunicación al Almirante Rodney: “Es imposible tener en todas partes la Armada más poderosa”.


“He perdido un Imperio”

El tercer as de Carlos III es la logística. Reconquistada Florida y con Nueva Orleans como cabecera, el Misisipi, en aquellos días español, sirve como autopista para que los rebeldes reciban todo lo que necesitan: dinero, armas, munición, comida, ropa, tejidos... con el resultado final que Howe había anticipado. En Yorktown los colonos vencen a los ingleses y en Chesapeake Bay terminan por enfrentarse la escuadra francesa de De Grasse y la Royal Navy de Graves. Francia tiene 37 barcos, de ellos 28 navíos de línea. Graves sólo 19. Por otra parte la escuadra francesa está recién pertrechada en Dominicana y Cuba y Graves viene de patrullar en las Islas de Barlovento. El resultado es el previsible y en 1783 se firma la Paz de París. El Rey Jorge III resume la situación con una frase escueta y terrible: “He perdido un Imperio”.

A Inglaterra le quedaban 100.000 fieles norteamericanos que subieron a Canadá, la Compañía de las Indias en el Extremo Oriente (la Corona no administraba ningún territorio en el subcontinente), una colonia penal en Australia (1780) y una base comercial privada en el Vancouver de hoy, abierta en 1789. El resto eran pequeñas islas y bases: Jorge III tenía razón. La pérdida de los EEUU, sigue siendo, a día de hoy, la peor derrota estratégica de Inglaterra.

España, con la excepción de Gibraltar, recuperó todo lo que había perdido, con el añadido de haber eliminado del Atlántico la mayor y mejor base de operaciones inglesas. De hecho, en el breve plazo que va de 1783 hasta la Revolución Francesa, España pudo pensar que había redorado sus antiguos blasones. Y eso lo consiguió gracias a la lucidez de Carlos III y de algunos de los mejores hombres de Estado que en aquel momento tenía no sólo España, sino la propia Europa, siendo especialmente de destacar los Condes de Floridablanca y Aranda.

Volvamos al presente. Es alentador que SM el Rey tome como modelo a nuestro último monarca estratégico. La verdad es que si algo necesitamos es estrategia. Ahora bien, ya veremos si da el paso adelante algún Aranda, un Floridablanca o un Grimaldi. Al Rey, quede claro, no le toca escogerlo. El Rey reina (poder blando) pero la clase política gobierna (poder duro). Por eso carece de sentido decir "a ver qué tal lo hace Felipe VI" o "todo dependerá de lo que haga".

El que la corona se mantenga sobre las sienes del Rey no depende de él sino del buen gobierno que la clase política ejerza. Y la auditoría de tal gobernanza va a ser el chavismo de Podemos. Ese es el primer peligro. Hay un segundo. Que si no se rectifica el rumbo de la gobernanza al gusto de Podemos -algo por definición imposible-, este movimiento seguirá avanzando en las urnas, lo que abre el riesgo de contagio chavista para una izquierda hasta ahora sistémica. A los hechos me remito. Eduardo Madina ha hablado de "modernidad", término que toma prestado de Pablo Iglesias. IU enarbola la tricolor después de 40 años de eurocomunismo y mientras que el PSOE nos recuerda sus raíces republicanas (?) se abstiene de votar el aforamiento del Rey, al tiempo que el PSE en Vitoria vota a favor del aforamiento de los diputados autonómicos vascos.

Parafraseando al Dr. Johnson: “En ausencia de principios y estrategias, el republicanismo podría ser el último refugio de los sinvergüenzas”. 

http://blogs.elconfidencial.com/mundo/las-tres-voces/2014-07-05/felipe-vi-carlos-iii-y-el-doctor-johnson_157040/

ilustrado
33-Sargento 1º
33-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2063
Puntos patrióticos : 57854
Reputación : 4588
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Carlos III, el rey Ilustrado

Mensaje por ilustrado el Jue Jul 17 2014, 23:50

Carlos III, ¿el único rey que ha sido normal de la historia de España?


Carlos III fue un gobernante inusual e irrepetible. Siempre intentó legislar de cara a mejorar la vida de sus súbditos en vez de añadir sufrimiento al respetable. Poco dado a medrar por palacio y a la pompa cortesana, se escapaba con bastante frecuencia a cazar perdices, gamos y piezas varias en los alrededores de Madrid, eso sí, con su cuaderno de campo en el que tomaba buena nota de sus reflexiones para construir un reino mejor. Era un rey vocacional, que no ornamental. Es posiblemente la mejor encarnación o representación del despotismo ilustrado.

Mas, mientras que lo relativo a su gestión intramuros culminaba por lo general con éxito a través de la potenciación de la obra civil, mejora de la legislación, renovación de la Armada, el agro, un avanzado sistema postal, la introducción de la lotería, una embrionaria seguridad social para atender a las viudas y huérfanos de guerra y otras apuestas de calado, los berenjenales de la política internacional y su equivocada alianza en el Pacto de Familia con Francia le traerían una serie de disgustos sobrevenidos; además, como corolario de todos los males, el Diktat en los mares lo detentaban los ingleses para variar y las colonias tenían el trasero a la intemperie, habida cuenta nuestra endémica debilidad en los mares y a pesar de ser un imperio de enormes proporciones transoceánicas.

Pero si algo hizo bien Carlos III fue rodearse de competentes y sabios muñidores de actuaciones cuasi revolucionarias en su firme apuesta por la renovación del estado con una clara visión de futuro. Entre ellos destacarían Zenón de Somadevilla, Marqués de la Ensenada de corte francófilo y Don José de Carvajal, de carácter más anglófilo, heredados de la administración de su padre más que producto de una elección propia. Ambos, enormes y comprometidos patriotas intentarían mantener el país estabilizado y distante de la fagocitadora voracidad de las guerras en curso para devolverle el pulso después de dos siglos de incesante sangría. Los dos, al alimón, apoyados en una comprometida amistad entre ellos y su rey, renovarían hasta los cimientos la hacienda y la administración públicas.




Unos sabios consejeros

El enorme y emprendedor Marqués de la Ensenada crearía una poderosa flota de proporciones comedidas y realistas para combatir la piratería rampante de los anglos. Más de ciento veinticinco navíos y fragatas de un impecable y avanzado diseño serian botados en un plazo de una docena de años. Lamentablemente, Carlos IV, su sucesor, abandonaría a la Marina a su suerte hasta tal punto que los ingleses años después en Trafalgar se dedicarían al tiro al blanco con excelentes resultados ganando una de las más famosas batallas navales de la historia.

De idéntica manera intentó sacar del secular sopor a una esclerotizada sociedad española que se había dormido en los laureles de una merecida memoria que ya no daba más en su generosa elasticidad. Luchó contra los anquilosados privilegios de la Mesta, que en su hegemónica condición de propietaria de los pastos infectaba de inutilidad una naciente y balbuceante agricultura, que este noble rey dinamizaría con algunas contundentes leyes que despojarían a los ganaderos de ciertas prebendas. Asimismo, combatió la holganza de los hidalgos que medraban en las periferias de la Corte y dignificó la palabra "trabajo" que en ciertos círculos aristocráticos era sinónimo de peste o castigo divino.

En su historial de luces y sombras, quedan para la posteridad los patinazos dados en el tema del [b]motín de Esquilache por la cuestión de los chambergos o casacas típicas de la época y el afán de su ministro por meter la tijera de manera indiscriminada en los atuendos de los españoles. Por otro lado, el Pacto de Familia con los franceses nos trajo algunos disgustos por los compromisos contraídos ya que el eterno contencioso con los ingleses empezaba a eternizarse.




Con la Iglesia hemos topado

Como siempre, la institución eclesial, en su secular injerencia en los asuntos civiles, no aceptaba los ultramontanos vientos del norte y las ideas disolventes de la revolución francesa promovidas por Rousseau, Voltaire y otros librepensadores, lo cual generaba una convivencia compleja entre el rey ilustrado y los apolillados prebostes. En uno de los asaltos de este permanente cuerpo a cuerpo salieron los jesuitas centrifugados por su presunta intervención en el ya referido motín de Esquilache.

El caso es que, en los siempre bulliciosos mentideros de la Corte, se murmuraba que Carlos III no era hijo de Felipe V y sí del cardenal Alberoni, clérigo muy hábil preparando los canelones –plato favorito de Isabel de Farnesio–, con los que aplacaba a la iracunda criatura especializada en el “tiro al plato”, entendida esta lúdica actividad como un mero lanzamiento de vajilla a su siempre atemorizada servidumbre palaciega, que vivía en un sinvivir permanente por los frecuentes ataques de ira de la interfecta, ya que al parecer su maridito no le daba mucho juego horizontal y los ansiolíticos todavía no habían hecho acto de presencia.

Este rey aborrecía el lujo y las alharacas, era de una austeridad anormal y daba poca guerra a su sastre al que al parecer tenia conservado en naftalina. En treinta años le confeccionaría no más allá de diez casacas que invariablemente tenían siempre las mismas medidas.

Mientras que con su infatigable carabina estragaba la cabaña nacional, hombres de probada confianza de la talla de Floridablanca, Olavide, Campomanes y otros no menos preparados, le resolvían los problemas de la tramoya estatal. Siendo rey de Nápoles y por imperativo paterno-materno se casaría de mala gana con María Amalia de Sajonia, una rubicunda rubita espigada, compendio de virtudes que al parecer tenia la manía de alumbrar féminas. Como no paría hijo varón y la línea sucesoria era excluyente con las hembras, existía una honda preocupación en la Corte. Finalmente quiso el creador que pariera al epiléptico e imbécil infante Felipe al que rápidamente incapacitaría su padre. Al parecer la caprichosa fortuna sonreiría de nuevo a la Corona con otro tarado, Carlos IV, a su vez progenitor de otro no menos impresentable, Fernando VII. Tela.




Carlos III gastaría toda su munición amorosa en sus años mozos.

Al enviudar con cuarenta y cinco años, no entraría más en trance libidinoso alguno. Eso sí, su desmedida afición cinegética despoblaría los collados y montes madrileños temiendo los pasmados lugareños  por la supervivencia de algunas especies autóctonas.

A pesar de estar rodeado de monarquías absolutistas, este ecuánime rey impulsó reformas por doquier. El reparto de tierras comunales y el troceo de latifundios para su distribución entre los desfavorecidos fue un hito que tuvo que enfrentar no sin sortear dificultades obvias. Enfrente tenía a los eclesiásticos y a la aristocracia, casi nada. Finalmente, su tenaz apuesta en este sentido, alumbraría en Sierra Morena la población de La Carolina, modelo de apuesta audaz y equilibrada. Doce mil campesinos a los que se adjudicarían lotes de tierra, material para construir sus viviendas y aperos de labranza, crearían un polo de desarrollo singular.

En 1788, quiso el caprichoso destino que este enorme hombre de imaginación portentosa dejara este trámite vital y pasara al lado en donde pocos son los elegidos por la memoria colectiva para ser honrados a perpetuidad.

Carlos III, el primero, un grande, único, irrepetible.


http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-05-03/carlos-iii-el-unico-rey-que-ha-sido-normal-de-la-historia-de-espana_123850/

ilustrado
33-Sargento 1º
33-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2063
Puntos patrióticos : 57854
Reputación : 4588
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.