Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 21:31 por Invitado

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 17:43 por BRUC

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Hoy a las 15:29 por Neilo65

» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 15:18 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Hoy a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Hoy a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Hoy a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Ayer a las 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Ayer a las 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Ayer a las 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Ayer a las 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Ayer a las 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Ayer a las 09:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Ayer a las 09:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Ayer a las 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Ayer a las 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Ayer a las 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Ayer a las 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Ayer a las 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun Mar 20 2017, 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun Mar 20 2017, 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun Mar 20 2017, 16:43 por Juanma_Breda

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

12 PUNTOS SOBRE LA ETOLOGÍA HUMANA.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

12 PUNTOS SOBRE LA ETOLOGÍA HUMANA.

Mensaje por Juanma_Breda el Jue Abr 10 2014, 13:29




12 PUNTOS SOBRE LA ETOLOGÍA HUMANA.
Claude Soas Nancy.

La etología nos permite desenmascarar la enorme superchería en la que vivimos alimentada por la mafia, que forma el gobierno oculto del mundo. Pero antes que todo, para alcanzar la objetividad de los hechos, es conveniente “desmitificar” un cierto número de ideas recibidas. Entre ellas:



1) Los grandes principios de igualdad, libertad y fraternidad no existen en la Naturaleza. Más aún, ellos muestran ser totalmente antinaturales. Por otra parte, los griegos ya sabían con Aristóteles que los hombres son desiguales y que aplicar a todos un trato igual equivalía entonces a hacer reinar la injusticia. En cuanto a la fraternidad, nunca es universal, no puede existir más que en el grupo o en la comunidad; hasta el día de hoy, sólo el régimen Nacionalsocialista ha llegado a imponerlo a toda una nación. Porque las democracias, en la actualidad bajo la influencia de las logias masónicas, se empeñan en destruir y descomponer las comunidades, imponiendo el flujo migratorio y la mezcla de los pueblos. De esta forma contravienen las leyes naturales que nos enseñan que el progreso no puede nacer sino en la divergencia (y no en la convergencia) de los pueblos; ellas desarraigan, además, a autóctonos y alógenos. Esta mezcla racial impuesta, vuelve a los pueblos frágiles, incapaces de homogeneidad y de resistir a las mafias que los explotan. Mafias compuestas por la Alta Finanza y sus lacayos, los dirigentes vendidos de las naciones. En lo referente a la libertad total es un engaño, puesto que la de cada individuo se encuentra limitada por la de los demás, y es necesaria una lucha diaria para mantenerla.



2) Al contrario de lo dicho por los teóricos marxistas, no es la economía la que determina la historia sino los hombres. Julio César no invadió la Galia por una razón económica, sino porque él era César. De la misma manera Alejandro Magno conquistó Persia y la India porque era un conductor de hombres, y no debido a razones económicas. Lo mismo ocurrió con Napoleón, Gengis Khan o Tamerlan. Sucede igual en los animales, los jefes de la manada crean la historia de ésta. Las grandes cosas y las grandes realizaciones, es decir, los hechos que perduran en la Naturaleza, en la vida o en la humanidad son siempre realizadas por los dirigentes. Y si vemos a los americanos ir a la guerra por el petróleo de Kuwait, es menos la razón económica la que los guía que el deseo de dominar el mundo. Naturalmente, en el hombre la dominación consta de un componente de explotación, tanto más visible cuando el pueblo es más civilizado. Anteriormente la dominación implicaba la desaparición del vencido, ya fuera por la huida de éste hacia otra región o por su exterminio. Consciente o inconscientemente cada grupo animal (o humano) se considera superior ante los otros grupos. Esta verdad es tal para los hombres, que la mayor parte de los pueblos primitivos se auto proclaman, cada uno en su lengua, el pueblo de los “verdaderos hombres”; y esto excluyendo a todos los demás. Así, los judíos se consideran como el único pueblo “elegido por Dios” excluyendo a todos los demás, considerados en su libro Sagrado, el Talmud, como simple ganado destinado a ser explotado. El Talmud se enseña de forma idéntica en todas las sinagogas del mundo aún en este comienzo del siglo XXI. En los pueblos civilizados la hipocresía esconde ese sentimiento tribal de superioridad, pero no hay que raspar demasiado fuerte el barniz social para verlo reaparecer.



3) El materialismo histórico constituye una enorme mistificación. Desvaloriza la especie, la nivela por lo bajo, y la conduce en consecuencia, a un fracaso evolutivo. Lo constatamos en la desintegración de los países comunistas de todo el mundo; comunismo que no hay que confundir con el “Bolchevismo”, que aún está bien vivo, y que constituye la concepción mundialista de organización de la humanidad. En el siglo XXI este cederá su sitio al materialismo biológico.



4) Al inverso del mito de Rousseau del buen salvaje que nunca ha existido, porque el hombre ha nacido animal de presa, y son sus talentos de asesino los que le han dado el dominio de la tierra. Desde su aparición ha exterminado a un número de otras especies vivientes, y de una manera tan anárquica y brutal, que debido a su destrucción ha llegado hoy a amenazar su propia existencia. La China de los años 50 nos proporciona el ejemplo más jocoso. En aquella época el equipo en el poder decidió bruscamente eliminar todos los gorriones del cielo chino, bajo el pretexto de que estos comían una cantidad muy importante de cereales. Todo buen maoísta debía desde ese momento, asentar en su cuadro de caza varios gorriones por semana. En menos de un año casi todos los gorriones de China habían desaparecido, pero los insectos que estos gorriones ya no comían, habían tomado su puesto y devoraban una cantidad de cereales mucho más importante que antes de la masacre. Veinte años más tarde China paga aún las consecuencias de esta inteligente operación; prueba de la aberración a la que se entrega el hombre, cuando acomete el desequilibrio del medio biológico. Los norteamericanos no lo han hecho mejor al destruir a los bisontes, cuyas osamentas se descomponían en el oeste, solamente para saciar su placer de matar o para permitirle a la seudo-aristocracia californiana comer lengua de bisonte. Esta destrucción desata las guerras indias y la destrucción moral y cultural de estos pueblos mucho más aristocráticos y equilibrados que la masa de inmigrantes norteamericanos compuesta en su esencia de la hez social proveniente de los antiguos continentes. Pero al pisar suelo norteamericano esta hez de todos estos pueblos de Europa y de Asia se concede el derecho del más fuerte. Adoctrinada en la creencia de su superioridad y la falsa cultura de la Biblia, se impone por la fuerza a la verdadera cultura natural y primitiva de los autóctonos de Norteamérica.



5) En todas partes las teorías humanitarias han empujado al hombre a exterminar los carnívoros y los animales de presa, consideradas de un lado como competidores, pero por otro lado, como seres diabólicos. La guerra contra los competidores se transforma en una guerra de religión desde el advenimiento del judeocristianismo. Obsesionados por sus dogmas religiosos, la mayoría de los hombres no se da cuenta de que estos carnívoros siempre han tenido en la naturaleza el rol bien preciso de limpiadores y de selectores naturales. De hecho está comprobado que los lobos, los coyotes, las hienas, los chacales y la gran mayoría de los otros predadores sólo atacan, casi exclusivamente, a los animales débiles o degenerados de las especies, sirviéndoles de presa. Operando así una loable selección que favorece la evolución general. El americano promedio, como todo “señor del mundo” obsesionado por el espíritu igualitario y por las fábulas bíblicas y cristianas, padece aún hoy de un profundo odio hacia un gran número de carnívoros como el lobo. A tal punto de gastar cada año, incluso hoy en día, en Estados Unidos, 95.000 dólares para cazar lobos, cuando estos no destruyen anualmente más que el equivalente a 3.000 dólares. Se comprenderá entonces que el director del zoológico de Nueva York, de una forma humorista, haya colocado encima de una de las jaulas un letrero señalando al animal más sanguinario del mundo y el más prolífico (este se reproduce a una velocidad de 190.000 unidades cada 24 horas). Cuando el americano promedio se acerca a la jaula, sólo ve su imagen reflejada en un espejo. Este animal nunca está saciado de sangre; sobre todo desde la creciente influencia de la cultura judía en el mundo occidental. Para satisfacer su mentalidad sanguinaria, el semita tiene la necesidad de degollar a sus víctimas para hacer la carne kasher. Esta manera salvaje de asesinar los animales de carnicería se encuentra en todos los americanos, quienes sin ir hasta ese punto, no dudan en alquilar helicópteros para cazar lobos y coyotes. La caza de esta manera (sin riesgo) es muestra de los más bajos instintos engendrados por los monoteísmos y muy desarrollados, naturalmente, en todos los espíritus vulgares y fanáticos.



6) El hombre, quien ha vencido a las otras especies gracias a su inteligencia, se arriesga a despegarse de la realidad, especializándose sólo en la vía intelectual y desconociendo cada vez más sus relaciones y lazos con la naturaleza, viviendo tan sólo bajo el seno de abstracciones seudo-humanitarias, y así a desaparecer, falto de haber respetado las leyes naturales. Esta obsesiva dictadura caracteriza el pensamiento llamado progresista. Aunque la Naturaleza reserve siempre una recompensa para la inteligencia en cada especie y entre ellas, hay que saber que la exagerada especialización de un órgano anuncia siempre la decadencia de una especie o de una línea. El humanismo mostraba la superioridad del hombre por su cultura general, cuando guardaba el contacto permanente con la Naturaleza. La especialización intelectual, abstracta y exagerada, destruye actualmente esta posición privilegiada, hasta el grado del actual desprecio por las actividades manuales. Ahora bien, el arte manual tanto como la inteligencia aplicada han hecho del hombre lo que es. La humanidad no parece que vaya a ser destruida por la bomba de hidrógeno, sino más bien por la pereza perpetua en la que se deleita desde el advenimiento de los intervencionismos tecnocráticos y de la ONU, y desde la era de las protecciones sociales; por toda clase de contaminación, la degeneración mental (las modas y las culturas degeneradas) y moral, y la informática todo poderosa que destruye la creatividad fijando a cada individuo en una media autorizada.



7) Cada especie tiene como finalidad su supervivencia, su proliferación y su propagación sobre la faz de la tierra. Pero para asegurar esta supervivencia y para permitir su constante adaptación a las cambiantes condiciones del medio, hay que mejorar continuamente esta especie, de ahí la ley evolutiva de la divergencia progresiva. A cada generación, todas las especies se muestran como un matorral de pequeñas modificaciones. Las modificaciones desfavorables, mal adaptadas o degenerativas se eliminan, mientras que las modificaciones favorables provocan un progreso, limpio o imperceptible, al mismo tiempo que un alejamiento del centro original de la especie. Esto da como resultado, en el interior de cada especie la creación de las razas (es decir, de subespecies). Con el tiempo y a medida de su progreso, una raza termina por eliminar a todas las otras (a menudo también de forma muy pacífica, y gracias también a una mejor resistencia a las agresiones de un medio perpetuamente cambiante) y facilita una transición hacia una especie más evolucionada. Sobre esta base científica se hace claro que recomendar la convergencia de subespecies bajo la forma de mezclas raciales constituye un crimen contra la Naturaleza.



8) Del punto precedente se desprende, que la ayuda ciega al tercer mundo se inscribe en un sentimiento antinatural; cada raza y cada grupo étnico es responsable de trabajar en su propia evolución y en su propia superación, a fin de que estas conduzcan al mejoramiento de la especie humana. El verdadero socialismo debe, entonces, volver la espalda al internacionalismo para volverse nacional, en el sentido de “la nación biológica”. Yendo incluso más lejos, debe convertirse en “regional y étnico”. Se revela absurdo el hecho de fomentar la pereza, la pasividad y la ausencia de creatividad de otros grupos humanos, en tanto que aquí los viejos, que han consagrado su trabajo y su vida a la comunidad, viven de forma miserable, y que los jóvenes sanos de cuerpo y alma, quienes constituyen el futuro de nuestro grupo, no pueden desarrollarse por falta de un subsidio. La ayuda a los subdesarrollados y a los inmigrantes con el dinero de nuestras comunidades sólo sirve para enriquecer a los banqueros cosmopolitas, bajo el pretexto de la caridad, de los intercambios económicos y de la lucha contra el desempleo.



9) Metámonos bien en la cabeza, que la desconfianza, de la cual instintivamente hacemos prueba con respecto de los extranjeros a nuestro grupo, es un comportamiento justificado naturalmente y explicado filogenéticamente. Cuando un caballo es introducido en una pradera, donde otros caballos pastan, éstos lo obligarán a quedarse apartado durante un cierto tiempo para juzgarlo y analizarlo, y para impedirle crear confusión y desorden en el grupo. Pues para que una comunidad animal pueda sobrevivir en la naturaleza, es necesario que reinen el orden y la jerarquía. Lo mismo sucede con las comunidades humanas, con más razón cuando se impone la entrada masiva de extranjeros, y cuando la unión contra el medio ambiente hostil ya no se soporta con agudeza debido al excedente.



10) Somos originalmente animales como los otros, y sufrimos las mismas leyes biológicas que ellos. Poseemos, sin embargo, una ventaja sobre ellos: Somos los primeros animales que han tomado conciencia de lo que son. Esta toma de conciencia nos ha permitido un mejor análisis y una mejor comprensión de la naturaleza y nos ha facilitado la tarea en la dominación de las otras especies. Pero, al otro lado de la moneda, hemos adquirido de este modo la posibilidad de mentir, y sobre todo de mentirnos a nosotros mismos. Esta disimulación de los instintos y sentimientos no existe nunca en el animal infrahumano y le evita así todo posible extravío. Un perro, por ejemplo, nunca simulará la amistad, porque en él es la amistad o es lo contrario.



11) El hiperdesarrollo de la inteligencia ha empujado al hombre a perder fácilmente el contacto con la naturaleza y a menudo, a comportarse también de una forma aberrante. Como ejemplo entre muchos está la campaña electoral para la presidencia de los Estados Unidos en 1972. El senador demócrata Mac Govern había escogido como coequipero al senador Eagleton, un desequilibrado mental, condenado muchas veces por alcoholismo, y quien debía sufrir varios tratamientos de desintoxicación y de electrochoques en una clínica psiquiátrica. Que se haya escogido a un desequilibrado como candidato suplente para conducir un importante grupo animal, los EEUU, constituye de por sí una aberración; pero es peor aún, si se medita que los dirigentes de un pueblo no sean los mejor informados en cuanto a las cualidades intelectuales y morales de su candidato. Y que decir de la gran mayoría de nuestros periodistas “progresistas”, quienes estimaban a este candidato como alguien perfectamente aceptable, y alababan de igual forma su “valor” al haber osado revelar sus taras (lo que es además otra mentira, pues las revela molesto y forzado al final de la campaña electoral, después de las indiscreciones de un periodista del clan adverso). ¿Imagínese lo que habría sucedido sin las tardías revelaciones de este “honesto” periodista? El senador Eagleton nunca habría revelado su desequilibrio mental, y él quizás habría podido convertirse un día en el presidente de los Estados Unidos, es decir, prácticamente dirigir el planeta “Tierra”. En estas condiciones parece claramente, que apoyarlo a pesar de todo y encontrarle excusas, como se ha hecho, no puede más que subrayar el desconocimiento de las leyes biológicas. Los políticos, los financieros y los periodistas, que se han traducido en culpables de esta “ignorancia” criminal, tampoco poseían el instinto de autodefensa y de supervivencia, que nos muestran como ejemplo las otras especies animales. En efecto, ningún grupo animal intentará buscarse una tara y un desequilibrado mental para dirigir la horda; ya que instintivamente todo animal sabe que esa elección conduciría a todo el grupo a la destrucción y la degeneración. Escogiendo su candidato, siguiendo criterios políticos, financieros y mercantiles, y no en función de criterios biológicos, estos americanos nos prueban que el desarrollo filogenético de la inteligencia, que fue hasta aquí la mejor de las cosas, se convierte poco a poco en la peor, y podría en un breve plazo empujar a toda nuestra especie a su destrucción, si ésta continúa haciendo malabares con las abstracciones igualitarias. Es el momento justo de hacer obedecer a los financieros, que dirigen el mundo y que imponen en todas partes a sus lacayos a la cabeza de las naciones. La dirección de cada nación, de cada etnia y de cada comunidad debe volver a los mejores y a los más desinteresados, es decir, a los “aristócratas biológicos”, si queremos evitar las catástrofes. Desde 1945 el caos se instaló en todas partes del mundo, porque los valores mercantiles, plutocráticos y judeocristianos rigen todo el planeta para su beneficio, de una manera antinatural y antibiológica.



12) Las ideologías igualitarias hacen pesar sobre el mundo una amenaza mortal. Ellas suplantan la diferenciación, principio de la vida, y la selección, motor de la evolución. Se ve además, a los manipuladores ocultos que sueñan con dominar el mundo (y que de hecho lo dominan momentáneamente) atacar por todos los medios la fuente de vida de nuestra especie, es decir, a nuestra juventud, insuflándoles principios de muerte biológica como la droga, la liberación sexual y anárquica, las abstracciones intelectuales e igualitarias, el descuido general y la pereza en el trabajo, el embrutecimiento sonoro y la contaminación mental de todo género, el egoísmo desenfrenado y el hedonismo a cualquier precio, el culto a las falsas élites y a los tarados ídolos de la canción o de los deportes revolcados en el oro y sus facilidades, el fetichismo de las apariencias y de las modas imbéciles.
avatar
Juanma_Breda
45-Subteniente
45-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4391
Puntos patrióticos : 31578
Reputación : 12980
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.