Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Hoy a las 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Hoy a las 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Hoy a las 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Hoy a las 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Hoy a las 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Ayer a las 23:40 por RICHI

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Ayer a las 14:41 por Neilo65

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre Jaén ya existía como ciudad a la llegada de los cartagineses y romanos, Tito Livio la llama AURINGI y ORIGEN; Polibio, ELINGA, y en el Concilio de ILLIBER
Ayer a las 09:21 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Miér Mar 22 2017, 19:38 por Neilo65

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun Mar 20 2017, 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun Mar 20 2017, 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun Mar 20 2017, 16:43 por Juanma_Breda

» Hay que estudiar nuevas formas de gobernar
Lun Mar 20 2017, 15:59 por Neilo65

» Leguina: «Es mentira que España sea una nación de naciones»
Lun Mar 20 2017, 14:39 por Neilo65

» Mi presentacion
Lun Mar 20 2017, 11:36 por niunpasoatras.org

» Unidos Podemos pide suprimir la Misa de La 2
Dom Mar 19 2017, 22:20 por Torquemada2014

» Más técnicas para un nacionalista europeo (y II)
Dom Mar 19 2017, 21:26 por Juan Garcia

» Maestras con hiyab y otros disparates.
Dom Mar 19 2017, 21:11 por Invitado

» Tapian un piso a unos okupas mientras estaban de vacaciones en Marruecos
Dom Mar 19 2017, 20:07 por Invitado

» La ONU dice que hay 112 sexos, no dos, y no es una broma.
Dom Mar 19 2017, 13:48 por Neilo65

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? - Granada
Dom Mar 19 2017, 11:48 por RICHI

» ETA anuncia su desarme definitivo y el cese total de su actividad.
Dom Mar 19 2017, 09:35 por Valle

» OJE-Organización Juvenil Española
Sáb Mar 18 2017, 22:30 por Invitado

» Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.
Sáb Mar 18 2017, 20:21 por Valle

» El Front National pide a Polonia y Hungría colaboración para desmantelar la UE.
Sáb Mar 18 2017, 15:35 por Neilo65

» El fiscal pide tres años a cinco independentistas por atacar a seguidores de la Roja.
Sáb Mar 18 2017, 15:11 por Neilo65

» La Fiscalía recurre al Supremo para que condene a Mas también por prevaricación
Sáb Mar 18 2017, 15:10 por El Zorro

» Colau elimina del callejero la plaza de la hispanidad
Sáb Mar 18 2017, 14:34 por Juanma_Breda

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 148 EL ROBO DE ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES RESUMIDO EN CORTO ESPACIO.
Sáb Mar 18 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» "SÁBADO POEMA" - "Confidencia de Toledo a Sevilla"
Sáb Mar 18 2017, 07:43 por RICHI

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada-V Entrega
Sáb Mar 18 2017, 06:56 por RICHI

» CatalApp, la aplicación para señalar a los comercios poco catalanes.
Sáb Mar 18 2017, 01:23 por Neilo65

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Sáb Mar 18 2017, 01:10 por Neilo65

» Muere Fernando Altuna, hijo de un capitán de la policía nacional asesinado por la ETA
Vie Mar 17 2017, 21:41 por Valle

» Arrestada la dueña de un piso por poner un candado a una okupa para que no entrara
Vie Mar 17 2017, 20:10 por Invitado

» Reportaje "Football Leaks": "El lado oscuro del gran negocio del fútbol"
Vie Mar 17 2017, 17:18 por Juanma_Breda

» No Debes Arrancar Esta Planta si la Ves en el Patio de tu Hogar, MIRA POR QUE !!!
Vie Mar 17 2017, 17:09 por Juanma_Breda

» Turquía afirma que "pronto comenzarán guerras santas en Europa"
Vie Mar 17 2017, 17:07 por Juanma_Breda

» ¿Otra promesa cumplida de Trump? El alza en el empleo supera las expectativas.
Vie Mar 17 2017, 17:00 por Juanma_Breda

» La “burrocracia” de España
Vie Mar 17 2017, 12:48 por Neilo65

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada- IV Entrega
Vie Mar 17 2017, 07:48 por RICHI

» Doce coches con 40 años a sus espaldas
Jue Mar 16 2017, 22:20 por HIMNOSHISTORICOS

» Holanda frena al enemigo equivocado y aúpa a los islamistas al vencer Rutte
Jue Mar 16 2017, 22:17 por Juanma_Breda

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Jue Mar 16 2017, 21:09 por Valle

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? - Granada - III Entrega
Jue Mar 16 2017, 11:40 por RICHI

» Lo que nos cuestan los partidos políticos, sindicatos y muchos otros
Jue Mar 16 2017, 10:24 por Antonio García Fuentes

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

"Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Mensaje por BRUC el Jue Jul 31 2014, 06:58

Un terrible decisión la que tuvo que tomar este preso en Lodz. Analizad la situación y pensad con lógica y llegaréis a la conclusión de que no se puede proceder de ninguna otra forma. ¡La parte que se podía  salvar era mucho mayor que la que debían entregar!.



“Un doloroso golpe ha conmocionado al gueto. Nos están pidiendo que dejemos lo más preciado que tenemos: nuestros niños y mayores. Yo no pude tener hijos propios así que entregué los mejores años de mi vida a los niños. He vivido y respirado con niños, nunca imaginé que me obligarían a entregar este sacrificio en el altar con mis propias manos. En mi vejez debo estirar mis manos y rogar: ¡Hermanos y hermanas! ¡Dádmelos! Padres y madres: ¡Entregadme a vuestros hijos!
Tenía la sospecha de que nos sucedería algo. Me anticipé a ese “algo” y siempre me comporté como un vigilante: en guardia para impedirlo. Pero no pude hacerlo porque no sabía qué era lo que nos amenazaba. La retirada de los enfermos de los hospitales me pilló completamente por sorpresa. Y te doy la mejor prueba que existe sobre esto: ¡tenía mis seres queridos entre ellos y no pude hacer nada!
Pensé que este sería el final, que después de todo nos dejarían en paz, la paz que tanto tiempo he esperado, por la que siempre he trabajado, la que ha sido mi meta. Pero resultó que había algo más destinado para nosotros. Así es el sino de los judíos: siempre más sufrimiento y siempre peor, especialmente en tiempos de guerra.

Ayer por la tarde me dieron órdenes para que enviara más de 20.000 judíos fuera del gueto, y si no lo hacía: “¡Lo haremos nosotros mismos!”. Ahora la pregunta era, “¿Deberíamos asumir nosotros la responsabilidad, lo hacemos nosotros mismos o dejamos que otros lo hagan?” Nosotros, mis asociados más cercanos y yo, no pensamos en “¿Cuántos morirán?” sino en “¿A cuántos podemos salvar?” y llegamos a la conclusión de que por muy difícil que fuera para nosotros, debíamos ejecutar esta orden con nuestras propias manos.

Debo llevar a cabo esta difícil y sangrienta operación, debo cortar los órganos para salvar al propio cuerpo. Tengo que llevarme a los niños porque si no, se llevarán también a otros, Dios nos perdone.
No tengo la intención de consolaros hoy. Tampoco deseo calmaros. Debo dejar desnuda vuestra angustia y vuestro dolor. ¡Llego a vosotros como un bandido, para robaros lo que más preciáis en vuestro corazón! He intentado por todos los medios que la orden fuera revocada. Intenté, aun sabiendo que sería imposible, suavizarla. Ayer mismo, encargué una lista de niños de 9 y 10 años. Quería al menos salvar a este grupo de edad: los de 9 y 10. Pero no me dieron esta concesión. Solo tuve éxito en una cosa: en salvar a los de 10 años para arriba. Dejad que este sea un consuelo a nuestra profunda tristeza.

En el gueto hay muchos pacientes que solo van a vivir unos días más, quizá unas pocas semanas. No sé si la idea es diabólica o no, pero debo decirlo: “Dadme a los enfermos. En su lugar podemos salvar a los sanos”.
Sé cuánto se quiere a los enfermos en cualquier familia, y particularmente en el caso de los judíos. Sin embargo, cuando se piden cosas crueles, uno tiene que sopesar y elegir: ¿quién será, podrá y puede ser salvado? Y el sentido común dicta que se debe salvar a aquellos que pueden ser salvados y aquellos que tienen una oportunidad de ser rescatados, no aquellos a los que no se puede salvar en ningún caso...
Vivimos en el gueto, cuidado. Vivimos bajo tantas restricciones que no tenemos suficiente ni siquiera para los sanos, dejad a los enfermos. Cada uno de nosotros alimenta al enfermo a expensas de nuestra propia salud: damos nuestro pan a los enfermos. Les damos nuestra escasa ración de azúcar, nuestro pequeño trozo de carne. Y, ¿cuál es el resultado? No hay suficiente para curar a los enfermos, y nosotros mismos enfermamos también. Por supuesto, estos sacrificios son de lo más bello y noble. Pero hay veces en que uno tiene que elegir: sacrificar a los enfermos, que no tienen la más mínima posibilidad de recuperarse y que además pueden hacer enfermar a otros, o rescatar a los sanos.

No pude deliberar por mucho tiempo sobre este problema; tuve que solucionarlo a favor de los sanos. En este estado, di las instrucciones precisas a los doctores, y se espera que entreguen a todos los pacientes incurables, de forma que los sanos, que quieran y sean capaces de vivir, se salven en su lugar. Os entiendo, madres; veo vuestras lágrimas, bien. También siento lo que sentís en vuestro corazón, vosotros, padres que tendréis que ir a trabajar por la mañana después de que se hayan llevado a vuestros hijos, cuando ayer mismo jugábais con vuestros amados pequeños. Entiendo y siento todo esto. Desde las 4 en punto de ayer, cuando esta orden llegó a mi conocimiento, me he sentido totalmente destrozado. Comparto vuestro dolor. Sufro por vuestra angustia, y no sé cómo sobreviviré a esto, dónde puedo encontrar la fuerza para seguir adelante.

Debo contaros un secreto: ellos pidieron 24.000 víctimas, 3.000 por día durante 8 días. Pude reducir el número a 20.000 pero solo con la condición de que estos sean niños menores de 10 años. ¡Los de 10 en adelante están a salvo! Ya que los niños y los mayores juntos hacen solo 13.000 almas, el hueco se llenará con los enfermos.
Apenas puedo hablar. Estoy agotado; solo quiero deciros lo que os estoy pidiendo: ¡Ayudadme para llevar a cabo esta acción! Estoy temblando. Temo que otros, Dios me perdone, lo hagan. Delante de vosotros hay un judío destrozado. No me envidiéis. Esta es la orden más difícil que he llevado a cabo en toda mi vida. Extiendo mis rotas y temblorosas manos ante vosotros y suplico: ¡Entregadme a las víctimas! Para que podamos evitar más desgracias y se pueda preservar una población de 100.000 judíos! Ellos me prometieron: ¡Si entregamos a nuestras víctimas nosotros mismos, habrá paz!

(gritos desde la multitud sobre otras opciones... algunos dicen “¡No dejaremos que los niños vayan solos, iremos todos!” y cosas así).
¡Estas frases están vacías! ¡No tengo fuerza para discutir con vosotros! ¡Si estuvieran aquí las autoridades ninguno de vosotros gritaría así!
Entiendo lo que significa arrancar una parte de vuestro cuerpo. Ayer supliqué de rodillas pero no funcionó. Desde pueblos pequeños con poblaciones de judíos de 7000 a 8000 personas apenas 1000 llegaron aquí. Así que, ¿qué es mejor? ¿Qué queréis? ¿Qué se queden de 80000 a 90000 judíos o, Dios nos perdone, que toda la población sea aniquilada?
Podéis juzgarme como queráis; mi deber es preservar a los judíos que quedan. ¡No hablo con exaltados! Apelo a vuestra razón y conciencia. He hecho y seguiré haciendo todo lo posible para que no aparezcan tropas armadas en las calles y no se derrame sangre. La orden no se puede deshacer; solo se puede reducir.


Última edición por Bruc el Jue Jul 31 2014, 07:34, editado 2 veces
avatar
BRUC
62-Teniente de Navio
62-Teniente de Navio

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8448
Puntos patrióticos : 149204
Reputación : 24338
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: "Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Mensaje por BRUC el Jue Jul 31 2014, 06:59

Es difícil imaginar una situación así. Más aún saber cómo actuaríamos en un caso tan extremo. Rumkovsky quería sacrificar a unos para salvar a otros. Por desgracia, era algo espantosamente lógico.
¿Qué hacer en una disyuntiva tan cruel?
avatar
BRUC
62-Teniente de Navio
62-Teniente de Navio

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8448
Puntos patrióticos : 149204
Reputación : 24338
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.