Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» El Supremo ve "discriminación ideológica" en el asalto a Blanquerna y manda a los condenados a prisión
Hoy a las 18:49 por BRUC

» Sanidad comprará 80.000 fármacos al mes para transexuales
Hoy a las 17:19 por Torquemada2014

» El Gobierno creará un registro de los españoles que juran la bandera
Hoy a las 16:25 por HIMNOSHISTORICOS

» El filósofo o “zurreón” de la sociedad
Hoy a las 11:02 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 10:44 por deuteros

» ¡¡UNIDAD!!
Hoy a las 09:06 por RICHI

» Santander derriba el monumento a la IV División de Navarra
Hoy a las 00:32 por Invitado

» Femen boicotea la llegada de Donald Trump al Museo de Cera de Madrid: "Agárralos por las pelotas"
Ayer a las 19:22 por HIMNOSHISTORICOS

» El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo
Ayer a las 18:56 por HIMNOSHISTORICOS

» El Estado como enemigo público número uno
Ayer a las 10:36 por Antonio García Fuentes

» De la atracción de la mujer por los hombres dominantes y sus consecuencias
Ayer a las 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» Leer o no leer embrutecerse o desarrollarse
Lun Ene 16 2017, 18:02 por BRUC

» Multa de 150.000 euros a la Cope por anunciar ron y vino en sus deportes
Lun Ene 16 2017, 17:39 por BRUC

» Las brigadas mixtas, una máquina de asesinar al servicio del Frente Popular
Lun Ene 16 2017, 17:30 por BRUC

» Agentes policiales se manifiestan en Barcelona contra "la impunidad de la CUP"
Lun Ene 16 2017, 17:27 por BRUC

» Portugal presentará una queja contra España por el almacén nuclear de Almaraz
Lun Ene 16 2017, 16:46 por HIMNOSHISTORICOS

» El arzobispo italiano Carlo Liberati, una voz en el desierto: “En 10 años todos los europeos seremos musulmanes por nuestra estupidez”
Lun Ene 16 2017, 16:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Humor gráfico y chistes
Lun Ene 16 2017, 15:35 por HIMNOSHISTORICOS

» Zamora retirará a Franco la Medalla de Oro de la ciudad
Lun Ene 16 2017, 15:27 por Torquemada2014

» "Los yihadistas van a ganar. Ellos tienen cojones"
Lun Ene 16 2017, 15:27 por HIMNOSHISTORICOS

» Miguel Blasco: “En poco tiempo, se ha dado un cambio radical en la mentalidad de los españoles”
Lun Ene 16 2017, 14:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Suicidios en las fuerzas de seguridad del estado: un mal endémico
Lun Ene 16 2017, 05:56 por BRUC

» El Estado no da a la Iglesia 11.000 millones: desmontando un nuevo bulo de Europa Laica
Dom Ene 15 2017, 20:21 por Invitado

» El PP se acobarda y retira la moción para quitar del callejero a 'La Pasionaria'
Dom Ene 15 2017, 19:11 por Invitado

» Un partido Identitario de donde tendría que arañar votos, de la Izquierda o de la Derecha
Dom Ene 15 2017, 17:09 por Torquemada2014

» El Gobierno del PP 'contempla' incluir fiestas islámicas en el calendario laboral
Dom Ene 15 2017, 14:12 por Invitado

» ¿Las ideas de ETA se pueden defender en democracia, pero las de Alicia Rubio no?
Dom Ene 15 2017, 12:21 por HIMNOSHISTORICOS

» Hasta nunca, Obama
Dom Ene 15 2017, 11:55 por HIMNOSHISTORICOS

» Puerto Rico levanta una estatua de Colón el doble de grande que la de la Libertad de Nueva York
Dom Ene 15 2017, 02:28 por HispanoCortés501

» 2 de enero: 525 años de la Toma de Granada
Dom Ene 15 2017, 02:25 por HispanoCortés501

» Holanda ya obliga a los refugiados a respetar los valores occidentales
Dom Ene 15 2017, 02:21 por HispanoCortés501

» Un joven entra a tiros en el Mercadona gritando ‘Alá es grande’
Dom Ene 15 2017, 02:16 por HispanoCortés501

» El yihadista condenado en Bilbao recibe del Gobierno 875 euros de ayudas
Dom Ene 15 2017, 02:12 por HispanoCortés501

» El separatismo pierde la mayoría en la encuesta de la propia Generalitat
Dom Ene 15 2017, 02:00 por HispanoCortés501

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Ene 14 2017, 21:32 por El Zorro

» LUIS JIMÉZ DE ASÚA EL ATENEO DE ALBACETE Y JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA
Sáb Ene 14 2017, 16:05 por RICHI

» Parque temático de la Paleoizquierda
Sáb Ene 14 2017, 15:56 por HIMNOSHISTORICOS

» Expedición filantrópica internacional de la vacuna por Francisco Javier Balmis
Sáb Ene 14 2017, 14:05 por Neilo65

» Aspectos extraños del atentado del maratón de Boston
Sáb Ene 14 2017, 12:21 por Juan Garcia

» Anticorrupción pide prisión para Oleguer Pujol
Sáb Ene 14 2017, 11:45 por Valle

» Un histórico etarra llama a volver a las armas: 'La guerra se gana a tiros'
Sáb Ene 14 2017, 11:43 por Valle

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 139 ¿PONDRÁN NUEVOS IMPUESTOS PARA PAGAR las PENSIONES?
Sáb Ene 14 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» En China aprueban pena de muerte para políticos corruptos
Sáb Ene 14 2017, 08:19 por Valle

» Guerra de Siria
Sáb Ene 14 2017, 03:48 por Juanma_Breda

» El Ejército pide poder regresar al Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Ene 13 2017, 20:27 por Invitado

» La ONU: ¿Para qué sirve a la humanidad?
Vie Ene 13 2017, 10:24 por Antonio García Fuentes

» 1785 motivos para presumir de ser español
Jue Ene 12 2017, 23:57 por ilustrado

» Un satélite israelí descubre en Siria dos lanzamisiles rusos con capacidad nuclear
Jue Ene 12 2017, 23:41 por Neilo65

» ERNESTO "CHE" GUEVARA: UNA GRAN FARSA MARXISTA
Jue Ene 12 2017, 20:43 por El Zorro

» Blas de Lezo: textos, videos, libros, homenajes, etc.
Jue Ene 12 2017, 18:03 por ilustrado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

"Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Mensaje por BRUC el Jue Jul 31 2014, 06:58

Un terrible decisión la que tuvo que tomar este preso en Lodz. Analizad la situación y pensad con lógica y llegaréis a la conclusión de que no se puede proceder de ninguna otra forma. ¡La parte que se podía  salvar era mucho mayor que la que debían entregar!.



“Un doloroso golpe ha conmocionado al gueto. Nos están pidiendo que dejemos lo más preciado que tenemos: nuestros niños y mayores. Yo no pude tener hijos propios así que entregué los mejores años de mi vida a los niños. He vivido y respirado con niños, nunca imaginé que me obligarían a entregar este sacrificio en el altar con mis propias manos. En mi vejez debo estirar mis manos y rogar: ¡Hermanos y hermanas! ¡Dádmelos! Padres y madres: ¡Entregadme a vuestros hijos!
Tenía la sospecha de que nos sucedería algo. Me anticipé a ese “algo” y siempre me comporté como un vigilante: en guardia para impedirlo. Pero no pude hacerlo porque no sabía qué era lo que nos amenazaba. La retirada de los enfermos de los hospitales me pilló completamente por sorpresa. Y te doy la mejor prueba que existe sobre esto: ¡tenía mis seres queridos entre ellos y no pude hacer nada!
Pensé que este sería el final, que después de todo nos dejarían en paz, la paz que tanto tiempo he esperado, por la que siempre he trabajado, la que ha sido mi meta. Pero resultó que había algo más destinado para nosotros. Así es el sino de los judíos: siempre más sufrimiento y siempre peor, especialmente en tiempos de guerra.

Ayer por la tarde me dieron órdenes para que enviara más de 20.000 judíos fuera del gueto, y si no lo hacía: “¡Lo haremos nosotros mismos!”. Ahora la pregunta era, “¿Deberíamos asumir nosotros la responsabilidad, lo hacemos nosotros mismos o dejamos que otros lo hagan?” Nosotros, mis asociados más cercanos y yo, no pensamos en “¿Cuántos morirán?” sino en “¿A cuántos podemos salvar?” y llegamos a la conclusión de que por muy difícil que fuera para nosotros, debíamos ejecutar esta orden con nuestras propias manos.

Debo llevar a cabo esta difícil y sangrienta operación, debo cortar los órganos para salvar al propio cuerpo. Tengo que llevarme a los niños porque si no, se llevarán también a otros, Dios nos perdone.
No tengo la intención de consolaros hoy. Tampoco deseo calmaros. Debo dejar desnuda vuestra angustia y vuestro dolor. ¡Llego a vosotros como un bandido, para robaros lo que más preciáis en vuestro corazón! He intentado por todos los medios que la orden fuera revocada. Intenté, aun sabiendo que sería imposible, suavizarla. Ayer mismo, encargué una lista de niños de 9 y 10 años. Quería al menos salvar a este grupo de edad: los de 9 y 10. Pero no me dieron esta concesión. Solo tuve éxito en una cosa: en salvar a los de 10 años para arriba. Dejad que este sea un consuelo a nuestra profunda tristeza.

En el gueto hay muchos pacientes que solo van a vivir unos días más, quizá unas pocas semanas. No sé si la idea es diabólica o no, pero debo decirlo: “Dadme a los enfermos. En su lugar podemos salvar a los sanos”.
Sé cuánto se quiere a los enfermos en cualquier familia, y particularmente en el caso de los judíos. Sin embargo, cuando se piden cosas crueles, uno tiene que sopesar y elegir: ¿quién será, podrá y puede ser salvado? Y el sentido común dicta que se debe salvar a aquellos que pueden ser salvados y aquellos que tienen una oportunidad de ser rescatados, no aquellos a los que no se puede salvar en ningún caso...
Vivimos en el gueto, cuidado. Vivimos bajo tantas restricciones que no tenemos suficiente ni siquiera para los sanos, dejad a los enfermos. Cada uno de nosotros alimenta al enfermo a expensas de nuestra propia salud: damos nuestro pan a los enfermos. Les damos nuestra escasa ración de azúcar, nuestro pequeño trozo de carne. Y, ¿cuál es el resultado? No hay suficiente para curar a los enfermos, y nosotros mismos enfermamos también. Por supuesto, estos sacrificios son de lo más bello y noble. Pero hay veces en que uno tiene que elegir: sacrificar a los enfermos, que no tienen la más mínima posibilidad de recuperarse y que además pueden hacer enfermar a otros, o rescatar a los sanos.

No pude deliberar por mucho tiempo sobre este problema; tuve que solucionarlo a favor de los sanos. En este estado, di las instrucciones precisas a los doctores, y se espera que entreguen a todos los pacientes incurables, de forma que los sanos, que quieran y sean capaces de vivir, se salven en su lugar. Os entiendo, madres; veo vuestras lágrimas, bien. También siento lo que sentís en vuestro corazón, vosotros, padres que tendréis que ir a trabajar por la mañana después de que se hayan llevado a vuestros hijos, cuando ayer mismo jugábais con vuestros amados pequeños. Entiendo y siento todo esto. Desde las 4 en punto de ayer, cuando esta orden llegó a mi conocimiento, me he sentido totalmente destrozado. Comparto vuestro dolor. Sufro por vuestra angustia, y no sé cómo sobreviviré a esto, dónde puedo encontrar la fuerza para seguir adelante.

Debo contaros un secreto: ellos pidieron 24.000 víctimas, 3.000 por día durante 8 días. Pude reducir el número a 20.000 pero solo con la condición de que estos sean niños menores de 10 años. ¡Los de 10 en adelante están a salvo! Ya que los niños y los mayores juntos hacen solo 13.000 almas, el hueco se llenará con los enfermos.
Apenas puedo hablar. Estoy agotado; solo quiero deciros lo que os estoy pidiendo: ¡Ayudadme para llevar a cabo esta acción! Estoy temblando. Temo que otros, Dios me perdone, lo hagan. Delante de vosotros hay un judío destrozado. No me envidiéis. Esta es la orden más difícil que he llevado a cabo en toda mi vida. Extiendo mis rotas y temblorosas manos ante vosotros y suplico: ¡Entregadme a las víctimas! Para que podamos evitar más desgracias y se pueda preservar una población de 100.000 judíos! Ellos me prometieron: ¡Si entregamos a nuestras víctimas nosotros mismos, habrá paz!

(gritos desde la multitud sobre otras opciones... algunos dicen “¡No dejaremos que los niños vayan solos, iremos todos!” y cosas así).
¡Estas frases están vacías! ¡No tengo fuerza para discutir con vosotros! ¡Si estuvieran aquí las autoridades ninguno de vosotros gritaría así!
Entiendo lo que significa arrancar una parte de vuestro cuerpo. Ayer supliqué de rodillas pero no funcionó. Desde pueblos pequeños con poblaciones de judíos de 7000 a 8000 personas apenas 1000 llegaron aquí. Así que, ¿qué es mejor? ¿Qué queréis? ¿Qué se queden de 80000 a 90000 judíos o, Dios nos perdone, que toda la población sea aniquilada?
Podéis juzgarme como queráis; mi deber es preservar a los judíos que quedan. ¡No hablo con exaltados! Apelo a vuestra razón y conciencia. He hecho y seguiré haciendo todo lo posible para que no aparezcan tropas armadas en las calles y no se derrame sangre. La orden no se puede deshacer; solo se puede reducir.


Última edición por Bruc el Jue Jul 31 2014, 07:34, editado 2 veces

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8284
Puntos patrióticos : 148249
Reputación : 24277
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: "Entregadme a vuestros hijos". Impresionante discurso de Mordechai Chaim Rumkovsky a los judíos del ghetto de Lodz

Mensaje por BRUC el Jue Jul 31 2014, 06:59

Es difícil imaginar una situación así. Más aún saber cómo actuaríamos en un caso tan extremo. Rumkovsky quería sacrificar a unos para salvar a otros. Por desgracia, era algo espantosamente lógico.
¿Qué hacer en una disyuntiva tan cruel?

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8284
Puntos patrióticos : 148249
Reputación : 24277
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.