Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Hoy a las 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Hoy a las 14:26 por Neilo65

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Hoy a las 14:15 por Neilo65

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Hoy a las 14:03 por El Zorro

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Hoy a las 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Ayer a las 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Ayer a las 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Ayer a las 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Ayer a las 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Ayer a las 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre Jaén ya existía como ciudad a la llegada de los cartagineses y romanos, Tito Livio la llama AURINGI y ORIGEN; Polibio, ELINGA, y en el Concilio de ILLIBER
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Miér Mar 22 2017, 19:38 por Neilo65

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun Mar 20 2017, 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun Mar 20 2017, 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun Mar 20 2017, 16:43 por Juanma_Breda

» Hay que estudiar nuevas formas de gobernar
Lun Mar 20 2017, 15:59 por Neilo65

» Leguina: «Es mentira que España sea una nación de naciones»
Lun Mar 20 2017, 14:39 por Neilo65

» Mi presentacion
Lun Mar 20 2017, 11:36 por niunpasoatras.org

» Unidos Podemos pide suprimir la Misa de La 2
Dom Mar 19 2017, 22:20 por Torquemada2014

» Más técnicas para un nacionalista europeo (y II)
Dom Mar 19 2017, 21:26 por Juan Garcia

» Maestras con hiyab y otros disparates.
Dom Mar 19 2017, 21:11 por Invitado

» Tapian un piso a unos okupas mientras estaban de vacaciones en Marruecos
Dom Mar 19 2017, 20:07 por Invitado

» La ONU dice que hay 112 sexos, no dos, y no es una broma.
Dom Mar 19 2017, 13:48 por Neilo65

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? - Granada
Dom Mar 19 2017, 11:48 por RICHI

» ETA anuncia su desarme definitivo y el cese total de su actividad.
Dom Mar 19 2017, 09:35 por Valle

» OJE-Organización Juvenil Española
Sáb Mar 18 2017, 22:30 por Invitado

» Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.
Sáb Mar 18 2017, 20:21 por Valle

» El Front National pide a Polonia y Hungría colaboración para desmantelar la UE.
Sáb Mar 18 2017, 15:35 por Neilo65

» El fiscal pide tres años a cinco independentistas por atacar a seguidores de la Roja.
Sáb Mar 18 2017, 15:11 por Neilo65

» La Fiscalía recurre al Supremo para que condene a Mas también por prevaricación
Sáb Mar 18 2017, 15:10 por El Zorro

» Colau elimina del callejero la plaza de la hispanidad
Sáb Mar 18 2017, 14:34 por Juanma_Breda

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 148 EL ROBO DE ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES RESUMIDO EN CORTO ESPACIO.
Sáb Mar 18 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» "SÁBADO POEMA" - "Confidencia de Toledo a Sevilla"
Sáb Mar 18 2017, 07:43 por RICHI

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada-V Entrega
Sáb Mar 18 2017, 06:56 por RICHI

» CatalApp, la aplicación para señalar a los comercios poco catalanes.
Sáb Mar 18 2017, 01:23 por Neilo65

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Sáb Mar 18 2017, 01:10 por Neilo65

» Muere Fernando Altuna, hijo de un capitán de la policía nacional asesinado por la ETA
Vie Mar 17 2017, 21:41 por Valle

» Arrestada la dueña de un piso por poner un candado a una okupa para que no entrara
Vie Mar 17 2017, 20:10 por Invitado

» Reportaje "Football Leaks": "El lado oscuro del gran negocio del fútbol"
Vie Mar 17 2017, 17:18 por Juanma_Breda

» No Debes Arrancar Esta Planta si la Ves en el Patio de tu Hogar, MIRA POR QUE !!!
Vie Mar 17 2017, 17:09 por Juanma_Breda

» Turquía afirma que "pronto comenzarán guerras santas en Europa"
Vie Mar 17 2017, 17:07 por Juanma_Breda

» ¿Otra promesa cumplida de Trump? El alza en el empleo supera las expectativas.
Vie Mar 17 2017, 17:00 por Juanma_Breda

» La “burrocracia” de España
Vie Mar 17 2017, 12:48 por Neilo65

»  Elecciones en Cuenca - ¿Nuevas Elecciones? - ¿Segunda vuelta? – Granada- IV Entrega
Vie Mar 17 2017, 07:48 por RICHI

» Doce coches con 40 años a sus espaldas
Jue Mar 16 2017, 22:20 por HIMNOSHISTORICOS

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

JOSÉ ANTONIO, ¿FUE DE DERECHAS?

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

JOSÉ ANTONIO, ¿FUE DE DERECHAS?

Mensaje por Luego Cabalgamos el Sáb Ago 09 2014, 01:11

JOSÉ ANTONIO, ¿FUE DE DERECHAS?

Así terminaba un reciente artículo que el catedrático Juan Velarde Fuertes publicó en la revista   «Cuadernos de Encuentro» (nº 114), que comienza narrando su primera asistencia, con sólo   nueve años, a un mitin, de políticos de la Ceda, que se celebraba en su pueblo natal de Salas (Asturias). Por lo que sigue contando, nada le gustó lo que dijeron aquellos políticos. Antes una joven universitaria, tía del prestigioso médico e historiador asturiano José Ramón Tolivar Faes, que se casaría con una nieta de «Clarín», había reunido a un grupo de niños, diciéndoles: «Voy a explicaros qué es eso de Falange, lo que dice José Antonio, y porqué deberíais ser falangistas». A continuación, el catedrático habla de sus estudios de economía, de sus colaboraciones en el diario «Arriba», de su paso por la Universidad como educador, etc. etc., hasta terminar, con la citada pregunta: «José Antonio, ¿fue de derechas?».

Nunca sabremos cuál sería la respuesta de Velarde Fuertes. Se la puede uno imaginar, pero no deseo correr el riesgo de expresar lo que pienso; prefiero escribir, en el corto espacio de que dispongo, algunas cosas que dijo o dijeron de aquel hombre que, como García Lorca, no tuvo la muerte que merecía, y, después, cada lector que diga la respuesta que estime oportuna.
Comienzo citando a otro José Antonio, el comunista, José Antonio Balbontín, quien dijo, sobre la Reforma Agraria que pedía el líder falangista, era más radical que la suya.
El también comunista José María Laso Prieto tomó estas palabras en un artículo que publicó en la revista    «Altar Mayor», año 2007: «Incluso se atribuye a José Antonio Balbontín, que había ingresado en el Partido Comunista de España procedente del Partido Social Revolucionario, la afirmación de que el proyecto de reforma agraria de José Antonio era incluso más avanzado que el del PCE, donde ya entonces militaba Balbontín». Todo el que haya leído un poco a José Antonio sabe quehabló de los abusos del gran capital financiero, de los especuladores y de los prestamistas, pidiendo al final la nacionalización de la Banca. Lo recordó la escritora y jurista Mercedes Formica cuando dijo que el fundador de Falange «fue, rechazado y ridiculizado por su propia clase social, que nunca le perdonó sus constantes referencias a la injusticia, el analfabetismo, la falta de cultura, las viviendas miserables, el hambre endémico de las zonas rurales, sin mas recurso que el trabajo de temporada y la urgencia y necesidad de la reforma agraria».
Por su lado, la escritora Rosa Chacel, firmante del. Manifiesto de los intelectuales antifascistas, padeció el exilio, y encontrándose en Buenos Aires compró las «Obras Completas» de José Antonio que leyó de un golpe, según escribió. Y aunque le salpicaron los fascismos europeos «leyéndole con honradez se encuentra el fondo básico de su pensamiento, que es enteramente otra cosa. Fenómeno español por los cuatro costados». Es cierto lo que dice esta mujer, Premio Nacional de las Letras, porque la mayoría de los que hablan de José Antonio jamás lo leyeron y menos con honradez.  La socialista Victoria Kent, la que se opuso al voto femenino, dijo de él que era «un perfecto caballero, un perfecto hombre, con toda la cortesía. Y debo decirlo porque eso es lo justo»
José Antonio prescindió de Giménez Caballero, que compartió la derecha filofascista de Gil Robles; de Ansaldo, que sólo pensaba en castigar con la violencia; del marqués de Eliseda, hombre de confianza de Alfonso XIII. Mientras tanto fueron llegando personas destacadas de la izquierda política: Oscar Pérez Solís, promotor fundacional del PC; Manuel Mateo, secretario de organización del PC;  Juan Orellana, sindicalista del PC; los socialistas José García Vara y Matías Montero, ambos asesinados por sus antiguos camaradas antes de dar comienzo la guerra civil; Marciano Pedro, hermano de Buenaventura Durruti; Nicasio Álvarez de Sotomayor, que fue secretario de la CNT; Camilo Olcina, que fue secretario de la Marina Mercante en la CNT, etc. etc. Negoció con Prieto y Pestaña una alianza de los socialistas no marxistas y los sindicalistas no anarquistas. Y termino con la misma pregunta que formuló Velarde Fuertes: «José Antonio, ¿fue de derechas?»..                                                                      
 JOSÉ Mª GARCÍA DE TUÑÓN AZA
http://jarabeautentico.blogspot.com.es/2014/08/jose-antonio-fue-de-derechas.html
avatar
Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

Trofeos y Medallas : *4*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 48248
Reputación : 5489
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Re: JOSÉ ANTONIO, ¿FUE DE DERECHAS?

Mensaje por José Francisco el Lun Ago 25 2014, 10:28

José Antonio en perspectiva



Es curiosa la revitalización de la memoria de José Antonio en estos años últimos, tras haber permanecido tanto tiempo relegado a totem semiolvidado de unas cuantas sectas falangistas. Sobre él han aparecido últimamente libros o estudios de Stanley Payne, Enrique de Aguinaga, Adriana Pena, José Díaz y Enrique Uribe, Juan A. Beighau, Adriano Gómez Molina, José A. Baonza, Mónica y Pablo Carbajosa, Paul Preston, Francisco Fuentes, Albert Matchthild o Juan Velarde Fuertes, por citar unos pocos.

La razón, como bien observa el historiador francés Arnaud Imatz, se debe más a la personalidad del político y a su destino trágico, que a su doctrina: “Para todos aquellos que se niegan a ver o admitir la grandeza de su alma, y preguntan todavía y siempre “pero ¿qué nos ha legado verdaderamente José Antonio?”, no dejaremos de repetirles estas palabras de Unamuno: “Nos ha legado a sí mismo, ¡y un hombre vivo y eterno vale por todas las teorías y filosofías!”. No estoy muy conforme con la frase de Unamuno, pero sin duda José Antonio poseyó en grado sobresaliente esa cualidad que suele llamarse hombría, y que le valió el aprecio, aun a veces sin ganas, de enemigos políticos como Prieto, Zugazagoitia, Madariaga o Gordón Ordás.

José Antonio fue un político muy poco corriente, de escasa vocación, con una carga de duda intelectual y cierto sentido del humor que le hacían poco apto para declarar las “verdades” rotundas y dogmáticas propias de los jefes de partido. Tomó la política como un deber impuesto por las circunstancias; y no lo decía por mera retórica, como es la costumbre. A menudo quiso ver en otros, incluso en Azaña o Prieto, los líderes capaces de cumplir lo que él deseaba, librándole de la tarea. Su patriotismo no era estrecho ni ciego: “Le hablé de mi entusiasmo por Quevedo y él me declaró su decidida preferencia por Ronsard. En general le gustaba más la poesía francesa que la española, y sobre todo Villon. Esto me causó alguna sorpresa…”, recuerda Dionisio Ridruejo. Tenía dotes de pensador, de artista y de hombre acción, raro conjunto también, y quiso aplicarlas a la política, aunque apenas dispuso de tiempo para desarrollarlas: tres años, desde que fundó la Falange hasta su fusilamiento.

Y aunque sus enemigos le tachaban de señorito, por su procedencia, venía a ser la antítesis del tal. De extensa cultura y ánimo esforzado, preocupado por su país y ansioso de entender las claves de su época, nada más lejos de los parásitos frívolos y torpes que acertó a pintar George Borrow: “Los seres más necios y vanos de la especie humana, sin otros gustos que los goces sensuales, la ostentación en el vestir y las conversaciones obscenas. Su insolencia solo tiene igual en su bajeza y su prodigalidad en su avaricia. Las clases bajas son por lo general más corteses y, con seguridad, no más ignorantes”. Ese señoritismo, si así queremos llamarle, se ha extendido hoy por toda la sociedad, y quizá el actual interés por José Antonio refleje una reacción de disgusto o repugnancia por semejante ambiente.

Pero precisemos que el libro de Imatz nada tiene que ver con un panegírico personalista, sino que se trata de una excelente biografía analítica del político, de su evolución, de sus ideas y raíces intelectuales. Además, como señala Velarde Fuertes en su prólogo, “contiene una documentación amplísima de la evolución de las diversas, y a veces contrapuestas, organizaciones falangistas desde el 20 de noviembre de 1936 al 15 de junio de 1977, cuando su fracaso electoral pasó a ser patente”. Una investigación, pues, de gran amplitud.

El autor observa la necesidad de entender a su biografiado en las extremas circunstancias de su época. Los años 30 fueron un tiempo de crisis por excelencia, económica y aun más espiritual. En toda Europa la democracia liberal y el capitalismo parecían abocados al derrumbe o a una transformación tal que los haría irreconocibles. Para salvar lo esencial, es decir, la cultura cristiana de Occidente, frente al acoso de la nueva barbarie, fundamentalmente el materialismo marxista, se precisaban, a juicio de muchos, soluciones y actitudes heroicas, pero también una comprensión de la lógica, tanto del marxismo como del liberalismo, y un intento de adaptación mediante una síntesis aceptable entre revolución y tradición. De esa sensación urgente nació la doctrina nacionalsindicalista, a cuyo examen dedica Imatz buena parte del libro.

La crítica de José Antonio al liberalismo no es original, pues se encuadra en una larga tradición europea que él conoció bien. Tampoco es acertada. El liberalismo, como ha probado la experiencia, no es suicida ni lleva a la descomposición social ni al absoluto relativismo moral, ni convierte la verdad en una conveniencia demagógica ni en el dictamen de una mayoría electoral. Claro que con el nombre de liberalismo han circulado doctrinas y prácticas bastante diversas y aun opuestas, como las de la revolución useña y las de la revolución francesa, las de Rousseau, origen de concepciones totalitarias, y las de Adam Smith o Tocqueville. Aunque sus relaciones con la religión han solido ser conflictivas, traumáticas en algunas variantes de liberalismo, su concepción básica de la dignidad y la libertad de la persona, y la prevención frente las tendencias tiránicas del poder, tienen un evidente origen cristiano, y no es casual que hayan surgido, precisamente, en las sociedades cristianas.

Menos acertada todavía la asunción falangista de buena parte de la crítica de Marx. José Antonio acepta que el sistema capitalista se basaría en la explotación del proletariado, produciría la acumulación de riqueza en un polo y de pobreza en el otro, destruiría la pequeña y media propiedad, generaría necesariamente crisis de sobreproducción, etc.: “Las previsiones de Marx se vienen cumpliendo más o menos deprisa, pero implacablemente”, concluía, con cierto apresuramiento, en aquellos años de la Gran Depresión. No obstante, rechazaba el marxismo por otras razones: “Si la revolución socialista no fuera otra cosa que la implantación de un nuevo orden económico, no nos asustaríamos. Lo que pasa es que la revolución socialista (…) es el triunfo de un sentido materialista de la vida y de la historia (…) Nosotros somos también anticomunistas, pero no porque nos arredre la transformación de un orden económico en que hay tantos desheredados, sino porque el comunismo es la negación del sentido occidental, cristiano y español de la existencia” (citas en el libro de Imatz).

La solución de síntesis pretendida, el nacionalsindicalismo, debía conjugar los elementos positivos del liberalismo (como la igualdad ante la ley, los derechos básicos del individuo) con los del socialismo (la economía controlada por el gobierno en pro de un reparto “equitativo” de la riqueza, etc.), salvando la primacía de lo espiritual. Pero siendo superficial o falsa en gran medida su base crítica, la concreción práctica de ese empeño –producción organizada por los sindicatos, nacionalización de la banca, “democracia orgánica” y demás– nunca funcionó ni podía funcionar. Y el franquismo la aplicó solo muy parcialmente (para desesperación de los falangistas “puros”) y en esa medida no contribuyó precisamente a la prosperidad del país.

De todas formas la doctrina joseantoniana y su crítica al liberalismo y al marxismo no son tan triviales que puedan despacharse en unas cuantas líneas, y aquí solo pretendo exponer un par de indicios de lo que Imatz trata en un largo capítulo de más de 130 páginas, incluyendo el amplio trasfondo intelectual de la especulación joseantoniana, aun si algunas observaciones del biógrafo son, lógicamente, discutibles.

Otra cuestión de interés, entre las muchas planteadas y planteables en el libro: ¿fue la Falange un fascismo? La palabra ha sido tan bastardeada por la propaganda que ha llegado a significar poca cosa. Unifica, por ejemplo, al fascismo propiamente dicho de Mussolini, poco sanguinario entre otras cosas, y al nacionalsocialismo de Hitler, incomparablemente más absolutista (en su clásico estudio, Hanna Arendt no consideraba totalitario al régimen italiano). La Falange fue, desde luego, lo más parecido al fascismo que hubo en España. Le diferenciaba del fascismo italiano su básica identificación con la tradición católica, en contraste con las tendencias paganoides y evocaciones de la Roma imperial en aquél. Ese mismo elemento cristiano lo separaba aún más del nacionalsocialismo, y no digamos de su racismo, incompatible con la realidad demográfica e histórica de España, así como con la idea imperial ecuménica de la Falange; le diferenciaba también el menor énfasis de José Antonio en la prepotencia de la comunidad y del estado sobre el individuo.

http://www.alertadigital.com/2014/08/23/jose-antonio-en-perspectiva/
avatar
José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 14053
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: JOSÉ ANTONIO, ¿FUE DE DERECHAS?

Mensaje por Luego Cabalgamos el Mar Ago 26 2014, 18:31

@José Francisco escribió:La crítica de José Antonio al liberalismo no es original, pues se encuadra en una larga tradición europea que él conoció bien. Tampoco es acertada. El liberalismo, como ha probado la experiencia, no es suicida ni lleva a la descomposición social ni al absoluto relativismo moral, ni convierte la verdad en una conveniencia demagógica ni en el dictamen de una mayoría electoral. (...) Aunque sus relaciones con la religión han solido ser conflictivas, traumáticas en algunas variantes de liberalismo, su concepción básica de la dignidad y la libertad de la persona, y la prevención frente las tendencias tiránicas del poder, tienen un evidente origen cristiano, y no es casual que hayan surgido, precisamente, en las sociedades cristianas.

Menos acertada todavía la asunción falangista de buena parte de la crítica de Marx. José Antonio acepta que el sistema capitalista se basaría en la explotación del proletariado, produciría la acumulación de riqueza en un polo y de pobreza en el otro, destruiría la pequeña y media propiedad, generaría necesariamente crisis de sobreproducción, etc.: “Las previsiones de Marx se vienen cumpliendo más o menos deprisa, pero implacablemente”, concluía, con cierto apresuramiento, en aquellos años de la Gran Depresión. (...)

Pío Moa mete la pata hasta el fondo en estos dos párrafos, debido a que, pese a ser un gran historiador, habla imbuido por su liberalismo burgués y antisocial. El liberalismo, pese a ser la peor doctrina económica posible, detrás del comunismo, se mantiene por un montón de factores completamente nocivos: el keynesianismo que ha prologando la agonía del capitalismo, las políticas de recortes consentidas por unos sindicatos de clase atados con dinero, el desplazamiento de la extrema pobreza hacia la mayoría de países del mundo para sostener prósperamente a unos pocos (lo mismo que se hacía entre clases durante el siglo XIX), la sobreexplotación de los recursos naturales, el pan y circo, etc.

El liberalismo lleva claramente a la descomposición y las dicotomías sociales que todos conocemos, con un reparto de la riqueza cada vez más injusto entre las sociedades, con un aumento de los muy ricos a través de la explotación del resto, etc. Y el relativismo moral, tres cuartas partes de lo mismo. ¿Qué es lo que promocionan los think-tanks y la UNESCO del mundo capitalista para aborregar a las masas? el consumismo, el hedonismo, el materialismo, el laicismo, el abortismo, etc. También estamos viendo cómo todo se reduce hoy en día a los numerosos y manoseados "derechos a decidir", el nuevo invento de la oligarquía financiera y política para establecer por ley lo que ya piensan la mayoría de las poblaciones occidentales.

Sobre Marx, pues es evidentemente que se equivocó en las soluciones que proponía, cuyo resultado al llevarlas a la práctica fue catastrófico allá donde se ejerció, pero desde luego, la crítica que hacía estaba totalmente acertada, y el tiempo le dio la razón y se la sigue dando. En cuanto a lo otro, sobran las palabras. Basta ver lo que podemos ver en la España actual.
avatar
Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

Trofeos y Medallas : *4*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 48248
Reputación : 5489
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.