Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» La «lección» histórica de un edil de Carmena: «En la Revolución Rusa sólo murieron 5 personas»
Ayer a las 23:02 por Valle

» Los empresarios huyen de Cataluña como de la peste
Ayer a las 22:59 por Valle

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Ayer a las 22:54 por Valle

» Youtuber de 16 años afirma que es pederasta y lo explica en un vídeo
Ayer a las 19:27 por HIMNOSHISTORICOS

» PALABRAS DE DURRUTI SOBRE JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA.
Ayer a las 17:42 por BRUC

» El Supremo dice que el toro no es un símbolo oficial de España
Ayer a las 16:57 por Torquemada2014

» Brutal paliza de un grupo de radicales de izquierdas a una joven en Murcia
Ayer a las 14:01 por El Zorro

»  Trump, Tramp, Tremp, Trimp, Tromp: y “Lo primero América”
Ayer a las 09:49 por Antonio García Fuentes

» El Supremo ve "discriminación ideológica" en el asalto a Blanquerna y manda a los condenados a prisión
Ayer a las 07:39 por Huroncete

» Tres inmigrantes retransmiten en directo la violación a una mujer en Suecia
Ayer a las 01:14 por Neilo65

» Los españoles del Estado Islámico presionan para golpear en la Península: "Atacad, atacad, atacad"
Ayer a las 00:51 por Neilo65

» ESPAÑA 2000 partido cortafuegos del $I$T€MA para captar y neutralizar el voto disidente
Lun Ene 23 2017, 23:16 por JUDEN POWER

» ARMANDO ROBLES director de ALERTA DIGITAL ¡¡vaya timo!!
Lun Ene 23 2017, 22:36 por JUDEN POWER

» Vídeos de Humor
Lun Ene 23 2017, 21:20 por Clemente

» Nuestra lucha debe ser estratégica
Lun Ene 23 2017, 19:39 por La Revolución por Hacer

» Los españoles del Estado Islámico presionan para golpear en la Península: "Atacad, atacad, atacad"
Lun Ene 23 2017, 19:31 por niunpasoatras.org

» 80 Aniversario de la creación del Cuerpo de Mutilados por la Patria
Lun Ene 23 2017, 16:35 por BRUC

» La factura de “la luz” o la electricidad y sus misterios
Lun Ene 23 2017, 09:54 por Antonio García Fuentes

» España: un siglo de maldición
Lun Ene 23 2017, 08:06 por Huroncete

» Un 'youtuber' humilla a un mendigo al darle de comer pasta dental: "Eso le ayudará a limpiarse los dientes"
Dom Ene 22 2017, 14:43 por Mastieno

» Holanda ya obliga a los refugiados a respetar los valores occidentales
Dom Ene 22 2017, 14:24 por Invitado

» La Fundación Francisco Franco responde a En Marea
Sáb Ene 21 2017, 19:57 por La Revolución por Hacer

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 140 ¿NAVIDAD O… “CONSUMIDAD”?
Sáb Ene 21 2017, 09:44 por Antonio García Fuentes

» Gibraltar, español para la CIA
Vie Ene 20 2017, 23:36 por Torquemada2014

» El Gobierno creará un registro de los españoles que juran la bandera
Vie Ene 20 2017, 21:43 por Juanma_Breda

» Podemos recurre a un bulo internetero para su nueva ofensiva anticatólica en el Congreso
Vie Ene 20 2017, 21:30 por Juanma_Breda

» Sanidad comprará 80.000 fármacos al mes para transexuales
Vie Ene 20 2017, 21:20 por Juanma_Breda

» Hasta nunca, Obama
Vie Ene 20 2017, 20:02 por Torquemada2014

» EL VOTO
Vie Ene 20 2017, 19:06 por RICHI

» Investigan a un imán de Vitoria por supuestos abusos sexuales a dos menores
Vie Ene 20 2017, 17:43 por BRUC

» Gobernar bien es imposible y aquí más
Vie Ene 20 2017, 10:10 por Antonio García Fuentes

» Agentes policiales se manifiestan en Barcelona contra "la impunidad de la CUP"
Vie Ene 20 2017, 07:42 por Huroncete

» ¿os acordais de los sobres de soldaditos?
Jue Ene 19 2017, 23:13 por Invitado

» De la atracción de la mujer por los hombres dominantes y sus consecuencias
Jue Ene 19 2017, 20:49 por Juan Garcia

» Fuera asesinos de nuestra tierra: La sociedad civil boicoteará la conferencia de Otegi en Cataluña
Jue Ene 19 2017, 17:51 por BRUC

» Izquierda e Islam, la extraña pareja
Jue Ene 19 2017, 14:59 por HIMNOSHISTORICOS

» Un documental emitido en 1970 sobre el 50 aniversario de la Legión Española
Jue Ene 19 2017, 14:32 por HIMNOSHISTORICOS

» Humor gráfico y chistes
Jue Ene 19 2017, 14:22 por HIMNOSHISTORICOS

» La “paella política” española
Jue Ene 19 2017, 10:43 por Antonio García Fuentes

» Santander derriba el monumento a la IV División de Navarra
Miér Ene 18 2017, 21:47 por Neilo65

» Femen boicotea la llegada de Donald Trump al Museo de Cera de Madrid: "Agárralos por las pelotas"
Miér Ene 18 2017, 21:28 por Neilo65

» El filósofo o “zurreón” de la sociedad
Miér Ene 18 2017, 11:02 por Antonio García Fuentes

» ¡¡UNIDAD!!
Miér Ene 18 2017, 09:06 por RICHI

» El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo
Mar Ene 17 2017, 18:56 por HIMNOSHISTORICOS

» El Estado como enemigo público número uno
Mar Ene 17 2017, 10:36 por Antonio García Fuentes

» Leer o no leer embrutecerse o desarrollarse
Lun Ene 16 2017, 18:02 por BRUC

» Multa de 150.000 euros a la Cope por anunciar ron y vino en sus deportes
Lun Ene 16 2017, 17:39 por BRUC

» Las brigadas mixtas, una máquina de asesinar al servicio del Frente Popular
Lun Ene 16 2017, 17:30 por BRUC

» Portugal presentará una queja contra España por el almacén nuclear de Almaraz
Lun Ene 16 2017, 16:46 por HIMNOSHISTORICOS

» El arzobispo italiano Carlo Liberati, una voz en el desierto: “En 10 años todos los europeos seremos musulmanes por nuestra estupidez”
Lun Ene 16 2017, 16:34 por HIMNOSHISTORICOS

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

POBREZA E INMIGRACIÓN.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

POBREZA E INMIGRACIÓN.

Mensaje por SERGIO ESPAÑOL DE BCN el Jue Sep 04 2014, 00:18


Uno de los hechos de mayor impacto social dentro de Europa durante las últimas décadas ha sido, y es sin lugar a dudas, la llegada masiva de contingentes humanos ajenos a nuestras constantes definitorias presentes en los espacios políticos que nos son propios. Ciertamente las migraciones humanas no son un acontecimiento nuevo ni extraño para nosotros, el movimiento de personas es un hecho que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad y ha creado muchas de las realidades en relación al hombre y sus entornos reconocidos hoy en día. Por lo que en sí misma la inmigración no es un suceso negativo, ni los flujos migratorios son algo anormal en el devenir del tiempo. Efectivamente, ha existo, existe y existirá, como un comportamiento humano comprensible en busca generalmente de mejores expectativas de vida. Pero si atendemos a la realidad de la inmigración bajo los contextos socio-económicos actuales del siglo XXI en España y en Europa, debemos manifestar que la actual inmigración masiva de base extra-europea es una autentica incoherencia puesto que no obedece a una lógica adecuación nacional-popular que justifique su presencia en nuestros solares patrimoniales sino que responde, por el contrario, a intereses económicos y políticos de minorías ajenas al sentir popular. Es decir, el problema no es la inmigración como tal, sino la imposición de la misa bajo evidentes criterios de rentabilidad económica así como de control social en favor de grupos oligárquicos de poder.
En este sentido, el discurso ideológico dominante nos tiene acostumbrados a sus ya clásicos mitos pro-inmigración que funcionan a modo de  coartadas emocionales para que de este modo aceptemos sin discusión, y bajo pena de reprobación social, sus ya clásicos postulados inmigracionistas. Y precisamente unos de estos mitos de amplio espectro es la presentación de la ‘pobreza’ en abstracto a modo de argumento esencial del hecho inmigratorio masivo dado en nuestras naciones. Pero, ¿realmente podemos otorgar a la existencia de ciertas capas de penuria en distintos países como causa suficiente para admitir sin discusión una inmigración desbordante? ¿Cualquier ser humano por el simple hecho de proceder de países menos desarrollados que el nuestro debe ser automáticamente admitido y colmado con todo tipo de bendiciones? 
   
Hagamos aquí unas obligadas puntualizaciones. Primero. Es necesario manifestar sin ningún tipo de prejuicio que la riqueza cultural, tecnológica, así como económica, no es una “lotería” la cual beneficia caprichosamente a unos países y perjudica a otros. Cada pueblo es culpable en cierta medida de aquello que le ocurre. De tal modo que podemos encontrarnos invariablemente con una evidente -por natural- diversidad humano-cultural en el mundo no fundamentada exclusivamente en caracteres externos en relación a lo corpóreo o biológico, sino que dicha diferenciación cualitativa también parte inicialmente de un origen íntimo localizado en las peculiaridades psíquicas y espirituales de los variados conjuntos humanos. Efectivamente, no todos somos iguales. No todos creamos y aportamos lo mismo al mundo. No todos manifestamos los mismos desarrollos en tecnología, arte, ciencia o economía como revelaciones de un peculiar genio popular. Y esto es así precisamente porque existen variados compendios culturales y humanos que generan a su vez distintas expresiones vitales. Si se encuentran en nuestra realidad mundana culturas y pueblos con capacidades verdaderamente grandiosas para “crear”, y en cambio otras con afirmaciones culturales, tecnológicas y políticas de naturaleza no equivalente, es porque se dan previamente desiguales colectivos humanos con diversas cualidades genuinas. La realidad nos lo muestra diariamente. Y por favor, que no nos vengan a contar la fábula consistente en precisar las diferencias socio-económicas de algunos sectores del planeta como obra en exclusiva del ambiente azaroso, de la acción en el mundo del “imperialismo” Occidental y del malvado hombre blanco que coloca en las fronteras alambres que pinchan. Esta es una explicación tan pueril como quimérica de la realidad que busca crear un profundo sentimiento de culpabilidad en Occidente apropiado para excusar la deriva inmigracionista oficial.

Segundo. La ‘pobreza’ no es un valor moral sino una situación social y económica. No existe “la pobreza” en cuanto a virtud sino que ésta es invariablemente consecuencia de ciertas causas que pueden ser a su vez justas o injustas, merecidas o inmerecidas, de carácter político, económico, biológico o cultural, y así mismo de raíz interna o debido a sucesos externos e incontrolables. Uno puede ser ‘pobre’ e igualmente ser corrupto, depravado, inmoral y abyecto, del mismo que a una persona pudiente le pueden acompañar todas las virtudes nobles. Por ello el esgrimir ese culto morboso a “la pobreza” a modo de bendita justificación de los flujos migratorios hacia Occidente -o como fuente de derechos- no es sino una banalización de lo existente en busca de subterfugios emocionales de aquiescencia general que apoyen el hecho inmigratorio masivo. Un “pobre” puede ser así mismo el peor y el más indeseable de los hombres. Bajo esta perspectiva, la ‘compasión’ nunca puede ser utilizada como arma destinada a aceptar sumisamente situaciones que se muestran no ya como simplemente indignas, sino ilógicas y fuera de una realidad elemental. No podemos caer en ese chantaje traído por la compasión mal entendida, sino que nuestro faro debe ser siempre la adecuación justa a la hora de tratar este delicado tema. Ni más ni menos. Ninguna institución puede abogar seriamente, bajo proclamas supuestamente solidarias, por la destrucción de nuestras comunidades populares, ni así mismo es tolerable que se vulneren los principios fundamentales que dan vida a una colectividad político-nacional bajo ciertas ofuscaciones del ultra-humanitarismo más radical. El “ser humano”, por el mero hecho de ser humano, no está “por encima de nacionalidades, colores y banderas”. Esto lisa y llanamente es una alucinación en relación a lo “humano” que legitima en cualquier momento y ante cualquier institución una anarquía individualista catastrófica. La impuesta voluntad ilimitada del individuo no puede contradecir la realidad de los pueblos, ni la soberanía de los estados y las naciones. Lo singular nunca puede anteponerse a lo general. El todo vale, aquí no puede valer. Una vez más el mito igualitario y su degeneración cuantitativa.

Tercero. España, Europa, Occidente, no tienen la culpa de todos los males mundiales. Si actualmente tanto en África como en el Continente Americano o en cualquier otro lugar del planeta existe pobreza e injusticias, no se debe tanto a los presentes y pasados errores occidentales, como a las propias circunstancias que atañen a dichas zonas del mundo hoy en día. Según lo aportado no es justo culpabilizar en exclusiva al mundo occidental de todos los trastornos dados en el planeta tierra, ni mucho menos defender, en base a esa culpabilidad unilateral, una inmigración masiva extra-europea a modo de revancha de un Sur pobre contra un supuesto Norte rico. Por que ni ellos son a priori tan pobres (algunos de estos países poseen ingentes recursos naturales), ni nosotros somos tan ricos como se supone; y además los europeos no nos podemos considerar responsables directos de las circunstancias sociales, económicas o políticas dadas en todos los países del mundo; de todo ello son culpables máximos los gobernantes, políticos y clases dirigentes de cada país. España, por ejemplo, no dirige ni gobierna desde hace ya más de 200 años la casi totalidad de los actuales países comprendidos en el Norte, centro y el Sur de América, ¿qué culpa puede tener España, entonces, de la situación actual de muchos países Iberoamericanos? Realmente ninguna, decir otra cosa sería faltar a la verdad. No es cierto que todos de los males de Íbero América se deban a 500 años de “imperialismo y explotación” europea como argumenta el paleo-indigenismo marxista, esa es una explicación simplista a la par que falaz de la realidad, que siempre tiene como intención el cargar con la culpa a otros de errores, deficiencias y carencias propias.  

Pongamos unos ejemplos que puedan ilustrar lo argumentado. Cuando ciertos líderes “democráticos” africanos derrochan privadamente los recursos nacionales (como el presidente de la República del Congo Denis Sassou Nguesso que se gastó en unas cuantas tardes locas la bagatela de 1,18 millones de Euros en trajes y camisas dentro de una tienda de lujo parisina), están empobreciendo sin contemplaciones con dichas acciones a sus respectivos países que miran a esa Europa como ‘Meca’ de la felicidad material. Son las abusivas actitudes de estos jefes tribales de África reconvertidos en fatuos presidentes de repúblicas “independientes” y corruptas en extremo, junto a las acciones del un capitalismo voraz y las farisaicas guerras del Nuevo Orden Mundial, algunas de las principales causas de la miseria en el continente africano, las cuales motivan la emigración de sus poblaciones hacia una Europa presentada como idílico ‘Eden’ de consumo y bienestar. Porque he aquí una de los grandes estímulos que mueven a miles de africanos a asaltar nuestras fronteras nacionales: la atracción de la sociedad de consumo occidental en paralelo a la existencia de un estado del bienestar asistencialista. Efectivamente, muchos africanos saben que no tienen en España, y en muchas otras partes de Europa, un futuro laboral posible; y de igual modo son plenamente conscientes que debido a la actual crisis económica les es muy difícil prosperar adecuadamente dentro de nuestros marcos nacionales. Pero aún así siempre será mejor que vivir en sus aldeas, pueblos o ciudades, en donde no existen las ‘delicias’ consumistas ni mucho menos un estado de beneficencia que garantiza, justifica y bendice la indolencia social. No se trata solamente, como nos lo quiere hacer ver el lobby pro-inmigración, de famélicos, harapientos y desnutridos individuos que huyen desesperadamente del ‘hambre’ asaltando vallas en oleadas (para ello sólo basta con ver las imágenes de estos africanos invasores de fronteras con smartphone, auténticos atletas que corren como gacelas y trepan como ardillas), sino de colectivos efectivamente comprendidos dentro de aéreas subdesarrolladas, pero también de seres que son seducidos por los destellos del consumismo capitalista así como por nuestras sociedades garantistas presentes en ese idealizado mundo occidental. Es decir, una visión de España y de Europa en su conjunto a modo de tierra de provisión; una especie de ‘parque temático’ de la humanidad subvencionado.

Del mismo modo buena parte del colectivo gitano procedente del Este de Europa no se ven abocados a la mendicidad y al delito como única salida ante un imposible social, sino que la mendicación y la delincuencia son para estos pueblos nómadas un estilo de vida secularmente aceptado y potenciado; en donde nuestros modelos de convivencia en extremo permisivos obran como inmejorables escenarios para sus actividades delictivas y de elocuente parasitismo social. Parecidas apreciaciones se podrían hacer de colectivos venidos de Ibero América, Asía o el Magreb, los cuales se mantienen en gran medida al margen de una vida sostenida con un esfuerzo laboral adecuado en consideración a los países de acogida; siendo mantenidos por las distintas administraciones sobre el imaginario de un solidarismo patológico que tiene en las distintas apreciaciones de la pobreza su justificación máxima. Si en julio de 2014 el total de inmigrantes dados de alta en la Seguridad Social fue de  1.356.792, la pregunta del millón –valga la redundancia- es la siguiente: ¿de qué viven y cómo se sostienen los aproximadamente seis millones y medio de extranjeros restantes?  
  
Llegando a este punto es imprescindible tomar cartas en el asunto y manifestar abiertamente que la solución a la evidente pobreza existente en determinadas partes del mundo no pasa por convertirnos paulatinamente a todos los demás igualmente en ‘pobres’ debido una presión migratoria imposible; o lo que es lo mismo, devaluar nuestros marcos socio-laborales con ese ejercito de reserva del capitalismo que es la inmigración y a así mismo degradar el modelo social europeo con políticas de integración multiculturales –multirraciales- forzosas. No, la justa solución al problema de la penuria y la escasez dadas en determinadas zonas del planeta pasa por eliminar las causas que las producen -a la par que articular ayudas realmente eficaces dentro de estas zonas- y no por ser copartícipes en la miseria ni pretender, como pretenden algunos, como solución posible a este importante asunto el transformar nuestros estados, naciones y países en territorios de acampada y barra libre, lo cual y aparate de ser una insensatez de marca mayor, es a todas luces una demostración de hasta dónde puede justificarse posiciones ideológicas que lesionan no ya nuestros espacios actuales de convivencia, sino más importante aún, nuestro futuro como pueblo-nación. Aquí y ahora existen agrupaciones contaminadas todas ellas por el marxismo cultural (desde la izquierda a la derecha, pasando por ONGs y variopintas organizaciones) que son incapaces de desprenderse de la tara individualista, igualitarista y relativista que condiciona y pervierte enormemente el discurso político actual: el pensamiento correcto a modo de pensamiento único. Nunca podrá ser esgrimida como una solución coherente al drama humano de la inmigración el trasladar los diversos problemas existentes en África, Asia o Íbero América a Madrid, Barcelona o a Valladolid; esto no es más que un autentico despropósito que no hace sino multiplicar dichos desajustes. Universalizar los problemas no es la solución. Dicho lo dicho, la única posibilidad de actuar con visos de eficacia en relación a este importantísimo asunto es, como ya se ha expuesto, el atajar inicialmente todas aquellas cuestiones negativas dadas dentro de los países naturales de los inmigrantes para que así éstos no se vean obligados a abandonar sus espacios originarios, a la par que no se alteren las realidades humanas, culturales y sociales de Europa. Lo demás, charlatanería y demagogia para consumo de masas bajo la típica engañifa sentimental esgrimida por los tontos útiles del ‘sistema’ que consciente o inconscientemente allanan el camino al mundialismo capitalista; al cual le estorba en la imposición de su dominio tanto las originalidades populares como las identidades culturales y por supuesto las soberanías nacionales. Es el inmigracionismo como herramienta del capitalismo.
Por ello nada mejor que el dogma inmigracionsta erigido a modo de  necesidad moral - autentico instrumento de destrucción popular- unido aquí al mestizaje disolvente y al absurdo multicultural, para crear ese ansiado mundo único al servicio de un mercado de dimensiones igualmente globales, pero eso sí, dirigido en exclusiva por los amos del dinero.  
“La soberanía supranacional de una elite intelectual y de banqueros mundiales es preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados." (David Rockefeller, banquero mundial)
O precisión popular en donde anida el hombre-cultura desde una perspectiva soberanista, u globalización planetaria para el individuo-masa controlado por una elite financiera.
Usted decide.
Alberto P.
        
          
         



           

http://democracianacional.org/dn/modules.php?name=News&file=article&sid=4586

SERGIO ESPAÑOL DE BCN
17-Cabo 1º
17-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 727
Puntos patrióticos : 6998
Reputación : 1084
Fecha de inscripción : 13/08/2014
Edad : 46
Localización : Barcelona

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.