Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Hoy a las 19:55 por deuteros

» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Hoy a las 18:20 por Valle

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Hoy a las 17:48 por Torquemada2014

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 14:45 por Valle

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Hoy a las 14:36 por Huroncete

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 13:44 por Juanma_Breda

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Hoy a las 13:43 por Juanma_Breda

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Hoy a las 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Ayer a las 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Ayer a las 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Ayer a las 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Ayer a las 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Ayer a las 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Ayer a las 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Ayer a las 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Ayer a las 09:41 por Antonio García Fuentes

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Vie Dic 02 2016, 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Vie Dic 02 2016, 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Vie Dic 02 2016, 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Vie Dic 02 2016, 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Vie Dic 02 2016, 16:04 por La Revolución por Hacer

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Vie Dic 02 2016, 14:03 por Juanma_Breda

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 02 2016, 13:11 por Clemente

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Vie Dic 02 2016, 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Vie Dic 02 2016, 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Vie Dic 02 2016, 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Vie Dic 02 2016, 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Vie Dic 02 2016, 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Dic 02 2016, 01:50 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Jue Dic 01 2016, 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Jue Dic 01 2016, 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Jue Dic 01 2016, 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Jue Dic 01 2016, 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Jue Dic 01 2016, 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Jue Dic 01 2016, 16:53 por La Revolución por Hacer

» En un mundo inseguro y que ya da asco
Jue Dic 01 2016, 10:18 por Antonio García Fuentes

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Jue Dic 01 2016, 02:04 por HispanoCortés501

» DONALD TRUMP es una persona de maravilla y PUTIN cree en él.
Jue Dic 01 2016, 01:59 por HispanoCortés501

» Las 10 noticias más censuradas del año 2015 y 2016
Jue Dic 01 2016, 01:56 por HispanoCortés501

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Jue Dic 01 2016, 01:47 por HispanoCortés501

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Jue Dic 01 2016, 01:45 por HispanoCortés501

» La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad
Jue Dic 01 2016, 01:41 por HispanoCortés501

» Digno de ver: una hispanocubana sacando de quicio a los castristas en un debate televisivo
Jue Dic 01 2016, 01:27 por HispanoCortés501

» El fusilamiento de Muñoz Seca contado por su nieto, Alfonso Ussía
Miér Nov 30 2016, 20:40 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Miér Nov 30 2016, 18:29 por La Revolución por Hacer

» Los indefensos ante la violencia de género
Miér Nov 30 2016, 10:55 por Antonio García Fuentes

» Nacionalismo proteccionista versus Nacionalismo liberal
Miér Nov 30 2016, 01:49 por ilustrado

» Genocidios del Imperio británico
Miér Nov 30 2016, 01:21 por ilustrado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 18:48

Abro este tema para ir exponiendo artículos sobre la verdadera y auténtica Historia de Cataluña. Textos, videos, libros, blogs, webs, conferencias, etc. Contra la manipulación independentista, contra la mitología, contra la ignorancia, ni un paso atrás. Más realidad histórica, más rigor académico y menos complejos.




ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 18:55

Cataluña en España, trescientos años después

Hace trescientos años, en 1714, Felipe V culminaba con la toma de Barcelona un nuevo período crucial para la Historia de España. Una fecha cuya relevancia nadie ha puesto en duda y que, sin embargo, un nuevo revisionismo histórico la ha convertido en la punta de lanza de una demanda vinculada a un sector del nacionalismo separatista en Cataluña.

Es importante ahora, después de tres siglos, revisar con amplitud y rigor todas las vertientes del giro político impulsado por Felipe V, para comprender una trasformación, a partir de su reinado, que no fue solo política, sino también social, económica y demográfica.

Por ello, y para no reducir las claves de este proceso a la mitología nacionalista, sino a su repercusión global, La Aventura de la Historia y el Club Siglo XXI organizan, conmemorando la fecha, un simposio titulado El 11 de septiembre de 1714. Cataluña en España, trescientos años después, con el objeto de divulgar las claves de la nueva identidad política surgida en 1714 y las relaciones que se establecieron entre España, Europa y América y entre los ciudadanos catalanes y el resto de españoles en el nuevo orden surgido con los Borbones.


Una realidad global

"El estallido de la Guerra de Sucesión avivó la lucha por el dominio del tráfico comercial internacional entre las distintas potencias marítimas. Esta lucha pasaba por cuestionar los teóricos derechos monopolísticos de la Monarquía Española en el comercio americano y, en ella, las oligarquías comerciales catalanas procuraron tener una participación privilegiada vinculadas al bando aliado", explica Carmen Sanz Ayán, académica de la Historia y una de las ponentes de los nueve especialistas que coordina Ricardo García Cárcel, catedrático de la Autonóma de Barcelona y director del simposio.

“El 11 de septiembre adquirió un lugar destacado para el nacionalismo del siglo XIX”

Entre ellos Manuel Peña Díaz -Univ. de Córdoba-, Jordi Canal -École de Hautes Études-, María Ángeles Pérez Samper -Autónoma de Barcelona-, María Victoria López Cordón -Complutense-, Juan Francisco Fuentes -Complutense- y Alfonso Bullón de Mendoza -Ceu San Pablo-. Ponencias que analizarán algunas de las vertientes, como el comercio con América, las relaciones continentales a consecuencia del Tratado de Utrecht, el papel de Francia en Cataluña... Un debate que ha parecido enquistarse como una supuesta confrontación y que merece, por tanto, toda la atención de nuestros historiadores:

"En el calendario de la patria que el nacionalismo catalán elaboró desde finales del siglo XIX para la nueva entidad en construcción -la nación catalana-, la fecha del 11 de septiembre adquirió rápidamente un lugar destacado. En aquel día de un lejano año de 1714, según el relato nacionalista, Cataluña habría resultado vencida.


Reflexión indispensable

Reflexionar sobre el papel de historiadores y políticos en este proceso es, hoy como ayer, indispensable", remarca Jordi Canal, sobre la responsabilidad de los expertos para explicar y comunicar a los ciudadanos la realidad histórica y sus implicaciones recientes en la vida política.

No en vano, la celebración de la fiesta de Cataluña, la Diada, precisamente el 11 de septiembre, como conmemoración de ese viraje de la historia que se produjo no solo en el reino de Aragón, sino en todo el territorio de la Monarquía Hispánica, de la Península a las colonias de ultramar, se ha instrumentado en los últimos años reduciendo la dimensión del acontecimiento y sus consecuencias a una confrontación cuyas raíces son interpretaciones más acordes a los siglos XIX y XX.

Con el objeto de despejar las razones de estos desencuentros y simplificaciones surge la respuesta de los especialistas, tal y como reflexiona Pedro J. Ramírez, presidente de La Aventura de la Historia: "Esta es una iniciativa pionera que pretende aportar de manera científica los elementos de juicio para que cada ciudadano interesado en conocer la verdad de lo que ocurrió pueda interpretar la Historia con conocimiento de causa. Nada puede combatir con tanta eficacia los mitos y falsificaciones como la divulgación del rigor académico"


El 11 de septiembre de 1714. Cataluña en España, trescientos años después.

1 Organizado por La Aventura de la Historia y el Club Siglo XXI1 Jueves 11 de septiembre
2 Sede del Club Siglo XX!
3 C/ Juan Ramón Jiménez, 8, 28036 Madrid
4 Aforo limitado. Solicitud de invitación:
5 91 4435403 / eventos@unidadeditorial.es

Asistiendo conocerá
- El caso de los catalanes y España
- La Crónica del 11 de septiembre de 1714. Un día para la historia
- La memoria del 11 de septiembre de 1714: miradas desde la historia y la política
- La Guerra de Sucesión y los intereses del comercio intercontinental
- Cataluña y la Europa de los aliados en Utrecht
- La mirada francesa sobre Cataluña
- Cataluña y España en el siglo XIX, encuentros y desencuentros
- 1700-1714: De la Monarquía Hispánica a la Europa de las naciones Experiencias

Prácticas Ponentes confirmados:
- D. Ricardo García Cárcel. Catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona
- D. Manuel Peña Díaz. Universidad de Córdoba
- D. Jordi Canal. École des Hautes Études
- Dª. Carmen Sanz Ayán. Real Academia de la Historia. Universidad Complutense de Madrid
- Dª. Mª Ángeles Pérez Samper. Universidad Autónoma de Barcelona
- Dª. María Victoria López Cordón. Universidad Complutense de Madrid
- D. Juan Francisco Fuentes. Universidad Complutense de Madrid
- D. Alfonso Bullón de Mendoza. Catedrático de la Universidad CEU San Pablo


http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/09/01/540469a6e2704e510f8b457a.html

http://www.conferenciasyformacion.com/patrocinios/show/una-jornada-para-la-historia-11-de-septiembre-de-1714-cataluna-en-espana-300-anos-despues-1067#sthash.26Cblx26.dpuf

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por hacer pensar el Jue Sep 04 2014, 19:22

La guerra de sucesión Española se podría juzgar como la primera guerra mundial en Europa, lo que nunca se puede decir es que era de España contra Cataluña ni viceversa y ahí, como bien das a conocer, amigo Ilustrado, es donde está la mentira que todavía cree demasiada gente en los colegios ni universidades no se han encargado de aclararla.
Y muchas gracias por tus buenas lecciones de historia con las que nos regalas.

hacer pensar
16-Cabo 1º
16-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 679
Puntos patrióticos : 5542
Reputación : 2234
Fecha de inscripción : 05/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 20:34

@hacer pensar escribió:
Y muchas gracias por tus buenas lecciones de historia con las que nos regalas.

Gracias, no son mías las lecciones que ire poniendo en este tema, sino de patriotas catalanes y españoles como el del siguiente artículo. Se trata de un catalán conocido por algunos de nosotros porque estuvo escribiendo hace años en otros foros patriotas y que tiene un blog bastante bueno dedicado a la Historia de Cataluña. El Principat de Catalunya, por Javi Hispánico.




Hacen más daño a la unidad del país muchos españoles que odian y no respetan a Cataluña, su cultura y su lengua, que una minoría de catalanes que odian a España.

Espanya no morirà,
mentres hi hagi un català,
que la vulgui defensar.


La meva manera de ser molt espanyol
és ser molt català.
Catalanitat és hispanitat!

D´Espanya i català,
visca l´Espanya catalana!


Los "catalanistas" me miran mal por hablar castellano. Lo mismo hacen los "españolistas" cuando hablo catalán.

Catalonia is not Spain, is a part of Spain.

Els independentistes han segrestat la nostra cultura i la utilitzen en contra de la nostra història i tradicions. Catalunya, no et deixis enganyar! La nostra llengua és una llengua espanyola, la nostra catalanitat part de la hispanitat. Visca l’Espanya catalana.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 20:41

11 de septiembre de 1714


Los nacionalistas han convertido la derrota de Barcelona del 11 de septiembre de 1714 en la guerra de sucesión española en la “Diada nacional de Catalunya”.

Una fecha que para nosotros, los catalanes no nacionalistas, no significa nada y que no celebramos.

Aquí intento desmontar todas las mentiras del nacionalismo sobre los sucesos en la guerra entre los bandos borbónico y austraciasta. Una guerra por el trono de España.

Y para abrir boca una cita de Antoni Capmany, eminente historiador y político barcelonés, quizá el más ardoroso agitador patriótico en los días de la Guerra de la Independencia, recordó esta voluntad de lucha por España que caracterizó a los catalanes de 1714. En comparación con la guerra contra la Francia napoleónica, durante la que escribía estas palabras y de la cual decía que “se trata de vencer o vivir esclavos”, recordaba Capmany la Guerra de

Sucesión:
“En la guerra de sucesión que afligió la España, no se trata de defender la patria, ni la nación, ni la religión, ni las leyes, ni nuestra constitución, ni la hacienda, ni la vida, nada de esto peligraba en aquella lucha. Solo se disputaba de cuál de los dos pretendientes y litigantes a la Corona de España debía quedar el poseedor. Estaba la Nación dividida en dos partidos, como eran dos los rivales; pero ninguno de ellos era infiel a la Nación en general, ni enemigo de la patria. Se llamaban unos a otros rebeldes y traidores, sin serlo en realidad ninguno, pues todos eran y querían ser españoles, así los que aclamaban a Carlos de Austria como a Felipe de Borbón. Era un pleito de familia entre dos nobilísimos Príncipes, muy dignos cada uno de ocupar el trono de las Españas. Con ninguno perdía la Nación su honor, independencia y libertad; sólo la Corona mudaba de sienes, pero la monarquía quedaba ilesa”.



LA FAMILIA DE FELIPE V


Felipe V Rey Legítimo de las Españas

Se tiende a identificar abusivamente y caprichosamente a Felipe V con el absolutismo y la centralización. Cuanto menos en el inicio de su reinado no fue así.

Felipe de Borbón, nieto de la Infanta María Teresa de España fue hecho heredero conforme a Derecho del trono de las Españas en el testamento de Carlos II. A tal designación no se opuso ninguna institución española. La muerte de José Fernando de Baviera en 1699 hacía que Felipe de Borbón tuviese el mejor Derecho. Se destacó de él su carácter apacible, recto y firmemente religioso. No obstante había recibido una educación estrictamente religiosa(1).

Tras un viaje triunfal de 20 días de duración, desde Irún a Madrid, llegó a la capital de España el 18 de febrero de 1701, donde fue recibido entusiastamente por la multitud, confiada en que la nueva Dinastía podría restaurar la gloria de España frente a los grises días de los últimos Austrias.

En septiembre de 1701 se trasladó a Barcelona para ponerse en contacto con las instituciones forales catalanas (en decadencia durante los últimos años de los Austrias). De paso por Zaragoza juró los fueros del Reino de Aragón en la Basílica del Pilar. En Lérida juró los fueros catalanes, que renovó en Barcelona el 12 de octubre, día en que se iniciaron las Cortes. Según Ricardo de la Cierva “Barcelona recibía con aprecio a un Felipe V que se esforzó en ganarse el corazón de la ciudad”(2).

Las Cortes Catalanas, presididas por Felipe V, se celebraron en el Convento de San Francisco y estuvieron funcionando hasta el 14 de enero de 1702. Feliu de la Penya escribió que las disposiciones aprobadas por las Cortes, “fueron las más favorables que había obtenido la provincia”. Pierre Vilar dice: “El Principado había vuelto a adquirir en España en el siglo XVII lo que había perdido hacía tanto tiempo: un lugar económico y militar de primer orden.

También en 1701-1702, Felipe V ofreció a las Cortes catalanas todo lo que querían: confirmación de los privilegios, puerto franco, compañía náutica, reforma fiscal, barcos hacia las Indias, hasta tal punto que estas constituciones fueron las más favorables que había conseguido la provincia”.

Todas las Españas peninsulares, europeas y ultrmarinas habían aceptado al nuevo Rey y este reconoció todos sus derechos, usos y fueros históricos(3).

Sin embargo los que no estaban de acuerdo eran austriacos, ingleses y holandeses, que declararon la guerra a España el 15 de mayo de 1702 y proclamaron en Viena Rey al Archiduque Carlos de Austria con el nombre de Carlos III.

Las potencias extranjeras atacaron a España en Flandes y en Italia. A esta marchó Felipe V, que se puso al frente de las tropas, lo que produjo una ola de entusiasmo en Toscana y en Milán, además de pacificar el reino de las Dos Sicilias. En Nápoles recibió un legado papal con el reconocimiento de su realeza sobre España. Entre la nobleza sarda, mayoritariamente borbónica, destaca en su empeño en la lucha contra los extranjeros Vicente Bacallar, militar, lingüista, historiador y embajador español. Felipe V volvió a Madrid en enero de 1703 donde el pueblo lo recibió con entusiasmo.

Mientras, los aliados (las potencias extranjeras) habían decidido llevar la guerra a la Península. En julio de 1702 una escuadra anglo-holandesa al mando del almirante inglés Jorge Rooke, compuesta de 50 navíos y 14.000 hombres, desembarcó en Cádiz, donde se les unió el conspirador Jorge de Darmstad, anterior Virrey de Cataluña.

“Se apoderaron del Puerto de Santa María y entregaron a la ciudad al saqueo más brutal. Los protestantes antepusieron a todo su odio contra la Iglesia católica, devastando los templos, profanando imágenes y vasos sagrados y entregando las monjas a la soldadesca”, según cuenta el Marqués de Lozoya.

Después de la proclamación del archiduque Carlos en Viena este fue a Holanda e Inglaterra. El 6 de marzo de 1704 llegó a Lisboa y le acompañaban 8.000 soldados ingleses y 4.000 holandeses. Además, se sumaron tropas portuguesas. Cuando entraron en España por Fuentes de Oñoro comprendieron que los naturales del país odiaban a los portugueses y tenían repugnancia por los protestantes ingleses y holandeses. El Duque de Berwick, al frente de las tropas hispano-francesas, los rechazó.

El inglés Rocke con 45 barcos ingleses y 16 holandeses apareció por aguas de Barcelona el 27 de mayo de 1704. Iba en la expedición el antiguo Virrey, Darmstadt, que hizo llegar misivas a sus amigos y partidarios a favor del Archiduque. Unos 1.600 marineros desembarcaron en la zona del Besós. El 31, empezó el bombardeo austracista de Barcelona. Viendo que no se producía la soñada sublevación interior, los marineros reembarcaron ese día y la flota aliada se hizo a la mar el 1 de junio. En su viaje de regreso desembarcaron en Gibraltar con 2.400 soldados ingleses y holandeses, que ocuparon la plaza en nombre del archiduque Carlos hasta el día de hoy. Los mandaba el traidor ex Virrey Jorge de Darmstadt.

El 22 de agosto de 1705 volvió la flota anglo-holandesa al mando del inglés Peterborough, con 58 navíos, 30 fragatas y muchos más buques de transporte, 21.000 tripulantes y abundante armamento. A pesar de su fuerza, los aliados hubieran tenido un descalabro si no les ayudan 1.500 migueletes de Vich, donde había comenzado la revuelta entre familias. La toma de Barcelona costó centenares de muertos, tras una dura batalla. La población seguía indiferente ante el Archiduque Carlos.

Como el resto de plazas catalanas estaban pobremente guarnecidas, no fue difícil tomarlas. Por ejemplo, ante Lérida se presentaron “unos 300 hombres del país, de los que 250 iban a pie y armados con antiguas y denegridas espadas, con hoces, con palos y con mal prevenidas escopetas, y los otros cincuenta iban montados en rocines, mulas de campo y en jumentos”, según lo cuenta Nicolás de Jesús Belando. Así se entregó Cataluña al Archiduque Carlos.

Luego, las instituciones catalanas se avinieron a la nueva situación y juraron al Rey intruso traicionando el juramente previo de fidelidad a Felipe V. Si pudo pesar alguna desconfianza sobre posibles heterodoxías políticas o filosóficas de Felipe V quien a la larga demostró estar más contaminado de heterodoxías fue el archiduque Carlos, tanto en su periodo en España como cuando fue Emperador. Comprendiendo la traición que habían hecho y las graves consecuencias de la misma, proseguirían la lucha cuando la guerra estaba perdida, cuando el Archiduque había sido nombrado Emperador y ya renunció a la Corona de España, hasta la tozuda y numantina defensa de Barcelona en 1714, tan heróica como insensata.



LA BATALLA DE ALMANSA


Cataluña pierde sus fueros

El soviet nacionalista hace culpable de todos los males acaecidos contra la Cataluña y Valencia del 1700 al famoso “Decreto de nueva Planta”. Se dice que “Cataluña perdió su personalidad y su lengua fue prohibida”. Como señala el historiador catalán Vicens i Vives no existe en ningún artículo de dicho Decreto la prohibición del uso de las hablas catala­nas. Lo único que se dice en el Decreto es que las sentencias judiciales deberían de escri­birse en castellano, desplazando al latín de la administración judicial (5).

En 1718, Felipe V inicia medidas proteccionistas de la industria catalana. Se prohibió la importación de tejidos de Asia y China y se empezó entonces el aumento demográfico de Cataluña que pasó de 350.000 habitantes en 1708 a 820.000 habitantes en 1789. Entre 1745 y 1770 y, gracias al comercio ultrama­rino, el puerto de Barcelona alcanzó la primacía en España: no sólo se exporta­ban tejidos y calzados, sino también el vidrio, de Mataró y el papel de Olot. Y fue a Felipe V a quien Cataluña le debió el incremento del culti­vo de la viña, la exportación de vinos a América y el creci­miento de las cepas en el Ampurdán y el Penedés que dieron lugar al actual cava(6).

Melchor de Macanaz quiso mantener el Derecho foral tras la derrota, a lo que se opuso el Duque de Híjar. Tuvo sin duda un gran peso en la consideración de la supresión el hecho de que las Cortes no se reuniesen desde hacia más de cincuenta años, entendiéndose como una institución excesivamente obsoleta. Las medidas proteccionistas de la industria catalana no encuentran correlato en el Reino de Valencia. El derecho privado también es prohibido. El Reino de Valencia, que mantuvo muchas plazas leales a Felipe V y que en ningún momento conspiró contra el Rey (solo se vió arrastrado a la traición a última hora por presión extranjera y de la oligarquía catalana) fue quien más perjuicios soportó.


Mitos y mentiras sobre la guerra de Sucesión

El nacionalismo catalán ha pretendido hacer de una guerra por el trono de España su primer contencioso político-territorial interpretándolo además con conceptos políticos modernos. La ciencia política (Dieter Nohlen, entre otros) ha reprochado severamente esta metodología. Incluso hasta a efectos estéticos han llegado a ilustrar en algunas escuelas catalanas a los valientes maulets enarbolando la bandera de las cuatro barras. Todo mentira. Ni los maulets (partidarios del ilegítimo Carlos de Austria) eran en su mayoría catalanes ni –mucho más importante- a los maulets catalanes les importaba la imposición de la lengua catalana.

Ambos, borbónicos y austracistas, luchaban por quien creían que era el Rey legítimo de España. Ambos defendían concepciones políticas del Antiguo Régimen y ninguno de los dos ejércitos (en su parte de voluntarios, que fue la de menos) deseaban la abolición foral. La concepción organicista del Antiguo Régimen, su conjunto de derechos concretos (que no eran sólo territoriales, sino también gremiales, religiosos y en general –en lenguaje actual- “corporativos”) se mantuvo indemne, además de otros fueros territoriales (vascongados y navarros). En ambos ejércitos hubo españoles de todas las tierras de la Península. En el ejército maulet hubo castellanos, gallegos, andaluces, valencianos, aragoneses y catalanes (y el núcleo mayor compuesto por extranjeros). Entre los maulets que defendieron Barcelona el 11 de septiembre de 1714 destacaba el famoso “Tercio de Castellanos”, destacado por su honor y fidelidad hasta el final a la causa austracista. Partidarios de Felipe V hubo en Cataluña, Valencia y Aragón, (además de en las Vascongadas y Navarra, que mantuvieron su derechos históricos) algunos pueblos enteros como Cervera –premiada con una universidad por Felipe V- en Lérida o Jijona en Alicante. Ambos bandos usaban el castellano como lengua franca y ambos usaban el resto de lenguas españolas con naturalidad, como lenguas coloquiales.

Recordemos el ejemplo de Jijona: El memorial que Jijona dirigió al rey destacaba sus actos heroicos: “Bajo el comando de Bruno Aracil, hijo de Xixona, capitán de caballos de la costa de este Reyno de Valencia, recuperaron Altea y otros lugares.” Los fieles xixonencos querían vengar la escabechina de los maulets “en la Torre de las Mançanas, donde degollaron hasta los enfermos que estaban moribundos” (AHN. Leg. 6804). La villa, como premio, pedía “Que haga única a Xixona en honras. Que sus hijos puedan traer armas de todos géneros por todos los Reynos de España.”

No se enarbolaban en las batallas ningunas banderas al estilo moderno, ni mucho menos las cuatro barras aragonesas. Situémonos por un momento en la resistencia barcelonesa del 11 de septiembre. Es común a todos los modernos falsificadores de los maulets su laicismo exacerbado, mientras que los defensores barceloneses de la ciudad lo hacían al grito de Visca Espanya! y Visca el Rei d´Espanya! (Emíli Giralt, historiador nacionalista lo tiene que acabar reconociendo) y rezaban el Santo Rosario mientras pedían piamente perdón a la Virgen de la Merced por haberse aliado con "herejes europeos" (Inglaterra, Holanda y Austria) en la guerra de Sucesión, traicionando el primer acatamiento del Monarca que dispuso el último Austria español en su testamento conforme a Derecho. Casanova se presentó en la muralla con el estandarte de Santa Eulalia, venerada por los barceloneses, para dar ánimos a los defensores (según una tradición, el estandarte de Santa Eulalia sólo podía sacarse en el momento en que Barcelona corriese un gran peligro). Como vemos por ningún lado están las cuatro barras aragonesas. Y respecto de Rafael Casanova, el líder antiborbónico y sin duda sincero patriota español (patriota de la España tradicional, católica, foral y monárquica), en 1719 fue amnistiado y volvió a ejercer como abogado hasta 1737, año en qué se retiró. Murió diez años más tarde en Sant Boi de Llobregat. Junto a Casanova merece recordarse Francisco de Castelví. En los últimos años ha supuesto una importante quiebra del oficialismo nacionalista y una revolución del panorama historiográfico la publicación de sus Narraciones Históricas por la Fundación Elías de Tejada en 1998 (no obstante, Francisco Elías de Tejada a pesar de ser extremeño fue miembro del Institut d´Estudis Catalans). Agustí Alcoberro, de la Universidad de Barcelona dice sobre la obra: “La reflexió de caràcter historiogràfic [sobre la guerra de Sucesión], encapçalada per les monumentals Narraciones históricas de Francesc de Castellví, sens dubte l'obra més important d'aquest corrent (…)”, La principales diarios catalanes (El Periódico, La Vanguardia ), hasta los más minoritarios y nacionalistas ( Avui), así como la televisión regional no podían dejar de reconocer la importancia del testimonio de Castellví, oficial austracista exiliado en Viena, que escribió en castellano lo que vivió en primera persona la guerra de Sucesión, descargándola de toda carga nacionalista. Otro ejemplo es Antonio de Villarroel, general jefe de Cataluña y comandante de la plaza de Barcelona. Éste último proclamó: “Combatimos por toda la nación española”. Como lo dice Pierre Vilar, “el patriotismo desesperado de 1714 no es únicamente catalán, sino español”.



SITIO A BARCELONA


Sobre la lengua en los ejércitos maulet y botifler

(Maulet, ejército austracista)
(Botifler, ejército borbónico)

Es ciertamente hilarante que los cachorros terroristas del nacionalismo expansionista catalán se denominen "maulets" y bajo ese nombre acometan su ataque brutal contra la lengua castellana en Cataluña y pretendan imponer el catalán normativizado del químico Pompeu Fabra (que muy poco tenia que ver con las diversas variantes catalanas que hablaban los maulets catalanes) al Reino de Valencia, Baleares y partes de Aragón. Veamos algo de documentación:

La crónica de la estancia del archique Carlos en Montserrat el 24 de junio de 1706 se publicó a los pocos días en Barcelona por Rafael Figueró, al que los maulets habían nombrado “impresor del rey”. Dicha obra destinada al lector maulet y en plena contienda está en castellano (Figueró, R.: “Exemplares acciones de nuestro Rey Carlos III”, Barcelona, 1706). El archiduque, además, subió al camarín de la Virgen de Montserrat a las 2 de la tarde del 27 de junio y dejó un folio autógrafo que contenía devotas poesías en castellano.

En Valencia, entre 1705 y 1707, los maulets acudían en masa al teatro de Calderón, Moreto, Fragoso, etc. El pueblo asistía entusiasmado a las representaciones de “Los amantes de Teruel”, "El duque de Osuna", " Los tejedores de Segovia", "El genizaro de Hungría", etc. La programación teatral maulet, hasta el día de la batalla de Almansa, fue en idioma castellano.

En octubre de 1706 el archiduque Carlos visita Valencia. Al llegar al arco triunfal construido en las torres de Quart, los maulets dieron la señal para que -en honor de Carlos de Austria- se interpretaran canciones compuestas en castellano. Los maulets, desde el Consejo de Ciento en Barcelona hasta los diputados del Reino se dirigían en castellano a Carlos, monarca que contestaba en castellano. La crónica de lo sucedido en Valencia fue llevada a uña de caballo a Barcelona, siendo publicada en diciembre de 1706 por Francisco Guasch en castellano.

Son significativas las crónicas de los dos juramentos forales efectuados en octubre de 1706: el del maulet Carlos, en Valencia, y el del virrey botifler Luis Belluga, en Orihuela.La primera está en castellano; la segunda, en valenciano. EI texto oriolano describe cómo en la "Real Capella de la Sta. Yglesia Catedral de Oriola (...) agenollat davant del sitial que se li posa en dita Real Capella jura a Deu (...) dits carrecs de Virrey Governador y que observara aquells furs". EI nombramiento lo había firmado en Jadraque el rey Felip Ouint (el que meses después suprimiría los Fueros).

Resumiendo: el castellano fue idioma vehicular de los maulets. En las crónicas de los botiflers junto al castellano hallamos la lengua valenciana y la catalana.


Reflexión final

La hemos anunciado al principio: no fue una guerra territorial, no fue un contencioso ideológico, no fue tampoco el ocaso cultural de las lenguas de la Corona de Aragón, no existía pancatalanismo alguno.
El Principado de Cataluña perdia sus fueros pero fue ampliamente compensada con medidas proteccionistas.


Bibliografía:

(1) Ricardo de la Cierva. Historia total de España
(2) Jaume Vicens i Vives. Aproximación a la historia de España
(3) Ramón Menéndez Pidal. Historia de España. Tomo 29, Vol. I.
(5) Marcelo Capdeferro. Otra Historia de Cataluña
(6) Antonio Ubieto. Historia de Aragó


http://elprincipatdecatalunya.blogspot.com.es/search/label/11%20de%20Septiembre


Última edición por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 22:07, editado 1 vez

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 20:44

El 11 septiembre por Ciudadanos-Partido de la ciudadanía

AQUÍ TIENES EL MANIFIESTO SOBRE EL 11 DE SEPTIEMBRE:

La gran mentira del 11 de septiembre de 1714

Un año más, como viene sucediendo desde 1980, el régimen nacionalista catalán celebrará el día 11 de septiembre la Diada de Cataluña. A sus actos asistirán nacionalistas de todo pelaje y asimilados y palmeros como el PSC o el PPC. Son la Cataluña oficial y alimentan falsos mitos y artificiales confrontaciones para perpetuarse y mantener sus posiciones de privilegio y sus clientelas.

Una de esas mentiras al servicio de la construcción de la "nación catalana" ajena y enfrentada a la nación española es la Diada del 11 de septiembre, fecha en la que se reivindica una “nación” catalana que en realidad nunca ha existido, negando la única Nación que ha otorgado a los catalanes y al resto de los españoles la condición de ciudadanos.
En 1714, Cataluña igual que el resto de España, era un reino absolutista, y la mayor parte de sus habitantes, el pueblo, eran súbditos sin derechos. Es la Constitución Española de 1812 la que trasladando la soberanía del rey a la Nación, la que convirtiendo a la Nación en sujeto de la soberanía, convierte a los súbditos en ciudadanos con derechos y deberes.

Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía no podemos ser cómplices de la manipulación nacionalista que atribuye carácter nacional y democrático a una situación feudal y predemocrática. En Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía no celebramos la Diada del 11 de septiembre, puesto que no queremos ayudar, con nuestra participación, a perpetuar una mentira histórica que además sea un referente simbólico común a todos los catalanes. Nos negamos a callar frente a la mentira y el engaño interesado. La manipulación que han llevado a cabo los independentistas del significado histórico del 11 de septiembre de 1714 convierte la conmemoración de este día en la diada nacionalista de Cataluña y no en lo que debería ser: la fiesta cívica de todos los ciudadanos catalanes.

Por eso Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía propone celebrar la Diada de Cataluña el día de Sant Jordi, por ser el fiel reflejo de la sociedad abierta, plural, cosmopolita y que mira al futuro que siempre ha sido Cataluña, frente a la comunidad inventada, imaginada, identitaria, dividida y que mira al pasado que representa la Cataluña de la Diada del once de septiembre.

En Ciudadanos queremos, con algunos apuntes sobre los acontecimientos de la Guerra de Sucesión y sobre el 11 de septiembre de 1714, ayudar a desmontar y refutar las mentiras históricas sobre las que se sustenta argumentalmente el independentismo catalán.



11 de septiembre de 1714: ¿sabías que…?

1) El 11 de septiembre se conmemora la rendición de la ciudad de Barcelona en 1714, tras la declaración de guerra de las Cortes Catalanas el 10 de julio del mismo año al no reconocer éstas el Tratado de Utrecht que ponía fin a la Guerra de Sucesión Española. La guerra no fue de secesión , como los nacionalistas venden, sino de sucesión. En dicho Tratado el pretendiente a la Corona Española, el Archiduque Carlos de Habsburgo renuncia al trono, reconociendo la soberanía de Felipe D'Anjou, contra el que se la disputó en la llamada Guerra de Sucesión Española, tras la muerte sin descendencia del Rey de España Carlos II. Es decir, fue una guerra civil entre partidarios de dos pretendientes a suceder en la corona de España al rey muerto sin descendencia.

2) Madrid, Alcalá y Toledo lucharon en el mismo bando que Barcelona. La Guerra de Sucesión española, al contrario de lo que argumentan los nacionalistas, no supuso el enfrentamiento entre Cataluña- Austria y España (o Castilla) - Francia. Ciudades y comarcas pertenecientes al antiguo reino de Aragón como Castellón, Alicante, Calatayud o Tarazona, así como el valle de Arán, y ciudades del interior de Cataluña como Vic y Cervera, fueron partidarias de Felipe V, el rey Borbón. Y lugares como Madrid, Alcalá o Toledo se declararon fieles al aspirante austriaco, el archiduque Carlos. El enfrentamiento entre territorios españoles de 1714 es otra falsedad esgrimida por el nacionalismo para negar el carácter de guerra civil que tuvo aquella sucesión al trono. En realidad ésta fue una contienda internacional en la que se dirimía la hegemonía entre las diferentes potencias europeas.

3) Los catalanes no perdieron sus libertades civiles, sino que los poderosos perdieron sus privilegios exclusivos. Las Cortes Catalanas, lejos de tener las características de una democracia, tal y como la entendemos ahora, representaban a los tres estamentos (clero, nobleza y burguesía urbana) a los que, dentro del patrón feudal del Antiguo Régimen, el Rey les había concedido tal privilegio, relegando totalmente a la inmensa mayoría de la población. Del Rey emanaban todas las instituciones.

4) La facción en Cataluña favorable al pretendiente Carlos no partió de una rebelión espontánea ni popular. En realidad, expresaba los intereses políticos de la clase dirigente barcelonesa que quería potenciar su presencia comercial en América, de tal forma que sus privilegios forales no estaban en juego, ya que el pretendiente Borbón en ningún momento los cuestionó.

5) El Rey Borbón reinó sin oposición interna entre 1700 y 1705 hasta el punto que en 1701 había celebrado Cortes en Barcelona, donde no sólo confirmó los fueros, sino que recibió numerosas donaciones.

6) Los seguidores de Carlos de Habsburgo en Cataluña defendían la unidad de España. Trataban de imponer su candidato al conjunto de todo el país, apelando a la libertad de toda España, recelosos de la influencia francesa; lejos, pues, de cualquier aspiración secesionista o desmembradora. Los soldados que fueron derrotados el 11 de septiembre de 1714 frente a las tropas de Felipe V estaban mandados por el general Antonio de Villarroel, que en su última arenga les recordó: "estáis luchando por nosotros y por toda la Nación española".

7) El denominado decreto de Nueva Planta, llamada en realidad Cédula Real de Nueva Planta de la Real Audiencia del Principado de Cataluña, organizaba las instituciones judiciales en Cataluña, respetando las Constituciones y prácticas previas, estableciendo que los letrados fuesen expertos en legislación y lengua catalana. Fijaba el castellano meramente como lengua jurídica y eliminaba los privilegios por nacimiento en un territorio determinado.

8) El final de la guerra supuso el final de tres siglos de decadencia de Cataluña y el inicio de su resurgimiento económico . El siglo XVIII, lejos de ser un periodo de declive en Cataluña, resultó ser una etapa de particular esplendor y auge demográfico, agrícola, comercial e industrial, que más que fundamentarse en el comercio internacional, centrado en productos agrícolas, se benefició del proteccionismo de la Corona.

9) Rafael Casanova no fue un mártir. El día del asalto final de las tropas borbónicas, Casanova estaba durmiendo y, avisado, se presentó en la muralla con el estandarte de Santa Eulalia para dar ánimos a los defensores. Herido de poca gravedad por una bala en el muslo. Casanova fue trasladado al colegio de la Merced, donde se le practicó una primera cura. Tras caer la ciudad en manos de las fuerzas borbónicas, quemó los archivos, se hizo pasar por muerto, y delegó la rendición en otro consejero. Huyó de la ciudad disfrazado de fraile y se escondió en una finca de su hijo en Sant Boi de Llobregat. En 1719 fue amnistiado y volvió a ejercer como abogado sin ningún problema hasta retirarse en 1737. Murió en Sant Boi de Llobregat en 1743. Un verdadero "héroe".


Discurso de Jesús Laínz en el acto organizado por Ciudadanos-Partido de la Ciudadania el 11 de septiembre de 2008 en Barcelona:

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=2715

Las autoridades catalanas llaman a defender España

El 25 de julio de 1713 las tropas de Felipe V comienzan el sitio de Barcelona y las defensas de la ciudad resisten. El 30 de noviembre de 1713, Casanova es nombrado “Conseller en cap” de Barcelona, la máxima autoridad de la ciudad. El cargo llevaba añadido el grado de coronel de los «Regimientos de la Coronela», la milicia ciudadana, que era el componente más numeroso de la guarnición que defendía la ciudad, así como el título de cabeza militar de la plaza.

Rafael Casanova animó a la tropa con las siguientes palabras:

“Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra Nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios”


La defensa de Barcelona se considera en clave de defensa contra el invasor francés, aquí podeis leer un extracto del bando que Rafael Casanova y Antoni Villarroel mandaron pregonar por las calles de Barcelona el 11 de Septiembre de 1714:

“Se hace saber a todos generalmente, de parte de los tres Excelentísimos Comunes, considerando el parecer de los Señores de la Junta de Gobierno, personas asociadas, nobles, ciudadanos y oficiales de guerra, que separadamente están impidiendo que los enemigos se internen en la ciudad; atendiendo que la deplorable infelicidad de esta ciudad, en la que hoy reside la libertad de todo el Principado y de toda España, está expuesta al último extremo de someterse a una entera esclavitud. [...]. Se hace también saber, que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican, declaran y protestan los presentes, y dan testimonio a las generaciones venideras, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, quejándose de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida Patria, y extermine todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en esclavitud del dominio francés; pero así y todo se confía, que todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España”.


Reconociendo la mentira

El historiador nacionalista catalán, Ferrán Soldevila, en su libro “Moments crucials de la Història de Catalunya”, escribe:

“Hasta el último momento de la lucha los objetivos habían sido los que hacían constar en el documento dirigido al pueblo: salvar la libertad del Principado y de toda España; evitar la esclavitud que espera a los catalanes y al resto de españoles bajo el dominio francés; derramar la sangre gloriosamente por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”.

…Y a pesar de todo esto aún se celebra el 11 de septiembre como el dia de Cataluña. Algunos incluso se atreven a decir que el 11 de septiembre de 1714 Cataluña perdio su independencia.

Y lo peor, todas estas mentiras se enseñan en los colegios a nuestros hijos.


http://elprincipatdecatalunya.blogspot.com.es/search/label/11%20de%20Septiembre

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 04 2014, 22:16

La verdadera historia del 11 de Septiembre


Alrededor del 11-S, los nacionalistas han construido una gran mentira, un mito. Muchas personas no celebramos la Diada ya que no queremos ayudar con nuestra participación a perpetuar una vulgar mentira.


La construcción de una gran mentira

Desde 1980 cada 11 de septiembre se celebra la Diada de Cataluña. Con ella se conmemora y recuerda la rendición de Barcelona a las tropas borbónicas al mando del Duque de Berwick durante el transcurso de la Guerra de Sucesión Española el 11 de septiembre de 1714. Pero ya antes, a finales del siglo XIX, esta fecha era conmemorada por un incipiente nacionalismo político catalán que le daba una lectura alejada de la realidad histórica, utilizándola para justificar su proyecto político. Así, de lo histórico pasaron a lo místico, y de la realidad a la ficción. Una de sus liturgias rituales fue realizar una ofrenda floral conmemorativa al conseller en cap Rafael Casanova, presentándolo como mártir de la caída de Barcelona cuando en realidad había muerto veintinueve años más tarde (en 1743) en su domicilio en Sant Boi tras recibir el perdón real. Esta manipulación la historia se ha prolongado hasta nuestros días convirtiéndose en una descarada mentira al servicio de la “construcción nacional”.

Por ello en muchas personas no celebramos la Diada ya que no queremos ayudar con nuestra participación a perpetuar una vulgar mentira. La manipulación que han llevado a cabo los independentistas del significado histórico del 11 de septiembre de 1714 convierte la conmemoración de este día en la diada nacionalista de Cataluña y no en la fiesta cívica de todos los ciudadanos catalanes.

La elección del 11 de septiembre como la fiesta “nacional” de Cataluña fue una muestra más del carácter beligerante y naíf del nacionalismo catalán. Escoger el día de la derrota de una supuesta Catalunya independiente significa que no se acepta el fin de las hostilidades, que la lucha continua y continuará hasta que esta imaginaria Cataluña vuelva a renacer de sus cenizas. Para ellos, la guerra sólo acabará con la derrota de esos descendientes políticos de los soldados borbónicos que asediaron Barcelona en 1714. Celebrar el 11-S sólo tiene una lectura: aquello se cerró en falso, la partida no ha terminado.

Irónicamente fueron las autoridades catalanas las que traicionaron los pactos firmados con Felipe V, aliándose con una potencia enemiga, Inglaterra, trayendo la Guerra y la destrucción a Cataluña. Una oligarquía arrogante, provinciana, ambiciosa e ignorante entró en guerra jugándose lo que más preciaban, sus constituciones, por supuestas ventajas comerciales y territoriales. Entraron en guerra sin ejército, dejando que fueran los aliados quienes pusieran la carne de cañón, y los catalanes su hacienda y su honra. Cataluña fue saqueada por ejércitos de media Europa durante 10 años porque sus políticos decidieron convertirla en un campo de batalla con la esperanza de recoger las migajas de la victoria que los aliados quisieran arrojarles. El resultado fue el 11 de septiembre, el acto final de la locura de una clase política que empujó a su pueblo a sucumbir en una carnicería que acabó con la vida de 16.000 personas entre los dos bandos con la falsa esperanza de la victoria imposible que enmendaría su error. ¿Ese tremendo error ha de ser el día de fiesta de los catalanes?

La mayoría de los catalanes no se sienten identificados con esa celebración nacionalista y decide celebrarlo disfrutando de los últimos días del verano. Sin embargo, en muchas personas creemos que esta pasividad da alas a las ambiciones y manipulaciones nacionalistas. Su mentira no puede convertirse en verdad solo por ser repetida por los iluminados habituales abrigados al amparo de la indiferencia y el hastío que provoca en la ciudadanía esta celebración. No aceptamos que la manipulación nacionalista del pasado deba ser jaleada y apoyada por una ciudadanía democrática y libre.

Digámoslo en voz alta: las reiteradas querellas del pasado sólo sirven a quienes las utilizan como coartada para reclamar beneficios políticos en el presente, desviando la atención de los problemas reales de los ciudadanos. Para los nacionalistas, la historia sirve únicamente como instrumento político de adoctrinamiento y manipulación. Más ahora que se ha aprobado la nueva Ley de Educación de Cataluña.




7 Cuestiones a saber sobre el 11 de Septiembre

1) El 11 de septiembre se conmemora la rendición de la ciudad de Barcelona en 1714 a las tropas borbónicas, en una de las acciones bélicas de la Guerra de Sucesión Española. La guerra no fue de secesión, como los nacionalistas venden, sino de sucesión. En dicha guerra dos pretendientes se jugaban el acceso al trono de la Corona de España tras la muerte sin descendencia del Rey de España Carlos II: por un lado Felipe D’Anjou, francés, y por otro el Archiduque Carlos de Habsburgo, austriaco, en lo que fue una auténtica guerra europea. Es decir, ésta fue una guerra civil española entre partidarios de dos pretendientes a suceder en la corona de España a un rey muerto sin descendencia.

2) Felipe V reinó sin oposición interna entre 1700 y 1705. Tras ser coronado, se desplazó a Barcelona donde residió 6 meses, jurando el 4 de octubre de 1701sus leyes y constituciones, otorgando nuevos privilegios a las instituciones catalanas, los más generosos en 100 años.

3) Fueron Antoni Peguera y Domènec Parera, en representación de la Diputación de Barcelona, quienes rompieron los pactos institucionales unilateralmente y declararon la guerra. Los gobernantes catalanes pactaron en secreto con Inglaterra declarando la guerra a Felipe D’Anjou, dejando entrar tropas extranjeras en el Principado y anulando los pactos constitucionales. En el pacto de Génova, según el cual Cataluña entraba en guerra junto a los aliados, se indica hasta en ocho ocasiones que el objetivo es que Carlos III de Austria se convierta en rey de TODOS los dominios que entonces conformaban España.

4) La facción en Cataluña favorable al pretendiente Carlos no partió de una rebelión espontánea ni popular. En realidad, expresaba los intereses políticos de la clase dirigente barcelonesa que quería potenciar su presencia comercial en América, de tal forma que sus privilegios forales no estaban en juego, ya que el pretendiente Borbón en ningún momento los cuestionó.

5) Los seguidores de Carlos de Habsburgo en Cataluña defendían la unidad de España. Trataban de imponer su candidato al conjunto de todo el país recelosos de la influencia francesa; lejos, pues, de cualquier aspiración secesionista o desmembradora. Los soldados que fueron derrotados el 11 de septiembre de 1714 frente a las tropas de Felipe V estaban mandados por el general Antonio de Villarroel, que en su última arenga les recordó: “estáis luchando por nosotros y por toda la nación española”.

6) El denominado decreto de Nueva Planta, llamada en realidad Cédula Real de Nueva Planta de la Real Audiencia del Principado de Cataluña, organizaba las instituciones judiciales en Cataluña, respetando las Constituciones y prácticas previas, estableciendo que los letrados fuesen expertos en legislación y lengua catalana. Fijaba el castellano meramente como lengua jurídica y eliminaba los privilegios por nacimiento en un territorio determinado.

7) El final de la guerra supuso el final de tres siglos de decadencia de Cataluña y el inicio de su resurgimiento económico. El siglo XVIII, lejos de ser un periodo de declive en Cataluña, resultó ser una etapa de particular esplendor y auge demográfico, agrícola, comercial e industrial, beneficiado por el proteccionismo de la Corona.




Rafael Casanova

El día del asalto final de las tropas borbónicas, Casanova estaba durmiendo y tras ser avisado se presentó en la muralla con el estandarte de Santa Eulalia para dar ánimos a los defensores. Herido de poca gravedad por una bala en el muslo. Casanova fue trasladado al colegio de la Merced donde se le practicó una primera cura. Tras caer la ciudad en manos de las fuerzas borbónicas, quemó los archivos, se hizo pasar por muerto y delegó la rendición en otro consejero. Huyó de la ciudad disfrazado de fraile y se escondió en una finca de su hijo en Sant Boi de Llobregat. En 1719 fue amnistiado y volvió a ejercer como abogado hasta retirarse en 1737. Murió en Sant Boi de Llobregat en el año 1743. Treinta y dos años después de la rendición de Barcelona. Un verdadero “héroe”no fue un mártir.


La verdadera historia del 11 de septiembre

Los catalanes que intentamos mantener la dignidad y la honradez intelectual, los que creemos que la nación es un conjunto de leyes que nos iguala a todos en derechos y deberes, los que no estamos dispuestos a inventarnos el pasado, también conmemoramos el 11 de septiembre. Pero por distintos motivos.




Conmemoramos que el 11 de septiembre de 1714:

1. Los catalanes se levantaron en armas en nombre de España para defender la libertad de todos los españoles.
2. No hubo enfrentamiento entre regiones.
3. No hubo el menor asomo de cantonalismo, ni intento de segregación de ningún género.
4. Ningún ejército español (o castellano) tomó Barcelona.
5. Los vencedores no intentaron destruir una supuesta “identidad nacional catalana”.
6. No se prohibió la lengua catalana.
7. No despertó la menor reacción “nacional” catalana como respuesta a una inexistente agresión españolista.
8. Supuso el fin de una estructura estatal arcaica y el inicio del despegue económico de Cataluña.
9. No convirtió en mártir a nadie.


Los catalanes se levantaron en armas en nombre de España

Los habitantes de algunas ciudades catalanas se levantaron en armas contra una oligarquía comercial barcelonesa que imponía sus intereses y en nombre de la libertad de España y de todos los españoles. Ferrán Soldevila, historiador nacionalista catalán:

“Hasta el último momento de la lucha los objetivos habían sido los que se hacían constar en el documento dirigido al pueblo: salvar la libertad del Principado y de toda España; evitar la esclavitud que espera a los catalanes y al resto de españoles bajo el dominio francés; derramar la sangre gloriosamente por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España” (F. Soldevila, Moments crucials de la Història de Catalunya).

¿Por qué los nacionalistas de hoy han tergiversado los hechos que los nacionalistas de ayer reconocían como ciertos? ¿Por qué historiadores radicalmente nacionalistas como Soldevila coinciden en su explicación de los hechos de 1714 con historiadores no nacionalistas, mientras hoy difieren totalmente e inventan unos hechos que no sucedieron?




No hubo enfrentamiento entre regiones

Al revés de lo que inventan hoy los nacionalistas, la guerra de Secesión no supuso el enfrentamiento entre Cataluña- Austria y España (o Castilla)-Francia. Ciudades y comarcas pertenecientes al antiguo reino de Aragón como Castellón, Alicante, el valle de Arán, el interior de las provincias de Barcelona y Valencia, Calatayud o Tarazona, fueron partidarias de Felipe V, el rey Borbón. Y lugares como Madrid, Alcalá o Toledo se declararon fieles al aspirante austriaco, el archiduque Carlos. El enfrentamiento interterritorial de 1714 es otra patraña más inventada por el nacionalismo para negar el carácter de guerra civil que tuvo aquella sucesión al trono.


Ningún ejército español tomó Barcelona

Las fuerzas que integraban el ejército de Felipe V estaban formadas por soldados procedentes de varias regiones españolas y aun de países europeos. De él formaban parte varios miles de soldados nacidos en Cataluña. En cuanto al bando supuestamente catalán, los soldados que se enfrentaron a Felipe V y fueron derrotados el 11 de septiembre de 1714 estaban mandados por un general, Antonio de Villarroel, que en su última arenga recordó a las fuerzas bajo sus órdenes que estaban luchando “por nosotros y por toda la nación española”.


Los vencedores no destruyeron la identidad nacional de nadie

El fin del arcaico sistema foral que había estado vigente hasta 1714 fue abolido sin que en tal medida existiera la menor voluntad de acabar con una “identidad nacional” que solo se inventaría doscientos años después con personajes como Prat de la Riba. Es otra muestra más de supina ignorancia histórica, cuando no de mala fe y de manipulación, sostener que semejantes argumentos podían encajar en la mentalidad y las estructuras políticas y jurídicas del siglo XVIII.

Felipe V juró en 1702 fidelidad a las leyes de Cataluña, cosa que no siempre habían hecho sus predecesores. Pero los sublevados de 1714 cometieron un delito de lesa majestad. Habían traicionado su juramento de fidelidad y eran culpables del peor de los pecados políticos de la época. No hay aquí relación jurídica entre estados (solo existía uno) sino una traición a la lealtad debida expresada a través de compromisos personales y colectivos con la dinastía. De modo que los privilegios de las zonas derrotadas fueron abolidos como castigo a la traición dinástica, en modo alguno como procedimiento para destruir una nación que no existía.




Nadie persiguió la lengua catalana

Los decretos de Nueva Planta, a través de los cuales se articuló el Estado adaptándolo a los mismos criterios modernizadores que se estaban aplicando en otros países y que se consideraban esenciales para organizar con mayor eficacia el único país que existía, es decir, España, en ningún momento prohibieron el uso de la lengua catalana. Los nacionalistas no pueden mencionar ni una sola línea de aquel texto en que se prohiba el uso del catalán. Por la sencilla razón de que no era esa la intención de los decretos. Además el catalán no se utilizaba en la documentación administrativa, jurídica, etc., de las instituciones catalanas. La lengua de la administración, en Cataluña como en toda España, era el latín. Mal podía pues prohibirse el catalán.

Lo único que legislan en este sentido los decretos de Nueva Planta es que los documentos de la Audiencia de Barcelona debían abandonar el latín para usar el castellano. Y esa norma se adoptó en toda España. Se puede argumentar que fue una medida injusta. Pero eso también será falsear la realidad porque supone juzgar con criterios actuales los códigos que regían hace 300 años.


No hubo una reacción “nacional” catalana porque no hubo agresión españolista

Tras el 11 de septiembre de 1714 nadie en Cataluña lamentó los hechos en el sentido en que se plantea hoy. No hubo una reacción de carácter nacionalista, catalanista, frente a la toma de Barcelona. No existe un solo documento, del tipo que sea, que recoja la queja de un pueblo agredido, de una nación vejada y sometida, o la lamentación por la supuesta prohibición del catalán. Resulta un poco extraño.

Si 1714 fue una derrota de la “nación” catalana frente a España, ¿por qué ningún contemporáneo lo proclama? ¿Tal vez el miedo, la represión? Pero tampoco lo proclaman los hijos de los derrotados. Ni sus nietos. Durante 150 años nadie se queja del episodio del 11 de septiembre. De hecho no existe la menor protesta hasta que llegan los inventores del nacionalismo, a finales del siglo XIX. La fiesta del 11 de septiembre no se establece hasta 1901, es decir, cuando cuatro extraviados que defienden los intereses económicos de las clases dirigentes catalanas se han inventado ya lo de que Cataluña es una nación. ¿Dos siglos sin sentirse agraviados como nación? ¿No será que no hubo agresión nacional?




1714 supuso el despegue económico de Cataluña

Con el desmantelamiento de los últimos residuos feudalizantes de la arcaica sociedad española de la época gracias a leyes importadas de Europa como los decretos de Nueva Planta, la economía catalana quedó lista para iniciar su despegue y pudo convertir el Principado en la región más próspera de España. Las medidas políticas del rey Borbón sentaron las bases del desarrollo económico catalán de los siglos XVIII y XIX. Sin el fin de los arcaicos privilegios de la monarquía austriaca tanto en Cataluña, como en el País Vasco, como en el resto del país, España hubiera permanecido anclada quién sabe cuánto tiempo más en el pasado.


No hubo mártires en 1714

La represión que siguió a la toma de Barcelona fue del mismo tipo y alcanzó la misma intensidad que la desatada en cualquier otro episodio de guerra civil, con independencia de la región que lo viviera. La brutalidad de las represalias resulta espantosa contemplada desde nuestro actual punto de vista, pero no fue más sanguinaria por estar dirigida a los sublevados de Barcelona.

Ni siquiera su supuesto líder, Rafael Casanova, se comportó como el héroe y mártir que hoy nos presenta el nacionalismo. Casanova, que no quería resistir frente al ejército de Felipe V sino negociar la entrada de las tropas en la ciudad, no mostró el menor ardor patriótico y falsificó el certificado de su propia defunción para huir de la ciudad disfrazado de fraile. Se instaló a pocos kilómetros, en Sant Boi de Llobregat, y ejerció tranquilamente su profesión de abogado. No perdió ninguno de sus bienes y a los pocos años fue perdonado públicamente por el rey Felipe V.

Este es el héroe de la sin igual resistencia frente al ejército invasor castellano que acabó con la independencia de Cataluña tal día como hoy, 11 de septiembre, en 1714. Esta es la historia que se han inventado los nacionalistas que hoy se reúnen en Barcelona para conmemorar una patraña de este calibre.

Pues bien, los catalanes que no hemos perdido la dignidad también conmemoramos el 11 de septiembre. Celebramos que todo lo que nos contaron era mentira. Nos regocijamos al comprobar que nos hemos podido librar de la losa del pensamiento único nacionalista, falsificador y mentiroso, para descubrir que los hechos que de verdad sucedieron tenían que ver con los intereses económicos de la oligarquía comercial de la época y no con los intereses de la mayoría de la población, mucho menos con una suerte de guerra interterritorial.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por Alentian el Vie Sep 05 2014, 10:02

¿Es injurioso titular condado a Cataluña?
Por Ricardo García Moya

La titulación condado de Cataluña, utilizada en el Tratado de la Real Señera, no fue invento mío (como sugería un diario madrileño), ni tampoco un fácil recurso despectivo. Simplemente respondía al título correcto del territorio, según la voluntad real manifestada en las antiguas cortes generales de la Corona de Aragón. Y siempre hubo estudiosos que tuvieron constancia de ello.

En 1603, el culto Botero Benes publicaba una obra dedicada al duque de Lerma, valido de Felipe III, en la que se enumeraban los territorios de España y, entre ellos, "el Condado de Cataluña" (Botero, J.: Relaciones universales del mundo. VaIladolid, 1603, f. 3). La persona a la que iba dirigido el libro no era un cualquiera, sino la segunda  autoridad  del  imperio español.

Cataluña fue condado por voluntad expresa de los monarcas. El siguiente texto, traducido, es del historiador catalán Andreu Bosch: "En las Cortes que el rey Pedro II celebró en Barcelona el año 1283, establecieron por ley general que el título del soberano señor de Cathalunya, fuera siempre para todos los sucesores, no de rey, ni otro, sino de conde de Barcelona, y así siempre se ha observado en todos los actos, hasta el juramento que le prestan los cathalans como conde es notorio en todas las cortes" (Bosch, A.: Sumario de los títulos de honor de Cataluña. Año 1628, p. 299).

Es decir, todos los catalanes -no sólo los barceloneses- tenían como señor al conde de Barcelona; no al inexistente rey de Cataluña. Así de meridiano es el asunto, aunque es cierto que en  múltiples ocasiones, políticos pelotilleros y cronistas interesados han titulado reino al condado. El mallorquín Baltasar Porcel, en su rutilante época pujoliana y barcelonesa, no satisfecho con la hipérbole de reino, se atrevió a llamar "Imperio Catalán" al condado (TVE, 1 -XII-81 ).

El protocolo no podía obviar el título de condado que ostentaba Cataluña. En el "Epitaphe" dedicado al fallecido Luis XIII de Francia, es el propio monarca quien -en sentido figurado- interpele a  los catalanes,  alabando que le proclamaran conde en 1640: "mucho Cataluña supo, escogiéndome por conde" (Epitaphe sur la mort de Luis XIII, Liberateur de Cataloigne. Barcelona, 1643). La puntualización es inequívoca: Cataluña, no sólo Barcelona, proclama o escoge a su conde; no a su monarca o emperador.

Es decir, según el "Epitaphe", cuando los catalanes trataron de independizarse de la corona de Aragón en 1640, entregándose al rey de Francia, su "Liberateur" no pudo ni quiso ostentar más titulo que el de conde de Cataluña o Barcelona.

Esto mismo, traducido al valenciano, es lo que un erudito catalán del XVII  nos aclara: "Bruniquer", el savi archiver de la ciutat, en el sigle XVII, diu que la Diputació de la Generalitat de Catalunya que fon comensada l'any 1359 fa per armes la sola creu com armes antigues de Barcelona, que es dir Cathalunya"   (Dom‚nech,  L.:Ensenyes de Catalunya. Barcelona, 1936, p. 46).

Repasen el escrito de Doménech, pues, parafraseando a Bruniquer -en un alarde  de sinceridad- ofrece dos verdades que suelen provocar heridas: la primera es sobre heráldica, y en la segunda reconoce que el condado equivale a todo el territorio: "Barcelona, que es decir Cataluña”.

El contraste entre la grandilocuencia de los escritores catalaneros actuales y los datos de la época son elocuentes. Con decir que en toda la Edad Media y Renacimiento fueron incapaces de acuñar moneda con la palabra "Cataluña". Pero, bueno, ¿qué imperio tan cutre era éste? Carecían incluso de una estructura defensiva coherente, hasta el punto de que la Orden de Caballería de San Jorge se encontraba sin recursos para alimentarse, y sólo pudieron comer caliente cuando por caridad fueron admitidos en la valenciana Orden de Montesa.

Su misión consistía: "en defender los pasajeros de los asaltos y continuos robos que se hacían en el Coll de Balaguer; pero vencida de la necesidad, y por ser tan pocos los caballeros (catalanes) que había en la orden, que no sólo no podían defender los caminos de los insultos y robos que hacían los moros; pero ni aun sus personas de la poderosa necesidad que les acosaba; se determinó, enero 1400, de presentar al rey la imposibilidad en que se hallaba la Orden, y en las pocas esperanzas que había de ser socorrida" (Samper, H.: Montesa. Valencia, año 1669, p. 214) .

El rey Martín, merecidamente llamado  el  "Humano", recomendó que se integraran en la orden valenciana de Montesa. Al ser admitidos, el maestre y sus caballeros estaban, según el cronista: "contentos todos" (p. 214) . Y no era para menos, pues tenían asegurada la comida diaria a costa del Reino de Valencia.

Esto sucedía, y perdonen la insistencia, en 1400; época áurea del llamado (¡ejem!), "Imperio Catalán". En fin, aunque es imposible contrarrestar la propaganda colaboracionista de los subvencionados por Lerma, Pilarín y compañía, dejemos constancia de que Cataluña sólo era y es un condado, ni más ni menos. ¡Ah!, y cuando les dé la tabarra algún catalanero plomizo -de esos que les cae la baba al decir "Principat", especialmente cuando ha ganado "su capital" una Liga- recuerden lo anterior.

Alentian
17-Cabo 1º
17-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 720
Puntos patrióticos : 5710
Reputación : 2189
Fecha de inscripción : 04/04/2014
Localización : Reino de Valencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Vie Sep 05 2014, 16:29

El historiador Henry Kamen alerta de que independentistas catalanes falsifican la Historia




El historiador Henry Kamen ha publicado un nuevo libro, España y Cataluña. Historia de una pasión, en el que critica la "falsificación de la Historia" que, a su juicio, han presentado los separatistas catalanes, entre ellos CiU y ERC, para defender la independencia de Catalunya y el proceso soberanista.

"Si los separatistas ofrecen mentiras, un pobre historiador como yo examina el material" y concluye que "hay una manipulación de los hechos a favor del separatismo", ha explicado el hispanista británico, que reside en Catalunya, durante el acto de presentación del libro en Madrid.

Kamen ha afirmado que "no hay base histórica que dé apoyo a la separación" y que "el contexto histórico está siendo falseado por el Gobierno catalán".

Uno de los episodios que se han manipulado es, en su opinión, el de la Guerra de Sucesión, ya que hay quienes aseguran que entonces "Catalunya quedó aplastada" y en la "miseria económica" tras el 11 de septiembre de 1714, fecha de la rendición de Barcelona.


CATALUNYA NO FUE APLASTADA EN 1714

Sin embargo, Catalunya "siguió siendo una región importante, próspera y floreciente, el territorio más rico de España", ha recalcado Kamen, que considera "casi imposible" respaldar con evidencias el argumento histórico del "expolio" de Catalunya por parte de España.

Asimismo, rechaza en su libro la versión según la cual el Estado español atacó al pueblo de Catalunya -que se rebeló ante ello- y acabó aboliendo sus leyes democráticas e imponiendo un régimen del terror. Kamen pone en duda que una mayoría de los catalanes se levantasen contra Felipe V e indica que "fue Barcelona misma la que provocó la abolición de las leyes catalanas", además de afirmar que los rebeldes de 1714 eran "firmes partidarios de la unidad de España".

Aunque el hispanista británico es consciente de que los separatistas no se apoyan solamente en razones históricas, el libro no entra a analizar las de tipo económico. Aun así, opina que lo que realmente importa en la cuestión catalana son "el dinero y los impuestos", la idea -falsa, a su entender- de que los catalanes "estarán mejor fuera de España", mientras que la ideología tiene menos relevancia.


"CALENTANDO LOS ESPÍRITUS"

Por otro lado, Kamen ha asegurado que "la mayoría de los catalanes no apoyan la independencia" y ha expresado su sorpresa por la preocupación que genera en España el proyecto soberanista encabezado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

A su juicio, los separatistas, que son un "movimiento minoritario", están "calentando los espíritus para alimentar las opiniones a favor" de la independencia de cara a la consulta que pretenden celebrar el 9 de noviembre. "Quizá por eso el Gobierno central calla, para no agitar la opinión", ha añadido.

Asimismo, Kamen ha señalado que la mayoría de los políticos catalanes han sido siempre "nacionalistas, no separatistas", y que "casi todos los historiadores" que investigan sobre Cataluña están en contra de la independencia, mientras que quienes la defienden son "periodistas pagados por el Gobierno catalán para ofrecer una Historia falsa".

Así las cosas, el hispanista británico augura que, en el caso de que se celebrase la consulta -cosa que duda-, los catalanes no votarían a favor de la independencia. No obstante, ha agregado que "sería más sensato" por parte del Gobierno español dejar que los catalanes se expresen en un referéndum, como ha hecho el Ejecutivo británico con los escoceses, que votarán el 18 de septiembre.


LA MEJOR FÓRMULA DE CONVIVENCIA, LA ACTUAL

Para Kamen, la mejor fórmula de convivencia entre Catalunya y el resto de España es "la que han tenido hasta ahora", con "todos sus problemas y tensiones", ya que "en todo país normal los hay". Además, cree que en las relaciones entre ambas partes "se han vivido peores momentos" que el actual, y ha valorado como algo positivo que ahora catalanes y no catalanes estén "pensando seriamente cuáles son los nexos, qué hay en común y que aprecian en esta relación".

Por último, se ha referido al modelo de Estado federal que propone el PSOE para solucionar los problemas territoriales. Según el historiador, el federalismo en España -un sistema con el que se experimentó a finales del siglo XIX y principios del XX- "siempre ha fracasado", y el hecho de que funcione en países como Estados Unidos o Alemania no es una garantía porque "no se puede hacer una comparación".


http://www.europapress.es/catalunya/noticia-historiador-henry-kamen-alerta-independentistas-catalanes-falsifican-historia-20140904152541.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Sáb Sep 06 2014, 16:41

"No hay pruebas de que Cataluña haya sido nunca un país"


Entrevista a Gabriel Tortella en el diario El Mundo, por Emilia Landaluce

Gabriel Tortella no parece ser un hombre precisamente apasionado. "Yo no me siento muy español. Es que soy español". Sin embargo cuenta que se emociona cuando escucha música de Falla o de Granados «Me toca el corazón, como también lo hacen las composiciones de Tchaikovsky o Debussy... pero no los siento tan próximos». ¿Y qué tiene que ver esto con la identidad, con el nacionalismo? "Que lo malo sería que creyese que la música española, pese a lo que me haga sentir a mí, es muy superior a la francesa o a la rusa. Eso es lo que hace el nacionalismo".

Tortella (Barcelona, 1936) es uno de los historiadores económicos más prestigiosos del mundo. Doctor en Economía por la Universidad de Wisconsin y en Derecho, por la Complutense, ha sido además profesor en Harvard, Columbia, Chicago... Hace unos años, publicó Los orígenes del Siglo XXI. Un ensayo de historia social y económica contemporánea [Gadir] pero sin duda, su estudio más provocador es Cataluña y España. Historia y mito en donde desmonta racionalmente el argumentario del nacionalismo catalán militante.




P.- ¿Espanya ens roba? Su libro contiene aportaciones originales sobre cómo la región ha sido favorecida por el Gobierno central a lo largo de los siglos.

R.- Sólo para que Cataluña tuviese el monopolio del algodón, España pagó el 1% del PIB. Pero ése [el ens roba] no es el único caso de victimismo que utiliza el nacionalismo. El que se cumpla la Constitución y los padres puedan elegir en qué lengua hablan sus hijos, también se considera una ataque a Cataluña...

P.- La hechos históricos también demuestran que nunca existió ese país catalán...

R.- Los nacionalistas dicen -y no hay pruebas documentales- que fueron independientes en el Siglo XI. Cataluña era un territorio del Imperio Carolingio que se fue disolviendo a lo largo de los años... Parece que durante algún tiempo, esa serie de condados, marquesados... territorios pirenaicos de los que formaba parte Cataluña no dependieron de nadie aunque formalmente seguían dependiendo del Imperio Carolingio. Pero enseguida se fusionaron con Aragón. Independientes, independientes no lo han sido nunca.

P.- ¿Y el intento de 1640?

R.- No fue tal [como tampoco lo fue el apoyo de los catalanes al pretendiente Habsburgo durante la guerra de Sucesión]. Lo de Pau Claris fue una entrega a los franceses. Se rebelaron contra Felipe IV y el Conde Duque de Olivares porque no querían pagar impuestos. Castilla tenía guerra en todas partes y hacía falta que Aragón pusiera dinero y hombres porque su aporte apenas llegaba al 10% del gasto. [Los catalanes contribuían con menos del 2%]. Un solo dato: Portugal también aprovechó ese momento para declararse independiente y lo logró, mientras que en 1652, Barcelona volvió a ser conquistada. Y... ¿quién tiene la renta per cápita más alta? ¿Portugal o Cataluña? Cataluña, por supuesto.

P.- Una parte importante de los catalanes celebrarán mañana la Diada como un acto independentista y en la pasada sesión de investidura, Tardá volvió a hablar del decretos de Nueva Planta [promulgados por Felipe V, tras la caída de Cataluña en 1714]. Es difícil combatir la mitología.

R.- A los nacionalistas les da igual todo. Tienen un relato y aunque los hechos no concuerden, no les importa. A pesar de que los decretos de Nueva Planta beneficiaron a Cataluña, como dijo Vicens Vives, insospechadamente, ellos no lo reconocen. Con un nacionalista es difícil dialogar porque no escucha. Desde que Pujol ganó las elecciones y se convirtió en virrey de Cataluña, su política fue separar Cataluña de España, con la política lingüistica, mediante el adoctrinamiento en los colegios, en la televisión... Ha repetido sin cesar que Cataluña es diferente y que ha sido sojuzgada y explotada. Mi libro y los estudios de Ángel de la Fuente, o Clemente Polo demuestran que no es así... Cataluña paga más porque es una región rica. Eso pasa en España y en cualquier estado redistributivo. ¿Y qué ha pasado cuando los economistas han rebatido las tesis nacionalistas? Pues han dejado de hablar de ello, pero siguen repitiéndolo. Ya decía Goebbels que una mentira repetida 100 veces es verdad y para los nacionalistas, las mentiras son morales.

P.- Prat de la Riba dijo en 1906 que España era una nación de naciones.

R.-Más o menos. Dijo que España era un estado y que la verdadera nación es Cataluña. Lo dijo sin ningún argumento y sin pronunciarse sobre la nación española. Algunos dicen que España nació en 1479, cuando murió el padre de Fernando el Católico y éste se hizo Rey de Aragón. Otros dicen que fue en 1812. En cualquier caso nació mucho antes que esa nación catalana que nunca existió.

P.- Podemos habla mucho de la plurinacionalidad.

R.- Eso es un disparate. La única nación que pueda llamarse "de naciones" es el Reino Unido y ahora van a volver a tener otro referéndum sobre la independencia de Escocia que seguro que sale. Las otras nación de naciones han acabado como el rosario de la aurora: la URSS, el Imperio Austrohúngaro, Yugoslavia... El semillero de una guerra civil es una nación de naciones. Aparte de mí ese cáliz.

P.- Una nación de naciones parece un oximorón.

R.-Una nación es en sí soberana, luego las naciones que contiene no pueden ser soberanas. Y si no son soberanas no son naciones.

P- ¿Y la UE?

R.- Eso no es una unión de naciones. Es una confederación de naciones centenarias. Por eso le está costando avanzar. Pero soy optimista.

P.- Usted critica que los nacionalistas usen la palabra nación de forma en exceso esencialista.

R.- Claro, la nación nace con la Revolución Francesa. Ellos dicen: frente a la Monarquía, la nación. ¿Qué es una nación? Una suma de individuos que decide asociarse para crear un estado que cumpla unas funciones para que no suceda lo que decía Hobbes, una vida solitary, poor, nasty, brutish and short [solitaria, pobre, desagradable, brutal y corta]. EEUU y Francia fueron las primeras naciones en constituirse [y España en 1808]. Más tarde, en Alemania surgieron las naciones sin Estado. La nación, decían, es un alma colectiva, y eso es tremendo. Se dicen nación antes de tener un Estado y eso acaba con un concepto de nación esencialista. Es lo que piensa Prat de la Riva -"la nación está por encima de las voluntades humanas"- y también Jose Antonio Primo de Rivera cuando decía que España es una unidad de destino en lo universal. ¿Qué es eso? Un disparate que da lugar a crímenes.

P.- La nación de naciones es lo que proponen los llamados partidos populistas.

R.- Pero, ¿qué es el populismo? Es el simplicismo. El dar soluciones muy sencillas a problemas sociales y políticos que son muy complicados. La nación de naciones es una de las tonterías. Pero hay populismo de derechas y de izquierdas. Las izquierdas quieren redistribuir la riqueza, aumentar los impuestos, garantizar una renta mínima... son soluciones muy sencillas pero que son imposibles de aplicar. ¿Y el populismo de derechas? Ahí está Trump que quiere hacer una pared y que además la paguen los mexicanos.

P.- ¿Por qué triunfa el populismo?

R.- En los momentos de crisis económica, la proporción de población que quiere soluciones radicales se dispara por el aumento de proporción de personas en situaciones límite. La franja lunática se multiplica en los momentos de crisis. Por eso viene el populismo.

P.- Los referéndums son populismo.

R.- Pueden serlo. Los referéndums son una medida populista porque....

P.- Porque las respuestas se simplifican.

R.- Exactamente. No puedes poner problemas muy complicados y resolverlos con un sí o no. Es lo que ha pasado con el Brexit. Dijeron: todos los problemas que tenemos con los fontaneros polacos los vamos a resolver saliendo de la UE. Y votaron que sí.

P.- ¿Qué pasará en Cataluña? ¿Se acabará celebrando un referéndum?

R.- No sé. Me preocupa Cataluña porque soy catalán en parte y he crecido allí. Y yo creo que esta deriva a quien más perjudica es los catalanes. Si se celebra, un referéndum, que sea legal... A ver si consiguen cambiar la Constitución para celebrarlo. A mí no me gusta la Constitución -de hecho, yo no la voté- pero los catalanes la aceptaron masivamente.

P- Parece irresponsable legislar con los sentimientos en lugar de hacerlo con la razón.

R.- Por supuesto. Yo es que soy irracionalmente racionalista. Pero lo que pasa es que nos gusta decir que el ser humano es un ser racional pero no lo es. En su mayoría, operan por impulsos emocionales, sentimentales.

P.- Tampoco los políticos parecen guiarse por cuestiones racionales a tenor del bloqueo político.

R.- El sistema electoral español es malísimo y nos ha abocado a esta situación. Favorece el bipartidismo y a los partidos [nacionalistas] concentrados en zonas muy concretas. Ahora se ha terminado con el bipartidismo pero nuestros políticos no son capaces de encontrar una solución. A mí lo de Sánchez... Yo le llamo el Pedro del Hortelano que ni come ni deja comer... No se trata de apoyar a Rajoy sino de reconocer que él ha perdido y darle un chance de gobernar. El cainismo de Sánchez es incomprensible; lo que no quiere decir que Rajoy sea nada...

P.- Se descalifican mutuamente, como si hubiera una aversión personal.

R.- Eso es lo tremendo. En Alemania, Merkel y sus rivales se odian cordialmente pero cuando tienen que colaborar, colaboran. Aquí no. Eso es el cainismo. España es ese cuadro de los gañanes de Goya dándose de garrotazos. Albert Rivera puede acusar a Rajoy de corrupción pero el PSOE... con los ERES. Apártate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo. El PSOE nos ha robado mucho más a los españoles que el PP.

P.- La fe del converso... Usted era socialista.

R.- Es que el PSOE desde Felipe González ha ido eligiendo a los peores. Los cuadros directivos del partido dan pena. Sánchez es un tarugo pero los que le asesoran son más tarugos todavía.

P.- Los políticos son una especie aparte.

R.- Tienen una moral diferente al resto, ya lo sabemos. Yo fui un modesto dirigente antifranquista -incluso estuve en la cárcel- y hubo un momento en el que me dije que podía meterme en política... Enseguida me di cuenta de que mi ética no me lo permitía. Para ser político tienes que tener tragaderas y aceptar cosas en las que no crees, decir mentiras...

P.- Basta mirar a EEUU, Francia, Reino Unido y por supuesto, España para percatarse de que no llegan los mejores.

R.- La política hace una selección negativa. Las personas que valen y tienen principios abandonan la política.

P.- Quizás se deba, y retomamos aquí el sentimiento como argumento político, a que vivimos en un sociedad algo pueril.

R.- Vamos a ver: el mundo cambia rápidamente. En la sociedades solía haber una mayoría silenciosa que no dice nada, como su nombre indica. Luego, hay una élite que son las que hablan e influyen... pero claro, en estas sociedades cada vez más democráticas y con unos medios de comunicación cada vez más poderosos, esa mayoría silenciosa es menos silenciosa que antes. Todo el mundo tiene un blog y dice todo tipo de disparates. Yo espero no ser de esa mayoría silenciosa a la que desprecio. Y lo digo bajito. Por otra parte, los medios influyen mucho en esa mayoría y la gente está dominada por ellos. Se ha establecido un diálogo entre unos medios muy estúpidos y una audiencia muy estúpida. Y eso tiene una influencia muy considerable. Los políticos hablan cada vez menos para la minoría y más para esa mayoría infantiloide. Así que desde ese punto de vista, está pasando la rebelión de las masas que tan bien vio Ortega en 1920. Las masas han pasado a primer plano. Quieren argumentos sencillos y de ahí la simplificación de los políticos.

P.- Los males de la democracia, aunque sea el menos malo de los sistemas, son muchos.

R.- La democracia no triunfa hasta la I Guerra Mundial. Hasta entonces, era parlamentarismo. No votaba todo el mundo, sólo algunos. Era un voto censitario. Lo que no está mal visto. Decían: para votar hay que contribuir, los que pagan impuestos, son los que votan. La gente pobre que no contribuía... pues no votaba. En España cuando llegaban los moderados bajaban el número de votantes y luego, los progresistas lo subían. Las primeras elecciones realmente libres fueron en la República cuando se introdujo el voto femenino aunque en Alemania y otros países de Euopa ya había democracia desde los años 20.

P.- Usted es historiador económico. ¿Podré cobrar una pensión cuando me retire?

R.- Le queda mucho tiempo -si cobra será una pensión misérrima- pero es verdad que el sistema exige una reforma profunda y una figura política que coja el toro por los cuernos. Y no sólo para eso sino para muchas otras cosas. Ese es el problema de la democracia. Coger el toro por los cuernos es muy peligroso. Un político honrado que emprenda reformas impopulares sabe que está acabado; lo mejor es lo que hace Rajoy -o sea: nada- porque piensan que le perjudicaría electoralmente. La democracia favorece a los políticos mediocres. Un Churchill sólo surge en situaciones excepcionales.


http://www.elmundo.es/opinion/2016/09/10/57d315cfe2704e667e8b4589.html?cid=OUTSINER001&s_kw=marca


Última edición por ilustrado el Jue Sep 15 2016, 01:35, editado 1 vez

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Mar Sep 09 2014, 17:00

Todas las efímeras separaciones de Cataluña de España



Lluís Companys encarcelado durante la II República


Cual será el siguiente en pisar la cárcel???


1) 12 años: 17 de enero de 1641. Pau Claris proclama la independencia de República Catalana. Cataluña acabaría durante 12 años siendo un protectorado francés para volver con agrado al redil español.

2) 6 meses: 8 de marzo 1873. En Barcelona se proclamó el Estado Catalán dentro de la Federación Española. El presidente provisional designado por las cuatro diputaciones catalanas para formar un gobierno provisional que convocaría elecciones a las Cortes catalanas fue Baldomer Lostau i Prats, uno de los jefes del Partido Republicano Democrático Federal.

El 21 febrero de 1873 se produce un motín federalista en Barcelona, proclamando el Estado Catalán y exigiendo la disolución de las tropas de Cataluña. La República Catalana, se proclama el 8 de marzo una vez ha huido de la ciudad de Capitán General, Eugenio de Gaminde y Los federalistas nombran a Baldomer Lostau i Prats presidente de la república. El ayuntamiento de Barcelona, principal impulsor de la insurrección, llegó a izar la bandera separatista, con dos franjas coloradas llenas de pequeñas estrellitas.

El 10 de marzo el Gobierno central atiende a las exigencias separatistas y decide disolver el Ejército de Cataluña.

El 20 se septiembre, Emilio Castelar asume la presidencia del Gobierno de España y envía al general Martínez Campos a Barcelona y se restablece la normalidad.

Fueron 7 meses de Estado Catalán dentro de la República Federal Española. Esto mismo ocurrió otras 2 veces más, durante la 2ª República, pero en este caso los periodo fueron más efímeros.

3) 3 días: 14 de abril de 1931. Después de las elecciones municipales que dan la mayoría a su partido ERC, Francesc Macià proclama la República Federada Catalana dentro de la República Española desde el balcón de la Generalidad de Cataluña. Esta proclamación incomoda al gobierno provisional de la República Española, y tras conversaciones con los ministros Fernando de los Ríos, Marcelino Domingo y Lluís Nicolau d’Olwer, se llega al acuerdo de que el consejo formado en Barcelona debía actuar como gobierno de la Generalidad de Cataluña abriendo el camino a una nueva forma de autonomía catalana.

4) 12 horas: 6 de octubre de 1934. A las 8 y 10 minutos de la tarde, Lluis Compays (ERC) proclama el Estado Catalán. Aprovechando el golpe de estado socialista de la Revolución de Asturias, el Presidente de la Generalidad Lluís Companys vuelve a proclamar unilateralmente el Estado Catalán de la República Española. El intento es rápidamente abortado; alrededor de las siete de la mañana del día 7 las tropas y Guardia de Asalto de la República Española, entran en el Palau de la Generalitat y detienen a Companys y a su gobierno. La República Española ha empleado todos sus medios y en tan solo 12 horas controla el intento de sedición.

La realidad es clara , cada vez son más efímeras: 12 años, 6 meses, 3 días y 12 horas ….. ya veremos cuándo es la próxima y lo que dura. ¡Suerte Cataluña!

Información y datos ofrecidos por Grandes Batallas de la Historia de España.

http://elmunicipio.es/2014/09/todas-las-efimeras-separaciones-de-cataluna-de-espana/

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Lun Feb 16 2015, 13:12

Cataluña, cuestión de Historia

Un economista tan prestigioso como Ramón Tamames y un jurista tan reconocido como Santiago Muñoz Machado demuestran, a través de la Historia, la ausencia de legitimación alguna para la secesión.

La Historia en manos de Tamames se remonta a la época medieval para, con un buen repertorio de lecturas en su haber, resaltar que Cataluña nunca tuvo un Estado propio y poner en evidencia los muchos mitos que han salpicado, con sus interesadas distorsiones, la longue durée catalana y el sinsentido de la pretendida homologación con los casos de Quebec y Escocia. Admirable el conocimiento que Tamames tiene del pasado catalán, pero el historicismo puede jugar malas pasadas. Si Cataluña nunca ha tenido un Estado propio, no es lógico encontrar en el pasado histórico catalán nada menos que once momentos «soberanistas», entre los que incluye el urgelismo resistente al acuerdo del Compromiso de Caspe; la guerra de los Remensas (1462-72); la revolución catalana de 1640; la Guerra de Sucesión; el levantamiento contra el librecambio; la Primera República; las Bases de Manresa; los pronunciamientos de Macià de 1926 y 1931 y el de Companys de 1934.
 
De 1714 en adelante

Tengo la impresión que el propio Tamames ha caído en la trampa de la Historia larga (aunque él subraya que sólo detecta una soberanía plena en el periodo de 878-1150) que a la postre le lleva a confundir agitaciones feudales, pactistas o simplemente sociales con el soberanismo político antiespañol. Tampoco acabo de comprender la idealización de Prim como presunta solución para Cataluña.

La Historia, en manos de Muñoz Machado, es materia más delicada. Se centra en el proceso histórico de 1714 en adelante y busca, sobre todo, la comparación con Gran Bretaña a la luz del tan invocado referente escocés. Matiza el significado de la Revolución Británica de 1688 y las razones que llevaron al Tratado de la Unión de 1707 para contrastar el caso británico con España.

Muñoz Machado descatalaniza el austracismo (el volumen de las confiscaciones de bienes llevadas a cabo por los borbónicos en Castilla fue extraordinario) y desbroza muy bien la «travesía por el desierto» de Cataluña en los trescientos años de borbonismo después de 1714. En ese recorrido se analiza muy bien el papel de los diputados catalanes (encabezados por Campmany) en las Cortes de Cádiz y su contribución a la Constitución de 1812; la incidencia política del proteccionismo económico; la evolución del Derecho Civil; la aportación catalana al federalismo de la Primera República; el desgajamiento del catalanismo político respecto del catalanismo cultural; y la emergencia de la cuestión catalana ante el pacto republicano de San Sebastián.



Aportar soluciones

Pero más allá de la Historia, los dos libros que comentamos buscan, ante todo, hacer la diagnosis del presente político y aportar soluciones al problema de Cataluña. Tamames explica muy bien la génesis de la Constitución de 1978, que él conoce como testigo de primera fila de todo el proceso: el nacimiento de la dicotomía regiones-nacionalidades; la asignación de competencias; el «café para todos»; y la ocasión perdida del concierto fiscal que se ofreció a los catalanes en un primer momento... Revela que ningún diputado catalán, salvo Heribert Barrera, apoyó la propuesta de autodeterminación presentada por el diputado de Euskadiko Ezkerra, Letamendia. En el marco de la Historia reciente se refiere al fracaso del Plan Ibarretxe y compara los Estatutos de Autonomía de 1979 y 2006.

Su visión sobre el actual nacionalismo catalán está cargado de reproches en medio de anécdotas suculentas sobre el pujolismo y de una antología de textos bien expresivos del argumentario soberanista y unionista. Tamames, curiosamente, sólo dedica un capítulo de su libro al análisis del horizonte económico que abriría la independencia. Su tesis es rotundamente pesimista en relación al futuro de la economía catalana en ese escenario.

El análisis de Muñoz Machado del presente y del futuro es esencialmente jurídico. Tras la comparación entre el Estatuto catalán de 1932 y el de 1979, subraya que parte de los problemas que hoy vive el sistema autonómico español se derivan del seguimiento que en su día se hizo del modelo territorial republicano. Pone de relieve las luces y las sombras del régimen constitucional de 1978, los progresos que el mismo ha supuesto, pero al mismo tiempo la necesidad de reformas que la Constitución viene reclamando, lo que ya subrayó el autor en su Informe sobre España, Premio Nacional de Ensayo 2013.



La gestión de ansiedades

Centra sus críticas al Estatuto de 2010 en su invasión del ámbito constitucional, pero a la vez subraya que «resulta inconcebible que no se buscaran otros caminos más adecuados para evitar esta confrontación tan grave», y no ahorra argumentos críticos bien razonados respecto a la sentencia del Tribunal Constitucional. Considera que «todo hubiera estado mucho mejor si a la propuesta del Estatuto se hubiera acompañado un proyecto de reforma constitucional que le diera cobertura». Está tan en contra del inmovilismo como del independentismo. Postula, en conclusión, una reforma del Estado, de orientación federalista, que no se quede en el puro nominalismo tópico y la consulta sobre un nuevo Estatuto que regule el autogobierno de Cataluña.

Me temo que la «solución Muñoz Machado» arrastra el problema de la insuficiente consideración de la práctica política y de la variable tiempo en el momento en que nos encontramos, en que el reto mayor es la gestión de ansiedades.
La «salida Tamames» carece de la precisión jurídica de Muñoz Machado, pero se mueve en un escenario de propuestas de sentido práctico respecto al problema catalán: la necesidad de un proyecto nacional estatal; un nuevo sistema de financiación autonómica; ajustes en la racionalización administrativa y fiscal... Hasta sugiere la asignación a Barcelona de roles políticos muy superiores a los que tiene actualmente.

En definitiva, estamos ante dos libros de imperativa lectura. Dos libros, a mi juicio, que entierran el sueño jacobino del «todos libres e iguales» asumiendo las peculiaridades diferenciales catalanas, que obligarían a un determinado reconocimiento de singularidad de Cataluña, en la misma medida que se posicionan frontalmente ambos contra el independentismo soberanista y su bandera del «dret a decidir» al margen de la soberanía del Estado.

¿Adónde vas, Cataluña?. Ramón Tamames. Ensayo. Península, 2014. 18,90 euros. Libro electrónico: 12,34 euros.
Cataluña y las demás Españas. Santiago Muñoz Machado. Ensayo. Crítica, 2014. 21,90 euros. Libro electrónico: 12,34 euros.

http://www.abc.es/cultura/cultural/20141124/abci-cataluna-tamames-machado-201411241033.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por Don_pelayo el Mar Feb 17 2015, 10:03


Don_pelayo
8-Soldado de 1ª
8-Soldado de 1ª

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 294
Puntos patrióticos : 2381
Reputación : 570
Fecha de inscripción : 05/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Mar Mar 17 2015, 16:40

También fuimos negreros

La presencia de esclavos en BCN asoma de nuevo sin hacer ruido
El interés por ese innoble pasado no logra salir del círculo académico



CARLES COLS/BARCELONA 

Durante el mes de noviembre, y dentro de la larguísima lista de actos programados con motivo del tricentenario del Onze de Setembre, dos actores, Xavier Boada y Xavier Intente, han representado 11 veces a Rafael Casanova y a su más fiel soldado en una atrevida fórmula teatral en la que, como viajeros del tiempo, se sometían a las preguntas del público. En cada actuación, Boada e Intente lanzaba un anzuelo. Recordaban que en la Barcelona de 1714 vivían también esclavos. «Lo común era que nos preguntaran por la independencia, por la consulta... Lo raro fue que tras 11 representaciones solo una mujer sintió curiosidad por los esclavos», se sorprende Boada. Es lo que tiene la esclavitud cuando uno ha sido el negrero. Molesta. 

De las historias barcelonesas de compra y venta de esclavos para uso doméstico y, peor aún, de las grandes fortunas edificadas sobre el tráfico de vidas humanas se habla muy pocas veces. Es el cometa Halley de los tabús. Muy de tarde en tarde. Extrañamente, se puede decir que se ha asomado dos veces en pocos días. La primera, gracias a que el Tricentenario ha programado esa obra, Casanova en directe , y los actores han echado mano de la paciente labor de documentación del historiador Albert Garcia Espuche. La segunda, porque el próximo lunes se pone a la venta Autobiografía de Barcelona , un libro coeditado por Efadós y el ayuntamiento que le dedica algunas páginas a esa cuestión. Como esto es solo la punta del iceberg, merece la pena sumergirse en tan desagradable materia, aunque solo sea para recordar que como mínimo 14 calles o plazas de la ciudad están dedicadas a prohombres catalanes que en 1872 (en términos históricos, ayer mismo) se oponían a la abolición de la esclavitud agrupados en el seno de la Liga Nacional de Barcelona, lo más parecido a un partido negrero que haya existido en España. Uno de los lemas de aquella alianza antiabolicionista la pronunció el empresario y diputado catalán Josep Puig Llagostera: «Sálvense las colonias y piérdanse los principios». Al menos este no tiene una calle en Barcelona. 

Algunos países conmemoran una vez al año el fin de la esclavitud. En Holanda, por ejemplo, fue noticia hace cinco años que el propio primer ministro del país presidiera el acto oficial. «Este es un vergonzoso episodio de nuestra historia», dijo Jan Peter Balkenende. El caso de Holanda es interesante porque fue de los países más perezosos a la hora de encarar la abolición, que no sancionó hasta 1863.

http://epreader.elperiodico.com/APPS_GetPlayerZSEO.aspx?pro_id=00000000-0000-0000-0000-000000000001&fecha=20131207&idioma=0&doc_id=b709be16-9325-4a2c-8452-9098df43adb2


Un estribillo que cantaban los esclavos negros cubanos: 

Desde el fondo de una barranco
canta un negro con afán
ahí madre quien fuese blanco
aunque fuera catalán.


El que fuera obispo de La Habana, el catalán Antonio María Claret lo dijo a su manera "De entre los propietarios de esclavos, los más malos, los catalanes".


Plaza de Antonio López y López, que la ciudad de Barcelona dedica a este negrero indiscutido, conocida como El Negro Domingo:



http://es.wikipedia.org/wiki/A_L%C3%B3pez_y_L%C3%B3pez

http://web.archive.org/web/20120622063210/http://blogs.eldiariomontanes.es/elmarquesdecomillas/2010/10/18/barcelona-contra-marques-comillas/

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Vie Abr 24 2015, 00:33

Carlos «El Calvo» nombró en el año 878 conde de Barcelona a «El Velloso», siendo el último que fue designado por un Emperador franco. Pero los condados catalanes no adquirieron una entidad independiente ni unitaria tras su muerte, puesto que los hijos del conde se repartieron los títulos y siguieron rindiendo tributo a los francos



ABC
Escena legendario en que Carlos «El Calvo» crea con la sangre de Wifredo las 4 barras del condado de Barcelona


La historia del noble Wifredo «El Velloso» ha sido retorcida por los nacionalistas catalanes para otorgarle un papel protagonista en la mitológica fundación de la nación catalana. Sin embargo, Wifredo «El Velloso», el último Conde de Barcelona designado por un Rey franco, simplemente se aprovechó de la crisis del imperio para concentrar el máximo número de títulos, pero desde luego no albergaba ningún sentimiento nacionalista ni siquiera buscó desvincularse del Imperio carolingio. De hecho, el título de conde de Barcelona cayó en sus manos precisamente por tomar partido a favor de Carlos «El Calvo»en contra de la nobleza local. Tampoco es cierto el relato de que la bandera de las cuatro barras rojas sobre fondo amarillo –hoy bandera vinculada a las regiones herederas de la Corona de Aragón– fuera creada por «El Velloso».
Tras el colapso de la Hispania Visigoda –que se extendía por prácticamente toda la Península Ibérica– y la invasión musulmana en el año 718, el Imperio carolingio estableció una marca defensiva como frontera meridional con Al-Ándalus. Esto supuso la ocupación por los francos durante el último cuarto del siglo VIII de las actuales comarcas pirenaicas, de Gerona y, en el 801, de Barcelona. Este antiguo territorio visigodo se organizó políticamente en diferentes condados dependientes directamente del rey franco.

Wifredo «El Velloso», un aliado de Carlos «El Calvo»


Conforme el poder central del Imperio se debilitaba en el siglo X, los condados catalanes, que estaban vertebrados por Barcelona, Gerona y Osona, fueron progresivamente desvinculándose del poder de los francos. En el año 987, el conde Borrell II fue el primero en no prestar juramento al monarca de la dinastía de los Capetos, pero se sometió en vasallaje al poderoso Califato de Córdoba. En este punto, las leyendas nacionalistas sitúan erróneamente al noble Wifredo «El Velloso» –el último conde de Barcelona designado por la monarquía franca– como el artífice, no ya de la independencia de los condados catalanes sino también del nacimiento de Cataluña y sus símbolos.
Como hicieron los cronistas castellanos con «El Cid Campeador», los nacionalistas catalanes recurrieron a un personaje real, que debió gozar de gran importancia en su tiempo pero del que se conocen pocos datos históricos, para moldear su biografía y cubrir los grandes huecos con datos legendarios. Wilfredo pertenecía a un linaje hispanogodo de la región de Carcasona (la mitología catalana fija su nacimiento en la inmediaciones de Prades, en el condado de Conflent, actualmente en el Rosellón francés). En el año 873 heredó el Condado de Urgeltradicionalmente en manos de su familia. Aprovechando la fallida rebelión del Conde de Barcelona Bernardo de Gothia contra Carlos «El Calvo», la fidelidad de Wilfredo hacia el monarca le hizo ganarse como premio el resto de condados. El noble fue el primero en aglutinar a la vez todos los títulos de los condados catalanes, siendo el fundador de la dinastía de la Casa de Barcelona.

ABC
Estatua de Wifredo «el Velloso» en Madrid
Sin embargo, Wifredo «El Velloso», que había recibido los títulos por mediación de los francos, no buscó nunca la independencia de los condados y, por supuesto, no configuró ninguna nación catalana ni nada parecido. Fue con la Capitular de Quierz –promulgada el 14 de junio de 877 por Carlos «El Calvo»– cuando se sembró el auténtico germen de la separación de los condados catalanes del Imperio carolingio. Esta orden real estableció la heredabilidad de los honores otorgados por la corona. Es decir, que a la muerte de Wifredo «el Velloso» sus títulos pasaron a sus hijos sin que fuera necesario que el Emperador del declinante Imperio carolingio eligiera al sucesor.
Lo cual no significa que se pueda hablar desde ese momento de una entidad propia y unitaria en la región catalana. En 897, a la muerte de su padre, Wifredo II Borrell se hizo cargo conjuntamente con sus hermanos Sunifredo y Miró, de los condados paternos, reservándose para él el gobierno de los condados principales, Barcelona, Gerona y Osona. No en vano, llegado el momento Wifredo Borrell viajó a Francia para rendir tributo al nuevo rey, Carlos «El Simple», donde fue investido oficialmente como conde en 899. Hubo que esperar más de un siglo más para ver la completa desvinculación de los condes de Barcelona, que terminaron aglutinando todos los títulos nobiliarios catalanes bajo una misma persona, con respecto la Corona franca.

La falsa leyenda del origen de la bandera


La falsa idea de que Wifredo «El Velloso» fue el artífice no ya de la independencia de los condados catalanes sino del nacimiento de Cataluña fue popularizada durante «la Renaixença», en el siglo XIX, por el dramaturgo Serafí Pitarra, con su frase «Fills de Guifré el Pilós, això vol dir catalans» («Hijos de Wifredo el Velloso, esto quiere decir catalanes»). Una lectura con más literatura que historia, como suele ocurrir con los relatos nacidos al abrigo del romanticismo.

Según la leyenda, «El Calvo» afirmó: «Estas serán vuestras armas, conde»


Otro mito vinculado a Wifredo es el origen de la bandera de las cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, que, en realidad, no fue usada por los Condados hasta la unión con Aragón. Según una leyenda recogida por una crónica castellana de 1492, Wifredo «El Velloso» acudió a ayudar al emperador,posiblemente a Carlos «El Calvo», durante una batalla contra los normandos. El Emperador dibujó con la sangre del noble catalán, herido en combate, cuatro barras rojas en el escudo dorado, pronunciando las célebres palabras: «Estas serán vuestras armas, conde». La historia, sin embargo, está copiada de un pasaje de la toma de Córdoba por Fernando III, donde se dice que el Rey castellano quiso premiar la valentía de uno de los caballeros empapando los dedos en la sangre del herido y dibujando en su escudo tres fajas rojas.
En realidad, el escudo de las cuatro barras probablemente lo empezó a utilizar el conde Ramón Berenguer IV, después de la unión dinástica del condado de Barcelona con el reino de Aragón, siendo el símbolo oficial del linaje a partir de su hijo, el Rey Alfonso II de Aragón.



http://www.abc.es/espana/20150423/abci-wifredo-velludo-fundador-mitico-201504222002.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por BRUC el Vie Abr 24 2015, 06:54

No existe la paradoja entre separatismo y unión. Los separatistas tienden a unirse, y no por ello dejan de ser patéticos. Otra cosa es el nacionalismo en sí y por sí, el cual no es más que una inquietud que busca identidad en base a la verdad. Para el caso de los catalanes nacionalistas, que no paran de inventar y tergiversar, su finalidad es patética, pues el nacionalismo en sí y por sí al encontrar su identidad no puede inventarse una...

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8188
Puntos patrióticos : 147675
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por El Zorro el Vie Abr 24 2015, 12:32

SAN JORDI NO ES UNA FIESTA CATALANA


El independentismo catalán ha pretendido identificar Sant Jordi como una fiesta identitaria catalana, pero nada más lejos de la realidad. Ni San Jorge, ni el libro, ni la rosa, ni tan siquiera el día o el nombre de la fiesta son catalanas.

La leyenda de San Jorge es común a muchos países de tradición cristina en todo el mundo. Es patrón nacional de países tan distantes como Bulgaria, Etiopía, Rusia, Georgia, Inglaterra o Portugal. 
El día de San Jorge se empezó a celebrar en el siglo II, pero en España la primera ciudad que lo hizo fue Cáceres, el 23 de abril de 1229. También es festivo  en las islas Baleares, Alcoy o varios pueblos de la provincia de Albacete. En Cataluña se empezó a celebrar muy tarde, en el siglo XV. 
En otras regiones de España San Jorge se celebra con más intensidad que en Cataluña, por ejemplo en Aragón es festivo, en Cataluña no. De hecho la tradición de colgar la bandera de la corona de Aragón es común a todos los territorios de la antigua corona: Aragón, Valencia, Baleares y Cataluña. Poner la senyera el Día de Sant Jordi es una tradición aragonesa, no catalana.


¿Y el libro?
La tradición de regalar un libro sí se comenzó a popularizar por primera vez en Barcelona, pero fue idea de unvalenciano: Vicente Clavel Andrés,  quien propuso al rey Alfonso XIII que instaurara el Día del Libro en homenaje aMiguel de Cervantes. Con ayuda de la Cámara Oficial del Libro de Barcelona el Día del Libro se empezó a celebrar en 1923, algo que con partidos como ERC o CIU habría sido totalmente impensable tratándose Cervantes de un autor castellano. Baste recordar que en los concursos literarios convocados por la Generalitat de Cataluña o el Ayuntamiento de Barcelona están expresamente prohibidos los autores que presenten obras en castellano, inclusive si son autores catalanes. Lo mismo ocurre con los concursos literarios y exposiciones escolares, Mossos d'Esquadra, etc.
La UNESCO declaró en 1995 al 23 de abril como el Día Internacional del Libro gracias una propuesta del Gobierno de España, recogiendo la idea que tuvo Vicente Clavel y la Cámara Oficial del Libro de Barcelona. Hoy en día muchos países han aceptado conmemorar la muerte de Cervantes: Alemania, Bulgaria, Etiopía, Georgia, Grecia, Líbano, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, México, etc.
¿Y la rosa?

La leyenda de San Jorge, data del año 303 a.C. y tiene diferentes versiones según el territorio cristiano donde se celebre. No obstante el regalo que se hace, cuando se hace, varía según el territorio. Cataluña no es el único lugar donde se regalan flores pero sí en el que ha alcanzado más popularidad.

En conclusión el día de Sant Jordi no tiene nada que ver con la independencia de Cataluña.

Esto es lo que se enseña en los colegios:
  mano cara  

El Zorro
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1181
Puntos patrióticos : 12449
Reputación : 7666
Fecha de inscripción : 21/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por Alentian el Jue Abr 30 2015, 11:29

De paseata con Ferrán de Antequera por la historia que los separatistas catalanes falsean.




Ferrán de Antequera, Eleonor de Alburquerque y Benedicto XIII, dibujo de Jaume Serra para la la Iconografía española de Valentín Carderera, 1855-1864 (colección Carderera, Biblioteca Nacional, Madrid).

Ferrán de Antequera vive en Barcelona y conoce tan bien las capitulares iluminadas de los incunables como el contenido de los tratados históricos que relatan el devenir de la Marca Hispánica, sus triunfos y sus derrotas, además de las traiciones que en su contra se arguyen en la actualidad desde los burdos falseamientos de la historia.
- “En realidad me siento preocupado ante la actual y preocupante situación política por la que atravesamos los catalanes, y específicamente los ciudadanos de Barcelona, antaño habitantes de una ciudad abierta, plural, cosmopolita, mediterránea, moderna…y ahora cada vez más secuestrada por el catetismo, la ignorancia, el fanantismo, la maldad y la mentira del nacionalismo catalán”.

- ¿ Pero el problema que hoy política y eufemísticamente algunos políticos denominan como choque de trenes, quizás sea en parte una consecuencia de la inacción de los responsables del estado que viven en Madrid durante muchos años?
- “Considero oportuno señalarlo, el separatismo se ha visto muy favorecido en su expansión, además de por el uso de la calumnia y la demagogia, por la pasividad de muchos gobiernos estatales que no han sabido manejarlo, llegando incluso a colaborar con dicho nacionalismo, pactando el permitirles políticas cada vez más desleales, no sólo hacia el resto de la nación, sino también contra la verdadera identidad catalana, la cual es desde hace muchos siglos, también muy española, y por supuesto enteramente hispana y con un pasado común al resto de la nación”.

- Ha decidido Vd publicar bajo un seudónimo y un avatar ¿Por qué?
- “La razones de utilizar un seudónimo son varias. Porque en Cataluña, dado el clima actual de hispanofobia arraigada en parte de la población catalana, debido a la continua campaña mediática, machacona y continua de calumnias a España y del usos extendido de la demagogia y el populismo (todo es culpa de Madrid), y dado el acomplejamiento de muchos venidos de otras tierras que quieren ser más catalanistas que los catalanistas, y dada también la pasividad del gobierno estatal que no obliga a respetar las leyes comunes y normas de convivencia, y varias razones más, pues he preferido ser anónimo”.

- Aún así, ha decidido Vd a compartir su conocimiento de la historia…
- “Comencé a escribir para mi mismo, como desahogo, y ahora me alegro de compartir en Twiter mis opiniones apoyadas siempre por la documentación histórica, porque aunque me sigan poco twitteros, al menos contribuyo para que se sepa que hay más Catalanes y Españoles que no se creen la gran mentira que representa el nacionalismo catalán. Porque creo que hay muchos ciudadanos que también están hartos de estar gobernados por unos sinvergüenzas, mentirosos y manipuladores, y que también viven con estupor como nuestros vecinos se tragan y repiten como loros cada una de las falacias que les señalan como ciertas, sin pensar, sin dudar y sin razonar nunca. España y Cataluña son dos identidades que van unidas, que se complementan y que no sería posible ser catalán sin ser español, como no lo era ni en 1600, ni en 1714 ni en 1814… ni lo sería tampoco hoy, ni lo será mañana”.


- ¿ Y por que su seudónimo Ferrán de Antequera?
- “Porque con Fernando de Antequera se inicia cronológicamente el odio hacia lo castellano. Y se da el hecho de que este personaje histórico es utilizado por el nacionalismo catalán, en su delirio, para señalarle como iniciador de la “muy antigua conspiración castellana” para liquidar Cataluña y su cultura. Es el primer Trastámara de Aragón y por eso es señalado como el fin de la etapa más gloriosa de la “nación catalana”, al ser Infante de Castilla, lo cual (su procedencia) es a todas luces “según la locura chovinista” la muestra de que Castilla conspiró para “hundir” a Cataluña.
Es frecuente escuchar y leer, que si en el Compromiso de Caspe, hubiera ganado el “catalán” Jaime de Urgel, y la historia hubiera sido muy diferente. Ignorando por estos catetos que Fernando I era, por parentesco, más próximo a su antecesor del que lo fuera Jaime de Urgel, y que cuando Jaime se rebeló nada más escogido Fernando como Rey de Aragón, los catalanes (la nobleza, la Generalitat) se mantuvieron fieles a Fernando y de hecho le acompañaron en la conquista del que por muchos siglos fue el condado independiente de Urgel. Además “ignoran” que con Fernando se institucionaliza verdaderamente la Generalitat, a la que solicita la traducción del latín al catalán de las cacareadas constituciones “feudales”, poniendo orden al conjunto de estos privilegios pactados con el monarca, a través de una primera compilación de las mismos. Y además los Trastámara en Aragón serán Fernando I de Aragón, Alfonso V de Aragón, Juan II de Aragón y Fernando II de Aragón…tal y como hubo antes que ellos Jaimes y Pedros de Aragón.
También olvida, el chovinismo catalán, que unos años después de Caspe, durante la guerra civil catalana, se ofrece, por parte de lado opuesto a Juan II (hijo de Fernando), la corona, precisamente a Enrique de Trastámara, hermanastro de Isabel la Católica, el cual acepta, llegándose a acuñar incluso moneda con su efigie”.
Antonio de Bofarull

¿Es decir, que las teorías conspiratorias y el falseo de la historia tienen su epicentro en el avatar que Vd ha elegido?
- En realidad el iniciador de esta “teoría” de que con Fernando I se inicia la decadencia de la “poderosa nación catalana” y su “castellanización” fruto de una teoría “conspiradora” castellana muy elaborada, fue un tal Antonio Bofarull, archivero de la Corona de Aragón. Bofarull y su familia controlaron el Archivo durante un siglo. Famoso es Don Próspero Bofarull, tío de Antonio, el cual fue acusado y demostrado culpable de haber eliminado nombres aragoneses, castellanos, etc..dejando únicamente nombres catalanes en su explicación de la Repoblación (Llibre del Repartiment) de Valencia, dejando entrever que sólo había sido repoblado este Reino por catalanes. El aragonés Antonio Ubieto descubrió y demostró este hecho. De la época en la que esta familia se ocupa del Archivo, se comenta a menudo que datan las “casuales” desapariciones de documentos de los que se tiene constancia haber permanecido en el Archivo en fechas anteriores al primer Bofarull.
En cualquier caso Antonio Bofarull, es uno de los iniciadores del movimiento Renaixença, el catalanismo cultural. Para ello, y para recrear un pasado glorioso y dar matices propios del Romanticismo de Walter Scott, no duda este personaje chovinista, manipulador, falsificador de la historia (al igual que su tío), de re-interpretar hechos históricos y tergiversar y modificar términos, como por ejemplo rebautizar a la Corona de Aragón, con un nuevo nombre muy aceptado hoy por el nacionalismo catalán: “Confederación Catalano-Aragonesa”.
Existen más “perlas” de Bofarull. Pero en el caso específico de Fernando I, Antonio Bofarull escribió “La orfeneta de Menargues ó Catalunya agonisant” en la que da pie a la teoría castellana de querer liquidar Cataluña. Poniendo así, Bofarull, la primera piedra del cada vez más (a partir de él) odio hacia todo lo castellano. Odio que finalmente derivó en odio hacia todo lo español, situación que tan bien conocemos hoy.

Pues sabe Vd que le digo. Que es un honor que haya decidido Vd acompañarnos de Paseata para así conocer nuestra historia común.

Alentian
17-Cabo 1º
17-Cabo 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 720
Puntos patrióticos : 5710
Reputación : 2189
Fecha de inscripción : 04/04/2014
Localización : Reino de Valencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por El Zorro el Lun Ago 17 2015, 11:41

Y es que las mentiras tienen las patas cortas. Compruébenlo con estas recientes palabras de Pere Gómez, miembro de ERC de Olot;

"Como no soy historiador, me permito ser más contundente y explícito [...] El Reino de España no existía en 1714. Cataluña era independiente hasta la derrota de la guerra, hasta el Decreto de Nueva Planta"

Chocando con la realidad histórica...



¿Bastante patético, verdad?   risa

El Zorro
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1181
Puntos patrióticos : 12449
Reputación : 7666
Fecha de inscripción : 21/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Jue Sep 03 2015, 02:47

TRES EFEMÉRIDES HISTÓRICAS QUE EL INDEPENDENTISMO NO QUIERE RECONOCER


PRIMERA EFEMÉRIDE

En fecha tan tardía como 1893, Francesc Cambó inició la tarea de predicar el catalanismo por las tierras de Cataluña. Sería él mismo quien, en sus Memorias, describiría el ambiente con que se encontró.

En su conjunto, el catalanismo era una cosa mísera cuando, en la primavera de 1893, inicié en el mi actuación (...) Organizamos excursiones por los pueblos del Penedés y del Vallés, donde había algún catalanista aislado (...) no creo que hiciéramos grandes conquistas: los payeses que nos escuchaban no llegaban a tomarnos en serio (...) Aquél era un tiempo en el que el catalanismo tenía todo el carácter de una secta religiosa. Puede decirse que todos los catalanistas se conocían entre sí.

Las palabras de Cambó serían confirmadas por Josep Pla, que añadiría:

Los catalanistas eran muy pocos. Cuatro gatos. En cada comarca había aproximadamente un catalanista: era generalmente un hombre distinguido que tenía fama de chalado.

Desde luego, no dejaba de ser una situación peculiar la descrita por los dos ilustres catalanes si se tiene en cuenta que, de acuerdo con los postulados del nacionalismo, Cataluña es una nación oprimida por España. Por el contrario, lo que escribían sobre la situación de hace más de un siglo Cambó y Pla resulta lógico si se tiene en cuenta que, en términos reales y no míticos, fidedignos y no mentirosos, la historia de Cataluña y de los catalanes siempre ha sido la historia de España.
 
 
SEGUNDA EFEMÉRIDE

Desde luego, los romanos –que crearon el término Hispania– siempre incluyeron en sus límites los territorios de la que, ya muy avanzada la Edad Media, sería Cataluña. No en vano Tarraco, la actual Tarragona, fue capital de una de esas Hispanias. Lo mismo sucedió cuando, deshecho el Imperio Romano, se estableció en la Península un dominio visigodo que cristalizaría en un Reino de España.

Significativo resulta, por ejemplo, que la primera capital de ese reino, con Ataúlfo, estuviera en Barcelona. Sabido es que muy pronto la capital, con lógica irrefutable, se trasladó al centro de la Península, y más concretamente a Toledo, pero a esas alturas los escritores visigóticos, con Isidoro de Sevilla a la cabeza, hablan de una nación llamada España cuyas raíces son romanas y cristianas y a la que han llegado recientemente los godos. Semejante visión no quebró –todo lo contrario– cuando la invasión islámica de 711 pulverizó el reino visigótico. El reino, no España, que se aprestó inmediatamente a la resistencia frente al invasor musulmán.

En un intento de protegerse de un ataque islámico, los reyes francos se apoderaron de unos territorios situados al sur de los Pirineos, a los que denominaron Marca Hispánica (nombre, ciertamente revelador,) y a los que convirtieron en zona de salvaguarda. Sin embargo, de manera bien significativa, los monarcas francos fueron conscientes de que aquel territorio que siglos después sería Cataluña era ya entonces España.
 
 
TERCERA EFEMÉRIDE

En abril de 815, poco después de la creación del condado de Barcelona como separación entre el reino de los francos y los musulmanes, Ludovico Pío, rey de Aquitania y soberano de Septimania, promulgó un precepto destinado a la protección de los habitantes del condado de Barcelona y otros condados subalternos. En el texto se habla, literalmente, de los "españoles" Juan, Chintila y un largo etcétera, y, sobre todo, se dice algo enormemente interesante sobre los habitantes de lo que ahora denominamos Cataluña:

Muchos españoles, no pudiendo soportar el yugo de los infieles y las crueldades que éstos ejercen sobre los cristianos, han abandonado todos sus bienes en aquel país y han venido a buscar asilo en nuestra Septimania o en aquella parte de España que nos obedece.

En el documento –como era de esperar– no aparece la palabra "Cataluña" ni la palabra "catalanes" porque eran ideas aún inexistentes, pero sí se hace referencia a cómo esa zona territorial formaba parte de España y a que sus habitantes eran españoles.

Hasta el año 1096 la familia de los condes de Barcelona –que seguían siendo vasallos del reino franco– fue de origen extranjero, y, con la excepción de Berenguer III, que se casó con María, hija del Cid Campeador, los matrimonios siempre se contrajeron con mujeres procedentes de algún lugar situado al norte de los Pirineos.

En el año 1137 un conde de Barcelona llamado Ramón Berenguer IV rompió con esa tradición, seguida durante siglos por sus antecesores, y contrajo matrimonio con la princesa Petronila de Aragón. De esta manera, el condado de Barcelona –que ni era Cataluña, ni era una nación catalana, ni tenía pretensión de serlo– volvía a reintegrarse en el proceso de reconstrucción, de reconquista, de una España que había estado a punto de desintegrarse por completo a causa de la invasión islámica. Y lo hacía como parte no de una confederación catalano-aragonesa, como dicen los nacionalistas, a pesar de que jamás aparece tal nombre en las fuentes históricas, sino como parte de la Corona de Aragón.

Esa conciencia de que Cataluña era tan sólo una parte de España y no una nación independiente la encontramos también en los reyes que ejercieron sobre ella su soberanía. Cito algunos ejemplos:

Cuando, en 1271, Jaime I salió del Concilio de Lyon, tras haber ofrecido la cooperación de sus hombres y de su flota para emprender una cruzada, exclamó: "Barones, ya podemos marcharnos; hoy a lo menos hemos dejado bien puesto el honor de España".

De la misma manera, cuando socorrió a Alfonso X de Castilla en la lucha contra los moros de Murcia, Jaime I sostuvo que lo hacía "para salvar a España".

De manera semejante, el rey Pedro III afirmó que había salvado el honor de España al acudir a Burdeos para batirse con Carlos de Anjou, manteniendo su palabra.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Dom Sep 20 2015, 15:47

Miles de catalanes huyeron de su tierra para refugiarse en el bando franquista


Con motivo de la marea de refugiados de Oriente Medio que ocupa las portadas de la prensa mundial en estos días, Pep Guardiola ha dicho una gran verdad al recordar que también los catalanes fueron refugiados en tiempos pasados.

Efectivamente, al estallar la guerra civil miles de catalanes salieron por Francia o por mar para refugiarse en las filas del bando sublevado. Fueron tantos los que se refugiaron en la capital donostiarra, la primera ciudad en territorio franquista tras cruzar Francia, que corrió la broma de rebautizarla como San Sebastià de Guíxols.

Otros muchos se refugiaron en Burgos, donde fundaron la influyente revista de propaganda Destino, nombre proveniente de la frase joseantoniana "España es una unidad de destino en lo universal". Junto a Xavier de Salas i Bosch, Josep Maria Fontana Tarrats, Josep Vergés i Matas, Ignasi Agustí y Juan Ramón Masoliver, merecen ser señalados tres de los principales dibujantes y guionistas de Flechas y Pelayos, Valentí Castanys i Borràs, Josep Serra i Massana y José María Canellas i Casals.

También hubo catalanes que se refugiaron en Francia, como los encargados por Francesc Cambó de organizar la Oficina de Propaganda y Prensa de París, u Oficina Catalana de París, dedicada a defender el bando franquista ante la opinión pública europea y organizar su servicio de espionaje: Joan Llonc, Joan Ventosa y Joan Estelrich, entre otros muchos refugiados catalanes como Josep Pla.

Otros lo tuvieron más cómodo y pudieron refugiarse desde el primer momento en territorio franquista, como los dos principales apoyos eclesiásticos de Franco, los cardenales catalanes Enrique Pla e Isidro Gomá, así como el obispo que escribió que "es nuestro deber manifestar al Señor nuestro agradecimiento y pedirle por el triunfo definitivo del glorioso Ejército Nacional": el catalán Josep Cartañà i Inglés.

Además de estos eclesiásticos, cientos de personalidades catalanas ya refugiadas (Cambó, Durán y Ventosa, Mompou, d'Abadal, Gaziel, Eugenio D'Ors, Salvador Dalí, Llorenç Riber, Octavi Saltor, Joan Baptista Solervicens, Manuel Brunet, Josep M. Massip, Ferran Valls i Taberner, Antonio Griera, Llorenç Villalonga, Josep M. Tallada, Martí de Riquer, Carles Sentís, Ricard Gay de Montellà, Pere Pruna, Higini Anglès, Josep M. Tous, etc.), dirigieron a Franco la siguiente declaración de apoyo:

Como catalanes, afirmamos que nuestra tierra quiere seguir unida a los otros pueblos de España por el amor fraternal y por el sentimiento de la comunidad de destino (...) Como catalanes, saludamos a nuestros hermanos que, a millares, venciendo los obstáculos que opone la situación de Cataluña, luchan en las filas del ejército libertador y exhortamos a todos los catalanes a que, tan pronto como materialmente les sea posible, se unan a ellos.

Cuando en enero de 1939 entraron en Barcelona las tropas vencedoras, el general Juan Bautista Sánchez, de la V División de Navarra, declaró sobre el recibimiento de los barceloneses:

En ningún sitio, os digo, en ningún sitio nos han recibido con el entusiasmo y la cordialidad que en Barcelona.

Comenzó así un régimen durante el que Cataluña se enriqueció notablemente, sin duda muy por encima de otras regiones españolas. Dado su mucho menor desarrollo económico y sus mucho menos generosas inversiones gubernamentales, dichas regiones enviaron miles de emigrantes hacia las regiones más ricas, sobre todo a una Cataluña mimada por los sucesivos gobiernos de Franco, donde abundaron los ministros catalanes como Joaquín Bau y Nolla, Francisco Serrat y Bonastre, Eduardo Aunós, Demetrio Carceller, Joaquín Planell y Riera, Pedro Gual Villalbí, Laureano López Rodó o Enrique García-Ramal. Y, por supuesto, no hay que olvidar a los miles de alcaldes, gobernadores, procuradores y diplomáticos catalanes del régimen.

El evangelio nacionalista ha establecido –sin duda con aplastante éxito, como han demostrado, una vez más, las declaraciones de Guardiola– que bajo el régimen del gallego Franco, flanqueado por innumerables vascos y catalanes, a los castellanos les correspondió el papel de opresores y a los catalanes y vascos, el de oprimidos. Incluso el de refugiados. Y el de refugiados por su condición de catalanes, lo que es el colmo de la desvergüenza.

Hubo un eminente intelectual que, con motivo de una carta que el lendakari Aguirre dirigió a Eisenhower con ocasión de su visita a España en 1959, carta en la que reiteraba los tópicos de siempre, le respondió así, sin nunca recibir respuesta:

Con frecuencia se presenta al régimen como un opresor de las libertades de Euskadi y de Cataluña, y se atribuye esta opresión a España; o a Madrid. Este modo de hablar y de escribir y de pensar es una tremenda injusticia a los españoles no-vascos y no-catalanes, y sobre todo a Madrid (...) Y aún diré más. Si se va a intentar un mapa de España coloreando aproximadamente la densidad de eso que nos oprime a todos, no serían ni Cataluña ni Euskadi las regiones más blancas. Y aún diré más: este régimen vino con la ayuda fervorosa y aun heroica de los navarros; lo manda un gallego; lo apoyan los banqueros vascos y catalanes; y en su alto personal político y diplomático predominan vascos y catalanes.

Y en 1960, ante la acusación de castellanismo del régimen lanzada porJoan Cuatrecasas, delegado general de la Generalidad en Argentina, esta misma persona le reprochó

la tendencia a presentar el régimen de Franco como opresor de Cataluña y de Euzkadi, como si Andalucía y Castilla, Extremadura y Aragón, no sufrieran tanta opresión como Euzkadi y Cataluña (...) la tendencia a olvidar que el régimen está apoyado y servido por gallegos, vascos y catalanes en cantidad más que proporcional, tanto que el querer representarlo como una opresión de la periferia por Castilla podría fácilmente invertirse, representándolo como una opresión de Castilla por la periferia.

Este gran desvelador de falacias fue el gallego Salvador de Madariaga, egregio republicano que de refugios supo un rato. Pues refugiado estuvo en el extranjero desde 1939 sin poder regresar a su patria hasta 1976, sólo dos años antes morir.


http://www.libertaddigital.com/cultura/historia/2015-09-18/jesus-lainz-guardiola-tiene-razon-76711/

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Dom Sep 20 2015, 15:59

"Fueron los catalanes franquistas quienes iniciaron la represión en Cataluña"

El escritor cierra con La caída de Cataluña una trilogía que inició con La batalla del Ebro y siguió con La batalla de Madrid. Esta última entrega repasa el final de la República y el éxodo a Francia.


Ha ejercido el periodismo, ha cultivado la novela y ha publicado ensayos. O sea que Jorge Martínez Reverte (Madrid, 1948) ya era un escritor muy completo cuando apareció La batalla del Ebro en el año 2003. Ahora bien, con la trilogía que llevaba en la cabeza y que cierra este último libro, ha encontrado la horma de su zapato literario, ha alcanzado el éxito de público y el reconocimiento de la crítica, pese a no ser un historiador profesional. "Además y, sobre todo, ha significado para mí una auténtica experiencia literaria, mayor que la que proporciona escribir una novela", comenta este autor que concibió la idea de esta trilogía sobre la Guerra Civil tras editar unas memorias de su padre tituladas Soldado de poca fortuna.


¿A qué atribuye la gran acogida que sus libros han tenido cuando algunos se quejan de inflación de libros sobre el conflicto?

Supongo que mis narraciones llegan al estómago de los lectores. La historia de la guerra no puede contarse sin incluir lo que sentía la gente en las trincheras. Creo que hay que combinar el rigor histórico para explicar las importantes decisiones políticas o militares, pero al mismo tiempo había que dar la voz a la gente, a la perspectiva de los combatientes o de los civiles de la retaguardia. Y la mayor dificultad, al principio, fue encontrar o bien memorias y autobiografías de protagonistas o bien testimonios orales. Este país es enormemente ágrafo y, a diferencia de otros, aquí poca gente ha narrado sus experiencias de la guerra y, menos aún, las ha divulgado. Los dos libros anteriores me han permitido dar a conocer mi trabajo y en La caída de Cataluña ya he podido contar con unos 40 testimonios directos, ya sean escritos u orales.

P. Entre estos testimonios figuran el de su padre y el de dos amigos de él.

R. Ha sido algo conmovedor para mí. Además, las tres memorias coinciden en casi todos los episodios que describen y los tres no pudieron consultarse entre ellos. A uno de sus amigos lo busqué yo, del relato del otro supe por una sobrina. Mi padre se pasó a los franquistas tras la caída de Barcelona, no lo tomaron en serio y lo encarcelaron. Manuel Vaqué consiguió fugarse a Barcelona desde el frente y, por último, Eladio de Juan pasó la frontera camino de Francia. Los tres habían luchado en primera línea con las unidades militares de El Campesino.

P. ¿Por qué cree usted que se ha cultivado tan poco en España el género memorialista?

R. Una parte de la desmemoria obedece a la incultura, a la falta de gente formada y educada en aquella época. Otra razón se refiere al pudor, a una vergüenza por contar la propia vida. A mí me costó mucho convencer a mi padre para que relatara su vida. Un tercer motivo puede aludir a que muchos de los que participaron en la guerra eran muy jóvenes y cometieron entonces muchos disparates, fueron testigos de muchas barbaridades y quizá desearon olvidar.

P. En sus narraciones abunda la tragicomedia y el esperpento en muchos pasajes.

R. Claro. Si exceptuamos el puro horror, que cabe recordar que está muy presente durante toda la guerra, se mezclan las chapuzas con las bombas, la tragedia con el esperpento.

P. ¿Era inevitable la derrota de la República?

R. A partir de la invasión nazi de Checoslovaquia en 1938 se convirtió en inevitable porque las democracias occidentales, especialmente el Reino Unido y Francia, dieron la espalda a la República española. Estos dos países son los principales responsables del abandono internacional de la República. Cabe subrayar también que en el Reino Unido se impusieron los conservadores que estaban espantados con las matanzas de religiosos en la zona republicana o con el aniquilamiento de nacionales en Paracuellos. En el caso francés el Frente Popular sufrió siempre mucha inestabilidad y fue incapaz de presentar una posición de apoyo unánime a la democracia española. Además, los diplomáticos del bando rebelde jugaron mejor sus cartas en Londres y en París.

P. Cuando comenzó la ofensiva franquista en Cataluña, el frente se derrumbó con relativa facilidad. ¿Por qué?

R. Influyeron varios factores. En primer lugar, las fuerzas militares republicanas estaban muy desgastadas y desmoralizadas después de dos años y medio de lucha y de la derrota en la batalla del Ebro. Otra causa fue la desafección, la retirada del apoyo a la República de un sector del nacionalismo catalán que, a partir de 1938, comenzó a buscar una paz por separado con los vencedores. Esquerra Republicana daba la guerra por perdida y, junto con el PNV, negoció por su cuenta. En definitiva, se puede afirmar que el bando republicano en Cataluña no fue una piña como ocurrió durante la defensa de Madrid.

P. En su libro aparece con nitidez que los catalanes seguidores de Franco, falangistas y otros grupos, fueron quienes dirigieron la represión en ciudades y pueblos conquistados.

R. Sin duda alguna fueron los franquistas catalanes quienes iniciaron la represión en Cataluña en el invierno de 1939. De todos modos, fue la tónica general en toda España según avanzaban las tropas franquistas, es decir, que los vecinos de las distintas plazas ocupadas eran aquellos que entraban con las listas negras para que el Ejército nacional comenzara la represión. Las fuerzas nacionales fueron, pues, un Ejército de ocupación no sólo en Cataluña, sino también en Castilla, en Valencia, en Extremadura o en Aragón. En una palabra, los que diseñan la represión en Cataluña son catalanes, un hecho que se olvida con frecuencia, no siempre pero sí con frecuencia. Por otra parte, los dos ideólogos más relevantes del nacionalcatolicismo fueron dos prelados catalanes, Isidro Gomá y Enrique Pla y Deniel. Ellos fueron los que bautizaron como cruzada la sublevación militar.

P. Resultan impresionantes sus relatos sobre la retirada, huida en desbandada en muchas ocasiones, de las fuerzas republicanas.

R. Muchas unidades se deshacen durante el avance franquista a lo largo de Cataluña, de oeste a este. En realidad, muchos soldados catalanes lo único que desean es marcharse a casa, quitarse el uniforme, confundirse con la población civil y terminar con la guerra de una vez. Es muy significativo que los últimos defensores de Barcelona fueran soldados que habían intervenido en la batalla de Madrid, 2.000 hombres del Quinto Regimiento.

P. Los catalanes que piensan que pueden sufrir represalias escapan a Francia en un éxodo impresionante.

R. Sí, pero lo que ocurre es que esa huida de proporciones gigantescas está integrada por catalanes, pero también por andaluces, por castellanos, por aragoneses...

En una palabra, por muchos refugiados que han ido llegando a lo largo de la guerra desde distintos frentes. La caída del frente de Cataluña permitió a los vencidos escapar a Francia. Fue, dentro de la tragedia, una ventaja porque la derrota que les esperaba, semanas después, a los madrileños o a los valencianos no incluía posibilidad de escapar.


http://elpais.com/diario/2006/03/25/babelia/1143245828_850215.html

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por ilustrado el Dom Sep 20 2015, 16:11

Catalunya recibe con entusiasmo a las tropas de Franco

El nacionalismo catalán nos ha contado que la Guerra Civil fue un conflicto de Cataluña contra "España", y que la Cataluña de Companys era un paraíso. Es falso. Lo que de verdad sucedió puede verse en estas imágenes.







ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1952
Puntos patrióticos : 57245
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por El Zorro el Jue Sep 24 2015, 10:16

En los últimos años se ha impuesto en Cataluña que la Guerra de Sucesión de 1714 o la Guerra Civil de 1936 fueron “invasiones” por parte de España. O que personajes como Colón o Cervantes no eran de donde se creía... sino catalanes



En las nuevas enciclopedias que han empezado a circular en Cataluña en los últimos años se pueden encontrar referencias al “escritor catalán” Ausias March o al “pintor catalán” Pablo Picasso. Dos tergiversaciones de nuevo cuño –el primero era valenciano y el segundo nació en Málaga– que sirven de ejemplo de cómo se ha empezado a moldear la historia de Cataluña desde los sectores más soberanistas. Cuenta el historiador José Luis Corral en su libro La Corona de Aragón: manipulación, mito e historia que los nacionalismos siempre han necesitado de “rotundos” hechos fundacionales para asentar sus posiciones políticas. Uno de los primeros catalanistas en manipular hechos históricos fue Antonio de Bofarull y Broca (1821-1892), director del Archivo de la Corona de Aragón (ACA) en la segunda mitad del siglo XIX y que en 1872 presentó un libro titulado La Confederación catalano-aragonesa. El éxito fue arrollador y este término se generalizó en libros, guías y folletos editados en Cataluña, y aun fuera de ella. Desde entonces, decenas de historiadores no han dejado de hablar de esa inexistente “Confederación catalano-aragonesa” o de conceptos erróneos como “Corona catalano-aragonesa”, “Reyes de Cataluña”, “conde-reyes” o los “Países catalanes”.

Bofarull era hijo de Próspero de Bofarull y Mascaró (1777-1859), un nacionalista romántico que también dirigió el citado ACA entre 1814 y 1840 y de nuevo entre 1844 y 1849. Próspero fue un miembro destacado del movimiento nacionalista catalán conocido como la Renaixença, que surgió a finales del reinado de Fernando VII, y estaba obsesionado por convertir a Cataluña en el centro del universo. Tenía a su alcance los fondos documentales más importantes de la Corona de Aragón y se puso manos a la obra: primero escribió un libro sobre los condes de Barcelona, que se publicó en 1836, y después pretendió demostrar que la conquista del Mediterráneo por la Corona de Aragón había sido “una empresa catalana” gracias a los almogávares.

También se atribuye a Próspero de Bofarull la desaparición del primero de los testamentos de Jaime I, el del año 1245. Este documento, contrario a las tesis pancatalanistas, estaba registrado en el ACA con el número 758 de su serie de Pergaminos. Según Antonio Ubieto, a mediados del siglo XIX en el ACA se “suprimió y se quemó cuanto hizo falta”. Así que el citado documento, que conocieron Jerónimo Zurita y otros historiadores anteriores a mediados del siglo XIX, sigue extraviado, al menos desde 1868.
Desde que los Bofarull manipularon y falsificaron la historia de la Corona de Aragón, han sido muchos los que se han sumado a esta tarea. Por ejemplo, en la última Enciclopedia catalana se define a la “Corona catalano-aragonesa” como un “Estado llamado también modernamente unión o confederación catalano-aragonesa que se ha desarrollado históricamente en los Países catalanes y Aragón en los siglos XII y XVIII (…) Originada por la unión dinástica de Cataluña y Aragón en 1137 (…) Alfonso I de Cataluña-Aragón (…) El título de conde-rey ha sido dado por la historiografía moderna”. Con todo, no es lo peor. He aquí los diez principales mitos históricos que se han creado desde Cataluña:
GUERRA DE “ESPAÑA CONTRA CATALUÑA”
La Diada conmemora la caída de Barcelona en 1714, en lo que se presenta como una guerra de España contra Cataluña. Sin embargo, la Guerra de Sucesión no fue un conflicto hispano-catalán, sino una guerra civil dinástica, solapada con una guerra europea. La nobleza se dividió en toda España entre Felipe V y el pretendiente, Carlos de Austria. Las instituciones catalanas, valencianas y aragonesas se unieron a este por la promesa de mantener sus fueros, pero el pueblo intervino poco. No hubo tropas catalanas en las batallas campales, como Almansa. Es más, la mayoría de los combatientes eran extranjeros, franceses con Felipe V, anglo-holandeses con Carlos. La profanación de iglesias por estos –eran protestantes– los hicieron más odiosos que los franceses para el pueblo español, incluido el catalán.

http://www.tiempodehoy.com/espana/los-diez-mitos-historicos-del-catalanismo

El Zorro
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1181
Puntos patrióticos : 12449
Reputación : 7666
Fecha de inscripción : 21/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera y auténtica Historia de Cataluña

Mensaje por Juanma_Breda el Vie Sep 25 2015, 01:13

O sea, que extraviaban y quemaban documentos o simplemente los destruía para crear su versión catalana.

Realmente patético y bochornoso.

Juanma_Breda
44-Subteniente
44-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4158
Puntos patrióticos : 30302
Reputación : 12890
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.