Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 10:32 por deuteros

» Tras el chorizo, ahora llega la paella dulce
Hoy a las 10:03 por Lucía

» Coros del ejercito ruso interpretando una Jota aragonesa
Ayer a las 23:42 por Lucía

» Colau desprecia el español y convoca a los barceloneses en catalán, árabe y tagalo
Ayer a las 23:18 por Juanma_Breda

» La ministra de Integración noruega: "Aquí comemos cerdo, bebemos alcohol y mostramos nuestro rostro".
Ayer a las 22:51 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Ayer a las 21:18 por HIMNOSHISTORICOS

» Clases de progres
Ayer a las 20:58 por HIMNOSHISTORICOS

» Karmele Marchante pide que quemen CaixaBank y Banco Sabadell por su boicot a la independencia de Cataluña.
Ayer a las 18:28 por Neilo65

» El líder de la derecha alternativa, condenado por preguntar sobre los marroquíes.
Ayer a las 18:05 por Juanma_Breda

» Burkas, mezquitas y propaganda homosexual: prohibidas en un pueblo de Hungría.
Ayer a las 18:01 por Juanma_Breda

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Ayer a las 14:38 por caspatroeivissa

» El 6-D para los independentistas: trabajar, quemar una Constitución y criticar la Carta Magna en el exterior
Ayer a las 14:31 por caspatroeivissa

» Atleti: lo del estadio, vale… ¿pero lo del nuevo escudo?
Ayer a las 13:32 por HIMNOSHISTORICOS

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Ayer a las 13:23 por HIMNOSHISTORICOS

» Kichi enseña a las paradas de Cádiz a estimularse el clítoris para buscar empleo
Ayer a las 10:40 por Valle

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 135 SOBRE LO CACAREADO EN EL PARLAMENTO RECIENTEMENTE
Ayer a las 10:29 por Antonio García Fuentes

» Identidad Mitológica vasca
Vie Dic 09 2016, 20:21 por ilustrado

» Anti-Colonialismo moderno por Bartolomé de las Casas
Vie Dic 09 2016, 20:16 por ilustrado

» Quieren legalizar la pedofilia y la pederastia.
Vie Dic 09 2016, 19:28 por ruedex

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 09 2016, 12:29 por La Revolución por Hacer

» Vídeos de Humor
Vie Dic 09 2016, 10:22 por HIMNOSHISTORICOS

» LA FLOR DE PASCUA Y SU HISTORIA
Vie Dic 09 2016, 09:37 por Antonio García Fuentes

» Franco conoció al detalle la conspiración monárquica de 1948
Vie Dic 09 2016, 07:01 por BRUC

» Sobre las tarjetas BLACK y la Agencia Tributaria
Jue Dic 08 2016, 20:26 por Valle

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Jue Dic 08 2016, 18:30 por Valle

» Ideología de género contra el sentido común
Jue Dic 08 2016, 18:18 por Clemente

» El milagro de Empel.
Jue Dic 08 2016, 12:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Iker Jiménez denuncia la última moda en censuras: prohibir los belenes navideños
Jue Dic 08 2016, 12:33 por HIMNOSHISTORICOS

» SE CONFIRMA LA RELACIÓN PODEMOS-SOROS!! (Conspiración??)
Jue Dic 08 2016, 12:25 por HIMNOSHISTORICOS

» Miniserie "El padre de Cain"
Jue Dic 08 2016, 11:49 por HIMNOSHISTORICOS

» Nuevo batacazo en taquilla de "La Reina de España"
Jue Dic 08 2016, 02:16 por Neilo65

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Jue Dic 08 2016, 01:10 por ruedex

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Jue Dic 08 2016, 00:17 por ruedex

» Adoctrinamiento Catalán y consecuencias.
Miér Dic 07 2016, 21:11 por El Zorro

» Un vídeo parodia a las feministas radicales y el autor sufre una ola de injurias y amenazas
Miér Dic 07 2016, 18:38 por Neilo65

» Los globalistas pierden en Italia y ganan en Austria con trampas.
Miér Dic 07 2016, 12:12 por Juanma_Breda

» POBREZA Y RIQUEZA: ¿CÓMO DEFINIR AMBAS?
Miér Dic 07 2016, 09:32 por Antonio García Fuentes

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Miér Dic 07 2016, 05:16 por Lucía

» bienvenida
Mar Dic 06 2016, 22:02 por avocado33

» 6 de diciembre: NADA QUE CELEBRAR
Mar Dic 06 2016, 20:10 por Valle

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Mar Dic 06 2016, 19:07 por PoM

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Mar Dic 06 2016, 17:41 por HIMNOSHISTORICOS

» Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente
Mar Dic 06 2016, 16:40 por HIMNOSHISTORICOS

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Mar Dic 06 2016, 16:16 por Mastieno

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Dic 06 2016, 14:43 por HIMNOSHISTORICOS

» 1785 motivos para presumir de ser español
Mar Dic 06 2016, 12:50 por Invitado

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Mar Dic 06 2016, 12:32 por JoséUEI

» Me presento
Mar Dic 06 2016, 10:58 por JoséUEI

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Mar Dic 06 2016, 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Mar Dic 06 2016, 01:09 por Neilo65

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Pensamiento Nacional-sindicalista de Ramiro Ledesma

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pensamiento Nacional-sindicalista de Ramiro Ledesma

Mensaje por ilustrado el Vie Abr 04 2014, 23:58

RAMIRO LEDESMA, FUNDADOR DEL NACIONAL-SINDICALISMO


Fue filósofo, novelista, periodista e ideólogo español. Pasó a la historia del pensamiento español por ser el fundador de las Juntas Ofensivas Nacionales Sindicalistas (JONS) y uno de los teóricos que más influencia ejerció en la concepción del movimiento político conocido como Nacional-Sindicalismo.




Ramiro Ledesma Ramos nació en Alfaraz de Sayago (Zamora) el 23 de mayo de 1905, en el seno de una familia de maestros y clase media, fue el cuarto hijo de Manuel Ledesma Herrero, maestro de escuela, e Isabel Ramos Marcos. Por motivos laborales la familia se trasladó al vecino pueblo de Torrefrades, donde Ramiro pasó gran parte de su infancia y toda su adolescencia. Sació su curiosidad juvenil en la biblioteca de su abuelo, y en 1921 obtuvo plaza de oficial de Correos, destinado en 1922 al Correo Central de Madrid.

En Madrid se matriculó en el Instituto de San Isidro, en esos años escribió El Sello de la Muerte (1924) y El Quijote y nuestro tiempo.

En 1926 inició sus estudios universitarios y adquirió las Licenciaturas en Filosofía y Letras, y en Ciencias Físicas y Matemáticas por la Universidad de Madrid, recibiendo además la Licenciatura en Derecho a título póstumo, así como el reconocimiento posterior del régimen franquista con la Palma de Plata del Movimiento.

Discípulo de José Ortega y Gasset, Manuel B. Cosío y Fernando de los Ríos profundizó en el estudio del filósofo Martin Heidegger y colaboró, desde muy joven, en La Gaceta Literaria, revista literaria donde se expresaba la Generación del 27, que a partir de 1930, dirigida por Ernesto Giménez Caballero, derivaría hacia posturas de inspiración fascista, y  también colaboró en la Revista de Occidente. Por entonces escribió, también, su única novela, El sello de la muerte.

Entabló contacto con Ernesto Giménez Caballero, César Muñoz Arconada, Agustín de Foxá, Salvador Dalí y otros intelectuales y artistas españoles. Se dio a conocer escribiendo artículos en La Gaceta Literaria, La Revista de Occidente y El Sol, y asistiendo y destacándose en el Ateneo de Madrid.

Admiró al fascismo italiano y al nacional-socialismo alemán, pero motivado por los textos de Curzio Malaparte, quien articuló las bases del nacional-sindicalismo en España. Esta era una doctrina estatalista partidaria de la planificación económica, calificada como sindicalismo nacional.

Pero sus tesis estuvieron durante un tiempo influidas por la línea ideológica de revolucionarios heterodoxos franceses e italianos como Georges Eugène Sorel y por algunos aspectos, prácticamente estéticos, del sindicalismo anarquista.

Con todo, lo que realmente preocupó a Ramiro Ledesma Ramos fue:

1- el abandono de las tácticas de aproximación a los intentos subversivos de los anarcosindicalistas
2- un afán de crear su propia doctrina
3- la unidad de España
4- el respeto a la tradición religiosa

En su ideario se manifestó en oposición radical al marxismo, demandó una revolución social y económica, a base de la sindicación obligatoria, también estuvo a favor de la intervención nacional de la riqueza y la plena dignificación de los trabajadores.

Para su difusión, se sirvió de los 23 números del semanario La Conquista del Estado, reflejo del italiano La conquista dello Stato, en la que propugnaba una política no parecida a la de los nazis, sino a la de los socialistas de Benito Amilcare Andrea Mussolini, que no es lo mismo. Entonces tenía 25 años cuando ocupó la dirección de esta revista, cargo que efectuó desde marzo a octubre de 1931, coincidiendo este momento con su irrupción en la política activa.

Extraña para quienes le conocían antes, para quienes habían asistido a su primera juventud de estudioso de la Filosofía y las Matemáticas, reflejada en sus trabajos de la Revista de Occidente, pero que él justificará luego señalando que: “Toda novedad auténtica está condenada por radical designio, a no ser comprendida. Es el caso de las juventudes cuando acometen la creación de nuevos estilos de vitalidad”.

El periódico, en el que colaboraban principalmente Giménez Caballero, Juan Aparicio, Souto Vilas, Emiliano Aguado, y Bermúdez Cañete entre otros, estaba vinculado a dos consignas fundamentales: nacionalismo profundo y revolución de carácter económico-sindical. Por ello, Ledesma fue encerrado durante diez días en la cárcel Modelo de Madrid, acusado de complot contra la II República Española. El 25 de julio de 1931 es suspendido el periódico no reanudando la publicación hasta el mes de octubre, en cuyo número, se anunciaba la próxima fundación de la organización política (J. O. N. S.).

Inmediatamente después difundió Libertad, y el 30 de noviembre de 1931 fundó las Juntas Ofensivas Nacional Sindicalistas (JONS). Su espíritu respondía a una profunda inquietud social y a una actitud Nacional Sindicalista. Según su fundador:

“Las JONS equivalían al abandono de las tácticas de aproximación a los intentos subversivos de los anarcosindicalistas. Un afán de crear la propia doctrina. Quieren la unidad intangible de España. Postulan el respeto a la tradición religiosa. Llaman de modo preferente a las juventudes, no admitiendo en su seno sino a los españoles mayores de cuarenta y cinco años. Manifiestan su incompatibilidad radical con el marxismo. Y representan una demanda imperiosa de revolución social-económica, a base de la sindicación obligatoria, la intervención nacional de la riqueza y la dignificación plena de los trabajadores”.

En la creación de las JONS participaron Juan Aparicio López, Antonio Bermúdez Cañete, Roberto Escribano Ortega, Ernesto Giménez Caballero, Ramón Iglesias Parras, Francisco Mateos González, Alejandro M. Raimúndez, Antonio Riaño Lanzarote y Manuel Souto Vilas.

En abril de 1932 Ramiro Ledesma Ramos pronunció una conferencia en el Ateneo de Madrid sobre el tema El fascismo frente al marxismo, que no pudo terminar por las protestas del público, aunque alcanzó resonancia en la prensa.

El 10 de agosto de 1932 fue detenido a consecuencia de los sucesos anti-republicanos, desgracia que se repitió a finales de enero de 1933 para cumplir una condena de dos meses. Al salir de la cárcel participó en el consejo de Redacción del recién creado El Fascio, semanario que dirigió Delgado Barreto, del que salió un solo número y en cuyo consejo de redacción participaron Giménez Caballero, Primo de Rivera, Ramiro Ledesma, Sánchez Mazas y Juan Aparicio.

En abril de 1933 viajó a Portugal, donde estaba exilado Onésimo Redondo, y decidieron fundar la revista JONS, como órgano teórico de la organización y cuyo primer número salió a la calle en mayo de aquel mismo año.

Tres meses después volvió a ser encarcelado, esta vez en el penal de Ocaña, acusado de complot contra la República.

Y al recuperar la libertad en agosto se dirigió a San Sebastián, donde, por mediación de José María de Areilza, se entrevistó con los dirigentes falangistas José Antonio Primo de Rivera (hijo de Miguel Primo de Rivera), Julio Ruiz de Alda (aviador, pionero de la aviación española) y Alfonso García Valdecasas.

En octubre de 1933 asistió, en el teatro de La Comedia, al acto fundacional de la Falange Española, y durante los días 11 y 12 de febrero de 1934 reunió al Consejo Nacional de las JONS para discutir una posible unificación con la Falange.

Aceptadas las bases del acuerdo, la fusión entre ambas formaciones políticas se produjo en febrero de 1934 por iniciativa de Ledesma. La estructura jerárquica adoptada fue la de una junta de Mando Nacional formada por José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma Ramos, Julio Ruiz de Alda, Onésimo Redondo, Raimundo Fernández Cuesta y Rafael Sánchez Mazas. Puede ser que las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista fueran más violentas que Falange Española, pero ni por entusiasmo hacia Hitler, ni por oratoria demagógica.

Desde entonces esta formación política se denominó  se llamó Falange Española y de las JONS y tuvo a la cabeza, hasta septiembre de 1934, un triunvirato dirigente formado por Ruiz de Alda, Primo de Rivera y Ledesma Ramos. Debido al resurgimiento de ciertas discrepancias, en el mes de septiembre, el triunvirato delegó sus funciones ejecutivas en Primo de Rivera, que convocó el primer Consejo Nacional de F. E. y de las JONS. En éste, y a propuesta de Sánchez Mazas, fue nombrado jefe nacional Primo de Rivera y presidente de la junta política a Ledesma, que previamente había aceptado la jefatura de aquél.

Poco después de la Revolución de octubre en Asturias y Cataluña, Ledesma propuso que el partido, de acuerdo con jóvenes mandos del ejército, pasara a la acción armada. En la primera decena de noviembre redactó, por encargo de la junta, el Anteproyecto de los Estatutos que contenían los veintisiete puntos de la Falange, que serían retocados para su aprobación definitiva por Primo de Rivera.

A finales de diciembre de 1934, el Partido estaba en crisis y la junta política se reunió sin encontrar un remedio a la situación. Las JONS habían incorporado obreros a las filas de la Falange, pero aún estaba en plena elaboración la vertebración sindicalista, cuando se había llegado a la fusión de las dos fuerzas. Manuel Hedilla había creado la primera y muy limitada organización sindical de la Falange.

A la salida de la reunión se decidió, junto con Onésimo Redondo, Sotomayor y Manuel Mateo, separar ambas fuerzas partidistas, es decir, regresar a la situación inicial; escisión que se llevó a efecto en enero de 1935.

La ruptura entre Primo de Rivera y Ledesma fue más por la presencia en el mismo partido de dos tendencias extremas en los escalones de mando inmediatamente a ellos, que por una intransigencia personal de ambos.

Por una parte, los miembros procedentes de las JONS veían en los falangistas hombres más preparados intelectualmente pero dudaban en cuanto a su capacidad revolucionaria, procedentes como eran de capas burguesas y acomodadas.

A su vez, los falangistas recelaban de los jonsistas, que al ser en su mayoría de origen obrero podrían proletarizar en extremo peligroso a la Falange y especialmente por la presencia, de entre aquellos, exmilitantes de la izquierda que pretendían conservar modos y tácticas troskistas.

La escisión de las JONS con respecto a Falange Española también tuvo interpretaciones distintas por parte de los miembros de ambas formaciones.

Los antiguos jonsistas interpretaron su salida como fruto de su disconformidad con la evolución de FE de las JONS, próxima al reformismo burgués y alejado de la Revolución del proletariado que decían defender sus partidarios. Es de consideración que José Antonio Primo de Rivera, líder indiscutible de Falange Española, fue hijo de un capitán general de Cataluña primero, y presidente del Gobierno después, entregado principal y fundamentalmente a la mejora económica de España. Por eso tuvo razón Falange, que consideró que el verdadero motivo de la separación de Ledesma fue la disconformidad ideológica de Falange a ser proletariamente revolucionaria, y preferir oposición parlamentaria a la lucha callejera para vengar la violencia que contra ellos se estaba haciendo por parte de las Juventudes Socialistas.

En cambio, la literatura falangista dio énfasis a las diferencias teóricas y políticas, pero fundamentalmente fueron el resultado de las ambiciones personales de ambos lados.

En cualquier caso, tras la ruptura de Falange Española con respecto a las JONS, Ledesma intentó sin éxito reactivar su partido como grupo independiente manteniéndose alejado de Falange. Pero nunca logró tener un número suficiente de miembros para viable el proyecto político, mientras que la Falange aumentaba progresivamente sus filas.

La nueva agrupación sacó un nuevo semanario, La Patria libre, que polemizó agriamente con Falange. En el mes de mayo publicó su libro Discurso a las juventudes de España. En noviembre del mismo año firmó su obra Fascismo en España (sus orígenes, su desarrollo, sus hombres) bajo el seudónimo de Roberto Lanzas en el que señaló que “para ellos su escisión y rompimiento con Falange equivale, de hecho, a la liquidación definitiva de una concepción que les era preciso superar” y terminó con estas palabras: “A Ramiro Ledesma y a sus camaradas les viene mejor la camisa roja de Garibaldi que la camisa negra de Mussolini”.

En mayo de 1936 visitó a José Antonio en la cárcel Modelo de Madrid y se ofreció a Falange sin condiciones.

En el mes de julio editó el primer y único número de la revista Nuestra Revolución. Durante ese mes, el 18 de julio se produjo el levantamiento militar del general Francisco Franco contra la II República dando comienzo la Guerra Civil.

Entonces, fue detenido e ingresado en la prisión de las Ventas, en Madrid, por su supuesta vinculación con los sublevados y defender ideales del nacional-sindicalismo contrarios al régimen.

El 29 de octubre de 1936 fue sacado, junto con Ramiro de Maeztu y los hermanos Borbón, para ser fusilado por los republicanos en Aravaca. El mismo fin también tuvo su camarada José Antonio Primo de Rivera.

Y tal condición lo elevó al martirologio franquista, aunque su programa ideológico quedó condenado al ostracismo e inaplicado por el régimen de Franco. Le fue otorgado a título póstumo la Palma de Plata del Movimiento.

Principales obras: artículos y escritos diversos en órganos de partido y cabeceras como La Gaceta Literaria, Revista de Occidente, El Debate, La Nación, Informaciones y Heraldo de Madrid; Fascismo en España; Discurso a las juventudes de España; El Quijote y nuestro tiempo (ensayo); El Sello de la Muerte (novela); La hora romántica; El escepticismo y la vida; Ideas. El escepticismo y la vida; Escritos filosóficos.

Otros libros: Croce, Filosofía práctica (1927); El matemático Rey Pastor (1928); Otto Braun: Aus nachgelesseneu Schrifften eines frühvollendeten (1928); Tres libros de filosofía (1928) y la traducción de Mathematische philosophie, de W. Brand y M. Deutschbein.

Entre sus artículos merece que destaquemos La Filosofía, disciplina imperial (1931). Y también Hans Driesch y las teorías de Einstein (1928), El causalismo de Meyerson (1929), etc.

Sobre él se han escrito más de 170 publicaciones, y artículos en La Conquista del Estado, JONS, La Patria Libre y Nuestra Revolución.

ilustrado
32-Sargento 1º
32-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *6*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1956
Puntos patrióticos : 57275
Reputación : 4568
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Pensamiento Nacional-sindicalista de Ramiro Ledesma

Mensaje por JoséUEI el Mar Abr 08 2014, 23:24

Su muerte no fue así, cuando fue sacado de la cárcel para ser llevado a fusilar dijo: ``A mí me mataréis donde yo quiera y no donde queráis vosotros´´. Entonces se lanzó sobre los milicianos y lo mataron a tiros allí mismo.
Lástima que intelectuales como este y como José Antonio no vivieran para haber conseguido una España mejor, solo habría que haber llevado a la práctica sus ideas, aunque si hubieran estado vivos tras la victoria del bando nacional, quién sabe lo que hubiera pasado con ellos...

JoséUEI
11-Cabo
11-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 430
Puntos patrióticos : 3837
Reputación : 1133
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 20
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Pensamiento Nacional-sindicalista de Ramiro Ledesma

Mensaje por Luego Cabalgamos el Mar Abr 08 2014, 23:39

Pues hubiese ocurrido lo natural: José Antonio hubiese ocupado un importante cargo en el régimen de la misma talla que Serraño Suñer. En el libro que me estoy leyendo "El último José Antonio" se detalla claramente como Franco aprobó y participó activamente en todos los intentos de liberación de José Antonio. Es decir, ese mito que aún perdura de que José Antonio y Franco serían como los ultraizquierdistas Lenin y Stalin, tocándole a Franco el turno de malo y traidor por haberse lavado las manos como Pilatos ante las oportunidades de salvación vital del fundador de Falange e incluso habiendo dinamitado con su autoridad los intentos externos a su voluntad, debe ser ya absolutamente anatemizado.

Pero volviendo al tema de Ramiro, ¿qué hubiese ocurrido de haber sobrevivido a la guerra? Es todo un misterio, porque su ideología sí que tenía hondas diferencias con el pensamiento de Franco e incluso con el de José Antonio, empezando por el hecho de que tanto José Antonio como Franco confiaban en la religión católico una figuración protagonista dentro de la sociedad que soñaban perfecta, mientras que Ramiro Ledesma, católico no practicante, era cotidianamente remiso a la cuestión religiosa. Veamos un ejemplo:




En su "Discurso a las Juventudes de España", Ramiro llegó a prometer que tenía evidencias de que el patriotismo, al calor de las iglesias, se carcomía y se adulteraba. Evidentemente, no eran gemelos ideológicos. Tampoco lo era José Antonio con respecto a Onésimo Redondo, y éste a su vez con el fundador de "La Conquista del Estado". Pero claro, una cosa es que tuvieran sus fricciones doctrinales y otra cosa es que aparezcan mendrugos como Juan Antonio Llopart sentenciando que, de hecho, Ramiro Ledesma era nacional-bolchevique, eso sí que es faltar a la verdad y no tener ni idea. U otros torticeros cuyos nombre no mencionaré que sostienen que José Antonio era demócrata liberal, rojo, etc.

Por lo de su muerte, efectivamente murió como relata JoseUEI: antes de que pudiera ser fusilado "como un cordero", intentó quitarle el arma al miliciano que le custodiaba y el miliciano de al lado le pegó un tiro en la cabeza, matándolo al instante. Se dice que incluso Ramiro se llegó a confesar con un sacerdote antes de cometer su pseudo-suicidio, por si su acto le ganaba la condenación. Es decir, todo lo tenía delicadamente planeado, lo cual no debe extrañarnos en una mente tan calculadora y meticulosa como la suya.

Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

Trofeos y Medallas : *4*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 48134
Reputación : 5479
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Re: Pensamiento Nacional-sindicalista de Ramiro Ledesma

Mensaje por JoséUEI el Lun Abr 21 2014, 04:34

@Luego Cabalgamos escribió:
En su "Discurso a las Juventudes de España"

Tengo ese libro, a ver si me lo leo de una vez que tiene que ser muy interesante.

JoséUEI
11-Cabo
11-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 430
Puntos patrióticos : 3837
Reputación : 1133
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 20
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Artículo de ABC sobre Ramiro Ledesma Ramos, que por su interés reproducimos aquí.

Mensaje por URSINO el Lun Oct 20 2014, 19:28



Fuente: ABC

Fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, fue uno de los personajes más vigorosos e interesantes de la crisis española de los años treinta

ABC
Ramiro Ledesma Ramos en 1933
En los años de vísperas, cuando en la aspiración a construir una idea de España se mezclaban las actitudes más oportunistas y las conductas más audaces, llegó también el esfuerzo por adaptar el concepto de nación al pensamiento fascista. No vino esta doctrina a nuestro país a través del escuadrismo violento o de los cenáculos enloquecidos del racismo, al estilo de lo sucedido en Italia o Alemania. Apareció, de un modo parecido a como habría de ocurrir en Francia, de la mano de jóvenes intelectuales inconformistas, desasosegados por la decadencia de la nación y la crisis del régimen y también por suafán de articular una nueva cohesión social basada en el fortalecimiento del Estado, la justicia y el rechazo de cuantos habían apostatado de la historia patria.

En febrero de 1931, tiempo de manifiestos y declaraciones, se hizo público el de «La conquista del Estado», pronto convertido en un semanario que se prolongaría, con alguna interrupción, hasta el mes de octubre, tras crearse el primer partido fascista español, las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista. El objetivo de la organización era menos urgente que la llamada a la movilización de una conciencia. «Un grupo compacto de jóvenes españoles se dispone hoy a intervenir en la acción política de un modo intenso y eficaz». Todas y cada una de las primeras palabras del manifiesto resultan altamente significativas.

La memoria de Ramiro Ledesma Ramos quedó oculta tras la figura de José Antonio

La juventud, la coherencia, la españolidad, la acción, la intensidad, la eficacia. Todo suena a una enérgica voluntad de cambiar las cosas, de afirmar una presencia que debe sobreponerse al escaso número de los agrupados. Apenas una docena que, en las semanas siguientes, irá cuarteándose hasta dejar casi a solas a uno de los personajes más vigorosos e interesantes de la crisis española de los años treinta.Ramiro Ledesma Ramos aún no ha cumplido los veintiséis años, y no pasará de los treinta y uno.

Su memoria ha quedado oculta tras la imponente figura de José Antonio Primo de Rivera, del que se separará a comienzos de 1935. Su abandono de la militancia nacionalsindicalista no le evitará ser víctima de una de las masacres del otoño de 1936. Ortega, profesor e interlocutor del joven zamorano, lamentará el crimen: «No han matado a un hombre, han matado una idea». Una de tantos hombres y mujeres, una de tantas esperanzas de España liquidadas en blancas tapias de cementerio, cunetas polvorientas de carretera, ateridos patios de cárcel. Y en el sediento, insaciable campo de batalla de una guerra inicua.

Madurez intelectual



Ledesma llega a su breve aventura política, sin embargo, en plena madurez intelectual. Antes de los diecisiete años ha publicado una novela apreciable, nietzscheana, unamuniana, «El sello de la muerte». Poco después, deja las notas de un sugestivo y largo ensayo sobre «El Quijote y nuestro tiempo». Colabora en «Revista de Occidente» y «La Gaceta Literaria», con reseñas precisas y exigentes sobre el pensamiento científico y filosófico de la Europa de entreguerras.

Lo que mueve a este pequeño grupo es lo que Ledesma llama «nuestra angustia hispana»

Esa disciplina estará siempre presente en su desdén por la logomaquia y la pomposidad verbal, nada infrecuente en determinados patriotismos de circunstancias. En la sobriedad del estilo de Ramiro Ledesma, así y todo, hay sitio para la emoción: la de la justicia social, la de la defensa de un resurgimiento de España, la de la lucha por rescatar una nación a la que quiere imprimir, con una palabra que hay que entender en el contexto de su época, la ambición imperial. Lo cual significa la conciencia de una empresa común y la aspiración a un lugar en los debates universales, en los que España aporte la fuerza de su historia y el perfil de una identidad fabricada a lo largo de siglos de afirmación nacional.

Instante decisivo

«Todo español que no consiga situarse con la debida grandeza ante los hechos que se avecinan, está obligado a desalojar las primeras líneas y permitir que las ocupen las falanges animosas y firmes». De eso se trataba, precisamente: de la percepción del instante decisivo que requería la lucha, del compromiso de quienes, por su juventud, parecían más predispuestos a arriesgarse y aprovechar una etapa de oportunidades últimas. Lo que mueve a ese pequeño grupo, que ni siquiera ha formado un partido, y mucho menos una escuadra de violencia callejera, es lo que el propio Ledesma llamará, semanas más tarde, «nuestra angustia hispana». Esto es, «advertir cómo España -el Estado y el pueblo españoles- vive desde hace casi tres siglos en perpetua fuga de sí misma, (…) en una autonegación suicida de tal gravedad, que la sitúa en las lindes mismas de la descomposición histórica. Hemos perdido así el pulso universal».

La superación del Estado liberal, la organización sindical de la economía, la exaltación de la universidad y la revitalización de la vida comarcal, acompañan al principal de los valores enarbolados: la afirmación nacional: «Nos hacemos responsables de la Historia de España. Nada puede hacer un pueblo sin una previa y radical exaltación de sí mismo como excelencia histórica». Ledesma y sus compañeros se dirigieron a los anarcosindicalistas, en quienes veían la energía justiciera de unos trabajadores extraños al internacionalismo marxista.

Las dos Españas

Solicitaron el apoyo de los hombres del 98 y del 14, que los desdeñaron, identificándolos con las formas más groseras del fascismo mussoliniano. Buscaron inútilmente la complicidad de una derecha abúlica, a la que exigían un compromiso con la patria y la justicia que los conservadores esquivaron. Se arrojaron entonces por los caminos que las propias circunstancias iban a fijar: los del enfrentamiento, los de las dos Españas, el de la aniquilación del adversario. En las palabras inaugurales de Ledesma, no obstante, sonaba, como tantas veces ocurriría en aquella hora la sensata ilusión por la regeneración y la salvación de España, a uno y otro lado de la barrera de sangre, polvo, rencor y olvido, que lanzaría a la nación a su tragedia

Fuente: ABC http://www.abc.es/cultura/20141020/abci-fascismo-ramiro-ledesma-ramos-201410182110.html?ns_campaign=APPWA&ns_source=BT&ns_linkname=Bottom&ns_fee=0&ns_mchannel=EM

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17594
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.