Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 13:09 por El Zorro

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 13:06 por Juanma_Breda

» 1785 motivos para presumir de ser español
Hoy a las 12:50 por Invitado

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Hoy a las 12:33 por Juanma_Breda

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Hoy a las 12:32 por JoséUEI

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Hoy a las 12:27 por Torquemada2014

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Hoy a las 12:14 por JoséUEI

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Hoy a las 11:49 por HIMNOSHISTORICOS

» bienvenida
Hoy a las 11:07 por JoséUEI

» Me presento
Hoy a las 10:58 por JoséUEI

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Hoy a las 04:01 por ruedex

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Hoy a las 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Hoy a las 01:09 por Neilo65

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Ayer a las 21:48 por niunpasoatras.org

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Ayer a las 20:34 por Juanma_Breda

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Ayer a las 12:11 por HIMNOSHISTORICOS

» Por qué los soldados rezan, por qué la Inmaculada es patrona de España y de la Infantería
Ayer a las 11:51 por HIMNOSHISTORICOS

» La verdad… “Ni en el potro del tormento”
Ayer a las 10:29 por Antonio García Fuentes

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Ayer a las 00:40 por ruedex

» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Dom Dic 04 2016, 18:20 por Valle

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Dom Dic 04 2016, 14:36 por Huroncete

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Dom Dic 04 2016, 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Sáb Dic 03 2016, 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Sáb Dic 03 2016, 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Sáb Dic 03 2016, 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Sáb Dic 03 2016, 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Sáb Dic 03 2016, 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Sáb Dic 03 2016, 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Sáb Dic 03 2016, 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Sáb Dic 03 2016, 09:41 por Antonio García Fuentes

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Vie Dic 02 2016, 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Vie Dic 02 2016, 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Vie Dic 02 2016, 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Vie Dic 02 2016, 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Vie Dic 02 2016, 16:04 por La Revolución por Hacer

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Vie Dic 02 2016, 14:03 por Juanma_Breda

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Vie Dic 02 2016, 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Vie Dic 02 2016, 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Vie Dic 02 2016, 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Vie Dic 02 2016, 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Vie Dic 02 2016, 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Dic 02 2016, 01:50 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Jue Dic 01 2016, 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Jue Dic 01 2016, 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Jue Dic 01 2016, 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Jue Dic 01 2016, 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Jue Dic 01 2016, 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Jue Dic 01 2016, 16:53 por La Revolución por Hacer

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Misterios y Mitologia

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Sáb Abr 02 2016, 16:35


El demonio que viajó en el Arca de Noé.



Los grimorios y tratados demonológicos de la Edad Media suscriben la teoría general de que los demonios pueden manifestarse en los sitios más inesperados, incluso aquellos que se caracterizan por ser sagrados.

El caso del demonio que viajó en el Arca de Noé es un ejemplo paradigmático de estas apariciones insólitas.

Hasta hace poco más de un siglo, en las regiones de Turquía y Armenia existían reportes acerca de este demonio. En 1854, por ejemplo, un grupo de investigadores siguió la pista de una serie de asesinatos monstruosos que no habían arrojado culpables. Tras varios días lograron encontrar rastros del presunto criminal: los pasos se dirigían al Monte Ararat.

Informados de la leyenda del demonio que viajó en el Arca de Noé, los investigadores abandonaron razonablemente la pesquisa.

Se cree que este demonio, conocido como Dachnavar, vive en los valles que rodean al Monte Ararat. Para muchos, se trata de un espíritu incorpóreo; otros, en cambio, opinan que Dachnavar no tiene nada de espiritual y que de hecho vive en el mismo cuerpo físico desde que el Arca de Noé encalló sobre la ladera del monte luego de aquel chaparrón insensato.

Recordemos que el Monte Ararat es el sitio mítico en el que los mitos bíblicos ubican los restos del Arca de Noé.

Al parecer, Dachnavar logró viajar como polizón en el Arca de Noé; hecho que no se debe únicamente a su astucia sino a la colaboración directa de Enoc, abuelo de Noé, quien tramitó algunos embarques clandestinos no aprobados por su nieto. Este episodio, sin embargo, está ausente en El libro de Enoc, aunque sus páginas denuncian peores desatinos.

Durante el Diluvio Universal, Dachnavar se alimentó como pudo, es decir, mal y poco, a costa de las especies que ni Noé ni su familia estimaban realmente.

Cierta noche su presencia fue detectada por Noé. En medio de horribles amonestaciones, éste acusó a una de sus nueras de amparar al demonio entre los cerdos. El asunto no pasó a mayores para la tripulación del Arca, pero sí para Dachnavar, que fue arrojado a las aguas cuando éstas ya retrocedían.

Todavía hoy los exploradores que acampan a la sombra del Monte Ararat dicen que Dachnavar recorre la zona a la caza de incautos. La mayoría, sin embargo, está a salvo de sus ataques, ya que este demonio estima especialmente la sangre de los hombres de mar.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Dom Abr 10 2016, 01:43

Esas pesadillas que nos hacen despertar.


¿En qué momento el sueño se transforma en pesadilla? ¿Por qué algunos sueños nos llevan a un despertar abrupto y lleno de temores inciertos? ¿Qué es, en definitiva, aquello que nos hace despertar sobresaltados?

Ya en 1753 el médico John Bond describió ampliamente estos despertares abruptos en su tratado Incubos (Incubus). Más atrás en el tiempo, el griego Galeno definió a ciertas pesadillas bajo el nombre de Efialtes (Ephialtes), literalmente "el que salta", buscando explicar el mecanismo de ruptura de los sueños como consecuencia de la acción directa de entidades oscuras que presionan sobre la mente.

La idea de que los Efialtes son el factor causal de las pesadillas tiene notables similitudes con la noción latina de los íncubos y súcubos, es decir, criaturas que se deslizan sobre el cuerpo de los durmientes con el objetivo de presionar el pecho e impedir la respiración, llevando a su víctima a una sufrir una incómoda sensación de asfixia.

Estos "ataques", calcula Galeno, suelen estar acompañados por pesadillas escalofriantes en las que el durmiente es aplastado, e incluso seducido por esas fuerzas malignas.

John Bond describe minuciosamente estos terrores nocturnos, o pavor nocturnus; pero coincide en algunas generalidades. Por ejemplo, que la sensación inmediatamente posterior al despertar nos llena de angustia, tristeza, opresión, desesperación, y hasta la certeza de que la muerte se aproxima inexorablemente.

Una vez superados estos momentos de gran agitación nos invade la sensación inequívoca de haber escapado a un gran peligro, algo indefinible pero tan concreto como el orbe laberíntico de los sueños.

Fuera del ámbito especulativo del mito de los Efialtes, los despertares violentos tienen una explicación que no deja de ser misteriosa, y en algunos casos aún más fantásica que las planteadas por la leyenda.

Los "monstruos" que nos acechan desde los umbrales del sueño son personificaciones de fuerzas salvajes e invasivas de nuestro propio inconsciente. Estas manifestaciones, incapaces de aparecer desnudas, adoptan la lógica del sueño y presionan sobre la conciencia buscando una válvula de salida, un orificio que les permita abrirse paso hacia la expresión.

Esa sensación de horror indecible que sucede a los despertares repentinos bien podría calificarse como "pánico"; es decir, una respuesta física y psicológica frente a una presencia que parece manifestarse sobrenaturalmente.

Durante el sueño se ponen en marcha numerosos mecanismos mentales, así como otros ceden terreno; entre ellos, la barrera cultural que separa al hombre civilizado de los impulsos básicos. En ese momento todos nuestros apetitos reprimidos buscan una forma de ganar protagonismo.

La posibilidad de abandonarse ante estos impulsos fuera de control produce un fuerte temor, justamente porque las estructuras racionales que nos sostienen como individuos corren peligro de destruirse irremediablemente.

En esos instantes de gran ansiedad se produce una lucha inmemorial entre eso que creemos que somos y aquello que realmente somos, pero que desconocemos proverbialmente, a tal punto que no dudamos en asignarle características sobrenaturales.

Cuando el Inconsciente se desborda, el Yo anclado en la Conciencia busca desesperadamente reclamar por su construcción cognitiva del mundo y de sí mismo; y la única forma de hacerlo es "retirándose" hacia la vigilia. En este sentido, el sueño es una forma ampliada de la realidad.

En definitiva, el horror que aflora en las pesadillas no es otra cosa que nosotros mismos, ya sin máscaras.


El Espejo Gótico

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Dom Abr 10 2016, 01:46

10 pesadillas más comunes y sus significados







10 pesadillas más comunes y sus significados.




Absolutamente nadie puede ser un incrédulo mientras sueña. De hecho, una de las características más fascinantes de los sueños es que mientras estamos dentro de ellos, sumergidos en su lógica, nada nos parece extraño.

Recién cuando despertamos nos damos cuenta de los matices irreales que lo sostenían, donde volar ohablar con personas muertas no configuraba un hecho capaz de sorprendernos.

Así como resulta difícil entender el significado de los sueños en general, las pesadillas son mucho más accesibles a la interpretación. Casi todas ellas, con excepción de algunos matices propios e individuales, pueden agruparse en temas centrales que a todos nos preocupan.

El significado de las pesadillas a menudo gira en torno a la pérdida de integridad del Yo; es decir, a cualquier amenaza externa o interna que desestabilice la estructura de nuestra psique en relación con los demás.

Repasemos el significado de las 10 pesadillas más comunes que nos hacen despertar.



10- Pesadillas de traición:


Las pesadillas de traición suelen dejar un rastro emocional bastante desagradable. Pueden sersueños acerca de infidelidadabandono, soledad, en los que normalmente alguien a quien queremos nos traiciona; desde una pareja a un amigo o un familiar.

Este tipo de pesadillas se relaciona con la manera en la que nos percibimos a nosotros mismos como seres sociales, y sobre todo cómo las relaciones que tejemos con los demás los colocan en una posición vulnerable.


9- Pesadillas de muerte:


Mucho menos común de lo que se piensa, los sueños de muerte, es decir, aquellas pesadillas en las que soñamos con nuestra muerte, no tienen que ver con ningún mensaje o premonición concreta sobre una futura desgracia. En tal caso, aventurar nuestra propia muerte es siempre un pronóstico que no puede fallar.

Estas pesadillas pueden representar un cambio, y eso normalmente produce miedo. Cuando algo se termina en nuestro sueños habitualmente muere, y no es infrecuente que para explorar la posibilidad de un cambio esencial en nuestra vida las pesadillas lo traduzcan como nuestra propia muerte.

Además, nuestro inconsciente tiene graves problemas para aceptar la idea de la mortalidad. Es común que este miedo atávico se desplace incluso en pesadillas que no se relacionan directamente con él. De ahí la frecuencia de pesadillas con escenarios más bien lúgubres, como cementerios,casas abandonadas (cuerpos cuya alma ha sido desalojada) o bien que refrescan viejas conversaciones con personas que han muerto.


8- Pesadillas de fracaso:


Desde ser reprobado en un examen a perder el trabajo, pasando por una larga lista de posibilidades, las pesadillas de fracaso son aquellas en las que sencillamente no alcanzamos los objetivos que nos habíamos planteado.

Este perfil de pesadillas se caracteriza por inyectar enormes flujos de ansiedad. Todos, a nivel consciente, nos jactamos de que nos gustan los desafíos, pero a nuestro subconsciente claramente le desagradan, en parte porque ponen en riesgo su integridad, algo así como una versión extremadamente soberbia del ser.

Las pesadillas de fracaso son muy fáciles de reconocer. No importa el contexto, ni siquiera que debamos o no enfrentarnos a un desafío, la sensación que se experimenta es la de no estar preparado, la de ser un impostor, un fraude.


7- Pesadillas de encierro:


Bastante más complejas que las anteriores, las pesadillas de encierro son aquellas en las que nos sentimos atrapados. Esta impresión puede tanto física como emocional, por ejemplo, al sentirnos encerrados en un castillo como presos de una pareja o de un trabajo que no disfrutamos.

Las pesadillas de encierro poseen múltiples manifestaciones; sin embargo, podemos reconocerlas ya que en todas ellas se nos presenta una dificultad para movernos o actuar con naturalidad: sueñosen los que caminamos pavorosamente lento, como si estuviésemos debajo del agua, o donde somos incapaces de movernos, incluso de respirar, son sus manifestaciones más comunes.

Si bien desde la infancia aprendemos a lidiar con las frustraciones nuestro cerebro es bastante ineficaz para hacerlo. No solo responde mal frente a este tipo de situaciones sino que se muestra incapaz siquiera de admitir la posibilidad de perder el control. En consecuencia, nos presenta pequeños problemas y dilemas de encierro, en ocasiones frente a situaciones que no lo son objetivamente.

Todas las pesadillas de encierro tienen que ver con la pérdida de poder. ¿Sobre qué? Naturalmente, sobre uno mismo. Una pareja feliz puede ser algo que disfrutemos realmente, pero que a nivel inconsciente plantea la posibilidad de perder el control sobre uno mismo, cediéndole al otro la facultad de lastimarnos.


6- Pesadillas de extravío:


Sentirse perdido en sueños es una de las pesadillas más habituales. Esto puede ocurrir en un contexto físico, es decir, sintiéndonos perdidos en un lugar que no conocemos, o incluso entre personas que jamás hemos visto pero que nos hablan con descarada confidencialidad; o bien emocional, actuando dentro de la pesadilla de una forma en la cual no nos reconocemos.

Ahora bien, nuestro cerebro es hábil para evocar metáforas que nos despisten. Muchas veces no somos nosotros los que estamos perdidos sino que en el sueño sentimos la necesidad de buscar algo que no encontramos por ninguna parte.

Las llegadas tarde, por ejemplo, a la escuela o el trabajo; perder un vuelo, un tren, un micro, o cualquier medio de transporte, son parte de las pesadillas en las que estamos perdidos. En cierta forma, todos los sueños en los que estamos solos, sin otros personajes que nos acompañen, siquiera de manera silenciosa o presencial, son parte de la misma matriz onírica.

Desde luego, esta sensación de extravío rara vez tiene un inyector externo.


5- Pesadillas de mutilación:


Las pesadillas en las que se nos caen los dientes, así como una gran variedad de miembros, algunos de ellos verdaderamente esenciales, representan el miedo a la castración.

No se trata de una pesadilla de género ya que las mujeres también lo experimentan, y vaya que lo hacen. De hecho, ellas son las que más y mejor sueñan con francas desmejorías faciales, como la pérdida de dientes, de cabello y ceguera. A veces la mutilación no es visible físicamente sino que se traduce mediante la amputación de una facultad; por ejemplo, la facultad de hablar.

Las pesadillas de mutilación exploran las sensaciones de vulnerabilidad, y generan una buena cantidad de ansiedad en quien las experimenta. Quizás tenga que ver con el hecho de que estas mutilaciones nunca se explican dentro del sueño, es decir, no proceden de un accidente (ver el punto 4) sino que se generan de manera espontánea y sin razones aparentes.


4- Pesadillas de accidentes:


Diferentes a las pesadillas de mutilación, los sueños en los que nos accidentamos representan cierta tensión relacionada con lo emocional, es decir, el dolor físico como metáfora del sufrimiento emocional.

Para descifrar el significado de estas pesadillas debemos preguntarnos algo acerca de la naturaleza de la herida que allí se representa. Los golpes en la cabeza testimonian a la realidad derribando nuestras ideas y preconceptos, las heridas en el corazón, lógicamente, se relacionan con nuestro sentimientos.

Ahora bien, nuestro inconsciente proyecta estas imágenes y rara vez nos coloca como responsables de los accidentes que sufrimos en nuestras pesadillas, pero si los examinamos cuidadosamente encontraremos que siempre somos nosotros los causantes.


3- Pesadillas de exposición:


Las pesadillas en las que aparecemos desnudos en sitios inapropiados, o aquellos en los quetodos se ríen de nosotros debido a algo que no podemos llegar a determinar con precisión, conforman este tipo de arquetipo onírico realmente perturbador.

Claramente simbolizan nuestra vulnerabilidad, es decir, el miedo esencial a que los demás nos vean como realmente somos, que sean capaces de indagar en nuestros pensamientos y emociones más íntimas.

Las pesadillas de este tipo no se relacionan con problemas de autoestima o sentimientos de inferioridad, como tantos especialistas afirman; ya que su matriz parte de una desigualdad entre el sujeto (el Yo) y quienes se burlan cruelmente de nosotros.

En estas pesadillas somos literalmente transparentes, pero los otros no; con lo cual es sencillo pensar que nuestro inconsciente manifiesta allí todas esas cosas que ocultamos cuidadosamente en nuestro interior: miedos, ansiedades, deseos, de los que rara vez nos sentimos orgullosos.


2- Pesadillas de presecusión:


Sigmund Freud sostuvo que todos regularmente tenemos pesadillas en las que nos persigue algún tipo de montruo o persona siniestra. Su teoría sexual propone que esto aterrador que nos persigue es, cuando no, un deseo reprimido.

Sin embargo, Carl Gustav Jung afirmó que estos monstruos, vampiros, fantasmas, demonios o asesinos somos en realidad nosotros mismos: nuestro Yo en bruto, crudo y elemental, que nos acecha detrás de nuestras estructuras lógicas.

En otras palabras, la COSA que te persigue en pesadillas es tu OTRO YO, o al menos una parte de él que se niega a permanecer callado o a seguir siendo ignorado.

Por esta razón este tipo de pesadillas producen tanto miedo, justamente porque somos nosotros tanto los perseguidos como los perseguidores, y uno al que no podemos ocultarle absolutamente nada, que nos conoce mejor que nadie y que sabe cómo y dónde presionar sobre nuestras inseguridades.


1- Pesadillas de caída:


Es muy común sentir que estamos cayendo en sueños. La sensación de caída puede darse de manera concreta, es decir, cayendo realmente desde algún lugar, o bien al sentir vértigo o al perder el equilibrio y caer en la calle, por ejemplo.

En parte, existen factores físicos que influyen en este tipo de pesadillas. La presión sanguínea, por ejemplo, influye poderosamente en los sueños de caída.

Nuevamente, este tipo de pesadillas tienen que ver con el control. ¿En qué otra situación podríamos perderlo de forma más absoluta que en una caída libre?

Existe, sin embargo, un miedo subyacente, mucho más complejo de analizar. En él no sentimos miedo por la posibilidad de caer, sino todo lo contrario. Lo que nos produce miedo es el deseo inconfesable de saltar al vacío.




Diccionario de sueños. I El lado oscuro de las pesadillas.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Lestat elVampiro-peculariedades

Mensaje por José Francisco el Vie Abr 29 2016, 11:03




1.
El alto perfil trazado en Entrevista con el vampiro (Interview With A Vampire) es fuertemente desmentido por el propio Lestat de Lioncourt en posteriores entregas de la saga, donde incluso llega a negar la existencia de episodios enteros.

2.
Antihéroe por naturaleza, Lestat de Lioncourt estuvo originalmente inspirado en el esposo deAnne Rice, el poeta Stan Rice. Ambos, Lestat y Stan, nacieron un 7 de noviembre.

3.
Si bien Lestat de Lioncourt es francés, con sangre italiana corriendo por sus venas, escribe sus andanzas en inglés.

4.
Su nombre, Lestat, es en realidad un error de interpretación. Anne Rice buscaba un nombre típico del Francés Antiguo y se decidió por Lestat, aunque este nombre jamás existió. El más parecido, y que seguramente originó aquella mala lectura, es Lestan.

5.
Lestat es claramente bisexual; sin embargo, no es una postura que defienda con argumentos deterministas sino como elección intelectual. Sencillamente, explica, las mujeres del siglo XVIII eran menos interesantes intelectualmente que los hombres.

6.
A pesar de su larga existencia como vampiroLestat de Lioncourt suele formularse preguntas filosóficas bastante básicas, por ejemplo, si existe o no Dios o si sus acciones son buenas o malas. Tal vez esto responda a su afición por lo superficial, por la moda y el lujo. En este contexto, Anne Rice tal vez especula que la vanidad solo conduce a una filosofía laxa, no importa cuántos siglos lleves caminando sobre la tierra.

7.
Lestat de Lioncourt es un vampiro poderoso. Entre sus habilidades se incluyen la telequinesia, la telepatía y una fuerza y rapidez sobrenaturales. Tras recibir sangre de variosvampiros más antiguos que él, entre ellos, Magnus, Marius de Romanus y Akasha, sus poderes se incrementaron dramáticamente, permitiéndole volar y realizar verdaderas proezas, por ejemplo, exponerse a la luz del sol.

8.
Más allá de su fuerte carisma, Lestat de Lioncourt padece graves trastornos edípicos; a tal punto que fue a su madre, Gabrielle, a la que primero convirtió en vampiro. En cierta forma podría decirse que Lestat es tanto hijo como padre de Gabrielle.


9.
Los hábitos promiscuos de Lestat de Lioncourt quizás se deban a su poco "entrenamiento". El vampiro que lo convirtió, Magnus, tuvo la pésima idea de suicidarse arrojándose al fuego, dejando a su alumno en posesión de una gran fortuna y una muy escasa experiencia.


10.
La personalidad de Lestat de Lioncourt es compleja. Anne Rice lo retrata como un humano sumamente solitario pero que al convertirse en vampiro, y experimentar una serie de fuertes desengaños, comienza a manifestar un costado más dramático, teatral, no libre de cierta banalidad.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

os mejores villanos en la obra de Stephen King.

Mensaje por José Francisco el Vie Abr 29 2016, 12:45

10 mejores villanos de Stephen King.



En la obra de Stephen King existen dos tipos de villanos claramente definidos: los humanos, es decir, personas comunes y corrientes que por alguna razón se inclinan por el mal; y los sobrenaturales, seres inmemoriales que acaso proceden de uno solo, anterior al advenimiento de la humanidad.

Repasemos algunos de los mejores villanos en la obra de Stephen King.



10) Annie Wilkes.
Misery (Misery)


Annie Wilkes parece menos una villana que una vulgar psicópata. Sin embargo, el efecto resulta dramático en las primeras páginas de Misery, donde se muestra como una mujer dulce, inocente, casi infantil.

Su profunda devoción por el novelista Paul Sheldon le permite ejecutar una de las torturas psicológicas más sutiles y, ya en la segunda mitad de la novela, verdaderas atrocidades, como por ejemplo amputarle los pies a su autor favorito.



9) Gage Creed.
Cementerio de animales (Pet Sematary).


¿Es el pequeño Gage un villano?

Probablemente no en un sentido clásico. No obstante, su reaparición después de morir trágicamente al ser atropellado por un camión y luego enterrado en aquel maldito cementerio de mascotas resulta devastadora.



8) Jack Torrance.
El resplandor (The Shining)Doctor Sueño (Doctor Sleep).


Para muchos, Jack Torrance es una víctima de los fenómenos paranormales del Overlook Hotel, una marioneta de sus fantasmas.

Sin embargo, es bueno recordar que se trata de un alcohólico que, mucho antes de perder la cordura y perseguir a su familia con un hacha en los pasillos siniestros de aquel edificio, Jack Torrance ya le había fracturado el brazo a su pequeño hijo.



7) Kurt Barlow.
El misterio de Salem's Lot (Salem's Lot)La Torre Oscura (Dark Tower).


En Salem's Lot se nos lo presenta como un vampiro de notable poder de persuasión y con una marcada predilección por los jóvenes.

En La Torre Oscura (Dark Tower)Stephen King aclara que Kurt Barlow es en realidad un vampiro de tipo uno, capaz de hibernar durante siglos y de asumir una forma y un comportamiento muy humanos, al menos hasta que sus dientes crecen lo suficiente como para impedirle cerrar la boca.



6) George Stark.
La mitad siniestra (The Dark Half).


Stephen King escribió varias novelas bajo el seudónimo de Richard Bachman. Esta experiencia de ser otro, al menos como autor, inspiró la creación de George Stark, especie delalter ego maníaco y homicida, sin filtros ni remordimientos: pura impulsividad.


5) Rose O'Hara.
Doctor Sueño (Doctor Sleep).


Rose la Chistera es la líder del grupo llamado "Nudo Verdadero", especie de vampiros que se alimentan del vapor que emiten aquellas personas que "resplandecen".

Para obtener estos efluvios el Nudo Verdadero recorre el país en búsqueda de niños con poderes extraordinarios, a quienes torturan de forma indecible. Paradójicamente, no es Danny Torrance quien la derrota, sino el fantasma de su padre, Jack, todavía preso entre las ruinas del Overlook Hotel.



4) Andre Linoge.
La tormenta del siglo (Storm of the Century).


Su nombre (Linoge) es un anagrama de Legión. Tiene más de 4.000 años de edad y asoló el pueblo de Little Tall Island en búsqueda de un joven aprendiz para trasmitirle sus milenarios conocimientos de magia negra.

No sufre ningún tipo de remordimiento ni emociones humanas. Para muchos, Andre Linoge es nada menos que una faceta del temible Randall Flagg.



3) Randall Flagg.
La danza de la muerte (The Stand)Los ojos del dragón (Eyes of the Dragon)Corazones en la Atlántida (Hearts in Atlantis)La Torre Oscura (The Dark Tower).


Randall Flagg no es un villano más sino el arquetipo de todos los villanos; y tal vez lamejor creación de Stephen King.

Persigue propósitos nefastos, como reconstruir la civilización a su imagen y semejanza. Todo aquel que se le opone es prolijamente crucificado. Astuto, manipulador, Randall Flagg encarna aquel susurro en los oídos que no obliga, sino que sugiere, mediante astucias, a convertirse en un devoto agente del mal.



2) Pennywise.
It (It).


Responsable de incontables pesadillas, capaz de metamorfosearse en prácticamente cualquier cosa horrorosa que camine o se arrastre por el mundo, el payaso Pennwise es uno de los villanos más representativos de Stephen King.

Los que deseen conocer una biografía más completa del payaso Pennywise puedenhacerlo aquí.



1) Rey Carmesí (Crimson King)
Insomnia (Insomnia)Casa Negra (Black House)La Torre Oscura (The Dark Tower).


Claramente el mejor villano de Stephen King.

En realidad, el Rey Carmesí es todos los villanos juntos, es decir, aquel ser inmortal a quien todas las criaturas siniestras del mundo, humanas y sobrenaturales, responden y tributan adoración.

Es, en última instancia, el mal en estado puro; o, en cualquier caso, el único poseedor del mal, que lo dispersa entre sus adoradores alrededor del mundo. En cierta forma, también es unametáfora del propio Stephen King, ya que ambos se dedican al antiguo oficio de crear monstruos.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Miér Mayo 11 2016, 19:04

«La casa del pasado»: Algernon Blackwood; relato y análisis







«La casa del pasado»: Algernon Blackwood; relato y análisis.




La casa del pasado (The House of the Past) es un relato de terror del escritor inglés Algernon Blackwood (1869-1951), publicado en la edición del 15 de abril de la revista The Theosophical Reviewy reeditado en la antología de 1914: Historias de diez minutos (Ten Minute Stories).

La casa del pasado es uno de los mejores relatos psicológicos de terror de Algernon Blackwood. La historia desarrolla una especie de drama sobrenatural que relaciona estrechamente los recuerdos, los sueños y las vidas pasadas.

Algernon Blackwood amplía en La casa del pasado sus propias teorías acerca de la reencarnación.

La idea general de que existen vidas pasadas es bastante conocida por todos. Según este concepto, la naturaleza no da saltos abruptos y nada se pierde en la continuidad del tiempo. Ahora bien, Algernon Blackwood va un paso más allá y convierte una sencilla regresión hacia las vidas pasadasen un verdadero umbral hacia lo desconocido.

Aquellos que sí creen en las vidas pasadas por lo general tienden a explicarlas como escalones necesarios para la evolución espiritual del ser, ¿pero qué pasaría si aquellas vidas pasadas nunca terminasen del todo?

Es decir, ¿qué ocurriría si cada una de las características y cualidades del ser están condenadas a existir incesantemente hasta que el último escalón de la escalera finalmente se gradúe?

En cierta forma, Algernon Blackwood baraja la hipótesis de que cada una de nuestras vidas pasadas, cada una de las personas que fuimos en el pasado, nos acechan.



La casa del pasado.
The House of the Past, Algernon Blackwood (1869-1951)

Cierta noche, una Visión llegó hasta mí, trayendo con ella una antigua y oxidada llave. Me llevó a través de campos y senderos de dulce aroma, donde los setos ya susurraban en la oscuridad primaveral, hasta que llegamos a una inmensa y sombría casa, de ventanas conspicuas y tejado elevado, medio escondido en las sombras de la madrugada. Noté que las persianas eran de un pesado negro y que la casa parecía revestida por una paz absoluta.

—Ésta —me susurró ella—, es la Casa del Pasado. Ven conmigo y recorreremos sus habitaciones y pasillos; pero date prisa, pues no tendré la llave por mucho tiempo y la noche ya casi se acaba. Aún así, por ventura, ¡debes recordar!

La llave produjo un tétrico sonido cuando giró en la cerradura, y cuando la puerta se abrió sobre un vestíbulo vacío, escuché extraños murmullos y llantos, y el roce de telas, como de gente moviéndose en sueños, a punto de despertar. Entonces, un espíritu de gran tristeza vino a mí, empapando mi alma; mis ojos comenzaron a arder y en mi corazón advertí una extraña sensación, como si algo que había dormido durante años se despertara. Todo mi ser, incapaz de resistir, se rindió inmediatamente al espíritu de la melancolía más profunda, y el dolor de mi corazón, mientras las Cosas se movían y despertaban, por un momento se hizo demasiado fuerte para expresarlo en palabras...

Mientras avanzábamos, las débiles voces y sollozos escaparon delante nuestro hacia el interior de la Casa, supe que el aire estaba lleno de manos suspendidas, de vestimentas oscilantes, de trenzas colgantes, y de ojos tan tristes y nostálgicos, que las lágrimas —que ya casi desbordaban de los míos—, se retenían por milagro ante la contemplación de tan intolerable anhelo.

—No permitas que esta tristeza te aplaste —susurró la Visión a mi lado—. No despiertan frecuentemente. Duermen por años y años y años. Los cuartos están todos ocupados y a no ser que lleguen visitantes como nosotros a perturbarlos, jamás despertarían por propia voluntad. Pero cuando uno se agita, el sueño de los otros también se ve perturbado, y también despiertan, hasta que el movimiento es comunicado de una habitación a otra y así finalmente, a través de toda la Casa... Pero, a veces, la tristeza es demasiado grande como para soportarla, y la mente se debilita. Por esta razón, la Memoria les entrega el sueño más dulce y profundo que posee y cuida de usar poco esta pequeña y herrumbrosa llave. Pero, escucha ahora —agregó ella, tomándome la mano—, ¿no oyes, acaso, el temblor del aire a través de toda la Casa, que se asemeja al murmullo de agua cayendo? ¿Y quizá ahora tú... recuerdas?

Aún antes de que ella hablara, yo ya había captado débilmente el inicio de un nuevo sonido; y ahora, en lo profundo de los sótanos bajo nuestros pies, y también desde las regiones superiores de la gran Casa, me llegaba el murmullo y el crujido y el movimiento ligero y contenido de las Sombras durmientes. Se elevaba como una cuerda tañida suavemente de entre las inmensas e invisibles cuerdas pulsadas en algún lugar de las bases de la Casa, y su vibración corría suavemente por sus paredes y techos. Y supe que había escuchado el lento despertar de los Espíritus del Pasado.

¡Ay de mí!, con qué terrible invasión de amargura me sostenía allí, con los ojos inundados, escuchando las tenues voces muertas mucho tiempo atrás... Porque de hecho, toda la Casa estaba despertando; y en ese momento llegó hasta mi nariz el sutil y penetrante perfume del tiempo: de cartas, con la tinta borrosa y las cintas desteñidas; de olorosas trenzas, doradas y castañas, guardadas, ¡oh, tan tiernamente!, entre las flores prensadas que aún conservaban la profunda delicadeza de su olvidada fragancia; la aromática presencia de memorias perdidas, el intoxicante incienso del pasado. Mis ojos se inundaron, mi corazón se contrajo y expandió, mientras me rendía sin reserva a esas antiguas influencias de sonidos y aromas. Estos Espíritus del Pasado —olvidados en el tumulto de memorias más recientes— se apretaban alrededor mío, tomaron mis manos y, siempre susurrando lo que yo hace tiempo había olvidado, siempre suspirando, exhalando de sus cabellos y vestiduras los aromas inefables de las épocas muertas, me guiaron a través de la inmensa Casa, de cuarto en cuarto, de piso en piso.

Pero no todos los espíritus me eran igualmente claros. De hecho, algunos tenían sólo la más débil vida, y me agitaban tan poco que sólo dejaban una impresión indistinta y borrosa en el aire; mientras que otros me observaban casi con reproche con sus apagados y desteñidos ojos, como anhelando retornar a mis recuerdos; y entonces, al ver que no eran reconocidos regresaban flotando suavemente hacia las sombras de sus habitaciones, para volver a dormir imperturbados hasta el día final, cuando no fallaré en reconocerlos.

—Muchos de ellos han dormido por tanto tiempo —dijo la Visión a mi lado— que despiertan sólo a difícilmente. Sin embargo, una vez despiertos te reconocen y recuerdan, aunque tú no logres hacerlo. Pues es la regla de la Casa del Pasado que, mientras tú no los evoques claramente, no recuerdes precisamente cuándo los conociste y con qué causas particulares de tu evolución pasada están asociados, no podrán mantenerse despiertos. A menos que los recuerdes cuando sus ojos se encuentren, a menos que su mirada de reconocimiento les sea devuelta por la tuya, están obligados a regresar a su sueño, silenciosa y desconsoladamente —sus manos sin estrechar, sus voces sin ser oídas—, para soñar un sueño inmortal y paciente, hasta que...

En ese instante, sus palabras se extinguieron repentinamente en la distancia y tomé conciencia de un abrumador sentimiento de deleite y alegría. Algo me había tocado los labios, y un fuego poderoso y dulce se precipitó hacia mi corazón y envió la sangre tumultuosamente por mis venas. Mi pulso latía locamente, mi piel resplandecía, mis ojos se enternecieron, y la terrible tristeza del lugar fue instantáneamente disipada, como por arte de magia. Volviéndome con una exclamación de júbilo, que de inmediato fue tragada por el coro de sollozos y suspiros que me rodeaban, observé... e instintivamente adelanté mis brazos en un rapto de felicidad hacia... hacia la visión de un Rostro... cabello, labios, ojos; una tela dorada rodeaba el hermoso cuello, y el antiguo, antiguo perfume del Este —¡por las estrellas, cuánto hace de ello!— estaba en su aliento.

Sus labios nuevamente estaban en los míos; su cabello sobre mis ojos; sus brazos alrededor de mi cuello, y el amor de su antigua alma vertiéndose en la mía a través de unos ojos todavía fulgurantes y claros. Oh, el feroz tumulto, la maravilla inenarrable, ¡si sólo pudiese recordar!... Aquel aroma, sutil y disipador de brumas, de muchas eras atrás, una vez tan familiar... antes de que las Colinas de la Atlántida estuvieran sobre el mar azul, o que las arenas comenzaran a formar el lecho de la esfinge. Pero, un momento; ya regresa; comienzo a recordar...

Cortina tras cortina se levantan de mi alma, y casi puedo ver más allá. Pero el espantoso elástico de los años, horrible y siniestro, milenio tras milenio... Mi corazón se estremece, y tengo miedo. Otra cortina se eleva y otra perspectiva, que va más allá que las otras, se hace visible, interminable, corriendo hacia un punto rodeado de gruesas brumas. ¡Y he aquí, que ellas también se mueven!, elevándose, iluminándose. Finalmente veré... ya comienzo a recordar… la piel morena... la gracia Oriental, los maravillosos ojos que contenían el conocimiento de Buda y la sabiduría de Cristo, aún antes que aquéllos hubieran soñado con alcanzarla. Como un sueño dentro de un sueño, me cautiva nuevamente, tomando una apremiante posesión de todo mi ser... la forma esbelta... las estrellas en aquel mágico cielo Oriental... los susurrantes vientos entre las palmeras... el murmullo del río y la música de los setos al inclinarse y suspirar en la dorada superficie de arena.

Se difumina un poco y comienza a pasar; luego parece surgir nuevamente. ¡Ay de mi!, aquella sonrisa de dientes resplandecientes... aquellos párpados de venas de encaje. Oh, quién me ayudará a recordar, pues se encuentra demasiado lejos, demasiado oscuro, y yo no puedo recordarlo completamente; aunque mis labios aún se estremecen, y mis brazos se encuentran aún extendidos, nuevamente comienza a desvanecerse. Ya hay una mirada de tristeza, demasiado profunda para expresar con palabras, al darse cuenta de que no es reconocida.... ella, cuya mera presencia pudo una vez extinguir para mí el universo entero... y ella se devuelve, lentamente, tristemente, silenciosamente a su oscuro e inmenso sueño, para soñar y soñar con el día en que la recordaré y que vendrá a donde pertenece...

Me observa desde el final de la habitación, donde las Sombras comienzan a cubrirla y a ganarla de vuelta con sus brazos estirados hacia su sueño de siglos en la Casa del Pasado.

Estremeciéndome, con el extraño perfume aún en mi nariz y el fuego en mi corazón, giré y seguí a mi Sueño por una amplia escalera, hacia otra parte de la Casa. Al entrar en los corredores superiores oí al viento crujir cantando sobre el tejado. Su música tomó posesión de mí hasta que sentí como si todo mi cuerpo fuera un solo corazón, doliente, tenso, palpitante, como si fuera a quebrarse; y todo porque escuché al viento cantar alrededor de la Casa del Pasado.

—Recuerda —murmuró la Visión, respondiendo a mi inexpresada pregunta— que estás escuchando la canción que ha cantado por incontables siglos y para miríadas de incontables oídos. Se remonta asombrosamente lejos; y en ese simple salmo, profundo en su terrible monotonía, se encuentran las asociaciones y los recuerdos de las alegrías, penas y luchas de toda tu existencia previa. El viento, como el mar, le habla a la memoria mas íntima —agregó— y es por eso que su voz es de tal tristeza, profundamente espiritual. Es la canción de las cosas por siempre incompletas, inconclusas, insatisfechas.

Mientras pasábamos por las abovedadas habitaciones, advertí que nadie se agitaba. Realmente no había ningún sonido, sólo una impresión general de una respiración profunda y colectiva, como el vaivén de un mar amortiguado. Mas los cuartos, lo supe inmediatamente, estaban llenos hasta las paredes, repletos, fila tras fila... Y, desde los pisos inferiores, a veces se elevaba el murmullo de las Sombras llorosas al retornar a su sueño, instalándose nuevamente en el silencio, la oscuridad y el polvo. El polvo... oh, el polvo que flotaba en esta Casa del Pasado, tan denso, tan penetrante; tan fino que llenaba los ojos y la garganta sin dolor; tan fragante, que aliviaba los sentidos y tranquilizaba el corazón; tan suave, que resecaba la boca, sin molestar; y cayendo tan silenciosamente, acumulándose, posándose sobre todo, que el aire lo sostenía como una fina bruma y las sombras durmientes lo usaban como mortajas.

—Y éstas son las más antiguas —dijo mi Sueño, apuntando hacia las filas repletas de silenciosos durmientes—. Nadie aquí ha despertado por siglos, demasiados para contarlos; y aún si despertaran no podrías reconocerlos. Ellos son, como los otros, todos tuyos, sólo que son los recuerdos de tus etapas más tempranas a lo largo del gran Camino de Evolución. Algún día, sin embargo, despertarán, y deberás reconocerlos y contestar sus preguntas, pues ellos no pueden morir hasta no agotarse a sí mismos a través de ti, quien les dio la vida.

—¡Ay de mí! —pensé, escuchando y entendiendo a medias estas palabras— cuántas madres, padres, hermanos, pueden entonces estar dormidos en este cuarto; cuántas fieles amantes, cuántos amigos de verdad, ¡cuántos antiguos enemigos! Y pensar que un día se levantarán y me confrontarán, y yo deberé encontrarme con sus ojos nuevamente, reclamarles, conocerlos, perdonarlos, y ser perdonado... los recuerdos de todo mi Pasado...

Me volteé para hablarle al Sueño a mi lado, y toda la Casa se disolvió en el brillo del cielo oriental, y escuché a los pájaros cantando y vi las nubes arriba velando las estrellas en la luz del día que se acercaba.

Algernon Blackwood (1869-1951

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Lun Mayo 16 2016, 08:32

«El ser bajo la luz de la luna»: H.P. Lovecraft; relato y análisis.



El ser bajo la luz de la luna (The Thing in the Moonlight) es un relato de terror del escritor norteamericano J. Chapman Miske, publicado en la edición de enero de 1941 de la revista pulpBizarre Magazine.

Lo interesante de El ser bajo la luz de la luna es que está basado en una carta de H.P. Lovecraft a Donald Wandrei, fechada el 24 de noviembre de 1927, donde el autor de Providence relata un sueño particularmente horroroso.

En este contexto, El ser bajo la luz de la luna incluye, palabra por palabra, todas las descripciones hechas por H.P. Lovecraft en aquella carta, convirtiéndolo en coautor involuntario del cuento.

El protagonista de El ser bajo la luz de la luna, Morgan, es un hombre iletrado que, súbitamente, se siente forzado a escribir los hechos de un sueño que jamás ha soñado. Esa pieza onírica pertenece en realidad a un sujeto llamado Howard Phillips —claramente Lovecraft—, cuya dirección es el número 66 de College Street, Providence, Rhode Island.

El sueño ocurre en un lugar notablemente extraño, muy digno de los mejores relatos del Ciclo Onírico de H.P. Lovecraft.



El ser bajo la luz de la luna.
The Thing in the Moonlight, H.P.Lovecraft-J.Chapman Miske.

Morgan no es hombre letrado; de hecho, su inglés carece del más mínimo atisbo de coherencia. Por eso me tienen fascinado las palabras que escribió, aunque otros las han encontrado ridículas.

Estaba sólo aquella noche, cuando ocurrió. Súbitamente lo asaltaron unos deseos incontenibles de escribir, y tomando la pluma redactó lo siguiente:

Mi nombre es Howard Phillips. Vivo en la Calle College, 66, Providence, Rhode Island. El 24 de noviembre de 1927 (no sé siquiera en qué año estamos) me dormí y tuve un sueño. Desde entonces me ha sido imposible despertar.

Mi sueño comienza en un páramo húmedo, pantanoso y cubierto de cañas, bajo un cielo gris y otoñal, con un abrupto acantilado de roca cubierta de musgo. Estimulado por una vaga curiosidad, subí por una grieta o hendidura de dicho precipicio, contemplando entonces que a uno y otro lado de las paredes se abrían las negras bocas de numerosas madrigueras que se adentraban en las profundidades de la roca.

En varios sitios, el paso estaba cerrado por la estrechez de la bóveda superior de la fisura; en dichos lugares, la oscuridad era notable, y no se distinguían las madrigueras que pudiesen haber allí. En uno de aquellos tramos umbrosos me asaltó un miedo atenazante, como si una emanación incorpórea y sutil de los abismos tomara posesión de mi espíritu; pero la negrura era demasiado densa para descubrir la fuente de mi alarma.

Por último, salí a una meseta cubierta de roca húmeda, alumbrada por una débil luna que había sustituído al moribundo astro del día. Miré en torno y no vi a ningún ser viviente; sin embargo, percibí una agitación extraña por debajo, allí entre los suspirantes juncos de la ciénaga pestilente que hacía poco había abandonado.

Después de avanzar unos metros, me topé con unas vías herrumbrosas de tranvía, y con postes carcomidos que aún sostenían el cable fláccido y combado del trole. Siguiendo por estas vías, llegué rápidamente a un coche amarillo que ostentaba el número 1852, con fuelle de acoplamiento, del tipo de doble vagón, en boga entre 1900 y 1910. Estaba vacío, aunque evidentemente a punto de arrancar; tenía el trole pegado al cable y el freno de aire resoplaba de cuando en cuando bajo el piso del vagón. Me subí a él, y miré inútilmente a mi alrededor intentando de descubrir un interruptor de la luz... entonces noté la ausencia de la palanca de mando, lo que indicaba que no estaba el conductor. Me senté en uno de los asientos transversales. A continuación oí crujir la hierba escasa a la izquierda, y vi las siluetas oscuras de dos hombres que se recortaban a la luz de la luna. Llevaban las gorras reglamentarias de la compañía, y comprendí que eran el cobrador y el conductor. Entonces, uno de ellos olfateó el aire aspirando con fuerza, y levantó el rostro para aullar a la luna. El otro se echó a cuatro patas dispuesto a correr hacia el coche.

Me incorporé de un salto, salí frenéticamente del coche y corrí leguas y leguas por la meseta, hasta que el agotamiento me forzó a detenerme... Huí, no porque el cobrador se echara a cuatro patas, sino porque el rostro del conductor era un mero cono blanco que se estrechaba formando un tentáculo rojo como la sangre.

Percibí de que había sido sólo un sueño; sin embargo, no por ello me tranquilicé.

Desde esa noche espantosa lo único que deseo es despertar..., ¡pero aún no he podido!

¡Al contrario, se me ha revelado que soy un habitante de este terrible mundo onírico! Aquella primera noche dejó paso al alba, y vagué sin rumbo por las solitarias tierras pantanosas. Cuando llegó la noche aún seguía vagando, esperando despertar. Pero de repente aparté la maleza y vi ante mí el viejo tranvía... ¡A su lado había un ser de rostro cónico que alzaba la cabeza y aullaba extrañamente a la luz de la luna!

Todos los días sucede lo mismo. La noche me atrapa siempre en ese lugar de horror. He intentado no moverme cuando sale la luna, pero debo caminar en mis sueños, porque despierto con el ser aterrador aullando ante mí a la pálida luna; entonces doy media vuelta, y echo a correr desenfrenadamente.

¡Dios mío! ¿Cuándo despertaré?

Eso es lo que Morgan escribió. Quisiera ir al 66 de la Calle College de Providence; pero tengo miedo de lo que pueda encontrar allí.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Sáb Ago 13 2016, 12:10

El verdadero significado de la «luna de miel»







El verdadero significado de la «luna de miel».




No es infrecuente que algunos términos vayan adquiriendo un significado metafórico. El uso y las costumbres varían con el tiempo, y a veces cambian por completo el sentido que las originó.

Si hablamos de la luna de miel podríamos suponer que nos referimos a un breve período inmediatamente posterior al matrimonio, donde la pareja disfruta de una empalagosa ternura.

Desde luego, nos estaríamos equivocando.

Originalmente la luna de miel designaba una de las borracheras más prolongadas y legítimas a las que el hombre y la mujer podían entregarse dentro de un marco de legalidad.

El término luna de miel (honeymoon) se acuñó en la Edad Media, más precisamente en las islas británicas, aunque su tradición puede remontarse hasta los celtas.

La luna de miel medieval era parte de una tradición típica de las ceremonias nupciales. Básicamente la pareja de recién casados recibía como regalo una ración extraordinaria de hidromiel, bebida que se obtiene a través de la fermentación de la miel, la cual debía durar exactamente un ciclo lunar completo.

Se creía que este mes de profusa borrachera nupcial era indispensable para que la mujer pudiera procrear dentro del primer año de matrimonio. Si eso ocurría, el mérito no era atribuido a la virilidad del esposo o a la fertilidad de la novia, sino a la habilidad del maestro que había mezclado el hidromiel.

Esto, naturalmente, traía consecuencias nefastas en ciertos casos. Si la novia no quedabaembarazada luego del primer año de matrimonio la reputación del maestro quedaba hecha pedazos.

Para los celtas, la luna de miel era una especie de contrato con los dioses. La posiblidad de producir una nueva vida esta atada a la indulgencia divina; de tal forma que para facilitarla apelaban al rocío del cielo, es decir, a la miel, como vehículo de comunión.

Hay que decir también que durante la luna de miel de la Edad Media se gestaron otros ritos nupciales, como la torta o pastel de bodas. En este caso, no existe una razón trascendental detrás de ella, sino más bien un propósito de orden práctico.

Mientras el hidromiel corría profusamente entre los concurrentes a la boda los invitados debían dejar como regalo un pequeño pastel. Las casas más modestas no tenían el espacio disponible para albergar tantas vituallas, de modo que los pasteles se iban encimando a medida que llegaban.

Algunos medievalistas dudan acerca de esta explicación de la luna de miel, y en cambio deducen un significado aún más oscuro.

Es probable que este mes o ciclo lunar de embriaguez legitimada haya tenido como propósito retener al nuevo recién casado en su hogar durante el tiempo suficiente como para embarazar a su esposa

Después de todo, un mes medieval era un lapso de tiempo considerablemente largo, habida cuenta de las enfermedades, guerras y la baja expectativa de vida. De tal forma que un mes en casa, completamente ebrio, sin posibilidad de salir y morir bajo cualquier pretexto, garantizaba al menos una buena cifra de refriegues y la oportunidad de dejar descendencia, si es que semejante nivel de alcohol en sangre permitía la consumación del matrimonio.

Resulta extraño que los vikingos no hayan aceptado esta tradición de borracheras legalizadas. La luna de miel nórdica era mucho más templada. Se la conocía como flitterwochen, literalmente: semana del oropel, período donde las novias utilizaban todas sus chucherías y ornamentos para agradar al novio; en este caso, peligrosamente sobrio


el espejo  gotico

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Sáb Ago 13 2016, 12:15

Historia del príncipe y la vampiro es un relato de vampiros proveniente de Las mil y una noches (Alf Laylá wa Laylá), cuyo verdadero nombre, confieso, no he podido ubicar.

La historia nos relata la tragedia de un príncipe que, inconvenientemente, contrae matrimonio con una vampira llamada Nadilla. Desconocemos si se trata de una metáfora oriental sobre la mujer, o si los árabes realmente pensaban que existían otra clase de horrores fuera del matrimonio.



Historia del príncipe y la vampiro.

Mil y una Noches.

El rey de que se trata tenía un hijo aficionadísimo a la caza con galgos, y tenía también un visir. El rey mandó al visir que acompañara a su hijo allá donde fuese. Un día entre los días, el hijo salió a cazar con galgos, y con él salió el visir. Y ambos vieron un animal monstruoso. Y el visir dijo al hijo del rey: "¡Anda contra esa fiera! ¡Persíguela!" Y el príncipe se puso a perseguir a la fiera hasta que todos le perdieron de vista. Y de pronto la fiera desapareció del desierto. Y el príncipe permanecía perplejo, sin saber hacia dónde ir, cuando vió en lo más alto del camino una joven esclava que estaba llorando. El príncipe le preguntó: "¿Quién eres?" Y ella respondió: "Soy la hija de un rey de reyes de la India. Iba con la caravana por el desierto, sentí ganas de dormir, y me caí de la cabalgadura sin darme cuenta. Entonces me encontré sola y abandonada". A estas palabras, sintió lástima el príncipe y emprendió la marcha con la joven, llevándola a la grupa de su mismo caballo. Al pasar frente a un bosquecillo, la esclava le dijo: "¡Oh señor, desearía evacuar una necesidad!" Entonces el príncipe la desmontó junto al bosquecillo, y viendo que tardaba mucho, marchó detrás de ella sin que la esclava pudiera enterarse. La esclava era un vampiro, y estaba diciendo a sus hijos: "¡Hijos míos, os traigo un joven muy robusto!" Y ellos dijeron: "¡Tráenoslo, madre, para que lo devoremos!" Cuando lo oyó el príncipe, ya no pudo dudar de su próxima muerte, y las carnes le temblaban de terror mientras volvía al camino. Cuando salió la vampiro de su cubil, al ver al príncipe temblar como un cobarde, le preguntó: "¿Por qué tienes miedo?" Y él dijo: "Hay un enemigo que me inspira temor". Y prosiguió la vampiro: "Me has dicho que eres un príncipe..." Y respondió él: "Así es la verdad". Y ella le dijo: "Y entonces, ¿por qué no das algún dinero a tu enemigo para satisfacerle?" El príncipe replicó: "No se satisface con dinero. Sólo se contenta con el alma. Por eso tengo miedo, como víctima de una injusticia". Y la vampiro le dijo: "Si te persiguen como afirmas, pide contra tu enemigo la ayuda de Alah, y Él te librará de sus maleficios y de los maleficio de aquellos de quienes tienes miedo".

Entonces el príncipe levantó la cabeza al cielo y dijo: "¡Oh tú, que atiendes al oprimido que te implora, hazme triunfar de mi enemigo, y aléjale de mí, pues tienes poder para cuanto deseas!"

Cuando la vampiro oyó estas palabras, desapareció. Y el príncipe pudo regresar al lado de su padre, y le dió cuenta del mal consejo del visir. Y el rey mandó matar al visir".

En seguida el visir del rey Yunán prosiguió de este modo:

¡Y tú, oh rey, si te fías de ese médico, cuenta que te matará con la peor de las muertes! Aunque le hayas colmado de favores, y le hayas hecho tu amigo, está preparando tu muerte. ¿Sabes por qué te curó de tu enfermedad por el exterior de tu cuerpo, mediante una cosa que tuviste en la mano? ¿No crees que es sencillamente para causar tu pérdida con una segunda cosa que te mandará también coger?"

Entonces el rey Yunán dijo: "Dices la verdad. Hágase según tu opinión, ¡oh visir bien aconsejado! Porque es muy probable que ese médico haya venido ocultamente como un espía para ser mi perdición. Si me ha curado con una cosa que he tenido en la mano, muy bien podría perderme con otra que, por ejemplo, me diera a oler". Y luego el rey Yunán dijo a su visir: "¡Oh visir! ¿qué debemos hacer con él?" Y el visir respondió: "Hay que mandar inmediatamente que le traigan, y cuando se presente aquí degollarlo, y así te librarás de sus maleficios, y quedarás desahogado y tranquilo. Hazle traición antes que él te la haga a ti"

Y el rey Yunán dijo: "Verdad dices, ¡oh visir!" Después el rey mandó llamar al médico, que se presentó alegre, ignorando lo que había resuelto el Clemente. El poeta lo dice en sus versos:

¡Oh tú, que temes los embates del Destino, tranquilízate! ¿No sabes que todo está en las manos de Aquel que ha formado la tierra?

Porque lo que está escrito, escrito está y no se borra nunca! ¡Y lo que no está escrito no hay por qué temerlo! ¡Y tú Señor! ¿Podré dejar pasar un día sin cantar tus alabanzas? ¿Para quién reservaría si no el don maravilloso de mi estilo rimado y mi lengua de Poeta? ¡Cada nuevo don que recibo de tus manos, ¡oh Señor! es más hermoso que el precedente y se anticipa a mis deseos! Por eso, ¿cómo no cantar tu gloria, toda tu gloria, y alabarte en mi alma y en público? ¡Pero he de confesar que nunca tendrán mis labios elocuencia bastante, ni mi pecho fuerza suficiente para cantar y para llevar los beneficios de que me has colmado! ¡Oh tú que dudas, confía tus asuntos a las manos de Alah, el único Sabio! ¡Y así que lo hagas tu corazón nada tendrá que temer por parte de los hombres! ¡Sabes también que nada se puede hacer por tu voluntad, sino por la voluntad del Sabio de los Sabios! ¡No desesperes pues, nunca y olvida todas las tristezas y todas las zozobras! ¿No sabes que las zozobras destruyen el corazón más firme y más fuerte?

¡Abandónaselo todo! ¡Nuestros proyectos no son más que proyectos de esclavos impotentes ante el único Ordenador! ¡Déjate llevar! ¡Así disfrutarás de una paz duradera!

Cuando se presentó el médico Ruyán, el rey le dijo: "¿Sabes por qué te he hecho venir a mi presencia?" Y el médico contestó: "Nadie sabe lo desconocido, más que Alah el Altísimo".

Y el rey le dijo: "Te he mandado llamar para matarte y arrancarte el alma". Y el médico Ruyán, al oír estas palabras, se sintió asombrado, con el más prodigioso asombro, y dijo: "¡Oh rey! ¿por qué me has de matar? ¿Qué falta he cometido?" Y el rey contestó: "Dicen que eres un espía y que viniste para matarme. Por eso te voy a matar antes de que me mates". Después el rey llamó al porta-alfanje y le dijo: "¡Corta la cabeza a ese traidor y líbranos de sus maleficios!" El médico le dijo: "Consérvame la vida, y Alah te la conservará. No me mates, si no Alah te matará también".

Después reiteró la súplica, como yo lo hice dirigiéndome a ti ¡oh efrit! sin que me hicieras caso, pues, por el contrario, persististe en desear mi muerte.

Y en seguida el rey Yunán dijo al médico: "No podré vivir confiado ni estar tranquilo como no te mate. Porque si me has curado con una cosa que tuve en la mano, creo que me matarás con otra cosa que me des a oler o de cualquier modo". Y dijo el médico: "¡Oh rey! ¿Es ésta tu recompensa? ¿Así devuelves mal por bien?" Pero el rey insistió: "No hay más remedio que darte la muerte sin demora". Y cuando el médico se convenció de que el rey quería matarle sin remedio, lloró y se afligió al recordar los favores que había hecho a quienes no los merecían. Ya lo dice el poeta:

¡La joven y loca Moimuna es verdaderamente bien pobre de espíritu! ¡Pero su padre, en cambio, es un hombre de gran corazón y considerado entre los mejores!

¡Miradle, pues! ¡Nunca anda sin su farol en la mano, y así evita el lodo de los caminos, el polvo de las carreteras y los resbalones peligrosos...!

En seguida se adelantó el porta-alfanje, vendó los ojos del médico, y sacando la espada, dijo al rey: "Con tu venia". Pero el médico seguía llorando y suplicando al rey: "Consérvame la vida, y Alah te la conservará. No me mates, o Alah te matará a ti".

Y recitó estos versos de un poeta:

¡Mis consejos no tuvieron ningún éxito, mientras que los consejos de los ignorantes conseguían su propósito! ¡No recogí más que desprecios! ¡Por esto, si logro vivir, me guardaré mucho de aconsejar! ¡Y si muero, mi ejemplo servirá a los demás para que enmudezca su lengua!

Y dijo después al rey: "¿Es ésta tu recompensa? He aquí que me tratas como hizo un cocodrilo". Entonces preguntó el rey: "¿Qué historia es esa de un cocodrilo?" Y el médico dijo: "¡Oh señor! No es posible contarla en este estado. ¡Por Alah sobre ti! Consérvame la vida y Alah te la conservará!"

Y después comenzó a derramar copiosas lágrimas. Entonces algunos de los favoritos del rey se levantaron y dijeron: "¡Oh rey! Concédenos la sangre de este médico, pues nunca le hemos visto obrar en contra tuya; al contrario, le vimos librarte de aquella enfermedad que había resistido a los médicos y a los sabios". El rey les contestó: "Ignoráis la causa de que mate a este médico; si lo dejo con vida, mi perdición es segura, porque si me curó de la enfermedad con una cosa que tuve en la mano, muy bien podría matarme dándome a oler cualquier otra. Tengo mucho miedo de que me asesine para cobrar el precio de mi muerte, pues debe ser un espía que ha venido a matarme. Su muerte es necesaria; sólo así podré perder mis temores". Entonces el médico imploró otra vez: "Consérvame la vida para que Alah te la conserve; y no me mates, para que no te mate Alah".

Pero ¡oh efrit! cuando el médico se convenció de que el rey lo iba a hacer matar sin remedio, dijo: "¡Oh rey! Si mi muerte es realmente necesaria, déjame ir a casa para despachar mis asuntos, encargar a mis parientes y vecinos que cuiden de enterrarme, y sobre todo para regalar mis libros de medicina. A fe que tengo un libro que es verdaderamente el extracto de los extractos y la rareza de las rarezas, que quiero legarte como un obsequio para que lo conserves cuidadosamente en tu armario".

Entonces el rey preguntó al médico: "¿Qué libro es ese?" Y contestó el médico: "Contiene cosas inestimables; el menor de los secretos que revela es el siguiente: Cuando me corten la cabeza, abre el libro, cuenta tres hojas y vuélvelas; lee en seguida tres renglones de la página de la izquierda; y entonces la cabeza cortada te hablará y contestará a todas las preguntas que le dirijas".

Al oír estas palabras el rey se asombró hasta el límite del asombro, y estremeciéndose de alegría y de emoción, dijo: "¡Oh médico! ¿Hasta cortándote la cabeza hablarás?" Y el médico respondió: "Sí, en verdad, ¡oh rey! Es, efectivamente, una cosa prodigiosa". Entonces el rey le permitió que saliera, aunque escoltado por guardianes, y el médico llegó a su casa, y despachó sus asuntos aquel día, y al siguiente día también. Y el rey subió al diwán, y acudieron los emires, los visires, los chambelanes, los nawabs (lugartenientes o representantes del rey) y todos los jefes del reino, y el diwán parecía un jardín lleno de flores.

Entonces entró el médico en el diwán y se colocó de pie ante el rey, con un libro muy viejo y una cajita de colirio llena de unos polvos. Después se sentó y dijo: "Que me traigan una bandeja". Le llevaron una bandeja, y vertió los polvos, y los extendió por la superficie. Y dijo entonces: "¡Oh rey! coge ese libro, pero no lo abras antes de cortarme la cabeza. Cuando la hayas cortado colócala en la bandeja y manda que la aprieten bien contra los polvos para restañar la sangre. Después abrirás el libro".

Pero el rey, lleno de impaciencia no le escuchaba ya; cogió el libro y lo abrió, pero encontró las hojas pegadas unas a otras. Entonces metiendo su dedo en la boca, lo mojó con su saliva y logró despegar la primera hoja. Lo mismo tuvo que hacer con la segunda y la tercera hoja, y cada vez se abrían las hojas con más dificultad. De ese modo abrió el rey seis hojas, y trató de leerlas, pero no pudo encontrar ninguna clase de escritura. Y el rey dijo: "¡Oh médico, no hay nada escrito!"

Y el médico respondió: "Sigue volviendo más hojas del mismo modo". Y el rey siguió volviendo más hojas. Pero apenas habían pasado algunos instantes circuló el veneno por el organismo del rey en el momento y en la hora misma, pues el libro estaba envenenado. Y entonces sufrió el rey horribles convulsiones, y exclamó: "¡El veneno circula!"

Y después el médico Ruyán comenzó a improvisar versos diciendo:

¡Esos jueces! ¡Han juzgado, pero excediéndose en sus derechos y contra toda justicia! ¡Y sin embargo, oh Señor, la justicia existe! ¡A su vez fueron juzgados! ¡Si hubieran sido íntegros y buenos, se les habría perdonado! ¡Pero oprimieron y la suerte los ha oprimido y les ha abrumado con las peores tribulaciones! ¡Ahora son motivo de burla y de piedad para el transeúnte! ¡Esa es la ley! ¡Esto a cambio de aquello! ¡Y el Destino se ha cumplido con toda lógica!

Cuando Ruyán el médico acababa su recitado, cayó muerto el rey. Sabe ahora, ¡oh efrit, que si el rey Yunán hubiera conservado al médico Ruyán, Alah a su vez le habría conservado. Pero al negarse, decidió su propia muerte.

Y si tú, ¡oh efrit, hubieses querido conservarme, Alah te habría conservado.
En este momento de su narración, Schehrazada vió aparecer la mañana, y se calló discretamente. Y su hermana Doniazada le dijo: "¡Qué deliciosas son tus palabras!" Y Schehrazada contestó: "Nada es eso comparado con lo que os contaré la noche próxima, si vivo todavía y el rey tiene a bien conservarme". Y pasaron aquella noche en la dicha completa y en la felicidad hasta por la mañana. Después el rey se dirigió al diwán. Y cuando terminó el diwán, volvió a su palacio y se reunió con los suyos.

Anónimo.

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Sáb Ago 13 2016, 12:54

Summerland: el cielo que cada alma construye para sí misma







Summerland: el cielo que cada alma construye para sí misma.




El término Summerland, en tanto paradigma o conceptualización de la vida en el más allá, fue acuñado por los teósofos y, posteriormente, adoptado por ciertas ramas del paganismo tales como elmovimiento Wicca.

Summerland es, básicamente, la vida subjetiva en el más allá; es decir, un cielo que no es igual para todas las personas sino que una estructura flexible que se basa en los principios, creencias y deseos de la persona fallecida.

El primero en desarrollar esta idea de un cielo particular para cada sujeto fue Emanuel Swedenborg(1688–1772) —autor de: El cielo y el infierno (De Caelo et Ejus Mirabilibus et de inferno, ex Auditis et Visis)—, cuyas obras inspirarían a Andrew Jackson Davis (1826–1910) y su libro: La gran armonía(The Great Harmonia), donde se aclara que Summerland (en español, tierra del verano), es el punto más alto del desarrollo espiritual en el más allá; es decir, la esfera de existencia más absoluta delplano astral.

Tal como lo sugiere su nombre, Summerland es un sitio de belleza imperturbable, donde cada deseo genuino gestado en el plano físico encuentra su más pura ejecución. En este sentido, sus características recuerdan el Annwn de los mitos galeses, mezcla de cielo e infierno donde todo lo que se inscribe en el alma del sujeto, tanto lo bueno como lo malo, la luz y la oscuridad, se expresan en términos absolutos.

El teósofo C.W. Leadbeater —autor de: El plano astral: escenario, habitantes y fenómenos(The Astral Plane: Its Scenery, Inhabitants And Phenomena)Formas de pensamiento (Thought Forms)El lado oculto de las cosas (The Hidden Side of Things)Sueños: qué son y qué los causa (Dreams: What They Are and How They Are Caused)Significado de los colores y sus emociones (What the Colours Mean), entre otros— sostiene que Summerland también puede oficiar de espacio de crecimiento y espera entre encarnaciones.

Ahora bien, ¿de qué tiene que descansar un alma desencarnada?

Precisamente de la vida en el plano físico, de las emociones, los sentimientos, el dolor, y en general de toda la experiencia vivida en el encierro del cuerpo y sus impulsos orgánicos.

Dentro de Summerland el alma diseña su propio espacio, algo así como una porción de eternidad, con la particularidad de que también puede ser un sitio colectivo donde se vinculan individuos con creencias similares.

El concepto de Summerland se esparce por un número elevado de creencias neopaganas y filosóficas en donde la idea del infierno no tiene cabida. En este contexto, el mismo lugar de privilegio puede asumir la forma de un espacio de castigo poblado por seres imposibles.

Todo depende de la elección que el alma realice para reafirmar sus buenas acciones en la tierra y entender aquellas que han causado daño y sufrimiento a los demás.

Algunos teósofos, sin embargo, consideran que Summerland puede ser un sitio engañoso.

Su belleza, insistimos, producto de los deseos inconscientes del alma, puede confundir al espíritu, haciéndole creer que efectivamente se encuentra en el cielo.

Si el alma no sabe que se encuentra en Summerland, es decir, en un sitio que puede crearse de acuerdo a los propios pensamientos y deseos, se lo suele confundir con un mundo o plano de realidad de materia densa; razón por la cual es muy sencillo terminar vagando como un pelotudo por toda la eternidad, o bien disfrutar de placeres más bien mundanos.

Esa es la razón por la cual muchos teósofos sostienen que los cristianos habitan en cielos cristianos, los judíos en cielos judíos, los hindúes en cielos hindúes, y así con todas las creencias y religiones de la tierra.

Es la formación del alma en la tierra, los credos y simpatías que adquiere, las que le prorcionan la imagen ideal que luego asumirá el Summerland.

El mismo principio podría aplicarse al concepto de infierno, diferente en cada religión.

Según esta propuesta, el Hades realmente existe, así como el Helheim, el Sheol, entre otros inframundos menos populares.

Esta necesidad de crearse uno mismo su propio cielo puede poner en aprietos al agnóstico promedio, y convertir la vida en el más allá del ateo en un insondable pozo donde nada ocurre, donde ni el tiempo ni el espacio son posibles, justamente porque el sujeto no creía que hubiese algo del otro lado.

A modo de actitud preventiva, siempre es conveniente ejercitar la imaginación durante la vida en la Tierra y, de esa forma, establecer algunos puntos esenciales para que en el futuro nuestro propioSummerland no nos presente sorpresas desagradables tales como demonios, réprobos, e incluso cielos con beneficios inciertos.

El Espejp Gotico

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Mar Ago 16 2016, 17:18

10 grandes autores adictos a las drogas
Posted: 15 Aug 2016 09:16 AM PDT

10 grandes autores adictos a las drogas.




Las drogas y la literatura no necesariamente están vinculadas, aunque de hecho existan varios casos de notable asimilación.

Si bien el consumo de drogas no es un requisito indispensable para que un autor pueda acceder a los sótanos de su conciencia y enfrentar a los miedos primordiales que lo pueblan, tampoco una vida frugal, libre de colesterol y sobresaltos hepáticos, nos aseguran ese grado de indiscreción.

En esta sección de El Espejo Gótico daremos cuenta de 10 grandes autores adictos a las drogas. Naturalmente, podríamos citar docenas más de ellos, quizás cientos, pero difícilmente con el mismo nivel de compromiso con la adicción, la autodestrucción y el arte de escribir para socavar el infierno personal, la esclavitud que supone cualquier atadura física y emocional a las drogas.

En esta lista evitaremos la adicción al alcohol, la cual merece un capítulo aparte. 


10- John Keats.


John Keats fue un notable poeta del siglo XIX. A pesar de su enorme genio, sus progresos eran muy lentos, a tal punto que publicó su primer poema apenas cuatro años antes de su muerte, que de hecho se produjo de forma prematura, a los 25 años de edad, debido a la tuberculosis.

De una lentitud pasmosa John Keats pasó a la productividad más impresionante. A comienzos de 1819, se volvió adicto al opio, lo cual le trajo aparejado un sinfín de malestares físicos pero también un ritmo de composición asombroso. En pocos meses creó sus poemas más conocidos: Oda a un ruiseñor (Ode to a Nightingale) y Oda a la indolencia (Ode to Indolence); los cuales parecen evidenciar un corte abrupto, un quiebre, con sus primeras obras.

Como a muchos niños de aquella época, a John Keats también se le administró láudano desde muy temprana edad para tratar los efectos letales de la diarrea.



9- Charles Baudelaire.


El autor francés Charles Baudelaire, creador de Las flores del mal (Les fleurs du mal), fue un miembro activo del Club de Hachichins (Hashish Club), donde entabló amistad con otros artistas de la época, como Alejandro Dumas y el pintor Eugène Delacroix.

Charles Baudelaire no solo se volvió un consumidor frecuente del hashish, sino que también escribió sobre sus virtudes terapéuticas —totalmente desacreditadas en nuestros días— y la facilidad con la que esta sustancia podía inducir estados vecinos de la inspiración.



8- Samuel Taylor Coleridge.


Samuel Taylor Coleridge obtuvo la inmortalidad a través de dos poemas impresionantes: La balada del viejo marinero (The Rime of the Ancient Mariner) y Kubla Khan (Kubla Khan). De hecho, toda su obra poética posee un aura etérea, anhelante, como si hubiese sido construida dentro de un sueño.

Samuel Taylor Coleridge no se enorgullecía de su adicción; de hecho, la ocultaba como un secreto bastante incómodo. Por ejemplo, aseguraba que Kubla Khan había sido compuesto durante el sueño, sin aclarar que ese sueño era en realidad una ensoñación inducida por el consumo de opio, en este caso, para tratar los síntomas de la disentería.

Samuel Taylor Coleridge comenzó su adicción cuando era un estudiante, y durante cuarenta años construyó una resistencia admirable contra sus efectos, a tal punto que podía llegar a consumir dos cuartos de botella de láudano (derivado del opio) en una semana.

Para poner en perspectiva esa dosis descomunal hay que calcular que, en el siglo XVIII, las concentraciones de láudano contenían 10 mg. de morfina por mililitro; lo cual se traduce en unos 18.9 gramos de morfina por semana para la dieta de Coleridge. Solo se necesita 1.2 gramos de esta sustancia para matar a un caballo.



7- Percy Shelley.


En una época difícil para ejercer la libertad personal, Percy Shelley se volcó al opio para alterar su conciencia y ejecutar acciones consideradas totalmente inadecuadas para la sociedad.

Tanto él como su futura esposa, Mary Shelley —autora de Frankenstein (Frankenstein)—, se entregaron al abrazo devastador del dragón verde. Años después, esas experiencias se transformaron en frecuentes episodios de confusión, pesadillas, espasmos, convulsiones, y al menos un intento de suicidio.

Según sus propias observaciones, el opio era una especie de catalizador de la creatividad de Percy Shelley; sin embargo, lo esclavizaba en el resto de las áreas de su vida cotidiana, perjudicando con particular énfasis su salud mental y estabilidad emocional, al punto de conducirlo a verdaderos arrebatos de locura.



6- Elizabeth Barrett Browning.


Elizabeth Barrett Browning fue una de las más reconocidas poetisas victorianas. A su increíble productividad hay que sumarle otras ocupaciones, por ejemplo, sus campañas contra la esclavitud y varias reformas legislativas vinculadas al trabajo infantil y los derechos de la mujer.

Por prescripción médica, Elizabeth Barrett Browning empezó a consumir láudano (más precisamente, tintura de opio) a los 14 años de edad para suavizar los terribles dolores que sufría en la columna y el cuello.

Los dolores la acompañaron durante el resto de su vida, así como el láudano y la morfina. A los 20 años de edad, la adicción era una parte esencial de su rutina diaria. Elizabeth Barrett Browning consumió su última dosis el 29 de junio de 1861, cuando contaba con apenas 37 años. Horas después, su cuerpo sin vida fue hallado en la cama, según los dichos de su esposo, el poeta Robert Browning, con una sonrisa rígida tallada en el rostro.



5- Aleister Crowley.


Aleister Crowley, más conocido por sus aportes al ocultismo y el esoterismo, también fue un excelente poeta; y quizás habría llegado a ser uno realmente genial si hubiese evitado frecuentar ciertas adicciones particularmente desagradables.

Después de haber consumido heroína para tratar su asma, Aleister Crowley se convirtió en adicto. En su obra:Confesiones (Confessions), el mago realiza un minucioso repaso por sus sustancias predilectas: peyote, marihuana, morfina, mescal, ether, opio. Murió en 1947 de una complicación respiratoria producida por su primer gran amor: la heroína.



4- Robert Louis Stevenson.


Robert Louis Stevenson fue un consumidor frecuente de cocaína, por aquel entonces, una sustancia legal. Estaba enfermo de tuberculosis y las drogas servían para paliar las terribles dolencias y malestares que padecía prácticamente todo el tiempo. No obstante, el consumo trajo aparejadas otras prestaciones.

Casi inválido, incapaz de realizar las tareas más elementales, Robert Louis Stevenson llegó a escribir más de 60.000 palabras en cinco días. No cualquier tipo de palabras, como fácilmente podríamos atribuirle a un adicto fuera de control, sino las que conforman la totalidad de la novela: El extraño caso del doctor Jeckyll y mr. Hyde (The Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde); la cual menciona un polvo blanco capaz de transformar a alguien correcto y agradable en un detestable criminal.



3- William S. Burroughs.


William S. Burroughs escribió más de 18 novelas y una cifra incalculable de relatos. Su obra más famosa, sin embargo, no tiene nada que ver con la ficción: Junkie, autobiografía despiadada, relata precisamente su experiencia como adicto a las drogas, de todo tipo, clase y frecuencia.

Burroughs manifiesta un punto de vista negativo acerca del uso de drogas como forma de aumentar la creatividad. Por el contrario, opina que las drogas solo aumentan la productividad del escritor mediocre:

Ya sea si la aspiras, la fumas, la comes, o si te la metes por el culo: el resultado es el mismo.

(Whether you sniff, it smoke it, eat it, or shove it up your ass, the result is the same)



2- Philip K. Dick.


Philip K. Dick, que dicho de paso también sufría de esquizofrenia, fue un verdadero maestro de la ciencia ficción. Publicó 44 novelas y 121 relatos fantásticos, muchos de los cuales fueron escritos bajo el abuso de anfetaminas.

Buena parte de sus novelas se basan en personajes incapaces de diferenciar la realidad de la psicosis; de hecho, el propio Philip K. Dick solía tener alucinaciones frecuentes acerca de un gigantesco rostro metálico que lo observaba desde el cielo, y hasta llegó a considerar la posibilidad de que su cuerpo estuviese poseído por el espíritu del profeta Elías.

Las drogas lo convirtieron en un sujeto paranoico; lo cual se refleja en un episodio ocurrido en 1971, donde un ladrón común ingresó a su domicilio. Durante los siguientes 11 años, Philip K. Dick escribió docenas de miles de páginas acerca de una conspiración mundial. La hipótesis más interesante deduce que él mismo fue aquel ladrón, y que su cerebro habría sido lavado por una agencia gubernamental desconocida.

En 1982, a la edad de 54 años, Philip K. Dick sufrió dos derrames cerebrales y murió pocos días después. Dentro de su interminable lista de genialidades podemos mencionar: El hombre en el castillo (The Man in the High Castle),Ubik (Ubik)SIVAINVI (VALIS)Podemos recordarlo por usted (We Can Remember It for You Wholesale) yUna mirada a la oscuridad (A Scanner Darkly).



1- Thomas De Quincey.


Thomas De Quincey escribió el primer libro sobre adicciones a las drogas de occidente: Confesiones de un inglés comedor de opio (Confessions of an English Opium-Eater).

Si bien Thomas De Quincey cayó en las garras del opio al utilizar esta sustancia como tratamiento para la neuralgia, rápidamente se convirtió en un adicto. Para 1813 se encontraba totalmente obsesionado con el consumo, el cual se acentuaba durante breves pero horrorosos períodos de abstinencia.

De Quincey, en parte gracias a la traducción de Charles Baudelaire, titulada Los paraísos artificiales (Les paradis artificiels), se convirtió en un referente de la literatura más oscura del período, y en uno de los ejemplos más perturbadores de lo que la adicción a las drogas puede hacer con la integridad del hombre.

El Espejo Gótico

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Videos y reportajes de investigación

Mensaje por Arus el Sáb Sep 17 2016, 18:08

Videos y reportajes de investigación

Las sectas satánicas

( NO APTO PARA MENORES DE 18 AÑOS )


Arus
9-Soldado de 1ª
9-Soldado de 1ª

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 313
Puntos patrióticos : 2834
Reputación : 1223
Fecha de inscripción : 14/09/2016
Localización : Empel

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y Mitologia

Mensaje por José Francisco el Miér Sep 21 2016, 17:55

Necronomicón: la verdadera historia




Necronomicón: la verdadera historia.




H.P. Lovecraft siempre fue un entusiasta creador de libros apócrifos. A menudo utilizaba estas herramientas narrativas con una precisión innata, inigualable, e imitada hasta el hartazgo por los acólitos de su Circulo literario.

Hoy hablaremos del mayor ejemplo de mitificación en la literatura moderna: El Necronomicón.

H.P. Lovecraft creó el mito del Necronomicón como engranaje para sus relatos; una forma de anclar lo sobrenatural dentro de un marco coherente y aceptable, en este caso, un antiguo libro maldito.

Ahora bien: ¿qué oculta el Necronomicón y en qué consisten sus páginas?

Podemos pensar el Necronomicón como un grimorio dedicado a las artes negras, fundamentalmente a la nigromancia.

Allí se funden algunos siniestros rituales prearios, con otros ritos conocidos y documentados por los folkloristas.

En el Necronomicón también se revelan algunas espantosas ilustraciones. H.P. Lovecraft las utiliza en varios relatos, por ejemplo, en el primer cuento en donde se menciona al Necronomicón: El sabueso (The Hound), de 1922.

Para dar un breve resumen de la historia del Necronomicón es imprescindible entender su naturaleza apócrifa.

Paradójicamente, hablar del Necronomicón cómo un libro apócrifo puede ser un error insoslayable. Se dice que algo es apócrifo cuando se quiere marcar su carácter falso o ficticio, sin embargo, la traducción literal de la palabra griega apócrifo sería "lo oculto"; de apos, "lejos", y kryptein, "ocultar").

De este modo, en vez de catalogar al Necronomicón como un libro de ficción estaríamos otorgándole un valor histórico concreto.

Según lo comenta el propio H.P. Lovecraft, el verdadero nombre del Necronomicón es Al Azif. Fué escrito en el año 730 d.C. por el árabe loco Abdul Alhazred; cuyo nombre puede rastrearse hasta las páginas de las Mil y una noches.

El libro fue traducido al griego con el nombre de Necronomicón por Theodorus Philetas en el año 950 d.C.; el patriarca Miguel ordenó su destrucción en 1050; Olaus Wormius lo tradujo del griego al latín en 1228; en 1232 el papa Gregorio IX suprimió las ediciones latinas y griegas, pero una misteriosa edición alemana apareció en el siglo XVI. Finalmente, el Necronomicón fue reimpreso en Italia entre los años 1500 y 1550, y en el siglo XVII se publicó una edición española. Este último es el Necronomicón que aparece citado en la mayoría de los relatos de H.P. Lovecraft.

El nombre original del Necronomicón, como ya dijimos, es Al Azif. Su significado puede traducirse cómo "el zumbido"; nombre genérico que los árabes le daba a los ruidos nocturnos causados por los insectos, a quienes les atribuían una naturaleza demoníaca.

Para los amantes de la literatura gótica, y más concretamente de la novela gótica, diremos que H.P. Lovecraft confesó haberse inspirado para el nombre del Necronomicón en una nota al pie de página del Vathec (Vathec) de William Beckford.

El nombre griego del libro -Necronomicón- puede traducirse sin riesgos. La palabra Nekros significa "muerto"; Nomos, "ley"; e Ikos es una partícula sin significado que solo sirve para formar los adjetivos.

Por lo tanto, Necronomicón significa: "relativo a las leyes de los muertos".

Lo verdaderamente llamativo es el nombre del autor del Necronomicón: Abdul Alhazred.

Este nombre puede encontrarse en las Mil y una noches; por lo tanto, no sería descabellado que H.P. Lovecraft haya abrevado en esa fuente para crear al mítico autor del Necronomicón.

Algunos investigadores inquietos y amantes de los mensajes cifrados, han elaborado una teoría alternativa sobre el origen del árabe loco. Estos estudiosos de la obra de H.P. Lovecraft afirman que el nombre Alhazred esconde un significado oculto:

Alhazred= all has read ("el que lo ha leído todo").


Lo ideal sería ir descubriendo las cualidades y texturas del Necronomicón directamente de los relatos de H.P. Lovecraft. Fuera de contexto, todo libro apócrifo pierde su razón de ser.

No obstante esta juiciosa advertencia, diremos algo acerca del contenido del Necronomicón.

En repetidas ocasiones el autor nos advierte que la lectura del Necronomicón puede conducir a la locura. Casi todos los protagonistas de sus relatos sufren espantosamente al leer el libro maldito, experimentan pesadillas y visiones horrorosas, vislumbran ese mundo informe de monstruos imposibles y arquitecturas caprichosas.

El Necronomicón agrupa los conocimientos nigrománticos de un culto antiquísimo; plagado de invocaciones, ritos y arcanos supuestamente perdidos. No todos los dioses y criaturas del Necronomicón son invenciones de H.P. Lovecraft; algunas, de hecho, pertenecen a panteones bastante conocidos, como Dagón, por ejemplo.

Como detalle curioso diremos que la historia y la cronología del Necronomicón resultaron tan convincentes para el público, que durante años los libreros de todo el mundo recibieron gran cantidad de pedidos por parte del público general, y hasta de algunos bibliófilos aficionados. Aún en la actualidad circulan versiones falaces que hablan del Necronomicón como si hubiese existido realmente.

Tal vez lo más atrayente del Necronomicón es su capacidad de evocar en el lector lo que los mitólogos del siglo XIX llamaban "memoria de la raza". Dentro de todos nosotros -afirmaron- late una sombra que duerme; un instinto, un llamado, quizá; de los bosques que aún hoy reclaman el tributo de bailes enloquecidos a la luz de la luna.

El Necronomicón nos recuerda una época en la que los libros podían ser mortales, dónde seres nocturnos plasmaban en sus páginas los arcanos de un saber siniestro; pero sobre todo que el conocimiento de ciertos secretos, celosamente guardados por las aguas y el tiempo, no deben ser examinados impunemente.


el espejo gotico

José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2227
Puntos patrióticos : 13944
Reputación : 1812
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.