Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» El Supremo ve "discriminación ideológica" en el asalto a Blanquerna y manda a los condenados a prisión
Hoy a las 21:53 por JoséUEI

» Vídeos de Humor
Hoy a las 21:20 por Clemente

» Nuestra lucha debe ser estratégica
Hoy a las 19:39 por La Revolución por Hacer

» Los españoles del Estado Islámico presionan para golpear en la Península: "Atacad, atacad, atacad"
Hoy a las 19:31 por niunpasoatras.org

» Los españoles del Estado Islámico presionan para golpear en la Península: "Atacad, atacad, atacad"
Hoy a las 18:47 por Torquemada2014

» Brutal paliza de un grupo de radicales de izquierdas a una joven en Murcia
Hoy a las 18:31 por Torquemada2014

» PALABRAS DE DURRUTI SOBRE JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA.
Hoy a las 17:52 por Ruta AP7

» Tres inmigrantes retransmiten en directo la violación a una mujer en Suecia
Hoy a las 16:37 por BRUC

» 80 Aniversario de la creación del Cuerpo de Mutilados por la Patria
Hoy a las 16:35 por BRUC

» El Supremo dice que el toro no es un símbolo oficial de España
Hoy a las 16:31 por BRUC

» La factura de “la luz” o la electricidad y sus misterios
Hoy a las 09:54 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 09:23 por deuteros

» España: un siglo de maldición
Hoy a las 08:06 por Huroncete

» Un 'youtuber' humilla a un mendigo al darle de comer pasta dental: "Eso le ayudará a limpiarse los dientes"
Ayer a las 14:43 por Mastieno

» Holanda ya obliga a los refugiados a respetar los valores occidentales
Ayer a las 14:24 por Invitado

» La Fundación Francisco Franco responde a En Marea
Sáb Ene 21 2017, 19:57 por La Revolución por Hacer

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 140 ¿NAVIDAD O… “CONSUMIDAD”?
Sáb Ene 21 2017, 09:44 por Antonio García Fuentes

» Gibraltar, español para la CIA
Vie Ene 20 2017, 23:36 por Torquemada2014

» El Gobierno creará un registro de los españoles que juran la bandera
Vie Ene 20 2017, 21:43 por Juanma_Breda

» Podemos recurre a un bulo internetero para su nueva ofensiva anticatólica en el Congreso
Vie Ene 20 2017, 21:30 por Juanma_Breda

» Sanidad comprará 80.000 fármacos al mes para transexuales
Vie Ene 20 2017, 21:20 por Juanma_Breda

» Hasta nunca, Obama
Vie Ene 20 2017, 20:02 por Torquemada2014

» EL VOTO
Vie Ene 20 2017, 19:06 por RICHI

» Investigan a un imán de Vitoria por supuestos abusos sexuales a dos menores
Vie Ene 20 2017, 17:43 por BRUC

» Gobernar bien es imposible y aquí más
Vie Ene 20 2017, 10:10 por Antonio García Fuentes

» Agentes policiales se manifiestan en Barcelona contra "la impunidad de la CUP"
Vie Ene 20 2017, 07:42 por Huroncete

» ¿os acordais de los sobres de soldaditos?
Jue Ene 19 2017, 23:13 por Invitado

» De la atracción de la mujer por los hombres dominantes y sus consecuencias
Jue Ene 19 2017, 20:49 por Juan Garcia

» Fuera asesinos de nuestra tierra: La sociedad civil boicoteará la conferencia de Otegi en Cataluña
Jue Ene 19 2017, 17:51 por BRUC

» Izquierda e Islam, la extraña pareja
Jue Ene 19 2017, 14:59 por HIMNOSHISTORICOS

» Un documental emitido en 1970 sobre el 50 aniversario de la Legión Española
Jue Ene 19 2017, 14:32 por HIMNOSHISTORICOS

» Humor gráfico y chistes
Jue Ene 19 2017, 14:22 por HIMNOSHISTORICOS

» La “paella política” española
Jue Ene 19 2017, 10:43 por Antonio García Fuentes

» Santander derriba el monumento a la IV División de Navarra
Miér Ene 18 2017, 21:47 por Neilo65

» Femen boicotea la llegada de Donald Trump al Museo de Cera de Madrid: "Agárralos por las pelotas"
Miér Ene 18 2017, 21:28 por Neilo65

» El filósofo o “zurreón” de la sociedad
Miér Ene 18 2017, 11:02 por Antonio García Fuentes

» ¡¡UNIDAD!!
Miér Ene 18 2017, 09:06 por RICHI

» El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo
Mar Ene 17 2017, 18:56 por HIMNOSHISTORICOS

» El Estado como enemigo público número uno
Mar Ene 17 2017, 10:36 por Antonio García Fuentes

» Leer o no leer embrutecerse o desarrollarse
Lun Ene 16 2017, 18:02 por BRUC

» Multa de 150.000 euros a la Cope por anunciar ron y vino en sus deportes
Lun Ene 16 2017, 17:39 por BRUC

» Las brigadas mixtas, una máquina de asesinar al servicio del Frente Popular
Lun Ene 16 2017, 17:30 por BRUC

» Portugal presentará una queja contra España por el almacén nuclear de Almaraz
Lun Ene 16 2017, 16:46 por HIMNOSHISTORICOS

» El arzobispo italiano Carlo Liberati, una voz en el desierto: “En 10 años todos los europeos seremos musulmanes por nuestra estupidez”
Lun Ene 16 2017, 16:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Zamora retirará a Franco la Medalla de Oro de la ciudad
Lun Ene 16 2017, 15:27 por Torquemada2014

» "Los yihadistas van a ganar. Ellos tienen cojones"
Lun Ene 16 2017, 15:27 por HIMNOSHISTORICOS

» Miguel Blasco: “En poco tiempo, se ha dado un cambio radical en la mentalidad de los españoles”
Lun Ene 16 2017, 14:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Suicidios en las fuerzas de seguridad del estado: un mal endémico
Lun Ene 16 2017, 05:56 por BRUC

» El Estado no da a la Iglesia 11.000 millones: desmontando un nuevo bulo de Europa Laica
Dom Ene 15 2017, 20:21 por Invitado

» El PP se acobarda y retira la moción para quitar del callejero a 'La Pasionaria'
Dom Ene 15 2017, 19:11 por Invitado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Las Hurdes, provincia de Cáceres

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las Hurdes, provincia de Cáceres

Mensaje por Quevedo el Lun Abr 21 2014, 01:44

Las Hurdes (Cáceres)

Interpretación histórica


La Mancomunidad de Las Hurdes la componen seis municipios de los cuales cinco pertenecen a la comarca natural, dichos municipios tienen unas 38 alquerías.

Ha recorrido un largo y no siempre cómodo camino a lo largo del tiempo en su configuración histórica. Ha sido un proceso de configuración en todos los niveles: espacial, jurídico-administrativo, social, económico.

Una significativa fecha de arranque de ese proceso ha de situarse, a nuestro juicio a finales de la Edad Media, más exactamente en el último tercio del S. XV, cuando la comarca, formando parte de la Comunidad de villa y tierra de Granadilla se insertó de lleno en el esquema jurídico-administrativo y económico del señorío de la casa de Alba. En esa época comienzan a dejarse sentir los efectos de la administración ducal sobre la villa y tierra, inmersa en un proceso de plena incorporación a un típico sistema organizativo bajo medieval, se que se estaba dando también en otros lugares del territorio extremeño.

Podemos decir que la Baja Edad Media marca el inicio de una etapa de transformaciones para La Hurdes, por cuanto la administración ducal introduce una dinámica de control jurídico administrativo (a través del reglado sistema de cargos concejiles de dependencia señorial, el Tribunal o Consejo de Justicia del Duque, etc.) y reordenación económica e intervención social, teniendo siempre a Granadilla (la villa cabeza del señorío) comoinstrumento de dicha intervención señorial.

Pero las décadas finales del S. XV y los primeros tercios del S. XVI son también una época de profundas transformaciones en los ámbitos económicos y demográficos. Es una etapa de expansión demográfica y económica, una época, podemos decir, de reconstrucción, superada ya la crisis del S. XIV en todo el territorio de la Corona de Castilla.

En ese contexto, una primera intervención de la casa ducal iría encaminada a adquirir el suficiente conocimiento del territorio señorial y a racionalizar la administración de la comunidad de villa y tierra, con el objeto, sin duda, de acrecentar y las rentas señoriales. El señorío bajo medieval poseía un esquema propio de ordenación territorial, distribución, aprovechamiento de recursos materiales y asignación de funciones, etc., aunque el esquema de un dominio señorial omnipresente y riguroso quedará algo amortiguado en este caso dada la condición de Comunidad de villa y tierra de Granada y sus diecisiete lugares a finales del S. XV, a pesar de lo cual es innegable que la casa ducal seguía poseyendo unos considerables privilegios jurisdiccionales y territoriales.

Entre estos privilegios territoriales, resto de antiguos y pujantes derechos, estaba el disponer libremente de los baldíos y una serie de ventajas en los aprovechamientos agrícolas y ganaderos. En la comunidad de villa y tierra existían, por entonces, algunos baldíos como los de Monfrontín, la dehesa de la Granja, la de San Miguel, etc., que previa petición al duque, fueron cedidos mediante censo a los vecinos de la propia villa y tierra. En este sentido, desde tiempo inmemorial el territorio de "lo Franqueado", de Las Hurdes Baja, era considerado como un territorio -un baldío- perteneciente a los propios del concejo de Granada, que lo arrendaba para su aprovechamiento ganadero a vecinos de Robledillo a cambio de una renta anual, y sin que dichos vecinos tuvieran obligación de pagar las hierbas de toda la comunidad de villa y tierra al Duque.

Por otra parte, la "dehesa de jurde", en Las Hurdes Altas, tenía a finales del S. XV la condición de "dehesa de concejo", destinada al aprovechamiento ganadero por los vecinos de La Alberca que pagaban una renta por los arrendamientos.

Así pues, tanto Las Hurdes Altas como las Bajas estaban insertas en un esquema superior, sometidas al control señorial y bajo la directa administración de la villa de Granada. Formaban parte de una organización, el señorío bajo medieval, que las englobaba y al que se subordinaban. Mientras que la población de la dehesa hurdana no fue demasiado numerosa, su estatuto jurídico y territorial no varió.

Sin embargo, cuando el crecimiento poblacional (S. XV-XVI) alcanzó cifras de cierta importancia, las necesidades aumentaron y se plantearon, cada vez más, graves tensiones entre los moradores hurdanos y los concejos de Granada y La Alberca (sobre todo entre este último y los hurdanos de su "so campaña".

Todo esto condujo a la formalización de los respectivos Censos enfitéuticos, entre "lo Franqueado" y Granada por una parte y " la dehesa de jurde" y la Alberca por la otra. Los censos fueron entre otras cosas, un instrumento de reconocimiento y normalización de la situación territorial y administrativa de las Hurdes, región en la cual se había ido desarrollando y consolidando una población que demandaba un nuevo marco jurídico, acorde con el desarrollo social y económico que había venido experimentándose desde finales de La Edad Media. En este sentido, los Censos pueden ser valorados como la expresión de un momento culminante en el proceso de conformación espacial, económica y social de la comarca hurdana.

Teniendo en cuenta todo esto, cabe decir que las diferencias en la evolución histórica que se dan entre Las Hurdes Altas y Bajas (Nuñomoral y Pinofranqueado) guardan una estrecha relación con la distinta condición de partida de ambos territorios: la "dehesa de lo Franqueado" era un bien de propios del concejo de Granada, por cuyo aprovechamiento las arcas concejiles recibían una renta, mientras que la "dehesa de jurde" fue entregada, a finales del S. XIII, a la Alberca como una dehesa "de concejo", es decir, como un territorio que estaba destinado al aprovechamiento directo por parte de los propios albercanos que ejercían sobre él un dominio característico del feudalismo concejil.

En consecuencia, las luchas, "pleitos y contiendas", que se desarrollaron entre las distintas partes firmantes de los censos (como consta en las fuentes documentales de la época) no fueron más que la consecuencia lógica de un enfrentamiento de intereses distintos. Sobre todo los conflictos entre La Alberca y Las Hurdes Altas, los más numerosos y significativos en el plano histórico.

Así pues, como hemos señalado, en Las Hurdes, tanto Altas como Bajas, se produjo desde finales de LA partir del S. XVI se sucederán una serie de intervenciones correspondientes a dos planos distintos: un primer plano corresponde a lo que denominaremos "exterior-superior" ("élites del poder"), directamente. Relacionado con la comarca, es decir, aquellas actuaciones administrativas y políticas surgidas de las instancias administrativas superiores (ya sea la casa ducal, o el obispado con su intervención en muchos casos materiales o el propio Estado moderno de los S. XIX y XX); un segundo plano es el que se refiere a la actuación de las "élites culturales" de la región, que venían a ser como la "conciencia" de ese exterior-superior que actúa en el primer plano, convirtiéndose en ardientes defensores de la transformación de la sociedad hurdana, casi siempre con un discurso que parte de posiciones morales y moralistas, aunque, naturalmente ello no significase que no se dieran, también casi siempre, honestas intenciones en el plano personal.

En la primera mitad del S. XVII se reducirá una significativa intervención que reúne los dos planos a que nos hemos referido. Se trata del proyecto del obispo Vicente y Cebrián de reagrupar las dispersas alquerías hurdanas en unos pocos núcleos urbanos, continuación de la de otro obispo, antecesor suyo, Porras y Atienza.

Esta iniciativa surgió en una época en la cual los lazos de dependencia señorial se habían aflorado considerablemente, debilitándose los mecanismos de la administración señorial en todo el territorio de la villa y tierra de Granadilla (en un proceso de semejante al del resto del Estado, cuando el fortalecimiento de la monarquía borbónica centralista y absolutista influyó decisivamente en el declinar de los estados señoriales). En tal situación será la Iglesia la que se encargue de promover una serie de acciones que revelan una evidente preocupación por la salud espiritual e los feligreses hurdanos pero que suponen también una atención hacia el estado material de la comarca.

Eran propuestas de regeneración moral y material, que suponían de nuevo un intento de reintegración a la totalidad por la vía de una reordenación racionalizadora del espacio urbano.

Sin embargo, el proyecto del obispo Vicente y Cebrián no se llevó a cabo ante la resistencia de los propios hurdanos, pero ¿por qué se resistieron a una iniciativa que no puede ser ni simple ni tajante, pero debe poseer cierta lógica avalada por la perspectiva de los acontecimientos posteriores? Los hurdanos, una vez más, se negaron a secundar un proyecto fruto de la intervención del exterior que venía a desconocer en su esencia la profunda dinámica interna de la herencia y los derechos de "rozar" en la comarca. Es decir, se negaron a desarrollar un proyecto que ignoraba desde su raíz el "tempus" interno comarcal, el ritmo social, económico y racional de Las Hurdes. Reagrupar significaba, en el S. XVIII y también en nuestros días, reorganizar, comenzar de nuevo perdiendo la raíz histórica de los tradicionales poblamientos, la base, física, pero también inmaterial, sobre la que se asentó y se asienta un territorio humanizado no sin esfuerzo por sus propios moradores.

La siguiente intervención significativa del exterior-superior que interesa destacar ahora se produjo ya en la primera mitad del S. XIX y se corresponde con la intervención del Estado liberal-burgués: las desamortizaciones de los bienes eclesiásticos y civiles -tras las Leyes de Mendizábal y Madoz-. Esta última desamortización -la de Madoz- fue una de las intervenciones de mayor trascendencia de cuantas se han realizado en la comarca, dadas las propias características del proyecto desamortizador: objetivos generales, procedimiento y efectos inmediatos. Tuvo unos rasgos específicos que confirman la "ceguera" con que el exterior-superior ha actuado casi siempre en Las Hurdes. En el caso de las reagrupaciones del obispo Vicente y Cebrián, se pretendía, como hemos dicho, una "reordenación territorial", y se trataba de un proyecto que pretendía lograr unos fines de mejora material y espiritual que no parecían descabellados. Era ésta una propuesta a la que podemos calificar como "individualizada", específic a, surgida tras una evaluación de las condiciones generales de la comarca, y formando parte de un plan de actuación específico, con objetivos intracomarcales. La desamortización civil, por el contrario, dadas sus propias características que un proyecto de carácter extracomarcal, insertó en una política supracomarcal y supraregional, indiscriminada, no específica, con múltiples objetivos: financieros, políticos, sociales, etc.

La desamortización civil del S. XIX representó para la comarca algo que podría calificarse como "atropello", ejercido sobre lo que hasta entonces eran sus territorios de aprovechamiento comunal. Partiendo de una equívoca y confusa caracterización de los bienes de propios (desamortizables según la ley) y comunes (no desamortizables), salieron a pública subasta los montes de los términos municipales que, desde tiempo inmemorial, habían sido lugar de aprovechamiento ganadero (cabras y colmenas) y agrícola (rozos). Quizá el equívoco legal de la desamortización guardara relación con que los bienes comunes fueron calificados, antes del S. XIX, como bienes baldíos, arbitrados o apropiados, es decir, considerados como fincas municipales, que, sin tener el origen de propios, se empleaban como tales, destinándose sus rentas, en ocasiones, a sufragar determinados gastos municipales.

http://www.mancomunidadhurdes.org/index.php?opcion=historia

Quevedo
7-Marinero de 1ª
7-Marinero de 1ª

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 224
Puntos patrióticos : 1575
Reputación : 230
Fecha de inscripción : 04/04/2014
Edad : 59
Localización : Santander, ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Hurdes, provincia de Cáceres

Mensaje por Quevedo el Lun Abr 21 2014, 01:44

Las Hurdes es una comarca de la provincia extremeña de Cáceres situada en la zona geográfica más al noroeste de la misma, esta comarca se sitúa en la frontera de esa provincia tanto con Portugal como con la provincia de Salamanca, lindando con los municipios salmantinos de La Alberca y Ciudad Rodrigo. Las Hurdes distan aproximadamente en torno a 60 kilómetros de la ciudad de Cáceres y el principal enclave de la zona de la provincia cacereña donde se sitúan las Hurdes debe de ser la ciudad de Coria, a unos 20 kilómetros de distancia de esta comarca. Coria es la cabeza del partido judicial en el que los municipios hurdanos están encuadrados. Eclesiásticamente hablando las parroquias de las Hurdes dependen a su vez de la diócesis de Coria-Cáceres, sufragánea a su vez de la archidiócesis de Mérida-Badajoz, cabeza de la provincia eclesiástica del mismo nombre.

La complicada orografía de esta comarca y la situación fronteriza de la misma con Portugal son la causa principal de que, en la práctica, los valles que componen esta comarca extremeña viviesen en completo aislamiento respecto al resto de España, produciéndose una endogamia notable en los habitantes de la zona, con unas costumbres un tanto ajenas a las habituales en otros lugares del resto de su provincia y con la pervivencia de un dialecto astur-leonés, conocido como hurdano.

En el "Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar", obra del político liberal progresista Pascual Madoz y sus diversos colaboradores en las distintas provincias españolas, el artículo más extenso de dicha obra es el conocido como "Hurdes". El artículo trata sobre la idiosincrasia de las gentes de la comarca, sus vestidos, sus tradiciones y su dialecto, y hace particular hincapié en lo extraordinariamente atrasada que estaba esa comarca desde el punto de vista económica con respecto al resto de España, en su aislamiento, y el olvido en que a esas tierras tenían tanto la Administración central del Estado como la administración provincial. El autor de la obra consideraba una vergüenza para España que los diferentes Gobiernos del país hayan permitido la existencia de "ese borrón para la civilización española", como aquel político liberal calificó a aquella comarca y a sus gentes. Así, Madoz se expresaba en estos términos sobre Las Hurdes y sus habitantes:

"[...]La religión es desconocida, el abandono de sús costumbres casi salvages , la abyección é indolencia que produce su miseria , la escasez de párrocos y la falta absoluta de maestros de primera educación, les hace inmorales en alto grado; viven usando de una licencia brutal , conducidos solo por su ignorante alvedrio, haciendo en sus inmoderadas pasiones, alarde del lujurioso desenfreno en que se hallan, y cometiendo los crímenes mas atroces sin escluir ni el parricidio ni la poligamia. (Cuántos son los que solo entran en la iglesia 2 veces en toda su vida! al bautizarse y al contraer matrimonio hay alq. en las que jamás ha entrado un sacerdote, viviendo sus moradores sin el conocimiento de sus deberes de cristiano. Basta ya de una pintura tan degradante, en la que nos hemos detenido á propósito con peligro de ofender á la humanidad y al decoro español; parece imposible que en el centro de 2 provincia, ricas ambas , de un carácter honrado y de una imaginación fecunda, exista una comarca tan entregada á sí misma, tan desconocida que cuando se oyen sus circunstancias , parece que se trata de los aduares del África. Un solo hombre ha habido que se ocupe de este desgraciado pais este fué el Sr. D. Antonio Porras, ob. de la diócesis que construyó las iglesia y las casas para los párrocos con algunas comodidades, echó puentes sobre los r . é introdujo por fin algunas nociones sociales; desde entonces solo se ha contado con los hurdanos para exigirles las contribuciones y para deprimir su bien degradada naturaleza (*). ¿Y vivirá siempre este pais sumido en tanta miseria y entregado á su estúpida ignorancia? ¿Jamás gobierno alguno dirigirá una mirada de atención áesta raza desgraciada? ¿Ni el interés particular, ni el espíritu de asociación, querrá tampoco servir de medio para que desaparezca de nuestro suelo ese borrón de la civilización española? lié aquí un punto importante para la causa de la humanidad. Ningún pais deja de ser susceptible de progreso y de mejora falta solo conocimiento, falta solo voluntad para elegir los medios que han de conducir al fin propuesto; examínese ese pais, reconózcanse sus grandes medios de vida y de prosperidad ; su natural y asombrosa vegetación ; sus ¿numerables y perennes r . , manantiales fecundos de riqueza y actividad ; obsérvense sus montañas, tan ricas en el reino mineral como las bocas del Potosí, y veremos muy pronto que la miseria y abyección de los hurdanos, no es culpa s u y a , sino de la nación que los deja olvidados ó desatendidos[...]"

Curiosamente, la Academia Francesa (institución fundada en el vecino país por el cardenal Richelieu en 1635, durante el reinado de Luis XIII de Francia), durante el reinado de Luis XIV de Francia, aseguraba en un informe oficial que el paraíso terrenal podría encontrarse en aquellos valles. Por el contrario, durante la visita de Alfonso XIII a esa comarca en el año 1922, el entonces monarca constitucional no pudo contener las lágrimas ante la visión de la enorme miseria que existía en esa zona, tal era la magnitud de ésta. También Miguel de Unamuno y Gregorio Marañón albergaban sobre este asunto una opinión similar a la del rey Alfonso, afirmando en su día que quien pisara esas tierras no podría olvidar jamás tanta desesperanza.

Quevedo
7-Marinero de 1ª
7-Marinero de 1ª

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 224
Puntos patrióticos : 1575
Reputación : 230
Fecha de inscripción : 04/04/2014
Edad : 59
Localización : Santander, ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.