Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Hoy a las 15:44 por Mastieno

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Hoy a las 15:16 por Ruta AP7

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 14:45 por Valle

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Hoy a las 14:36 por Huroncete

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Hoy a las 13:44 por Juanma_Breda

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Hoy a las 13:43 por Juanma_Breda

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Hoy a las 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Ayer a las 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Ayer a las 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Ayer a las 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Ayer a las 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Ayer a las 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Ayer a las 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Ayer a las 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Ayer a las 09:41 por Antonio García Fuentes

» ¿ Porque Gibraltar es una colonia y Ceuta y Melilla no ?
Vie Dic 02 2016, 22:05 por Valle

» Historia del Camino de Santiago
Vie Dic 02 2016, 20:25 por ilustrado

» Reino Hispano-visigodo
Vie Dic 02 2016, 20:17 por ilustrado

» Así acosan por WhatsApp a una chica de 19 años
Vie Dic 02 2016, 19:26 por ilustrado

» Manifiesto: Cada Nación debe buscar su Movimiento Patriótico
Vie Dic 02 2016, 16:04 por La Revolución por Hacer

» Así fue … Assad: “Putin es el único defensor del cristianismo”
Vie Dic 02 2016, 14:03 por Juanma_Breda

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 02 2016, 13:11 por Clemente

» TV marroquí ofrece tutorial a mujeres de cómo maquillar huellas de maltrato
Vie Dic 02 2016, 12:46 por El Zorro

» Madrid, París y Ciudad de México vetarán los coches diésel a partir del 2025
Vie Dic 02 2016, 11:05 por BRUC

» Costo y rendimiento de un preso en España
Vie Dic 02 2016, 10:30 por Antonio García Fuentes

» Historia de las Fallas
Vie Dic 02 2016, 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» TEJERO ROMPE SU SILENCIO, LEE ESTA CARTA Y OPINA.
Vie Dic 02 2016, 05:56 por BRUC

» Los secretos del 23F y los GAL pueden tener los días contados
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Torquemada2014

» Gabriel Rufián, ese independentista y marxista
Vie Dic 02 2016, 01:53 por Neilo65

» El Ejército, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana desahuciados del Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Dic 02 2016, 01:50 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Jue Dic 01 2016, 22:57 por El Zorro

» Esta es TODA LA INFORMACIÓN de la tragedia aérea de Chapecoense
Jue Dic 01 2016, 22:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Vídeos sobre los separatas catalanes, se van a cagar.
Jue Dic 01 2016, 18:40 por ruedex

» Un estudio evidencia la ineficacia de los 'programas de educación sexual'
Jue Dic 01 2016, 17:44 por BRUC

» ¿Han encontrado el oro perdido de Hitler en el naufragio del «Titanic» nazi?
Jue Dic 01 2016, 17:32 por BRUC

» Encuesta sobre simpatía o afinidad política
Jue Dic 01 2016, 16:53 por La Revolución por Hacer

» En un mundo inseguro y que ya da asco
Jue Dic 01 2016, 10:18 por Antonio García Fuentes

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Jue Dic 01 2016, 02:04 por HispanoCortés501

» DONALD TRUMP es una persona de maravilla y PUTIN cree en él.
Jue Dic 01 2016, 01:59 por HispanoCortés501

» Las 10 noticias más censuradas del año 2015 y 2016
Jue Dic 01 2016, 01:56 por HispanoCortés501

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Jue Dic 01 2016, 01:47 por HispanoCortés501

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Jue Dic 01 2016, 01:45 por HispanoCortés501

» La Unesco declara las Fallas de Valencia Patrimonio de la Humanidad
Jue Dic 01 2016, 01:41 por HispanoCortés501

» Digno de ver: una hispanocubana sacando de quicio a los castristas en un debate televisivo
Jue Dic 01 2016, 01:27 por HispanoCortés501

» El fusilamiento de Muñoz Seca contado por su nieto, Alfonso Ussía
Miér Nov 30 2016, 20:40 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Miér Nov 30 2016, 18:29 por La Revolución por Hacer

» Los indefensos ante la violencia de género
Miér Nov 30 2016, 10:55 por Antonio García Fuentes

» Nacionalismo proteccionista versus Nacionalismo liberal
Miér Nov 30 2016, 01:49 por ilustrado

» Genocidios del Imperio británico
Miér Nov 30 2016, 01:21 por ilustrado

» Más de 200 altos cargos del Gobierno de Puigdemont cobran más que Rajoy.
Miér Nov 30 2016, 00:30 por niunpasoatras.org

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Vie Oct 31 2014, 13:46

¿Quién mató a José Antonio?
Sus últimos momentos
Mónica Blanco
Eran las seis menos veinte de la mañana del 20 de noviembre de 1936. Guillermo Toscano, Jefe del pelotón de milicianos que prestaba servicio en la Cárcel de Alicante se dirigió a la celda de José Antonio bajando con él al patio. Había llegado el momento. José Antonio se encontraba sereno y tranquilo. Al abandonar su celda llevaba sobre el mono azul una chaqueta gris y suelto sobre los hombros, el abrigo que le acompañó durante todas las sesiones del proceso…
Al llegar al patio se lo entregó al miliciano Toscano, diciendo:

- Toma el abrigo, es una lástima que lo agujereen las balas.
 
  
Guillermo Toscano Rodríguez,
miliciano que dio el tiro de gracia
a José Antonio
José Antonio, en Zaragoza
enero 1936
 Teniente de la guardia de Asalto
Juan José González Vázquez *
En el patio se hallaban ya los otros cuatro condenados a muerte y que serían fusilados junto a José Antonio. Eran dos requetés y dos falangistas: Luis López López, Vicente Muñoz Navarro, Ezequiel Mira Iniesta y Luis Segura Baus, custodiados por los hombres que formaban el piquete junto a los guardias de Asalto.
Al llegar José Antonio se hizo un profundo silencio. Entonces José Antonio, poniéndose al lado de los condenados, frente al pelotón de ejecución les dijo:

- ¡Ánimo muchachos, esto es cuestión de un momento! ¡Alcanzaremos una vida mejor!

Se dirigió después al Director de la Prisión y estrechando su mano y la de los oficiales les dijo:

- Si alguna vez les he molestado o algo malo he hecho, perdónenme.

Por último a los hombres que formaban el piquete les dijo:

- ¿Verdad que no queréis vosotros que yo muera? ¿Quién ha podido deciros que yo soy vuestro adversario..? Quién lo haya dicho no tiene razón para afirmarlo. Mi sueño es el de la Patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero preferentemente para los que no pueden congraciarse con la Patria porque carecen de pan y de justicia.. Cuando se va a morir no se miente, y yo os digo, antes de que me matéis, que no he sido nunca vuestro enemigo. ¿Por qué vais a querer que yo muera?

Los milicianos le escuchaban en silencio y se miraban entre ellos sin saber que hacer…

Y llegó el momento. Un momento de confusión. José Antonio levantó el brazo al grito de ¡Arriba España! No había terminado esta frase cuando el pelotón de ejecución, formado por José Pantoja Muñoz, Luis Serrat, Manuel Perera y José Beltrán junto con los guardias de Asalto al mando del Teniente Juan José González Vázquez hizo la descarga sobre ellos. Guillermo Toscano Rodríguez fue quien dio el tiro de gracia a José Antonio. También a los otros cuatro, ya que era Toscano, el Jefe del pelotón de milicianos que prestaba servicios en la Prisión de Alicante.
 
* Foto cedida por D. José Utrera Molina a Plataforma 2003

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por BRUC el Vie Oct 31 2014, 18:11

Yo no tengo dudas. A José Antonio lo mataron Largo y Prieto, el resto del reparto son meros títeres, ninots de fira que le decimos los catalanes...

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8188
Puntos patrióticos : 147675
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por Gran capitán el Vie Oct 31 2014, 19:28

Sin lugar a dudas José Antonio es uno de los personajes más fascinantes de nuestra historia, un ser iluminado superior al resto, jamás se la hará justicia a su figura, mas que quien lo mató, me pregunto lo tantísimo que perdimos los españoles tras su muerte....

Gran capitán
4-Soldado
4-Soldado

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 96
Puntos patrióticos : 1408
Reputación : 150
Fecha de inscripción : 26/07/2014
Edad : 30
Localización : Barcelona

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por URSINO el Vie Oct 31 2014, 20:47

Yo tengo claro quién mató a José Antonio: Las mismas manos que mataron a Sancho II de Castilla, a Pedro Alonso Pérez de Guzmán y Coronel, hijo de Guzmán el Bueno, a San Hermenegildo, a Daóiz y a Velarde, a Maetzu, a los ajusticiados de la División Azul en los gulags soviéticos, a Miguel Blanco y a tantos otros que de una u otra manera sirvieron a España.
Son las manos de los traidores,felones,amargados y fracasados de toda la Historia de España, hartos de su propia existencia chata y sin miras elevadas, egocéntricos, chabacanamente materialistas,pobres de espíritu y de cuerpo, ávidos de poder y de sangre.  

Esos son los que mataron a José Antonio. Y los que volverían a hacerlo hoy. Porque siguen sembrando su odio y sus miserias  entre nosotros. Están en cualquier rincón de España al que vayas. Agazapados y esperando empuñar un mazo, un fusil o un cuchillo para hacer callar la verdad. Representan la antiespaña. No lo hacen por dinero, ni por honores, ni por el aplauso de algún bastardo aún más bazofia que ellos. Lo hacen simplemente por aversión al suelo que los vio nacer en una maldita hora, o que invadieron desde afuera, entre traiciones y bochornos de los de dentro, para borrar del tiempo y del espacio a la nación más antigua de Europa.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17587
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Guillermo Toscano, ejecutor último de José Antonio

Mensaje por URSINO el Sáb Nov 01 2014, 20:46

Rafael Redondo Maya

Eran poco más de las seis y media de la mañana, cuando en un ángulo del patio de la Prisión Provincial de Alicante sonó la descarga que abatía los cuerpos de cinco jóvenes condenados a muerte. Cuatro de ellos, dos falangistas y dos requetés, todos de Novelda, acompañaron a José Antonio en aquel trágico destino. El cuerpo de José Antonio agonizante, hasta que un disparo definitivo, lo dejó inmóvil.

La mano ejecutora fue la de Guillermo Toscano Rodríguez.

Decía José Antonio a Sánchez Mazas en la carta que debía entregarle Margot: "... si llega la ocasión triste para la que ha sido escrita..." "... Te confieso que me horripila morir fulminado por el trallazo de las balas, bajo el sol triste de los fusilamientos, frente a caras desconocidas y haciendo una macabra pirueta".

Ni de esta amargura le libraron los hados. "Cayó en "macabra pirueta", cubriendo con su sangre el patio de la cárcel, que él, con la serenidad y entereza que le acompañaron hasta su última hora, había previsto que ocurriría y por ello había rogado al director de la prisión "...el favor de limpiar bien el patio para que mi hermano no se vea en la obligación de pisar mi sangre".

Cerca de cinco años después, en junio de 1941, y en otra cárcel, esta vez la de Granada, se produce el casual encuentro entre dos hombres, que daría luz a significativos detalles de lo ocurrido aquel 20 de noviembre del 36. Coincidieron en tiempo y lugar: Guillermo Toscano Rodríguez, condenado a muerte, que entraba en capilla, previa a su ejecución, y un joven teniente de Infantería al que aquel día le correspondía el servicio de custodia y protección de la cárcel, como oficial de guardia.



En conversación con el director de la cárcel y con don Fernando Almansa, juez de Ejecutoría, se entera el joven teniente que entre los condenados está quien dio el "tiro de gracia" a José Antonio. Vivamente impresionando, trata de conocerlo y de establecer conversación con él. Tras la natural reticencia por parte de Toscano, y vistos la consideración y el respeto con los que le trata su interlocutor, va abriéndose a una exposición fluida y detallada de su relación con José Antonio y de los últimos momentos de su vida. Durante las cerca de tres horas de conversación que mantuvieron, fue creándose entre ambos un creciente clima de afecto por la franqueza y cordialidad en su trato recíproco, pese al marco y el momento que el destino determinó para su encuentro.

Guillermo Toscano se mantenía con cierta serenidad, tal vez porque albergaba la esperanza del indulto que le había insinuado su defensor, conocidos los avales favorables, emitidos por los hermanos de José Antonio y que figuraban en el sumario. El indulto no llegó. Al parecer los guardias de asalto que se hacían cargo de su traslado, Toscano se afectó viendo lo inevitable del trance. Allí se despidieron el teniente y aquel desafortunado hombre, cuyo conocimiento le impactó vivamente.

Hoy, 2004, sesenta y tres años después del encuentro en Granada, aquel teniente provisional, actualmente coronel retirado de la Guardia Civil, ilustrísimo señor don Serafín López Díaz, joven octogenario de mente lúcida, de expresión vibrante y clara, relata su relación con Guillermo Toscano con tal precisión de detalles como si el encuentro hubiese sido la víspera.

Evidentemente, la personalidad de Toscano y las circunstancias de su relación y contenido, impactaron notoriamente en este hombre hecho a múltiples circunstancias límite, en su vida militar y profesional, desde el día que lució su estrella de "provisional".

Recuerda aquella noche, cargada de tensión, cuando se despiden. Y nos relata los trozos más significativos de la vida de Toscano y de su relación con José Antonio, contando como aquel minero de Río Tinto, enfrentado al Alzamiento, pasa a Portugal cuando el Ejército del Sur toma Huelva, volviendo a España, y de nuevo en su bando, ingresa en el Cuerpo de Guardias de Asalto, donde le destinan, como vigilante de prisiones, a la de Alicante. Esta situación le permitió conocer y tratar frecuentemente a José Antonio, del que habla con fervor, y de cuánto aprendió en su compañía. De los últimos momentos relató su servicio de guardia la noche previa a la ejecución, acompañando a José Antonio como vigilante, y al patio, junto a las autoridades competentes, señalando la entereza y ejemplaridad de su comportamiento con el director de la prisión y con los funcionarios presentes, disculpándose por las molestias que pudiera haberles causado, alienta a sus compañeros de martirio y habla a los milicianos del pelotón, recordándoles que no ha sido nunca su enemigo.

Allí, frente a su destino, con la cabeza rapada, vestido con mono y alpargatas, cubiertos sus hombros con un gabán del que se desprende para que no lo estropeen los disparos, con la dignidad ante la muerte, para la que pidió ayuda a su hermano Miguel, allí estaba para dar la lección postrera, José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia. Después la "macabra pirueta". Por fin, la muerte. Más allá, la gloria.

¿Fue realmente así como ocurrieron los acontecimientos relatados? Así fueron descritos por un hombre que a las pocas horas moría ejecutado, a otro hombre, profundo conocedor de la conducta y la condición humana, tras una vida plagada de duras experiencias, que le creyó sincero porque lo leyó en su cara cuando no caben fingimientos.

Que desde los luceros velen por nosotros para que España alcance la paz por la que ellos murieron. Amén.

http://www.plataforma2003.org/hemos_leido/65.htm

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17587
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Mar Nov 04 2014, 12:29

‘A José Antonio lo mataron Largo Caballero, Prieto y los anarquistas’.


Por Carmelo López-Arias.
Pruebas de la implicación directa del Gobierno en la ejecución del fundador de Falange. Se amañaron pruebas, los ministros intervinieron…

Recientemente han aparecido algunos libros interesantes que bucean en la personalidad y en la figura política y humana de José Antonio Primo de Rivera (1903-1936), como La pasión de José Antonio de José María Zavala, entre otros.
Pero la aportación más novedosa al proceso amañado del fundador de Falange y su ejecución en la prisión de Alicante la hace un trabajo del historiador Francisco Torres, “El último José Antonio” (editorial Barbarroja).
El historiador revoluciona la historiografía sobre el fundador de Falange Española en las páginas del libro Su investigación incorpora abundante documentación original inédita en torno a los meses transcurridos entre la detención en marzo de José Antonio, su traslado a Alicante en junio y su proceso y ejecución en noviembre.
Lo que demuestra esa historia, en su opinión, está claro: “Que el Estado de Derecho en la Segunda República no existía desde febrero de 1936. En el proceso de José Antonio se cambian jueces, los ministros intervienen en el proceso, el fiscal Vidal Gil Tirado es parcial y además le presionan, se manipulan pruebas…”
-¿Por ejemplo?
-Las pistolas halladas en el domicilio de José Antonio. De las declaraciones de la misma policía republicana se deduce que alguien las había puesto allí.
-¿Y cómo actuó ante eso el tribunal?
-En Alicante se intentaba darle un aire de legalidad a las cosas porque había muchas representaciones diplomáticas, así que los jueces eran de carrera: Eduardo Iglesias, Enrique Griñán (abuelo del actual presidente de la Junta de Andalucía) y Rafael Antón. Intentaron salvar a José Antonio planteándole al jurado las preguntas que condujesen a la aplicación de una atenuante máxima. Pero el jurado lo formaban ocho miembros, uno por partido: PSOE, UGT, PCE, CNT, FAI, Izquierda Republicana, Unión Republicana y Partido Sindicalista. Cuando José Antonio fue condenado a muerte, el tribunal trasladó inmediatamente al Gobierno su solicitud de conmutación de la pena.
-¿Sobre qué base?
-La propuesta de mediación entre los dos bandos, que José Antonio había formulado a Diego Martínez Barrio, a la sazón presidente de las Cortes, y que de haberse tenido en cuenta habría bastado para librarle de la ejecución.
-¿Cuál fue el papel de Indalecio Prieto?
-Existe la leyenda de que admiraba a José Antonio e intentó salvarle. Pero, por ejemplo, él cambió la fecha de esa mediación ante Martínez Barrio para alegar que había participado en la conspiración. Intentó manipular el sumario y al juez instructor, Federico Enjuto. Escribió al ministro del PNV Manuel Irujo con esa intención. Secuestró dos veces los documentos de José Antonio, una en octubre (pidiéndoselos al juez) para manipular el sumario y otra en noviembre de 1936 para crear con ellos disensiones en la zona nacional.
-O sea que lo de las simpatías de Prieto es un tópico.
-Mucho antes, Prieto había retorcido la ley para que José Antonio no se presentase en las elecciones repetidas de Cuenca. Y en un mitin en esa ciudad en mayo de 1936 le consideraba el jefe de una banda de pistoleros.
-¿Que hizo el Consejo de Ministros ante la petición de indulto?
-Se celebró en la tarde del 19 de noviembre, de 16.00 a 18.00 horas, que fue cuando Jesús Hernández salió a informar. El Consejo de Ministros conoció la petición de conmutación y la negó. Prieto y los ministros anarquistas votaron a favor de la sentencia. El Gobierno dio colegiadamente el enterado y Francisco Largo Caballero lo firmó en cuanto presidente.
-¿Quiénes defendían el indulto?
-Los azañistas: los ministros Carlos Esplá y Julio Just trataron de evitar la condena a muerte, así como el gobernador civil de Alicante, que en la tarde del 19 giró una consulta a los partidos para intentar evitarla. Ya antes de eso, Manuel Azaña, cuando se rumoreó que se le iba a dar el paseo a José Antonio, llamó personalmente para evitarlo.
-¿A quién señalamos pues como los responsables de la ejecución de José Antonio?
-Prieto votó que sí y lo reconoció más de veinte años después, en 1957. Pero es Largo el principal responsable, también en cuanto ministro de la Guerra, pues no tenía por qué elevar el asunto a Consejo de Ministros, pero lo hizo. El ministro de Justicia, Juan García Oliver, anarquista, fue quien preparó y guió el proceso.
-Fue fundamental el papel de los anarquistas…
-Tanto en el Gobierno como en Alicante: allí la CNT y la FAI no estaban peleados y controlaban los principales puntos de poder, entre ellos el Comité Provincial del Frente Popular.
-¿Qué hizo Franco a partir del 18 de julio?
-Apoyó todos los intentos de liberación. Por ejemplo, la operación que se planificó a principios de octubre y que debía llevarse a cabo los días 19 a 21 de ese mes. Franco se involucró, planificó incluso el armamento que debían llevar las barcas y prometió completar con legionarios el comando falangista.
-¿Cumplió su promesa?
-Recientemente el hijo de un comandante republicano me decía que su padre interrogó tiempo después a unos legionarios capturados en el frente andaluz. Admitieron que habían sido trasladados para liberar a José Antonio. Pero, aún más importante que eso: Franco ordenó al Canarias que diese cobertura al rescate.
-¿Por qué es lo más importante?
-Porque era uno de los dos únicos cruceros que tenía la Marina nacional, y estaba consagrado a la vigilancia del Estrecho. Desde el punto de vista militar era una insensatez dedicarlo al rescate de José Antonio, y a los alemanes les parecía una locura por importante que fuese la persona, pues consideraban que le matarían en cualquier caso. Finalmente el Canarias no pudo prestar el servicio porque tuvo que salir a enfrentarse a la Marina frentepopulista.
-Entonces Franco no se lavó las manos ni boicoteó los intentos…
-Él mismo, directamente, propuso un plan el 4 de noviembre implicando a los alemanes. Entre el 4 y el 11 se mantuvo abierta la posibilidad. Franco ofrecía cuatro millones de pesetas (unos dos mil millones de hoy) y un intercambio por el socialista Graciano Antuña, uno de los líderes de la Revolución de Octubre de 1934, que había quedado en manos nacionales.
-El soborno era una vía muy socorrida…
-Sí, por ejemplo Agustín Aznar lo intentó con Lorenzo Carbonell, alcalde republicano de Alicante, azañista.
-Fracasan, pues, los intentos y José Antonio es fusilado…
-Con una nueva ilegalidad. Una vez dictada la sentencia capital, se entregaba al preso a la fuerza pública, que le ejecutaba en el cementerio. En este caso se hizo en la cárcel ante los rumores de soborno a los guardias para que le dejasen escapar. Además el Comité Provincial del Frente Popular, bajo dominio anarquista, mandó un piquete de ejecución y un segundo piquete de refuerzo, y fueron ellos quienes lo fusilaron en la prisión. El tercer piquete, el legal, no intervino.
-¿Cuándo se tuvo constancia en la zona nacional?
-Hubo certeza absoluta ese mismo día.
-¿Quién y por qué decidió ocultarla?
-Los falangistas estaban divididos en dos grupos, el de Manuel Hedilla y el de Sancho Dávila. Muerto José Antonio, habrían tenido que elegir nuevo jefe nacional y el poder se habría dilucidado de mala manera. Decidieron aplazar la comunicación oficial de la muerte y crearon el mito del Ausente. Pensaban que el final de la guerra era inminente y muy pronto se podrían reunir todos los consejeros nacionales.
-¿Cuánto duró el mito del Ausente?
-Murió con los funerales de 1938, y luego con aquel traslado de sus restos a El Escorial, que fue diseñado por Dionisio Ridruejo… ¡quien luego acusó a Franco de crear el mito!
-Pero sí hubo una mitificación de José Antonio…
-Porque a Falange le faltó en ese momento una doctrina clara. José Antonio, en la cárcel, necesita sistematizar su pensamiento y escribe sus Cuadernos de notas de un estudiante europeo. Y en las semanas que pasa en la cárcel Modelo de Madrid crea grupos de estudio. Pero todos los participantes son ejecutados en las sacas de agosto de 1936.
-No tenía ideólogos…
-Sólo José Luis de Arrese. No hay figuras de peso ideológico en la Falange. Los que había (Ramiro Ledesma, Onésimo Redondo, entre otros) no sobreviven a la guerra, y quienes sí lo hacen son el grupo de escritores que se ha dado en llamar “la corte literaria de José Antonio”. Son ellos quienes crean un mito tan potente que sigue vivo. Un mito ejemplificador, un arquetipo. Y Franco comparte esa tesis.
-¿Por qué?
-Porque es ésa la posición principal que él otorga a José Antonio en los años siguientes: la de un modelo de conducta.


HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Feb 16 2015, 21:02



En marzo de 1936 el Gobierno del Frente Popular encarceló a José Antonio Primo de Rivera con la excusa de una posesión ilegal de armas de fuego. La misma izquierda que había montado la Revolución de Octubre (casi 1.400 muertos) y desperdigado patrullas que cortaban las carreteras se escandalizaba de que el fundador de la Falange Española de las JONS tuviera dos pistolas en su casa. Al no haber salido elegido diputado en las elecciones de febrero, José Antonio carecía de la inmunidad que daba un acta parlamentaria, aunque a José Calvo Sotelo ésta no le salvó cuando un comando terrorista socialista le sacó de su domicilio para matarle. El Gobierno de izquierdas también impidió que se pudiera presentar como candidato de las derechas a las elecciones repetidas en Cuenca en mayo.
El Gobierno ordenó su traslado a la cárcel de Alicante a comienzos de junio, un mes antes del alzamiento del 18 de julio. Allí se le sometió a un juicio farsa, en el que los partidos del Frente Popular se volcaron para conseguir la condena del caudillo falangista, hasta el punto de coaccionar al jurado. La sentencia fue de pena capital porque se le consideró culpable del delito de rebelión militar. ¡Una persona que estaba encarcelada cuatro meses antes de que esa rebelión se produjese!
El 19 de noviembre de 1936 el Consejo de Ministros, presidido por el socialista Francisco Largo Caballero, el Lenin Español, recibió una petición de conmutación. Indalecio Prieto, ministro de Marina y Aire, y los cuatro ministros anarquistas (Juan García Oliver, Federica Montseny, Juan Peiró y Juan López Sánchez) votaron en contra. Sólo defendieron la conmutación los ministros de Izquierda Republicana, Carlos Esplá y Julio Just. El Gobierno dio colegiadamente el enterado y Largo Caballero lo firmó como presidente. La pena se cumplió el 20 en el patio de la cárcel de Alicante.
De todos los testimonios y relatos sobre la ejecución, el escritor José María Zavala ha recuperado en un libro reciente y de gran éxito (La pasión de José Antonio) el de un testigo presencial. Se trata del ciudadano uruguayo Joaquín Martínez Arboleya (1900-1984), que se encontraba en España el 18 de julio porque trabajaba en una sociedad financiera con clientes españoles. En Alicante vivía en una pensión y otro huésped le invitó a asistir a la ejecución del señorito, porque ésta fue pública, como los guillotinamientos de la Revolución Francesa y los apaleamientos de la Camboya de los jemeres rojos. Arboleya acudió para no levantar sospechas.

Tiros a las piernas

En su autobiografía Nací en Montevideo, editada en 1970, Joaquín Martínez Arboleya cuenta cómo se desarrolló la ejecución. El fusilamiento lo realizó un piquete de ocho milicianos del sindicato anarquista CNT. Antes que José Antonio se fusiló a dos falangistas y dos carlistas a los que el tribunal popular había absuelto, pero a los que condenó el odio de los izquierdistas.
José Antonio se enfrentó a los fusiles con un mono azul raído y unas alpargatas, como un miliciano más, aunque con las manos atadas a la espalda con grilletes. Rechazó con firmeza la venda para los ojos y cuando se dio la orden de disparar gritó con fuerza "¡Arriba España!". Sin embargo, no concluyó ahí su sufrimiento, según el relato de Martínez Arboleya.
José Antonio recibió la descarga en las piernas. No le tiraron al corazón ni a la cabeza; lo querían primero en el suelo, revolcándose de dolor. No lo lograron. El héroe cayó en silencio, con los ojos serenamente abiertos. Desde su asombrado dolor, miraba a todos sin lanzar un quejido, pero cuando el miliciano que mandaba el pelotón avanzó lentamente, pistola (a)martillada en mano y encañonándolo en la sien izquierda, le ordenó que gritase "¡Viva la República!" –en cuyo nombre cometía el crimen–, recibió por respuesta otro "¡Arriba España!". Volvió entonces a rugir la chusma, azuzando a la muerte. Rodeó el miliciano el cuerpo del caído y apoyando el cañón de la pistola en la nuca de su indefensa víctima, disparó el tiro de gracia.
A punto estuvo de apoderarse del cuerpo del fundador de la Falange una chusma enfurecida que sin duda habría cometido las mismas mutilaciones con él que las que se cometieron con el del general López Ochoa en Madrid: decapitación y desmembramiento. El forense José Aznar Esterela, presidente del Colegio de Médicos de Alicante, no realizó la autopsia preceptiva. Tampoco se inscribió la muerte de José Antonio en el Registro Civil; el certificado de defunción se expidió en Alicante en julio de 1940, terminada la guerra.
Por último, los objetos personales de José Antonio no fueron entregados a su familia, sino que Prieto se los quedó: una maleta que contenía cartas a su amor, una novela inacabada, fotos, útiles de aseo… Como con tantas cosas que no eran suyas (el tesoro del yate Vita robado en España a sus propietarios), Prieto se quedó la maleta. Al menos no la gastó, a diferencia del oro, las joyas y el dinero. Prieto, a quien muchos falangistas siguen considerando un patriota y casi un aliado, guardó la maleta en la caja de seguridad de un banco mexicano. En enero de 1977 el albacea de Prieto, el socialista Víctor Salazar, entregó a Miguel Primo de Rivera, sobrino de José Antonio, las llaves de la caja. ¡Cuarenta años de apoderamiento ilegal!

El mito del 'Ausente'

En su nuevo libro (La pasión de Pilar Primo de Rivera), Zavala añade que Pilar Primo de Rivera y Martínez Arboleya, que se había incorporado a las tropas nacionales, coincidieron en la guerra en Salamanca, pero que el testigo de la ejecución de José Antonio no se atrevió a relatarle cómo había ocurrido.
Pilar pudo escapar de la zona roja bajo la protección de la embajada argentina. Embarcó en un crucero de guerra alemán, el Admiral Graaf Spee, en el puerto de Alicante, pero no pudo acudir a la cárcel para ver a sus dos hermanos encerrados en ella, José Antonio y Miguel. La futura jefa de la Sección Femenina conoció por boca de Franco la ejecución de su hermano, aunque se negó a aceptarla del todo. Hasta el 20 de noviembre de 1938, en que Franco confirmó por radio el asesinato, la zona nacional se habló de el Ausente para referirse a José Antonio.
Rafael García Serrano afirma que hubo falangistas que se hicieron matar en el frente cuando se enteraron de la noticia.
Así interpretó José Antonio Jiménez Arnau (El puente) la ejecución, como epítome del holocausto de una generación que llegó a la guerra llevada por sus mayores.
Con aquel hombre, sin que ellos lo supieran, habían caído todos aquellos que él pusiera en pie. (…) la generación que se había encontrado los días de la caída del Régimen, la generación que quemara o impidiera quemar las iglesias, la generación revolucionaria, la que tocara a rebato, despertando al país de su siesta, ésa había caído fusilada.
@pfbarbadillo
- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/pedro-fernandez-barbadillo/el-asesinato-de-jose-antonio-primo-de-rivera-70052/

http://www.libertaddigital.com/opinion/pedro-fernandez-barbadillo/el-asesinato-de-jose-antonio-primo-de-rivera-70052/

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por Luego Cabalgamos el Lun Feb 16 2015, 21:57

Eso de que le dispararan en las piernas no es verdad. El testimonio de Martínez Arboleya, rescatado por José Maria Zavala,  no es fidedigno. A José Antonio le mataron con la primera descarga, que le alcanzó en la cabeza y el pecho, y luego de la segunda, Guillermo Toscano le propinó el tiro de gracia. En el patio de la cárcel modelo de Alicante se conservaron los orificios parietales que prueban que no le encañonaron las piernas.

 El presunto testigo aportado por Zavala no pudo estar en el lugar y momento de los hechos, pues el resto de sus declaraciones, efectuadas veinticinco años después, le delatan, al ser contradictorio con las investigaciones de la Causa General. Difícilmente pudo levantar el brazo y gritar “¡Arriba España!" o besar su crucifijo si iba maniatado. Tampoco se encontraron los grilletes en el proceso de exhumación.

Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

Trofeos y Medallas : *4*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 48127
Reputación : 5479
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Feb 16 2015, 23:08

Así fusilaron a José Antonio


José María Zavala, autor de «Las últimas horas de José Antonio».   
José Antonio Primo de Rivera –a la derecha– y su hermano Miguel en la prisión de Alicante, donde ingresó el 15 de marzo de 1936
El fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en la cárcel de Alicante, la mañana del viernes 20 de noviembre de 1936, fue uno de los episodios más deleznables de la reciente historia de España; de no haberse producido, sin duda el rumbo de la misma hubiera sido otro. Reconstruir lo que allí sucedió, casi ochenta años después, ha requerido una labor titánica de investigación durante casi cuatro largos años. Gracias al hallazgo de los «expedientes perdidos» de los principales protagonistas de su muerte (los miembros del pelotón de ejecución, el director de la cárcel y el auditor del Ministerio de la Guerra que denegó el indulto al líder de Falange Española presionado por Largo Caballero) estamos en condiciones de recrear ahora con relatos de testigos presenciales la carnicería perpetrada en aquel maldito patio número 5, el de la Enfermería. Felipe Ximénez de Sandoval, biógrafo de José Antonio, aludió en su día con toda honestidad y rigor a este peliagudo asunto: «Ya no sabemos más. Ya todo son noticias vagas...».
Pero ahora, insistimos, parapetados en un arsenal de documentos inéditos recopilados durante las últimas horas de José Antonio, considerado por el hispanista Stanley G. Payne como «el estudio más completo sobre el proceso y la ejecución de José Antonio, que constituye una aportación fundamental e indispensable» para el conocimiento de su egregia figura, sabemos por fin lo que allí sucedió. Disponemos así, en primer lugar, de un documento desconocido de gran valor: la relación de funcionarios de prisiones que estuvieron de guardia aquel día en la cárcel provincial.
Hela aquí: «Don Fernando Abadía García: Oficial de Régimen, Diligencias y Dirección; Don Trinidad Muñoz Andrés: Oficial de Economato, Gabinete y Administración; Don Telesforo Llovel Morató: Oficial de Interior, Limpieza, Sótanos y Enfermería; Don Enrique Maciá Bermejo: Oficial auxiliar de Interior y Comunicaciones; Don Enrique Alijo Longay: Oficial de Rastrillos; Don Germán Quereda Torregrosa: Oficial del Patio de Lavandería y Cuarta Galería; Don Miguel García Jiménez: Oficial del Patio de Lavaderos y Primera Galería; Don Antonio Flores Guillén: Oficial de Provisional y Patio del mismo; Don Juan José Menor Calatayud: Oficial de Provisional de 08.30 a 12.30 y de 14.30 a 18.30 horas; Don Manuel Lledó Brotóns: Auxiliar General de 08.30 a 12.30 y de 14.30 a 18.30 horas».
«Confusión» con los disparos

¿Acaso no resulta llamativo que todos y cada uno de los guardias declarasen no haber visto nada aquel día? ¿Obedecía tal vez su ceguera a que alguien les puso a la fuerza una venda en los ojos? Sólo el testigo Trinidad Muñoz Andrés, de 38 años, casado y natural de Toledo, aportó un dato a mi juicio relevante: «Ignoro –declaró al juez– quiénes fueron los que dispararon contra las cinco víctimas, aunque allí dentro había milicianos de la CNT y comunistas, y había llegado un piquete de asalto. Pero dada la confusión que existía es de sospechar que todos fuesen los que disparasen». «Confusión», pocas veces una sola palabra significó tanto. En su primera y extensa declaración efectuada en la Jefatura de Policía de Baza (Granada) tras su detención, el 13 de abril de 1939, el miliciano Guillermo Toscano que dio el tiro de gracia a José Antonio aludió también al desconcierto, seguido del revuelo armado en el patio de la prisión aquella madrugada. De su declaración, inédita y esclarecedora también, nos interesa ahora este pasaje: «Al llegar al patio –manifestó Toscano–, me sorprendí al ver en el mismo y ya antes en el pelotón de fusilamientos a otros tres que no sabía quiénes eran, supongo que de otra cárcel. (...) En el patio, además de la fuerza que estaba en fila de ejecución, había como espectadores hasta un número aproximado de cuarenta personas. (...) Seguidamente se dirigió José Antonio al lugar donde estaban los otros tres y yo mismo, a la fila encargada de la ejecución. No hubo voz de mando para hacer las descargas, las cuales se efectuaron a capricho, en número de cinco o seis, y al pronunciar los gritos de “¡Viva España!” y “¡Arriba España!” por parte de José Antonio. Una vez en el suelo, yo, como llevaba pistola, fui el encargado de darle el tiro de gracia a todos ellos. Después de dicho acto, en todos los asistentes se manifestó la consiguiente algaraza [algarada] en los comentarios».
De ser cierto además lo declarado por Trinidad Muñoz, es indudable que reinaba la más absoluta confusión y anarquía en el patio de la cárcel. ¿Se imagina el lector la escabechina que aquella cadena de improvisaciones representó para los cuerpos indefensos de José Antonio y de los llamados «cuatro mártires de Novelda» fusilados junto a él (Ezequiel Mira Iñesta, Luis Segura Baus, Vicente Muñoz Navarro y Luis López López), considerando que el pelotón o los pelotones de fusilamiento, si es que al final fueron dos como aseguraba Miguel Primo de Rivera, se compusieron en total de catorce individuos entre milicianos anarquistas, soldados comunistas del Quinto Regimiento y guardias de Asalto?
En el expediente de Toscano se hace constar lo siguiente, el 6 de junio de 1939: «Formó parte [Toscano] del pelotón de asesinos de José Antonio, integrado por José Pantoja, Luis Serrat Martínez, José Pereda Pereda, Andrés Gallego Pozo y Francisco [Manuel] Beltrán. (...) La orden de formar el pelotón la dio Ramón Llopis, de la Comisión de Orden Público, y se integró por los citados, más un sargento y tres soldados del Quinto Regimiento de Milicias y cuatro Policías».
Catorce fusileros en total. Si se efectuaron hasta seis descargas, como recordaba Toscano, resultaría entonces que las cinco víctimas fueron acribilladas con más de ochenta disparos, recibiendo cada una alrededor de dieciséis impactos. Aterrador. Aunque el fuego de los mosquetones se concentró en José Antonio, como enseguida veremos.
En su primera declaración indagatoria ante la Policía, el 2 de noviembre de 1939, el sargento Juan José González Vázquez, encargado de mandar el pelotón de ejecución, dijo algo tan revelador como esto: «Los que formaron el pelotón colocaron a sus víctimas a una distancia de unos tres metros. Nadie dio la voz de fuego... A José Antonio le situaron en la esquina de la pared, quedando a su izquierda los otros tres [cuatro] jóvenes que murieron con él, disparando el pelotón sobre ellos unos cuarenta o sesenta disparos». Adviértase cómo el testigo subrayó que el pelotón efectuó «cuarenta o sesenta disparos» a tan sólo «tres metros» de distancia de las víctimas.
Hablan los forenses

Estremece sólo pensar en el tremendo impacto de las ráfagas de disparos a tan escasa separación de aquellos cuerpos, cuando el alcance eficaz del Mauser modelo Oviedo 1916 como el que emplearon aquel día los fusileros era de 2.000 metros nada menos. González Vázquez confirmaba, al igual que Toscano, que no hubo orden de abrir fuego, dando a entender también que se congregó un gran gentío en el patio de la cárcel entre espectadores y curiosos. Debió ser terrible. Tanto, que ni siquiera el director de la prisión, Adolfo Crespo Orrios, facilitó un solo detalle reseñable del fusilamiento al juez en su declaración del 17 de abril de 1939. Y qué decir de los dos médicos forenses destinados aquel día en la cárcel de Alicante: en lugar de presenciar el fusilamiento, como era su obligación, ninguno de los dos lo hizo. ¿Qué motivos alegaba el primero de ellos, José Aznar Esteruelas, de 56 años, casado y natural de Zaragoza, el 3 de mayo de 1940 cuando declaró ante el juez?
Sus palabras no tienen desperdicio: «Me tocó por turno, como médico forense, asistir al fusilamiento de José Antonio y de los otros ‘‘cuatro mártires de Novelda’’, fusilamiento que no presencié pues esperé en uno de los pasillos de la cárcel provincial a que se llevase a cabo, para después certificar la muerte... Puedo manifestar que a uno de los otros cuatro fusilados le tuvieron que disparar dos tiros de gracia, pues parece ser que principalmente en el momento de la ejecución se cuidaron de apuntar a José Antonio y descuidaron a los demás».
Más reveladora aún, si cabe, era la versión del segundo forense, Manuel Hurtado Martínez, de 65 años, casado y natural de Murcia, quien, pese a no ser ya un novato en la materia, casi se murió de miedo: «Como médico de la Beneficencia Municipal, concurrí al fusilamiento de José Antonio y de los ‘‘mártires de Novelda’’, acto que no presencié, pues me escondí tras un recodo para no verlo».
Ahora también sabemos que ninguno de los dos médicos realizó el preceptivo informe de autopsia a los cinco cadáveres. La horrible muerte de José Antonio tampoco fue inscrita como exigía la Ley. El certificado de defunción tuvo que ser expedido en Alicante, el 5 de julio de 1940, por orden del Juzgado de Primera Instancia número 2, en presencia del juez municipal Federico Capdepón Icabalceta y del secretario del Distrito del Norte, Rafael Martínez Bernabéu.
El acta de la defunción se encuentra depositada en el Registro Civil, sección de Defunciones, al folio 313 del tomo 19.
¿Guardaban acaso alguna relación aquellas irregulares omisiones con la pavorosa escena que presenció el empresario uruguayo Joaquín Martínez Arboleya en el patio de la prisión, evidenciando que alguien pudo ocuparse de eliminar cualquier vestigio de la matanza? El testigo ocular rompió su silencio años después, proclamando: «Se quebró su cuerpo [el de José Antonio], cayendo doblado, empapadas en sangre sus rodillas. La chusma allí reunida gritó obscenidades».





HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por BRUC el Mar Feb 17 2015, 06:43

Exacto. No hubo disparos a las piernas sino a cabeza y pecho como mandaban las diligencias militares en aquel año. La leyenda y la exaltación vinieron tras el hecho y aprovechando las circunstancias que todos sabemos.

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8188
Puntos patrióticos : 147675
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Mar 11 2015, 21:25

Desvelan el secreto del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en Alicante



Un libro explica que la ejecución del fundador de la Falange no fue un simple acto de cumplimiento de la pena capital


abc
Lugar exacto donde fue ejecutado José Antonio Primo de Rivera

abc
Entierro de José Antonio Primo de Rivera

abc
Traslado del cuerpo de José Antonio Primo de Rivera
A primera vista, cualquiera con cierta edad o nociones de historia sabe que el fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, murió fusilado el 20 de noviembre de 1936 en la prisión de Alicante; sin embargo, muchos aspectos han permanecido ocultos en este episodio clave de la Guerra Civil.
En «Las últimas horas de José Antonio» (Espasa), el periodista e investigador José María Zavala aporta una serie de documentos inéditos que revelan que la ejecución de Primo de Rivera no fue un simple acto de cumplimiento de la pena capital, entonces en vigor en España en el ámbito castrense, bajo cuyo fuero fue juzgado el líder falangista por el delito de rebelión militar.
Según esta declaración, el fusilamiento de Primo de Rivera no estuvo precedido por la reglamentaria orden de «fuego», sino que «los disparos se efectuaron a capricho» y de forma reiterada en varias descargas, «a apenas 3 metros de distancia», señala Zavala.
Asimismo, el investigador, que califica de "carnicería" la ejecución, se refiere también al testimonio de un empresario uruguayo, Joaquín Martínez Arboleya, quien la presenció personalmente.
Bajo el pseudónimo de Santicaten, Martínez Arboleya contó los detalles de la ejecución de Primo de Rivera en un opúsculo titulado «Porque (sic) luché contra los rojos», publicado en Montevideo en 1961 y del que hasta ahora no se había tenido noticia, aunque Zavala ya lo menciona en su anterior libro sobre el fundador de la Falange, «La pasión de José Antonio», publicado en 2011.
Sin embargo, sorprende que un hecho como ese, de tanta trascendencia incluso para la propaganda franquista, quedara oculto tantos años; incluso durante toda la dictadura de Franco (1936-1975) y hasta hoy.
En opinión de Zavala, que recalca que «Franco sabía perfectamente la carnicería perpetrada» con José Antonio, este silencio se pudo deber a que el modo en que se llevó a cabo la ejecución «fue un hecho tan desagradable, tan luctuoso, que no se le quiso dar pábulo», ni siquiera por un interés propagandístico.
Hasta tal punto se mantuvo este silencio, que incluso autores como Felipe Ximénez de Sandoval, considerado el autor de la biografía oficial de José Antonio, no da el menor detalle al respecto.
«José Antonio resultaba un incordio no solo para Franco» (ambos se profesaban una mutua antipatía, como han señalado muchos otros investigadores), sino también Jpara el propio gobierno de la RepúblicaK, presidido en noviembre de 1936 por Francisco Largo Caballero, dirigente del ala más izquierdista del Partido Socialista, comenta Zavala.
«También resultaba en última instancia un incordio» para el dictador soviético José Stalin, subraya Zavala, quien también incide en el hecho de unas misteriosas fotografías tomadas al parecer durante la ejecución de José Antonio, de las que nunca se ha sabido nada, pero que -indica- «puede que algún día salgan a la luz».
«La influencia soviética era enorme en la zona republicana durante la Guerra Civil; por lo tanto, sería muy ingenuo pensar que solo cuatro anarquistas fanáticos tenían intención de acabar con José Antonio», afirma.
Zavala recalca que Largo Caballero, a quien califica de «rehén de Stalin», tenía «un interés evidente en quitarse de en medio» al dirigente falangista.
En opinión de Zavala, «el gobierno de Largo Caballero, que dio el 'enterado' a la condena a muerte contra Primo de Rivera dictada por el Tribunal Popular que lo juzgó en Alicante, estaba tremendamente hipotecado por la URSS por el envío de las reservas de oro del Banco de España a cambio de material bélico».
En este sentido, afirma que la NKVD (antecesora del KGB) «campaba a sus anchas» por la zona republicana a las órdenes de Alexander Orlov, el mismo que un año más tarde torturó y asesinó al líder trostkista catalán Andreu Nin, cuyo cadáver jamás fue encontrado.
Zavala destaca que en su investigación ha tratado de ver «el lado humano de José Antonio, que no era un mito, sino una persona de carne y hueso; un hombre que lucha contra sí mismo y que se da cuenta de que es vital no guardar rencor a las personas, pese a las diferencias políticas o religiosas; alguien que perdona a sus verdugos en el momento de la muerte».





http://www.abc.es/local-alicante/20150311/abci-joseantonio-fusilamiento-alicante-201503111911.html?ns_campaign=GS_MS&ns_mchannel=abc_local&ns_source=FB&ns_fee=0&ns_linkname=CM

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por BRUC el Jue Mar 12 2015, 08:00

Me parece que hay poco nuevo bajo el sol. El deseo ruso de ejecutar a José Antonio ya aparece recogido en los “Procesos a José Antonio” (1963) de Agustín del Río y Enrique Pavón.
En cuanto a Franco, a pesar que no existía simpatía entre ambos, resulta dudoso que en aquellos momentos Primo de Rivera fuera un incordio; podía haberlo sido en un futuro pero no en aquel momento: cuando José Antonio es fusilado en noviembre, Franco apenas lleva 2 meses como jefe de Estado, tiene “enemigos” muchos más importantes de los que ocuparse y dudo que entre sus primeros planes estuviera permanecer 40 años como Jefe de Estado.

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8188
Puntos patrióticos : 147675
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por Torquemada2014 el Jue Mar 12 2015, 10:00

Hay que obligar a los rojos a que pidan perdón por este crimen execrable.

Torquemada2014
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2198
Puntos patrióticos : 13551
Reputación : 5878
Fecha de inscripción : 17/11/2014

Volver arriba Ir abajo

RESTAURACIÓN DE LA FOSA DE JOSÉ ANTONIO EN ALICANTE (2015)

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Nov 09 2015, 22:48



Como viene siendo habitual desde hace años, por convicción moral, varias escuadras de la Jefatura Provincial de La Falange en Alicante, procedieron el pasado día 7 de noviembre, con sus propios medios en camaradas y materiales, a restaurar la que fuera la fosa de José Antonio Primo de Rivera, tras ser fusilado en la antigua “Casa Prisión” y antes de que se llevaran sus camaradas los restos a pie hasta el Monasterio de San Lorenzo del El Escorial en Madrid.
La novedad de este año fue que se procedió restaurar la propia huella dejada por el cuerpo del JEFE, ya que debido a un antiguo y permanente problema de condensación de agua, la silueta se estaba perdiendo difuminándose en la propia tierra que lo acogió, como la madre que abraza a su hijo cuando honrado y glorioso vuelve a casa, después del deber cumplido con la patria. Allí estábamos sus falangistas como centinelas custodiando la memoria de nuestro eterno JEFE, que desde los luceros debe observar, como su sacrificio no ha sido estéril ya que su sangre cuando regó esta tierra, hizo brotar espigas rojas y negras como la pólvora y la sangre de nuestra bandera. Sus falangistas permanecemos inasequibles al desaliento porque “Mientras millones de familias españolas vivan miserablemente, no puede “ni debe” haber paz en España.” Esperamos que Dios te dé tu eterno descanso y a nosotros nos lo niegue hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte.
José Antonio Primo de Rivera
¡¡PRESENTE!!
A los Caídos por Dios, España y la Revolución Nacional-Sindicalista
¡¡PRESENTES!!













HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Sáb Jul 02 2016, 18:52


HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18884
Puntos patrióticos : 362945
Reputación : 18470
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El asesinato de José Antonio Primo de Rivera

Mensaje por Valle el Sáb Jul 02 2016, 23:14

@URSINO escribió:Yo tengo claro quién mató a José Antonio: Las mismas manos que mataron a Sancho II de Castilla, a Pedro Alonso Pérez de Guzmán y Coronel, hijo de Guzmán el Bueno, a San Hermenegildo, a Daóiz y a Velarde, a Maetzu, a los ajusticiados de la División Azul en los gulags soviéticos, a Miguel Blanco y a tantos otros que de una u otra manera sirvieron a España.
Son las manos de los traidores,felones,amargados y fracasados de toda la Historia de España, hartos de su propia existencia chata y sin miras elevadas, egocéntricos, chabacanamente materialistas,pobres de espíritu y de cuerpo, ávidos de poder y de sangre.  

Esos son los que mataron a José Antonio. Y los que volverían a hacerlo hoy. Porque siguen sembrando su odio y sus miserias  entre nosotros. Están en cualquier rincón de España al que vayas. Agazapados y esperando empuñar un mazo, un fusil o un cuchillo para hacer callar la verdad. Representan la antiespaña. No lo hacen por dinero, ni por honores, ni por el aplauso de algún bastardo aún más bazofia que ellos. Lo hacen simplemente por aversión al suelo que los vio nacer en una maldita hora, o que invadieron desde afuera, entre traiciones y bochornos de los de dentro, para borrar del tiempo y del espacio a la nación más antigua de Europa.

Cuestión muy normal y acertada en comentar.

Siguen odiando a su Patria y seguirán en el futuro.

Peroooooo enfrente tendrán un espejo demoledor....y serán miles los que defenderán su historia,su amor a España y su honradez.

Es maravilloso constatar que en estas últimas elecciones 9.862 españoles han votado su presencia espiritual y activa en el tiempo.

Es decir....2.367 MÁS que el 20 de diciembre de 2015.

Arriba España

Valle
30-Sargento
30-Sargento

Trofeos y Medallas : *8*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1708
Puntos patrióticos : 59668
Reputación : 6861
Fecha de inscripción : 05/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.