Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Viaje por el norte de España
Hoy a las 15:20 por deuteros

» JpSí y la CUP no pueden aprobar solos la ley del voto electrónico, según los letrados
Hoy a las 15:06 por Neilo65

» Carmena elimina el himno de España de la fiesta de la Policía Municipal
Hoy a las 15:01 por Neilo65

» Movimiento MGTOW
Hoy a las 14:50 por Neilo65

» Feministas llaman a quemar la Iglesia y se mofan de los hijos eliminados por el aborto
Hoy a las 14:44 por Neilo65

» El alcalde de Valencia se burla de las Fallas: 'Son grotescas'
Hoy a las 14:42 por Neilo65

» PP y Podemos sodomizan a Madrid con el apoyo de Ciudadanos y PSOE
Hoy a las 08:51 por Valle

»  Europa estará muerta en 20 años
Hoy a las 03:40 por HispanoCortés501

» Quién ganaría en una hipotética guerra entre España y el Reino Unido
Hoy a las 03:33 por HispanoCortés501

» Mi música, tu música, nuestra música
Ayer a las 19:52 por Iuris Tantum

» POLÍTICOS CALLADOS ANTE UN ATENTADO A UNA CAPILLA Y UNA AGRESIÓN A UNA MONJA
Ayer a las 19:51 por Iuris Tantum

»  ¿Están tomando Europa los yihadistas?
Ayer a las 10:25 por Valle

» 152 ATAQUES CONTRA CRISTIANOS EN ESPAÑA EN 2016, 147 DE ELLOS CONTRA CATÓLICO
Ayer a las 10:19 por Valle

» Lérida se rebela: no cederá espacios para el referéndum e invita a jugar a la Roja
Ayer a las 10:16 por Valle

» Pensamientos y reflexiones 159
Ayer a las 08:50 por Antonio García Fuentes

» No son antitaurinos,
Vie Jun 23 2017, 21:41 por José Francisco

» Un capitán de Fragata defiende a los Harriers ante los planes de compra del F-35
Vie Jun 23 2017, 20:04 por Juanma_Breda

» Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo
Vie Jun 23 2017, 14:54 por Neilo65

» Liberalismo antifisiocrático de Valentín de Foronda
Vie Jun 23 2017, 14:45 por Neilo65

» erepublik juego online
Vie Jun 23 2017, 12:22 por ilustrado

» Historia del Camino de Santiago
Vie Jun 23 2017, 12:04 por ilustrado

» Presos, condenas y trabajos a realizar
Vie Jun 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» El sistema monetario o la gran sanguijuela
Jue Jun 22 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» Europa: la ultraizquierda cometió 27 veces más atentados que la ultraderecha en 2016
Miér Jun 21 2017, 22:41 por José Francisco

» Europa toma los primeros pasos para legalizar las violaciones cometidas por musulmanes
Miér Jun 21 2017, 22:17 por Neilo65

» Cuando algo invisible te respira en la cara justo antes de dormir
Miér Jun 21 2017, 16:21 por José Francisco

» Cómo protegerse de las entidades del bajo astral.
Miér Jun 21 2017, 14:49 por José Francisco

» Llantos y lamentos pero nadie fue ni va a la cárcel
Miér Jun 21 2017, 09:47 por Antonio García Fuentes

» El último tesoro nazi
Miér Jun 21 2017, 07:15 por BRUC

» Por qué si tienes más de 40 años lo llevas muy crudo en el mercado laboral
Mar Jun 20 2017, 21:42 por Juanma_Breda

» Trabajamos gratis para las multinacionales.¿somos conscientes de ello?
Mar Jun 20 2017, 19:50 por Invitado

» May califica el atentado de Finsbury Park como islamofobia
Mar Jun 20 2017, 14:31 por Neilo65

» La UE y Reino Unido empiezan a negociar el Brexit en Bruselas
Mar Jun 20 2017, 14:24 por Neilo65

» ¿Por qué dicen que abortar es una cuestión moral y no lo dicen sobre matar a adultos?
Mar Jun 20 2017, 14:24 por José Francisco

» Presentación
Mar Jun 20 2017, 14:20 por Neilo65

» Así reaccionan los moros al atropello de uno de los suyos, intento de linchamiento.
Mar Jun 20 2017, 14:17 por Neilo65

» 100 eminentes científicos cristianos (porque no, creer en Dios no te convierte en inculto)
Mar Jun 20 2017, 14:11 por Neilo65

» Sal de la Fila
Mar Jun 20 2017, 13:14 por Neilo65

» ¿Gamberros? ¡No! Delincuentes condenables
Mar Jun 20 2017, 11:41 por Antonio García Fuentes

» Juicio de Dios
Mar Jun 20 2017, 11:32 por José Francisco

» Asesinatos Legales y subvencionados
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Valle

» «Fuera españolista, primer aviso»: amenazan a un vecino por colgar la bandera de España en el balcón
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Invitado

» Coches kamikazes en Melilla
Lun Jun 19 2017, 21:49 por José Francisco

» Primera condena por odio ideológico en Cataluña
Lun Jun 19 2017, 20:54 por Invitado

» El Gobierno valenciano financiará los DIU y «normalizará» los abortos en centros públicos
Lun Jun 19 2017, 20:25 por Invitado

» Murió Adam West, primer Batman de la televisión
Lun Jun 19 2017, 16:53 por BRUC

» Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia”
Lun Jun 19 2017, 08:25 por Antonio García Fuentes

» Rusia dice que podría haber matado al líder de Daesh en un ataque aéreo
Dom Jun 18 2017, 15:10 por Neilo65

» Valencia Basquet - Campeon de liga
Sáb Jun 17 2017, 13:33 por José Francisco

» El Lenguajeno Sexista
Vie Jun 16 2017, 17:07 por BRUC

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

España, la guerra de un no beligerante

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

España, la guerra de un no beligerante

Mensaje por URSINO el Miér Nov 05 2014, 19:33

Unidades españolas participaron tanto en la defensa del Kremlin o la Cancillería del Reich como en la liberación de París

Contra toda esperanza de los combatientes republicanos, la derrota del Eje no supuso la reversión del resultado de la Guerra Civil: aunque victoriosos en los campos de Europa, habían perdido de nuevo su guerra

Para ser España un país con el declarado status de no beligerante (sí pero no, no pero sí), los españoles estuvieron pre­sentes y jugaron un papel a veces rele­vante en demasiados acontecimientos clave de la Segunda Guerra Mundial. Consecuencia, sin duda, de que para muchos, para la mayoría, la más grande contienda registrada en la historia re­sultaba, en principio, una segunda parte, corregi­da y aumentada, de la Guerra Civilque había divi­dido al país en dos bandos, si no irreconciliables, desde luego no reconciliados.

Tánger

Único acto formal de guerra por parte de Es­paña a lo largo de esos años fue la ocupación «manu militari» de la ciudad de Tánger: Mientras los panzer del Reich se desparramaban por las llanuras fran­cesas, el 14 de junio de 1940, unidades de la Mehala Jalifia­na entraban en la ciudad entre saludos brazo en alto y ponían fin a su status internacional.

Excepto por los movimientos de los agentes secretos, sus in­trigas y sabotajes, que sirvieron para hacer de ella marco de novelas de espionaje, Tánger, abierta y cosmopolita, no se vio especialmente afectada por la guerra y al final de la misma, con el triunfo de los aliados, re­cuperó su anterior condición, mientras las tropas españo­las debieron de abandonar su perímetro. Fin de la anécdota colonial.

Pero la ocupación de Tánger evidenció el interés del régimen español por África, que pretendía materializarse en un nuevo imperio colonial, a costa fundamentalmente de Francia. Por esa época, Areilza y Castiella teorizaban en un li­bro escrito en común sobre las Reivindicaciones de España. El que esas reivindicaciones no cuajaran cuando en Hendaya se pretendió fijar día y hora de la entrada de España en la guerra contribuyó a que no lle­gase a ser definitivamente un país beligerante. Si ello fue sólo a causa de una ambición des­medida o al exceso de cautela, cuando no premeditada astu­cia, depende de las interpreta­ciones… O quizá fueran todas esas cosas a la vez.

División Azul

Pero tuvo un coste, la División Azul. Y mejor una división que todo el país. Serrano Súñer sentenció «Rusia es culpable» y decenas de miles de españoles se enrolaron para combatir en el frente del Este. La inmensa mayoría voluntarios y más por ideales propios que por cualquier afinidad con el nacionalsocialismo.

Aunque hubiera que jurar lealtad al Führer, se luchaba por España y por los principios anticomunistas que habían vertebrado al bando nacional en la Guerra Civil. A ningún divi­sionario se le ocurría que Alemania dependiera de ellos para aplastar a la Unión Soviética, como antes había arrollado a tantos países en sus victoriosas campañas. Bien al contrario, en su interminable marcha a pie hasta el frente, el temor de los vo­luntarios españoles era que Moscú cayese antes de darles oportunidad de entrar en combate («Rusia es cuestión de un día para nuestra infantería»).

Y esa infantería se cubrió de gloria a lo largo de casi mil días en el Volchov, en el lago Ilmen, en Krasny Bor… Posiblemente no habrá unidad mili­tar en el mundo a la que se le hayan dedicado más libros, más artículos y pocas han acaparado tantas portadas en revistas y periódicos de los más diver­sos países.

Frente a quienes se empeñan en ver la Historia como algo plano, de ideologías permanen­tes, y son capaces de trasplantar impávidamente al pasado los principios del presente, es imposible no reconocer la gesta personal de aquellos españoles que con el tiempo terminarían disgregados entre el propio régimen y la oposición a él. Los «irreduc­tibles», unos cientos, continuarían luchando por Alemania cuando la División fue repatriada.

Los Republicanos

Con la misma convicción y con el mismo valor, otros españoles, expatriados republi­canos, alcanzaron también la gloria combatiendo desde el helado Norte, en Narvik, hasta las arenas del desierto, en el mítico Bir Hakeim. Pero no por Francia, bajo cuyas banderas se encuadraban, sino por los mismos ideales por los que se habían ba­tido en la península. Serían los primeros aliados en entrar en París en 1944 a bordo de sus vehícu­los militares, que llevaban los nombres de Belchite, Guadala­jara, Guernica, Ebro…, recuerdo permanente de la Guerra Civil.

Y si hubo un puñado de ex-di­visionarios defendiendo la Can­cillería del Reich en losúltimos días de Berlín, los republicanos españoles, encuadrados en «La Nueve» de la 2ª División Blinda­da de Leclerc, tomarían en esas mismas fechas el santuario de Hitler, el Berghof, en los Alpes bávaros.

Y otros muchos españoles más que lucharon en el Este, unos en la única unidad es­pecíficamente española del Ejército Rojo (encargada de la defensa del Kremlin durante el avance alemán contra Moscú) y otros encuadrados de forma individual en unidades sovié­ticas como tanquistas, como aviadores, como partisanos...

Y como partisanos también en Francia, en el maquis. O en Londres, ejerciendo de espías, como Pujol, alias «Garbo», que logró engañar a los alemanes sobre el auténtico objetivo del Día D. O los que participaron en las rutas de escape de aviado­res aliados y de perseguidos ju­díos… Y tantos otros que apor­taron su esfuerzo y su valor a uno y otro bando.

Tras la guerra en Europa, en Potsdam, mientras se dirimía el reparto del mundo, Stalin reclamó a sus aliados el cambio de régimen en España. Se opuso Chur­chill por razones de pura estrategia militar ante la futura Guerra Fría, que él ya preveía inminen­te. Truman le apoyó en ese extremo y el dictador soviético no juzgó oportuno insistir. Contra toda esperanza de los combatientes republicanos, la derrota del Eje no llegó a suponer la reversión del resultado de la Guerra Civil.

Aunque victoriosos en los campos de Europa, habían perdido de nuevo su guerra.

http://www.abc.es/cultura/20141101/abci-espaa-beligerante-201410311121.html
avatar
URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 27753
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.