Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» PP y Podemos sodomizan a Madrid con el apoyo de Ciudadanos y PSOE
Hoy a las 03:08 por Lucía

» Viaje por el norte de España
Ayer a las 15:20 por deuteros

» JpSí y la CUP no pueden aprobar solos la ley del voto electrónico, según los letrados
Ayer a las 15:06 por Neilo65

» Carmena elimina el himno de España de la fiesta de la Policía Municipal
Ayer a las 15:01 por Neilo65

» Movimiento MGTOW
Ayer a las 14:50 por Neilo65

» Feministas llaman a quemar la Iglesia y se mofan de los hijos eliminados por el aborto
Ayer a las 14:44 por Neilo65

» El alcalde de Valencia se burla de las Fallas: 'Son grotescas'
Ayer a las 14:42 por Neilo65

»  Europa estará muerta en 20 años
Ayer a las 03:40 por HispanoCortés501

» Quién ganaría en una hipotética guerra entre España y el Reino Unido
Ayer a las 03:33 por HispanoCortés501

» Mi música, tu música, nuestra música
Sáb Jun 24 2017, 19:52 por Iuris Tantum

» POLÍTICOS CALLADOS ANTE UN ATENTADO A UNA CAPILLA Y UNA AGRESIÓN A UNA MONJA
Sáb Jun 24 2017, 19:51 por Iuris Tantum

»  ¿Están tomando Europa los yihadistas?
Sáb Jun 24 2017, 10:25 por Valle

» 152 ATAQUES CONTRA CRISTIANOS EN ESPAÑA EN 2016, 147 DE ELLOS CONTRA CATÓLICO
Sáb Jun 24 2017, 10:19 por Valle

» Lérida se rebela: no cederá espacios para el referéndum e invita a jugar a la Roja
Sáb Jun 24 2017, 10:16 por Valle

» Pensamientos y reflexiones 159
Sáb Jun 24 2017, 08:50 por Antonio García Fuentes

» No son antitaurinos,
Vie Jun 23 2017, 21:41 por José Francisco

» Un capitán de Fragata defiende a los Harriers ante los planes de compra del F-35
Vie Jun 23 2017, 20:04 por Juanma_Breda

» Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo
Vie Jun 23 2017, 14:54 por Neilo65

» Liberalismo antifisiocrático de Valentín de Foronda
Vie Jun 23 2017, 14:45 por Neilo65

» erepublik juego online
Vie Jun 23 2017, 12:22 por ilustrado

» Historia del Camino de Santiago
Vie Jun 23 2017, 12:04 por ilustrado

» Presos, condenas y trabajos a realizar
Vie Jun 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» El sistema monetario o la gran sanguijuela
Jue Jun 22 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» Europa: la ultraizquierda cometió 27 veces más atentados que la ultraderecha en 2016
Miér Jun 21 2017, 22:41 por José Francisco

» Europa toma los primeros pasos para legalizar las violaciones cometidas por musulmanes
Miér Jun 21 2017, 22:17 por Neilo65

» Cuando algo invisible te respira en la cara justo antes de dormir
Miér Jun 21 2017, 16:21 por José Francisco

» Cómo protegerse de las entidades del bajo astral.
Miér Jun 21 2017, 14:49 por José Francisco

» Llantos y lamentos pero nadie fue ni va a la cárcel
Miér Jun 21 2017, 09:47 por Antonio García Fuentes

» El último tesoro nazi
Miér Jun 21 2017, 07:15 por BRUC

» Por qué si tienes más de 40 años lo llevas muy crudo en el mercado laboral
Mar Jun 20 2017, 21:42 por Juanma_Breda

» Trabajamos gratis para las multinacionales.¿somos conscientes de ello?
Mar Jun 20 2017, 19:50 por Invitado

» May califica el atentado de Finsbury Park como islamofobia
Mar Jun 20 2017, 14:31 por Neilo65

» La UE y Reino Unido empiezan a negociar el Brexit en Bruselas
Mar Jun 20 2017, 14:24 por Neilo65

» ¿Por qué dicen que abortar es una cuestión moral y no lo dicen sobre matar a adultos?
Mar Jun 20 2017, 14:24 por José Francisco

» Presentación
Mar Jun 20 2017, 14:20 por Neilo65

» Así reaccionan los moros al atropello de uno de los suyos, intento de linchamiento.
Mar Jun 20 2017, 14:17 por Neilo65

» 100 eminentes científicos cristianos (porque no, creer en Dios no te convierte en inculto)
Mar Jun 20 2017, 14:11 por Neilo65

» Sal de la Fila
Mar Jun 20 2017, 13:14 por Neilo65

» ¿Gamberros? ¡No! Delincuentes condenables
Mar Jun 20 2017, 11:41 por Antonio García Fuentes

» Juicio de Dios
Mar Jun 20 2017, 11:32 por José Francisco

» Asesinatos Legales y subvencionados
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Valle

» «Fuera españolista, primer aviso»: amenazan a un vecino por colgar la bandera de España en el balcón
Lun Jun 19 2017, 21:50 por Invitado

» Coches kamikazes en Melilla
Lun Jun 19 2017, 21:49 por José Francisco

» Primera condena por odio ideológico en Cataluña
Lun Jun 19 2017, 20:54 por Invitado

» El Gobierno valenciano financiará los DIU y «normalizará» los abortos en centros públicos
Lun Jun 19 2017, 20:25 por Invitado

» Murió Adam West, primer Batman de la televisión
Lun Jun 19 2017, 16:53 por BRUC

» Recordando tiempos pasados “o haciendo Historia”
Lun Jun 19 2017, 08:25 por Antonio García Fuentes

» Rusia dice que podría haber matado al líder de Daesh en un ataque aéreo
Dom Jun 18 2017, 15:10 por Neilo65

» Valencia Basquet - Campeon de liga
Sáb Jun 17 2017, 13:33 por José Francisco

» El Lenguajeno Sexista
Vie Jun 16 2017, 17:07 por BRUC

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

El fin del mundo sí sucedió

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El fin del mundo sí sucedió

Mensaje por José Francisco el Sáb Dic 06 2014, 12:33

Por Alain de Benoist |

El fin del mundo sucedió de hecho. No ocurrió en un día específico, pero se ha extendido a lo largo de varias décadas. El mundo que ha desaparecido era un mundo donde la mayoría de los niños sabían cómo leer y escribir. Un mundo en el que admirábamos a los héroes y no a las víctimas. Un mundo donde las máquinas políticas no se habían convertido en máquinas trituradoras de almas. Un mundo en el que teníamos más modelos de conducta que derechos. Un mundo donde uno podría entender lo que Pascal había querido decir cuando escribió que el entretenimiento nos distrae de vivir una vida humana real. Un mundo donde las fronteras salvaguardaban a aquellos que vivían su forma de vida y una vida propia.

Sí, ese mundo tenía sus defectos y a veces era un mundo horrible, pero la vida cotidiana de gran número de personas fue por lo menos regulada por una serie de significados proporcionados por puntos de referencia. A modo de recuerdo, ese era un mundo todavía familiar para muchos de nosotros. Algunos lamentamos su fallecimiento. Pero ese mundo nunca volverá.

El nuevo mundo es líquido. El espacio y tiempo han sido abolidos. Despojado de su mediación tradicional, la sociedad se ha vuelto cada vez más y más fluida y más y más segmentada, lo que sólo facilita su reificación. Uno vive en ella a modo de “zapping”. Con la virtual desaparición de los grandes proyectos colectivos, que alguna vez fueron los portadores de diferentes visiones del mundo, la religión del Yo (un Yo basado en la libertad ilimitada del deseo narcisista, un Yo autogenerado de la nada) se ha traducido en la desterritorialización de todos los ámbitos, que ahora va de la mano con la disolución de todos los puntos de referencia, lo que hace al individuo más y más maleable, más condicionable, cada vez más vulnerable y más y más nómada. Bajo la excusa de la “modernización” emancipadora, por más de medio siglo, la ósmosis ideológica ha tenido lugar entre la derecha económica y la izquierda multicultural, que engrana el liberalismo económico con el liberalismo social, el sistema de mercado con elementos marginales de cultura, todo ello debido principalmente al reciclaje mercantil de la ideología del deseo y la capitalización de la ruptura de las formas sociales tradicionales. El objetivo general es la eliminación de las comunidades de significados que se niegan a operar de acuerdo a la lógica del mercado.

Mientras tanto, algunas transformaciones antropológicas reales han tenido lugar. Afectan a la relación con nuestro Yo, la relación con el Otro, la relación con el cuerpo, la relación con la tecnología. Mañana estas transformaciones nos pueden apresurar hacia el proyecto de fusión de la electrónica y el propio cuerpo vivo del hombre. Tan pronto como el afán de lucro se convierte en la única motivación, a expensas de todo lo demás, su resultado performativo es la generalización del espíritu mercantil, que a su vez convierte la ciudadanía en simples clientes. Dentro de este contexto, la “corrección política” no es sólo un capricho pasajero y divertido, sino un poderoso medio para transformar el proceso de los pensamientos, restringir cada vez más el espacio común como generador de obligaciones recíprocas, y que sea imposible recuperar el mundo de los significados que ha desaparecido por ahora.

Por fin estamos siendo testigos de la aplicación de la “gobernanza”, una especie de cesarismo financiero que se reduce a gobernar a los pueblos, mientras que se les mantiene a raya. Por su parte, el Estado administrativo y terapéutico, siendo el distribuidor de la ingeniería social y actuando como Gran Supervisor, está trabajando en la eliminación de todas las barreras que separan el orden del caos. Afirma su poder sobre la realización de una perfectamente deliberada sub-caótica situación en contra del contexto de su propio avance hacia ninguna parte, y junto con una atemporalidad generalizada, creando así una situación de guerra civil fría. La sociología de la víctima rechaza la noción misma de clase social, insertando en su lugar la denuncia de “exclusión” y la “lucha contra la discriminación”, así como una“ciencia” económica que concibe la noción de categorías de personas como una categoría residual. Al mismo tiempo, sin embargo, más que nunca, la lucha de clases pasa a estar en plena marcha.

En Europa, bajo el impacto de las políticas de “austeridad”, el proceso de caer en la recesión, si no es que en la depresión, está teniendo lugar. El desempleo masivo sigue creciendo, el desmantelamiento de los servicios públicos conduce a la reducción de los bienes sociales, mientras que el poder adquisitivo sigue disminuyendo. Una cuarta parte de la población europea (120 millones de personas) se encuentra hoy amenazada por la pobreza. En el pasado, se llevaron a cabo revoluciones por mucho menos que eso. Hoy en día, no existe tal cosa. Subcontratación, paro, deslocalizacion industrial, despidos laborales abusivos y las llamadas “reestructuraciones sociales” pueden sin duda desencadenar protestas sociales, pero en ningún lado cercano al horizonte hay huelgas de solidaridad, mucho menos huelgas generales. La misma preocupación de mantener el propio trabajo no tiene otro propósito que la suya. ¿Por qué la crisis se tolera pasivamente? ¿Las naciones están tan exhaustas, tan deslumbradas, tan desconcertadas? ¿Han aceptado la idea de que no hay otra alternativa? Las naciones viven bajo el horizonte de la fatalidad. Todo el mundo espera que algo suceda. Pero no va a suceder, porque el capitalismo, con toda objetividad, está alcanzando ahora sus límites históricos absolutos.

Estamos viviendo una crisis de una magnitud absolutamente sin precedentes y que afecta al sistema capitalista en un nivel de acumulación y productividad que nunca se ha llegado antes. Las crisis del siglo XIX se podrían superar ya que el capital aún no se había apoderado enteramente de los medios de reproducción social. La crisis de 1929 fue superada por el fordismo (procucción en cadena), las regulaciones keynesianas y la Segunda Guerra Mundial. La crisis actual, que se produce actualmente en el contexto de la tercera revolución industrial, es una crisis estructural, encabezada por el empoderamiento total de los mercados financieros sobre la economía real y además plagado por deuda pública generalizada.

Una de sus consecuencias directas es la entrega del poder político a los representantes de Goldman Sachs y Lehman Brothers. Pero ninguno de estos puede resolver el problema, porque no hay ningún mecanismo de este tipo capaz de superar la crisis actual. Las burbujas financieras, el crédito estatal y la impresión de dinero, es decir, la creación de capital-dinero ficticio, ya no puede resolver el problema de la pérdida de la sustancia capital. Ante la falta de crecimiento real, y sin importar si se mueve hacia una inflación incontrolable o hacia un pago público general predeterminado, o si se mueve hacia una inflación incontrolable, la crisis de solvencia actual (que ahora está siendo tratada como una crisis de liquidez) todo esto va a terminar en un terremoto.

En un tiempo como el nuestro, hay cuatro tipos de personas. Están aquellos que conscientemente desean hundirse más y más en el caos y la oscuridad. Hay quienes, lo quieran o no, siempre están dispuestos a soportar cualquier cosa. Luego están también los dinosaurios de derecha que viven alrededor de la situación actual a modo de lamento. Desde lloriquear hasta las conmemoraciones, se imaginan que pueden traer de vuelta el viejo orden, lo que explica sus constantes derrotas.

Pero también hay quienes anhelan un nuevo comienzo. Los que viven en la oscuridad, pero no son de la oscuridad, es decir, aquellos que se esfuerzan por resucitar la luz. Los que saben que más allá de lo real, también existe la posibilidad. A ellos les gusta citar a George Orwell: “En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.”

http://www.minutodigital.com/2014/12/04/el-fin-del-mundo-si-sucedio/
avatar
José Francisco
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2261
Puntos patrióticos : 26208
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 69
Localización : Valencia

http://luzdelunal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.