Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 10:32 por deuteros

» Tras el chorizo, ahora llega la paella dulce
Hoy a las 10:03 por Lucía

» Coros del ejercito ruso interpretando una Jota aragonesa
Ayer a las 23:42 por Lucía

» Colau desprecia el español y convoca a los barceloneses en catalán, árabe y tagalo
Ayer a las 23:18 por Juanma_Breda

» La ministra de Integración noruega: "Aquí comemos cerdo, bebemos alcohol y mostramos nuestro rostro".
Ayer a las 22:51 por HIMNOSHISTORICOS

» BOBOS DE LA TRIBU
Ayer a las 21:18 por HIMNOSHISTORICOS

» Clases de progres
Ayer a las 20:58 por HIMNOSHISTORICOS

» Karmele Marchante pide que quemen CaixaBank y Banco Sabadell por su boicot a la independencia de Cataluña.
Ayer a las 18:28 por Neilo65

» El líder de la derecha alternativa, condenado por preguntar sobre los marroquíes.
Ayer a las 18:05 por Juanma_Breda

» Burkas, mezquitas y propaganda homosexual: prohibidas en un pueblo de Hungría.
Ayer a las 18:01 por Juanma_Breda

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Ayer a las 14:38 por caspatroeivissa

» El 6-D para los independentistas: trabajar, quemar una Constitución y criticar la Carta Magna en el exterior
Ayer a las 14:31 por caspatroeivissa

» Atleti: lo del estadio, vale… ¿pero lo del nuevo escudo?
Ayer a las 13:32 por HIMNOSHISTORICOS

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Ayer a las 13:23 por HIMNOSHISTORICOS

» Kichi enseña a las paradas de Cádiz a estimularse el clítoris para buscar empleo
Ayer a las 10:40 por Valle

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 135 SOBRE LO CACAREADO EN EL PARLAMENTO RECIENTEMENTE
Ayer a las 10:29 por Antonio García Fuentes

» Identidad Mitológica vasca
Vie Dic 09 2016, 20:21 por ilustrado

» Anti-Colonialismo moderno por Bartolomé de las Casas
Vie Dic 09 2016, 20:16 por ilustrado

» Quieren legalizar la pedofilia y la pederastia.
Vie Dic 09 2016, 19:28 por ruedex

» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Vie Dic 09 2016, 12:29 por La Revolución por Hacer

» Vídeos de Humor
Vie Dic 09 2016, 10:22 por HIMNOSHISTORICOS

» LA FLOR DE PASCUA Y SU HISTORIA
Vie Dic 09 2016, 09:37 por Antonio García Fuentes

» Franco conoció al detalle la conspiración monárquica de 1948
Vie Dic 09 2016, 07:01 por BRUC

» Sobre las tarjetas BLACK y la Agencia Tributaria
Jue Dic 08 2016, 20:26 por Valle

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Jue Dic 08 2016, 18:30 por Valle

» Ideología de género contra el sentido común
Jue Dic 08 2016, 18:18 por Clemente

» El milagro de Empel.
Jue Dic 08 2016, 12:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Iker Jiménez denuncia la última moda en censuras: prohibir los belenes navideños
Jue Dic 08 2016, 12:33 por HIMNOSHISTORICOS

» SE CONFIRMA LA RELACIÓN PODEMOS-SOROS!! (Conspiración??)
Jue Dic 08 2016, 12:25 por HIMNOSHISTORICOS

» Miniserie "El padre de Cain"
Jue Dic 08 2016, 11:49 por HIMNOSHISTORICOS

» Nuevo batacazo en taquilla de "La Reina de España"
Jue Dic 08 2016, 02:16 por Neilo65

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Jue Dic 08 2016, 01:10 por ruedex

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Jue Dic 08 2016, 00:17 por ruedex

» Adoctrinamiento Catalán y consecuencias.
Miér Dic 07 2016, 21:11 por El Zorro

» Un vídeo parodia a las feministas radicales y el autor sufre una ola de injurias y amenazas
Miér Dic 07 2016, 18:38 por Neilo65

» Los globalistas pierden en Italia y ganan en Austria con trampas.
Miér Dic 07 2016, 12:12 por Juanma_Breda

» POBREZA Y RIQUEZA: ¿CÓMO DEFINIR AMBAS?
Miér Dic 07 2016, 09:32 por Antonio García Fuentes

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Miér Dic 07 2016, 05:16 por Lucía

» bienvenida
Mar Dic 06 2016, 22:02 por avocado33

» 6 de diciembre: NADA QUE CELEBRAR
Mar Dic 06 2016, 20:10 por Valle

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Mar Dic 06 2016, 19:07 por PoM

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Mar Dic 06 2016, 17:41 por HIMNOSHISTORICOS

» Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente
Mar Dic 06 2016, 16:40 por HIMNOSHISTORICOS

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Mar Dic 06 2016, 16:16 por Mastieno

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Dic 06 2016, 14:43 por HIMNOSHISTORICOS

» 1785 motivos para presumir de ser español
Mar Dic 06 2016, 12:50 por Invitado

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Mar Dic 06 2016, 12:32 por JoséUEI

» Me presento
Mar Dic 06 2016, 10:58 por JoséUEI

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Mar Dic 06 2016, 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Mar Dic 06 2016, 01:09 por Neilo65

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

El naufragio de la fragata «Medusa» acabó en canibalismo y un escándalo en 1816

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El naufragio de la fragata «Medusa» acabó en canibalismo y un escándalo en 1816

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Abr 27 2014, 14:05

Así recuperó Francia en 1980 los restos de la fragata de la que huyó su capitán abandonando a su suerte a 147 personas



El naufragio de la fragata Medusa frente a la costa de África Occidental en el verano de 1816 fue el hundimiento más documentado y polémico de la historia antes que tuviese lugar el naufragio del Titanic. En los anales de la marina Francesa no existe un ejemplo más trágico que el de aquella fragata. Por la cobardía de su capitán, Hugues Du Roy de Chaumereys, 147 personas fueron abandonadas a su suerte, sin víveres y con apenas agua, llegando a practicar canibalismo para sobrevivir. Y ello motivó un gran escándalo en la época. Pero Francia en 1980, recuperó esta historia que estaba sin contar. El servicio arqueológico francés envió una expedición dirigida por Jean-Yves Blot (que escribiría después su "La Medusa; crónica de un naufragio ordinario"). Y localizó los restos del barco y pudo ser recuperada una historia fundamental para Francia. Con todos los detalles de lo que pasó.

La maldición de la Medusa. El naufragio más terrible de Francia



La fragata real Medusa había abandonado puerto Francés el 17 de Junio de 1816 para navegar hasta San Luis en Senegal. La vanidad, debe ser pecado capital imperdonable por los dioses de la mar. Pues como ocurrió como con el Titanic, la fragata Medusa era considerada, como un de los navíos más modernos y rápidos de la marina Francesa. El objetivo, era tomar posesión de la colonia de África, que Inglaterra había restituida a Francia. Para esta misión buscaron, como solía suceder por cuestión de protocolo, un barco flamante. A bordo se encontraban el nuevo gobernador de Senegal, junto a su familia, el personal administrativo que le acompañaría en su nueva misión y un batallón de infantería de marina. Lo normal para una misión de protocolo de la época.





Un aristócrata, llamado Hugues Du Roy de Chaumereys estaría al mando de la fragata. Un hombre que, tras huir de Napoleón, se hizo capitán de mar y de guerra en los despachos. En los salones y en los bailes de oficiales en el exilio de Inglaterra. Cuando los borbones sustituyeron a Napoleón, recompensaron al fiel monárquico nombrándolo capitán. Y lo de siempre en este tipo de naufragios. La impericia de un comandante, mala compañera de travesía. De esas que hacen temblar de antemano a la marinería. En el caso de la Meduse los hechos anunciaban tragedia. El encargado de la navegación era un prisionero de los pontones del Támesis. Un tal Richefort, parece que fue, por su experiencia marinera, el que influiría a bordo en materia de navegación. El señor Du Roy no tocaba madera de navío y salitre desde hacía años.

Además las instrucciones eran bien claras. Al llegar a la altura del cabo blanco, debían tomar precauciones. Nos encontramos entre las islas Canarias y Cabo Verde. Al salir de Tenerife, el capitán de la nave decide navegar a todo trapo, dejando atrás a los barcos que lo acompañaban. La corbeta Echo, le sigue a poca distancia, enviándoles señales luminosas de precaución. Fue en vano. A pesar de que el agua se iba poniendo cada vez más turbia, debido lógicamente a la cercanía del banco de arena, la nave de Du Roy seguía con su velocidad constante. Ante la situación, el alferez Maudet, se horroriza y se dispone a sondear profundidad. También pide disminuir la velocidad de la nave. Ante la pérdida de nudos, el capitán Du Roy decide tomar el mando ostensiblemente. Y así, con seis brazas de profundidad, y metidos de lleno en el banco de arena, se escucha desde el castillo de popa un ¡todo a derecha¡ del aristócrata. Y llegó lo inevitable. A consecuencia de los errores de navegación y la negligencia, la fragata encalló en el banco de Arquin (el cual sí se encontraba posicionado perfectamente en las cartas naúticas de la época). Y así, el barco naufragó un día de buena visibilidad y con la mar en calma. Era un 4 de Julio. Incomprensiblemente para los tripulantes de la nave, como ha sucedido con miles de ocasiones en célebres bancos de arena a lo ancho y largo del mundo, se quedaba varada. A la merced de la fuerza de la mar y del viento. Tras el accidente, comenzaron a aligerar la nave, para permitir que el casco aflorase a superficie. Y lo consiguieron. Pero sucede que en esas aguas costeras del Sahara abiertas al Atlántico suele predominar una mar de fondo de Poniente. De manera que cuando la Medusa flotó en superficie, las grandes olas la empujaban hacia el levante. Estaban atrapados. La nave se adentró aún más en la extensión del banco de arena. Desde aquel momento, comenzó la tragedia.





Simplemente de película.

En la cubierta de la Meduse, se pliegan las velas, que hasta el momento se encontraba abiertas a todo trapo. Tras los intentos desesperados de desencallar, se producen la entrada de las primeras aguas en las cubiertas de la fragata. Entra en tromba, rompiendo los remaches de hierro y dejando a la nave sin timón. Aquella situación alarmó a todos. En realidad ya se encontraban sin retorno. Tras aquella situación, el capitán de la nave, ordena el abandono de la misma. Ahora faltaba elegir quienes se iban a poder salvarse. Sencillamente no cabían todos en los botes salvavidas. Secretamente el capitán, junto a sus oficiales eligen a los privilegiados. A los soldados y a las personas con menos influencia les toca la peor parte, como siempre suele ocurrir. En medio de una gran tensión se produce el abandono de la nave. Y una gran tensión porque la marinería silba y abuchea al capitán aristócrata cuando abandona la nave. Por su responsabilidad habían embarrancado en aquel maldito lugar, por su inconsciencia. Por su mediocridad. Y ahora era el primero en abandonarla. Tejiendo para la historia una de esas historias de felonía que acompañan a los marinos cobardes. Y no quedó así la cosa. Incluso cuando tuvo que testificar, el capitán Du Roy testificó: “Los que se quedaron en la nave, lo hacían por el pillaje de la misma”. Es aquí cuando viene a colación el refrán anónimo irlandés que dice: “Vale más ser cobarde un minuto que muerto el resto de la vida”. Desde luego que hay refranes hecho a la medidas de algunos tipos.

Pero volvamos a los hechos. Imaginemos la situación. En la huida, el coronel gobernador o ocupó el batel, el capitán Chaumereys uno de los botes, sus oficiales el otro, junto a la falúa y la chalupa. Muchos de estos, aún se encontraban sin calafatear, debido a la nueva factura de la fragata. En esas condiciones apenas podrían llegar a la línea de costa, pero no había otra. La mayoría de los marineros y pasajeros, algunos soldados así como casi todas las mujeres y niños, se acomodaron entre las cinco embarcaciones. Pero quedaron casi 150 personas personas sin espacio en los botes salvavidas. Para todos ellos la única posibilidad de abandonar la nave estaba en una balsa. Una enorme que Espiaux, había construido de manera apresurada y urgente. Los flancos con los mástiles. Otras partes de estos, para la estructura central. El conjunto era complementado con palos y planchas de madera, atándose fuertemente entre ellos.



Por lo que se apresuraron, una vez construida la balsa, a entrar en la misma 147 personas (120 soldados con sus oficiales, y el capitán Dupont),. Le acompañaría en forma de víveres 5 barricas de vino y 2 de agua. Entre ellos también había 29 hombres entre marinos y pasajeros, así como una mujer. El sistema ideado era bien sencillo. Los botes tirarían, penosamente unidos mediante cabos, de la improvisada balsa. Se produjeron juramentos de que nunca los abandonarían y bla, bla, bla. Al cabo de unas pocas horas se produce la traición. Se cortan los cabos que unen a los botes con la balsa, debido a la imposibilidad de gobernarla en la mar desde los botes. Ellos o la balsa. Todos los presentes en aquel conjunto de palos arrastrados no se lo podían creer. El valor de los juramentos pronunciados se los llevó l viento rápidamente. Sorprende y cautiva, por su dramatismo y su profundidad, los detalles de aquellos momentos. Especialmente los provenientes de los testigos directos de la tragedia. De Savigny, como dijimos anteriormente, tiene buena parte de la responsabilidad del legado emocional de este momento de la historia marítima. Especialmente las letras contenidas en The Instructor de 1836, que correspondían de sus testimonios. Las letras apasionadas que contienen este informe desde luego que están a la altura del romanticismo que acoge la textura del cuadro. El texto acompañaba a la perfección a la pintura. Sin lugar a dudas.

El 7 de julio es domingo. Los náufragos, que en su mayoría son como ya he dicho soldados, pasan el día primero abatidos, luego enfurecidos por el abandono. El testimonio de Savigny, era claro. ”No podíamos creer que nos habían abandonado hasta que dejamos de ver los botes , y entonces caímos en una profunda desesperación”. Aquella frase sentenciaba. Todo aquellos era simplemente de película.



Para colmo de males, la mar. Que estaba hasta ese momento serena. Comienza a empeorar. Esto les abate aún más. A lo largo de la mañana dos jóvenes y un panadero se suicidan tirándose al mar. Después de 12 días llenas de calamidades, avistaron el buque francés Argus en el horizonte, sólo para verle desaparecer en la lejanía. Los supervivientes del naufragio no lo podían creer. ¡Para una vez que aparece un mástil en el horizonte! Al amanecer del tercer día bajo el sol de África Occidental, los reencontraron en alta mar. Aquella balsa de la fragata Medusa estaba sembrada de muertos y moribundos. Los testigos de aquel rescate no pudieron olvidar nunca aquella visión. Embriagados por el vino, (la única bebida que tenían), y enloquecidos por la desesperación aquel espectáculo fue dantesco. En los días en los que estuvieron a la deriva, se comieron hasta el cuero de los correajes, las bolsas de munición y las vainas de sus armas. Se comieron hasta sus sombreros. Unidos unos contra los otros, prácticamente de pie, fueron luchando unos contra otros. Y así fueron cayendo día tras día. En la balsa se desencadenó la lucha por la supervivencia. A empujones. A machetazos. Los 147 naúfragos disponían de una sola caja de galletas que se acabó en el primer día. La reserva de agua cayó la primera noche por la borda, quedando tan solo algunas barricas de vino para beber. Pero lo peor estaba por venir. La pugna no se lidió por las galletas o el vino. La lucha por la supervivencia se dio para conseguir los mejores lugares, para no caer al agua. Al fin y al cabo, para sobrevivir “Todos intentaban llegar al centro”. Y en aquella locura diaria, al cabo de una semana no quedaban a bordo más de 28 supervivientes.Tras aquellos días de salvaje y despiadado sol, el canibalismo era el último recurso. Y llegaron hasta él. Cortaron las extremidades y rasgaron la piel de sus compañeros de balsa. Colgaron los trozos de carne humana en tiras para que se secaran al sol y pudiesen así ser más comestibles. Bebieron su propia orina y lanzaron a la borda a los más débiles con el fin de conservar el poco vino que quedaba.

“Todos estaban gravemente heridos y habían perdido la razón, -escribió después Savigny-. Tras una larga discusión, decidimos tirarlos al mar. “Al cabo de los días, los pasajeros de la balsa de la Medusa se vieron a completar la ración de vino con agua salada y orina, y al tercer día ya aparecieron casos de canibalismo”. “Aquellos que habían conservado la vida se lanzaron avidamente sobre los cadáveres que cubrían la balsa. Los cortaron en trozos e incluso algunos los devoraron inmediatamente. Una gran parte de nosotros rechazó tocar aquel espantoso alimento, pero finalmente cedimos a una necesidad que es más fuerte que cualquier humanidad. Veíamos aquella horrible comida como un medio deporable y único de prolongar nuestra existencia. El propio Savigny propuso cortar los cadáveres en tiras y secarlos al sol. El espectáculo de los cadáveres sangrientos horrorizo particularmente a los salvadores, que al principio los tomaron por fragmentos de vela o ropa hechas jirones”. Este detalle se omite en el cuadro de Gericault. El canibalismo no aparece. Tan solo en uno de los numerosos dibujos preliminares pintó dos hombres desnudos devorando un cadáver, pero se quedaron en los preliminares.

Aquel era el rastro y la derrota, nunca mejor dicho, que estaba dejando La Meduse. Mientras aquellos hechos se daban en la costa más septrentional de áfrica. Un bullicioso y ajetreado París era ajeno a la tragedia. Hasta que se enteraron de los acontecimientos. Entonces enfurecieron, porque entre otras cosas estaban siendo engañados vilmente. Y hay pocas cosas que un ciudadano no perdona. Una de ellas y principalmente, el engaño. El gobierno Francés intentó encubrir los hechos, de nuevo apelando a la cobardía. Algo muy propio en ocasiones de determinados estadistas. La prensa de la oposición lo desveló, ante la irritación de la opinión pública, que no podía entender como ocurrió aquello, como se les pudieron abandonar a su suerte, a los marinos que iban a luchar por su patria. La catástrofe y el escándalo estaba en la boca de muchos de los ciudadanos parisinos.



El primer reportaje sobre el naufragio, fue el de Henri Savigny, sus palabras que describieron con detalle todo lo ocurrido, fueron terribles. Uno de los diez supervivientes. Gericault lo retrató a la derecha del mástil. Junto a otro de los supervivientes, el cartógrafo Alexandre Corréard. Dos supervivientes, cuyos testimonios impactaron a buena parte de la sociedad del momento.Indignados, y una vez de vuelta en la Francia, escribieron sobre todo lo acaecido. Con esto, pretendían conseguir la indemnización para todas las victimas de la Medusa, ya que sus reclamaciones anteriores habían sido completamente silenciadas. Y ocurrió lo que en ocasiones realizan algunos estados en su historia. Una decisión errónea que hace avergonzarse a sus súbditos durante años. Todos los que denunciaron fueron expulsados del servicio. Se les impusieron severas multas. Incluso llegaron a encerrarlos en calabozos para silenciar su voz.



El joven pintor Gericault, de 27 años de edad, quería hacerse famoso a toda costa. Confiaba en pintar su obra maestra. Presentó su escena de naufragio en el salón parisino de 1819. El cuadro supuso una provocación. La prensa diaria se abalanzó sobre el tema de aquel gigantesco cuadro. El “Journal des debats” de París abrió el periódico, lanzando una terrible noticia sobre el naufragio de la Medusa. No se hablaba de otra cosa que del naufragio en la prensa durante esos días. Conmocionó a Francia y querían saber sus causas. Sus consecuencias. Todos los detalles que rodeasen a aquella tragedia humana de las 147 personas que se refugiaron sobre aquella balsa que pasaría a la historia. Una escena propia de una tragedia griega, que se sirve del romanticismo, para tomar el pulso a través de la razón, de la emoción y el patetismo humano. Y a bien que lo consiguió.



Gericault trabajaba desde el amanecer hasta el anochecer y terminó el lienzo en ocho meses. Prefiriendo trabajar, Gericault rara vez salía de la casa e incluso comía en el estudio que compartía con su discípulo Luis Alexis Jamar. Imbuido en su obra maestra, todo se olvidaba. Incluso los deberes cotidianos del sustento y la comida. Permitió que unos pocos confidentes y amigos entraran en el estudio. Estos incluyen su amigo más cercano Dedreux-Dory, el pintor Robert-Fleury, y dos alumnos de Horace Vernet llamados Montfort y Lehoux. Delacroix, siendo un alumno de Guerin, también visitó la confección del cuadro. La visión del mismo le impresionó hondamente. Especialmente el hecho de los trozos de cuerpos diseccionados (que pidió en la morgue) , para poder dibujarlos mejor y que se encontraban en el propio estudio, llenando de un fuerte olor toda la atmósfera del estudio. El patetismo y el sentimiento de la balsa llegaba más allá del tiempo y del espacio. Gericault se preparó a conciencia para pintar el cuadro que lo catapultaría a la fama. Entrevistó a los supervivientes. Recogió toda la documentación existente en los periódicos. Todo tipo de grabados y litografías del hundimiento de la nave, que le mostrasen la estructura del navío. El como ocurrió. Se sumergió en el episodio entero. Aquella tragedia tenía que transmutarla, para poder así entenderla. Sentirla. La etapa de preparación duró diez meses. Llegó incluso a construir una maqueta real de la balsa, y alquiló en Rue de Fauborg du Roule, un enorme estudio para acomodar el enorme lienzo y poder trabajar adecuadamente.Y así se retrató aquella instantánea que a modo de fotografía retrató el momento, algo inusitado en las pinturas de aquella época.

En el centro se encuentra Savigny, el todavía cirujano uniformado”… él se inclina contra el mástil, su mirada se resigna, e indica con su mirad las pocas esperanzas de ser salvados.”Y otra figura central, su amigo Correard, lo toma del brazo, y se esfuerza por inspirarle con un sentimiento de confianza.” Correard, Savigny y Lavalette todos se hicieron pasar por ellos mismos en el estudio de Géricault. Otros amigos personales prestaron su cooperación. Un antiguo compañero de colegio, Theodore Lebrun, posó para la cabeza del padre que sostiene a su hijo muerto en la izquierda de la balsa, y un amigo oficial, Dastier, es el hombre que trata de elevarse en el extremo derecho. Otro amigo, Martigny, posó para el cadáver envuelto en la parte inferior derecha, y Delacroix posó para el joven tumbado boca abajo en la balsa. El cuerpo del padre es, el de la modelo profesional Cadamar, que prestó su forma atlética.

El esfuerzo y la pasión de Gericault tendrían su recompensa, que pasaría a la historia. Como así fue. Como así lo atestiguan una gran cantidad de visitantes que visitan al Louvre, para contemplar esta joya del romanticismo. Muchos de ellos observan detalladamente los trazos y los detalles de este cuadro del genio Francés. Lo que muchos desconocen, era su verdadera historia. Una que hoy, con espejo de navegantes hemos podido recuperar del fondo de la historia, y que como solemos decir. La realidad siempre supera a la ficción. Que se lo digan a los supervivientes y a los testimonios que nos dejó el episodio. El triste episodio de la Medusa, retratando para siempre algo más que una pintura. Algo más que un naufragio. En el fondo de la historia nos retrata perfectamente la lucha por la supervivencia. Un relato atávico, profundamente humano, proveniente de la noche de los tiempos. Ahora tocaba hablar a la arqueología. Como un pecio reconocido de la historia de Francia. Tocaba su turno a la vanguardia de la historia.



Y así en 1980, el servicio arqueológico francés, previo interés, fue a localizar el naufragio de La Medusa. Ya fuese en áfrica o donde se encontrase. Partiendo para ubicar el sitio del naufragio Méduse frente a la costa de la actual Mauritania, el equipo tuvo como base, la ciudad portuaria de Nouadhibou. Para localizar de manera efectiva el casco del buque utilizaron tecnología. En este caso el magnetómetro (con tecnología de los años 80). Lo localizaron de manera eficaz. El estudio bibliográfico con anterioridad, para localizar en los archivos el hundimiento se consideró crucial. Como siempre suele ocurrir en la localización de los naufragios, especialmente cuando estos se encuentran descritos por los cronistas.El área de búsqueda se definió sobre la base de las cuentas de los sobrevivientes de la Medusa y, sobre todo, basándose en los registros franceses de 1817. En la expedición cartográfica costera que encontraron restos de la embarcación todavía sobresale por encima de las olas. Y que por lógica, indicaba que allí se abatió una nave olvidada. Abatidos una y otra vez por las constantes olas. La investigación de los archivos, y la precisión de los datos y las coordenadas del lugar del naufragio resultaron ser tan buenos, que el equipo de la expedición encuentra el sitio del naufragio en el primer día de búsqueda. Aquello sencillamente era increíble. En el primer día encontraron el pecio que buscaban para la historia de Francia.



A continuación, se recuperaron suficientes artefactos para identificar los restos del naufragio de manera positiva y sobre todo, para montar una exposición en el Museo de la Marina de París. Había que explicar aquella historia. También desde la arqueología. La dirección nacional de cultura del Estado Francés tenía claro la cuestión. Los grandes acontecimientos de la historia de su país, han de ser explicados. Sólo hace falta querer contar esas historias que para su país “estaban aún sin contar” desde ese bello discurso que es la arqueología.



http://abcblogs.abc.es/espejo-de-navegantes/2014/04/26/la-maldicion-de-la-medusa-el-naufragio-mas-terrible-de-la-francia/

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18915
Puntos patrióticos : 363138
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El naufragio de la fragata «Medusa» acabó en canibalismo y un escándalo en 1816

Mensaje por Aingeru el Dom Abr 27 2014, 19:55

Excelente artículo, Himnos, muy, pero que muy bueno. Me ha llamado tanto la atención que, aunque en parte, ya conocía algo de la historia, me he molestado en rebuscar, sobre todo por lo impresionante de la pintura, y resulta que hay un libro de Rainer y Rose Marie Hagen, que se titula “Los secretos de las obras de arte”, que trata de dar respuestas a preguntas sobre 100 obras de arte mundialmente famosas, además de haber escrito un libro sobre la vida de Goya, que es muy interesante.
Aquí está la portada:







En el libro, se cuenta que cuando el autor del cuadro, Géricault, entregó el cuadro y lo vió por primera vez fuera del taller, descubrió algunas deficiencias, y se cuenta que con una celeridad asombrosa, añadió en la base del mismo, a derecha e izquierda, dos nuevos cadáveres, ampliando así la base de la pirámide humana, estabilizando su composición reforzando el carácter monumental de la obra.

Cuando Géricault pintó el cuadro, el escándalo al que se refiere Himnos en su artículo, todavía formaba parte del presente, y un espectador le acusó inmediatamente de haber calumniado al ministerio de marina por la expresión de una de las cabezas del cuadro. Hay que tener en cuenta que el pintor investigó mucho antes de pintar la obra, a la que dedicó día y noche, y que habló incluso con supervivientes de la tragedia. En este enlace se puede ver la obra con su resolución original, es impresionante.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/15/JEAN_LOUIS_TH%C3%89ODORE_G%C3%89RICAULT_-_La_Balsa_de_la_Medusa_%28Museo_del_Louvre%2C_1818-19%29.jpg


Lo curioso del asunto, es que el lienzo, que actualmente se conserva en el Louvre, no fue adquirido por Luis XVIII, como Géricault esperaba, ni tampoco juzgado por su contenido artístico, si no por su contenido político, es más, el impacto político del cuadro se ha mantenido hasta prácticamente nuestros días, ya que en 1968 se presentó en Hamburgo un oratorio del compositor alemán Hans Werner Henze con el título “La balsa de la Medusa” que el compositor, declarado por cierto marxista y homosexual, lo utilizó como demostración política agitando banderas rojas y gritando consignas políticas, por lo que fue llevado a los tribunales. En la imagen, el compositor.



Con lo que se refiere al lienzo, se ignora todavía si Géricault consideraba el cuadro como una denuncia política contra la corrupción del régimen, pero existen muchos indicios que dicen lo contrario, como prueba valga el estado de estupefacción en que se quedó el artista cuando el gobierno no quiso comprar la obra, que pintó, por cierto, cuando tenía 27 años, y lo que buscaba era crear una obra monumental, con un efecto de grandiosidad. Para mi gusto, lo consiguió, y la elección del tema, fue más por la experiencia personal de haber conocido en tiempo la tragedia, hablando incluso con supervivientes, como ya he comentado antes, que por ningún tipo de convicción política.

Otro dato curioso, que se recoge en el libro, es que cuando Géricault había empezado a pintar el cuadro concreto, acababa de tener un romance con la joven esposa de uno de sus tíos, que por cierto, se quedó embarazada, y como consecuencia, fue expulsada al campo y el hijo ilegítimo fue entregado en adopción sin siquiera recibir un nombre. Géricault dejó que ocurriera todo esto, sin mover ni un dedo, y el escándalo familiar, se ha mantenido en secreto hasta hace algunos años, más de un siglo y medio después.


Es también curiosos el dato de que el pintor, después de esto, viviera sólo en el taller que había alquilado, se supone que atormentado y con cargo de conciencia por su cobardía culpable, al igual que el capitán de La Medusa, y había abandonado a aquellas personas de las que era responsable, que en su caso eran su amante, y su hijo. Se aisló de sus amistades, se rapó la cabeza y se condenó a trabajos forzados en acabar la obra durante 18 meses. El caso es que al finalizar la misma, su sentido de culpabilidad no menguó en absoluto, y continuó con sus tentativas de auto-castigo y destrucción, intentando suicidarse cabalgando de forma peligrosa, lo que a la postre, le causó un accidente con heridas muy graves, de las que murió en 1824, a la edad de 32 años.

Insisto, el cuadro es impresinante.



Aingeru
12-Cabo
12-Cabo

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 497
Puntos patrióticos : 5871
Reputación : 2627
Fecha de inscripción : 06/04/2014
Localización : Pamplona

http://navegandoenelrecuerdo.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El naufragio de la fragata «Medusa» acabó en canibalismo y un escándalo en 1816

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Abr 27 2014, 22:24

Lo extraño es que no hayan hecho aun una película sobre este increíble suceso, recuerdo la de VIVEN, Basada en una historia real, "Alive" narra la terrible experiencia de un grupo de jugadores del equipo nacional de rugby de Uruguay cuyo avión se estrelló en medio de los Andes en octubre de 1972. Aislados completamente, los días pasaban sin que nadie viniera a rescatarles, por lo que se vieron obligados a recurrir al canibalismo, comiéndose la carne de los compañeros fallecidos, mientras los más fuertes preparaban un viaje desesperado a través de las montañas.


HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18915
Puntos patrióticos : 363138
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El naufragio de la fragata «Medusa» acabó en canibalismo y un escándalo en 1816

Mensaje por Aingeru el Mar Abr 29 2014, 19:38

Pues no es mala idea, Himnos. Fíjate tu, que se podía plantear bajo una duplicidad de argumentos, intercalados bajo la misma historia, de forma paralela. Es decir, por un lado, la vivencia de la tragedia del naufragio, y por otro, la vivencia personal del artista que la plasmó en un lienzo, y su tragedia personal. En fin, a lo mejor puede que nos lea algún director de cine español, con ganas de hacer algo interesante. ¿Quién sabe?.

Aingeru
12-Cabo
12-Cabo

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 497
Puntos patrióticos : 5871
Reputación : 2627
Fecha de inscripción : 06/04/2014
Localización : Pamplona

http://navegandoenelrecuerdo.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.