Los líderes de La Falange, Alianza Nacional y Democracia Nacional defendieron poner al presidente catalán y al líder de ERC "ante un pelotón de fusilamiento"