Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Hoy a las 20:03 por Valle

»  El «no» a la independencia gana terreno en Cataluña
Hoy a las 16:20 por BRUC

» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 13:22 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (V): APUNTES SOBRE LA SUPUESTA DOMESTICACIÓN DEL ZEBRO.
Hoy a las 13:00 por Juanma_Breda

» "UN GOBIERNO BELIGERANTE"
Hoy a las 12:46 por RICHI

» GUERRAS ENTRE POLÍTICOS: EL PUEBLO INDIFERENTE
Hoy a las 10:55 por Antonio García Fuentes

» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 02:57 por Lucía

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 00:53 por Neilo65

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Ayer a las 15:29 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Ayer a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Ayer a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Ayer a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Mar Mar 28 2017, 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Mar Mar 28 2017, 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Mar Mar 28 2017, 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Mar Mar 28 2017, 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Mar Mar 28 2017, 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Mar Mar 28 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» Novedades de Gibraltar
Mar Mar 28 2017, 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Mar Mar 28 2017, 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Mar Mar 28 2017, 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Mar Mar 28 2017, 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Mar Mar 28 2017, 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Ernesto Milá: Ciudadanos o el retorno a la ambigüedad

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ernesto Milá: Ciudadanos o el retorno a la ambigüedad

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Vie Abr 24 2015, 07:13


E. Milá
Ciudadanos, “partido de la ciudadanía”, es la muestra de cómo una única idea –el antiindependentismo catalán- puede “cuajar” y convertirse en un movimiento político de alcance nacional por una serie de casualidades inesperadas. En el momento de escribir estas líneas, según algunas encuestas (poco creíbles por lo demás), PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos están “igualados” en intención de voto… En realidad, técnicamente, la Ley d’Hondt está ahí para hacer imposible un resultado de este tipo. Pero es, en cualquier caso, significativo que un partido con un perfil “débil” (soft) como Ciudadanos sea una de las formaciones llamadas a sustituir a la “vieja banda de los cuatro” (PP, PSOE, PNV, CiU). No está, pues, de más componer unas notas sobre esta formación, a modo de “aviso a los navegantes”.
Los errores de otros, aciertos de Ciudadanos
Hasta hace unas semanas, Ciudadanos no era más que un partido implantado relativamente en Cataluña y que no suscitaba excesivos entusiasmos en el resto de España salvo por el hecho de que en aquella comunidad autónoma era el que se había enfrentado más decididamente contra el soberanismo, en un momento en el que el PP chaqueteaba, según su tradición, con CiU.
Hay que recordar que en las elecciones autonómicas catalanas del 2010, Ciudadanos obtuvo tres diputados gracias a esa actitud antiseparatista. Vale la pena recordar que, en aquella ocasión, la ambigüedad de la que hizo gala Plataforma x Cataluña, partido que en aquel momento, estaba en pleno auge, hubiera podido liquidar para siempre a Ciudadanos si, además del anti-inmigracionismo hubiera añadido también a su programa, un decidido antisoberanismo. Pero, en aquella ocasión, PxC, mal dirigida y peor orientada políticamente, cometió el error de dejar el espacio libre para que Ciudadanos pudiera crecer en esa dirección. Hoy, podemos decir con seguridad que si Ciudadanos ha llegado a donde está es porque los errores de PxC en 2010 le dejaron un hueco que aprovechó. El dogmatismo que en aquella ocasión se impuso a PxC en imitación del modelo flamenco del Vlaams Belang costó caro a esta formación.
Sin embargo, en el interior de Ciudadanos aparecieron distintas tensiones que contribuyeron a que, cuando se convocaron las siguientes elecciones autonómicas, el partido distara mucho de estar consolidado en aquella región. Solamente la intensificación del soberanismo hizo que en 2012, Ciudadanos triplicara sus escaños y se convirtiera en el sexto partido en Cataluña. PxC en esa ocasión volvió a equivocarse y siguió cediendo terreno a Ciudadanos: cuando ya distintos sectores dentro de PxC alertaban sobre lo peligroso de no tomar partido ante el soberanismo, justo cuando toda la política catalana basculaba en torno a este tema, los promotores del error de 2010 seguían anclados en las mismas posiciones, cerrándose a una posición favorable a la unidad del Estado. Ciudadanos, ya en ese momento, se estaba nutriendo de sectores decepcionados del PP y del PSC que, sin estar incorporados al partido y, por tanto, ignorar sus problemas internos, estaban concienciados de que enfrentarse al soberanismo era la tarea más urgente del momento. El hecho de que el partido de Rosa Díez no tuviera nunca una presencia excesiva en Cataluña contribuyó a que el voto antisoberanista, mayoritariamente, se decantara hacia Ciudadanos.
Fue después de las autonómicas de 2012 cuando Albert Rivera inició su expansión más allá del Ebro. El éxito le acompañaría en las elecciones europeas cuando obtuvo 500.000 votos y dos escaños. A partir de ahí, y como había ocurrido en Cataluña, no fueron los aciertos de Ciudadanos los que propiciaron su éxito sino los errores de sus competidores más directos.
En efecto, aquellas elecciones UPD había obtenido unos resultados justo el doble que Ciudadanos. Era evidente que ambos partidos se disputaban un mismo espacio político. Era también evidente que daban de sí mismos una definición similar (“de centro-izquierda”). Y era evidente, por fin, que estaban condenados a entenderse. Ciudadanos dio el primer paso, pero se encontró con una Rosa Díaz dotada de una concepción “patrimonialista” de su partido (el partido era ella y ella era el partido) a la que no quería renunciar. La falta de talla política de Rosa Díez –presentida tanto en el momento en el que fue consejera del gobierno vasco con la coalición PSOE-PNV como cuando optó a la secretaría general del PSOE siendo derrotada por un líder de perfil bajo-bajísimo, Rodríguez Zapatero- se evidenció entonces: cortedad de miras, incapacidad para ver más allá de un pequeño partido que acaparara un número suficiente de votos como hacerle jugar un papel como bisagra y, sobre todo, terror ante la posibilidad de que alguien lograra descabalgarla de su creación personal, fueron los elementos que jugaron en contra de Rosa Díaz y de su apuesta por no aproximarse a Ciudadanos. Era evidente que aquel que primero evidenciara debilidad desaparecería tragado por el otro.
Así pues, cuando Sosa Wagner, un profesor universitario y en absoluto un hombre de partido, criticó la actitud de Rosa Díez en relación a Ciudadanos, la suerte de UPyD quedó sellada para siempre. El “partido magenta” era el cántaro de barro que se rompería por la mera proximidad ante el cántaro de bronce que era Ciudadanos. No hubo nada más que esperar a las elecciones autonómicas andaluzas para que Ciudadanos, con una candidatura mediocre, hecha a partes iguales por oportunistas y desconocidos, sin programa, sin propuestas que fueran más allá de los tópicos, obtuvo 370.000 votos y 9 diputados, mientras UPyD se quedaba con 75.000 votos y muy lejos de obtener escaños. A partir de ese momento, Rivera sustituyó a Pablo Iglesias como “estrella ascendente” de la política española.
Tal es la historia de Ciudadanos: corta, irrelevante salvo en Cataluña y que ha podido crecer, no tanto por méritos propios, como por los garrafales errores de terceros.
¿Cuál es el papel de Ciudadanos en los tiempos que se aproximan?
Los éxitos de Ciudadanos contrastan con la pobreza de sus propuestas. A poco que nos fijemos, veremos que no hay nada en este partido que sea verdaderamente ilusionante. Sus propuestas de luchar contra la corrupción se podrán mantener mientras el partido siga “virgen”, pero dentro de poco, cuando sus diputados andaluces se hayan “mojado” o cuando las decenas de concejales que obtendrán participen en gobiernos municipales o, simplemente, se vean obligados a realizar propuestas, comprobarán lo poco que les une y lo vago de los principios que inspiran al partido e incluso es posible que comprueben la facilidad para realizar las mismas prácticas de las que hoy acusan a la “vieja banda de los cuatro”.
Incluso en materia autonómica existen distintas posiciones y, así como en Cataluña, lo fácil y lo lógico es oponerse al soberanismo cleptomaníaco de CiU, en Andalucía la propuesta de que solamente la presencia de Griñán y Chaves en el parlamento les impide pactar con el PSOE, es extremadamente arriesgada: ¿es que la corrupción en Andalucía está solamente representada por estos dos expresidentes atrincherados en su inmunidad parlamentaria? ¿Es que no es todo el PSOE andaluz y la UGT –a la que el propio Rivera está afiliado- un gigantesco sumidero de corruptelas y de nepotismo?
En cuanto al “constitucionalismo” del que hacen gala no es menos contradictorio. ¿Para qué hacerse ilusiones con una constitución que es, por sí misma, la que ha generado los increíbles niveles de corrupción que existen hoy? ¿Se puede defender una constitución en la que está implícito desde el sistema autonómico en el que han colocado sus cuñas los soberanismos catalán y vasco o en donde todavía se encuentran estupideces y arcaísmos progres como la negativa a reconocer la cadena perpetua y se antepone la reinserción del delincuente al resarcimiento de la víctima? ¿Dice algo Ciudadanos sobre la globalización? ¿Algo sobre la inmigración, aparte de aspirar a captar –criaturas- el voto inmigrante? En definitiva: ¿qué propone Ciudadanos? Poco, nada en realidad, solamente una fe ciega en la “convivencia”…
Ciudadanos –y no la constitución o la “banda de los cuatro”- han conseguido detener el ascenso de Podemos, al menos momentáneamente. A fin de cuentas, Ciudadanos es Podemos sin coletas, con camisa y corbata y con un líder de peluquería y manicura, con más “prestancia” que Pablo Iglesias. Hay que reconocer sus valores… El voto de protesta que hasta ahora se decantaba solamente hacia Podemos, incluso el que derivaba del PP, ahora se orienta también hacia Ciudadanos. Pero “protesta”, ¿ante qué? ¿Por qué? ¿De qué? simplemente protesta ante los efectos más visibles y deletéreos del “régimen”: corrupción, paro, crisis económica, despilfarro autonómico… nada más. Podríamos estar incluso de acuerdo en parte con la crítica, pero no con las soluciones, porque lo que propone, a fin de cuentas, Ciudadanos es… tener fe en la constitución. Poco para un problema tan grande.
Pero es que Ciudadanos no puede ir más allá de la crítica a los aspectos más problemáticos del régimen nacido en 1978. Sobre estos, existe casi unanimidad en la sociedad española. Los únicos que siguen negando la realidad son los dirigentes de la “banda de los cuatro” (de la “vieja banda de los cuatro”: PP+PSOE+CiU+PNV) para los que estamos en el mejor de los mundos y salir adelante consiste en votarles a ellos, nada más que a ellos y sólo a ellos. No es raro que todos ellos, en conjunto, vayan de capa caída y prosigan impertérritos su discurso de décadas anunciando el apocalipsis si no se les entrega el voto. Pero cuando, Ciudadanos –o incluso Podemos, y no digamos Sortu o ERC, los componentes de la “nueva banda de los cuatro”- piensa en positivo e intenta aportar alguna solución la tierra se abre bajo sus pies: los miembros de Ciudadanos están unidos por el rechazo a los aspectos más preocupantes del sistema. Por nada más. Ninguna propuesta en positivo les une. Los problemas que han tenido a la hora de enunciar un rudimento de política fiscal, la incapacidad para decir qué harían con las autonomías o, simplemente, la ignorancia en materia internacional, de defensa o de modelo económico, son tan evidentes que hacen sonreír de conmiseración incluso a muchos periodistas que han entrevistado a Rivera y que comprueban que, más allá del discurso anti-soberanista y anti-corrupción, no da para mucho más.
Ciudadanos está llamado, pues, a agrupar el voto de los decepcionados por las políticas del PP. Nada más. Lo más probable es que tenga un ascenso brusco en las próximas elecciones municipales y autonómicas y que se traduzca en un avance en su presencia parlamentaria en las elecciones generales. Pero, en el momento en el que sus diputados y cargos electos se vean obligados a tomar partido, empezarán los problemas interiores y el partido, cogido con alfileres como la formación de Rosa Díez, no tendrá otro destino más que vivir etapas de conflictualidad interna sin fin.
Hay otro elemento a tener en cuenta. En algunos municipios, los que han acudido a Ciudadanos son, literalmente, gentes que no han sabido o podido acomodarse en las candidaturas de la derecha, habitualmente “independientes” en busca de un escaño municipal o segundas filas del PP o del PSOE, muchos de ellos verdaderos aventureros políticos. Cuando no existe ni un programa claro, ni propuestas en positivo, el vínculo de unión no puede ser otro más que el oportunismo: ese mismo oportunismo que está presente desde hace décadas en los partidos mayoritarios y que reaparece en cualquier nueva formación. Ciudadanos, no solamente no es una excepción, sino como demuestra el caso andaluz, es esa constante quintaesenciada. Juan Marín Lozano, su hombre fuerte allí, es un antiguo del Partido Andalucista, pasado a los Independientes por Sanlúcar, para apoyar al PSOE en esta ciudad… Se ignora completamente lo que opina sobre política regional. Estará allí en donde alguien le permita gobernar y en cuanto huela que los vientos soplan en otra dirección, con la misma tranquilidad con la que llegó a Ciudadanos, lo abandonará para instalar sus ambiciones en cualquier otra formación o retornar a la “independencia”… Hay “líderes” que están hechos de esa pasta. La constitución de 1978, esa que con tanto ahínco defiende Rivera, no da para mucho más.
Con este “material humano” –que será mucho más evidente todavía cuando se constituyan los próximos ayuntamientos- quedará evidenciado algo que Rivera y su círculo saben perfectamente (como lo saben en el otro lado de la barrera, los dirigentes de Podemos) que su partido está formado por el mismo “material humano” que ha estado presente en la “vieja banda de los cuatro” y que el oportunismo es su ley, su única ley.
No es que la “vieja banda de los cuatro” sea mejor que la “nueva banda de los cuatro” es que, da la sensación de que desde 1978 se ha producido en la clase política española una “selección a la inversa” y que las “nuevas élites” políticas se forman a partir de residuos de las anteriores: de la misma forma que a Podemos han ido a parar los “segundas filas” de IUA a Ciudadanos ha ido a parar todo el oportunismo del PP (y también algunas escorias del PSOE) que no era suficientemente astuto para competir dentro en el interior de su partido y que han optado por crear una “alternativa” que lo es solo a sus antiguos compañeros de partido, no a la sociedad, ni al Estado tal como ha sido concebido por la constitución de 1978.

http://www.minutodigital.com/2015/04/23/ernesto-mila-ciudadanos-o-el-retorno-a-la-ambiguedad/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19284
Puntos patrióticos : 365523
Reputación : 19052
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.