Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Agentes policiales se manifiestan en Barcelona contra "la impunidad de la CUP"
Hoy a las 22:52 por La Revolución por Hacer

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 22:07 por deuteros

» Santander derriba el monumento a la IV División de Navarra
Hoy a las 21:47 por Neilo65

» Sanidad comprará 80.000 fármacos al mes para transexuales
Hoy a las 21:43 por Neilo65

» El Gobierno creará un registro de los españoles que juran la bandera
Hoy a las 21:35 por Neilo65

» Femen boicotea la llegada de Donald Trump al Museo de Cera de Madrid: "Agárralos por las pelotas"
Hoy a las 21:28 por Neilo65

» El Supremo ve "discriminación ideológica" en el asalto a Blanquerna y manda a los condenados a prisión
Hoy a las 21:23 por Neilo65

» El filósofo o “zurreón” de la sociedad
Hoy a las 11:02 por Antonio García Fuentes

» ¡¡UNIDAD!!
Hoy a las 09:06 por RICHI

» El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo
Ayer a las 18:56 por HIMNOSHISTORICOS

» El Estado como enemigo público número uno
Ayer a las 10:36 por Antonio García Fuentes

» De la atracción de la mujer por los hombres dominantes y sus consecuencias
Ayer a las 10:21 por HIMNOSHISTORICOS

» Leer o no leer embrutecerse o desarrollarse
Lun Ene 16 2017, 18:02 por BRUC

» Multa de 150.000 euros a la Cope por anunciar ron y vino en sus deportes
Lun Ene 16 2017, 17:39 por BRUC

» Las brigadas mixtas, una máquina de asesinar al servicio del Frente Popular
Lun Ene 16 2017, 17:30 por BRUC

» Portugal presentará una queja contra España por el almacén nuclear de Almaraz
Lun Ene 16 2017, 16:46 por HIMNOSHISTORICOS

» El arzobispo italiano Carlo Liberati, una voz en el desierto: “En 10 años todos los europeos seremos musulmanes por nuestra estupidez”
Lun Ene 16 2017, 16:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Humor gráfico y chistes
Lun Ene 16 2017, 15:35 por HIMNOSHISTORICOS

» Zamora retirará a Franco la Medalla de Oro de la ciudad
Lun Ene 16 2017, 15:27 por Torquemada2014

» "Los yihadistas van a ganar. Ellos tienen cojones"
Lun Ene 16 2017, 15:27 por HIMNOSHISTORICOS

» Miguel Blasco: “En poco tiempo, se ha dado un cambio radical en la mentalidad de los españoles”
Lun Ene 16 2017, 14:34 por HIMNOSHISTORICOS

» Suicidios en las fuerzas de seguridad del estado: un mal endémico
Lun Ene 16 2017, 05:56 por BRUC

» El Estado no da a la Iglesia 11.000 millones: desmontando un nuevo bulo de Europa Laica
Dom Ene 15 2017, 20:21 por Invitado

» El PP se acobarda y retira la moción para quitar del callejero a 'La Pasionaria'
Dom Ene 15 2017, 19:11 por Invitado

» Un partido Identitario de donde tendría que arañar votos, de la Izquierda o de la Derecha
Dom Ene 15 2017, 17:09 por Torquemada2014

» El Gobierno del PP 'contempla' incluir fiestas islámicas en el calendario laboral
Dom Ene 15 2017, 14:12 por Invitado

» ¿Las ideas de ETA se pueden defender en democracia, pero las de Alicia Rubio no?
Dom Ene 15 2017, 12:21 por HIMNOSHISTORICOS

» Hasta nunca, Obama
Dom Ene 15 2017, 11:55 por HIMNOSHISTORICOS

» Puerto Rico levanta una estatua de Colón el doble de grande que la de la Libertad de Nueva York
Dom Ene 15 2017, 02:28 por HispanoCortés501

» 2 de enero: 525 años de la Toma de Granada
Dom Ene 15 2017, 02:25 por HispanoCortés501

» Holanda ya obliga a los refugiados a respetar los valores occidentales
Dom Ene 15 2017, 02:21 por HispanoCortés501

» Un joven entra a tiros en el Mercadona gritando ‘Alá es grande’
Dom Ene 15 2017, 02:16 por HispanoCortés501

» El yihadista condenado en Bilbao recibe del Gobierno 875 euros de ayudas
Dom Ene 15 2017, 02:12 por HispanoCortés501

» El separatismo pierde la mayoría en la encuesta de la propia Generalitat
Dom Ene 15 2017, 02:00 por HispanoCortés501

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Ene 14 2017, 21:32 por El Zorro

» LUIS JIMÉZ DE ASÚA EL ATENEO DE ALBACETE Y JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA
Sáb Ene 14 2017, 16:05 por RICHI

» Parque temático de la Paleoizquierda
Sáb Ene 14 2017, 15:56 por HIMNOSHISTORICOS

» Expedición filantrópica internacional de la vacuna por Francisco Javier Balmis
Sáb Ene 14 2017, 14:05 por Neilo65

» Aspectos extraños del atentado del maratón de Boston
Sáb Ene 14 2017, 12:21 por Juan Garcia

» Anticorrupción pide prisión para Oleguer Pujol
Sáb Ene 14 2017, 11:45 por Valle

» Un histórico etarra llama a volver a las armas: 'La guerra se gana a tiros'
Sáb Ene 14 2017, 11:43 por Valle

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 139 ¿PONDRÁN NUEVOS IMPUESTOS PARA PAGAR las PENSIONES?
Sáb Ene 14 2017, 09:40 por Antonio García Fuentes

» En China aprueban pena de muerte para políticos corruptos
Sáb Ene 14 2017, 08:19 por Valle

» Guerra de Siria
Sáb Ene 14 2017, 03:48 por Juanma_Breda

» El Ejército pide poder regresar al Salón de la Infancia de Barcelona
Vie Ene 13 2017, 20:27 por Invitado

» La ONU: ¿Para qué sirve a la humanidad?
Vie Ene 13 2017, 10:24 por Antonio García Fuentes

» 1785 motivos para presumir de ser español
Jue Ene 12 2017, 23:57 por ilustrado

» Un satélite israelí descubre en Siria dos lanzamisiles rusos con capacidad nuclear
Jue Ene 12 2017, 23:41 por Neilo65

» ERNESTO "CHE" GUEVARA: UNA GRAN FARSA MARXISTA
Jue Ene 12 2017, 20:43 por El Zorro

» Blas de Lezo: textos, videos, libros, homenajes, etc.
Jue Ene 12 2017, 18:03 por ilustrado

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

¿Fue San Isidro musulmán?

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Fue San Isidro musulmán?

Mensaje por URSINO el Dom Jun 21 2015, 21:07



Estudio de Fernández Montes 
    Si uno acude a la tan socorrida Wikipedia verá que de San Isidro labrador dice que se llamaba Isidro de Merlo y Quintana, estuvo casado con Santa María de la Cabeza. Su amo fue el noble Juan de Vargas y en su casa en Madrid hay actualmente un museo con exposiciones temporales sobre temas madrileños y también con recuerdos relativos a la vida del santo. 
    
    Y en un rápido vistazo observaremos que fue canonizado en fecha tardía, durante el siglo XVII, pero que desde antiguo despertó un notable fervor popular, cuya proyección puede reconocerse en múltiples rincones de España y también de Iberoamérica. Sin embargo, como suele ocurrir con muchos otros santos medievales, de la biografía devota a real suele mediar una gran distancia repleta de espesas brumas. 
    
    San Isidro según la documentación más antigua.
    
    La fuente más antigua y principal que conservamos acerca de la figura histórica de San Isidro es el denominado Códice de Juan Diácono. Y se trata de una obra crucial puesto que su contenido ha inspirado y nutrido todas las biografías posteriores del santo madrileño. Ahora bien ¿qué clase de códice es éste? 
    
    Se trata de un texto anónimo de 25 hojas de pergamino agrupadas en tres cuadernos. Está escrito en latín medieval y conforma una relación de milagros recopilados a mayor gloria de San Isidro. 
    
    Se atribuye a Juan Diácono porque el nombre de este personaje puede leerse al final de uno de los milagros póstumos fechado en 1232: Yo Juan, un humilde diácono, y muchos otros, tal como lo oímos de su boca, lo hemos contado de forma sencilla en la presente cédula. 
    
    Esta frase marca el tipo de información con el que el autor intenta respaldar el contenido de la obra: relatos orales de testigos contemporáneos al cronista. Observamos en la obra, a su vez, dos partes que corresponden a dos manos con caligrafías diferentes.
    
    La primera abarcaría la narración de los cinco milagros producidos en vida de San Isidro, además de su muerte y el relato de su enterramiento en el cementerio de la iglesia de San Andrés. En esta parte del códice, la más antigua del mismo y por lo tanto el documento más próximo en el tiempo al santo madrileño, apenas se recogen datos biográficos suyos o cronologías exactas. 
    
    De hecho, nada se dice sobre la fecha de su nacimiento o de su muerte. Se menciona que San Isidro era labrador por cuenta ajena, estaba casado y con un vástago, pero nunca cita el nombre de su mujer o de su hijo. Tampoco el de sus padres o el de su amo. Datos todos ellos, que la tradición posterior se encargará de cumplimentar muy imaginativamente. 
    
    Prosigue el códice manejando alguna fecha relativa. En concreto dice situarse cuarenta años después del fallecimiento del santo, momento en el cual se produjo el descubrimiento de su tumba y posterior traslado de restos del cementerio al interior de la iglesia de San Andrés. 
    
    Continúa el texto narrando ahora nuevos milagros póstumos de San Isidro que, según el autor, tuvieron lugar hasta el año 1271 momento en el que la recopilación concluye. Finaliza esta parte con una serie de textos litúrgicos e himnos en honor al santo, pensados para cantarlos en las celebraciones.
    
    La segunda parte del códice es un poco diferente. Una mano distinta a la anterior, algunos años después, escribió nuevos prodigios póstumos atribuibles al santo hasta el año 1275. Ahora, los relatos son más escuetos, pero se precisan los nombres de los personajes y se amplía el repertorio social de los mismos. El autor dejó algunas páginas en blanco pensando en que otros, como le sucediera a él mismo, vinieran a ampliar en el futuro la nómina de milagrerías protagonizadas por San Isidro. 
    
    Esta previsión se cumplió en el siglo XV cuando entre 1421 y 1426, dos presbíteros de San Andrés añadieron en castellano y latín un acta notarial sobre la apertura del sepulcro, el reconocimiento del cadáver y una rogativa al santo para pedir lluvia para los campos. 
    
    Este códice, por tanto, no es una biografía al uso de San Isidro, pero de sus páginas pueden extraerse algunos apuntes muy básicos sobre la vida del santo. Así, se ha calculado el fallecimiento en torno al año 1172, dado que el texto menciona que estuvo enterrado cuarenta años y fue descubierto en 1212. 
    
    No obstante, conviene recordar que el número cuarenta es una cifra simbólica muy habitual en textos religiosos y hagiográficos. Viene a representar el cambio brusco, un nuevo orden de cosas y quizás, por eso mismo, el autor del códice propició el descubrimiento providencial de la tumba de San Isidro cuarenta años después de su enterramiento, ni uno más ni uno menos, señalando con esa cifra “mágica” la importancia trascendental y taumatúrgica del hallazgo.
    
    También la tradición postula que San Isidro vivió noventa años, lo que ha llevado, por mera substracción aritmética desde su defunción, a situar el nacimiento del santo el cuatro de abril de 1082, día de san Isidoro del que el madrileño habría tomado su nombre. 
    
    Es decir, apenas unos pocos años antes de que el rey castellano Alfonso VI tomara Madrid en 1083 o 1085 según diferentes historiadores. Pues bien, también, esta datación referida al origen del santo es una pura cábala absolutamente especulativa que no tiene fundamento en ningún documento medieval mínimamente creíble.
    
    Lo único que puede afirmarse históricamente a propósito de San Isidro lo resume muy bien la historiadora Matilde Fernández Montes: sólo podemos verificar que en el siglo XIII se puso por escrito el relato de un personaje legendario cuya vida trascurrió al menos un siglo antes, aunque pudiera ser incluso de épocas anteriores, habiéndose mantenido su recuerdo durante todo este tiempo, tan sólo por tradición oral. 
    
    Debemos recordar que en las hagiografías basadas en diferentes fuentes, las fechas se redondean ajustándose a los intereses del narrador y las expectativas de los oyentes. Con las adjudicadas, nuestro santo habría desarrollado su existencia en un Madrid cristiano, aunque no exento de relaciones con el inmediatamente anterior de carácter islámico.
    
    De hecho, algunos elementos característicos de San Isidro como el origen mozárabe de sus padres, la marcha a Torrelaguna huyendo de Madrid al ser recuperada por los musulmanes o la identificación del amo del santo como miembro de la familia de los Vargas, resultan un ramillete de añadidos a la tradición que se incorporaron durante los siglos XV y XVI. 
    
    Todo ello fruto del crecimiento de Madrid como ciudad, de la existencia de ciertos eruditos locales que especularon con el pasado de la villa y de la consolidación política de algunos linajes concejiles, entre ellos los Vargas que pretendieron así ennoblecer su pasado dotándolo de la mayor antigüedad y honor posibles.
    
    ¿Fue San Isidro musulmán?
    
    Precisamente la mencionada historiadora Fernández Montes ha realizado un meticuloso estudio acerca de la santidad de San Isidro destilada por el códice de Juan Diácono comparándola con las biografías propias de algunos santos musulmanes de la época. 
    
    De esta manera, ha encontrado interesantes paralelismos entre unas y otras narraciones. Su exhaustivo análisis arroja serias dudas sobre la presunta condición mozárabe del labrador madrileño y lo acerca más al perfil de un campesino bereber que terminó sus días como santón islámico. Después, su recuerdo y devoción popular habrían sido cristianizados tras la toma de la ciudad por Alfonso VI. 
    
    Esos rasgos de santidad típicamente musulmana y extraña a las vidas de santos cristianos los detecta Fernández Montes cuando hace repaso de los milagros de San Isidro. Por ejemplo, Isidro aparece en el códice como un humilde siervo, laico, labrador, casado, padre y que trabajaba con sus propias manos en campos ajenos. Sin embargo, la santidad cristiana que triunfaba en los siglos XI y primera mitad del XII tenía como protagonistas a nobles, eclesiásticos e incluso reyes. 
    
    Cuando había santos laicos, estos procedían de estirpe aristocrática o regia, algo muy diferente de lo reflejado por Isidro. Además, el retiro eremítico, la peregrinación, la virginidad y la castidad eran los valores en alza dentro de aquella santidad medieval cristiana, mientras que el matrimonio y el trabajo esforzado solían aparecer como serios impedimentos para lograr una completa vida virtuosa. 
    
    Entonces, ¿dónde encaja más armoniosamente el prototipo de santidad representado por San Isidro? La historiadora Fernández Montes lo encuentra en el wali islámico. Es decir, la clase de santo musulmán entre los cuales, desde fechas antiguas, abundaron los esclavos, hombres de campo, artesanos, analfabetos o marginados que conseguían llegar a ser unos venerables ascetas e incluso ejercer totalmente sus virtudes religiosas manteniéndose en matrimonio.
    
    Uno de los milagros más famosos de San Isidro es aquel en el que dos yuntas de bueyes araban solas sus campos mientras él iba por todas las iglesias madrileñas rezando. El amo de Isidro le espió a escondidas para ver cómo aquello resultaba posible y se encontró con el prodigio. Sin embargo, lo más extendido dentro de las vidas de santos de la época es que éstos rezaran al terminar sus trabajos respectivos o que entregaran sus bienes y pasaran a vivir sin nada. 
    
    Pero la coexistencia del trabajo convencional y la oración resultaban muy poco corrientes. De nuevo, Fernández Montes encuentra paralelismos en las biografías de santones musulmanes como Abu ya far al Urgari, Yusuf al Kumi o Abu Abd Allab Muahmmad b. Qassum que apreciaban sus respectivas profesiones, a su familia y no renunciaban a ninguna de ellas por consagrarse a Dios. Es más, en ocasiones fueron reprendidos por la providencia cuando intentaron abandonarlo todo.
    
    Otro aspecto llamativo de este milagro es que la yunta de bueyes labrara sola. Tiempo después se dirá que era conducida por un ángel, pero lo cierto es que en la primera versión del códice se afirma que no la dirigía nadie. 
    
    En este punto, Fernández Montes entiende que a Isidro le ayudaron unos seres invisibles que encajarían con los yunn islámicos, esos espíritus norteafricanos que pueden ser masculinos o femeninos e igualmente benignos o malvados. Cuando son buenos, a menudo, se los asocia con sirvientes de los campos que propician buenas cosechas.
    
    Si dejamos de lado la literatura y pasamos al registro arqueológico, también encontraremos algunos indicios interesantes. La tradición historiográfica hasta fechas recientes ha situado en torno a la iglesia de San Andrés el origen de la comunidad mozárabe y, por tanto, cristiana, residente en Madrid en tiempos musulmanes. El hallazgo del cuerpo de San Isidro en su cementerio vendría, de este modo, a avalar la pertenencia del santo a dicho credo y comunidad religiosa. 
    
    Sin embargo, la arqueología del lugar y sus inmediaciones han revelado la existencia allí de un barrio de campesinos de posible origen bereber cuyo desarrollo trascurrió durante los siglos X, XI y XII. Subraya el carácter islámico del lugar el hecho de que, tras la conquista por Alfonso VI, esa zona pasara a llamarse Puerta de los Moros y fuera el sector de la ciudad donde residían los mudéjares de la villa. 
    
    Además, en el Madrid musulmán anterior a la conquista cristiana habitaban algunos personajes religiosos cuyo perfil biográfico y andanzas conectarían directamente con el relato luego asociado a San Isidro. 
    
    Por ejemplo, se sabe que Yassas al-Zahid predicó en la villa la vida del asceta turolense Yumn Ibn Rizq, a quien se le atribuye el milagro de ser visto por todos en la mezquita rezando cuando en verdad no se había movido de su casa. O de dar limosna y comprar cuantos bienes quisiera gracias al dinero infinito que extraía debajo de una estera. 
    
    También, Walid Yunus Ibn Ahmad Ibn Yunus al-Zadi, más conocido como Aben Chueco o Choco, era un santón local madrileño que murió en su casa el año 1081. Es decir, en fechas muy próximas a cuando la tradición sitúa el nacimiento de San Isidro que como ya quedó señalado, es una fecha calculada mediante pura especulación.
    
    Todos estos razonamientos desplegados por Fernández Montes junto a otros anacronismos y patrones culturales superpuestos que detecta en el códice del diácono Juan parecen indicar que estamos ante dos épocas religiosas que se funden. Habría habido una figura virtuosa con un fondo histórico real en torno a la cual crecieron también unas narraciones orales con claros influjos musulmanes. 
    
    No resultaría descabellado pensar que, en torno al siglo XIII y una vez la villa fue conquistada por Castilla, el nuevo credo dominante se apropió de la fama de un santón musulmán de la localidad para aprovechar y presentar su devoción en términos cristianos. 
    
    De esta forma, una biografía sagrada de origen islámico, con sus correspondientes historias, prodigios, actitudes y veneración popular quedaría transfigurada en la estampa cristiana y santa de Isidro. Todo ello acorde a la fe del nuevo gobernante castellano, pero también en perfecta armonía con la sensibilidad religiosa mayoritaria de la comunidad madrileña que durante siglos había estado bajo dominación islámica. 
    
    Aún así, aunque la hipótesis formulada por Fernández Montes es muy sugerente y plausible, debemos mantenerla entre interrogantes a la espera de que nuevas investigaciones aporten indicios más sólidos.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17632
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Fue San Isidro musulmán?

Mensaje por BRUC el Mar Jun 23 2015, 17:17

Buen artículo. Otra hipótesis que se baraja desde la cátedra es etimológica: El nombre propio del patrón derivaría del árabe Driss e Isidro sería su castellanización...

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8284
Puntos patrióticos : 148249
Reputación : 24277
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Fue San Isidro musulmán?

Mensaje por URSINO el Vie Jun 26 2015, 20:56

@Bruc escribió:
Buen artículo. Otra hipótesis que se baraja desde la cátedra es etimológica: El nombre propio del patrón derivaría del árabe Driss e Isidro sería su castellanización...
Es verdad, lo que reafirma ese origen musulmán. Lástima que no fuera "I-sidra", y fuera asturiano, como Don Pelayo.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17632
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Fue San Isidro musulmán?

Mensaje por Imperiipropagator el Mar Jun 30 2015, 01:23

Lo único que he podído encontrar al respecto es de forma rápida lo siguiente :

Isidro ( San ). Biog. Labrador español. n. y m. en Madrid ( h. 1080-h. 1130 ).
Modelo de virtudes, fe ardiente y humildad, casado con Santa María de la Cabeza. Fue fundador de la cofradía par el culto del Santísimo Sacramento, por el que obró Dios numerosos milagros. Su cadáver se mantiene incorrupto, a pesar de los siglos, envuelto en ricas telas, en Madrid, que le proclamó por su patrón ; fue beatificado por el papa V en 1619 y canonizado por Gregorio XV en 1622. Su fiesta, el 15 de mayo.

En marzo de 1961, el papa Juan XXIII instituyó el patronazgo de San Isidro sobre los campesinos españoles.

Otra información :

ISIDRO LABRADOR, San ( Madrid, 1070 - Madrid, 1130 ). Patrono de los agricultores y de la villa de Madrid. Casó con María Toribia ( Santa María de la Cabeza ) y toda su vida estuvo al servicio de Juan Vargas. Fue canonizado en 1622. Conm. el 15 de mayo.

En éstas dos aportaciones observamos como parece haber un intervalo de tiempo en las fechas de su nacimiento de diez años ; 1070, la primera ref., y la segunda 1080.

Opinión referida de forma personal para la temática, ésta :


Nosotros creemos que no podía ser musulmán, con los datos básicos que nos aconsejan a decir que era cristiano, en su orígen podemos también afirmar rapidamente que podría tratarse de un hombre --- no libre o siervo --- lo cual no indica necesariamente que sea musulmán, judío o cristiano, pues como sabemos el vasallaje y los señores feudales permanecerían hasta el reinado de la Mundi Imperator Isabel La Católica.

También podemos afirmar que por aquellas fechas ( u época ) podría decirse que el sistema de repoblación no admitía el profesar la secta del Libro, pues eso sólo se permitía parece ser según hemos comprobado y deducido en aldeas remotas con el beneficio de que las ganancias se basaban en los alimentos que se vendían en las ciudades más cercanas o amuralladas castellanas.

Madrid que apenas llegaba en 1492 a 10.000 habitantes era, sin duda, una pequeña ciudad en esa época, pero con su importancia. Por lo tanto intuímos que la poca población para dicha fecha nos hace entender que la repoblación era un sistema muy lento y estricto, tanto es así que se hacían llamamientos a Ifranga, a sus reyes, para que colonizaran toda la meseta. Con la presura y sus sistema repoblador se mantenía no sólo asentar el reino de poder de Castilla --- el que ejercía los derechos más fuertes y con más energía política sobre los demás reinos de la península ibérica --- y que garantizaba las futuras expansiones hacia el sur de Castilla.

Tal vez mozárabe, --- que no mudejar ---, pero no musulmán, sino cristiano, y en ello, la etnia iba ligada con la religión. Así, existieron los famosos barrios judíos en las ciudades, y los mozárabes y musulmanes no tenían permiso para acceder a la ciudad excepto en determinados días por gracia real, de forma estipulada. Los musulmanes vivian en las afueras de las ciudades, en zonas alejadas de las ciudades cristianas. Fue incluso una tradición como forma de vida el separar a la gente, y ésto supuso que se concedieran tierras para su labranza a sus señores feudales o feudatarios ( Ricoshombres ).

Si bien algunos señores feudales tenían a sus mantenidos, no era habitual en datos que un musulmán tuviera un sólo hijo, pues la media para aquellas épocas era de 10 al menos durante siglos de historia.

Los mantenidos eran cambiados habitualmente --- en trueque comercial --- por acuerdo de la época entre cristianos y moros, por prisioneros o buscados por la Justicia o sus reyes.

Sabemos también que los musulmanes desde que invadieron en el 711 y se asentaron de forma expansiva en el sur de Hispania sobre todo, no permitieron la continuidad de otras religiones a no ser que hubieran favorecido o ayudado al invasor musulmán en sus propósitos, aunque posteriormente también fueron perseguidos de una manera u otra. Los poetas musulmanes --- sobre todo --- eran los que ejercían los oficios de letras y contabilidad, además de administración, y eso supuso descubrir que zonas de Hispania ni siquiera habían puesto un pié el invasor musulmán y aún así le daban un nombre arabizado, lo mismo ocurría con los señores feudales de poblaciones alejadas del norte de España, que solicitaban protección al moro para protegerse de los diversos señores feudales o reinos cristianos del norte. El moro ubicaba en una lista dichos lugares y las referencias de sus correos, tributos por el servicio prestado, y de paso, el añadir una poesía fantástica de una inimaginable batalla jamás acontecida.

Se sabe además --- por algunos investigadores --- que en misivas habituales de eruditos y religiosos del norte de Hispania y del sur desconocían quieran esas gentes del sur asentadas en pequeñas localidades del sur. Tanto es así, que la que fue capital del reino de Hispania en los últimos años del Imperio visigodo --- Toletum, aunque había otra ciudad imperial goda de similar importancia en los últimos años con el duque de la Bética --- jamás tuvo la consideración de ciudad estratégica por el moro, ya que Madrid era apenas un pueblo inestable o temporal desde el proceso inicial de la Reconquista, era insegura y muy díficil de defender. Capital importancia tiene donde se concentraba un gran número de aljamas o barrios judíos ( juderías ) sin embargo no tenía mucha relevancia toda la zona de la meseta central de Hispania. Suponemos que con Belay y sus Asturias ocurría de igual forma.

Por lo tanto podemos llegar a opinar de forma personal que no era musulmán, pues nunca podría haber sido santo, tal vez judío, pero a lo menos convertido o converxo. Y nos quedamos que era cristiano viejo, que es lo que escrupulosamente se hacía ver en aquellas épocas medievales...

¨ O todos moros.., ó todos cristianos ¨

Tenía que ser puro no sólo físicamente sino espiritualmente, si no, no hubiera sido aceptado por el pueblo de entonces, y más un santo.


Saludos, sólo es mí opinión. What a Face

Imperiipropagator
12-Cabo
12-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 488
Puntos patrióticos : 3169
Reputación : 577
Fecha de inscripción : 27/06/2015
Localización : Sevilla

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.