Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Hoy a las 20:03 por Valle

»  El «no» a la independencia gana terreno en Cataluña
Hoy a las 16:20 por BRUC

» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 13:22 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (V): APUNTES SOBRE LA SUPUESTA DOMESTICACIÓN DEL ZEBRO.
Hoy a las 13:00 por Juanma_Breda

» "UN GOBIERNO BELIGERANTE"
Hoy a las 12:46 por RICHI

» GUERRAS ENTRE POLÍTICOS: EL PUEBLO INDIFERENTE
Hoy a las 10:55 por Antonio García Fuentes

» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 02:57 por Lucía

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 00:53 por Neilo65

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Ayer a las 15:29 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Ayer a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Ayer a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Ayer a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Mar Mar 28 2017, 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Mar Mar 28 2017, 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Mar Mar 28 2017, 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Mar Mar 28 2017, 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Mar Mar 28 2017, 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Mar Mar 28 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» Novedades de Gibraltar
Mar Mar 28 2017, 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Mar Mar 28 2017, 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Mar Mar 28 2017, 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Mar Mar 28 2017, 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Mar Mar 28 2017, 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Cuando la izquierda no se enorgullecía de los gays y los consideraba enfermos

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando la izquierda no se enorgullecía de los gays y los consideraba enfermos

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Jun 28 2015, 13:50

Hubo un día, nada lejano, en el que el progresismo consideraba la homosexualidad como un vicio y una tara psicológica propia de las clases privilegiadas. “Exterminad a los homosexuales y el fascismo desaparecerá”, decían.
Con toda seguridad, para una amplia mayoría de españoles sería una sorpresa saber que, hasta hace unos pocos años, lo que la izquierda manifestaba acerca de la homosexualidad no era, precisamente, orgullo. 
Ciertamente, en los últimos años esa misma izquierda ha hecho del arco iris una de sus banderas. Es indudable que ha conseguido que el de la homosexualidad se convierta en un asunto más allá del debate político, hasta el punto de que hoy la derecha le pelea -con enorme éxito- la parasitación de la causa gay: la hegemonía cultural progresista ha logrado que la homosexualidad alcance una entusiasta aceptación en la práctica totalidad del espectro ideológico. Tanto es así, que la defensa y promoción del mundo gay se constituyen hoy como un fundamental elemento discursivo del orden establecido. Aún más: la acusación homofóbica se ha convertido en nuestros días en el instrumento inquisitivo por excelencia. 
Pero hubo un día, nada lejano, en el que el progresismo consideraba la homosexualidad como un vicio y una tara psicológica propia de las clases privilegiadas, y hasta establecía una identidad de la misma con el fascismo. Ese carácter clasista de la homosexualidad es mantenido en nuestros días por algunos de los más importantes teóricos de la izquierda radical, como es el caso de Slavoj Zizek (teórico de cabecera de Szyriza y de Podemos) para quien las reivindicaciones del lobby gay son “luchas de victimización de la clase media-alta”. Aunque no falte a quien le parezca novedoso, lo cierto es que la de Zizek es una postura que goza de larga tradición en la izquierda europea. 
Los padres fundadores: Marx y Engels
Los fundadores del socialismo científico, es decir, Marx y Engels consideraron la homosexualidad como algo reprobable y hasta repugnante. Marx, para quien la primera de las certezas era que el capitalismo terminaría sus días hundido bajo el peso de sus contradicciones, se mostraba radicalmente contrario al malthusianismo y a las ideas de control poblacional. Por el contrario, cuanto mayor fuese el número de proletarios, más se agudizarían dichas contradicciones, hasta el punto de provocar la caída del sistema.
La homosexualidad no favorecía el aumento de población, y era vista como una consecuencia de la degeneración burguesa, del mismo modo que las prácticas abortivas o la drogadicción. Para Marx, todo lo que no fuesen relaciones entre hombres y mujeres era una aberración, de modo que “la relación de un hombre con una mujer es la relación más natural de un ser humano con un ser humano”. A mayor abundamiento, los predicadores del amor libre no eran más que “estúpidos maricones”. (Varias décadas más tarde, el socialista alemán August Bebel insistiría en La mujer bajo el socialismo –la obra más leída por los militantes del SPD antes de la IGM- que “el crimen contra natura es patrimonio de la degeneración de las clases altas y burguesas”). 
El otro fundador esencial del marxismo, Friedrich Engels, en El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, calificaba la homosexualidad como “abominable” y “despreciable”, y terminaba calificándola de “monstruosidad moral”. Ni Engels ni Marx dudaron en emplear la acusación de homosexualidad para desacreditar a algunos de sus enemigos. “Exterminad a los homosexuales y el fascismo desaparecerá”.
Después de la IGM, la izquierda desplegó una homofobia radical, ya que consideraba que fascismo y homosexualidad eran una misma cosa. De acuerdo a la psiquiatría clásica –y hasta 1990 según la OMS-, la homosexualidad obedecía a un infantilismo psíquico, fundamentado en el rechazo de la alteridad, el miedo a lo diferente. Se trataba de una suerte de fobia patológica. De modo que el hiperbólico nacionalismo característico del fascismo encajaba a la perfección con el paradigma psíquico de la homosexualidad. Para Wilhelm Reich, padre de la escuela psicosexual, “la homosexualidad sociológica y psicológicamente es una aberración de la derecha nacionalista y, sobre todo, fascista…contra la inmoralidad de los nazis, los antifascistas evocan su propia racionalidad y pureza.”   


La identificación de homosexualidad y fascismo se acentuó con el trascurrir del tiempo, y para comienzo de los años treinta, los marxistas alemanes se mofaban de las notorias tendencias eróticas de algunos de los líderes nazis (especialmente los de las tropas de asalto, las SA). Los socialistas denunciaban con asiduidad el “peligro” que para los padres suponía dejar a los jóvenes en manos de los “pederastas de la Hitlerjugend”; el Münchener Post, publicó en 1931 una serie sobre “Nacional Socialismo y Homosexualidad” y “Hermandad de Maricas en la Casa Parda”. En la prensa de izquierdas, los chistes sobre la condición sexual de los nazis eran frecuentes. Acosados por este tipo de propaganda, los nazis llegaron a denunciar ante los tribunales a los socialistas cuando estos aseguraron disponer de pruebas que demostraban que el dirigente de las milicias nazis, Ernst Röhm –un notorio sodomita-, pagaba los servicios de prostitutos.
En 1934, el mismo año en que Stalin incluyó la sodomía como delito, el celebrado literato Maxim Gorki escribió en Humanismo Proletario: “Exterminad a los homosexuales y el fascismo desaparecerá”. Hasta entonces, la homosexualidad era considerada una enfermedad en la URSS; desde marzo de 1934, el artículo 121 del código penal soviético recogía las penas a imponer por prácticas de este tipo: cinco años si la relación había sido consentida y hasta ocho si se trataba de un menor. Según el ambientalismo marxista, la homosexualidad era un vicio burgués; una “sociedad sana” no tenía sitio para “tales personas”. La homosexualidad pasó a ser definitivamente contrarrevolucionaria, de modo que unos 50.000 homosexuales masculinos fueron enviados al Gulag por su condición a partir de los años treinta.
El cambio…
En 1950, se publicó un polémico volumen titulado La personalidad autoritaria, especie de obra colectiva dirigida por Theodor Adorno que apuntaba a que el fascismo era la consecuencia de la educación en los valores tradicionales. Unos años después, Adorno incluso afinó en la idea psicosexual de que el fascismo consistía básicamente en la repetición en la edad adulta de pautas violentas aprendidas en la infancia: los niños educados en hogares estrictos eran los fascistas del mañana. 
De este modo, son ahora los valores tradicionales los que pasan a ser patológicos. Al mismo tiempo, y en consecuencia, se desplazó la consideración de la homosexualidad desde su originario carácter fóbico y patológico, hasta su incardinación en una interpretación genéricamente hedonista del mundo y la existencia.
La homosexualidad no estaba ligada de ningún modo a la familia tradicional y represiva. Horkheimer, Adorno, Marcuse y otros exiliados socialistas alemanes (la Escuela de Frankfurt), utilizaron la nueva visión para cuestionar los fundamentos de la cultura occidental judeo-cristiana. Así, Lacan afirmaba que “no hay hombres ni mujeres, sino sólo sujetos, todos castrados, todos perdidos”.
Como las elites tradicionales no permitirían la sustitución de los valores dominantes por las buenas, habría que realizar la labor a través de la ingeniería social (algo que ya había barruntado Gramsci un cuarto de siglo antes), lo que no excluía ningún género de medios a emplear. La escuela de Frankfurt rescatará lo posible del naufragio marxista, esencialmente el marxismo cultural.
Aunque en principio Sartre -mascarón de proa del 68- no había rechazado la teoría psicosexual que identificaba al fascismo con la homosexualidad, pronto cambió de perspectiva, sumándose a la idea frankfurtiana de que la génesis del fascismo era distinta a la de aquella. En consecuencia, lo que conocemos como sesentayochismo representa una mutación que pondría punto y final a la ecuación fascismo-homosexualidad. El existencialismo, tras la segunda guerra mundial, no abandonó su característica desesperanza anterior, pero sí la mimetizó con la felicidad a través de una alegría hedonista puramente epidérmica. Su oposición a los valores tradicionales, en fin, es lo que hizo que la homosexualidad dejase de ser considerada una patología y pasara a convertirse, en el marco de unas sociedades hipersexualizadas, en una eficaz palanca de destrucción de los fundamentos tradicionales de la cultura occidental.
Información ofrecida Fernando Paz en el diario La Gaceta.

avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19284
Puntos patrióticos : 365523
Reputación : 19052
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.