Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Patriotas participantes en acto del 20N dan una paliza al activista Lagarder por gritar "Franco, asesino"
Ayer a las 22:21 por Lucía

» Sobre las tarjetas BLACK y la Agencia Tributaria
Ayer a las 20:26 por Valle

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Ayer a las 18:30 por Valle

» Ideología de género contra el sentido común
Ayer a las 18:18 por Clemente

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Ayer a las 18:07 por Juanma_Breda

» BOBOS DE LA TRIBU
Ayer a las 15:15 por El Zorro

» El milagro de Empel.
Ayer a las 12:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Iker Jiménez denuncia la última moda en censuras: prohibir los belenes navideños
Ayer a las 12:33 por HIMNOSHISTORICOS

» SE CONFIRMA LA RELACIÓN PODEMOS-SOROS!! (Conspiración??)
Ayer a las 12:25 por HIMNOSHISTORICOS

» Miniserie "El padre de Cain"
Ayer a las 11:49 por HIMNOSHISTORICOS

» Nuevo batacazo en taquilla de "La Reina de España"
Ayer a las 02:16 por Neilo65

» Sobre los separatistas catalanes (102 vídeos)
Ayer a las 01:10 por ruedex

» IDEOLOGÍA DE GENERO TIRADA POR TIERRA A SACO. (vídeos) enlaces web. BRUTAL. PÁSALO POR DONDE PUEDAS, QUE SE ENTEREN.
Ayer a las 00:17 por ruedex

» Portugal pregunta a España por el almacén de Almaraz
Miér Dic 07 2016, 21:23 por Valle

» Adoctrinamiento Catalán y consecuencias.
Miér Dic 07 2016, 21:11 por El Zorro

» Un vídeo parodia a las feministas radicales y el autor sufre una ola de injurias y amenazas
Miér Dic 07 2016, 18:38 por Neilo65

» Vídeos de Humor
Miér Dic 07 2016, 14:21 por HIMNOSHISTORICOS

» El 6-D para los independentistas: trabajar, quemar una Constitución y criticar la Carta Magna en el exterior
Miér Dic 07 2016, 13:56 por El Zorro

» Los globalistas pierden en Italia y ganan en Austria con trampas.
Miér Dic 07 2016, 12:12 por Juanma_Breda

» POBREZA Y RIQUEZA: ¿CÓMO DEFINIR AMBAS?
Miér Dic 07 2016, 09:32 por Antonio García Fuentes

» Individuo de raza negra canta jotas mejor que un español
Miér Dic 07 2016, 05:16 por Lucía

» bienvenida
Mar Dic 06 2016, 22:02 por avocado33

» 6 de diciembre: NADA QUE CELEBRAR
Mar Dic 06 2016, 20:10 por Valle

» Otegui se queda sin ir a Cuba al no poder sobrevolar el espacio aéreo de Estados Unidos
Mar Dic 06 2016, 19:16 por PoM

» EL IMÁN SUPREMO DE CANARIAS EXIGE MÁS AYUDAS Y ADVIERTE: “DE LO CONTRARIO, HABRÁ MÁS TERRORISMO”
Mar Dic 06 2016, 19:07 por PoM

» NO NOS DESTROCÉIS A LOS HÉROES.
Mar Dic 06 2016, 17:41 por HIMNOSHISTORICOS

» Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente
Mar Dic 06 2016, 16:40 por HIMNOSHISTORICOS

» PORRA: Villarreal Vs At. de Madrid (12-12-2016)
Mar Dic 06 2016, 16:16 por Mastieno

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Dic 06 2016, 14:43 por HIMNOSHISTORICOS

» 1785 motivos para presumir de ser español
Mar Dic 06 2016, 12:50 por Invitado

»  Hogar Social desalojado del antiguo edificio del NO-DO
Mar Dic 06 2016, 12:32 por JoséUEI

» Me presento
Mar Dic 06 2016, 10:58 por JoséUEI

» 6 guerras que comenzaron por atentados de falsa bandera
Mar Dic 06 2016, 01:38 por Neilo65

» Steven Spielberg hará una película de la conquista de México.
Mar Dic 06 2016, 01:09 por Neilo65

» PORRA: FC Barcelona Vs Real Madrid (3-12-2016)
Lun Dic 05 2016, 21:48 por niunpasoatras.org

» La Guerra de las Naranjas, el origen de la vigente disputa territorial entre Portugal y España
Lun Dic 05 2016, 20:34 por Juanma_Breda

» La campaña de donar carne de cerdo al 'Banco de Alimentos' triunfa en Facebook
Lun Dic 05 2016, 12:11 por HIMNOSHISTORICOS

» Por qué los soldados rezan, por qué la Inmaculada es patrona de España y de la Infantería
Lun Dic 05 2016, 11:51 por HIMNOSHISTORICOS

» La verdad… “Ni en el potro del tormento”
Lun Dic 05 2016, 10:29 por Antonio García Fuentes

» Cristiano Ronaldo, acusado de evadir 150 millones con varias sociedades en un paraíso fiscal
Dom Dic 04 2016, 18:20 por Valle

» "Adrián, vas a morir", le dice una antitaurina al pequeño con cáncer
Dom Dic 04 2016, 14:36 por Huroncete

» El CEIP Rosalía de Castro celebra con una jura de bandera escolar su españolidad y la democracia
Dom Dic 04 2016, 00:14 por Torquemada2014

» Eslovaquia aprueba una ley para evitar la propagación del islam
Sáb Dic 03 2016, 21:44 por HIMNOSHISTORICOS

» Lee y escucha la letra propuesta para el himno de España en una iniciativa de Change.org
Sáb Dic 03 2016, 18:37 por Neilo65

» Qué fue de… Javier Arizmendi: ¿otro futbolista de extrema derecha?
Sáb Dic 03 2016, 15:39 por Juanma_Breda

» "Casa Nostra, Casa Vostra" 300 entidades y personalidades reclaman implicarse en la acogida de refugiados
Sáb Dic 03 2016, 14:40 por Juanma_Breda

» ¿Por qué un dictador de izquierdas no es un dictador?
Sáb Dic 03 2016, 13:16 por HIMNOSHISTORICOS

» Franco Ese Hombre Pelicula Completa En Español
Sáb Dic 03 2016, 12:37 por HIMNOSHISTORICOS

» Biografías de Patriotas Vascongados
Sáb Dic 03 2016, 10:57 por ilustrado

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 134 SOBRE EL ESPIRITISMO Y EL UNIVERSO
Sáb Dic 03 2016, 09:41 por Antonio García Fuentes

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Jul 08 2015, 13:47

El Papa dice que la independencia de Hispanoamérica nació del grito de los saqueados




Francisco recordó el martes la celebración del Bicentenario de la independencia de Hispanoamérica, que dijo nació de "la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos y saqueados", en la homilía que pronunció durante la misa que celebró en Quito, Ecuador.
"Ese fue un grito, nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos y saqueados", agregó ante los cerca de un millón de personas que se congregaron en el Parque Bicentenario.

Francisco que dedicó su homilía a la evangelización para unir a los pueblos, aseguró que "aquel grito de libertad prorrumpido hace poco más de 200 años no le faltó convicción ni fuerza, pero la historia nos cuenta que solo fue contundente cuando dejó de lado los personalismos".
Para el papa, entonces hubo "afán de liderazgos únicos" y "falta de comprensión de otros procesos libertarios con características distintas, pero no por eso antagónicas".
Minuto a Minuto: Francisco en América 
Y por ello, aseveró, que "la evangelización puede ser vehículo de unidad de aspiraciones, sensibilidades, ilusiones y hasta de ciertas utopías".

Clamor de unidad
Para el papa, quien citó en varios momentos pasajes de su exhortación apostólica "Evangelii Gaudium" (La alegría del Evangelio), "es impensable que brille la unidad si la mundanidad espiritual nos hace estar en guerra entre nosotros, en una búsqueda estéril de poder, prestigio, placer o seguridad económica".
"Nuestro grito”, añadió, “en este lugar que recuerda aquel primero de libertad, actualiza el de San Pablo: ¡Ay de mí si no evangelizo!".
Y destacó cómo la misión de la Iglesia de la evangelización "es tan urgente y apremiante como el de aquellos deseos de independencia. Tiene una similar fascinación, el mismo fuego que atrae".
También alertó sobre "los sectarismos" y la tentación de "dictaduras" y "liderazgos únicos", y pidió "inclusión a todos los niveles" y "diálogo" en un país sacudido por protestas contra el gobierno.



Aplausos y vivas
Los cientos de miles de fieles presentes vitorearon al Papa argentino a su paso por los distintos cuadrantes en que dividieron la zona. La mayoría de los fieles hicieron vigilia desde la tarde del lunes, bajo la lluvia y el frío.
Banderas de Ecuador y de otros países, y unas más con el rostro de Francisco, además de globos, cruces y otros objetos de carácter religioso levantaron los peregrinos al paso del papamóvil.
El clima mejoró con el paso de las horas y el recorrido de Francisco tuvo lugar bajo un sol radiante.
En su recorrido, el Papa hizo una pequeña y sorpresiva parada para bendecir a una anciana en silla de ruedas. "No nos esperábamos nunca lograr alcanzar este gran gesto del Papa", dijo Liliana Rueda, hija de la anciana.
Ambas habían llegado apenas minutos antes de que iniciara el recorrido papal entre los bloques formados por quienes llegaron a este parque, que hasta hace un par de años fue el aeropuerto de Quito.
Pocas horas antes, miles de personas soportaron estoicamente un torrencial aguacero que se prolongó buena parte de la madrugada para reservar un puesto y asistir a la misa campal, en la tercera jornada de su visita a Ecuador.
Globos blancos y pétalos de flores le lanzaron los fieles a Francisco al paso del papamóvil.



La comunión
El padre Richard Ordóñez, vocero de la Arquidiócesis de Quito y encargado de la sala de prensa, comentó que alrededor de 2,000 personas, entre laicos y religiosos, estuvieron encargadas de dar la comunión durante la misa papal.
El primer canto que se entonó en la ceremonia fue "Ecuador abre las puertas al redentor", el mismo que se utilizó hace 30 años, cuando el Papa Juan Pablo II visitó Ecuador.
Abel Gualoto, de 59 años, un vendedor de mariscos en el sur de Quito, estuvo desde el lunes en espera del Papa Francisco. Durante la lluvia se protegió bajo un trozo de plástico.

"Claro que merece la pena estar aquí a pesar del clima. La alegría por ver al Papa proporciona el calor que necesitamos", dijo a un corresponsal de AP con el frío en las manos y todavía mojado por las muchas horas de lluvia soportadas.
Gualoto estuvo acompañado de su mujer y su hijo, quien carga el crucifijo que hasta ayer estaba colgado en el salón de casa.
La visita de Francisco terminará el miércoles cuando luego de visitar un hogar de ancianos y el santuario de El Quinche se dirija a Bolivia, su segunda parada en la gira latinoamericana de ocho días que arrancó el domingo.
©Univision.com

http://noticias.univision.com/article/2393162/2015-07-07/el-vaticano/el-papa-dice-que-la-independencia-de-hispanoamerica-nacio-del-grito-de-los-saqueados

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Jul 08 2015, 13:55

"Ese fue un grito, nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos y saqueados"



HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Miér Jul 08 2015, 17:58

El Papa afirma que la independencia de Hispanoamérica «nació de la conciencia de los saqueados»


Advierte de que «en algunos países reaparecen diversas formas de guerras y enfrentamientos»


afp
El Papa Francisco preside una multitudinaria misa a cielo abierto en el Parque del Bicentenario en Quito (Ecuador)

Vestido con ornamentos de manufactura artesanal indígena, el Papa Francisco advirtió en una misa con más de un millón de fieles en Quito que “en el mundo, especialmente en algunos países, reaparecen diversas formas de guerras y enfrentamientos”. Se trata de guerras civiles abiertas y también discordias internas en países que se disgregan culturalmente.
Ante ese panorama, que incluye el número más alto de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial y signos de ruptura en países y federaciones internacionales, el Papa recordó que “los cristianos tenemos que insistir en nuestra propuesta de reconocer al otro, de sanar las heridas, de construir puentes y de estrechar lazos”.
En esa línea, subrayó también “la necesidad de luchar por la inclusión a todos los niveles, evitando egoísmos, promoviendo la comunicación y el diálogo, incentivando la colaboración”. En definitiva, una actitud que se echa en falta en países donde crecen las fracturas y la división.
En términos ya estrictamente religiosos, el Santo Padre recordó que “la unión que pide Jesús no es la uniformidad, sino la multiforme armonía que atrae”. Por eso, el recuerdo de Jesucristo “nos aleja de la tentación de propuestas más cercanas a dictaduras, ideologías y sectarismos”.

«Evangelizar, nuestra revolución»

Su homilía era un mensaje dirigido no sólo a los ecuatorianos y latinoamericanos sino al mundo entero, que pasa por un periodo de desconcierto en muchos países y organizaciones internacionales.
Después de haberse extendido hablando de unidad y armonía, el Papa concluyó subrayando que el cristiano está llamado a darse a los demás, a servir: “Eso es evangelizar, esa es nuestra revolución, porque nuestra fe es siempre revolucionaria. Este es nuestro más profundo y constante grito”.
La misa se celebraba en el gigantesco Parque del Bicentenario, que conmemora, según recordó Francisco, “el bicentenario de aquel grito de independencia de Hispanoamérica”, un grito “nacido de la conciencia de falta de libertades, de estar siendo exprimidos y saqueados”, experiencia amarga que se repetiría después, en casi todos los países, bajo los gobiernos nacionales.
El programa del Santo Padre en Quito incluye, por la tarde, un encuentro con el mundo universitario y educativo, y otro con representantes de la sociedad civil, es decir, los líderes sociales, políticos y económicos de un país que ha dado grandes pasos en los últimos años pero sufre ahora la división política por los intentos de Rafael Correa de perpetuarse en el poder sin límite de mandatos. El Papa volará el miércoles a Bolivia y el viernes a Paraguay, donde concluirá el domingo su primer viaje a Hispanoamérica.

http://www.abc.es/sociedad/20150707/abci-papa-viaje-ecuador-201507071740.html

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por BRUC el Miér Jul 08 2015, 18:19

Si no me equivoco, Ilustrado lo sabrá mejor, la independencia nació de los grandes terratenientes y esclavistas criollos, descendientes de españoles la mayoría,(solo hay que ver a Bolivar)  que pensaban que si echaban a los españoles podrían comerciar libremente con Gran Bretaña y otros paises y ganar aun mas dinero de lo que ganaban.  Los "exprimidos y saqueados" seguirían exprimidos y saqueados igual o mas que con los españoles . De esas "grandes"  independencias ,nacieron las mejores dictaduras de la historia ,algunas de las cuales ,todavía perduran. 
Esperemos que en las cosas de Dios ,esté iluminado por la luz divina porque lo que es en Historia no está muy iluminado que digamos...

BRUC
61-Capitán
61-Capitán

Trofeos y Medallas : *12*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 8191
Puntos patrióticos : 147695
Reputación : 24247
Fecha de inscripción : 26/06/2014
Localización : Deslocalizado

http://coe-41.blogspot.com.es/p/vb.html

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por Guerrero Celtíbero el Jue Jul 09 2015, 13:25

Emil Shimoun, arzobispo de Mosul, que ha tenido los cojones de quedarse junto con los cristianos en su tierra, sin temor a los islamistas, que advierte a Europa del peligro de la inmigración islámica...él debería ser el Papa, y no este anti-Papa, un infiltrado marxista de la teología de la liberación. ¿Por qué el actual papa no va a Siria, Irak o Nigeria a estar junto con los cristianos perseguidos? España evangelizó gran parte de la Tierra, gracias a España, el Papa Francisco es cristiano, y gracias a España, puede darse un baño de multitudes en Hispanoamérica y Filipinas. Gracias a España, el Cristianismo es la religión con mas fieles, y no el islam. gracias a España, Filipinas no es musulmana e incluso descendió la presencia islámica tras conquistarla. 
Por cierto, en vez de darnos la matraca con lo de ``acoger refugiados´´, podría vender los tesoros del Vaticano para ayudar a los cristianos que han preferido el exilio antes que renunciar a su Fe. En una época de genocidio masivo contra los cristianos, el Sumo Pontífice se dedica a promover el indigenismo y el marxismo cultural, a promover la islamización de Europa.


Guerrero Celtíbero
6-Guardia de 1ª
6-Guardia de 1ª

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 162
Puntos patrióticos : 2483
Reputación : 730
Fecha de inscripción : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por Juanma_Breda el Jue Jul 09 2015, 13:47

Has acertado Bruc, de hecho te has quedado muy corto, el esclavo negro en hispanoamérica era mejor que el de otras potencias, los indios estaban protegidos, y allí había un nivel de vida superior que en España.

El Papa tiene que saberlo, por lo que para mí no es ignorancia, lo ha hecho aposta para dañar a los españoles, los mismos que evangelizaron su continente y el motivo por qué él está donde está, aparte del enchufismo judío.

Juanma_Breda
44-Subteniente
44-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4175
Puntos patrióticos : 30380
Reputación : 12890
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por El Zorro el Jue Jul 09 2015, 15:12

Jesuita y mason, la misma cosa son.

El Zorro
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1190
Puntos patrióticos : 12523
Reputación : 7706
Fecha de inscripción : 21/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por Imperiipropagator el Jue Jul 09 2015, 21:49

En realidad éste hombre es un populista más.

De hecho la decadencia de la Iglesia en España en el último siglo vino del Concilio Vaticano II.

Efectivamente, hay noticias que dicen ver que, es un masón, ó sea que pertenece a una secta secreta La Masonería Internacional.

De hecho el Vaticano está plagado de ellos.

Con respecto a los insurgentes que se adueñaron de las Provincias Españolas eran masones, es cierto y comprobable. Utilizaban La Propaganda de la citada Leyenda Negra contra España para revolucionar al pueblo analfabeto --- casi todos indígenas --- o mestizos ( criollos es otra cosa para otras zonas del centro y norte de América ). Las concentraciones de población española en algunas ciudades se dividieron en dos bandos ; partidarios de la Burguesía masona y protestante y otra leal a España.Lógico para aquellas épocas.

Apesar de enviar refuerzos España para luchar contra los insurgentes en las Provincias, estaba debilidatada por otras amenazas en el propio suelo español ( la península ). Sólo era cuestión de tiempo que la gran catastrofe de las indistintas emancipaciones de America Latina se produjeran. Sólo por respeto a las víctimas de un bando y de otro ( miles de españoles..) deberían de guardar silencio o ser comedidos con asuntos sensibles de la Historia. What a Face

Era como devolvían, esas gentes primitivas y transportadas por las malas lenguas, y por el salvajismo intelectual de La Enciclopedia Internacional a todos los esfuerzos continuados de Derechos Humanos, protección contra el salvaje anglo y La Piratería, y sobre todo por conceder los mismos derechos que un español peninsular : cosa que no ocurría en otros reinos conquistadores.

Desde entonces apenas han alcanzado un desarrollo sostenido tanto como pueblos así como aportaciones a la Humanidad. Y en los últimos años todavía se dejan transportar por la ignorancia del Populismo contra España.

Unos desagradecidos, por de pronto, que no merecen ser llamados ni Papa, ni cristianos, y menos herederos del Imperio Español allén de los mares y océanos.

Pues así continúan rindiendo pleitesía al anglo, a la Masonería, a la ignorancia..

Aunque, en América, y España que ha sufrido de la misma forma o peor la Propaganda poderosísima, cada vez hay mas gente que se ha preocupado de investigar y aprender de forma documentada los sacrificios durante siglos de Historia el Imperio Español ; son al menos, ese rayo de luz y de esperanza de la verdad custodiada por La Providencia.

Bandera bandera3


Ya que es una incongruencia, pues como sabemos ; insultar o reprochar al Imperio Español es hacerlo igualmente o mucho más con Roma ( EL CRISTIANISMO ). Podría entenderse no como una flagelación cristiana, sino como una desviación sexual del Masoquismo puro y duro.

Hoy, sabemos, gracias a los investigadores cuando aún no existía Internet, con sus grandes  labores insufribles e impagables, el hecho de que Occidente no sería tal sin la ayuda defensora de ESPAÑA DURANTE...

¡¡¡¡¡ sigloooos.. !!!!!

[ Es más, algunos historiadores reprochan la inacabada acción continuada de España contra el Cisma, pero lo que no dicen esos investigadores es que sus propios países --- el Mundo Protestante sobre todo --- no dejaba o permitía esa clara resolución cristiana o de cruzada cristiana. ] Twisted Evil

Seríamos todos moros, leyendo de derecha a izquierda, y por supuesto no habría libertades en el mundo, sino esclavitud de verdad.

bandera3


Y como nos dijeron otros pontífices verdaderos creyentes de Dios...

¡¡¡¡¡ CHRISTIAN IMPERII PROPAGATOR !!!!

Tendrán que pasar siglo y medio más, para que alguien se asemeje a tales logros mundiales en defensa de Occidente y de La Libertad, además de La Humanidad ; pues ésta nace de Occidente.



¨No hay más título mayor que el ser español ¨

( decían algunos pontífices..)



¨ El español será y poseerá el título  de Universal ¨.


bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 bandera3 

Y le diríamos con todo el cariño a su graciosa santidad pontificia eso de..

¨ El Mediterráneo está inventado hace siglos..¨

cura


* Nota aclaratoria : El término ¨ moro ¨ no es discriminatorio, y tampoco racista, siendo manipulado y tergiversado por según en que manos caíga su expresión. Se refiere de forma histórica a los pueblos amenazantes o invasores del sur de Hispania ; moro : individuo procedente o que habita el norte de Marruecos  y cercanías en el norte de África, posiblemente provenga de ¨ Mar Rocoso ¨  Morroco, y, que, derivaría a moro, aunque su definición no está bien definida y es poco clara. ¡ No hay moros en la costa !

* Anexo 2 ; para Observaciones Personales y Generales :
El término Racista o Racismo no es delito, ni delito de faltas, ni falta, y, éste, es adoptado desde el ¨ mundillo anglo-sajón ¨ que sí permitía diferencias entre sus propios y además fomentaba la discriminación histórica como cultura supremacista blanca. El racismo es un sentimiento de identidad a un grupo o herencia de referencia legal, como por ejemplo sería la expresión popular, coloquial y legal de...


¡¡¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!!!

cheers

Imperiipropagator
12-Cabo
12-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 488
Puntos patrióticos : 3129
Reputación : 577
Fecha de inscripción : 27/06/2015
Localización : Sevilla

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por vandalo el Jue Jul 09 2015, 23:48

Francisco I "El Progre". Su Santidad está predicando para rogelios, no para católicos. Su Santidad no me representa, ni como católico, apostólico y romano, ni como español cristiano. Pero Su Santidad tiene razón en una cosa: el grito al que alude "nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos y saqueados" lo pudieron dar indígenas de la América Hispana, cosa que no pudo ocurrir en la américa sajona, holandesa ni francesa porque se los ventilaron a todos, los exterminaron como a perros sarnosos o como mal menor los confinaron a reservas creadas al efecto de pudrirlos. Como curiosidad -de la que Su Santidad estará al tanto- da la casualidad de que en los dos únicos países de descendencia hispana en donde no hay indígenas, uno es Uruguay, el otro... Argentina. Y la explicación no la da España, sino la Pérfida Albión. Cuando Argentina y Uruguay se independizaron de España crearon un estado llamado Provincias Unidas de Sud América  o del Río de la Plata que en un principio lo conformaban Argentina, Uruguay, parte de Perú y parte de Bolivia (de 1810 y hasta 1823). En 1825 hicieron con los pèrfidos el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación (no confundir con otro firmado en 1809 que no tuvo reconocimiento internacional alguno por ser aún dicho territorio provincia española) y que perduró hasta 1948. Y entonces los ingleses enseñaron lo mejor (por no decir lo único) que saben hacer: exterminaron sin piedad a pueblos indígenas para quedarse con sus territorios, sus riquezas y sus recursos: querandíes, tehuelches, ranqueles y los pehuenches sufrieron de la voracidad pérfida, aunque algunos, muy pocos, lograron mestizarse (los rasgos de Maradona son un claro ejemplo).  

Asi que permítame Su Santidad que me sienta orgulloso que mis hermanos de la otra orilla del Atlántico pudieran chillar por su libertad, algo que no pudieron hacer los del otro lado.

vandalo
20-Cabo 1º
20-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *7*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 897
Puntos patrióticos : 47129
Reputación : 5148
Fecha de inscripción : 05/04/2014
Edad : 54
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por Torquemada2014 el Vie Jul 10 2015, 08:30

España ya fue humillada cuando en el año 92, coincidiendo con el Quinto Centenario del Descubrimiento, le dieron el Premio Nobel de la Paz a la comunista guerrillera Rigoberta Menchú que, además, su biografía era falsa.
Lo del Papa actual, es la prueba de que la Masonería controla la Iglesia.

Torquemada2014
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2203
Puntos patrióticos : 13573
Reputación : 5878
Fecha de inscripción : 17/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por vandalo el Vie Jul 10 2015, 16:29

@Torquemada2014 escribió:
España ya fue humillada cuando en el año 92, coincidiendo con el Quinto Centenario del Descubrimiento, le dieron el Premio Nobel de la Paz a la comunista guerrillera Rigoberta Menchú que, además, su biografía era falsa.
Lo del Papa actual, es la prueba de que la Masonería controla la Iglesia.


España no solo fue humillada en el 92, lamentablemente España ha sufrido vejaciones, humillaciones, ofensas, desprecios y afrentas en muchas ocasiones y desde hace siglos. La Leyenda Negra -la más sangrante pero no la única- fue un invento anglosajón que, con la complicidad de países protestantes (holandeses y escandinavos principalmente) y algún país católico cargado de envidia y rencor (a franceses me refiero, pero no me olvido de nuestros hermanos pérfidos, los portugueses) nos la endosaron sin rubor. Y fue aquí en España donde más crédito le dieron juntaletras subnormales de tendencia progre. Que no es frase española "el mejor indio es el indio muerto", sino inglesa (estadounidense para más señas). Está documentado que Philip Sheridan (gallego al parecer por su nombre y apellido) dijo "los únicos indios buenos que nunca vi estaban muertos" a un "indio bueno" -así se presentó- que quería parlamentar con él. Algo parecido dijo  Gerge Custer, afamado general genocida y venerado por el pueblo estadounidense. Algo similar dijo el adalid de la libertad, uno de los presidentes mejor valorados en la raquítica historia estadounidense: "no voy tan lejor como para pensar que los únicos indios buenos son los indios muertos, pero creo que sí en nueve de cada diez casos, y no investigaría demasiado en el décimo caso"

vandalo
20-Cabo 1º
20-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *7*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 897
Puntos patrióticos : 47129
Reputación : 5148
Fecha de inscripción : 05/04/2014
Edad : 54
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Francisco debe pedir perdón

Mensaje por URSINO el Sáb Jul 11 2015, 21:55


Primera misa en Chile. Pedro León Maximiano Subercaseaux (1904)


Si los múltiples medios oficiales y oficiosos no se han puesto de acuerdo para fabricar un horrible montaje, todos hemos visto y escuchado a Francisco en Bolivia, este 9 de julio de 2015, diciendo que “la Iglesia tiene que pedir humildemente perdón por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada Conquista de América”.
No fue el único extravío grave de palabras y de gestos que tuvo el Obispo de Roma en este viaje por América del Sur, pero sin dudas es uno de los más escandalosos y ultrajantes.
Ofende a la Verdad Histórica, a la Madre España y, sobre todo, a la Iglesia Católica, de la que se supone es su Pastor Universal. Son, en síntesis, las de Francisco, palabras inadmisibles, cargadas de injusticias, de calumnias, de vejámenes y de oprobio. Palabras mendaces que alimentarán todo el inmenso aparato mundial del indigenismo marxista, y que se sumarán al proceso de deshispanización y de desarraigo espiritual lanzado contra América Hispana. El daño que ya están provocando es incalculable.
Son muchos los historiadores y pensadores de nota que pueden desmentir fácilmente la temeraria afirmación de Francisco, pues la misma no resiste la confrontación con las investigaciones solventes y eruditas.
Hasta nosotros mismos, movidos por el amor filial a la España Eterna y a la Esposa de Cristo, nos hemos ocupado de este tema hace ya muchos años y desde entonces lo venimos haciendo en la escasa medida de nuestras fuerzas.
Por eso nos parece oportuno reflotar un viejo escrito, el cual —aunque publicado hace ya largo tiempo y sin las muchas actualizaciones que cabrían hacerle para mejorarlo— contiene una síntesis de criterios y de datos que contradicen el sofisma de Francisco. Lo adjuntamos tras estas líneas.
El Papa debe pedir perdón. Sin duda. Pero no por los supuestos crímenes contra los supuestos pueblos originarios, sino por haber violado la Verdad para agradar al mundo. Debe pedir perdón a la Iglesia, a la Hispanidad, al Occidente y a la Cátedra de la Cruz, profanada por la hoz y el martillo, cuyo símbolo funestísimo le fue entregado por un patán roñoso, y no tuvo el coraje de quebrar a golpes de báculo.
Recemos por él, como lo pide. Pero recemos asimismo por las víctimas de su docencia errática, confusa, engañosa, sincretista y heretizante. Esas víctimas somos todos nosotros. Nosotros, los fieles de a pie, los bautizados, los simples feligreses y parroquianos. Los católicos, apostólicos, romanos.
Tres lugares comunes de las leyendas negras

Por Antonio Caponnetto

Introducción
La conmemoración del Quinto Centenario ha vuelto a reavivar, como era previsible, el empecinado odio anticatólico y antihispanista de vieja y conocida data. Y tanto odio alimenta la injuria, ciega a la justicia y obnubila el orden de la razón, según bien lo explicara Santo Tomás en olvidada enseñanza. De resultas, la verdad queda adulterada y oculta, y se expanden con fuerza el resentimiento y la mentira. No es sólo, pues, una insuficiencia histórica o científica la que explica la cantidad de imposturas lanzadas al ruedo. Es un odium fidei alimentado en el rencor ideológico. Un desamor fatal contra todo lo que lleve el signo de la Cruz y de la Espada.
Bastaría aceptar y comprender este oculto móvil para desechar, sin más, las falacias que se propagan nuevamente, aquí y allá. Pero un poder inmenso e interesado les ha dado difusión y cabida, y hoy se presentan como argumentos serios de corte académico. No hay nada de eso. Y a poco que se analizan los lugares comunes más repetidos contra la acción de España en América, quedan a la vista su inconsistencia y su debilidad. Veámoslo brevemente en las tres imputaciones infaltables enrostradas por las izquierdas.
El despojo de la tierra
Se dice en primer lugar, que España se apropió de las tierras indígenas en un acto típico de rapacidad imperialista.
Llama la atención que, contraviniendo las tesis leninistas, se haga surgir al Imperialismo a fines del siglo XV. Y sorprende asimismo el celo manifestado en la defensa de la propiedad privada individual. Pero el marxismo nos tiene acostumbrados a estas contradicciones y sobre todo, a su apelación a la conciencia cristiana para obtener solidaridades. Porque, en efecto, sin la apelación a la conciencia cristiana —que entiende la propiedad privada como un derecho inherente de las criaturas, y sólo ante el cual el presunto despojo sería reprobable— ¿a qué viene tanto afán privatista y posesionista? No hay respuesta.
La verdad es que antes de la llegada de los españoles, los indios concretos y singulares no eran dueños de ninguna tierra, sino empleados gratuitos y castigados de un Estado idolatrado y de unos caciques despóticos tenidos por divinidades supremas. Carentes de cualquier legislación que regulase sus derechos laborales, el abuso y la explotación eran la norma, y el saqueo y el despojo las prácticas habituales. Impuestos, cargas, retribuciones forzadas, exacciones virulentas y pesados tributos, fueron moneda corriente en las relaciones indígenas previas a la llegada de los españoles. El más fuerte sometía al más débil y lo atenazaba con escarmientos y represalias. Ni los más indigentes quedaban exceptuados, y solían llevar como estigmas de su triste condición, mutilaciones evidentes y distintivos oprobiosos. Una “justicia” claramente discriminatoria, distinguía entre pudientes y esclavos en desmedro de los últimos y no son éstos, datos entresacados de las crónicas hispanas, sino de las protestas del mismo Carlos Marx en sus estudios sobre “Formaciones Económicas Precapitalistas y Acumulación Originaria del Capital”. Y de comentaristas insospechados de hispanofilia como Eric Hobsbawn, Roberto Oliveros Maqueo o Pierre Chaunu.
La verdad es también, que los principales dueños de la tierra que encontraron los españoles —mayas, incas y aztecas— lo eran a expensas de otros dueños a quienes habían invadido y desplazado. Y que fue ésta la razón por la que una parte considerable de tribus aborígenes —carios, tlaxaltecas, cempoaltecas, zapotecas, otomíes, cañarís, huancas, etcétera— se aliaron naturalmente con los conquistadores, procurando su protección y el consecuente resarcimiento. Y la verdad, al fin, es que sólo a partir de la Conquista, los indios conocieron el sentido personal de la propiedad privada y la defensa jurídica de sus obligaciones y derechos.
Es España la que se plantea la cuestión de los justos títulos, con autoexigencias tan sólidas que ponen en tela de juicio la misma autoridad del Monarca y del Pontífice. Es España -con ese maestro admirable del Derecho de Gentes que se llamó Francisco de Vitoria— la que funda la posesión territorial en las más altos razones de bien común y de concordia social, la que insiste una y otra vez en la protección que se le debe a los nativos en tanto súbditos, la que garantiza y promueve un reparto equitativo de precios, la que atiende sobre abusos y querellas, la que no dudó en sancionar duramente a sus mismos funcionarios descarriados, y la que distinguió entre posesión como hecho y propiedad como derecho, porque sabía que era cosa muy distinta fundar una ciudad en el desierto y hacerla propia, que entrar a saco a un granero particular.
Por eso, sólo hubo repartimientos en tierras despobladas y encomiendas “en las heredades de los indios”. Porque pese a tantas fábulas indoctas, la encomienda fue la gran institución para la custodia de la propiedad y de los derechos de los nativos. Bien lo ha demostrado hace ya tiempo Silvio Zavala, en un estudio exhaustivo, que no encargó ninguna “internacional reaccionaria”, sino la Fundación Judía Guggenheim, con sede en Nueva York. Y bien queda probado en infinidad de documentos que sólo son desconocidos para los artífices de las leyendas negras.
Por la encomienda, el indio poseía tierras particulares y colectivas sin que pudieran arrebatárselas impunemente. Por la encomienda organizaba su propio gobierno local y regional, bajo un régimen de tributos que distinguía ingresos y condiciones, y que no llegaban al Rey —que renunciaba a ellos— sino a los Conquistadores. A quienes no les significó ningún enriquecimiento descontrolado y si en cambio, bastantes dolores de cabeza, como surgen de los testimonios de Antonio de Mendoza o de Cristóbal Alvarez de Carvajal y de innumerables jueces de audiencias.
Como bien ha notado el mismo Ramón Carande en “Carlos V y sus banqueros”, eran tan férrea la protección a los indios y tan grande la incertidumbre económica para los encomenderos, que América no fue una colonia de repoblación para que todos vinieran a enriquecerse fácilmente. Pues una empresa difícil y esforzada, con luces y sombras, con probos y pícaros, pero con un testimonio que hasta hoy no han podido tumbar las monsergas indigenistas: el de la gratitud de los naturales. Gratitud que quien tenga la honestidad de constatar y de seguir en sus expresiones artísticas, religiosas y culturales, no podrá dejar de reconocer objetivamente.
No es España la que despoja a los indios de sus tierras. Es España la que les inculca el derecho de propiedad, la que les restituye sus heredades asaltadas por los poderosos y sanguinarios estados tribales, la que los guarda bajo una justicia humana y divina, la que Ios pone en paridad de condiciones con sus propios hijos, e incluso en mejores condiciones que muchos campesinos y proletarios europeos Y esto también ha sido reconocido por historiógrafos no hispanistas.
Es España, en definitiva, la que rehabilita la potestad India a sus dominios, y si se estudia el cómo y el cuándo esta potestad se debilita y vulnera, no se encontrará detrás a la conquista ni a la evangelización ni al descubrimiento, sino a las administraciones liberales y masónicas que traicionaron el sentido misional de aquella gesta gloriosa. No se encontrará a los Reyes Católicos, ni a Carlos V, ni a Felipe II. Ni a los conquistadores, ni a los encomenderos, ni a los adelantados, ni a los frailes. Sino a los enmandilados borbones iluministas y a sus epígonos, que vienen desarraigando a América y reduciéndola a la colonia que no fue nunca en tiempos del Imperio Hispánico.
La sed de Oro
Se dice, en segundo lugar, que la llegada y la presencia hispánica no tuvo otro fin superior al fin económico; concretamente, al propósito de quedarse con Ios metales preciosos americanos. Y aquí el marxismo vuelve a brindarnos otra aporía. Porque sí nosotros plantamos la existencia de móviles superiores, somos acusados de angelistas, pero si ellos ven sólo ángeles caídos adoradores de Mammón se escandalizan con rubor de querubines. Si la economía determina a la historia y la lucha de clases y de intereses es su motor interno; si los hombres no son más que elaboraciones químicas transmutadas, puestos para el disfrute terreno, sin premios ni castigos ulteriores, ¿a qué viene esta nueva apelación a la filantropía y a la caridad entre naciones.
Únicamente la conciencia cristiana puede reprobar coherentemente —y reprueba— semejantes tropelías. Pero la queja no cabe en nombre del materialismo dialéctico. La admitimos con fuerza mirando el tiempo sub specie aeternitatis. Carece de sentido en el historicismo sub lumine oppresiones. Es reproche y protesta si sabemos al hombre “portador de valores eternos”, como decía José Antonio, u homo viator, como decían los Padres. Es fría e irreprochable lógica si no cesamos de concebirlo como homo aeconomicus.
Pero aclaremos un poco mejor las cosas.
Digamos ante todo que no hay razón para ocultar los propósitos económicos de la conquista española. No sólo porque existieron sino porque fueron lícitos. El fin de la ganancia en una empresa en la que se ha invertido y arriesgado y trabajado incansablemente, no está reñido con la moral cristiana ni con el orden natural de las operaciones. Lo malo es, justamente, cuando apartadas del sentido cristiano, las personas y las naciones anteponen las razones financieras a cualquier otra, las exacerban en desmedro de los bienes honestos y proceden con métodos viles para obtener riquezas materiales.
Pero éstas son, nada menos, las enseñanzas y las prevenciones continuas de la Iglesia Católica en España. Por eso se repudiaban y se amonestaban las prácticas agiotistas y usureras, el préstamo a interés, la “cría del dinero”, las ganancias malhabidas. Por eso, se instaba a compensaciones y reparaciones postreras —que tuvieron lugar en infinidad de casos—; y por eso, sobre todo, se discriminaban las actividades bursátiles y financieras como sospechosas de anticatolicismo.
No somos nosotros quienes lo notamos. Son los historiógrafos materialistas quienes han lanzado esta formidable y certera “acusación” ni España ni los países católicos fueron capaces de fomentar el capitalismo por sus prejuicios antiprotestantes y antirabínicos. La ética calvinista y judaica, en cambio, habría conducido como en tantas partes, a la prosperidad y al desarrollo, si Austrias y Ausburgos hubiesen dejado de lado sus hábitos medievales y ultramontanos. De lo que viene a resultar una nueva contradicción. España sería muy mala porque llamándose católica buscaba el oro y la plata. Pero sería después más mala por causa de su catolicismo que la inhabilitó para volverse próspera y la condujo a una decadencia irremisible.
Tal es, en síntesis, lo que vino a decirnos Hamilton —pese a sí mismo— hacia 1926, con su tesis sobre “Tesoro Americano y el florecimiento del Capitalismo”. Y después de él, corroborándolo o rectificándolo parcialmente, autores como Vilar, Simiand, Braudel, Nef, Hobsbawn, Mouesnier o el citado Carande. El oro y la plata salidos de América (nunca se dice que en pago a mercancías, productos y materiales que llegaban de la Península) no sirvieron para enriquecer a España, sino para integrar el circuito capitalista europeo, usufructuado principalmente por Gran Bretaña.
Los fabricantes de leyendas negras, que vuelven y revuelven constantemente sobre la sed de oro como fin determinante de la Conquista, deberían explicar, también, por qué España llega, permanece y se instala no solo en zonas de explotación minera, sino en territorios inhóspitos y agrestes. Porque no se abandonó rápidamente la empresa si recién en la segunda mitad del siglo XVI se descubren las minas más ricas, como las de Potosí, Zacatecas o Guanajuato. Por qué la condición de los indígenas americanos era notablemente superior a la del proletariado europeo esclavizado por el capitalismo, como lo han reconocido observadores nada hispanistas como Humboldt o Dobb, o Chaunu, o el mercader inglés Nehry Hawks, condenado al destierro por la Inquisición en 1751 y reacio por cierto a las loas españolistas. Por qué pudo decir Bravo Duarte que toda América fue beneficiada por la Minería, y no así la Corona Española. Por qué, en síntesis —y no vemos argumento de mayor sentido común y por ende de mayor robustez metafísica—, si sólo contaba el oro, no es únicamente un mercado negrero o una enorme plaza financiera lo que ha quedado como testimonio de la acción de España en América, sino un conglomerado de naciones ricas en Fe y en Espíritu.
El efecto contiene y muestra la causa: éste es el argumento decisivo. Por eso, no escribimos estas líneas desde una Cartago sudamericana amparada en Moloch y Baal, sino desde la Ciudad nombrada de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires, por las voces egregias de sus héroes fundadores.
El genocidio indígena
Se dice, finalmente, en consonancia con lo anterior, que la Conquista —caracterizada por el saqueo y el robo— produjo un genocidio aborigen, condenable en nombre de las sempiternas leyes de la humanidad que rigen los destinos de las naciones civilizadas.
Pero tales leyes, al parecer, no cuentan en dos casos a la hora de evaluar los crímenes masivos cometidos por los indios dominantes sobre los dominados, antes de la llegada de los españoles; ni a la hora de evaluar las purgas stalinistas o las iniciativas malthussianas de las potencias liberales. De ambos casos, el primero es realmente curioso. Porque es tan inocultable la evidencia, que los mismos autores indigenistas no pueden callarla. Sólo en un día del año 1487 se sacrificaron 2.000 jóvenes inaugurando el gran templo azteca del que da cuenta el códice indio Telleriano-Remensis. 250.000 víctimas anuales es el número que trae para el siglo XV Jan Gehorsam en su artículo “Hambre divina de los aztecas”. Veinte mil, en sólo dos años de construcción de la gran pirámide de Huitzilopochtli, apunta Von Hagen, incontables los tragados por las llamadas guerras floridas y el canibalismo, según cuenta Halcro Ferguson, y hasta el mismísimo Jacques Soustelle reconoce que la hecatombe demográfica era tal que si no hubiesen llegado los españoles el holocausto hubiese sido inevitable.
Pero, ¿qué dicen estos constatadores inevitables de estadísticas mortuorias prehispánicas? Algo muy sencillo: se trataba de espíritus trascendentes que cumplían así con sus liturgias y ritos arcaicos. Son sacrificios de “una belleza bárbara” nos consolará Vaillant. “No debemos tratar de explicar esta actitud en términos morales”, nos tranquiliza Von Hagen y el teólogo Enrique Dussel hará su lectura liberacionista y cósmica para que todos nos aggiornemos. Está claro: si matan los españoles son verdugos insaciables cebados en las Cruzadas y en la lucha contra el moro, si matan los indios, son dulces y sencillas ovejas lascasianas que expresaban la belleza bárbara de sus ritos telúricos. Si mata España es genocidio; si matan los indios se llama “amenaza de desequilibrio demográfico”.
La verdad es que España no planeó ni ejecutó ningún plan genocida; el derrumbe de la población indígena —y que nadie niega— no está ligado a los enfrentamientos bélicos con los conquistadores, sino a una variedad de causas, entre las que sobresale la del contagio microbiano. La verdad es que la acusación homicida como causal de despoblación, no resiste las investigaciones serias de autores como Nicolás Sánchez Albornoz, José Luís Moreno, Angel Rosemblat o Rolando Mellafé, que no pertenecen precisamente a escuelas hispanófilas.
La verdad es que “los indios de América”, dice Pierre Chaunu, “no sucumbieron bajo los golpes de las espadas de acero de Toledo, sino bajo el choque microbiano y viral”, la verdad —¡cuántas veces habrá que reiterarlo en estos tiempos!— es que se manejan cifras con una ligereza frívola, sin los análisis cualitativos básicos, ni los recaudos elementales de las disciplinas estadísticas ligadas a la historia.
La verdad incluso —para decirlo todo— es que hasta las mitas, los repartimientos y las encomiendas, lejos de ser causa de despoblación, son antídotos que se aplican para evitarla. Porque aquí no estamos negando que la demografía indígena padeció circunstancialmente una baja. Estamos negando, sí, y enfáticamente, que tal merma haya sido producida por un plan genocida.
Es más si se compara con la América anglosajona, donde los pocos indios que quedan no proceden de las zonas por ellos colonizados -¿dónde están los indios de Nueva Inglaterra?- sino los habitantes de los territorios comprados a España o usurpados a Méjico. Ni despojo de territorios, ni sed de oro, ni matanzas en masa. Un encuentro providencial de dos mundos, aunque no con simetría axiológica. Encuentro en el que, al margen de todos los aspectos traumáticos que gusten recalcarse, uno de esos mundos, el Viejo, gloriosamente encarnado por la Hispanidad, tuvo el enorme mérito de traerle al otro nociones que no conocía sobre la dignidad de la criatura hecha a imagen y semejanza del Creador. Esas nociones, patrimonio de la Cristiandad difundidas por sabios eminentes, no fueron letra muerta ni objeto de violación constante. Fueron el verdadero programa de vida, el genuino plan salvífico por el que la Hispanidad luchó en tres siglos largos de descubrimiento, evangelización y civilización abnegados.
..

Y si la espada, como quería Peguy, tuvo que ser muchas veces la que midió con sangre el espacio sobre el cual el arado pudiese después abrir el surco; y si la guerra justa tuvo que ser el preludio del canto de la paz, y el paso implacable de los guerreros de Cristo el doloroso medio necesario para esparcir el Agua del Bautismo, no se hacia otra cosa más que ratificar lo que anunciaba el apóstol: sin efusión de sangre no hay redención ninguna.
La Hispanidad de Isabel y de Fernando, la del yugo y las flechas prefiguradas desde entonces para ser emblema de Cruzada, no llegó a estas tierras con el morbo del crimen y el sadismo del atropello. No se llegó para hacer víctimas, sino para ofrecernos, en medio de las peores idolatrías, a la Víctima Inmolada, que desde el trono de la Cruz reina sobre los pueblos de este lado y del otro del océano temible.
Antonio Caponnetto
http://desdemicampanario.es/2015/07/11/francisco-debe-pedir-perdon/

CLÁUSUL

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17592
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Jul 12 2015, 15:53

PACO, QUÉ MALOS HAN SIDO LOS ESPAÑOLES

12 julio, 2015  

El Papa opina que los españoles fueron malos de narices en su tránsito por América. Parece ser que los indios del chaco, que todavía hoy siguen acogíendote con especial generosidad si vas vestido de marrón, por asociarte a aquellos frailes españoles que históricamente los defendieron, padecen de esquizofrenia.
Eran tan malos que la sustantiva Ley de Indias, española, que los nombraba hijos de Dios y escribía la inviolabilidad de su vida, siendo los abusos severamente castigados, era una ley seguramente hija de un escritor abisinio o de un letrado angoleño… La pérfida albión castigaba al que no abusaba… Más finos estos british. Y sí, está fatal que España primero construyera iglesias y escuelas… para un Papa debe estar fatal.
Eran tan malos que los negros recibían la libertad al pasarse de las colonias americanas de los inglesitos si se convertían al catolicismo. El fuerte de San Agustín, ciudad más antigua de Norteamerica, todavía enarbola la bandera con la Cruz de San Andrés recordando que fue el primer lugar de la liberación frente a la esclavitud. Malos de cojones estos españoles.
Tan malos eran los españoles, que engendraron aquel masón que tuvo que enfrentarse y perder con Bobes en varias luchas porque este mariscal asturiano, se acompañaba de los indigenas que defendían a España por creerla madre y por considerar lo que luego pasó: qué los criollos eran malos hijos de la madre patria.
Valga como ejemplo la famosa curiosidad de que San Martín, al que adorará este despistao, libertador de la Argentina, según acabó tal lucha se dedicó a pelarse (con las primeras ametralladoras) indígenas. Los Mapuches, los que quedan, todavía te lo cuentan.
Tan malos eran los españoles, que la Compañía de Jesús, que no era otra cosa que la viril contrareforma a “la española”, devino pasado el tiempo en menos viril y más políticamente correcta, a un tiempo que desnuda de alzacuellos y autodenominadose “de base”, engendró antipáticos curillas con ego superlativo. Léase “Biografía de Arzallus y sus anécdotas sexuales en Alemania”.
Y ahora Papas que odian la cristianización de America. Es importante para los suprapoderes a los que rinde pleitesía su santidad y para los cuales ya ha pedido el gobierno mundial, que la hispanidad no se convierta en otro polo de emergencia. Hay que dividirla y en eso están.
El Papa opina y orina con frecuencia. Hay cosas que gustan más y cosas que gustan menos. Pero el Papa es sobre todo, acomodaticio. Tirando a cobardón, pues suele dar pábulo a cuanto se siente como políticamente correcto en el lugar donde apoya sus pinreles.
Este papa ha demostrado ya, no ser revolucionario sino seguidista. Ha demostrado cumplidamente parecer más que esclavo de esa orden que fundó un jesuita hace muuuchos años, un tal Wiesphaut. No sé si lo conocen. Gran tipo… si me aceptan la ironía.
La degeneración de lo mejor da lo peor, dice el dicho castellano. Y la compañía, otrora frecuente en santos, ha sido tentada hasta el paroxismo. Y la peor tentación es la memez.
No estaba yo muy en sintonía con algún papa Borgia. Con Paco, me parece que tampoco.
Al-Muzaarabi
 


 
El Papa pide ‘perdón’ por ‘los crímenes de la Iglesia durante la conquista de América’

  • “Se han cometido graves pecados contra los pueblos originarios en nombre de Dios”



http://www.elmundo.es/internacional/2015/07/10/559f0e1ee2704eaa3d8b459c.html

http://elcadenazo.com/?p=5536

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por URSINO el Dom Jul 12 2015, 19:26

Si decidiera venir a España Sinagoglio, debería hacerse lo posible para que no pisara tierra por persona non grata. Putin lo haría. Lástima de políticos castrados españoles. Piensan igual que  él desde el PP  a Podemos acerca de la leyenda negra, y se abrirán de piernas en cuanto anuncie su viaje.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17592
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Jul 12 2015, 19:30

@URSINO escribió:Si decidiera venir a España Sinagoglio, debería hacerse lo posible para que no pisara tierra por persona non grata. Putin lo haría. Lástima de políticos castrados españoles. Piensan igual que  él desde el PP  a Podemos acerca de la leyenda negra, y se abrirán de piernas en cuanto anuncie su viaje.
Lo peor de todo es que mas de la mitad de los españoles también dan por verdadera la leyenda negra antiespañola

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por URSINO el Dom Jul 12 2015, 20:30

@HIMNOSHISTORICOS escribió:
@URSINO escribió:Si decidiera venir a España Sinagoglio, debería hacerse lo posible para que no pisara tierra por persona non grata. Putin lo haría. Lástima de políticos castrados españoles. Piensan igual que  él desde el PP  a Podemos acerca de la leyenda negra, y se abrirán de piernas en cuanto anuncie su viaje.
Lo peor de todo es que mas de la mitad de los españoles también dan por verdadera la leyenda negra antiespañola
Si, tenemos una nación superpoblada de borregos y patanes roñosos e incultos, tal como el indio Morales. Por eso es preferible que siga bajando la tasa de natalidad, antes de aumentar el número de indeseables. ´Solo se necesita un reducido grupo para mantener lejos a impresentables como al cura Paco el de las milongas, y demás enemigos de España.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17592
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Debe pedir perdón por pedir perdón

Mensaje por Espinosa2 el Dom Jul 12 2015, 21:21

¿Qué filosofía de la historia maneja Su Santidad para pedir perdón por la historia de la conquista? ¿Cómo Su Santidad se apunta a las tesis indegenistas y, sobre todo, a la leyenda negra? La leyenda negra es una mentira mil veces repetida y por ello convertida en verdad para los enemigos de España y de la verdad, Cuando se la beatifica con el beneplácito del Papa se covierte en dogma.
La monarquía hispana se sustenta en la idea metapolítica de Imperio cristiano; se trató no de ir "por el imperio hacia Dios", sino al Impero por Dios. Me remito a la tesis de Gustavo Bueno: "España frente a Europa"; pueden leer el siguiente enlace:

http://laleyendanegra.blogspot.com.ar/

Espinosa2
0-Recluta
0-Recluta

Advertencias : 100%
Mensajes : 1
Puntos patrióticos : 519
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 12/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por URSINO el Dom Jul 12 2015, 21:34

@Espinosa2 escribió:¿Qué filosofía de la historia maneja Su Santidad para pedir perdón por la historia de la conquista? ¿Cómo Su Santidad se apunta a las tesis indegenistas y, sobre todo, a la leyenda negra? La leyenda negra es una mentira mil veces repetida y por ello convertida en verdad para los enemigos de España y de la verdad, Cuando se la beatifica con el beneplácito del Papa se covierte en dogma.
La monarquía hispana se sustenta en la idea metapolítica de Imperio cristiano; se trató no de ir "por el imperio hacia Dios", sino al Impero por Dios. Me remito a la tesis de Gustavo Bueno: "España frente a Europa"; pueden leer el siguiente enlace:

http://laleyendanegra.blogspot.com.ar/
Exacto. Nadie tan poco sospechoso de integrismo como Bueno en estos argumentos suyos sobre la materia. Se ha pasado de la Leyenda Negra, a la Leyenda Indígena, fomentada desde el fanatismo protestante y el sionismo maridado de masonería. 

Pero creo que Bergoglio, como cualquier Papa conciliar más, no se detiene en estos detalles históricos, y va más por la senda de la new age multicolor,(arcoiris), y los chapuzones de masas convocadas por los respectivos gobernantes de los países que visita, en su afán, de convertir, como cualquier papa conciliar, a la Iglesia Católica, en en una filial de la estrella de seis puntas y de la escuadra y el compás.

Para eso le pagan los chacales que un mal día lo sentaron en la defenestrada e hipotecada silla de Pedro.

URSINO
35-Sargento 1º
35-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2273
Puntos patrióticos : 17592
Reputación : 6653
Fecha de inscripción : 14/06/2014
Localización : JAÉN-ESPAÑA

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por Imperiipropagator el Dom Jul 12 2015, 21:50

@Espinosa2 escribió:¿Qué filosofía de la historia maneja Su Santidad para pedir perdón por la historia de la conquista? ¿Cómo Su Santidad se apunta a las tesis indegenistas y, sobre todo, a la leyenda negra? La leyenda negra es una mentira mil veces repetida y por ello convertida en verdad para los enemigos de España y de la verdad, Cuando se la beatifica con el beneplácito del Papa se covierte en dogma.
La monarquía hispana se sustenta en la idea metapolítica de Imperio cristiano; se trató no de ir "por el imperio hacia Dios", sino al Impero por Dios. Me remito a la tesis de Gustavo Bueno: "España frente a Europa"; pueden leer el siguiente enlace:

http://laleyendanegra.blogspot.com.ar/

Totalmente de acuerdo con su opinión, y con la información del enlace que aporta.


No obstante, es, en, ese período donde llega su culminación la obra magistral y diabólica --- propia de sectas --- de la famosísima ¨Leyenda Negra ¨, pero mucho antes, España ya era envidiada por algunos reinos cristianos ( y su libro de Las Maravillas ) y su forma de entender la religiosidad con sus Mundi Imperators.

Twisted Evil

Desde que Colón fue secuestrado..al regreso de su descubrimiento..
Desde que dijeran de pestes y enfermedades de los españoles por la falta de higiene --- y que no llegarían a saber hasta siglos después de donde procedía el jabón de Castilla ; mientras en esos mismos reinos críticos, al Imperio Español, la higiene era algo festivo --- ó por ejemplo la orden real de S. M. I. Ysabel La Católica de prohibir el sexo en la Iglesia ; con lo que ello implicaba en fiestas y celebraciones del propio pontífice y cardenales en Roma...



What a Face

Imperiipropagator
12-Cabo
12-Cabo

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 488
Puntos patrióticos : 3129
Reputación : 577
Fecha de inscripción : 27/06/2015
Localización : Sevilla

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por vandalo el Dom Jul 12 2015, 23:04

Yo no creo que el desagravio a España en la famosa y falsa "Leyenda Negra" se deba a una conspiración judeo-masónica-marxista, aunque estas logias la aprovecharan a posteriori en su beneficio. La "Leyenda Negra" fue, sobre todo, un invento anglosajón-protestante que obedecía a una campaña propagandística en contra del país que causaba envidias por doquier a la par de admiración: «No cabe duda de que los españoles aspiran al dominio universal, y que los únicos obstáculos que han encontrado hasta ahora son la distancia entre sus dominios y la escasez de gente», afirmó el cardenal Richelieu -reconocido antiespañolista- a su Rey Luis XIII de Francia cuando precisamente el Imperio español empezaba a mostrar síntomas de agotamiento. Lo mismo que pensaron pérfidos y protestantes (holandeses sobre todo) como llegó a afirmar el comandante Holak tras su derrota en Empel: «Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro», e incluso italianos que llegaron a creer ciegamente que «Dios s’era fatto Spagnolo» (Dios estaba de parte de los españoles) porque no había cojones de echarnos de la "bota itálica".  Fueron años gloriosos para los españoles, donde sus Tercios sembraron el terror en media Europa y parte África durante casi dos siglos con una superioridad insultante. Por contra fueron más de dos siglos de oprobio para franceses, holandeses, ingleses, italianos, portugueses, turcos y demás fauna envidiosa. La "Leyenda Negra" nació en Inglaterra, se extendió por Holanda (no digo Bélgica, que era cristiana y pro-españolista), la Alemania protestante, Suecia, Dinamarca... y caló en Francia, Italia y Portugal, países estos católicos pero tan envidiosos y ofendidos como los otros. Que ahora llegue Paquito "El Progre" tiene poco que ver con una conspiración judeo-masónica-marxista y sí mucho por la ineptitud y vagancia de nuestros historiadores, escritores e investigadores que dejaron "correr" semejante infamia sobre nuestro país. Esa inoperancia nace en el momento en que dejaron que nuestros enemigos escribieran nuestra historia, que con  el paso de los años encontró caldo de cultivo en el rojerío, quedó como santo y seña entre el español inculto y sirvió de argumento a los mal llamados "nazi-onalismos periféricos" para ponerse también ellos como "victimas" de la voracidad españolista. Porque no es culpa del "rojerío" ni de las hordas marxistas que los españoles de a pie apenas sepan nada de personajes de la talla de Juan del Águila, Diego García Paredes, Carlos Amézquida, Fernando Sánchez de Tovar, D. Alvaro de Bazán, Blas de Lezo y tantos otros, que ignoren acontecimientos como la Contra-Armada inglesa, la "Guerra de la oreja de Jenkins" o la batalla de Carcasona (S. VI dC) en tiempos de Recadero, donde 300 godos al mando de un hispano romano llamado Claudio le dió las del pulpo a 60.000 francos, o de la Rochelle (1372)... O que aún sigamos creyendo en la gran derrota de la "Grande y Felicísima" (no "Armada Invencible") frente a los pérfidos, o que de Rocroi supuso la decadencia de los Tercios o la de las Dunas contra los holandeses fue la puntilla a la Armada española, todos estos acontecimientos (y algunos más) no fueron más que propaganda del enemigo deseosos de apuntarse una gran victoria donde, a lo sumo, hubo una victoria pírrica groseramente insignificante, que aún hoy día los españoles creamos que Castilla viene de "castillos"... no, no es culpa del rojerío y sus hordas. Es culpa de nuestros historiadores, investigadores y escritores que no supieron vender nuestra gloriosa historia. Que luego llegaran las hordas marxistas y similares y "aprovecharan" el vacío histórico para sus aviesas intenciones, eso es otra cosa.

vandalo
20-Cabo 1º
20-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *7*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 897
Puntos patrióticos : 47129
Reputación : 5148
Fecha de inscripción : 05/04/2014
Edad : 54
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Jul 13 2015, 01:49


HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Jul 13 2015, 02:00

La malísima España y los buenísimos indios




Las desafortunadísimas palabras del Papa sobre la obra de España en América, que ha hecho de aquel continente el que tiene más católicos del mundo, aunque a este paso van a conseguir la apostasía del mismo, han levantado no pocas indignaciones. No quiero recoger algún artículo de ahora, escrito con la boca y el corazón calientes, sino uno que tiene más de veinte años, escrito también por un argentino. Y también con apellido italiano. No todos son iguales. Afortunadamente.
Creo que no necesito decir que me siento mucho más identificado con el artículo que con las palabras de Francisco. De las que hasta es posible que un Papa posterior pida perdón. Que esto de los perdones se ha puesto de moda. Y por supuesto que en la colonización y evangelización de América hubo hechos lamentables. Como también en los pontificados. Incluso en el de Francisco.

Tres lugares comunes de las leyendas negras

Por Antonio Caponnetto
Introducción
La conmemoración del Quinto Centenario ha vuelto a reavivar, como era previsible, el empecinado odio anticatólico y antihispanista de vieja y conocida data. Y tanto odio alimenta la injuria, ciega a la justicia y obnubila el orden de la razón, según bien lo explicara Santo Tomás en olvidada enseñanza. De resultas, la verdad queda adulterada y oculta, y se expanden con fuerza el resentimiento y la mentira. No es sólo, pues, una insuficiencia histórica o científica la que explica la cantidad de imposturas lanzadas al ruedo. Es un odium fidei alimentado en el rencor ideológico. Un desamor fatal contra todo lo que lleve el signo de la Cruz y de la Espada.
Bastaría aceptar y comprender este oculto móvil para desechar, sin más, las falacias que se propagan nuevamente, aquí y allá. Pero un poder inmenso e interesado les ha dado difusión y cabida, y hoy se presentan como argumentos serios de corte académico. No hay nada de eso. Y a poco que se analizan los lugares comunes más repetidos contra la acción de España en América, quedan a la vista su inconsistencia y su debilidad. Veámoslo brevemente en las tres imputaciones infaltables enrostradas por las izquierdas.
El despojo de la tierra
Se dice en primer lugar, que España se apropió de las tierras indígenas en un acto típico de rapacidad imperialista.
Llama la atención que, contraviniendo las tesis leninistas, se haga surgir al Imperialismo a fines del siglo XV. Y sorprende asimismo el celo manifestado en la defensa de la propiedad privada individual. Pero el marxismo nos tiene acostumbrados a estas contradicciones y sobre todo, a su apelación a la conciencia cristiana para obtener solidaridades. Porque, en efecto, sin la apelación a la conciencia cristiana —que entiende la propiedad privada como un derecho inherente de las criaturas, y sólo ante el cual el presunto despojo sería reprobable— ¿a qué viene tanto afán privatista y posesionista? No hay respuesta.
La verdad es que antes de la llegada de los españoles, los indios concretos y singulares no eran dueños de ninguna tierra, sino empleados gratuitos y castigados de un Estado idolatrado y de unos caciques despóticos tenidos por divinidades supremas. Carentes de cualquier legislación que regulase sus derechos laborales, el abuso y la explotación eran la norma, y el saqueo y el despojo las prácticas habituales. Impuestos, cargas, retribuciones forzadas, exacciones virulentas y pesados tributos, fueron moneda corriente en las relaciones indígenas previas a la llegada de los españoles. El más fuerte sometía al más débil y lo atenazaba con escarmientos y represalias. Ni los más indigentes quedaban exceptuados, y solían llevar como estigmas de su triste condición, mutilaciones evidentes y distintivos oprobiosos. Una “justicia” claramente discriminatoria, distinguía entre pudientes y esclavos en desmedro de los últimos y no son éstos, datos entresacados de las crónicas hispanas, sino de las protestas del mismo Carlos Marx en sus estudios sobre “Formaciones Económicas Precapitalistas y Acumulación Originaria del Capital”. Y de comentaristas insospechados de hispanofilia como Eric Hobsbawn, Roberto Oliveros Maqueo o Pierre Chaunu.
La verdad es también, que los principales dueños de la tierra que encontraron los españoles —mayas, incas y aztecas— lo eran a expensas de otros dueños a quienes habían invadido y desplazado. Y que fue ésta la razón por la que una parte considerable de tribus aborígenes —carios, tlaxaltecas, cempoaltecas, zapotecas, otomíes, cañarís, huancas, etcétera— se aliaron naturalmente con los conquistadores, procurando su protección y el consecuente resarcimiento. Y la verdad, al fin, es que sólo a partir de la Conquista, los indios conocieron el sentido personal de la propiedad privada y la defensa jurídica de sus obligaciones y derechos.
Es España la que se plantea la cuestión de los justos títulos, con autoexigencias tan sólidas que ponen en tela de juicio la misma autoridad del Monarca y del Pontífice. Es España -con ese maestro admirable del Derecho de Gentes que se llamó Francisco de Vitoria— la que funda la posesión territorial en las más altos razones de bien común y de concordia social, la que insiste una y otra vez en la protección que se le debe a los nativos en tanto súbditos, la que garantiza y promueve un reparto equitativo de precios, la que atiende sobre abusos y querellas, la que no dudó en sancionar duramente a sus mismos funcionarios descarriados, y la que distinguió entre posesión como hecho y propiedad como derecho, porque sabía que era cosa muy distinta fundar una ciudad en el desierto y hacerla propia, que entrar a saco a un granero particular.
Por eso, sólo hubo repartimientos en tierras despobladas y encomiendas “en las heredades de los indios”. Porque pese a tantas fábulas indoctas, la encomienda fue la gran institución para la custodia de la propiedad y de los derechos de los nativos. Bien lo ha demostrado hace ya tiempo Silvio Zavala, en un estudio exhaustivo, que no encargó ninguna “internacional reaccionaria”, sino la Fundación Judía Guggenheim, con sede en Nueva York. Y bien queda probado en infinidad de documentos que sólo son desconocidos para los artífices de las leyendas negras.
Por la encomienda, el indio poseía tierras particulares y colectivas sin que pudieran arrebatárselas impunemente. Por la encomienda organizaba su propio gobierno local y regional, bajo un régimen de tributos que distinguía ingresos y condiciones, y que no llegaban al Rey —que renunciaba a ellos— sino a los Conquistadores. A quienes no les significó ningún enriquecimiento descontrolado y si en cambio, bastantes dolores de cabeza, como surgen de los testimonios de Antonio de Mendoza o de Cristóbal Alvarez de Carvajal y de innumerables jueces de audiencias.
Como bien ha notado el mismo Ramón Carande en “Carlos V y sus banqueros”, eran tan férrea la protección a los indios y tan grande la incertidumbre económica para los encomenderos, que América no fue una colonia de repoblación para que todos vinieran a enriquecerse fácilmente. Pues una empresa difícil y esforzada, con luces y sombras, con probos y pícaros, pero con un testimonio que hasta hoy no han podido tumbar las monsergas indigenistas: el de la gratitud de los naturales. Gratitud que quien tenga la honestidad de constatar y de seguir en sus expresiones artísticas, religiosas y culturales, no podrá dejar de reconocer objetivamente.
No es España la que despoja a los indios de sus tierras. Es España la que les inculca el derecho de propiedad, la que les restituye sus heredades asaltadas por los poderosos y sanguinarios estados tribales, la que los guarda bajo una justicia humana y divina, la que Ios pone en paridad de condiciones con sus propios hijos, e incluso en mejores condiciones que muchos campesinos y proletarios europeos Y esto también ha sido reconocido por historiógrafos no hispanistas.
Es España, en definitiva, la que rehabilita la potestad India a sus dominios, y si se estudia el cómo y el cuándo esta potestad se debilita y vulnera, no se encontrará detrás a la conquista ni a la evangelización ni al descubrimiento, sino a las administraciones liberales y masónicas que traicionaron el sentido misional de aquella gesta gloriosa. No se encontrará a los Reyes Católicos, ni a Carlos V, ni a Felipe II. Ni a los conquistadores, ni a los encomenderos, ni a los adelantados, ni a los frailes. Sino a los enmandilados borbones iluministas y a sus epígonos, que vienen desarraigando a América y reduciéndola a la colonia que no fue nunca en tiempos del Imperio Hispánico.
La sed de Oro
Se dice, en segundo lugar, que la llegada y la presencia hispánica no tuvo otro fin superior al fin económico; concretamente, al propósito de quedarse con Ios metales preciosos americanos. Y aquí el marxismo vuelve a brindarnos otra aporía. Porque sí nosotros plantamos la existencia de móviles superiores, somos acusados de angelistas, pero si ellos ven sólo ángeles caídos adoradores de Mammon se escandalizan con rubor de querubines. Si la economía determina a la historia y la lucha de clases y de intereses es su motor interno; si los hombres no son más que elaboraciones químicas transmutadas, puestos para el disfrute terreno, sin premios ni castigos ulteriores, ¿a qué viene esta nueva apelación a la filantropía y a la caridad entre naciones.
Únicamente la conciencia cristiana puede reprobar coherentemente -y reprueba- semejantes tropelías. Pero la queja no cabe en nombre del materialismo dialéctico. La admitimos con fuerza mirando el tiempo sub specie aeternitatis. Carece de sentido en el historicismo sub lumine oppresiones. Es reproche y protesta si sabemos al hombre “portador de valores eternos”, como decía José Antonio, u homo viator, como decían los Padres. Es fría e irreprochable lógica si no cesamos de concebirlo como homo aeconomicus.
Pero aclaremos un poco mejor las cosas.
Digamos ante todo que no hay razón para ocultar los propósitos económicos de la conquista española. No sólo porque existieron sino porque fueron lícitos. El fin de la ganancia en una empresa en la que se ha invertido y arriesgado y trabajado incansablemente, no está reñido con la moral cristiana ni con el orden natural de las operaciones. Lo malo es, justamente, cuando apartadas del sentido cristiano, las personas y las naciones anteponen las razones financieras a cualquier otra, las exacerban en desmedro de los bienes honestos y proceden con métodos viles para obtener riquezas materiales.
Pero éstas son, nada menos, las enseñanzas y las prevenciones continuas de la Iglesia Católica en España. Por eso se repudiaban y se amonestaban las prácticas agiotistas y usureras, el préstamo a interés, la “cría del dinero”, las ganancias malhabidas. Por eso, se instaba a compensaciones y reparaciones postreras —que tuvieron lugar en infinidad de casos—; y por eso, sobre todo, se discriminaban las actividades bursátiles y financieras como sospechosas de anticatolicismo.
No somos nosotros quienes lo notamos. Son los historiógrafos materialistas quienes han lanzado esta formidable y certera “acusación” ni España ni los países católicos fueron capaces de fomentar el capitalismo por sus prejuicios antiprotestantes y antirabínicos. La ética calvinista y judaica, en cambio, habría conducido como en tantas partes, a la prosperidad y al desarrollo, si Austrias y Ausburgos hubiesen dejado de lado sus hábitos medievales y ultramontanos. De lo que viene a resultar una nueva contradicción. España sería muy mala porque llamándose católica buscaba el oro y la plata. Pero seria después más mala por causa de su catolicismo que la inhabilitó para volverse próspera y la condujo a una decadencia irremisible.
Tal es, en síntesis, lo que vino a decirnos Hamilton —pese a sí mismo hacia 1926, con su tesis sobre “Tesoro Americano y el florecimiento del Capitalismo”. Y después de él, corroborándolo o rectificándolo parcialmente, autores como Vilar, Simiand, Braudel, Nef, Hobsbawn, Mouesnier o el citado Carande. El oro y la plata salidos de América (nunca se dice que en pago a mercancías, productos y materiales que llegaban de la Península) no sirvieron para enriquecer a España, sino para integrar el circuito capitalista europeo, usufructuado principalmente por Gran Bretaña.
Los fabricantes de leyendas negras, que vuelven y revuelven constantemente sobre la sed de oro como fin determinante de la Conquista, deberían explicar, también, por qué España llega, permanece y se instala no solo en zonas de explotación minera, sino en territorios inhóspitos y agrestes. Porque no se abandonó rápidamente la empresa si recién en la segunda mitad del siglo XVI se descubren las minas más ricas, como las de Potosí, Zacatecas o Guanajuato. Por qué la condición de los indígenas americanos era notablemente superior a la del proletariado europeo esclavizado por el capitalismo, como lo han reconocido observadores nada hispanistas como Humboldt o Dobb, o Chaunu, o el mercader inglés Nehry Hawks, condenado al destierro por la Inquisición en 1751 y reacio por cierto a las loas españolistas. Por qué pudo decir Bravo Duarte que toda América fue beneficiada por la Minería, y no así la Corona Española. Por qué, en síntesis —y no vemos argumento de mayor sentido común y por ende de mayor robustez metafísica—, si sólo contaba el oro, no es únicamente un mercado negrero o una enorme plaza financiera lo que ha quedado como testimonio de la acción de España en América, sino un conglomerado de naciones ricas en Fe y en Espíritu.
El efecto contiene y muestra la causa: éste es el argumento decisivo. Por eso, no escribimos estas líneas desde una Cartago sudamericana amparada en Moloch y Baal, sino desde la Ciudad nombrada de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires, por las voces egregias de sus héroes fundadores.
El genocidio indígena
Se dice, finalmente, en consonancia con lo anterior, que la Conquista —caracterizada por el saqueo y el robo— produjo un genocidio aborigen, condenable en nombre de las sempiternas leyes de la humanidad que rigen los destinos de las naciones civilizadas.
Pero tales leyes, al parecer, no cuentan en dos casos a la hora de evaluar los crímenes masivos cometidos por los indios dominantes sobre los dominados, antes de la llegada de los españoles; ni a la hora de evaluar las purgas stalinistas o las iniciativas malthussianas de las potencias liberales. De ambos casos, el primero es realmente curioso. Porque es tan inocultable la evidencia, que los mismos autores indigenistas no pueden callarla. Sólo en un día del año 1487 se sacrificaron 2.000 jóvenes inaugurando el gran templo azteca del que da cuenta el códice indio Telleriano-Remensis. 250.000 víctimas anuales es el número que trae para el siglo XV Jan Gehorsam en su artículo “Hambre divina de los aztecas”. Veinte mil, en sólo dos años de construcción de la gran pirámide de Huitzilopochtli, apunta Von Hagen, incontables los tragados por las llamadas guerras floridas y el canibalismo, según cuenta Halcro Ferguson, y hasta el mismísimo Jacques Soustelle reconoce que la hecatombe demográfica era tal que si no hubiesen llegado los españoles el holocausto hubiese sido inevitable.
Pero, ¿qué dicen estos constatadores inevitables de estadísticas mortuorias prehispánicas? Algo muy sencillo: se trataba de espíritus trascendentes que cumplían así con sus liturgias y ritos arcaicos. Son sacrificios de “una belleza bárbara” nos consolará Vaillant. “No debemos tratar de explicar esta actitud en términos morales”, nos tranquiliza Von Hagen y el teólogo Enrique Dussel hará su lectura liberacionista y cósmica para que todos nos aggiornemos. Está claro: si matan los españoles son verdugos insaciables cebados en las Cruzadas y en la lucha contra el moro, si matan los indios, son dulces y sencillas ovejas lascasianas que expresaban la belleza bárbara de sus ritos telúricos. Si mata España es genocidio; si matan los indios se llama “amenaza de desequilibrio demográfico”.
La verdad es que España no planeó ni ejecutó ningún plan genocida; el derrumbe de la población indígena —y que nadie niega— no está ligado a los enfrentamientos bélicos con los conquistadores, sino a una variedad de causas, entre las que sobresale la del contagio microbiano. La verdad es que la acusación homicida como causal de despoblación, no resiste las investigaciones serias de autores como Nicolás Sánchez Albornoz, José Luís Moreno, Angel Rosemblat o Rolando Mellafé, que no pertenecen precisamente a escuelas hispanófilas.
La verdad es que “los indios de América”, dice Pierre Chaunu, “no sucumbieron bajo los golpes de las espadas de acero de Toledo, sino bajo el choque microbiano y viral”, la verdad —¡cuántas veces habrá que reiterarlo en estos tiempos!— es que se manejan cifras con una ligereza frívola, sin los análisis cualitativos básicos, ni los recaudos elementales de las disciplinas estadísticas ligadas a la historia.
La verdad incluso —para decirlo todo— es que hasta las mitas, los repartimientos y las encomiendas, lejos de ser causa de despoblación, son antídotos que se aplican para evitarla. Porque aquí no estamos negando que la demografía indígena padeció circunstancialmente una baja. Estamos negando, sí, y enfáticamente, que tal merma haya sido producida por un plan genocida.
Es más si se compara con la América anglosajona, donde los pocos indios que quedan no proceden de las zonas por ellos colonizados -¿donde están los indios de Nueva Inglaterra?- sino los habitantes de los territorios comprados a España o usurpados a Méjico. Ni despojo de territorios, ni sed de oro, ni matanzas en masa. Un encuentro providencial de dos mundos, aunque no con simetr´ñia axiológica. Encuentro en el que, al margen de todos los aspectos traumáticos que gusten recalcarse, uno de esos mundos, el Viejo, gloriosamente encarnado por la Hispanidad, tuvo el enorme mérito de traerle al otro nociones que no conocía sobre la dignidad de la criatura hecha a imagen y semejanza del Creador. Esas nociones, patrimonio de la Cristiandad difundidas por sabios eminentes, no fueron letra muerta ni objeto de violación constante. Fueron el verdadero programa de vida, el genuino plan salvífico por el que la Hispanidad luchó en tres siglos largos de descubrimiento, evangelización y civilización abnegados.
Y si la espada, como quería Peguy, tuvo que ser muchas veces la que midió con sangre el espacio sobre el cual el arado pudiese después abrir el surco; y si la guerra justa tuvo que ser el preludio del canto de la paz, y el paso implacable de los guerreros de Cristo el doloroso medio necesario para esparcir el Agua del Bautismo, no se hacia otra cosa más que ratificar lo que anunciaba el apóstol: sin efusión de sangre no hay redención ninguna.
La Hispanidad de Isabel y de Fernando, la del yugo y las flechas prefiguradas desde entonces para ser emblema de Cruzada, no llegó a estas tierras con el morbo del crimen y el sadismo del atropello. No se llegó para hacer víctimas, sino para ofrecernos, en medio de las peores idolatrías, a la Víctima Inmolada, que desde el trono de la Cruz reina sobre los pueblos de este lado y del otro del océano temible.

http://infovaticana.com/blog/cigona/la-malisima-espana-y-los-buenisimos-indios/

HIMNOSHISTORICOS
89-General de División
89-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 18905
Puntos patrióticos : 363095
Reputación : 18510
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por HispanoCortés501 el Mar Jul 14 2015, 02:54

El Papa Francisco I debería de estar agradecido a los tan criticados conquistadores españoles por convertir a Hispano-América en una región de mayoría católica sin exterminar a los indígenas como si hicieron los protestantes en Norte-América.

HispanoCortés501
18-Cabo 1º
18-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 794
Puntos patrióticos : 27093
Reputación : 3269
Fecha de inscripción : 09/05/2014
Edad : 25
Localización : Bilbao, Vascongadas, España

Volver arriba Ir abajo

Re: El Papa Francisco con la leyenda negra antiespañola

Mensaje por wad ras el Mar Jul 14 2015, 11:57

Ha sido una de las variadas meteduras de pata del Papa en su reciente desplazamiento a Hispanoamérica. Peor aun lo de la Santa Cruz mancillada por el símbolo del ateísmo materialista comunista.

wad ras
20-Cabo 1º
20-Cabo 1º

Trofeos y Medallas : *3*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 863
Puntos patrióticos : 49332
Reputación : 4914
Fecha de inscripción : 07/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.