Los terroristas del Estado Islámico han volado con explosivos la instalación deportiva de esta ciudad iraquí