Los socialistas aseguran que la norma del PP «desagrada» a sus votantes y que «no han tenido tiempo para cambiarla»