Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» ‘Líderes occidentales, culpables de actos terroristas en el mundo’
Hoy a las 01:07 por HIMNOSHISTORICOS

» TVE cuela un vídeo de 2015 como ‘condena de la comunidad musulmana al atentado de Barcelona’
Ayer a las 23:07 por CALZADA

» El alucinante caso del taxista marroquí y las señoras de las Ramblas
Ayer a las 23:06 por CALZADA

» Misterios y Mitologia
Ayer a las 18:31 por José Francisco

» Atentado en Barcelona: Una furgoneta arrolla a varias personas en la Rambla y provoca decenas de heridos
Ayer a las 15:28 por HIMNOSHISTORICOS

» Los manteros no estaban en el momento del atentado islamista en la Rambla de Barcelona
Ayer a las 14:51 por HIMNOSHISTORICOS

» Abuelo habla claro de los atentados de Barcelona y de los terroristas
Ayer a las 14:21 por Neilo65

» El cinismo de Colau y otra ralea
Ayer a las 14:17 por Neilo65

» El análisis de Reverte: ‘Es la guerra santa’
Ayer a las 14:07 por Neilo65

» De Florencia hasta Niza
Ayer a las 10:15 por Antonio García Fuentes

» Propicios dias
Vie Ago 18 2017, 22:16 por Lucía

» ¿Alguien miro la película "Negación" ??
Vie Ago 18 2017, 21:17 por Neilo65

» TERRORISTA YIHADISTA
Vie Ago 18 2017, 20:30 por OBJETIVOUNION

» Desconcertado por el atentado de Barcelona
Vie Ago 18 2017, 19:01 por HIMNOSHISTORICOS

» Español de ultramar
Vie Ago 18 2017, 15:10 por HUEVON

» Visitando Asís y Florencia
Vie Ago 18 2017, 10:04 por Antonio García Fuentes

» Un grupo antiblanco derriba una estatua en honor a los soldados confederados en Durham (Carolina del Norte, EE.UU.)
Vie Ago 18 2017, 01:33 por 380V

» España Código Femen: Amazonia empieza en los Pirineos
Vie Ago 18 2017, 01:29 por Neilo65

» Humor gráfico y chistes
Jue Ago 17 2017, 14:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Resuelto el misterio del origen de la bandera canaria
Jue Ago 17 2017, 10:10 por HIMNOSHISTORICOS

» Día grande en Roma… Día de San Pedro
Jue Ago 17 2017, 09:52 por Antonio García Fuentes

» El Ayuntamiento de Sabadell plantea quitar del callejero a Machado, Goya o Quevedo por “españolistas y anticatalanistas”
Jue Ago 17 2017, 03:30 por JoséUEI

» Citas históricas
Jue Ago 17 2017, 03:23 por JoséUEI

» DELAQUEEL: palabra mágica para cumplir un deseo imposible.
Miér Ago 16 2017, 20:18 por José Francisco

» Rusia pide a Gran Bretaña que devuelva Gibraltar.
Miér Ago 16 2017, 18:46 por Miguel1961

» IDEOLOGIA DE GENERO: LEGALIZACIÓN DE LA PEDOFILIA PRÓXIMAMENTE
Miér Ago 16 2017, 18:43 por HIMNOSHISTORICOS

» Las 40 cosas que debería pensar un juez antes de dictar sentencia
Miér Ago 16 2017, 18:29 por Miguel1961

» Las feministas y el Islam: su perversa alianza
Miér Ago 16 2017, 14:01 por Neilo65

» Malditos los canallas que encubren al islamista que asesinó a una niña en París y acusan a Trump de defender a los “racistas” de Virginia
Miér Ago 16 2017, 13:17 por Neilo65

» los espías islamistas se infiltran en Occidente para aterrorizar a los cristianos
Miér Ago 16 2017, 13:06 por Neilo65

» «Cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre»
Miér Ago 16 2017, 10:42 por HIMNOSHISTORICOS

» ¿Por qué una bandera nazi suscita la condena unánime y las banderas comunistas pasan desapercibidas?
Miér Ago 16 2017, 10:18 por HIMNOSHISTORICOS

» "Analfabetos ha habido siempre pero nunca habían salido de la universidad"
Miér Ago 16 2017, 10:13 por HIMNOSHISTORICOS

» Algunas de sus famosas fuentes y el río de Roma
Miér Ago 16 2017, 09:26 por Antonio García Fuentes

» Mi música, tu música, nuestra música
Mar Ago 15 2017, 23:26 por HIMNOSHISTORICOS

» ESPAÑA 1942.
Mar Ago 15 2017, 23:09 por HIMNOSHISTORICOS

» PUYOL RECONOCIENDO SU ESPAÑOLIDAD
Mar Ago 15 2017, 23:05 por HIMNOSHISTORICOS

» LA ESPAÑA VICTORIOSA
Mar Ago 15 2017, 23:04 por HIMNOSHISTORICOS

» Las visperas de la tragedia en España.
Mar Ago 15 2017, 23:02 por HIMNOSHISTORICOS

» La DIADA de CATALUÑA es MENTIRA. Explicación dentro (tocho).
Mar Ago 15 2017, 21:26 por Valle

» Sale de la cárcel el exlíder de los Joves Socialistas de Elche acusado de difundir vídeos de abusos a bebés
Mar Ago 15 2017, 20:55 por HIMNOSHISTORICOS

» Las tres derrotas que los ingleses no nos perdonarán nunca
Mar Ago 15 2017, 20:38 por Iuris Tantum

» ¿Somos los cristianos intolerantes?
Mar Ago 15 2017, 14:24 por Neilo65

» Melilla retira el monumento 'Héroes de España'
Mar Ago 15 2017, 13:48 por Neilo65

» Separatista analfabeta pide que los no-secesionistas se vayan de Cataluña.
Mar Ago 15 2017, 13:38 por Neilo65

» Roma a la luz del día y por la noche
Mar Ago 15 2017, 10:07 por Antonio García Fuentes

» Una sombrilla con la bandera de España en la playa de La Concha de San Sebastián se convierte en viral
Mar Ago 15 2017, 02:39 por HispanoCortés501

» Ocho falsedades sobre la inmigración e islamización que las élites nos venden como ciertas
Mar Ago 15 2017, 02:32 por HispanoCortés501

» El cantante Francisco: “Si me tachan de facha por amar a España, me siento orgulloso de ser facha”
Mar Ago 15 2017, 02:30 por HispanoCortés501

» Londres intenta frenar el timo de las ‘falsas indigestiones’ de los turistas británicos en España
Mar Ago 15 2017, 02:22 por HispanoCortés501

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Ambiente y pensamiento de la Ilustración vascongada

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambiente y pensamiento de la Ilustración vascongada

Mensaje por ilustrado el Lun Ago 03 2015, 16:41

Ambiente y pensamiento de la Ilustración vascongada


LOS AMIGOS DE UN “PAÍS”


Durante siglos, los junteros de las Juntas provinciales y municipales vascongadas trataron los territorios como si de mayorazgos propios se trataran, patrimonio de unos pocos juanchos.


Ya en el siglo XVIII, las Juntas generales constituían la expresión política del interés privado de un grupo de familias detentoras de tierras, caseríos, ferrerías, molinos, censos, diezmos y juros.


A mediados de ese siglo, con el gran aumento de precios y rentas que favorecía a los propietarios de las tierras a vender o alquilar y a los productores agrícolas, y como efecto de las medidas liberalizadoras del comercio y las nuevas tecnologías del cultivo, los juanchos fueron creyendo en la idea que aun defendiendo sus intereses, actuaban por el bien común.


El papel de la tierra se había modificado, proponiendo la implantación de nuevas ideas sobre la amortización de la propiedad, hecho que impulsó a los juanchos a discutir sobre la mejora de sus tierras. Ese fue el motivo, el interés personal privado por el cual los riquísimos amigos tertulianos de Azcoitia, en 1763, impulsaron la primera Sociedad Económica de España, a la que llamaron Sociedad Bascongada de Amigos del País.
 
Amigos, ciertamente lo eran, pues como si de un negocio común se tratara la gestión del poder, se repartían anualmente un buen número de cargos políticos de cada villa y provincia en Juntas. En el ámbito familiar, los matrimonios resultaban como alianzas entre las familias ricas y poderosas. Y el “País” que ellos mismos ideaban y gestionaban como una gran empresa privada y exclusiva, es decir las tres Provincias Vascongadas, fueron el fruto de un único espacio de propiedades, rentas y censos para el que instituyeron el lema Irurac bat (las tres en una, las tres son una), con el logotipo solidario de un entrecruzamiento de tres manos. Las provincias eran muy similares en lo hacendístico con respect a la administracción de Estado.
 
El anagrama de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País se convirtió en su divisa, con la que sellaban las actas desde 1816 a 1876, simbolizando la unión política de las tres provincias. En 1859 se creó la bandera común.


ESCUDO Y LEMA IRURAK BAT



LA PROTECCIÓN REAL


En 1765, el rey ilustrado Carlos III otorgaba su Real Cédula de Protección a la Sociedad Bascongada, convirtiéndose en un organismo público de coordinación política y consiguiendo periódicas subvenciones de la Corona para la fundación y desarrollo. Estaba formado por comisionados de las Diputaciones Forales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.

Esta cédula fue duramente negociada entre los Amigos y la Corte madrileña, teniendo en un alavés de Munagaray, Eugenio Llaguno y Amirola, el mejor consejero real vascongado en la Corte, que más tarde sería nombrado ministro de Gracia y Justicia. En la Corte siempre hubo consejeros y ministros vascongados que ayudaron enormemente a mejorar las condiciones de vida de las tres provincias; con los Austrias fue una presencia constatable, con los Borbones fue una posición predominante.
 
Para los Amigos era importante conseguir la protección real, pero al mismo tiempo mantenían una cierta desconfianza ante un régimen absolutista, que pudiera recortar los “derechos” forales de la clase elitista y poderosa.
 
Las Conferencias Políticas de las tres provincias hermanas Irurac bat se vinieron celebrando desde el último tercio del siglo XVIII. En la década de 1860, adquirieron tanta importancia que actuaban como una especie de Gobierno Confederal vascongado.

 
CARLOS III



EL AMBIENTE AZCOITARRA


Baroja describió en El caballero de Erlaiz el ambiente de las Azkoitia y Vergara de la época, que llegarían a constituir una plataforma de renovación intelectual y simbiosis del viejo foralismo vasco con las ideas ilustradas. Este ambiente se fue generando por la amistad de unas personas con intenciones de transformar el "país" en un proyecto colectivo y sustentado en la correspondencia epistolar, además de ofrecer un modelo de desarrollo agrícola, industrial y comercial.
 
En Azkoitia surgió todo, entre la calle Mayor y el río Urola, diversos caserones denominados por los aldeanos como Markestxea, Dukekoetxea, Casa Negra, etc., y otras lustrosas casas vivían grandes propietarios, ennoblecidos por la gestas de sus antecesores en los servicios del rey. Allí se aposentaban las familias del duque de Granada de Ega, la de Alduna PortuHurtado de Mendoza y Juintorrea, y por supuesto, Xavier María de Munibe e Idiaquez, octavo conde de Peñaflorida, fundador de la Bascongada y director vitalicio, heredero de 15 mayorazgos extendidos por las tres provincias.


 
XAVIER MARÍA DE MUNIBE E IDIAQUEZ, CONDE DE PEÑAFLORIDA


Un sobrino de Xavier María fue el literato y músico Felíz María Samaniego, socio numerario y fundador de la Bascongada, rico hacendero de Laguardia y heredero de tres mayorazgos en Tolosa donde también residió, en el palacio familiar de los Idiaquez.

 
En la casa contigua vivía el tercer marqués de Narros, Joaquín de Eguia e Idiaquez, secretario de la Bascongada. Munibe y Eguia eran primos, emparentados con otros muy ilustres socios y duques como los Granada de Ega, Villahermosa, Montehermoso, San Millán, Villa Alegre y otros asiduos a las tertulias de las noches azkoitiarras. Joaquín de Eguia, poseía mayorazgos paternos, innumerables caseríos rurales y casas de ciudad. Estaba casado con una Salazar y Salazar de la ribera alavesa, de alta familia noble cuyo patrimonio también engrosó a su muerte.



JOAQUÍN DE EGUÍA E IDIAQUEZ, MARQUÉS DE NARROS


Ambos primos, Xavier y Joaquín, habían estudiado alrededor de seis años con los jesuitas en Francia (Toulouse y Bayona, respectivamente). Su colega azcoitarra, algo mayor que ellos, Manuel Ignacio de Altuna, también estudió en Italia y Francia y fue alcalde de Azcoitia por ser mayorazgo de nueve casas solares y un amplio patrimonio, amigo íntimo de Rousseau a quien esperaron sin conseguirlo en los años 40.


Estos tres ilustrados, formaron el poderoso triunvirato fundador de la Bascongada, que en calidad de "Padres de la Provincia de Gipuzkoa" fueron elegidos junteros en sucesivas ocasiones para la Junta General provincial. Xavier también llegó a ser alcalde de Azcoitia e incluso Diputado a Corte en Madrid en 1758-1761.


La Azcoitia de mediados del siglo XVIII fue un lugar encuentro de mayorazgos instruidos, ricos y ociosos, amantes de escuchar y componer música, entusiastas de representar y escribir teatro, fumadores de tabaco y comensales de chocolate en sus largas discusiones de salón, cuya amplia riqueza y condición social les hizo creer que los asuntos económicos y políticos debían traspasar los ámbitos parroquiales y provinciales, llegando a un mayor marco de intervención.
 
Desde un interés particular, concibieron un interés único para una “país” artificial y supra-provincial, los tres brazos entrecruzados fue un auténtico símbolo. Eran los llamados "caballeritos de Azkoitia".

 
FÉLIX MARÍA SAMANIEGO
 
 
UN LUGAR DE REUNIONES PROPIO Y RESERVADO


Según avanzaba el siglo XVIII, las élites fueron creando un espacio más íntimo y reservado, cerrado a los aldeanos y comerciantes, y adecuado para hablar de su patrimonio, lucir joyas, escuchar música cortesana y tomar chocolate: las tertulias de nobles ilustrados.


Así como en Azcoitia hiciesen los caballeritos, en Lequeitio los Villareal y en Bilbao en “casa de Hody”, no faltaron familias de abolengo que abrieron sus casas a otras familias de noble estirpe, buscando las uniones familiares mediante tertulias. Aquellas reuniones y fiestas solían estar acompañadas de música, teatro y bailes.


Larramendi relató esas danzas en saraos y grandes salones bien iluminados que se hacían de noche y hasta muy tarde en algunos pueblos de Guipúzcoa, tachándolas de impropias y de origen extranjero. Danzas que fueron prohibidas por los obispos, quedando reducidas al ámbito de la nobleza y que el jesuita consideraba indecentes y provocadoras.


La nobleza dirigente no abrió espacios públicos para el teatro, la música y la lectura, y menos aún para la discusión, como se hacía en Francia. Interpretaron y escucharon piezas de sainetes, minuetos y tonadas de música franco-italiana y ópera cómica, siempre dentro de los muros de sus casas-torre.


En ocasiones, también tocaban y bailaban en el Consistorio municipal, al inicio de alguna Junta general, como en la de Azcoitia de 1764, cuando aprovecharon la cita para fundar la Sociedad Bascongada de manera oficial y festiva, o en la Conmemoración de un santo mártir nativo, como en Vergara en 1966.
 
Mientras tanto, las masas se divertían en la plaza pública con los toros y la tamborilada preparada por los "Padres de la Provincia".



TERTULIA CABALLERITOS DE AZKOITIA



UN PROYECTO DE DEFENSA ESTAMENTAL


El Seminario de Vergara fue constituido como el motor del Iruc bat, el organismo de unificación cultural de la élite cargohabiente que emprendería la difícil tarea de unificar económica y políticamente el "país".


El Artículo I de los Estatutos de la Sociedad, aprobados en 1765 por su Junta de Vitoria y por el rey decía:
“El objeto de esta Sociedad es el de cultivar la inclinación y el buen gusto de la Nación Vascongada hacia las Ciencias, Bellas Letras y Artes: corregir y pulir sus costumbres, desterrar el ocio, la ignorancia y sus funestas consecuencias; y estrechar más la unión de las tres provincias Bascongadas, de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa.”


Tras el año de la machinada de 1766, el año de la cruel represión contra los amotinados, cuyas consecuencias jamás importó a aquellos caballeros, los planteamientos fueron cambiando, hasta modificar el objeto de la Sociedad según explica su Artículo I:
“La Sociedad Bascongada de los Amigos del País es un Cuerpo patriótico, unido con el fin de servir a la Patria y al Estado, procurando perfeccionar la Agricultura, promover la Industria y extender el Comercio.”


En pocos años, el proyecto cultural inicial que perseguía unos objetivos humanistas sufrió un vuelco derivando en una herramienta al servicio del poder, pues la intención de cambiar las costumbres remitió en la defensa de los intereses de Estado.


Aquellos amigos ricos y poderosos, recién llegados de colegios extranjeros, soñaban con realizar una transformación cultural, mediante ambiciosos proyectos literarios, artísticos y científicos. Pero en cuanto la sociedad se agitó en revueltas y machinadas, su horizonte de utilidad al pueblo consistió en defender sus tierras, mejorar sus simientes y ganados, fabricar mejores productos ferreos y venderlos más caros.



TÍTULO I DE LOS ESTATUTOS DE CONSTITUCIÓN SOCIAL



UN SISTEMA DE LIBERTADES ELITISTAS Y PENSAMIENTO ÚNICO


Los "Amigos del País", aquel grupo de gentes ricas e instruidas, conocían claramente los límites infranqueables que un sistema de libertades civiles no podía sobrepasar, restringiendo este sistema a su sector social de élite, pues era la vía eficiente para mejorar al conjunto social del país, es decir, de “su país”, el del Irurac batLas libertades individuales al servicio exclusivo del interés privado de los ricos propietarios y de los junteros.


Ya antes, incluso de los acontecimientos revolucionarios franceses, algunos pocos del Iruc bat sabían cómo debían situarse frente al poder central y frente a sus ciudadanos, dónde se encontraban sus intereses y las posibilidades a su alcance. Por eso, jamás propugnaron ante el público vascongado el establecimiento de un sistema de libertades con posibilidades para pensar y debatir.


La Iglesia se lo agradecía eternamente, ganándoles el cielo y tomando ella misma la bandera de los fueros y poniéndosela a la gente que luchase durante las Guerras Carlistas "por Dios, por la Patria y el Rey". La opción de secularización sólo fue una opción personal para un grupo de sitiados sociales.

 

SEMINARIO DE VERGARA


UNA ENSEÑANZA EXCLUSIVA Y PRIVADA

El gran fracaso de la Bascongada resultó de la exclusividad y privacidad de las actividades de educación y formación académica. Al centro educativo Real Seminario de Vergara solo acudían los hijos de la élite vascongada. Si no hubo el menor interés por posibilitar una experiencia de secularización religiosa, menos aún lo hubo por generar una instrucción pública.

Dos tareas a evitar: Instrucción pública y secularización religiosa; dos tareas que de haberse puesto en práctica por estos caballeros, hubiesen cambiado las condiciones de desigualdades sociales, culturalmente esquizofrénicas, económicamente explotadas y políticamente paternalistas.

Fomentar una experiencia secular hubiese significado traspasar sus propias barreras morales y religiosas, buscando un marco de libertad de creencias y un clima de libre y pública expresión en las actividades cotidianas.

Generar la instrucción pública hubiese proporcionado a las gentes sometidas un instrumento de emancipación moral y cultural, lo cual hubiese supuesto un peligro y riesgo a sus viejas costumbres paternalistas y elitistas. Ni siquiera se pensó en la idea de alfabetizar a las gentes. Nunca en la historia cultural vasca, ideales tan altos volaron tan ras del suelo.




PALACIO DE INSAUSTI






LA INEXISTENCIA DE UNA INSTRUCCIÓN PÚBLICA
 
Los caballeritos de la Bascongada, los Peñaflorida, Eguia, Montehermoso o Álava, no se plantearon la igualdad de derechos entre los hombres. Su conciencia de la búsqueda del bien público quedaba delimitada a su interés particular, el cual se engrandecería uniéndolo bajo el interés de todos los grandes propietarios en una práctica unificadora y coordinadora, pero eran intereses exclusivos y excluyentes de la clase culta, propietaria y dirigente.
 
No lograron jamás debatir el asunto central de cómo ser útiles al bien público ni de clarificarlo a la luz de "las Luces", esto es, desde la perspectiva anti-absolutista de la emancipación humana. Su máximo logro, el Seminario de Vergara, sólo fue una efímera escuela para "niños-bien" de casa-torre, exclusivos para los hijos de los socios. Los "Amigos del País" sólo iluminaron unos círculos restringidos, los más próximos a ellos, sin lograr extender hacia círculos sociales más amplios su irradiación cultural. 
 



REUNIÓN DE LOS CABALLERITOS DE AZKOITIA, LIENZO DE SERT




LA DEPENDENCIA ECLESIÁSTICA


Cierto es que la Iglesia y la Inquisición controlaban la labor de estos caballeros ilustres, pero también es cierto que ellos mismo se arrimaron a estas instituciones con devoción.


Xavier María de Munibe era un alegre bonachón de 115 kilos de peso, al que le gustaba cantar y tocar el violín, rodeándose de curas o frailes con aprecio a la música, por ello, el conde de Peñaflorida hizo socios de la Bascongada al azcoitarra franciscano Francisco José de Larrañaga, o al cura Juan Andrés Lombide, excelente compositor y organista, y a varios eclesiásticos más.


Por iniciativa de Munibe, la Bascongada gastaba ingentes cantidades de dinero y tiempo en el fomento del teatro y de la música. Munibe solía asistir a las misas para cantar o tocar canciones compuestas por él mismo. Frecuentaba iglesias de Vergara y Azcoitia, representando misas y arietas propias o de otros, como Elogio post mortem que compuso el marqués de Narros para él, o un Stabat Mater de José Pla.


El gusto por el barroco, pomposo y teatrero del conde Munibe y sus amigos les impulsó a desarrollar un plan de representaciones operísticas y escenográficas que surgió desde la inauguración de la Sociedad, ante las Juntas provinciales en 1764, en Azcoitia. El aprendizaje y representación del teatro y música fue uno de los objetos de la Sociedad, de modo que fuese una escuela de virtud y ocio, y no del vicio. El teatro era considerado un medio de contribuir a la regeneración de las costumbres sociales.

 
IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA MARÍA LA REAL EN AZKOITIA


La Iglesia lo consideró insoportable y envió en 1773, a través de la Inquisición, al cura vergarés J. J. Torrado para controlar las actividades teatrales de los Amigos.


La sumisión y dependencia de la Bascongada con respecto a la Iglesia no gustó a muchos de sus miembros. Tal fue el caso de un investigador del laboratorio químico de Vergara, el minerólogo sueco Anders Nicolaus Tunborg, quien escribió a su canciller quejándose de la dificultad de ejercer su labor de investigación científica siendo tan obligado a acudir sistemáticamente a misa y participar en las ceremonias eclesiásticas. Este joven que hizo grandes avances en el tratamiento del platino, solía estar acompañado de algún socio para dar lecciones de castellano; estaba muy respaldado pero consideraba que los socios estimaban la religión en bastante grado y los eclesiásticos eran casi soberanos.


Esa soberanía eclesiástica era absoluta e impedía que la Sociedad alcanzara un pensamiento propio desde el que replantear el uso y reparto del bien social.


PALACIO GAZTAN-ENEA EN AZKOITIA


LA BASCONGADA CONTRA LOS ILUSTRADOS LIBERALES


La Sociedad Bascongada no protegió a ningún asociado perseguido por la Inquisición debido a su libre y secular expresión personal, pero tampoco se protegió a sí misma defendiendo públicamente el ejercicio de la libertad de expresión de lectura, escritura e investigación contra la injerencia absolutista de la Iglesia. De hecho, algunos socios delataron a otros.


El marqués de Narros fue acusado en 1768 por exponer proposiciones escandalosas y enciclopedistas de Rousseau y Voltaire. Gracias a unos parientes, los duques de Granada de Ega, consiguió que el castigo consistiera en rectificar ante sus audiencias y hacer ejercicios espirituales y confesiones. Además, tuvo que entregar los tomos de la Enciclopedia de Rousseau y otros libros prohibidos en la iglesia de Aránzazu.


Algo más tarde, fue procesado el profesor de química del Seminario de Vergara, el francés Louis Joseph Proust.


LOUIS JOSEPH PROUST


Otro caso fue el de Félix María Samaniego, sobrino del conde y socio fundador y numerario de la Bascongada, famoso literato por sus Fábulas Morales. A su regreso de Francia, donde estudió, volvió con la lengua demasiado suelta para hablar y reírse de todo con unas ideas no muy santas, y contando chistes picarescos. Fue delatado por un socio, el escultor José María de Murga, encarcelado durante algún tiempo en 1793. Gracias a la intervención de un consejero alavés establecido en la Corte de Madrid, Eugenio Llaguno, pudo ser liberado.


Otro asociado de primera hornada, Francisco de Zerain, socio de mérito y subcomisionado en la Corte, fue juzgado y encarcelado en 1777. Abogado de los Consejos de la Corte de Guadalajara, se le acusó de lectura de libros prohibidos. Se le escogió, junto a Olavide, también socio, como cabeza de turco para escarmentar a los grupos intelectuales más avanzados y reformistas.


Olavide adjuró y mostró arrepentimiento de sus convicciones, no así Zerain que criticó los procedimientos del tribunal del Santo Oficio, incluso desde la cárcel. Como abogado insistió en el derecho a defenderse, pero ningún compañero caballero de la Bascongada le ayuda lo más mínimo, ni la historia de la Sociedad reconoce el valor demostrado y paradero final de este sufrido socio.


Tampoco reconoce esta institución la sufrida existencia que vivieron decenas de cultos ilustrados como Nicolás de Altuna, delatado ante la Inquisición, en 1769, por su párroco de Azpeitia, Joaquín de Basozabal, por leer en público las obras de Voltaire, Rousseau, la Enciclopedia, etc.


VALENTÍN DE FORONDA


Valentín de Foronda, escritor de claras ideas liberales, alumno y socio del Seminario de Vergara, fue ayudado por el cura Torrano, comisario de la Inquisición en Vergara, por considerarlo protector de las máximas francesas y apasionado de su gobierno.


La Sociedad Bascongada no sólo no protestó contra las delaciones anónimas e instrucciones dirigidas por la Inquisición, es más, es que aceptó el férreo control de esa institución. Tampoco se enfrentaron los "Amigos del País" al edicto de la Inquisición de Logroño, cuando en 1789, tras los acontecimientos revolucionarios franceses, exigió a todos los vascongados (y resto de españoles) la entrega de cuantos libros e impresos prohibidos poseyeran.


Esta línea de sumisión y dependencia religiosa se confirmó cuando a la muerte de Munibe le sucedió en el cargo de director su sobrino, J. M. de Aguirre, marqués de Montehermoso, siendo el secretario ahora, Juan Bautista Porcel. En una carta escrita al rey, en 1786, pasaron por alto la pública defensa de las libertades intelectuales, y en su lugar exigieron la libertad de actuación de las Sociedades económicas desde el interés privado y reduciendo el centralismo burocrático.

 
PALACIO LETURIONDO

 
EL EXILIO DE LOS ILUSTRADOS LIBERALES


Los pocos ilustrados vascongados que optaron por la libertad la encontraron en el exilio, hacia Francia o hacia el interior de cada cual.


Francisco Javier de Eguia, hijo del marqués de Narros y ex diputado general de Vizcaya, optó por ser liberal. Tuvo que exiliarse a Francia durante la Guerra de la Convención francesa a causa de la persecución a los llamados “afrancesados” por defender los ideales liberales y revolucionarios. Estuvo casado con María Josefa Villareal, ilustre hija de la nobleza lekeitiarra exportadora de hierro, los Villareal. El matrimonio se estableció en París, donde murió sin dejar descendencia.


La existencia del exilio personal y generacional fue un claro ejemplo de objeto al cual estaba destinada aquella empresa elitista vascongada, cuyo patrimonio no hizo avanzar ni un palmo de conciencia de libertad e igualdad de oportunidades a las gentes de tales tierras. Este lúcido intelectual de la nobleza azcoitarra de caballeritos asumió el sentido final de la Bascongada, atreviéndose a buscar la libertad personal en París, antes que ser sumiso a la Iglesia.


Valentín de Foronda, ex concejal de Vitoria, fue alumno y socio, tuvo que exiliarse también a París, durante los años de la Convención (94-95) en Guipúzcoa, acusado de ser un colaboracionista francés. Estuvo perseguido por ser liberal y proponer un gobierno constitucional. Más tarde llegó a estar encarcelado en Pamplona por motivos relativos a sus ideales liberales.



Desengañado del modo de obrar y pensar de la Bascongada, había llamado a sus amigos los caballeritos de Azcoitia de “fanáticos de la antigüedad”. Como hombre fugitivo que fue, también se preocupó de las duras ordenanzas de limpieza y xenofobia contra el forastero en Vascongadas.
 
Y es que la suerte estaba echada al iniciarse el siglo XIX: las cabezas dirigentes imaginaban un país recién inventado, con guerras civiles (carlistas), ensoñaciones tardío-románticas y una cartografía ideológica de la limpieza étnica.


 
TORRE DE IDIAQUEZ EN AZKOITIA




LA DISCUSIÓN SOBRE LA VERDADERA IDENTIDAD
 
Como escribió Caro Baroja, hasta la invención nacional de Sabino Arana, los vascos siempre creyeron "pertenecer al grupo de los más españoles de los españoles". Eso data documentalmente desde Zaldivia y Garibay, pasando por Moret y Larramendi hasta los Astarloa, Erro, Azcue, Vilinch, Iztueta y el resto de los pensadores más euskaldunes  del siglo XIX. 
 
Su fundamento era el mito tubaliano, estructura mitológica a la que se sumaron los caballeros de la Bascongada, utilizando un talante poco crítico y nada ilustrado que, aunque aparentemente quisieron renovar la historiografía, en cuanto vieron tambalearse las bases de su prístina noble y pureza de sangre, cerraron filas en torno al mito Túbal
 
Los Amigos de la Bascongada no pasaron de planificar una historia "nacional" que jamás logró trascender la cronología de la conquista de España por los musulmanes. Produjeron decenas de trabajos históricos y cientos de pliegos escritos que quedaban estancados en los paradisíacos e indómitos inicios de los vascongados: esplendorosos inicios del patriarca Túbal y sus hijos del vascuence poblando por primera vez los territorios españoles. 
 
En el Prestamero del Archivo Provincial de Vitoria se encuentran muchos de manuscritos sobre ese ingenio apologeta y mitológico: 

Antigüedad, origen, nobleza y virtud de fortaleza de los naturales oriundos de las novilisimas Provincias Cantabricas Guipuzcoa, Vizcaya y Alava (nº1.3)

Idea general de la Nación Bascongada y señaladamente de la Provincia de Guipúzcoa (nº1.2), cuyo autor sea posiblemente el conde de Peñaflorida

Provincias Bascongadas. Plan del Discurso prebio a la historia nacional dellas (nº1.4)

Guipúzcoa. Su antiguo Gobierno y originaria nobleza (nº1.6)

Advertencias y apuntaciones sobre la idea general de la Nación Bascongada (nº1.8) 

Indice de una obra sobre la historia nacional (de Guipúzcoa) (nº1.9)

Historia general del País Bascongado comprendida en tres Provincias, el Señorío de Bizcaia, Guipúzcoa y Alava

Segunda parte de la Historia Nacional de las tres Provincias Vascongadas. Relación histórica de los sucesos ocurridos en esta nación de Cantabria hasta la entrada de los moros en España (nº1.13), cuyo autor, probablemente, es el caballero alavés Landázuri.
 




TORRE DE BABBEL, ORIGEN DEL PATRIARCA TÚBAL


avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2116
Puntos patrióticos : 70337
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.