La teniente de alcalde de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del ayuntamiento de Palma de Mallorca, Neus Truyol, ordenó abrir un expediente sancionador contra la plaza de toros a raíz de las pruebas que demuestran la entrada de menores de edad en la corrida de toros celebrada este jueves por la noche.

Según explicó en un comunicado, la sanción tipifica los hechos de falta grave con una multa de entre 1.000 y 10.000 euros.

"Tenemos pruebas de unos hechos que están prohibidos por la Ley 7/2013 de protección animal. Además, son hechos reiterativos. El año pasado ya dejaron entrar a menores en la plaza para que contemplaran este espectáculo de maltrato animal", señaló la edil.