La Ertzaintza fue alertada pero no accedió al recinto festivo hasta bien entrada la noche