En una de las escenas aparece una pancarta pidiendo el regreso de los etarras presos y huidos de la justicia.