Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Podemos plantea una moción de censura contra Rajoy
Ayer a las 22:39 por Canvel07

» Desplante de Marruecos a Puigdemont, quien cancela su viaje oficial con el presidente de Flandes
Ayer a las 22:34 por Canvel07

» La enfermedad infantil del Podemismo
Ayer a las 21:20 por Invitado

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Ayer a las 20:35 por Invitado

» Merkel advierte a los británicos de que no se hagan “ilusiones” con el Brexit
Sáb Abr 29 2017, 12:12 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 153 NOTICIARIOS: Siempre malas noticias:
Sáb Abr 29 2017, 09:44 por Antonio García Fuentes

» El mito de Guernica
Vie Abr 28 2017, 23:03 por Juanma_Breda

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Vie Abr 28 2017, 19:56 por Valle

» 2 de Junio de 1985. El último intento de golpe de Estado. ¿Realidad o intoxicación?
Vie Abr 28 2017, 18:28 por Torquemada2014

» Descubren los restos de un buque nazi hundido por Stalin que podría esconder un gran tesoro oculto
Vie Abr 28 2017, 17:29 por BRUC

» Una manada de jabalíes mata a tres miembros de Estado Islámico en Irak
Vie Abr 28 2017, 14:20 por Neilo65

» ¿Cuántos españoles hay en España?
Vie Abr 28 2017, 11:47 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Vie Abr 28 2017, 10:57 por deuteros

» Expedición científica al Nuevo Mundo por Francisco Hernández
Vie Abr 28 2017, 02:33 por HispanoCortés501

» Venezuela: ¿cómo se echó a perder este paraíso?
Vie Abr 28 2017, 02:28 por HispanoCortés501

» Rusia pide a Gran Bretaña que devuelva Gibraltar.
Vie Abr 28 2017, 02:24 por HispanoCortés501

» «The Sun» lanza una campaña sobre Gibraltar: «Nuestra Roca no se toca»
Vie Abr 28 2017, 02:22 por HispanoCortés501

» Holanda frena al enemigo equivocado y aúpa a los islamistas al vencer Rutte
Vie Abr 28 2017, 02:21 por HispanoCortés501

» Navarra baraja la opción de dejar sin competencias a la Policía Nacional y la Guardia Civil
Vie Abr 28 2017, 02:16 por HispanoCortés501

» El periódico sensacionalista «The Sun» llama «follaburros» a los españoles.
Vie Abr 28 2017, 02:09 por HispanoCortés501

» El Gobierno frena la compra de 500 granadas "de guerra" por parte de la Generalitat
Vie Abr 28 2017, 02:05 por HispanoCortés501

» La UE da a España poder de veto sobre Gibraltar tras el 'brexit'
Vie Abr 28 2017, 02:00 por HispanoCortés501

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Vie Abr 28 2017, 01:57 por HispanoCortés501

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Abr 28 2017, 01:54 por HispanoCortés501

» Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.
Vie Abr 28 2017, 01:52 por HispanoCortés501

» Susana Díaz: “No va a haber referéndum y Puigdemont lo sabe”
Jue Abr 27 2017, 20:28 por Valle

» UN PATRIOTA MAS EN LUCHA
Jue Abr 27 2017, 18:47 por HUEVON

» LA CARGA DE LOS TRES REYES EN LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA
Jue Abr 27 2017, 11:48 por ilustrado

» Moda españolas en las Monarquías europeas
Jue Abr 27 2017, 11:12 por ilustrado

» Feria de armas… “El mayor negocio del mundo”
Jue Abr 27 2017, 10:31 por Antonio García Fuentes

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 02:20 por APKSPAIN

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 01:58 por APKSPAIN

» La imperdonable voracidad política
Miér Abr 26 2017, 12:37 por Antonio García Fuentes

» Saludos al foro. ¡ VIVA ESPAÑA !
Miér Abr 26 2017, 06:44 por BRUC

» Dimite Esperanza Aguirre
Mar Abr 25 2017, 23:44 por Neilo65

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Mar Abr 25 2017, 21:31 por Iuris Tantum

» El Tribunal de Justicia de la UE declara ilegal el impuesto español de sucesiones ¡COMPÁRTELO!
Mar Abr 25 2017, 16:57 por Invitado

» De vergüenza: 11 de los 14 ministros de Aznar están imputados, cobraron sobresueldos o duermen en prisión
Mar Abr 25 2017, 13:35 por Invitado

» Prisión para tres de los ocho detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla
Mar Abr 25 2017, 12:34 por Invitado

» HA MUERTO D. JOSÉ UTRERA-MOLINA EX-MINISTRO
Lun Abr 24 2017, 18:59 por JoséUEI

» El terrorismo de la OTAN: atentado de Belgrado y absolución de Milosevic
Lun Abr 24 2017, 15:49 por Juan Garcia

» Cómo reconocer un ataque de falsa bandera, sus consecuencias y las mentiras sobre otros países
Lun Abr 24 2017, 15:46 por Juan Garcia

» El Carnicero de Mondragón
Lun Abr 24 2017, 13:00 por JoséUEI

» Las revueltas contra Maduro llegan a España
Lun Abr 24 2017, 11:35 por BRUC

» Compromís reivindica la «república valenciana»
Dom Abr 23 2017, 21:44 por Invitado

» Éxtasis místico de Santa Teresa de Jesús
Dom Abr 23 2017, 21:25 por Invitado

» Cervantes y el Quijote un año más
Dom Abr 23 2017, 20:00 por Antonio García Fuentes

» Donald Trump se vende a Israel y ataca Siria.
Sáb Abr 22 2017, 15:43 por JoséUEI

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 152. La revolución rusa y el comunismo:
Sáb Abr 22 2017, 09:43 por Antonio García Fuentes

» PRESENTACIÓN
Vie Abr 21 2017, 23:44 por HUEVON

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

EUROPA: EL RETORNO DE LOS GRANDES HERBÍVOROS (IV). ASNOS Y ONAGROS.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EUROPA: EL RETORNO DE LOS GRANDES HERBÍVOROS (IV). ASNOS Y ONAGROS.

Mensaje por Juanma_Breda el Dom Sep 20 2015, 18:06



Hemos hablado de la posible reincorporación al medio de caballos, toros, bisontes y hasta búfalos acuáticos, especies que desaparecieron de Europa en un tiempo relativamente reciente y que no presentarían una gran dificultad de adaptación a un territorio humanizado como ningún otro durante milenios.
Si los últimos grandes mamíferos desaparecidos en el continente fueron el uro polaco, en el S.XVII, el onagro y el saiga en Ucrania durante el S.XIX, y el caballo salvaje o tarpán en Rusia (S.XIX), para nuestra Península Ibérica (exceptuando a la foca monje) la referencia es el zebro, durante el S.XVI.
Llega pues el momento de tomar en consideración a una importantísima especie que no ha dejado descendientes domésticos, ni subespecies, y que ya no es posible devolver a sus antiguos dominios, por más que el tema de la clonación pueda, no obstante, abrir una vía de esperanza para un futuro aún lejano.
De momento tenemos que contentarnos con intentar comprender todo aquello que conocemos sobre el enigmático zebro y adaptarlo a aquellas especies “proxy” que mejor pudieran suplir el nicho vacío que dejó tan emblemático animal extinto de la fauna ibérica.
Ya les hablé en las entradas dedicadas a los équidos que la escisión entre las líneas evolutivas del caballo, por un lado, y distintos équidos estenonianos, así como asnos, onagros y cebras, por otro, parecen haber divergido hace ahora alrededor de un millón doscientos mil años, aunque todos queden estrechamente emparentados, perteneciendo al género Equus.
La gran familia estenoniana apareció en América, desde donde atravesó el Puente de Bering hace 2’6 millones de años, evolucionando hacia formas propias en Europa, África y Asia, que constituyeron los antepasados directos de otros estenónidos, así como de las líneas que llevaron hasta cebras, asnos y onagros, a partir de especies como E. stenonis, E. altidens, E. numidicus, E. apolloniensis, E. oldowayensis, E. capensis, etc.


Equus scotti.

En América, otras formas estenonianas evolucionaron hace 900.000 años haciaEquus scotti, que es considerado por muchos como el primer caballino, ancestro de los posteriores caballos salvajes (Equus ferus).

De cualquier modo, todos los burros o asnos domésticos del presente son descendientes del asno salvaje africano (Equus africanus), mientras que los denominados “asnos salvajes asiáticos” son en realidad un grupo distanciado de ellos, con diversas subespecies de mayor tamaño y orejas más cortas, a las que pertenecen onagros, kulanes, kiangs y khures, denominados también “hemiones”, que traducido del griego vendría a significar algo así como “medio asno”, por parecer a mitad camino entre éste y el caballo.




Asno salvaje somalí (Equus africanus somalicus).


El asno salvaje africano habitó hasta no hace mucho todo el norte de África, desde Marruecos hasta la zona del Sahel, alcanzando el Cuerno de África.
Se conocen al menos tres subespecies, de las cuales una se extinguió hace alrededor de mil años, el asno salvaje del Atlas(Equus africanus atlanticus), que posiblemente dejó su genética en parte de las poblaciones domésticas del noroeste africano y la Península Ibérica, siendo uno de sus descendientes más probables el burro majorero de Canarias, del que apenas sobreviven doscientos ejemplares y que está catalogado como raza crítica en peligro de extinción por el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España y el Comité de Expertos de la FAO.


Las dos subespecies salvajes restantes sobreviven hoy, en grave peligro de extinción, en el Cuerno de África, aunque existen algunas poblaciones silvestres diseminadas por el Sahel de las que no se sabe con seguridad si son cimarronas o salvajes.

El asno salvaje de Somalia presenta coloración grisácea, fina o inexistente raya de mulo dorsal y cebraduras en las patas, mientras que el asno salvaje de Nubia tiene una coloración algo más pardusca con marcada línea oscura dorsal y cruz de San Antonio en los hombros.




Asnos masái en estado de semilibertad en Tanzania, domesticados a partir del asno salvaje nubio.


A día de hoy se mantiene una gran incertidumbre acerca del proceso de domesticación del asno, que suele fijarse entre 7.000 y 5.000 años antes del presente, sobre todo a partir de los estudios de Fiona Marshall en Abydos (Egipto), aunque existen serias sospechas basadas en restos arqueológicos que parecen apuntar hacia los pastores nómadas del Sahara de hace 9.000 años, de los que hablaré en un post futuro.
Fuere como fuese, los primeros asnos domésticos debieron llegar a la Península Ibérica de manos de los fenicios hace unos tres mil años, y si bien sus primeros restos documentados aparecen en sus colonias del sur de España de los siglos VIII y VII a.C., no podemos desestimar contactos anteriores entre nuestra península y el norte de África, que se han producido desde la prehistoria.
Lo que de cualquier modo queda de relieve es que esta especie, aún en su estatus doméstico, lleva conviviendo entre nosotros desde hace alrededor de tres mil años.

Este hilo conductor nos lleva de nuevo hasta el enigmático tema del zebro o encebra de Iberia.
Pueden ustedes encontrar bastante información en la entrada que le dediqué en febrero, pero, por hacer una síntesis, recordemos que durante la Edad Media y principios de la Edad Moderna, distintas fuentes literarias hacen mención a la existencia de un équido salvaje en distintos territorios de España y Portugal, que era considerado pieza cinegética.
  
El zebro o encebra se extinguiría definitivamente hacia 1540 d.C., en el este de la provincia de Albacete, de donde provienen sus últimas menciones.
Las fuentes hablaban de una especie de yegua cenizosa, del color del pelo de las ratas, muy veloz en la carrera, que relinchaba como los caballos, de orejas largas y una lista o banda sobre su espalda, como los mulos, que habitaba en los bosques.
Más atrás en el tiempo, las fuentes clásicas (Varrón, Plinio, Tulio…) mencionaban como piezas de caza a los “equi feri” de Hispania, que habitaban los bosques, y los distinguían de otros caballos como los asturcones y thieldones.
Sin embargo, las encebras (o zebros) fueron denominadas en numerosas ocasiones como “asno montés” o “burro de monte” en las crónicas medievales, algo que nunca tuvieron en consideración los clásicos.




Posible aspecto del  zebro o encebra (Equus hydruntinus).


¿Fueron los zebros asnos asilvestrados desde la época de los fenicios?, lo dudo, puesto que nadie tendría dudas al respecto de su definición. Los clásicos no hablarían de “equi feri” sino de “asinus feri”, y las crónicas medievales y de la Edad Moderna habrían hecho lo propio, sin describirlas como “yeguas cenizosas que relinchan como los caballos”.
¿Pudieron ser onagros domésticos traídos por los fenicios desde Siria o Fenicia, asilvestrados con posterioridad?, también lo dudo, porque los romanos los habrían denominado “onager” y los escritos medievales no hablarían del color “cenizoso” ni de relinchos.
Por todo ello, y en base a los descubrimientos que hablan sobre la supervivencia tardía en la Península Ibérica de Equus hydruntinus, con aparición de restos de la especie no sólo durante las primeras etapas holocénicas, sino al parecer hasta la Edad del Bronce, lo más lógico es suponer que el zebro o encebra haga referencia a la postrera existencia del último estenoniano, a mitad camino entre caballos, asnos, onagros y cebras, con un poquito de cada uno, de ahí que incluso cuando los portugueses llegaron a las costas del sur de África denominaran como “cebras” a los équidos que allí descubrieron (cebras y quaggas), debido a su gran similitud.

Así pues, si existe un animal característico de nuestro país del que se debería buscar material genético para que se pudiera plantear una clonación como logro científico, o incluso a modo “sensacionalista”, (como en Rusia lo es el mamut, o en América el megaterio), ese es sin duda el zebro ibérico, para salir de dudas de una vez por todas.




Equus hemionus.


Pero hoy por hoy, contar con el zebro es pura quimera, así que, cuando nos paramos a pensar en restablecer la fauna salvaje extinta en tiempos recientes de nuestro territorio, el hueco de esta especie queda vacante, y hay que tratar de cubrirlo con una especie lo más cercana posible.
Algunos apuntan hacia los onagros o hemiones, con los que podría guardar parentesco muy cercano. De hecho ciertos centros de fauna, como la Reserva de San Cebrián de Mudá (Palencia) y el Parque Paleolítico de Atapuerca (Burgos), tenían previsto contar con ellos en breve, aunque al parecer, su adquisición presenta mayores dificultades que los casos de bisontes y caballos salvajes.
 
Sin embargo hay dos matices de gran calado que me alejan de esta propuesta, aunque no la descartaría por completo.
El primer matiz es que los onagros son équidos muy ligados al medio estepario. Un ecosistema que efectivamente está hoy bien representado en algunas zonas de la Europa del Este, y también en nuestro país a partir de las pseudoestepas que fue generando el ser humano con el transcurso de los milenios.
Sin embargo, y como ya expliqué en su post, el zebro aparece siempre relacionado en restos fósiles con faunas de climas templados, y en las crónicas o fuentes, clásicas y medievales, se dice siempre que son habitantes de los bosques y las montañas:
“…para que pudiera atravesar las corzas veloces, los ciervos, los jabalíes hirsutos, la estirpe de caballos que habitan los bosques…” (Epígrafe del altar votivo de Tulio dedicado a la diosa Diana en León, S.II d.C.).
"Hacia Lorca, buen monte de puerco e de enzèbras en invierno...Hacia Caravaca, las Cabezas de Copares, buen monte de puerco, e de enzèbras, en invierno...Hacia Caravaca, la Sierra de Zelchite es buen monte de puerco en invierno; e ha muchas enzèbras". (Libro de Montería de Alfonso XI, mediados del S.XIV).
“Es tan veloz que jamás se le puede dar caza de otra forma que no sea encendiendo fuego en los bosques donde pasta”. (Traducción del Thesoro, de Bruneto Latino, finales S.XIII).

Y es que al zebro se le ha identificado muy a posteriori con un tipo de asno salvaje de Europa, similar a los hemiones, por tres motivos principales pero poco objetivos. 
El primero, que como digo se le haya denominado en algunas ocasiones como “asno montés” o “burro de monte”, pero no es menos cierto que a las primeras cebras traídas de África, se las llamó del mismo modo “asnas”, teniendo poco en común con los burros. Hay que tener en cuenta que del mismo modo, a un animal “a mitad camino entre asnos y caballos propiamente dichos”, se le nombró también como “yegua cenizosa”.




Reconstrucción del zebro o encebra (Equus hydruntinus).


Además, ha influido mucho la búsqueda de un término equivalente en la traducción al latín del vocablo ibérico “ezzebro”, que el obispo de Toledo, Don Rodrigo, adaptó muy subjetivamente como “onager”, aún cuando los romanos jamás habían empleado este término para referirse a los “equi feri” que ellos conocían en Hispania.
Por último, la postrera existencia del animal en zonas hoy llanas y esteparias de Albacete y parte de Murcia lleva a la confusión de identificar su hábitat con el del onagro, pero a menudo se olvida que estas zonas estuvieron densamente pobladas de extensos y profundos bosques mediterráneos hasta hace tan solo unas centurias, lo que viene a coincidir con el tipo de hábitat del que hablan las fuentes literarias y la toponimia (monte de O Cebreiro, Alto del Encebrico, monte del Acebrón, Abrigo de Encebras, y distintos nombres referidos a valles, donde los bosques crecían al amparo de los cursos fluviales, Vallcebre, Valdecebro, Cebrones del río, Vale do Zebro, Riba do Zebro, Vegacebrón, etc.).


El segundo matiz que me aleja de considerar al onagro como sustituto actual del zebro para nuestro país, es que en España las razas de burros domésticos autóctonos se encuentran en grave peligro de extinción, por no tener ya utilidad alguna para el hombre.
El burro catalán, el zamorano-leonés, el de las Encartaciones, el andaluz o el majorero canario, a partir de los cuales se han generado casi la totalidad de razas del Mediterráneo y de América, podrían encontrar una puerta abierta a su salvación a través de las propuestas rewilding, habitando, tan adaptables y poco exigentes en su alimentación como son, espacios que irían desde las estepas y llanuras, hasta prácticamente la alta montaña, pasando por todo tipo de bosques mediterráneos y atlánticos, ocupando así el nicho del zebro, y también el del onagro.




Asnos en la Laguna del Cañizar (Teruel).


Al contrario de lo que podría suceder con caballos y toros, no encontrarían las pequeñas manadas asilvestradas de burros los problemas de mestizaje con ganado doméstico, pues ya prácticamente no existen en el país, siendo mantenidas por unos pocos particulares y asociaciones, de forma que su liberación en el medio, como sustitutos del zebro, ayudaría a su recuperación poblacional,a la supervivencia de especies depredadoras y carroñeras, de las que por cierto, suelen salir muy airosas los burros (más que cualquier otro tipo de ganado), y especialmente, a  la prevención de incendios forestales (a través del control de la vegetación).

Aunque los asnos prefieren alimentarse de hierba fresca de los pastos, con mucha frecuencia complementan su dieta con hojas, tallos y brotes de árboles y arbustos, incluso de muchas plantas espinosas del desierto.
Hoy en día existen numerosas poblaciones cimarronas de asnos repartidas por el mundo, pero sirvan como ejemplo los diez mil ejemplares de “wild burro” que pueblan actualmente, como una especie de fauna salvaje más, los estados americanos de Arizona, California, Nevada, Oregón y Utah.




Burros asilvestrados  en U.S.A.


A la hora de poner en marcha un proceso "rewilding" en nuestro continente, no deberíamos pues olvidar los nichos ecológicos ni el papel papel representado por unos emblemáticos animales de Europa que estuvieron presentes, bajo diversas especies, hasta hace tan sólo quinientos años, en el caso del zebro ibérico, y menos de doscientos años, en el caso del onagro ucraniano.



http://tierrasylvana.blogspot.com.es/2015/09/europa-el-retorno-de-los-grandes_20.html
avatar
Juanma_Breda
46-Suboficial Mayor
46-Suboficial Mayor

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4450
Puntos patrióticos : 31911
Reputación : 13030
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.