Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Compromís reivindica la «república valenciana»
Hoy a las 21:44 por Invitado

» De vergüenza: 11 de los 14 ministros de Aznar están imputados, cobraron sobresueldos o duermen en prisión
Hoy a las 21:38 por Juanma_Breda

» Éxtasis místico de Santa Teresa de Jesús
Hoy a las 21:25 por Invitado

» El Carnicero de Mondragón
Hoy a las 21:19 por JoséUEI

» Venezuela: ¿cómo se echó a perder este paraíso?
Hoy a las 20:37 por Torquemada2014

» Cerbantes y el quijote un año más A bombo y platillo y como cada año, se conmemora el nacimiento del “Quijote”; y la muerte de su autor. “Los grandes de la política”, se lanzan (al menos en España
Hoy a las 20:00 por Antonio García Fuentes

» HA MUERTO D. JOSÉ UTRERA-MOLINA EX-MINISTRO
Hoy a las 19:22 por Invitado

» Las revueltas contra Maduro llegan a España
Hoy a las 15:40 por Neilo65

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Hoy a las 09:52 por deuteros

» Donald Trump se vende a Israel y ataca Siria.
Ayer a las 15:43 por JoséUEI

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 152. La revolución rusa y el comunismo:
Ayer a las 09:43 por Antonio García Fuentes

» Moda españolas en las Monarquías europeas
Ayer a las 01:17 por Neilo65

» PRESENTACIÓN
Vie Abr 21 2017, 23:44 por HUEVON

» Presentacion
Vie Abr 21 2017, 22:19 por Mastieno

» Muere la exministra socialista Carme Chacón a los 46 años en su casa de Madrid
Vie Abr 21 2017, 20:39 por ilustrado

» Mi presentacion
Vie Abr 21 2017, 20:32 por ilustrado

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Vie Abr 21 2017, 20:25 por ilustrado

» Expedición científica al Nuevo Mundo por Francisco Hernández
Vie Abr 21 2017, 20:17 por ilustrado

» Biografías de Patriotas Vascongados
Vie Abr 21 2017, 19:39 por ilustrado

» Europa, la diosa fenicia que da nombre a nuestro continente
Vie Abr 21 2017, 19:10 por ilustrado

» Blas de Lezo: textos, videos, libros, homenajes, etc.
Vie Abr 21 2017, 18:19 por ilustrado

» Identidad Mitológica vasca
Vie Abr 21 2017, 18:01 por ilustrado

» ¡Huy, que vienen los españoles!
Vie Abr 21 2017, 13:49 por ilustrado

» Robo de dinero público o bienes públicos
Vie Abr 21 2017, 12:04 por Antonio García Fuentes

» Cómo reconocer un ataque de falsa bandera, sus consecuencias y las mentiras sobre otros países
Vie Abr 21 2017, 00:48 por El Zorro

» Ha fallecido nuestro amigo TRAJANO.v
Jue Abr 20 2017, 17:03 por Lucía

» Apoyo total a Al Assad y a Rusia en su lucha contra el Estado Islámico y Al Qaeda y condena al ataque de USA a Siria.
Jue Abr 20 2017, 16:36 por HUEVON

» Tertulia en Es Radio Castellón con intervención de Manuel Canduela
Jue Abr 20 2017, 14:44 por Neilo65

» Unos "Si" gigantes se instalan en diferentes municipios catalanes
Jue Abr 20 2017, 14:07 por El Zorro

» Más que palabras- Audios de DNradio
Jue Abr 20 2017, 11:59 por HUEVON

» La guerra del hombre y “las otras”
Jue Abr 20 2017, 10:05 por Antonio García Fuentes

» NOTICIARIOS: Siempre malas noticias
Miér Abr 19 2017, 09:24 por Antonio García Fuentes

» Quién ganaría en una hipotética guerra entre España y el Reino Unido
Miér Abr 19 2017, 00:00 por CALZADA

» Rusia pide a Gran Bretaña que devuelva Gibraltar.
Mar Abr 18 2017, 23:44 por CALZADA

» Guerra de la Independencia española
Mar Abr 18 2017, 21:40 por Juanma_Breda

» Presupuestos Generales o “el timo de la estampita”
Mar Abr 18 2017, 10:12 por Antonio García Fuentes

» Exposición La memoria recobrada: Huellas en la historia de Estados Unidos
Lun Abr 17 2017, 19:54 por ilustrado

» Análisis de la película "Alien" desde una óptica masculinista: la madre arcaica
Lun Abr 17 2017, 15:30 por Juan Garcia

» La deportista que se negó a competir con España, gana el campeonato con Holanda
Lun Abr 17 2017, 14:50 por JoséUEI

» UN PATRIOTA MAS EN LUCHA
Lun Abr 17 2017, 03:35 por JoséUEI

» Colau elimina del callejero la plaza de la hispanidad
Lun Abr 17 2017, 03:25 por JoséUEI

» ¿Cree que deberían endurecerse las sanciones a las instituciones que izan la bandera republicana?
Lun Abr 17 2017, 03:19 por JoséUEI

» A misa no van, pero van a CARITAS.
Dom Abr 16 2017, 19:34 por Torquemada2014

» Los monos de Gibraltar quieren ser españoles.
Sáb Abr 15 2017, 13:54 por Neilo65

» Prisión para tres de los ocho detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla
Sáb Abr 15 2017, 13:51 por Neilo65

» ¿Por qué no hay EXTREMA DERECHA EN ESPAÑA?
Vie Abr 14 2017, 22:57 por Torque-mada_62

» El Gobierno frena la compra de 500 granadas "de guerra" por parte de la Generalitat
Vie Abr 14 2017, 13:48 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Vie Abr 14 2017, 00:47 por Valle

» Mi música, tu música, nuestra música
Jue Abr 13 2017, 21:57 por Tigre Blanco

» Simón Bolívar: La historia de un criminal, sanguinario y genocida
Jue Abr 13 2017, 11:07 por Torquemada2014

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Cuando luchar contra el tabaco era cosa de nazis (literalmente)

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando luchar contra el tabaco era cosa de nazis (literalmente)

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Nov 02 2015, 13:22



«No devoras los cigarrillos, ellos te devoran a ti». Podría tratarse del eslogan de una campaña antitabaco, de ese mensaje que decora las cajetillas para advertir de que fumar daña gravemente tu salud y la de quienes te rodean. La voz de tu conciencia. Esa que te sugiere ser cauteloso, tener en cuenta el posible y fatal desenlace de una vida ligada al cigarrillo. Podría serlo, pero no lo es. De hecho, ni te imaginas quiénes fueron los autores de eslóganes como este.
Nada más y nada menos que Hitler y los nazis fueron los responsables de iniciar – con un éxito indiscutible – la lucha contra los peligrosos cigarrillos. Parece contradictorio que precisamente ellos, los responsables del Holocausto, se preocuparan por la salud de los ciudadanos. De hecho, no fue así. Ni por asomo. Lo cierto es que su intención era impulsar, de una forma más creativa, la limpieza étnica del régimen.
Otros países europeos a principios del siglo XX habían intentado ya luchar por esta causa, pero sin frutos. Alemania fue el primero en alcanzar el éxito, de la mano de sus científicos. Nadie más indicado para vincular el tabaco, por primera vez en la historia, con la desgracia de padecer enfermedades respiratorias o incluso cáncer de pulmón.
Schairer y Schoninger son los nombres de los científicos que publicaron las primeras investigaciones al respecto. Estudios que aumentaron la fiebre de los políticos alemanes que, liderados por Hitler, iniciaron su particular lucha en pos, decían, de la «salud pública».
Hitler, un hombre que llegó a fumar entre 20 y 30 cigarrillos al día durante su juventud. Un hombre que, tras su llegada al poder, trató de convencerse a sí mismo, y de convencer al resto de ciudadanos, de que sus cuerpos no pertenecían a cada individuo, sino a la nación. De que fumar llevaba a la decadencia y al derroche de dinero.
Pero la salud pública no era, ni mucho menos, el objetivo real del Führer y sus seguidores. El régimen alemán perseguía de forma insistente el objetivo para el que había nacido: imponer la raza aria que tantas vidas se había llevado por el camino.

El discurso de Hitler y sus seguidores era xenófobo, racista y antisemita, pero efectivo. Su estrategia triunfó en la Alemania de aquellos días teñidos de guerra y odio. Culpar a judíos, intelectuales, gitanos, negros y discapacitados de la generalización del consumo de tabaco hacía posible la lucha contra esta droga blanda. Todo eran ventajas. Hitler llegó incluso a asegurar que el nazismo jamás se hubiera impuesto en Alemania si el país no hubiera dejado de fumar.
“El Führer está en contra del tabaco”
El camino para hacer llegar al pueblo su idea fue similar a el que lo llevó a la gloria: la propaganda. «Hermano nacionalsocialista, ¿sabe usted que nuestro Führer está en contra del tabaco y piensa que cada alemán es responsable de sus acciones y del futuro de todo el pueblo, y no tiene derecho a dañar su cuerpo con drogas?», rezaban uno de los discursos, siempre amparados por Goebbles.

Esa propaganda pronto se vio acompañada de medidas restrictivas para controlar, asfixiar y censurar la vida pública. Algo que, de hecho, había caracterizado al régimen nazi desde sus inicios. Nadie puedo escapar a las medidas. Fueron generalizadas y extremas.
La mejor manera de ejercer un control férreo sobre la población era dominar el espacio femenino y, sobre todo, la natalidad. Durante los trágicos años del auge del fascismo, numerosas mujeres alemanas fueron obligadas a concebir hasta cuatro hijos que, en muchos casos, eran robados de sus madres a los pocos meses de nacer para ser repartidos entre familias arias y «puras».
Para conseguir su lastimero objetivo, los nazis alemanes lanzaron su campaña propagandística sobre las madres del momento, y las futuras. Se les exigía que no bebiera alcohol ni fumaran durante el embarazo y los meses de lactancia. ¿A cambio? «Bebe zumo de frutas», ofrecían los anuncios.

Los científicos, además, defendían que fumar envejecía el cuerpo de forma acelerada, lo hacia menos atractivo para los hombres y menos propenso a la procreación, además de que podía multiplicar el número de abortos. Por ello se prohibió vender cigarrillos a las mujeres que esperaban descendencia, y a todas las menores de 25 años (edad óptima para procrear). El propio Hitler hacía un llamamiento continuo a cuidar de los niños, mientras alegaba que fumar tabaco delante de ellos podía provocarles asma.
Las restricciones llegaron a todos los ámbitos. Se prohibió fumar en lugares públicos, desde restaurantes hasta campus universitarios, hospitales, residencias, oficinas de correos e instalaciones gubernamentales. Incluso se impidió fumar en los refugios preparados para posibles ataques aéreos, aunque en algunos de ellos se reservó una habitación para los fumadores.
También estaba totalmente vetado que se publicaran anuncios que representaran a un hombre fumando mientras trabajaba. La publicidad de tabaco pasó a diseñarse sin imágenes provocativas: una hoja con un poco de texto negro sobre blanco eran los únicos ingredientes permitidos para promocionar los cigarrillos.

La cosa no quedó ahí. Se subieron los impuestos sobre el tabaco y se impidió fumar a policías y oficiales cuando estuvieran de servicio. También se racionaron los cigarrillos entre los militares (a seis por hombre), con el objetivo de que permanecieran sanos para que no enfermaran ni murieran durante la guerra por culpa del tabaco. Alemania necesitaba hombres fuertes como robles para levantar su imperio.
En la Alemania nazi, la abstinencia era un «deber nacionalsocialista». Desde 1943, se hizo ilegal para cualquier alemán menor de 18 años fumar en público. Y los ciudadanos aceptaron la situación. Escandalizados, con miedo a aquello que el régimen les vendía a través de discursos e imágenes.
Imágenes que relacionaban el tabaco con el desgaste de la salud, del pueblo, de la raza y de la fuerza del trabajo. Ilustraciones exageradas que vinculaban el hábito del tabaquismo con los judíos, gitanos, indios, homosexuales, negros, capitalistas, discapacitados, intelectuales y prostitutas. No podía ser de otra manera, ya lo gritaban los carteles antitabaco: el Führer Adolf Hitler no bebía alcohol y no fumaba. Su rendimiento en el trabajo era «increíble».

Los mítines para «reeducar» a la población civil y a los militares; las conferencias, los congresos, las películas y la acción de las altas instituciones científicas del país; así como estudios y libros publicados por investigadores afines al régimen nazi servían de impulso, una vez más, para la lucha contra la nicotina.
Toda una amplia amalgama médica y de salud puesta al servicio de Hitler, con el apoyo de la Liga Antitabaco alemana. Desde el Instituto científico para la investigación de los Riesgos del Tabaco, creado por empeño y decisión férrea de Hitler; hasta autores como Fritz Lickint, escritor de «El tabaco y el organismo», quien acuñó el término de «fumador pasivo» tan extendido en nuestros días.
Pero también los periódicos y revistas que se crearon de forma específica para convencer a los lectores de los efectos negativos del consumo de cigarrillos. El periódico Reine Luft (Aire Puro), la revista Der Tabakgegner (Los opositores del tabaco), y Deutscher Tabakgegner (Alemanes opuestos al tabaco) son ejemplos de una campaña sin precedentes.

La campaña se convirtió en un éxito. Un éxito que, sin embargo, no logró mantener en pie un régimen totalitario, que acabó ahogándose en sus propios delirios de grandez. Un éxito – el de la lucha contra el tabaco – que, sin embargo, ha llegado a nuestros días. Unos días donde la lucha contra el cigarrillo se mantiene, se fomenta, prospera. Eso sí, sin que nadie se pare a pensar en su origen. Paradojas de la historia…
————————–
Con información de Quhist.com, Medicinayholocauesto.blogspot.com, Constitutionalistnc.tripod.com, Smokefreeliving.net,Davehitt.com, Ncbi.nlm.nih.gov, Data-yard.ne.,

Por Lucía El Asri

http://www.yorokobu.es/fumar-mata/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
[table class="medallero"="border: 1px solid blue; width: 100%;"]
[tr style="background-color: Navy ; color: white;"]
[td style="text-align: center; padding: 3px;"]-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas![/td]
[/tr][td]
[/td][/table]
España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19291
Puntos patrióticos : 365608
Reputación : 19072
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.