Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Al menos 22 muertos y más de 50 heridos en un atentado suicida en un concierto de Ariana Grande en Mánchester
Hoy a las 01:41 por Juanma_Breda

» Una hora con la historia. Pio Moa.
Hoy a las 01:31 por Juanma_Breda

» El ISIS llama a la 'guerra total contra Occidente' durante Ramadán
Ayer a las 22:43 por Valle

» El Gobierno se vuelca en la sociedad catalana ante el bloqueo institucional
Ayer a las 22:41 por Valle

» Karlos Arguiñano "He tenido amigos en ETA y amigos a los que ha matado ETA"
Ayer a las 22:32 por Valle

» Piden formar una nueva CC.AA. española con Barcelona y Tarragona.
Ayer a las 21:00 por Juanma_Breda

» Conductor (GITANO) de 18 años asesina de un puñetazo a un anciano en Torrejón(Madrid)
Ayer a las 20:58 por Juanma_Breda

» Rajoy reitera a Puigdemont que su oferta es imposible por ser una amenaza grave a la convivencia
Ayer a las 13:43 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 157 Basuras dentro y fuera del planeta
Ayer a las 11:03 por Antonio García Fuentes

» Historia sobre el himno de España
Ayer a las 07:55 por Canvel07

» Así es 'Er Prinzipito', la traducción andaluza de la clásica novela que indigna a las redes
Vie Mayo 26 2017, 23:50 por Valle

» Trasladarán los restos de Franco y Jose Antonio.
Vie Mayo 26 2017, 12:58 por Invitado

» Barcelona amanece con banderas de España pegadas en el mobiliario urbano y algunos edificios
Vie Mayo 26 2017, 12:30 por Invitado

» Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas” Aquí en España, el domingo pasado, se dirimió el enfrentamiento de las tres “fracciones o facciones” de lo que aquí se autodenominan “socialistas” o
Vie Mayo 26 2017, 10:28 por Antonio García Fuentes

» AQUEL TELÉFONO DE CANUTOS
Vie Mayo 26 2017, 10:25 por Antonio García Fuentes

» Mi música, tu música, nuestra música
Jue Mayo 25 2017, 23:53 por JoséUEI

» Multa de entre 10.000 y 25.000 euros a Echenique por defraudar a la Seguridad Social
Jue Mayo 25 2017, 13:38 por Neilo65

» Las fotos menos conocidas de Francisco Franco.
Jue Mayo 25 2017, 06:48 por BRUC

» Ridículo de España en Eurovisión.
Miér Mayo 24 2017, 13:51 por Invitado

» El “dios dinero” y sus adoradores y practicantes
Miér Mayo 24 2017, 08:36 por Antonio García Fuentes

» La etarra «La Tigresa» saldrá de la cárcel el 13 de junio
Miér Mayo 24 2017, 07:33 por Lucía

» HOLA A TODOS LOS QUE SENTIMOS A LA PATRIA
Mar Mayo 23 2017, 22:47 por Valle

» Los robots nos dejaran sin trabajo a casitodos
Mar Mayo 23 2017, 21:55 por Iuris Tantum

» Guerra de Siria
Mar Mayo 23 2017, 21:47 por Juanma_Breda

» Franco su sepultura y “los miedos” cuarenta años después
Mar Mayo 23 2017, 15:45 por Neilo65

» Muere Nicky Hayden
Mar Mayo 23 2017, 14:13 por Neilo65

» Preparada la independencia de Cataluña.
Lun Mayo 22 2017, 15:48 por BRUC

» Cazas F18 españoles interceptan un cazabombardero ruso Sukhoi SU-24 en el Báltico
Dom Mayo 21 2017, 18:04 por Iuris Tantum

» Rajoy reta a Puigdemont en el Congreso
Dom Mayo 21 2017, 18:01 por Iuris Tantum

»  Europa estará muerta en 20 años
Dom Mayo 21 2017, 16:20 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 156 Desprecio al político y a su política
Sáb Mayo 20 2017, 10:12 por Antonio García Fuentes

» Existen indicios de corrupción respecto de Cristina Cifuentes, Presidente de la CCAA de Madrid.
Vie Mayo 19 2017, 22:33 por Valle

» Así se adoctrina a los niños en los libros de texto de Cataluña
Vie Mayo 19 2017, 22:29 por Valle

» La cápsula de cianuro
Vie Mayo 19 2017, 17:15 por Antonio García Fuentes

» Las personas a las que les cuesta madrugar son más inteligentes y creativas
Vie Mayo 19 2017, 15:35 por Iuris Tantum

» Pablo Iglesias se presenta como candidato a presidente en la moción de censura contra Rajoy
Vie Mayo 19 2017, 12:17 por Neilo65

» Trump desveló a Rusia secretos sobre Daesh facilitados por espías israelíes
Vie Mayo 19 2017, 11:57 por Neilo65

» Carta de un cura de a pie a los obispos de Cataluña
Jue Mayo 18 2017, 19:05 por BRUC

» Fracaso podemita en los tribunales de Aragón
Jue Mayo 18 2017, 14:20 por Iuris Tantum

» Un propietario expulsa a unos okupas de su vivienda y lo multan
Miér Mayo 17 2017, 20:33 por Neilo65

» ¿DÓNDE ESTÁ EL PROGRESO Y EN QUÉ CONSISTE?
Miér Mayo 17 2017, 10:33 por Antonio García Fuentes

» EL HÉROE ESPAÑOL DEL LUSITANIA
Mar Mayo 16 2017, 23:24 por JoséUEI

» Maduro arremete contra Felipe Gonzalez y Rajoy
Mar Mayo 16 2017, 23:16 por JoséUEI

» Me presento como uno mas
Mar Mayo 16 2017, 18:44 por niunpasoatras.org

» Suicidios en la policía, guardia civil y “otros”
Mar Mayo 16 2017, 09:48 por Antonio García Fuentes

» Gladio B: Juncker, presidente de la comisión europea, al frente
Lun Mayo 15 2017, 14:03 por Juan Garcia

» Vascos y derechos de “conquista” que se perpetúan
Lun Mayo 15 2017, 11:49 por Antonio García Fuentes

» El mito de Guernica
Dom Mayo 14 2017, 19:08 por Lucía

» Política y periodismo de ‘je, je’ y testosterona.
Dom Mayo 14 2017, 17:56 por Neilo65

» OCTUBRE DE 1934 - ¿Homenajes a la barbarie socialista?
Sáb Mayo 13 2017, 16:14 por Valle

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Cuando luchar contra el tabaco era cosa de nazis (literalmente)

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando luchar contra el tabaco era cosa de nazis (literalmente)

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Lun Nov 02 2015, 13:22



«No devoras los cigarrillos, ellos te devoran a ti». Podría tratarse del eslogan de una campaña antitabaco, de ese mensaje que decora las cajetillas para advertir de que fumar daña gravemente tu salud y la de quienes te rodean. La voz de tu conciencia. Esa que te sugiere ser cauteloso, tener en cuenta el posible y fatal desenlace de una vida ligada al cigarrillo. Podría serlo, pero no lo es. De hecho, ni te imaginas quiénes fueron los autores de eslóganes como este.
Nada más y nada menos que Hitler y los nazis fueron los responsables de iniciar – con un éxito indiscutible – la lucha contra los peligrosos cigarrillos. Parece contradictorio que precisamente ellos, los responsables del Holocausto, se preocuparan por la salud de los ciudadanos. De hecho, no fue así. Ni por asomo. Lo cierto es que su intención era impulsar, de una forma más creativa, la limpieza étnica del régimen.
Otros países europeos a principios del siglo XX habían intentado ya luchar por esta causa, pero sin frutos. Alemania fue el primero en alcanzar el éxito, de la mano de sus científicos. Nadie más indicado para vincular el tabaco, por primera vez en la historia, con la desgracia de padecer enfermedades respiratorias o incluso cáncer de pulmón.
Schairer y Schoninger son los nombres de los científicos que publicaron las primeras investigaciones al respecto. Estudios que aumentaron la fiebre de los políticos alemanes que, liderados por Hitler, iniciaron su particular lucha en pos, decían, de la «salud pública».
Hitler, un hombre que llegó a fumar entre 20 y 30 cigarrillos al día durante su juventud. Un hombre que, tras su llegada al poder, trató de convencerse a sí mismo, y de convencer al resto de ciudadanos, de que sus cuerpos no pertenecían a cada individuo, sino a la nación. De que fumar llevaba a la decadencia y al derroche de dinero.
Pero la salud pública no era, ni mucho menos, el objetivo real del Führer y sus seguidores. El régimen alemán perseguía de forma insistente el objetivo para el que había nacido: imponer la raza aria que tantas vidas se había llevado por el camino.

El discurso de Hitler y sus seguidores era xenófobo, racista y antisemita, pero efectivo. Su estrategia triunfó en la Alemania de aquellos días teñidos de guerra y odio. Culpar a judíos, intelectuales, gitanos, negros y discapacitados de la generalización del consumo de tabaco hacía posible la lucha contra esta droga blanda. Todo eran ventajas. Hitler llegó incluso a asegurar que el nazismo jamás se hubiera impuesto en Alemania si el país no hubiera dejado de fumar.
“El Führer está en contra del tabaco”
El camino para hacer llegar al pueblo su idea fue similar a el que lo llevó a la gloria: la propaganda. «Hermano nacionalsocialista, ¿sabe usted que nuestro Führer está en contra del tabaco y piensa que cada alemán es responsable de sus acciones y del futuro de todo el pueblo, y no tiene derecho a dañar su cuerpo con drogas?», rezaban uno de los discursos, siempre amparados por Goebbles.

Esa propaganda pronto se vio acompañada de medidas restrictivas para controlar, asfixiar y censurar la vida pública. Algo que, de hecho, había caracterizado al régimen nazi desde sus inicios. Nadie puedo escapar a las medidas. Fueron generalizadas y extremas.
La mejor manera de ejercer un control férreo sobre la población era dominar el espacio femenino y, sobre todo, la natalidad. Durante los trágicos años del auge del fascismo, numerosas mujeres alemanas fueron obligadas a concebir hasta cuatro hijos que, en muchos casos, eran robados de sus madres a los pocos meses de nacer para ser repartidos entre familias arias y «puras».
Para conseguir su lastimero objetivo, los nazis alemanes lanzaron su campaña propagandística sobre las madres del momento, y las futuras. Se les exigía que no bebiera alcohol ni fumaran durante el embarazo y los meses de lactancia. ¿A cambio? «Bebe zumo de frutas», ofrecían los anuncios.

Los científicos, además, defendían que fumar envejecía el cuerpo de forma acelerada, lo hacia menos atractivo para los hombres y menos propenso a la procreación, además de que podía multiplicar el número de abortos. Por ello se prohibió vender cigarrillos a las mujeres que esperaban descendencia, y a todas las menores de 25 años (edad óptima para procrear). El propio Hitler hacía un llamamiento continuo a cuidar de los niños, mientras alegaba que fumar tabaco delante de ellos podía provocarles asma.
Las restricciones llegaron a todos los ámbitos. Se prohibió fumar en lugares públicos, desde restaurantes hasta campus universitarios, hospitales, residencias, oficinas de correos e instalaciones gubernamentales. Incluso se impidió fumar en los refugios preparados para posibles ataques aéreos, aunque en algunos de ellos se reservó una habitación para los fumadores.
También estaba totalmente vetado que se publicaran anuncios que representaran a un hombre fumando mientras trabajaba. La publicidad de tabaco pasó a diseñarse sin imágenes provocativas: una hoja con un poco de texto negro sobre blanco eran los únicos ingredientes permitidos para promocionar los cigarrillos.

La cosa no quedó ahí. Se subieron los impuestos sobre el tabaco y se impidió fumar a policías y oficiales cuando estuvieran de servicio. También se racionaron los cigarrillos entre los militares (a seis por hombre), con el objetivo de que permanecieran sanos para que no enfermaran ni murieran durante la guerra por culpa del tabaco. Alemania necesitaba hombres fuertes como robles para levantar su imperio.
En la Alemania nazi, la abstinencia era un «deber nacionalsocialista». Desde 1943, se hizo ilegal para cualquier alemán menor de 18 años fumar en público. Y los ciudadanos aceptaron la situación. Escandalizados, con miedo a aquello que el régimen les vendía a través de discursos e imágenes.
Imágenes que relacionaban el tabaco con el desgaste de la salud, del pueblo, de la raza y de la fuerza del trabajo. Ilustraciones exageradas que vinculaban el hábito del tabaquismo con los judíos, gitanos, indios, homosexuales, negros, capitalistas, discapacitados, intelectuales y prostitutas. No podía ser de otra manera, ya lo gritaban los carteles antitabaco: el Führer Adolf Hitler no bebía alcohol y no fumaba. Su rendimiento en el trabajo era «increíble».

Los mítines para «reeducar» a la población civil y a los militares; las conferencias, los congresos, las películas y la acción de las altas instituciones científicas del país; así como estudios y libros publicados por investigadores afines al régimen nazi servían de impulso, una vez más, para la lucha contra la nicotina.
Toda una amplia amalgama médica y de salud puesta al servicio de Hitler, con el apoyo de la Liga Antitabaco alemana. Desde el Instituto científico para la investigación de los Riesgos del Tabaco, creado por empeño y decisión férrea de Hitler; hasta autores como Fritz Lickint, escritor de «El tabaco y el organismo», quien acuñó el término de «fumador pasivo» tan extendido en nuestros días.
Pero también los periódicos y revistas que se crearon de forma específica para convencer a los lectores de los efectos negativos del consumo de cigarrillos. El periódico Reine Luft (Aire Puro), la revista Der Tabakgegner (Los opositores del tabaco), y Deutscher Tabakgegner (Alemanes opuestos al tabaco) son ejemplos de una campaña sin precedentes.

La campaña se convirtió en un éxito. Un éxito que, sin embargo, no logró mantener en pie un régimen totalitario, que acabó ahogándose en sus propios delirios de grandez. Un éxito – el de la lucha contra el tabaco – que, sin embargo, ha llegado a nuestros días. Unos días donde la lucha contra el cigarrillo se mantiene, se fomenta, prospera. Eso sí, sin que nadie se pare a pensar en su origen. Paradojas de la historia…
————————–
Con información de Quhist.com, Medicinayholocauesto.blogspot.com, Constitutionalistnc.tripod.com, Smokefreeliving.net,Davehitt.com, Ncbi.nlm.nih.gov, Data-yard.ne.,

Por Lucía El Asri

http://www.yorokobu.es/fumar-mata/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19290
Puntos patrióticos : 365638
Reputación : 19072
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.