Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» En Andalucía: Hijos y cónyuges dejarán de pagar el impuesto de sucesiones por heredar hasta un millón de euros
Hoy a las 07:23 por Huroncete

» Cuando comunistas y anarquistas se mataron entre ellos
Hoy a las 06:42 por Huroncete

» 12 cosas que debes saber antes de hacerte amigo de un gallego
Hoy a las 01:48 por Valle

» 180 años antes de la llegada de Jaime I, Valencia habla valenciano y “Cataluña”, provenzal-francés
Hoy a las 01:27 por Valle

»  ¿Qué hay del otro lado de la LUZ AL FINAL DEL TÚNEL?
Hoy a las 01:24 por Valle

» Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo
Hoy a las 01:20 por Valle

» VÍDEO MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2016
Hoy a las 01:09 por Valle

» El valiente y políticamente incorrecto discurso de Trump que ha sido ovacionado en Varsovia
Hoy a las 01:05 por Valle

» Rojos, separatistas, progres..... nunca presentes
Hoy a las 01:01 por Valle

» RUFIÁN a RAJOY: "Le pido que saque sus SUCIAS MANOS de las instituciones catalanas"
Hoy a las 00:51 por Valle

» La Generalitat se supera: inventa la figura de ‘los reyes catalanes’
Ayer a las 19:40 por Valle

» La Guardia Civil detiene al 'número 2' de Junqueras en los registros en la Generalitat
Ayer a las 19:39 por Valle

» “El fin de las autonomías, o si no la guerra”.
Ayer a las 19:16 por Juanma_Breda

» Una Cataluña independiente no podría participar en Eurovisión
Ayer a las 09:54 por HIMNOSHISTORICOS

» Las exigencias de Polonia a Alemania y Ucrania pueden provocar la desintegración de la UE
Ayer a las 08:26 por Torquemada2014

» Baneado y acosado por un staff en wikia.
Ayer a las 01:58 por Juanma_Breda

» La Legión Española
Mar Sep 19 2017, 20:48 por HIMNOSHISTORICOS

» Un colegio de Tomares ya imparte clases de lengua árabe y cultura marroquí.
Mar Sep 19 2017, 20:18 por HIMNOSHISTORICOS

» La bandera que paseó Padilla no era la franquista
Mar Sep 19 2017, 20:17 por HIMNOSHISTORICOS

» En España, Los pilotos y controladores aéreos no podrán hablar en castellano
Mar Sep 19 2017, 19:44 por Valle

» Independentistas imprimen carteles falsos del PP y C’s a favor del ‘No’ en el referéndum para poder criticarlos
Mar Sep 19 2017, 19:37 por Valle

» Tejero: ‘Exijo un juicio comparativo entre el 23-F y lo que está ocurriendo en Cataluña’
Mar Sep 19 2017, 19:25 por Torquemada2014

» Cataluña: Pablo Iglesias está haciendo lo que sus colegas iraníes esperaban de él
Mar Sep 19 2017, 19:07 por Valle

» El alcalde de Lérida que fue fusilado por Companys por celebrar una Cabalgata de Reyes
Mar Sep 19 2017, 16:28 por BRUC

» El Águila de San Juan del escudo de España y la ignorancia histórica
Mar Sep 19 2017, 16:18 por BRUC

» Las diez películas imprescindibles para conocer la Segunda Guerra Mundial(Según ABC)
Mar Sep 19 2017, 16:15 por BRUC

» Propicios dias
Mar Sep 19 2017, 16:12 por BRUC

» ¿Habrá muertos?
Mar Sep 19 2017, 13:58 por Invitado

» HEDILLA - SALAMANCA - UNIFICACIÓN VI
Lun Sep 18 2017, 22:29 por RICHI

» Español de ultramar
Lun Sep 18 2017, 21:54 por María Pilar

» Un Compatriota más
Lun Sep 18 2017, 21:52 por María Pilar

» Politica Sim
Lun Sep 18 2017, 19:38 por Valle

» Presente!!!
Lun Sep 18 2017, 18:45 por niunpasoatras.org

» No soy nueva, solo reenganchada del FORO 1492
Lun Sep 18 2017, 18:45 por niunpasoatras.org

» Soy nuevo
Lun Sep 18 2017, 18:45 por niunpasoatras.org

» Sonidos del mundo: ¿Rabat’¿Ankara?¿Dubai?¿Estambul?
Lun Sep 18 2017, 14:23 por HIMNOSHISTORICOS

» Encapuchados queman banderas de España, de Francia y de la Unión Europea en la manifestación independentista
Lun Sep 18 2017, 13:44 por Invitado

» Políticos de Panza y bolsillo
Lun Sep 18 2017, 12:35 por Invitado

» ¿Sabías que Melilla hace estos días 520 años siendo española?
Lun Sep 18 2017, 10:03 por HIMNOSHISTORICOS

» Mi música, tu música, nuestra música
Lun Sep 18 2017, 09:52 por HIMNOSHISTORICOS

» REGINA GARCIA- Una heroína española adelantada a su tiempo y olvidada
Dom Sep 17 2017, 21:08 por Valle

» Esto es lo que debes hacer si la Generalidad te exige colaborar en su referéndum ilegal
Dom Sep 17 2017, 20:10 por Miguel1961

» Francia: Mujer arroja ácido a cuatro turistas estadounidenses en Marsella
Dom Sep 17 2017, 20:06 por HIMNOSHISTORICOS

» Carlos Herrera destroza al evasor fiscal Monedero en 30 segundos.
Dom Sep 17 2017, 14:57 por Neilo65

» Un refugiado viola a una niña y la policía sueca lo deja en libertad al no dar abasto con tantos casos de violación
Dom Sep 17 2017, 14:45 por Valle

» Una diputada francesa pide que la quema de una bandera gala en la Diada no quede impune
Dom Sep 17 2017, 13:39 por Valle

» Condenan a un sueco de 53 años a pagar a tres musulmanas 1.500 euros por comer bacon junto a ellas en un tren de Estocolmo
Dom Sep 17 2017, 12:46 por Miguel1961

» Con dos cojones....
Sáb Sep 16 2017, 23:07 por HIMNOSHISTORICOS

» Loquillo explota y canta verdades sobre el nacionalismo
Sáb Sep 16 2017, 22:46 por HIMNOSHISTORICOS

» El porqué de los colores actuales de la Enseña Nacional
Sáb Sep 16 2017, 22:26 por HIMNOSHISTORICOS

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Mensaje por Luego Cabalgamos el Lun Dic 14 2015, 21:26

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Por ELMUNICIPIO.ES - 

Por Fernando García de Cortázar
Cuando le llegó la muerte, en 1970, Manuel Hedilla, sucesor de José Antonio al frente de Falange, encarnaba el mito de la autenticidad nacionalsindicalista. El verdadero falangismo, construido en la intemperie previa a la guerra civil, había sufrido el peor de los destinos: ser justificación ideológica del poder sin conseguir inspirar sus acciones políticas.
El espíritu español y revolucionario de Falange, defensor de la justicia social, el que promovía la regeneración de España como unidad de destino en lo universal; la bandera izada en octubre de 1933 frente a la falta de patriotismo de una burguesía abúlica y la humillación de unas clases trabajadoras desnacionalizadas; todo ello había quedado reducido a la pura nostalgia de una «revolución pendiente». Era a la que habían llamado Ramiro Ledesma y José Antonio Primo de Rivera, al entender que el nacionalsindicalismo impulsaba la plenitud de la realización nacional. Esa «revolución pendiente» había sido la exigencia de los falangistas que se enfrentaron a la desnaturalización de sus principios y a la identificación de sus ideales con la práctica de la dictadura franquista.
Nunca puede construirse una leyenda sin ingredientes de verdad. A medida que, en los años sesenta, el régimen se abrazaba a la modernización social y económica de los planes de desarrollo, los incorruptibles del falangismo eran tachados de aguafiestas que amargaban el banquete de la prosperidad estimulada por el discurso de los tecnócratas. En un número creciente de actos, con presencia de altas jerarquías del régimen, la irritación falangista escenificó la manipulación del legado joseantoniano, reducido a mero ornamento o símbolo cautivo de un sistema cada día más alejado de los valores fundacionales del Movimiento.
Sacrificio personal
Por eso fue en aquellos últimos años de su vida, cuando a Manuel Hedilla se le erigió como modelo de una resistencia inicial de Falange al franquismo. Su sacrificio personal –condenado a muerte en 1937, encarcelado y confinado durante diez años– encarnaba la dignidad y la coherencia de quien podía haber sido altísima jerarquía del partido único, frente a la tentación poderosa del pragmatismo sin principios. Antiguos militantes y jóvenes estudiantes promovieron la resurrección de una Falange antifranquista en los años sesenta, y lograron poner indignación y frescura a la reivindicación del nacionalsindicalismo, que halló en Hedilla al hombre ejemplar. Las investigaciones de los historiadores han ido poniendo las cosas en su sitio. Si el mito se alimentaba de hechos tan ciertos como el sufrimiento de Hedilla y los conflictos entre Falange y Franco, la realidad proponía un mejor análisis, que rebajaba la exageración de una discrepancia absoluta de proyectos, de un antagonismo inicial del diseño del nuevo Estado y los propósitos del falangismo de 1936.

El drama debe explicarse por su motivo fundamental: el cautiverio y muerte de José Antonio, el Jefe Nacional indiscutido, el líder carismático, fundador y personalización plena del espíritu falangista. Su ausencia resultó desastrosa, porque eliminó la necesaria autoridad dentro un movimiento muy joven, sin tiempo para madurar su estrategia política y que, para mayor y paradójica desdicha, estaba viendo crecer su militancia hasta convertirlo en una organización de masas sin dirección. Era, precisamente, la situación inversa a la de la Falange de antes de la sublevación de 1936, en la que se ponderaba la calidad de sus cuadros dirigentes a los que faltaba, sin embargo, el apoyo del que gozaban otras fuerzas políticas. Falange, como dijo su fundador, había quedado en una «altiva intemperie» en los años en que ni sus propuestas nacionalizadoras fueron aceptadas por la izquierda, ni sus demandas de justicia social tenidas en cuenta por la derecha.
Solo las circunstancias excepcionales de 1936 rompieron los diques de contención que impedían aquella síntesis proclamada en octubre de 1933. Pero, entonces, la afluencia de tantos jóvenes quedó lastrada por la desaparición de los líderes que debieron inspirarles y protegerles del oportunismo. La angustia de José Antonio al pensar, en vísperas de su ejecución, en la sangre que podría verterse en vano, cobraba así su pleno sentido.
Crisis de dirección
La crisis de dirección del falangismo está en la raíz del mito de Hedilla. No fue el líder santanderino un hombre que se negara a llegar a acuerdos con Franco ni con el tradicionalismo. Las confesiones del círculo más próximo a la familia de Primo de Rivera, como Agustín Aznar o Sancho Dávila, le acusaron de todo lo contrario, de entregar el partido a los jefes militares. Hedilla, un hombre bondadoso en tiempos de cólera y humilde en horas de arrogancia, sabía que la salvación de Falange no dependía de la lealtad a lo que había sido antes, sino de lo que podía llegar a ser en una fase tan propicia. No se opuso, por tanto, a la unificación de abril de 1937. Trató, eso sí, de encauzarla protegiendo la hegemonía de Falange y una cierta autonomía de sus mandos más antiguos.
Aislado de buena parte de la dirección del partido, Hedilla vio debilitarse su posición frente a Franco que, astutamente, aprovechó las disensiones de los falangistas para imponer su mando absoluto, que le permitió descargar todo el rigor de la represión sobre el último Jefe Nacional de Falange. Y Hedilla fue a la cárcel, a la marginación en la España por la que había luchado desde su militancia nacionalsindicalista de 1932, mientras sus feroces críticos pasaban a disfrutar del poder alcanzado gracias a la victoria.
Hedilla se convirtió en mito no por lo que realmente sucedió en aquella Salamanca de 1937, confusa y trágica. No lo fue ni siquiera por el inmenso precio personal que pagó. Fue un mito porque aquellos ideales fundacionales del falangismo eran portadores de una idea de España generosa y abnegada. Una revolución pendiente cuyos valores patrióticos y cuya sensibilidad social a nadie pueden resultar indiferentes. Y cuya derrota, desnaturalización y envilecimiento han de constar en la comprensión de una parte esencial de nuestro siglo XX.
Artículo de Fernando García de Cortázar publicado en el diario ABC.
avatar
Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 59831
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.