Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
»  El «no» a la independencia gana terreno en Cataluña
Hoy a las 16:20 por BRUC

» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 13:22 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (V): APUNTES SOBRE LA SUPUESTA DOMESTICACIÓN DEL ZEBRO.
Hoy a las 13:00 por Juanma_Breda

» "UN GOBIERNO BELIGERANTE"
Hoy a las 12:46 por RICHI

» GUERRAS ENTRE POLÍTICOS: EL PUEBLO INDIFERENTE
Hoy a las 10:55 por Antonio García Fuentes

» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 02:57 por Lucía

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 00:53 por Neilo65

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Ayer a las 15:29 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Ayer a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Ayer a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Ayer a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Mar Mar 28 2017, 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Mar Mar 28 2017, 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Mar Mar 28 2017, 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Mar Mar 28 2017, 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Mar Mar 28 2017, 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Mar Mar 28 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Mar Mar 28 2017, 09:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Mar Mar 28 2017, 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Mar Mar 28 2017, 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Mar Mar 28 2017, 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Mar Mar 28 2017, 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Mar Mar 28 2017, 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Mensaje por Luego Cabalgamos el Lun Dic 14 2015, 21:26

Manuel Hedilla, el mito y la realidad

Por ELMUNICIPIO.ES - 

Por Fernando García de Cortázar
Cuando le llegó la muerte, en 1970, Manuel Hedilla, sucesor de José Antonio al frente de Falange, encarnaba el mito de la autenticidad nacionalsindicalista. El verdadero falangismo, construido en la intemperie previa a la guerra civil, había sufrido el peor de los destinos: ser justificación ideológica del poder sin conseguir inspirar sus acciones políticas.
El espíritu español y revolucionario de Falange, defensor de la justicia social, el que promovía la regeneración de España como unidad de destino en lo universal; la bandera izada en octubre de 1933 frente a la falta de patriotismo de una burguesía abúlica y la humillación de unas clases trabajadoras desnacionalizadas; todo ello había quedado reducido a la pura nostalgia de una «revolución pendiente». Era a la que habían llamado Ramiro Ledesma y José Antonio Primo de Rivera, al entender que el nacionalsindicalismo impulsaba la plenitud de la realización nacional. Esa «revolución pendiente» había sido la exigencia de los falangistas que se enfrentaron a la desnaturalización de sus principios y a la identificación de sus ideales con la práctica de la dictadura franquista.
Nunca puede construirse una leyenda sin ingredientes de verdad. A medida que, en los años sesenta, el régimen se abrazaba a la modernización social y económica de los planes de desarrollo, los incorruptibles del falangismo eran tachados de aguafiestas que amargaban el banquete de la prosperidad estimulada por el discurso de los tecnócratas. En un número creciente de actos, con presencia de altas jerarquías del régimen, la irritación falangista escenificó la manipulación del legado joseantoniano, reducido a mero ornamento o símbolo cautivo de un sistema cada día más alejado de los valores fundacionales del Movimiento.
Sacrificio personal
Por eso fue en aquellos últimos años de su vida, cuando a Manuel Hedilla se le erigió como modelo de una resistencia inicial de Falange al franquismo. Su sacrificio personal –condenado a muerte en 1937, encarcelado y confinado durante diez años– encarnaba la dignidad y la coherencia de quien podía haber sido altísima jerarquía del partido único, frente a la tentación poderosa del pragmatismo sin principios. Antiguos militantes y jóvenes estudiantes promovieron la resurrección de una Falange antifranquista en los años sesenta, y lograron poner indignación y frescura a la reivindicación del nacionalsindicalismo, que halló en Hedilla al hombre ejemplar. Las investigaciones de los historiadores han ido poniendo las cosas en su sitio. Si el mito se alimentaba de hechos tan ciertos como el sufrimiento de Hedilla y los conflictos entre Falange y Franco, la realidad proponía un mejor análisis, que rebajaba la exageración de una discrepancia absoluta de proyectos, de un antagonismo inicial del diseño del nuevo Estado y los propósitos del falangismo de 1936.

El drama debe explicarse por su motivo fundamental: el cautiverio y muerte de José Antonio, el Jefe Nacional indiscutido, el líder carismático, fundador y personalización plena del espíritu falangista. Su ausencia resultó desastrosa, porque eliminó la necesaria autoridad dentro un movimiento muy joven, sin tiempo para madurar su estrategia política y que, para mayor y paradójica desdicha, estaba viendo crecer su militancia hasta convertirlo en una organización de masas sin dirección. Era, precisamente, la situación inversa a la de la Falange de antes de la sublevación de 1936, en la que se ponderaba la calidad de sus cuadros dirigentes a los que faltaba, sin embargo, el apoyo del que gozaban otras fuerzas políticas. Falange, como dijo su fundador, había quedado en una «altiva intemperie» en los años en que ni sus propuestas nacionalizadoras fueron aceptadas por la izquierda, ni sus demandas de justicia social tenidas en cuenta por la derecha.
Solo las circunstancias excepcionales de 1936 rompieron los diques de contención que impedían aquella síntesis proclamada en octubre de 1933. Pero, entonces, la afluencia de tantos jóvenes quedó lastrada por la desaparición de los líderes que debieron inspirarles y protegerles del oportunismo. La angustia de José Antonio al pensar, en vísperas de su ejecución, en la sangre que podría verterse en vano, cobraba así su pleno sentido.
Crisis de dirección
La crisis de dirección del falangismo está en la raíz del mito de Hedilla. No fue el líder santanderino un hombre que se negara a llegar a acuerdos con Franco ni con el tradicionalismo. Las confesiones del círculo más próximo a la familia de Primo de Rivera, como Agustín Aznar o Sancho Dávila, le acusaron de todo lo contrario, de entregar el partido a los jefes militares. Hedilla, un hombre bondadoso en tiempos de cólera y humilde en horas de arrogancia, sabía que la salvación de Falange no dependía de la lealtad a lo que había sido antes, sino de lo que podía llegar a ser en una fase tan propicia. No se opuso, por tanto, a la unificación de abril de 1937. Trató, eso sí, de encauzarla protegiendo la hegemonía de Falange y una cierta autonomía de sus mandos más antiguos.
Aislado de buena parte de la dirección del partido, Hedilla vio debilitarse su posición frente a Franco que, astutamente, aprovechó las disensiones de los falangistas para imponer su mando absoluto, que le permitió descargar todo el rigor de la represión sobre el último Jefe Nacional de Falange. Y Hedilla fue a la cárcel, a la marginación en la España por la que había luchado desde su militancia nacionalsindicalista de 1932, mientras sus feroces críticos pasaban a disfrutar del poder alcanzado gracias a la victoria.
Hedilla se convirtió en mito no por lo que realmente sucedió en aquella Salamanca de 1937, confusa y trágica. No lo fue ni siquiera por el inmenso precio personal que pagó. Fue un mito porque aquellos ideales fundacionales del falangismo eran portadores de una idea de España generosa y abnegada. Una revolución pendiente cuyos valores patrióticos y cuya sensibilidad social a nadie pueden resultar indiferentes. Y cuya derrota, desnaturalización y envilecimiento han de constar en la comprensión de una parte esencial de nuestro siglo XX.
Artículo de Fernando García de Cortázar publicado en el diario ABC.
avatar
Luego Cabalgamos
37-Brigada
37-Brigada

Trofeos y Medallas : *4*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!



España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2722
Puntos patrióticos : 48253
Reputación : 5489
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Vna, Grande, Libre

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.