Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 15:18 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Hoy a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Hoy a las 12:27 por El Zorro

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Hoy a las 10:19 por Invitado

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS De nuevo se monta el gran teatro para los grandes discursos de las grandes palabras para que al final “todo siga igual o peor”; puesto que la rea
Hoy a las 9:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Ayer a las 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Ayer a las 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Ayer a las 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Ayer a las 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Ayer a las 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA” Con demasiada frecuencia y desde que yo recuerde, el individuo suele ponerse a sí mismo sus propios obstáculos, sus propias barreras, sus propios inconvenientes, cuando d
Ayer a las 9:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Ayer a las 9:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Ayer a las 4:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Ayer a las 4:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Ayer a las 4:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Ayer a las 4:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Ayer a las 4:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun 27 Mar - 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun 27 Mar - 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun 27 Mar - 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun 27 Mar - 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun 27 Mar - 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun 27 Mar - 9:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom 26 Mar - 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom 26 Mar - 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom 26 Mar - 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom 26 Mar - 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom 26 Mar - 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom 26 Mar - 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom 26 Mar - 1:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom 26 Mar - 0:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb 25 Mar - 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb 25 Mar - 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb 25 Mar - 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie 24 Mar - 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie 24 Mar - 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie 24 Mar - 9:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie 24 Mar - 6:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie 24 Mar - 2:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue 23 Mar - 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre Jaén ya existía como ciudad a la llegada de los cartagineses y romanos, Tito Livio la llama AURINGI y ORIGEN; Polibio, ELINGA, y en el Concilio de ILLIBER
Jue 23 Mar - 9:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér 22 Mar - 9:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar 21 Mar - 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar 21 Mar - 9:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar 21 Mar - 7:38 por Huroncete

» ¿Sabías que la OTAN fue dirigida por un nazi?
Lun 20 Mar - 16:56 por Juan Garcia

» Por qué han sobrevivido los indios en Norteamérica
Lun 20 Mar - 16:45 por Juanma_Breda

» El «híper» de las armas vendió más de 6.000 cetmes por más de 1,2 millones de euros
Lun 20 Mar - 16:43 por Juanma_Breda

» Hay que estudiar nuevas formas de gobernar
Lun 20 Mar - 15:59 por Neilo65

» Leguina: «Es mentira que España sea una nación de naciones»
Lun 20 Mar - 14:39 por Neilo65

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Contribución de cuba a la independencia de los Estados Unidos.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Contribución de cuba a la independencia de los Estados Unidos.

Mensaje por Juanma_Breda el Dom 25 Mayo - 23:23



CONTRIBUCION DE ESPAÑA Y SU COLONIA, CUBA A LA INDEPENDENCIA DE ESTADOS UNIDOS

JUAN DE MIRALLES Y WASHINGTON


"No hay que avergonzarse en reconocer lo que nuestra independencia debe a la melaza del Caribe."
(John Adams, segundo presidente de los Estados Unidos, 1797-1801)

Como afirmara el historiador americano Stephen Bonsal: “El millón doscientas mil libras que le entregaron a Saint-Simon las ‘damas de La Habana’ para pagar a las tropas, puede, en verdad, ser considerada como la fundación sobre la cual se edificó la independencia de los Estados Unidos.”

En el campamento de George Washington, en Morristown, el 28 de abril de 1780, falleció el habanero Juan de Miralles, víctima de una pulmonía que contrajo durante el desempeño de la representación que ostentó ante los revolucionarios norteamericanos que luchaba por la independencia de las Trece Colonias. El invierno de 1779 a 1780 había sido notablemente crudo y fue, además, un momento en que los insurgentes norteamericanos pasaron por una situación desesperada que amenazó seriamente las aspiraciones independentistas.
Morristown, sede del Comandante en Jefe norteamericano, se hallaba al centro de los caminos que enlazaban el norte y el sur de las Colonias Unidas, sitio cercano de los escenarios en que tuvieron lugar más de cien grandes y pequeños combates de la Guerra de Independencia.


En el hogar de Washington y de su esposa Martha Dandridge Custis, en ese riguroso invierno, se alojaron los oficiales del Ejército Continental, Hamilton, Lafayette y el Baron Von Steuben. Allí, atendido por el médico de Washington y con los cuidados de la esposa del héroe nacional, fallece Miralles, lo que patentiza la estima de Washington por su amigo habanero. Sus restos son inhumados con honores militares.

Washington escribe sendas cartas dirigidas a la familia de Miralles y al Gobernador español en Cuba, en las que manifiesta sus sentimientos de gratitud por el apoyo recibido del buen amigo, quien siempre acogió eficazmente cualquier petición, particularmente en los momentos difíciles, que no fueron pocos, en una lucha en que los norteamericanos enfrentaban al poder más pujante en el orden militar y económico y, que a su vez, era la primera potencia naval del mundo.

La representación de Juan de Miralles ante los revolucionarios norteamericanos, estuvo precedida por el hecho de que éste había sido el más activo y enérgico comerciante de La Habana con las Trece Colonias insurgentes.

Se ha subrayado que su misión puede ser considerada como el comienzo de las relaciones comerciales entre Cuba y los Estados Unidos, que el habanero animó durante los años 1778 a 1780. Tan fecunda, hábil y eficaz fue su labor, que José Gálvez, ministro español de Indias, llegó a prometerle que sería el futuro embajador cuando se produjera la independencia de las Trece Colonias de la tutela de Inglaterra.

Sus vínculos con George Washington habían comenzado tempranamente al coincidir con la visita navideña del libertador norteamericano a la ciudad de Filadelfia, lugar donde se encontraba Miralles en esos momentos, observando la marcha de la guerra entre americanos e ingleses. El carácter de su misión era el de un agente diplomático ante el Congreso Continental que tenía por sede a Filadelfia.

El teniente general Diego Navarro, gobernador español en Cuba había designado, curiosamente, a dos cubanos para la misión diplomática ante los insurgentes norteamericanos. El otro agente lo fue Eligio de la Puente, quien realizó su labor de observador en la Florida, territorio que ocupaba Inglaterra, luego que España se lo había cedido en 1763 a cambio de que abandonara La Habana. La labor hábil de ambos cubanos contribuyó a que la ayuda y todo tipo de auxilio a los insurgentes norteamericanos llegara oportunamente.

En esa Navidad de 1778, Juan de Miralles presenta a Washington la carta de recomendación del teniente general Diego Navarro, siendo atendido con la más alta consideración y cortesía, ante la buena impresión que le produjo Miralles y las perspectivas de ayuda que éste explicó elocuentemente. Fue tal el impacto e interés que despertó en Washington este encuentro que al día siguiente lo visitó en el lugar que le servía de hospedaje en Filadelfia.

En vísperas del Año Nuevo, Miralles organiza un banquete en honor de George Washington y su esposa Martha, al que asistieron más de setenta comensales, entre los que se encontraban los más destacados oficiales cercanos al héroe norteamericano. La prensa en Filadelfia se hizo eco del homenaje del agente cubano, como uno de los acontecimientos más importantes de ese fin de año.

Washington se percata, desde el primer momento, que tenía ante sí a alguien que conocía los caminos más útiles entre Cuba y el norte del Continente. Se trataba de un hombre que había participado del comercio entre las colonias inglesas y la colonia española, unas veces legalmente y, no pocas, sino la mayoría de las veces, desacatando las restricciones, vinieran de Madrid o de Londres, a las relaciones comerciales.

Por Miralles conoció que las autoridades españolas desarrollaban en Cuba un plan de fortificación de la Isla, acompañado de una ampliación de los horizontes comerciales y económicos, los cuales concurrían a desalentar, o en su caso rechazar, cualquier incursión inglesa, impidiendo nuevas sorpresas, como la que se había producido, 15 años antes, con la Toma de La Habana por los ingleses.

Miralles exhibió a los ojos de Washington una Cuba, llave del Golfo de México, y al Morro de La Habana, como una atalaya orientada al río Mississippi, por donde trasladar armas, comida y municiones, lo cual podía asegurarse desde una Cuba fuerte, que, a la vez que dirigía y apoyaba a las autoridades españolas de la Louisiana, la cual con México integraba un arco que impediría cualquier bloqueo de la armada inglesa a las Colonias Unidas, serviría de refugio a las embarcaciones militares y comerciales de los norteamericanos. Por otra parte, a George Washington no le podía ser ajena La Habana, dado que Inglaterra, en su expedición para tomar la capital cubana, había enrolado dos mil norteamericanos procedentes de tres de las Trece Colonias insurgentes: New York, Rhode Island y New Jersey.

Hay que destacar la importancia de La Habana como una de las ciudades más importantes del hemisferio. En 1954 La Habana tenía 30,000 habitantes y en 1778 ya contaba con 51,561 habitantes y con 5 grandes plazas, 11 plazas menores, 5 iglesias, 7 conventos, 3 monasterios, seis hospitales y dos instituciones de enseñanza superior, La Universidad de la Habana y el Seminario de San Carlos. Contaba ya 1775 La Habana con teatro en que se presentaban óperas, zarzuelas, recitales y valet.

En 1765 la ciudad más poblada de los Estados Unidos era Philadephia con 20,000 habitantes, ciudad que alcanzó a tener 30,000 vecinos en 1770. Le seguían en 17765, New York con 16,000 y Boston con 15,000 habitantes.

A la Revolución de Independencia de las Colonias Unidas, que precedió a la Revolución francesa y al proceso emancipador de las colonias españolas en Suramérica, concurrieron desde Cuba, de una manera u otra, distintas personalidades, como Miralles, que puede considerarse el precursor de las relaciones comerciales entre Cuba y los Estados Unidos; Francisco Miranda, el precursor de la lucha por la independencia de Suramérica; tomó parte en la Revolución norteamericana, junto a Juan Manuel Cajigal, marqués de Casa Cajigal, natural de El Caney, cerca de Santiago de Cuba, el único español nacido en Cuba que llegó a Gobernador de la Isla, bajo los más de tres siglos de dominación colonial española. Por invitación de éste, que lo nombra su ayudante, llega Miranda a Cuba. Su cercana colaboración con la administración colonial española, serviría a Miranda para conocer cuánto de injusticia y desdichas derivaban de la misma.

La participación de Cajigal y de las tropas que dirigía fue decisiva en la operación de sitio y asalto de Pensacola en la Florida. El capitán Francisco Miranda es ascendido a teniente coronel. Esta victoria fortaleció las posiciones de los ejércitos de Washington que estaban siendo sometidos a fuertes ataques de los ingleses.

Exactamente un año después, partió de La Habana una expedición para batir a los ingleses en las Bahamas, bajo el mando de Cajigal, acompañado de Miranda. Los ingleses fueron derrotados y el acta de capitulación fue redactada por Miranda.

Desde Cabo Haitiano, con el soporte de las habaneras y cierto apoyo logístico en la ciudad de Baracoa, partió el discípulo de D’Alembert, el conde de Saint Simon, precursor del socialismo, que si bien utópico, inscribió una de las divisas del comunismo: el paso de la administración de los hombres a la administración de las cosas.

Un precursor de la lucha social en Cuba, el negro libre José Antonio Aponte, combatió también con el grado de cabo, por la independencia norteamericana, formando parte de la expedición mandada por Cajigal que, en abril de 1782, un año antes del reconocimiento inglés de la independencia de las Trece Colonias, salió de La Habana y se apoderó de la isla de Providencia (Nassau), colonia entonces inglesa al norte de Cuba.

El habanero Aponte, integrante del batallón de pardos y morenos fue, al igual que su unidad, movilizado en acciones contra los ingleses en la Florida y otras islas pertenecientes al dominio inglés. En el año 1812 fue condenado a muerte por las autoridades coloniales españolas, junto a otros siete hombres negros, de los cuales cuatro eran como él: hombres libres y obreros de La Habana, que abogaban por la abolición de la trata y de la esclavitud, bajo la influencia de la Revolución haitiana que había proclamado su independencia en 1804 y en momentos en que ante las Cortes de Cádiz, un diputado mexicano promovía la eliminación de la esclavitud en América, y Miranda iniciaba las luchas por la independencia de Venezuela.

La presencia del habanero Aponte y del caraqueño Miranda, así como de cientos de obreros negros y mestizos de La Habana, significa que el apoyo a la independencia de las Trece Colonias fue históricamente más allá del conflicto entre potencias europeas. Lo cual es asimismo válido en Saint Simón respecto a la monarquía en Francia, con su participación futura en la Revolución francesa de 1789, en la cual combatió también Miranda.

Durante todo el período de lucha por la independencia de las Colonias Unidas, no faltó a éstas nunca el apoyo que desde Cuba se les brindó generosamente, en hombres y recursos. Cuando el Congreso Continental tuvo dificultades en obtener dinero, los habitantes de Cuba dieron una destacada contribución monetaria a la decisiva e importante victoria en Yorktown. Desde Cuba partieron expediciones de tres y hasta de ocho mil hombres, pues, como le explicó Miralles a Washington, La Habana era una garantía para la victoria de los separatistas norteamericanos.

Al inicio de la campaña de Yorktown, en unos de los momento más cruciales de la Guerra de Independencia de América, el general George Washington le dijo al general Rochambeau, quien era le comandante de las fuerzas aliadas francesas, que las arcas del tesoro estaban completamente vacías.

Rochambeau le contestó que el también estaba sin fondos. El Conde De Grasse, almirante de la flota francesa, quien era muy rico y poseía grandes plantaciones en Haití decidió ir a tratar de recoger en Haití los fondos necesarios para poder continuar la guerra; pero la misión terminó en un rotundo fracaso.

En la tercer carta que Rochambeau envió a De Grasse, fechada el 11 de junio de 1781, le dijo en sus propias palabras: “No debo ocultarle que los americanos están al terminar todas sus reservas, que Washington no podrá contar con la mitad de las tropas que se piensan que tiene, aunque él no lo mencione, que en estos momentos no tiene 6,000 hombres; que el Marqués de Lafayette con tiene 100º soldados regulares y milicia para defender Virginia!” Ese fue el cuadro desalentador al inicio de la batalla más decisiva de la independencia de los Estados Unidos.

Aparentemente se habían hecho contactos entre el Lugarteniente General y el Nuevo Gobernador de Cuba, don Juan Manuel de Cagigal y su ayudante de campo, don Francisco Miranda, natural de Venezuela, y el futuro precursor de la independencia de Sur América, llegando a ser más tarde, general en los ejércitos de Napoleón.

Con la aprobación de las autoridades españolas, las damas de La Habana fueron las principales contribuyentes, dando sus joyas y diamantes para la causa de la libertad de los Estados Unidos. Comerciantes y entidades privadas se unieron a las damas de La Habana juntando la enorme suma de 1,200,000 livres, el equivalente a $28 millones de dólares en moneda actual. Dejo escrito en su diario el almirante francés: “Cinco horas después de la llegada de la fragata Aigrette, la enorme suma de 1,200,000 livres fue entregada a bordo.”

Como afirmara el historiador americano Stephen Bonsal: “the million that was supplied (1,200,000 livres) Saint-Simon to pay the troops by the ‘ladies of Havana’, may, with truth, be regarded as the ‘bottom dollars’ upon which the edifice of the American independence was erected.” “El millón doscientas mil libras que le entregaron a Saint-Simon las ‘damas de La Habana’ para pagar a las tropas, puede, en verdad, ser considerada como la fundación sobre la cual se edificó la independencia de los Estados Unidos.”

Pero la contribución cubana no se limitó a la ayuda económica. El gobernador de Cuba preparó y se puso al frente de una expedición junto con el gobernador español de la Luisiana, don Bernardo de Gálvez, para atacar las posiciones inglesas. Las importantes derrotas sufridas por los ingleses en Mobile, Pensacola y otros pueblos en el Mississippi a manos de tropas formadas principalmente por criollos cubanos, ayudaron a rebajar la presión de las tropas inglesas sobre los patriotas de Washington. Los ingleses sufrieron grandes bajas y perdieron una gran cantidad de material bélico. El gobernador de Cuba, Cagigal, se unió al almirante español Solano persiguiendo los buques ingleses que entraban en aguas de Cuba. La Louisiana estaba bajo la corona de España y su gobernador, Gávez, le proporcionó acceso protegido y libre a los buques del Washington en el Mississippi mientras se lo negaban a los buques ingleses.

Los astilleros y armerías más importantes de las Américas estaban en La Habana, Cuba, y Cartagena de Indias en Colombia. El buque de guerra más grande del mundo de aquella época fue construido en 1769 en los astilleros de La Habana, La Santísima Trinidad, orgullo de la armada de España que contaba con 136 cañones. La Habana era entonces una ciudad bullente económica y culturalmente.

La lucha por la libertad de los americanos y los cubanos ha estado entretejida por más de 200 años, lo cual excluye todo tipo de xenofobia o prejuicios discriminatorios entre ambos pueblos.

Para los que quieren abundar en el tema lean, “The Cuban Contribution to the American Independece” by Eduardo Tejera (Ediciones Universal)and “Los otros extranjeros en la Revolucion Americana” by Herminio Portell Vila (Ediciones Universal) contribution of Cubans to the US War of Independence.

La donación generosa de las damas de la Habana a la causa de la libertad de Estados Unidos fue acompañada con una nota que decia que dicha contribución era para que los hijos de las madres americanas no nacieran esclavos. (The “Ladies of Havana” wrote on their contribution was: “So the American mothers’ sons are not born as slaves.”)

The pledge of the Havana’s Ladies, remained very little known, with the exception of an American historian Stephen Bonsal, who wrote: “That sum collected [by the Havana’s Ladies] must be considered as the ground whereon was erected the American independence.” Gen. Jean Baptiste de Rochambeau wrote in his “Daily Memoirs,” available in the Library of Congress: “The joy was enormous when it was received, the money from Havana: The contribution of 800,000 silver pounds which helped stop the financial bankruptcy (of the Revolutionary Army) and raised up the moral spirit of the Army that had began to dissolve.”

Los historiadores en Estados Unidos han ocultado generalmente el papel de Cuba en el proceso de la emancipación norteamericana, pues la verdad revelaría lo que la independencia de Estados Unidos debe a Cuba y desde luego, a España.

Fuente: Foro España


http://www.comunidadautonomadecuba.org/index.php/ct-menu-item-20/ct-menu-item-26/486-contribucion-de-cuba-a-la-independencia-de-los-estados-unidos
avatar
Juanma_Breda
45-Subteniente
45-Subteniente

Trofeos y Medallas : *1*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 4390
Puntos patrióticos : 31573
Reputación : 12980
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 34
Localización : Cádiz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.