Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Un año de cárcel para la tuitera que se mofó de Carrero Blanco
Hoy a las 13:22 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (V): APUNTES SOBRE LA SUPUESTA DOMESTICACIÓN DEL ZEBRO.
Hoy a las 13:00 por Juanma_Breda

» "UN GOBIERNO BELIGERANTE"
Hoy a las 12:46 por RICHI

» GUERRAS ENTRE POLÍTICOS: EL PUEBLO INDIFERENTE
Hoy a las 10:55 por Antonio García Fuentes

» Joven español asesinado de una paliza.
Hoy a las 02:57 por Lucía

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Hoy a las 00:53 por Neilo65

» Ofensiva de Podemos en Zaragoza para arrebatar iglesias al Arzobispado
Ayer a las 15:29 por Neilo65

» «Escrache» de la CUP a una sede del PP para exigir el referéndum catalán
Ayer a las 13:29 por Invitado

» Winston Churchill, un maníaco genocida
Ayer a las 12:27 por El Zorro

» 1957-2017 EN ROMA EL PAPA Y LOS QUE DICEN GOBERNARNOS
Ayer a las 09:25 por Antonio García Fuentes

» Un diario oculto de Kennedy apunta que la muerte de Adolf Hitler fue un gran engaño nazi
Mar Mar 28 2017, 22:48 por Juanma_Breda

» EL ROMPECABEZAS DEL ZEBRO (IV): EL ZEBRO TRAS SU EXTINCIÓN. SIGLOS XVI, XVII Y XVIII.
Mar Mar 28 2017, 22:32 por Juanma_Breda

» "PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA"
Mar Mar 28 2017, 20:23 por RICHI

» Multas de 9.000 euros para los propietarios que no eliminen las placas franquistas en Cataluña.
Mar Mar 28 2017, 14:56 por Neilo65

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Mar Mar 28 2017, 14:10 por Neilo65

» APORTAR “LA GOTA”
Mar Mar 28 2017, 09:42 por Antonio García Fuentes

» La agresión de Alsasua, según Podemos: ‘Una pelea de bar’
Mar Mar 28 2017, 09:30 por Torquemada2014

» Novedades de Gibraltar
Mar Mar 28 2017, 04:48 por Juanma_Breda

» Pérez-Reverte contesta a la peineta de la maestra con hiyab: "Menuda empanada mental"
Mar Mar 28 2017, 04:46 por Juanma_Breda

» Tras la pista del Neandertal en el Boquete de Zafarraya (Málaga)
Mar Mar 28 2017, 04:42 por Juanma_Breda

» Aquí la voz de Europa
Mar Mar 28 2017, 04:37 por Juanma_Breda

» Los americanos blancos se están muriendo
Mar Mar 28 2017, 04:31 por Juanma_Breda

» Carne sintética: llega el bistec sin vaca
Lun Mar 27 2017, 22:52 por Juanma_Breda

» Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)
Lun Mar 27 2017, 22:49 por Juanma_Breda

» "CON PLUMA AJENA"
Lun Mar 27 2017, 20:46 por RICHI

» Beatificados 115 mártires de la persecución religiosa en la Guerra Civil
Lun Mar 27 2017, 17:33 por BRUC

» La mayoría de nacidos son de extranjeros. Analogía entre el ocaso del Sol y el futuro de Europa
Lun Mar 27 2017, 16:39 por Juan Garcia

» ‘LAS CORRUPTOCRACIAS’
Lun Mar 27 2017, 09:28 por Antonio García Fuentes

» MENSAJE PARA HIMNOSHISTORICOS
Dom Mar 26 2017, 23:22 por Lucía

» Ynestrillas, de líder patriota a militante de PODEMOS.
Dom Mar 26 2017, 20:40 por Torquemada2014

» Muere la periodista Paloma Gómez Borrero a los 82 años
Dom Mar 26 2017, 18:48 por Invitado

» Dastis: «No tenemos intención de cerrar la Verja de Gibraltar tras el Brexit»
Dom Mar 26 2017, 17:55 por Neilo65

» Podemos asalta la Semana Santa: El alcalde de Oviedo prohíbe que la Policía escolte los pasos
Dom Mar 26 2017, 16:29 por Valle

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Dom Mar 26 2017, 15:04 por Invitado

» Latinoamericanos abandonan España para volver a sus países.
Dom Mar 26 2017, 01:01 por Juanma_Breda

» Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del planeta.
Dom Mar 26 2017, 00:02 por Juanma_Breda

» Jordi Pujol admite que su famiIia tuvo dinero en paraísos fiscales desde hace más de 30 años
Sáb Mar 25 2017, 15:02 por El Zorro

» Unidad Europea contra los nacionalismos
Sáb Mar 25 2017, 14:26 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 149 ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE NOS LLEVAN?
Sáb Mar 25 2017, 11:06 por BRUC

» Fallece el banquero multimillonario estadounidense David Rockefeller
Vie Mar 24 2017, 18:18 por Mastieno

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Mar 24 2017, 12:55 por Invitado

» ¿La nueva destrucción de España? Desde la contundente verdad acuñada por el “canciller de hierro”… (“Los españoles llevan siglos tratando de destruir España y no lo consiguen”) y mucho antes, o sea t
Vie Mar 24 2017, 09:32 por Antonio García Fuentes

» PEQUEÑAS NOTAS DE NUESTRA DOCTRINA
Vie Mar 24 2017, 06:10 por RICHI

» Cuatro jueces de Marruecos dictaminan que España no tiene soberanía sobre Ceuta y Melilla.
Vie Mar 24 2017, 02:35 por Invitado

» REFLEXIONES ANTE MI ORDENADOR
Jue Mar 23 2017, 23:40 por RICHI

» Jaén, la Atlántida y el misterio del hombre
Jue Mar 23 2017, 09:21 por Antonio García Fuentes

» España y sus infinitos impuestos
Miér Mar 22 2017, 09:25 por Antonio García Fuentes

» El épico final del Imperio español en Sudamérica: los últimos defensores de Perú.
Mar Mar 21 2017, 18:33 por Torquemada2014

» ESCRITOS DE Y PARA EL ALMA 1 - Apreciada Viola:
Mar Mar 21 2017, 09:39 por Antonio García Fuentes

» Multitudinaria manifestación en Barcelona contra el 'golpe separatista'
Mar Mar 21 2017, 07:38 por Huroncete

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Pretorianos: Una unidad de élite

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pretorianos: Una unidad de élite

Mensaje por HIMNOSHISTORICOS el Dom Ene 03 2016, 13:05

Quizás sea una de las unidades militares más famosa de la historia. Y quizás esa fama no se deba a su condición de unidad de élite, sino por su triste papel en la estabilidad política en el imperio romano. Sin duda, sea por lo que fuera, la Guardia Pretoriana siempre merece un espacio en cualquier obra sobre grandes unidades militares que se precie. Instituidos formalmente por un recién vencedor César Octaviano, desde el primer momento se erigieron como los protegidos del emperador, una relación reciproca en la que se enzarzaron ambos por necesidades mutuas; uno quería ser protegido y otros seguir disfrutando de esa serie de privilegios. Pero hoy vamos a intentar responder a la pregunta de ¿quiénes fueron realmente los pretorianos?

Representación de la carga de una unidad pretoriana contra unos legionarios. Fuente.
Como historiadores siempre que nos hacemos esa pregunta nos gusta ir a lo inmediatamente anterior, a los orígenes reales de las cosas. En el caso de los pretorianos debemos mirar a esas unidades destacadas para la protección personal del comandante del ejército. Generalmente elegidos entre la propia tropa por sus destrezas, el magistrado revestido con imperium los escogía para que velasen por su protección, tanto en el propio campamento como en el campo de batalla. No es difícil relacionar el propio nombre de esta guardia con el nombre de la tienda del comandante en un campamento militar, el Praetorium. Pero no será hasta el siglo I a.C. cuando las referencias a las cohortes praetoriae se hagan más comunes y no es de extrañar que a partir del asesinato de Julio César se multipliquen las menciones a este tipo de unidades en las fuentes, siendo utilizadas por todos los contendientes en los posteriores enfrentamientos. Es natural que tras la victoria en Accio, dada su excepcional situación, César Octaviano entendiera la necesidad de hacerse valer de esta unidad permanente en la propia Roma instituyendo oficialmente la Guardia Pretoriana. Sin duda esta decisión, lógica a la vista de lo ocurrido con su padre adoptivo, suponía una dura transgresión de la norma que prohibía acuartelar tropas armadas en Roma, salvo para aquellos ejércitos que esperaban para celebrar el desfile triunfal. Tampoco sería justo entender esta medida como una decisión enteramente revolucionaria; desde principios de siglo I a.C. las fuentes están llenas de alusiones a magistrados que se hacen acompañar de bandas armadas (en ocasiones compuestas por gladiadores y veteranos del ejército) para su protección. Sin embargo Octaviano quiso cuidar las formas por lo que se cuidó mucho de hacer pasar a la Guardia Pretoriana por una legión limitando el número de cohortes a nueve (la legio romana contaba con diez) que además no estarían al mismo tiempo acantonadas en la propia Roma.

Detalle de la localización del Castra Praetoriae en Roma. Fuente.
Sin embargo los miramientos demostrados por el propio Augusto a la hora de su recién instituido cuerpo de seguridad no tardaron mucho en ser desechados. Por un lado será Tiberio, el sucesor de Augusto, quien inaugure el Castra Praetoria, el campamento permanente de los pretorianos en Roma. De esta forma las unidades pretorianas tuvieron un asentamiento permanente en Roma y se mantendrían en la capital salvo que el emperador saliese de viaje o de campaña. Poco después, posiblemente bajo Claudio, el número de cohortes se incrementó hasta doce. Sobre las motivaciones de Claudio para este incremento se baraja principalmente la deuda que este emperador tendría con la guardia quien fue su garante en su ascensión al trono. No será la última vez que se altere el número de cohortes; en el convulso año 69 la guardia llegó a 16 cohortes como muestra de la inseguridad de los diferentes emperadores y será Vespasiano quien devuelva a nueve las cohortes praetoriae. Sin embargo sabemos que a principios del siglo II el número de cohortes volvió a ser diez, posiblemente por una reforma de época de Domiciano. Este número se  mantendrá hasta el final de la Guardia ya en el siglo IV.
Las condiciones del servicio en la Guardia Pretoriana eran mucho más livianas que la del servicio legionario. Aparte de estar eximidos de la mayoría de las tareas domésticas, cobraban bastante más que sus compañeros de las  legiones, vivían en Roma – que era mucho más agradable que un campamento en el limes –, recibían mejor trato por parte del emperador y solo debían cumplir 16 años frente a los 25 de los legionarios. Sin embargo no debe confundirse este buen trato y esta condición de privilegio con un cuerpo poco preparado para el combate; el pretoriano entrenaba con bastante asiduidad y su condición física era extraordinaria. De hecho a muchos emperadores les gustaba mostrar las dotes de sus pretorianos haciéndoles participar en espectáculos de cacerías o en demostraciones públicas. Este buen entrenamiento viene corroborado en los testimonios que de su papel en batalla nos han llegado, donde se observa una unidad preparada que mostraba un muy alto nivel de combate. Esta preparación les permitirá a muchos de ellos, una vez licenciados, ser reenganchados en las legiones como maestros de esgrima para los legionarios o, en otras ocasiones, ocupar puestos en la administración del Imperio.

Recreación de un legionario pretoriano. Fuente.
El reclutamiento de nuevos pretorianos estaba en manos del Prefecto del Pretorio en funciones delegadas del propio emperador que rara vez se preocupaba de esta tarea. Como requisitos se impusieron, aparte de los mismos que existían para ser legionario, una altura mínima (1,75 metros), estar en una buena forma física y solía ir acompañado de una carta de recomendación que ayudase la entrada del recluta en la unidad. Sin embargo, gracias a una anécdota sabemos que Adriano abrió los pretorianos a los que hubiesen servido en la Guardia Urbana. Ambas unidades, la Guardia Pretoriana y la Guardia Urbana, se convertirán en el núcleo de las aportaciones de itálicos al esfuerzo militar del Imperio que llevará aparejada una rápida “provincialización” de las legiones. De hecho, en un origen, según nos dice Tácito (Ann. 4.5) los reclutas pretorianos eran de la propia península itálica, aunque pronto se abrió a otras partes como Hispania, Macedonia y Nórico (Casio Dión, 74.2.4) y a partir de las evidencias epigráficas podemos completar la lista con Narbonense, Panonia y Dalmacia. Sin embargo, como decimos, el grueso de los componentes de la guardia pretoriana serán de origen itálico, manteniendo el porcentaje de provinciales en el cuerpo muy bajo, al menos hasta la reforma de Septimio Severo. Y es que éste emperador reformó la Guardia Pretoriana a la luz de los escandalosos episodios que protagonizaron tras la muerte de Cómodo. Entre las modificaciones acababa con la selección de nuevos reclutas directamente desde la vida civil, que había impuesto Augusto, para convertir el servicio en las cohortes pretorianas en un incentivo para los legionarios que destacasen en sus destinos. De esta forma se premiaba a los legionarios en una época en la que las dona militaris (las condecoraciones que recibían los legionarios) empezaban a estar en desuso, a la vez que se convertía a la unidad en un cuerpo de mayor lealtad (todos los nuevos pretorianos debían su posición al emperador que los había premiado) y convertía al pretoriano en un vínculo entre su lugar de origen y el emperador, pues era un individuo vinculado a su unidad en el limes. Este sistema de reclutamiento había demostrado su utilidad en el cuerpo de Equites Singulares Augusti que más adelante comentaremos.
Si atendemos a la estructura interna nos encontramos con una réplica de la estructura legionaria; una cohorte se divide en tres manipuli de dos centuriae cada una. Las centurias, a su vez, se dividen en diez contubernii de ocho personas cada uno. Paralelamente, cada cohorte disponía de una fuerza de caballería, equites praetoriani, de cien miembros, turma, y dependientes directamente del tribuno de cada cohorte. Según sabemos por Tácito las distintas turmae de las distintas cohortes se agrupaban en una sola fuerza en caso de batalla. Cada cohorte estaba bajo el mando de un tribuno pretoriano, de rango ecuestre, generalmente primipilar, es decir, que había pasado por el rango de primus pilus de una legión. Este cargo de tribuno pretoriano solo podía ser ejercido durante un año por lo que al finalizar dicho periodo debía continuar su carrera en otra unidad. Fue Claudio quien configuró la carrera ecuestre de forma que el primus pilus tras cesar en su unidad legionaria, era llevado a las unidades militares de la capital del Imperio,  empezando como tribuno de una cohorte de vigiles, tras la cual pasaría a una cohorte urbana y, finalmente, al tribunado de una unidad pretoriana. Tras esto podría ser enviado como primus pilus bis a una unidad legionaria fronteriza y desde la cual empezar una carrera en puestos de la administración imperial. Este ascenso se veía favorecido por la larga preparación que suponía la carrera previa del tribuno pretoriano; a lo largo de los distintos puestos adquiría una competencia que hacían de él un valor seguro en la creciente burocracia imperial. Sin embargo, lo normal era cumplir como pretoriano sin ningún tipo de ascenso de importancia y ser recompensado con una serie de privilegios que se acreditarían gracias al diploma militar.
Por debajo de los tribunos pretorianos estarían por un lado los centuriones de cada una de las centuriae de la cohorte y, un poco por encima de éste, el trecenarius, el oficial encargado de los speculatores, la guardia a caballo personal del emperador. Los speculatores, que no deben confundirse con los equites praetoriani, cumplían sus funciones junto a los Germani Corporis Custodes, unidad creada por Julio César para su protección y que, tras el 44 a.C. apoyaron a Octaviano. Ambas unidades fueron muy mimadas por los distintos emperadores de la dinastía julioclaudia, pero los Germani acabaron disueltos por Galba en el 69 mientras los speculatores desaparecieron en el cambio de siglo y sus funciones fueron absorbidas por los Equites Singulares Augusti, unidad considerada un numerus, es decir, unidad estable formada por no ciudadanos que se generalizaron en el siglo II. De hecho se nutría de las unidades auxiliares que cumplían con las legiones y, como parte de su recompensa por el servicio, recibían la ciudadanía y otros premios que mejoraban su posición sobre los que se mantenían como auxiliares de las legiones.
A la cabeza de toda la organización estaba el propio emperador, comandante en jefe de todos los ejércitos y que delegaba la vigilancia continua de las unidades pretorianos al Prefecto del Pretorio. Éste, que bajo Augusto solo tenía atribuciones de índole militar (y administrativas relacionadas con la gestión del Cuartel General Imperial o Praetorium) sufrirá a lo largo de los dos primeros siglos una evolución que dará como resultado su conversión en la segunda persona más poderosa del Imperio, solo por detrás del propio emperador. Una buena parte de esta evolución del prefecto parece venir de época flavia cuando Vespasiano nombró a su hijo y sucesor, Tito, prefecto del pretorio. No obstante el poder de los prefectos del pretorio ya se hizo notar en fecha temprana, solo habremos de recordar el papel jugado por el prefecto Sejano durante el reinado de Tiberio o el papel de la guardia, generalmente movilizada por el propio prefecto al cargo, en la elección (o remoción) de nuevos emperadores.
Sin duda el Prefecto del Pretorio estaba fuertemente armado para la arena política. Por una parte, sus atribuciones judiciales le facultaban para instruir y juzgar casos de traición contra el emperador, lo cual se convertía en un arma poderosísima que muchos prefectos no dudaron en utilizar en sus intrigas. Una competencia que se deriva, en última instancia, de su papel como protector en todos los aspectos, no solo física, del propio emperador. Del mismo modo, su puesto en el propio consilium principis suponía que sus opiniones eran escuchadas directamente por el emperador. Además, gracias a Tiberio, la instalación de la fuerza de forma permanente en la propia Roma suponía una medida coercitiva para muchos de los senadores o caballeros que se aventuraran a oponerse al prefecto. La cada vez mayor preeminencia del prefecto sobre el resto de la sociedad terminó reflejándose en el recibimiento del título de vir eminentissimus, título reservado a la clase senatorial, pese a permanecer al orden ecuestre. Incluso sus competencias militares fueron, con el tiempo, superando las iniciales. Durante el siglo II principalmente veremos a varios prefectos a la cabeza de legiones en combate, realizando campañas en nombre del emperador. El caso más paradigmático será el de Perennis,  prefecto del pretorio bajo Cómodo, quien bajo el papel de representante del emperador dispondrá a su antojo del nombramiento de mandos legionarios lo que lo convertía ya no en el comandante en jefe de facto de las unidades pretorianas, sino que se elevaba a comandante de todas los cuerpos militares del Imperio en suplantación del propio emperador.

Asesinato de Calígula y proclamación de Claudio como emperador. Sir Lawrence Alma-Tadema, Walter Arts Gallery, Baltimore. Fuente.
La Guardia Pretoriana es famosa por su implicación en numerosas conspiraciones que empezaron desde fecha temprana. Durante la dinastía Julio-Claudia se hicieron conscientes de su capacidad de influir en la política romana e incluso emperadores como Claudio no dejaron de tener deferencias hacia ella por el hecho de ser quienes le proporcionaron el trono. Es cierto que, frente a un siglo I donde los pretorianos son protagonistas de numerosos episodios, durante el siglo II las referencias son mínimas, limitándose a cumplir con sus funciones de protección del emperador. En cambio su comportamiento tras el asesinato de Cómodo, ya a finales del siglo II, supone uno de los episodios más controvertidos de la historia pretoriana, llegando a provocar la reforma severiana mencionada más arriba. Una reforma que no supondrá el fin de las intervenciones de los pretorianos en la política.
Y será en esas intervenciones en el plano político donde nacerá el fruto de su disolución. En los complicados primeros años del siglo IV, con el sistema tetrárquico ideado por Diocleciano poco antes dando sus últimas bocanadas, los pretorianos – o al menos un grupo de ellos – proclamó en Roma a Majencio emperador. Las fuentes nos hablan de una guardia corrupta que muestra un comportamiento vejatorio contra la propia población civil de la capital espiritual del Imperio. Sin embargo, pese a su comportamiento con los civiles, en el campo de batalla se mostró como la gran unidad militar que era, demostrando una gran capacidad militar en las batallas que realiza en favor de Majencio. Sin embargo la llegada de Constantino supondrá el fin de Majencio que caerá derrotado en la batalla del puente Milvio. La Guardia Pretoriana combatirá por última vez aquí donde demostrará una capacidad visiblemente superior a la de una unidad legionaria normal. Poco después de hacerse con el poder, Constantino decretó la disolución de los pretorianos. Sobre los motivos que llevaron a Constantino a la disolución definitiva de este cuerpo, con algo más de tres siglos de historia, poco sabemos. Por las fuentes sigue quedando claro que era una unidad valiosa en el campo de batalla y que podía ser útil en las distintas campañas. Es posible que el intento de los pretorianos de devolver la capitalidad del Imperio a Roma, o su apoyo al férreo pagano Majencio frente a las ideas cristianas de Constantino supusieran una de las causas. En definitiva Constantino terminó con una de las unidades más famosas de la historia militar romana. Una unidad que prestó un magnífico servicio tanto en el campo de batalla donde las fuentes son claras a la hora de alabar lo bien entrenada que estaban como a la hora de proteger al emperador reinante en épocas de crisis o ante el surgimiento de usurpadores. Una unidad con sus sombras, pero que fue pieza fundamental en la defensa del Imperio y ejemplo de cuerpo de élite.
Bibliografía:
MENÉNDEZ ARGÜÍN, RAÚL A.; “Pretorianos. La guardia imperial de la antigua Roma“. Editorial Almena. Madrid, 2006.
GOLDSWORTHY, ADRIAN “The Roman Army at War“. Clarendon Press. Oxford, 1998.
SPEIDEL, MICHAEL “Roman Army Studies“. J.C. Gieben. Ámsterdam, 1984-1992

http://www.temporamagazine.com/pretorianos-una-unidad-de-elite/
avatar
HIMNOSHISTORICOS
90-General de División
90-General de División

Trofeos y Medallas : *17*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 19284
Puntos patrióticos : 365523
Reputación : 19052
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : ESPAÑA

https://www.youtube.com/user/HIMNOSHISTORICOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Pretorianos: Una unidad de élite

Mensaje por Aurelioj_2003 el Dom Ene 03 2016, 15:59

Interesante aporte. Gracias. La historia de Roma siempre me ha parecido fascinante...
avatar
Aurelioj_2003
55-Alférez
55-Alférez

Trofeos y Medallas : *8*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 6425
Puntos patrióticos : 81083
Reputación : 36726
Fecha de inscripción : 25/06/2014
Edad : 53
Localización : Expatriado... ¿Hasta cuándo, Dios mío?

Volver arriba Ir abajo

Re: Pretorianos: Una unidad de élite

Mensaje por Mastieno el Dom Ene 03 2016, 16:10

Buen tema. La Guardia Pretoriana es un ejemplo claro, por si a alguien le quedaban dudas, de quien controla las armas, controla el poder; sin importancia de quién deba ostentarlo, ya sea por mandato divino o emanado de las urnas.
avatar
Mastieno
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

Trofeos y Medallas : *2*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1139
Puntos patrióticos : 33886
Reputación : 4768
Fecha de inscripción : 05/04/2014
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Pretorianos: Una unidad de élite

Mensaje por Aurelioj_2003 el Dom Ene 03 2016, 16:22

@Mastieno escribió:Buen tema. La Guardia Pretoriana es un ejemplo claro, por si a alguien le quedaban dudas, de quien controla las armas, controla el poder; sin importancia de quién deba ostentarlo, ya sea por mandato divino o emanado de las urnas.
Y a veces sin tener que amenazar o amagar con un golpe... La prueba está en que las fuerzas armadas yanquis NUNCA han amagado un golpe de Estado, pero dan la impresión de ser "el poder en las sombras".
avatar
Aurelioj_2003
55-Alférez
55-Alférez

Trofeos y Medallas : *8*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!


España
Advertencias : 100%
Mensajes : 6425
Puntos patrióticos : 81083
Reputación : 36726
Fecha de inscripción : 25/06/2014
Edad : 53
Localización : Expatriado... ¿Hasta cuándo, Dios mío?

Volver arriba Ir abajo

Re: Pretorianos: Una unidad de élite

Mensaje por Mastieno el Dom Ene 03 2016, 16:31

@Aurelioj_2003 escribió:
@Mastieno escribió:Buen tema. La Guardia Pretoriana es un ejemplo claro, por si a alguien le quedaban dudas, de quien controla las armas, controla el poder; sin importancia de quién deba ostentarlo, ya sea por mandato divino o emanado de las urnas.
Y a veces sin tener que amenazar o amagar con un golpe... La prueba está en que las fuerzas armadas yanquis NUNCA han amagado un golpe de Estado, pero dan la impresión de ser "el poder en las sombras".

Exacto. Y ese poder se lo confieren las armas. Entendiendo por armas toda su capacidad bélica tanto en recursos materiales como humanos.
avatar
Mastieno
24-Cabo Mayor
24-Cabo Mayor

Trofeos y Medallas : *2*
-Trofeos y Medallas- ¡Participa en concursos y obtenlas!

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 1139
Puntos patrióticos : 33886
Reputación : 4768
Fecha de inscripción : 05/04/2014
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.