Traductor
Lee y respeta las Normas del Foro






El Reducto de AGF


El reducto de Richi


El Reducto de Juan García



Últimos temas
» Desplante de Marruecos a Puigdemont, quien cancela su viaje oficial con el presidente de Flandes
Ayer a las 12:25 por Neilo65

» Merkel advierte a los británicos de que no se hagan “ilusiones” con el Brexit
Ayer a las 12:12 por Neilo65

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 153 NOTICIARIOS: Siempre malas noticias:
Ayer a las 09:44 por Antonio García Fuentes

» El mito de Guernica
Vie Abr 28 2017, 23:03 por Juanma_Breda

» Podemos plantea una moción de censura contra Rajoy
Vie Abr 28 2017, 20:08 por Invitado

» “Lo he dado todo por España y ahora me dan una patada como a un perro”
Vie Abr 28 2017, 19:56 por Valle

» 2 de Junio de 1985. El último intento de golpe de Estado. ¿Realidad o intoxicación?
Vie Abr 28 2017, 18:28 por Torquemada2014

» Descubren los restos de un buque nazi hundido por Stalin que podría esconder un gran tesoro oculto
Vie Abr 28 2017, 17:29 por BRUC

» Una manada de jabalíes mata a tres miembros de Estado Islámico en Irak
Vie Abr 28 2017, 14:20 por Neilo65

» ¿Cuántos españoles hay en España?
Vie Abr 28 2017, 11:47 por Antonio García Fuentes

» Noticias portuguesas sobre Olivenza
Vie Abr 28 2017, 10:57 por deuteros

» Expedición científica al Nuevo Mundo por Francisco Hernández
Vie Abr 28 2017, 02:33 por HispanoCortés501

» Venezuela: ¿cómo se echó a perder este paraíso?
Vie Abr 28 2017, 02:28 por HispanoCortés501

» Rusia pide a Gran Bretaña que devuelva Gibraltar.
Vie Abr 28 2017, 02:24 por HispanoCortés501

» «The Sun» lanza una campaña sobre Gibraltar: «Nuestra Roca no se toca»
Vie Abr 28 2017, 02:22 por HispanoCortés501

» Holanda frena al enemigo equivocado y aúpa a los islamistas al vencer Rutte
Vie Abr 28 2017, 02:21 por HispanoCortés501

» Navarra baraja la opción de dejar sin competencias a la Policía Nacional y la Guardia Civil
Vie Abr 28 2017, 02:16 por HispanoCortés501

» El periódico sensacionalista «The Sun» llama «follaburros» a los españoles.
Vie Abr 28 2017, 02:09 por HispanoCortés501

» El Gobierno frena la compra de 500 granadas "de guerra" por parte de la Generalitat
Vie Abr 28 2017, 02:05 por HispanoCortés501

» Una anciana expulsa con un bate a unos okupas que habían entrado en su finca.
Vie Abr 28 2017, 02:03 por HispanoCortés501

» La UE da a España poder de veto sobre Gibraltar tras el 'brexit'
Vie Abr 28 2017, 02:00 por HispanoCortés501

» La UE asume las tesis de España y rechaza un estatus especial para Gibraltar
Vie Abr 28 2017, 01:57 por HispanoCortés501

» Apoyo de la juventud catalana: El Ejército vence al antiespañolismo de los radicales y triplica presencia en el salón educativo catalán
Vie Abr 28 2017, 01:54 por HispanoCortés501

» Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.
Vie Abr 28 2017, 01:52 por HispanoCortés501

» Susana Díaz: “No va a haber referéndum y Puigdemont lo sabe”
Jue Abr 27 2017, 20:28 por Valle

» UN PATRIOTA MAS EN LUCHA
Jue Abr 27 2017, 18:47 por HUEVON

» La enfermedad infantil del Podemismo
Jue Abr 27 2017, 13:57 por Neilo65

» LA CARGA DE LOS TRES REYES EN LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA
Jue Abr 27 2017, 11:48 por ilustrado

» Moda españolas en las Monarquías europeas
Jue Abr 27 2017, 11:12 por ilustrado

» Feria de armas… “El mayor negocio del mundo”
Jue Abr 27 2017, 10:31 por Antonio García Fuentes

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 02:20 por APKSPAIN

» Me presento
Jue Abr 27 2017, 01:58 por APKSPAIN

» La imperdonable voracidad política
Miér Abr 26 2017, 12:37 por Antonio García Fuentes

» Saludos al foro. ¡ VIVA ESPAÑA !
Miér Abr 26 2017, 06:44 por BRUC

» Dimite Esperanza Aguirre
Mar Abr 25 2017, 23:44 por Neilo65

» Un concejal de Carmena llama «gentuza» a los católicos del «Yo voy a misa»
Mar Abr 25 2017, 21:31 por Iuris Tantum

» El Tribunal de Justicia de la UE declara ilegal el impuesto español de sucesiones ¡COMPÁRTELO!
Mar Abr 25 2017, 16:57 por Invitado

» De vergüenza: 11 de los 14 ministros de Aznar están imputados, cobraron sobresueldos o duermen en prisión
Mar Abr 25 2017, 13:35 por Invitado

» Prisión para tres de los ocho detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla
Mar Abr 25 2017, 12:34 por Invitado

» HA MUERTO D. JOSÉ UTRERA-MOLINA EX-MINISTRO
Lun Abr 24 2017, 18:59 por JoséUEI

» El terrorismo de la OTAN: atentado de Belgrado y absolución de Milosevic
Lun Abr 24 2017, 15:49 por Juan Garcia

» Cómo reconocer un ataque de falsa bandera, sus consecuencias y las mentiras sobre otros países
Lun Abr 24 2017, 15:46 por Juan Garcia

» El Carnicero de Mondragón
Lun Abr 24 2017, 13:00 por JoséUEI

» Las revueltas contra Maduro llegan a España
Lun Abr 24 2017, 11:35 por BRUC

» Compromís reivindica la «república valenciana»
Dom Abr 23 2017, 21:44 por Invitado

» Éxtasis místico de Santa Teresa de Jesús
Dom Abr 23 2017, 21:25 por Invitado

» Cervantes y el Quijote un año más
Dom Abr 23 2017, 20:00 por Antonio García Fuentes

» Donald Trump se vende a Israel y ataca Siria.
Sáb Abr 22 2017, 15:43 por JoséUEI

» PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 152. La revolución rusa y el comunismo:
Sáb Abr 22 2017, 09:43 por Antonio García Fuentes

» PRESENTACIÓN
Vie Abr 21 2017, 23:44 por HUEVON

Consigue Trofeos y Medallas participando en...








REDES SOCIALES








Grupo en Facebook
últimos Patriotas conectados
Mis Amigos
niunpasoatras.org-Copyright©

Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Mensaje por ilustrado el Vie Mayo 30 2014, 13:03

LA TEORÍA DEL PACTO ORIGINARIO


El pactismo se convirtió, desde el siglo XIV, en toda una teoría política muy importante, mediante el cual se obligaba al monarca a jurar y respetar, previamente a su coronación, el ordenamiento jurídico interno.

En Aragón, el pacto cuajó en el Privilegio General de 1283, aceptado por Pedro III de Cataluña, cuando juró los fueros, usos y costumbres aragonesas, ante la alta nobleza local, que aseguraba el pacto originario de la fundación de este reino peninsular, mediante el acuerdo entre los cristianos refugiados en el Pirineo y el encumbrado rey.

En las Provincias vascas y en Navarra, el pacto “originario” también fue propio desde su fundación, incluso “originario” en su vinculación con Castilla. Desde el siglo XVI, tras una revisión foral, los guipuzcoanos, alaveses y vizcaínos estaban convencidos de que su incorporación a Castilla había sido fruto de un pacto, cuyas modificaciones deberían hacerse bilateralmente entre los representantes provinciales y los reyes castellanos. Esta es la teoría que apoyaron muchos historiadores de la época.

A principios de la modernidad, surgieron varias teorías acerca del origen del pacto entre el rey y su comunidad humana.

Hacia 1600, el principal teólogo español, el jesuita Francisco Suárez, desarrolló una teoría política por la cual toda comunidad humana, al constituirse como tal, recibía la autoridad de Dios y, mediante un pactum translations, la autoridad se transmitía a un príncipe o a una corporación para que gobernase esa comunidad. El pacto obligaba a esa corporación gobernar conforme al derecho natural y respetar los términos concretos del contrato, tales como fueros, usos y costumbres.



FRANCISCO SUÁREZ


Durante la edad moderna esta fue la doctrina política que más influyó en el pensamiento de los reinos cristianos europeos, tanto católicos como protestantes.

En la cristiandad, surgieron otras teorías sobre el pactismo. El teólogo francés Bodin afirmaba la autoridad soberana del rey.

En la primera mitad del siglo XVI, el dominico Francisco de Vitoria expuso otra de las teorías políticas dominantes en la época, refiriéndose a la rex pública o autoridad de dominio público, independientemente de cual fuera la forma de gobierno elegido. Partiendo de la deposición de la autoridad de Dios en una comunidad política, al constituirse esta en origen, no pactaba con una corporación o persona externa a ella, sino que generaba en su propio seno una corporación o designaba una persona para que ejerciera el poder.

Mientras que la teoría de Vitoria afirma que la comunidad podía seguir siendo parte del poder y ejercer en el derecho, la teoría de Suárez afirma que es la comunidad la que se aparta del poder y autoridad, trasladándola fuera de sí misma hacia el soberano, el cual puede legislar como le pareciera oportuno con tal que respetara los términos del pacto.

En ambos casos, la autoridad debía someterse a los términos contractuales en que se hubiera concretado la delegación de poder. Otra cosa es que unos términos contractuales fueran más duros que otros. En base a estas teorías, el derecho público del Reino de Castilla, reconocía mayor alcance a la autoridad regia, que el que tenían los fueros de las Provincias vascongadas y la Corona de Aragón.



FRANCISCO DE VITORIA

http://pensamientoespanol.blogspot.com.es/2016/05/teorias-sobre-la-soberania-del-estado.html


Última edición por ilustrado el Mar Mayo 31 2016, 00:58, editado 1 vez
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2104
Puntos patrióticos : 58195
Reputación : 4618
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Mensaje por ilustrado el Vie Mayo 30 2014, 13:15

LA TEORÍA DEL TIRANICIDIO


El Tiranicidio es la teoría que sostiene la licitud de la muerte al tirano y cuyo origen se remontan a los escritores griegos y latinos como Plutarco, Polibio y Cicerón. En el siglo XII esta teoría fue recogida por Juan de Salisbury para quien matar al tirano no solo era lícito, sino acción conveniente y justa.

La forma de gobierno en el reino de España durante la Modernidad fue la Monarquía, heredada de los Estados medievales y admitida unánimemente por la población y la teoría que prefería asimismo el carácter de hereditaria frente a la electiva, según disponían las leyes de los reinos.

La Monarquía española de la Modernidad fue una realeza de carácter absoluto, conforme a las ideas de la época, tendencia absolutista desarrollada desde la Baja Edad Media y consagrada por los principios heredados de la recepción como el principio cesarista romano “quod principi placuit, legis vigorem habet” que significa el rey ejercía los poderes por encima de todo.

Pero el carácter absolutista estuvo atemperado por otros principios como el de la sumisión del rey a las leyes prexistentes y a la felicidad de sus súbditos. Los filósofos y teólogos españoles del siglo XVI, como Domingo, Mariana, Vitoria, Suárez, Molina, De Soto, etc., son unánimes al entender que todo el poder venía de Dios, pero que es la comunidad la que lo delega y encomienda a su príncipe o soberano, justificándose de este modo el ulterior derecho de resistencia si el príncipe no lo utiliza en beneficio del bien común. De aquí que el rey deba sujetarse a las leyes divinas y naturales y a las leyes positivas, según Mariana y Márquez.

La teoría española del tiranicidio distinguió entre tirano por ilegitimidad del título y el tirano por ejercicio inicuo del poder, y mientras algunos aconsejan respetar al tirano, como Covarrubias, Sepúlveda o Márquez, otros opinan que debe ser destituido y ejecutado, como Yañez, Mariana o Molina.

La más lograda defensa del tiranicidio fue elaborada por Juan de Mariana en su obra Del rey y de la Institución Real. La extensión de la doctrina fue tal que el rey Carlos III decretó el 23 de mayo de 1767 la prohibición en los centros de enseñanza, seminarios y universidades de enseñar la doctrina del tiranicidio.



JUAN DE MARIANA
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2104
Puntos patrióticos : 58195
Reputación : 4618
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Mensaje por ilustrado el Vie Mayo 30 2014, 13:19

LA TEORÍA DE LA RAZÓN DE ESTADO


En la Europa del siglo XVI, surgieron algunos pensadores Maquiavelo, Bodino o Hobbes que sentaron las bases de los que llamaron la Teoría del Estado absoluto, cuya legitimidad se fundamentaba en la Razón de Estado. Este pensamiento estaba muy influenciado con el ambiente de la Reforma protestante. Mientras que la España austracista pasaba del Renacimiento al Barroco, prologaba la Contrarreforma con distinción clara entre Renacimiento y Barroco.

Los tratadistas españoles intentaron una formulación teórica nueva del Estado renacentista. Durante el reinado de Carlos I se rompió el populus christianus medieval, y surgió una nueva organización político-jurídica, con poder independiente, que ejerció dominio sobre un grupo humano diferenciado, y se llamó Estado absoluto, porque ejerció dominio total sobre las personas. Del Autoritarismo de los Reyes Católicos se evolucionó al Absolutismo de los Habsburgo.

La idea imperial quedó así sustituida por los Estados modernos, sin abandonar la concepción católica, que reconocía potestad indirecta de la Iglesia, distinguiendo entre lo temporal y lo espiritual, con separación de Iglesia y Estado, y superioridad del poder espiritual en lo religioso, hasta el punto de poder deponer al Príncipe y privarle de sus bienes si realizase algo contrario a la religión.

Al surgir Nicolás Maquiavelo fue preciso replantear la potestad indirecta, en 1559. Maquiavelo había descubierto una realidad política natural, regida por leyes, que llamó Razón de Estado. Estudió el Estado como realidad natural, sin preocuparse de la fe, por lo que los españoles identificaron su doctrina con el naturalismo protestante y ateo. Surgiendo un antimaquiavelismo español que propugnaba la armonía entre razón y fe, con ideología contrarreformista; proceso que aisló a España del resto de Europa.

Este antimaquiavelismo provocó en España la erudición de una importante literatura política, barroca, alejada de la universidad, escrita en castellano, publicada en manuales, sin orden sistemático ni lógico, pero de contenido práctico: orientar al gobernante y captar y educar al lector. Fue una literatura paralela a la literatura del Arbitrismo económico, dirigida a rescatar las haciendas del Estado de su absoluta quiebra.

Sus principales representantes fueron Andrés Mendo, Juan Marquez, Diego de Tovar y Valderrama, y Juan Orozco y Covarribias. Este último fue escritor de Emblemas morales (Segovia, 1589), siendo el emblema una especie de aviso o advertencia hacer comprender las ideas. En cambio, el pensamiento de Pedro de Rivadeneyra valoraba el carácter ejemplar de los casos concretos. Su obra más importante fue Tratado de la religión y virtudes que debe tener el príncipe cristiano para gobernar y conservar sus Estados (Madrid, 1595), escrita contra lo que Nicolás Machiavelo y los políticos de su tiempo enseñan. Para Rivadeneyra el buen reinado pasaba por la aplicación de la doctrina católica, pues hay dos razones de Estado: ”una, que del Estado hace religión; otra, que de la religión hace Estado”.

Los tratadistas españoles del siglo XVII no se preocuparon ya del origen ilegítimo del poder, sino de que se realizase un poder justo. Como hombres barrocos utilizaron el ingenio, no aprobaron el tiranicidio, y consideraban la educación como el medio para crear el tipo de hombre más adecuado a una República cristiana. Todos los nacionales debían poseer la misma religión, por lo que en la práctica apoyaron la religión como razón de Estado.



PEDRO DE RIVADENEYRA
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2104
Puntos patrióticos : 58195
Reputación : 4618
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Mensaje por ilustrado el Vie Mayo 30 2014, 13:27

LA IDEA DEL PRÍNCIPE CRISTIANO


La literatura política sobre el Príncipe Cristiano comenzó en la Edad Media con los tratados De regimene principum y los libros derivados de ellos, entre ellos el Vergel de príncipes de Rodrigo Sánchez de Arévalo y el Speculum principum de Pedro Belluga.

En el Renacimiento proliferaron también los tratados políticos sobre la educación de príncipes y reyes, que constituyeron parte importante en las preocupaciones políticas de los erasmistas: entre los que podemos citar El espejo del príncipe cristiano de Francisco de Monzón, el De regni Regisque institutione de Sebastián Fox Morcillo y la Institución de un rey cristiano colegida principalmente de la Santa Escritura y de los Sagrados doctores de Felipe de la Torre.

También se ocuparon de este tema El príncipe de Maquiavelo y la reacción antimaquiavelista, siendo este tema clave de la Teoría del Estado de la Contrarreforma.

Es frecuente la afirmación de que el Príncipe es el alma del pueblo, tratando también del óptimo Príncipe Política de Dios, gobierno de Cristo de Quevedo.

El tema sigue preocupando en el Renacimiento, no ya sólo como ejemplaridad moral, sino también como técnica y arte. Fue en la imagen del Príncipe maquiavélico donde se introdujo el arte político como forma de gobernar el Estado, y en ella el Príncipe olvidaba ya su salvación personal para subordinarlo a su fin político.

Los escritores españoles consideraron que eso era una impiedad que perjudicaba al Príncipe como gobernante, y defendieron que el Príncipe debe poseer virtud como persona pública, siendo una de sus funciones hacer virtuosos a sus súbditos y a la sociedad que regían. Sabido es que subordinaban la política a la ética, surgiendo el Tacitismo sin romper con los panteamientos escolástico, tal y como siglos atrás Santo Tomás de Aquino habló del ars gubernativa. No aceptan que el Príncipe tenga que ser malo para adaptarse a la maldad del ambiente, pero tampoco predican la bondad del género humano; admiten por eso que el Príncipe debe conocer la malicia humana, armándose del arte político para vencerla. Y Francisco Garau, en El sabio instruido de la naturaleza (1677), dijo textualmente: ”El Príncipe con las armas es uno; con las artes es un Reino”.



DIEGO SAAVEDRA FAJARDO


El autor español más importante de esta idea fue Diego Saavedra Fajardo (1584-1648), natural de Algezares (Murcia), cursó jurisprudencia y cánones en Salamanca, marchó a Roma en1606 como familiar y notario del cardenal Gaspar de Borja, embajador de España en la Corte pontificia. En julio de 1617 fue nombrado canónigo de Santiago. Hasta 1523 estuvo ocupado en los negocios de la embajada de Roma, y temporalmente en los de los virreinatos de Nápoles y Sicilia. En 1621 y 1623 asistió a los cónclaves en que fueron elegidos papas Gregorio XV y Urbano VIII, y a finales de 1623 fue nombrado procurador y solicitador de S.M. en la corte romana. En 1633 se trasladó a Milán para recoger sus credenciales de enviado a la Corte alemana, y en 1625 se le otorgó el título de consejero de Indias. En junio de 1643 fue uno de los plenipotenciarios que negociaron en Münster el fin de la Guerra de los Treinta Años. Regresó a España en 1646, fijó su residencia en Madrid, donde murió en 1648.

El libro que más fama le dio fue Idea de un príncipe político-cristiano representada en cien empresas (Munich, 1640), pero inspirándose en los Emblemata política (1618) de Jacobo Brock Augermount escribió también Corona gótica, castellana y austriaca (Münster, 1645), República literaria (inédita), Introducción a la política y razón de estado del Rey Católico don Fernando (inédita también), y el folleto Locuras de Europa. Era antimaquiavélico, y en todas sus obras había un tono de moderación y equilibrio.

El género de las empresas tuvo gran éxito en España, en obras como Emblemas morales (1589) de Juan Orozco y Covarrubias y los Emblemas moralizados (1599) de Hernando de Soto. Por lo que Saavedra Fajardo utilizó también las empresas para tratar de la educación del Príncipe, demostrando su experiencia vivida y el carácter platónico y ejemplarizante de su pensamiento.

Las virtudes morales del Príncipe Cristiano fueron pues tema fundamental en todos los tratadistas políticos españoles del siglo XVII, que insisten en la prohibición de mentir, aunque aceptan la disimulación. También prestaron atención a la justicia, distinguiendo la conmutativa (relaciones de los ciudadanos o partes del reino) y la distributiva (relaciones entre el todo y las partes). Primando en ambas la igualdad ante la ley, y debiendo ser también el Príncipe liberal y buen administrador, imagen de Dios.



JUAN OROZCO Y COVARRUBIAS
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2104
Puntos patrióticos : 58195
Reputación : 4618
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Teorías sobre la soberanía del Estado en la Edad Moderna

Mensaje por ilustrado el Vie Mayo 30 2014, 13:33

EL TACITISMO


En la Teoría Contrarreformista del Estado los escritores españoles citan con tanta frecuencia a Cornelio Tácito, que originaron el movimiento llamado Tacitismo.

Durante el siglo XVII, se construyó el Estado absoluto, y Maquiavelo delimitó el Estado autónomo y regido por leyes propias, ajenas a la ética, a lo que llamó razón de Estado. Pero los tratadistas españoles prefirieron a Tácito, que llegó a adquirir tal popularidad que español y tacitista fueron sinónimos en la Europa transpirinaica.

Tácito y Maquiavelo se oponían, pues mientras Maquiavelo representa el dogmatismo y la inflexibilidad estatal, Tácito utiliza el aforismo como un producto inductivo de la experiencia histórica, favorecedor de la flexibilidad y la maleabilidad; aunque unos escritores se sirvieron de Tácito para introducir maquiavelismo, otros combatieron a Tácito tanto como a Maquiavelo, y unos terceros se sirvieron de Tácito para captar la realidad política.

En realidad Tácito fue el descubridor del naturalismo político, realizando una labor política muy parecida a la de Aristóteles: poner de relieve el plano de la naturaleza como el de un orden autónomo, con leyes propias: en lo que su pensamiento tiene parentesco con el de Maquiavelo. El maquiavelismo se aprendió pues en Tácito, aunque con la religión cristiana en Maquiavelo, y la pagana en Tácito. Por eso el antimaquiavelismo hispano va unido a la condena de Tácito, sin que puedan equipararse maquiavelismo y tacitismo, pues Tácito inquiere la realidad política con la razón natural, por lo que ocupa un lugar intermedio entre Erasmo y Maquiavelo. Los antimaquiavelistas se sirvieron pues de Tácito sólo para rechazar a Maquiavelo.

El Tacitismo fue así erasmista por racionalizar la vida y la sociedad con criterios socioempíricos, y aplicarlos a la política. Por eso Juan Luis Vives tuvo una alta valoración de Tácito, cuya lectura recomendó por su utilidad para la vida civil. El neoestoicismo supuso cierto revival de las tendencias erasmistas, y por tanto hay también cierta afinidad entre tacitismo y neoestoicismo. Justo Lipsio y Juan Antonio Martín Rizo convirtieron a Séneca en un modelo de política tacitista.

Tácito fue importante para los escritores españoles del Barroco por los siguientes motivos:
1- por atenerse al plano natural de la experiencia
2- por desarrollar con inteligencia una técnica de observación
3- por emplear con frecuencia el método inductivo
4- por usar la matización psicológica en materia política

Por eso Tácito estuvo también presente en Italia junto a Maquiavelo, cuyas obras se imprimieron en Roma en 1515, con privilegio de León X; y fue divulgado por Andrés Alciato en las ediciones de Milán (1517) y Basilea (1519), publicando también Annotationes in Tacitum y Emblemata (1531), ambas de gran repercusión en nuestros escritores. Mientras Trajano Boccalini, Scipione Ammirato y Justo Lipsio estuvieron también influidos por Tácito.



JUAN LUÍS VIVES


Francisco Sánchez, el Brocense, comentó a Alciato en Commentarii in Andrea Alciati (Lyon, 1573), y su discípulo Diego López en Declaración magistral sobre los Emblemas de Andrés Alciato (Nájera, 1615).

A principios del siglo XVII el tacitismo ya había tomado carta de naturaleza en España, como demuestra también la Doctrina política civil (1604) de Eugenio de Narbona, primera manifestación del tacitismo político en la literatura española. Antes Antonio Pérez, secretario de Felipe II, fue tacitista, y por supuesto autores como Furió Ceriol, Alamos de Barrientos y Antonio de Herrera.


Juan de Salazar, en Política española (1619), describió una España providencial que perduró hasta que tomaron primacía los motivos políticos, con el movimiento tacitista. Durante la decadencia política española se siguió a Maquiavelo sin caer en el maquiavelismo, en una modernidad que no rompió con la tradición, y posibilitó la difusión del tacitismo.


Entre los tacitistas españoles más importantes de esta época se encuentran Juan Alfonso de Lancina por sus Comentarios políticos a los Anales de Cayo Cornelio Tácito (Madrid, 1687), y en Baltasar Alamos de Barrientos (1555-1640), erudito español de Medina del Campo (Valladolid), arrestado en 1590 por amigo de Antonio Pérez, casado con una descendiente de Cristóbal Colón, influido por el duque de Lerma, Antonio Pérez y el conde-duque de Olivares, autor de Tácito español ilustrado en aforismos (Madrid,1594), y coautor de Norte de Príncipes, virreyes, consejeros y embajadores, con advertencias políticas muy importantes sobre lo particular y público de una Monarquía, fundada para el gobierno de Estado y Guerra (1603), y Discurso político al rey Felipe III al comienzo de su reinado. Tacitista porque defiende la idea de que los príncipes se apoyan en los súbditos y no en las instituciones, la política es volitiva, y es partidario de una política ajena a la moral, aunque relacionada con ella, siendo el punto primario de reflexión para todo político el hombre, por lo que se impone la necesidad de una teoría política basada en la experiencia histórica.


Mateo López Bravo (2ª mitad del siglo XVI-1627) fue escritor moralista y político socialista, gobernador de la Sierra de Gata (hasta 1616), juez extraordinario de Ocaña y Vélez (1617) y juez de obras y bosques y alcalde de Casa y Corte (1623-1627), influido por los Anales de Tácito y autor de Del rey y de la razón de gobernar (Madrid, 1616), en tres volúmenes (Del rey; De la razón de gobernar y la justicia; Del arte de gobernar, o sobre la abundancia de los bienes). Es un pensador radical que critica el sistema económico y social de España desde una actitud tacitista, siguiendo la idea de racionalización que había iniciado Furió Ceriol y habían continuado Alamos Barrientos y López de Vega. Considera la justicia virtud por excelencia, y fue partidario de una clase media que constituyera la mayoría de la población, así como de un hombre nuevo, desprendido del lujo y del afán de posesión, solidario con el prójimo.


http://pensamientoespanol.blogspot.com.es/2016/05/teorias-sobre-la-soberania-del-estado.html
avatar
ilustrado
34-Sargento 1º
34-Sargento 1º

España
Advertencias : 100%
Mensajes : 2104
Puntos patrióticos : 58195
Reputación : 4618
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Localización : España Ilustrada

http://spainillustrated.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.